Posts etiquetados como ‘insuficiencia’

PIES Y PIERNAS INQUIETAS

¿Tiene las piernas y/ó pies inquietos?

Un 10% de la población joven, el 30% y el 40% de la población adulta de los países occidentales están afectadas por el Síndrome de Piernas Inquietas (SPI)

1. Cuándo está sentado/a o recostado/a, ¿siente una necesidad fuerte e irresistible de mover las piernas?

2. ¿Va unida esta necesidad de mover las piernas a sensaciones desagradables o de hormigueo ( parestesias ) en las piernas?

3. ¿Las molestias y la necesidad de moverse sobrevienen durante períodos de descanso o inactividad?

4. ¿Disminuyen o se alivian estos síntomas mediante el movimiento voluntario de las piernas?

5. ¿Las sensaciones y las ganas de moverse le molestan más por la tarde o por la noche que durante el día? especialmente si se encuentra acostado/a?

6. ¿Tiene a menudo problemas para dormirse o para mantenerse despierto/a, cuando duerme patea?

7. ¿Su pareja de cama le dice que mueve las piernas mientras está dormido/a o cuando está despierto/a siente sacudidas involuntarias?

8. ¿Se encuentra con frecuencia cansado/a o se siente incapaz de concentrarse en sus actividades durante el día?

9. ¿Existe algún miembro de su familia que experimente estas misma necesidad de movimiento de las piernas o los brazos? y estas molestias?

10. ¿Han revelado las pruebas médicas neurológicas o de sueño la causa de estas molestias del SPI?

Aunque no es incumbencia del PODOLOGO UBA, no es raro que algún paciente refiera estos sintomas.

El Síndrome de Piernas Inquietas (SPI) es una de las causas más frecuentes de insomnio. Aparecen hormigueos, pinchazos, dolor, en la parte inferior de las piernas, lo que provoca angustia al no saber qué pasa.
La principal característica es que aparezca mientras reposa, aliviandose al mover las piernas o caminar. Afecta durante la tarde y las primeras horas de la noche; por lo general, las personas sienten estos síntomas cuando van a la cama.
A quienes padecen el SPI les es difícil conciliar el sueño y reducen en un 50% la capacidad de cubrir sus necesidades diarias de descanso, siempre parecen agotados.
El movimiento periódico de las piernas puede causar impotencia y cambios de humor que afectan a las relaciones personales.
La anemia, el bajo nivel de hierro en la sangre, las enfermedades crónicas como la neuropatía periférica (daño en piernas y pies hasta los nervios) e insuficiencia renal están asociados con los síntomas del SPI.
Una dieta saludable y equilibrada es importante para reducir la gravedad del síndrome; evite consumir chocolate, café, té,gaseosas y alcohol. Haga ejercicio antes de dormir.
La Reflexología (http://blogsdelagente.com/elcuerpoentuspies )actúa directamente sobre el sistema neurovascular de los miembros inferiores directamente ( indirectamente en todo el cuerpo ), provocando vasodilatación, relajación y disminución de estos transtornos. Si estos sintomas se acentuan ó se hacen mas frecuentes consulte al MEDICO.