Posts etiquetados como ‘plantar’

¿ Espolón Calcaneo ó Fascitis Plantar ?

El espolón calcáneo es una excrecencia espiculada en la cara inferior del hueso calcáneo que también produce dolor en el talón. En la talalgia (dolor en el talón) por espolón calcáneo son útiles estas medidas; en los casos de respuesta no satisfactoria aparece la cirugía.

En el talón del pie se inserta el tendón de Aquiles, una fuerte estructura formada por la fusión de la fascia (delgada capa de tejido) que recubre a las fibras de los músculos gemelos y el sóleo (parte posterior de la pierna).
Dicho tendón se prolonga en la fascia plantar, una hoja muy resistente y compacta de tejido conectivo fibroso insertada en la parte posterior del pie, en el hueso calcáneo y hacia adelante (a lo largo de la planta).
Se divide en cinco lengüetas para cada uno de los dedos. La fascia plantar permite elevar el arco del pie cuando los dedos están extendidos. Su inflamación o estado de tensión y dolor se conoce como fascitis plantar, habitualmente confundida con el espolón calcaneo.
El acortamiento (contractura) de los músculos gemelos o del sóleo se traduce en una fuerte tracción del tendón y de su inserción fibrosa en el hueso del talón causando dolor, dificultad para estar de pie y caminar. Con frecuencia los gemelos activados son causa de calambres nocturnos. A veces la persona percibe una sensación de calor que baja al talón.

Para el tratamiento del dolor muscular, del espolón y fascitis se utiliza terapia local con calor y frío, bloqueo neuromuscular, e infiltraciones con esteroides y anestésicos locales. El uso de plantillas en el calzado para distribuir el efecto del peso corporal atenua y/o disminuye el dolor.
Regularmente muy  dolorosa. Los futbolistas están siempre expuestos,tambien basquet, voley, artes marciales.

-¿En qué consiste el espolón calcáneo?

-Lo primero que hay que decir es que no es una enfermedad, sino la expresión de un mal que hay que descubrir. Es un hallazgo radiográfico que puede aparecer en las talalgias, de las que hay que averiguar la causa. Se trata de una calcificación de la inserción de las partes blandas (músculos y fascia plantar) en el hueso del talón, el calcáneo.
Implica al sistema aquíleo-calcáneo-plantar, todo un sistema funcional con los siguientes actores: el músculo gemelo, por medio del tendón de Aquiles, se inserta en el hueso calcáneo, del que surgen, a su vez, otros músculos y la aponeurosis o fascia plantar, una especie de «cuerda de arco» que va desde el calcáneo hasta los dedos y da tensión a la bóveda del pie. Este sistema funcional entra en juego al caminar, saltar o correr. Puede formarse también en la parte superior (junto al tendón de Aquiles), pero no es tan habitual.

-Si es más bien un síntoma, ¿qué puede revelar?

-Puede tratarse de alguna enfermedad reumática seria (con mucha frecuencia, de una artritis reumatoide, una espondilitis, una artritis psoriásica…), de gota; de pie cavo o, todo lo contrario, de pie plano; puede ser consecuencia de pisar mal (trastorno del apoyo)… incluso puede deberse a una diabetes. Pero, sobre todo, muchas enfermedades reumáticas severas debutan por una talalgia.

-¿Por qué resulta tan doloroso?

-Contra la creencia generalizada, el espolón calcáneo en sí no duele. En realidad, lo que duele son las partes blandas que hay alrededor del espolón y que se inflaman: la bolsa serosa que hay bajo el talón (bursitis), la fascia plantar (fascitis plantar) o los músculos que lo rodean (entesitis); o, si es un espolón posterior (retrocalcaneo), el tendón de Aquiles (tendinitis).

-¿Cómo se aborda?

-El crecimiento del espolón calcáneo es muy lento, de manera que cuando lo descubrimos en un paciente que acude a consulta por una talalgia lleva ya varios años desarrollándose. En tal caso , lo primero que hay que hacer es confirmar qué es lo que duele y por qué, porque puede tratarse de un simple problema de ácido úrico que se alivia con un tratamiento, sin necesidad de quitar el espolón. Operar al descubrir el espolón es un craso error.

-¿Cuándo hay que quitarlo?

-Cuando fracasan todos los tratamientos posibles en el caso: rehabilitación, fisioterapia, plantillas, tratamientos ortopédicos, infiltraciones, antiinflamatorios no esteroideos (AINEs), onda corta, láser…

Ver tratamientos alternativos en:www.blogsdelagente.com.ar/elcuerpoentuspies