Posts etiquetados como ‘socialismo’

RIVAS DENUNCIA “MANIPULACION Y FRAUDE” EN LA INTERNA SOCIALISTA

Hoy a las 19:14

Télam – Cable de Noticias

SOCIALISMO – ELECCIONES

“Buenos Aires, 17 de junio (Télam).- La lista Unidad Socialista encabezada por el diputado nacional Jorge Rivas denunció hoy “manipulación y fraude” por parte del sector encabezado por el senador Rubén Giustiniani en las elecciones internas nacionales del Partido Socialista del domingo pasado.
“Padrones adulterados, impedimento de fiscalización de mesas, agresiones y sobornos y resultados fraguados”, fueron las principales acusaciones que formuló Rivas al oficialismo partidario en una conferencia de prensa que ofreció en su despacho de Paraná 26, Capital Federal.
Acompañado por el diputado nacional Ariel Basteiro y el ex secretario General del partido, Oscar González, entre otros dirigentes de la lista Unidad Socialista, Rivas anticipó que recurrirán “a la justicia electoral” y también a la “justicia penal en los casos que corresponda”.
“Estamos preparados para ganar o perder pero a lo que no estamos acostumbrados es a que inescrupulosamente nos roben”, expresó.
Ayudado por un Power Point, González explicó las “serias irregularidades” que, a criterio su sector, adulteraron los resultados de la elección en la que Giustitniani fue reelecto por cuarta vez en la conducción del partido.
Así denunciaron una serie de irregularidades, que en algunos casos motivaron presentaciones ante la justicia electoral y quejas del sector previas a la elección.
Entre ellas mencionaron “padrones adulterados, impedimento de fiscalización, sobornos” y agresiones” a sus fiscales, incumplimiento de la orden de la justicia electoral de abrir nuevos centros de votación, particularmente, en la provincia de Buenos Aires y falta de firmas de los afiliados en las planillas de votación”.
Tras admitir que “dudamos mucho en convocar a esta conferencia de prensa para comentarles algunos de los lamentables episodios que se produjeron en el marco de las elecciones internas”, Rivas sostuvo que lo grave para nosotros radica en que estas cosas ocurran y queden totalmente impunes”.
“Pero lo hacemos -continuó el diputado- porque creemos fuertemente en la democracia basada en el sistema de partidos políticos serios, y el daño que se produce a dicho sistema es casi irreparable y creemos que poniendo en conocimiento público lo ocurrido estamos haciendo nuestro aporte para que esto no se vuelva a repetir”.
Basteiro, por su parte, puso en duda el nivel de participación de afiliados en la elección del domingo pasado.
“Según nuestro datos sólo votó el 15 por ciento del padrón.
Estos datos se oponen a la pretensión del oficialismo partidario que afirma que participó el 28 por ciento”, y agregó que “curiosamente, el nivel de participación fue mayor en aquellos distritos que no fueron fiscalizados por nuestro sector”.
Para la lista Unidad Socialista, las “irregularidades” en las que habría incurrido la junta electoral dominada por el oficialismo partidario en el proceso preelectoral tuvo el objetivo de “obstruir la participación de los afiliados, falsear los resultados” y “la eterización en el control del aparato partidario” por parte del sector de Giustiniani y Binner.
Según afirmó Basteiro, aguardará los resultados del escrutinio definitivo, que estimó demorará una semana más, para decidir si “denunciamos el fraude ante la justicia” electoral, al tiempo que indicó que los abogados del sector “analizan una eventual denuncia penal por los casos de agresiones a fiscales en algunos distritos”.
Por último, González ratificó la voluntad de los dirigentes del sector de permanecer en la fuerza: “Vamos a perdurar en nuestra voluntad de quedarnos en el Partido Socialista y ponerlo en lo que siempre fue: democrático, laico y de izquierda”.
(Télam).-
Según datos del oficialismo partidario, el domingo pasado la lista “Unidad y Participación”, encabezada por Giustiniani y Binner, se impuso al sector de Rivas por el 90 por ciento de los votos. (Télam).-

” MENSAJE DE JORGE RIVAS A LOS MILITANTES SOCIALISTAS Y A TODO EL PUEBLO TRABAJADOR – 1º DE MAYO DE 2010 – MAR DEL PLATA “

Compañeros:

28500_10150177152740114_234664365113_12121338_3472293_n

Es muy grato volver a estar junto a ustedes, aquí en Mar del Plata este primero de mayo, y poder reflexionar juntos sobre este importante momento político de los trabajadores y de la Nación , pues vivimos una etapa crucial para nuestro país, ya que se enfrentan dos bloques políticos claramente antagónicos. En uno confluyen la tradición nacional y popular junto con la izquierda democrática, y allí decidimos estar, porque lo que queremos no es seguir siendo comentaristas de la etapa, sino embarrarnos en la realidad en busca de una nueva identidad política que sirva como herramienta de cambio en la dirección que proponemos.

El otro bloque es un rejunte en el que la tradicional y rancia derecha se amontona con la nueva, igualmente recalcitrante cuando de defender su renta se trata, y con un grupo de organizaciones satélites que le son funcionales.

A algunas cosas las vamos aprendiendo al andar, y a otras las aprendimos ya hace tiempo.Ya no podemos engañarnos, por ejemplo, con aquel viejo aserto según el cual “cuanto peor, mejor”, es decir que a mayor agudización de contradicciones, mejor caldo de cultivo para revueltas revolucionarias. Tampoco podemos guiarnos por la idea determinista de que primero debe derrumbarse el viejo edificio totalmente para poder construir uno nuevo o por aquella de que un cambio revolucionario es un mágico acto como el de pasar de la vida a la muerte. El siglo veinte se encargó de demostrarnos con múltiples ejemplos sociales que los cambios revolucionarios son largos y trabajosos procesos llenos de pequeñas contradicciones.

Por eso decimos que hay que profundizar los cambios cuidando lo que se ha avanzado, ya que somos conscientes de que ese proceso de cambios molesta al bloque depredador, que va a tratar de detenerlo de varias maneras. Además de ser poderosos, los enemigos del progreso social están bien organizados, lo que le da un sabor especial a cada avance que se logra con su oposición.

Es imperioso también que se entienda la necesidad de pluralidad y diversidad para empujar un verdadero programa de reforma, aprendiendo de la derecha, que no se detiene en los matices ideológicos cuando de defender sus intereses se trata. Nosotros también tenemos intereses concretos que defender, como ayudar a sacar a compatriotas de la pobreza, crear trabajo estable y de calidad, democratizar la renta. Frente a esas tareas no nos podemos permitir purismos ideológicos. También debemos defender nuestra autonomía para apoyar con convicción los aciertos y para señalar también con convicción lo que consideramos errores. Flaco favor nos haríamos si nos disfrazáramos de lo que no somos y practicáramos un seguidísmo bobo: nuestro rol es el de apoyar el rumbo general y ser implacables con los desvíos.

28500_10150177152745114_234664365113_12121339_2629997_n

Sabemos que no es un lugar cómodo, como también sabemos que es este el sitio en que debemos estar, es decir, elevando el listón de pretensiones del pueblo trabajador, para no caer en superficiales conformismos, y seguir avanzando.

Ya es momento de sostener en el tiempo nuevos y modernos instrumentos políticos, ya que los tradicionales se han vuelto poco confiables para realizar el cambio que necesitamos.

En esa inteligencia, es que debemos esforzarnos por volver a colocar al partido socialista por la senda de la defensa de los intereses del pueblo trabajador y exigir que deje de dejarse utilizar patéticamente por el poder económico concentrado.

Es decir, que tenemos que dejar atrás, un partido vertical, oscuro e intolerante, conducido por una casta de burócratas, a los que nadie eligió y volverlo a convertir en una herramienta democrática, tolerante y horizontal, como siempre lo fue, y hoy debe ser un partido moderno. La buena noticia es que somos muchos y distribuidos por todo el país los socialistas que no nos resignamos a aceptar este modelo de partido que hoy tenemos en el orden nacional y daremos batalla por cambiarlo.

Porque no queremos que el partido sea un fin en si mismo, sino que debe ser una herramienta, junto con otros aliados para la liberación del pueblo trabajador, lo que no dudo que será alcanzado si actuamos sin aferrarnos a ningún dogmatismo y con la suficiente inteligencia como para saber no anteponer los intereses individuales a los colectivos.

Pero tampoco debemos ser ingenuos, y ser concientes de que la derecha va a desplegar todo su poderío para impedirlo. Y ya en estos días los vemos reaccionar de manera virulenta, cuando siente afectados sus intereses.

Este primero de mayo transcurre en el año del bicentenario, y si bien soy poco afecto a las fechas simbólicas, reconozco que 200 años es lo suficientemente pesado como para intentar un rápido balance, y no podemos negar que es mucho lo que ha avanzado la clase trabajadora en este tiempo. Se podría decir que hemos dejado atrás el siglo de grandes e importantes declaraciones y avances legislativos en materia laboral, e iniciamos otro en el que debemos centrar nuestra militancia en transformar en realidades concretas, lo mucho que se avanzó formalmente.

28500_10150177152750114_234664365113_12121340_551596_n

Por último, quiero contarles que así como comenzamos la semana presentando el proyecto de servicios financieros, para remplazar la vieja ley de entidades financieras, dictada durante la última dictadura, al calor de un país brutalmente especulativo, también estamos trabajando legislativamente para combatir el flagelo moderno del trabajo informal, y en el corto plazo presentaremos una batería de iniciativas legislativas, para dar respuesta a la angustia que sufren hoy muchos trabajadores.

Compañeros, corre un tiempo difícil, pero, también apasionante, ya que de apoco nos vamos acercando a la tan soñada sociedad justa.

Como siempre les digo, el presente es de lucha, esfuerzo, y concientización, si entendemos que de eso se trata el presente, el futuro cercano, es nuestro.

Mucha fuerza, y, muchas gracias.

28500_10150177152760114_234664365113_12121341_7065062_n

Compañero Jorge Rivas

http://www.prensajorgerivas.blogspot.com

Cómo entender a esa rara gente de “pigmento oscuro”

((( Por Norberto Galasso )))

De BaNdIdA UrBaNa

Las incomprensiones y conflictos entre parte de las izquierdas y el peronismo siguen vigentes hasta hoy. Lo mejor del diálogo entre ambas tradiciones nació en los mismos días de octubre de 1945. Los grandes hitos de esa historia.

NoRbErTo GaLaSsO

El Socialismo nace en Europa como consecuencia de las protestas obreras ante la explotación capitalista desarrollada en forma implacable e intensiva desde fines del siglo XVIII. Décadas después, el progreso alcanzado por las ideas en el plano económico, filosófico e histórico permite superar la primera reacción ingenua –el socialismo utópico– y posibilita el surgimiento del socialismo científico. Así, en 1848, se lanza el Manifiesto proclamando que “el fantasma de la Revolución recorre Europa”. Sin embargo, un cuarto de siglo más tarde, el capitalismo ingresa a su etapa superior –el imperialismo – que al explotar colonias y semicolonias, modera el antagonismo de clases en los grandes países desarrollados, en donde el socialismo se vuelve entonces reformista (del rojo al rosado, de Marx a Bernstein).



AlFrEdO L. PaLaCiOs

Este socialismo llega al Plata con los inmigrantes . No nace aquí como consecuencia de la concentración y la revuelta proletaria local –se trata de una semicolonia agropecuaria sin industrias– sino de la difusión realizada en idiomas extranjeros, por los recién llegados que desean continuar en estas tierras la lucha que venían realizando en sus países de origen. Desde el principio, pues, ese socialismo no se encuentra con la clase obrera… porque ella no existe (existen, sí, artesanos y empleados de servicios). No extraña que su dirección política se integre con abogados y médicos y que, aunque hable en nombre de los “obreros”, estos no nutran sus filas. Con el correr de los años, su base social será gran parte de la clase media porteña fuertemente influida por el liberalismo oligárquico de la clase dominante: mitrista en historia, liberal en economía (especialmente libre importadora para consumir artículos baratos), blanca y hasta racista respecto a sus compatriotas mestizos –“oscuramente pigmentados”, según un dirigente conservador– adoradora de la civilización europea o yanqui y enemiga de la barbarie popular y la política criolla.



InMiGrAnTeS EuRoPeOs


Su lucha se centrará en algunas reformas sociales, en el laicismo, el divorcio, el antimilitarismo abstracto y el internacionalismo… en un país dominado por el imperialismo. Así, no distingue entre la causa radical y el régimen conservador, “falaz y descreído” según lo calificaba don
Hipólito. Y así legitima el fraude concurriendo a elecciones. De sus viejas banderas sólo le quedará la influencia sobre algunos gremios no industriales: empleados de comercio (Borlenghi), empleados municipales (Pérez Leirós).



AlIcIa MoReAu De JuStO

Por esta razón, cuando la
crisis económica mundial en los años treinta y luego, la segunda guerra mundial impulsan la industrialización, el Partido Socialista no puede ser cauce político para los nuevos trabajadores industriales, ahora sí obreros, migrantes internos desde lo más profundo de la desocupación del interior del país.



CrIsIs DeL 30


Codovilla y el Coronel. Asimismo, la escisión que constituyó el Partido Socialista Internacional, convertida luego en
Partido Comunista, también se sustenta en sectores medios porteños. Para su desgracia, asume la teoría del “socialismo en un sólo país” predicada por Stalin y se constituye en un partido amigo de la Urss cuya función no es hacer la revolución en el país sino acompañar la política exterior de la burocracia soviética. En 1942, su secretario general Victorio Codovilla sostendrá que hay que “convencer a los obreros que no se debe hacer huelga a las empresas británicas y norteamericanas en Argentina pues ingleses y yanquis son aliados de la Urss”. Sólo podría hacerse a las empresas alemanas pues tienen vínculos con el nazismo, enemigo de la Urss. Así, los nuevos obreros que se acercan al partido se ven defraudados y los camaradas gremiales pierden sus cargos. Sólo Rubens Iscaro logra mantenerse como secretario general porque tiene la suerte de que en el gremio de la construcción (Uocra) los empresarios son alemanes y entonces se puede ser un buen defensor de los trabajadores y al mismo tiempo, servir a la Urss. Los demás, como Muzio Girardi en metalúrgicos, pierden la conducción gremial ya en 1942, cuando se crea un sindicato nuevo: la UOM. También esta izquierda, en nombre del socialismo, va por caminos desacertados y frustrantes.

17 De OcTuBrE De 1945

Los obreros, por su parte, irrumpen en la historia un 17 de octubre de 1945, integrando un
movimiento nacional liderado por un militar. ¿Y la izquierda? Integra la Unión Democrática cuyo principal impulsor es el embajador norteamericano Spruille Braden. Surge entonces el peronismo, un movimiento nacional policlasista nutrido de obreros, clase media de bajos recursos, sectores del ejército y de un empresariado nuevo (hijos de inmigrantes, de capitales nacionales, sin conciencia de burguesía nacional) y sectores de la Iglesia. Los trabajadores industriales participan así en un proceso de liberación nacional: ruptura de los mecanismos imperialistas ingleses y rechazo del avance del imperialismo norteamericano, no ingreso al FMI, deuda externa cero, amplia franja de la economía estatizada, depósitos bancarios y comercio exterior nacionalizados, sindicatos fuertes y avance en conquistas sociales y laborales, política latinoamericanista, pacto social entre CGT y empresarios nacionales. Su líder –Perón– denomina a ese frente como “comunidad organizada” y enarbola tres banderas: Justicia Social, Soberanía Política e Independencia Económica, todo en el marco de relaciones capitalistas, aunque con fuertes perfiles no burgueses.



MoViMiEnTo NaCiOnAl JuStICiAlIsTa


Diez años de gobierno,
bombardeo a Buenos Aires, dieciocho años de proscripción y luego, en el ’73, otra vez peronismo. Y aún hoy. Muchos supusieron que cuando muriese el líder se terminaba, pero no fue así. Y todavía son muchos los que en nombre del socialismo continúan confundidos, sin comprender la naturaleza histórica del peronismo.

SaLvAdOr AlLeNdE Y CaMpOra

Tres preguntas. Sólo un pequeño grupo socialista logró entender desde 1945:
Frente Obrero que calificó al peronismo como históricamente progresivo y se planteó la necesidad, no de incorporarse a él, sino de cabalgar a su lado, como izquierda nacional–según lo habían sostenido los maestros del socialismo para los países dominados– desde una perspectiva independiente en lo político, ideológico y organizativo, para “golpear juntos” al enemigo reaccionario, aunque “marchando separados”. Aunque –y aquí se equivocaron– creyeron que ese frente policlasista no duraría mucho tiempo. Pero estuvieron donde deberían estar porque sabían responder políticamente a estas tres preguntas: ¿quién es el enemigo principal? ¿cuál es la correlación de fuerzas entre el campo popular y el campo oligárquico? y ¿cuál es el nivel de conciencia política de las grandes masas de trabajadores? Son sólo tres cuestiones y todavía sirven para no equivocarse.

JoHn WiLlIaM CoOkE

Desde el peronismo,
Hernández Arregui decía: “Soy marxista y porque soy marxista, soy peronista”. Y Cooke sostenía que en el ’45 “el peronismo fue el movimiento que surgió y triunfó contra todos los partidos, que hizo saltar el esquema de los partidos… No es que la izquierda hiciera crisis: es que era una parte de la superestructura del imperialismo y saltó junto con los demás pedazos… Fue una situación revolucionaria donde los esquemas teóricos no servían. Faltaba una izquierda nacional y ese papel pasó a ocuparlo el peronismo, aunque sin definirse como tal”. Desde el Socialismo, Manuel Ugarte planteó en 1912: “En América Latina el socialismo tiene que ser nacional”. Y el Che también lo entendió y por eso escribió: “La caída de Perón me amargó profundamente” (24/9/1955, carta a la madre). Es una constante que los sectores más combativos del peronismo y la izquierda nacional han tendido siempre a confluir: la más importante construcción política del campo popular y la estrategia hacia el Hombre Nuevo. Por eso, hoy, a América Latina también la recorre un fantasma: El Socialismo del siglo XXI.

LuLa, CrIsTiNa Y EvO

((( http://www.elargentino.com/Content.aspx?Id=67586 )))