Posts etiquetados como ‘diabetico’

Me duelen los pies …

Cargan nuestro peso durante todo el día, sin embargo, no reciben las atenciones que merecen. El hecho de ir cubiertos les hace pasar desapercibidos y favorece que sus deformaciones o alteraciones no sean siempre descubiertas. Pero el pie también sufre.

¿Cuantas veces?con cierto disimulo, nos hemos quitado un zapato debajo de la mesa y sentido esa sensación inexplicable de alivio, un placer que hasta nos hace suspirar y esbozar una pequeña sonrisa.Es que nuestros pies necesitan estar libres, cuidados y bien protegidos para cargar, justamente, con nosotros mismos.

De entre todas las partes de nuestro cuerpo los pies reciben el peor trato. Nos acordamos de ellos cuando nos dueles o molestan, pero el resto del tiempo les prestamos muy poca atención, a pesar de que los médicos recomiendan lo contrario.

No sólo porque son las extremidades sobre la que nos apoyamos durante todo el día y sin las cuales perderíamos el equilibrio, sino porque absorben y amortiguan el impacto que el cuerpo recibe del suelo al andar, a la vez que facilitan la adaptación al terreno.

Con cada paso, los pies soportan una presión superior al peso del propio cuerpo, que se multiplica cuando se realizan otro tipo de actividades, como correr o saltar. Además, se encargan de mantener erguidas las cargas estáticas, distribuyen las presiones y actúan de palanca en la propulsión una vez que el talón se despega del suelo para ponerse en marcha.

Adoptar malas posturas, no usar el calzado adecuado contribuye a deformar la estructura natural del pie, que no se desarrolla plenamente hasta el final de la adolescencia, un período en el que, precisamente, surgen la gran mayoría de los problemas.

Por ello, es necesario acudir al especialista siempre que exista dolor en los pies y, sobre todo, si éste persiste en el tiempo o se detectan infecciones de hongos en las uñas o en la planta. No hacerlo conlleva consecuencias futuras cuya única solución pasa por una intervención quirúrgica.

El dolor de pies, junto con el de cabeza, es uno de los más frecuentes en los adultos. Se estima que el 90% de las personas lo ha padecido en algún momento de su vida , sin embargo, es una de las afecciones a las que menos atención se presta.

Por sexos, las deformidades son más frecuentes en las mujeres, en proporción de dos a uno, de manera que la patología en el pie afecta al 70% de las mujeres frente al 30% de los hombres.

El tratamiento suele ser ortopodológico y consiste en aumentar la superficie de apoyo mediante un soporte plantar de un molde o de una adaptación. Por otro lado, se da la circunstancia de que una persona con el pie cavo es más proclive a padecer esguinces o metatarsalgias.
Pies planos, cavos,Pie pronado y supinado, predisposición hereditaria juegan un papel muy importante: pueden provocar diversas lesiones,como tendinitis tibiales, esguinces, manifestaciones patológicas en rodilla y cadera.Que pueden ser tratadas mediante ejercicios y masajes que ayuden a fortalecer los músculos del aparato locomotor y con la utilización de plantillas ortopédicas.

En el caso de las mujeres embarazadas es conveniente también acudir al PODOLOGO U.B.A, durante este periodo, debido al sobrepeso y la revolución hormonal, se produce un aumento de la relaxina, que disminuye el arco interno del pie.

Los diabéticos, a su vez, deben prestar especial atención al cuidado de sus pies al ser frecuentes la aparición de úlceras, que pueden prevenirse en el 85% de los casos si se ponen en práctica unas simples normas de higiene.La Asociación Americana de Diabetes recomienda el examen de los pies por lo menos dos veces al año por un PODOLOGO U.B.A para identificar factores de riesgo y evaluar posibles alteraciones.

Teniendo en cuenta los problemas comunes de los pies y siendo conscientes de la importancia de elegir el calzado adecuado para cada uno de ellos, los PODOLOGOS U.B.A recomendamos que después de un correcto lavado y cepillado de pies y uñas, se proceda a un exahustivo secado particularmente entre los dedos, siendo conveniente la hidratación mediante cremas. En el caso de excesiva sudoración, se debe recurrir a lociones astringentes ó alcohol en gel.

Ver alteraciones en www.fotolog.terra.com.ar/podologosuba

  • Comentarios
  • 1 voto

El pie en pacientes diabéticos

Los pacientes diabéticos reciben educación sobre cuidados del pie que suele ser inadecuada, insuficiente y poco práctica.

Niveles de riesgo
Los cuidados del pie forman parte de las medidas de profilaxis, recomendadas para pacientes diabéticos ( y para pacientes con patologías de origen arterial y/ó venoso ),independientemente del nivel de riesgo del paciente.
Todas las personas con diabetes necesitan una evaluación MEDICA del pie con el fin de que se clasifique su nivel de riesgo. Basándose en este sistema de categorización del riesgo tenemos :

Quienes tengan un riesgo bajo:
Sensibilidad normal, aporte sanguíneo dentro de los parametros normales en los pies, no corren el riesgo de desarrollar mayores inconvenientes no necesitan modificar su estilo de vida, Si algunos habitos de Nutrición e Higiene.
Es importante destacar la necesidad de realizarse exámenes regulares por un PODOLOGO UBA; dentro de este grupo de bajo riesgo y cuando los recursos son limitados, especialmente en entornos de bajos ingresos no deberen dejar de lado estos cuidados fundamentales.En estos casos se debe concurrir a la Escuela de Podología del Hospital de Clínicas en el sexto piso. ó conectarse con:
alfredoserodio@podologosuba.com.ar

Quienes tengan un riesgo alto:
Neuropatía sensorial y/o falta de aporte sanguíneo en extremidades inferiores (enfermedad vascular periférica), pero sin problemas “activos” ( ulceras, ulceraciones del pie ),
Información y educación permanente intensiva sobre cuidados del pie que incluya el desarrollo de habilidades prácticas para el cuidado personal. Se recomienda que reciban atención de PODOLOGO UBA rutinaria
Deben recibir educación que se centre en cambios de hábito y estilo de vida.

Quienes tengan un riesgo Muy alto:
Presentan un problema activo en miembros inferiores ( infección, úlceras)
Deben ser controlados en una institución multidisciplinaria del pie. Control regular y periódica por PODOLOGO UBA indicando y observando educación práctica intensiva multidisciplinaria, que se centre en las estrategias de modificación del comportamiento, hábitos y estilo de vida.

Aunque las amputaciones de pacientes diabéticos se pueden prevenir, para demasiadas personas en el mundo perder una extremidad o parte de la misma es una trágica consecuencia de tener diabetes. Los altos índices de dichas amputaciones; denotan falta de adecuación en la impartición de atención sanitaria
La neuropatía y vasculopatía diabética, son el centro de los protocolos educativos sobre cuidados del pie. Sin embargo, el sistema de alarma de la naturaleza, que avisa de las lesiones (el dolor), no se puede sustituir por ninguna cantidad de información sobre lesiones nerviosas periféricas. El Eje de la educación sobre cuidados del pie, debe ser promover un comportamiento respecto al cuidado personal que sirva para superar los problemas resultantes de la aparente falta de síntomas.

Es sabido que la diabetes implica un aumento del riesgo de ulceración y amputación.Las personas con diabetes suelen recibir la misma educación generalizada sobre cuidados del pie,independientemente de su estatus de riesgo.
Los profesionales de la salud aconsejan a los pacientes con diabetes que:
“se cuiden los pies”.
Frecuentemente,dichos avisos no significan nada
Es de suma importancia acentuar la necesidad de realizarse atención PODOLOGICA, pudiendo detectar en la mayoría de los casos: alteraciones ortopédicas y/ó podológicas; manifestaciones dermatológicas,traumatológicas, vasculares, neurológicas que seguramente serán de incumbencia médica.
Pero no es el médico quien controlara in situ La higiene, humedad, temperatura, desgaste y/ó zonas de presión en el calzado, ni el tipo del mismo, irregularidades en sus uñas. Es menester exclusivo del
PODOLOGO UBA.
Otra recomendación general es:”
use calzado amplio, comodo y cerrado”:
Alli viene el sujeto con Mocasines y/ó Alpargatas; NADA MAS NOCIVO para los pies ( sea ó no diabético ),
Si los compra grandes chancletea, ¿Que hace ? los compra justos para “domarlos”. la excusa es que esta gordo ó la artrosis, ó no se puede atar los cordones.

Durezas y callos
Es frecuente la idea en pacientes con diabetes y algunos médicos que, las durezas y callos sirven de protección y no deberían tocarse.
Nada más lejos de la verdad. En personas de alto riesgo , la presencia de durezas y callos en los pies indica que existen áreas de mayor presión, vulnerables a la ulceración. Es importante que estos pacientes sean conscientes de que deben acudir con regularidad a un PODOLOGO UBA, para atención y desbridamiento de estas manifestaciones.

El paciente diabético necesitan aprender a inspeccionarse los pies a diario para detectar signos ( lo que se ve ) y/ó síntomas( lo que se siente ) que puedan indicar que existe una lesión. Se necesita un enfoque especial en el caso del geronte ( ver archivo febrero2009 ) ya que, debido a las deficiencias visuales o a la pérdida de movilidad, no son capaces de inspeccionar sus extremidades. En estos casos, cuando sea posible, debe requerirse la colaboración un familiar ó amigo.

En siguientes publicaciones ahondaremos en Cuidados del Pie en Pacientes Diabéticos.

Para mas información:

www.podologosuba.com.ar

  • 1 Comentario
  • Sin votos