Día Mundial del Medio Ambiente

Resumen de la charla de hoy en el programa radial ZEN

Frugalidad, virtud espiritual y ecológica

En estos tiempos de consumo compulsivo, donde es bien visto y hasta una manera de mostrar el poder adquisitivo (aunque tal no sea cierto), se considera bien el desechar cosas cuando todavía son útiles.  Y es justamente ahora cuando la frugalidad se vuelve un asunto muy importante.

Frugalidad es lo contrario a la gula, el despilfarro, el antojo, el capricho, el desenfreno, la vanidad y un largo y desastroso etcétera. Un ejemplo que se ha visto y se ha difundido por varios medios periodísticos es la compra masiva de nuevos aparatos de televisión de última generación y el desecho de viejos aparatos que aún funcionaban bien. El motivo: la intensa propaganda y el precio rebajado y a pagar “en cómodas cuotas” que ofrecen por motivo del Mundial de Fútbol (el engaño está en que cuando lo terminen de pagar, por ese dinero podrían comprar varios televisores).

Hay un consumo de bienes necesarios para el bienestar material y espiritual de las personas, nadie sostendría que en nombre de la frugalidad la gente no se alimente bien, no tenga calefacción o refrigeración en su vivienda o que se cubran con harapos. Pero una cosa es usar algo que se necesita y otra muy distinta el despilfarro absurdo y antinatural que se ve en la actualidad.

Resumiendo: creemos necesitar muchas cosas, eso en vez de hacernos bien nos hace infelices y cada vez más pobres.

El único momento real es el presente, por eso la frugalidad debe de empezar a practicarse hoy, ahora. Debemos enseñar esta virtud espiritual y moral a nuestros niños no solamente como una lección sino con nuestro ejemplo.

Cuando se frena el consumo compulsivo no solamente nos beneficiamos espiritualmente, también resguardamos nuestro bienestar no gastando dinero en cosas inservibles o superfluas y por supuesto, se reduce el impacto ambiental. Por qué? Porque no se necesitaría producir tanto, no se necesitaría arrasar con bosques o cazar animales por su piel y por supuesto, habría mucha menos basura.

Para terminar, le dejo como reflexión una frase el Venerable Maestro Sheng Yen (fundador de Montaña Tambor del Dharma)

“NO ES MUCHO LO QUE NECESITAMOS, ES EXCESIVO LO QUE DESEAMOS”

Buen fin de semana para todos!

Namo Amitabha!!

Rev. Fa Di Shakya OHY

Novedad

Sigan a la Orden Hsu Yun Argentina en el blog de la Comunidad Budista Chan “Silencio Zen”

http://wwwsilenciozenarg.blogspot.com/

Los días 27 y 28 de mayo se presentará en la Escuela de Estudios Orientales de la Universidad del Salvador, el Congreso  Sakya Trinzin sobre Estudios Budistas, a partir de las 10.00 hs. La entrada es libre y gratuita.

La Orden Hsu Yun Argentina y la Comunidad “Silencio Zen” estarán representadas por su autoridad máxima, la Rev. Fa Di Shakya OHY (disertante del Congreso).

Dirección: Hipólito Yrigoyen 2441 – Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Día de la Tierra

paisaje

El Día de la Tierra es un día festivo celebrado en muchos países el 22 de abril. Su promotor, el senador estadounidense Gaylord Nelson, instauró este día para crear una conciencia común a los problemas de la contaminación, la conservación de la biodiversidad y otras preocupaciones ambientales para proteger la Tierra.nohaynada...2

La primera manifestación tuvo lugar el 22 de abril de 1970, promovida por el senador y activista ambiental Gaylord Nelson, para la creación de una agencia ambiental. En esta convocatoria participaron dos mil universidades, diez mil escuelas primarias y secundarias y centenares de comunidades. La presión social tuvo sus logros y el gobierno de los Estados Unidos creó la Environmental Protection Agency (Agencia de Protección Ambiental) y una serie de leyes destinada a la protección del medio ambiente.

  • En 1972 se celebró la primera conferencia internacional sobre el medio ambiente: la Conferencia de Estocolmo, cuyo objetivo fue sensibilizar a los líderes mundiales sobre la magnitud de los problemas ambientales y que se instituyeran las políticas necesarias para erradicarlos.
  • El Día de la Tierra es una fiesta que pertenece a la gente y no está regulada por una sola entidad u organismo; tampoco está relacionado con reivindicaciones políticas, nacionales, religiosas, ideológicas ni raciales.
  • En el Día de la Tierra se reflexiona sobre la importancia del vital líquido que es indispensable para la vida del ser humano como lo que es el agua ya que de toda el agua que existe en el planeta tan solo en 2% es bebible.
  • El Día de la Tierra apunta a la toma de conciencia de los recursos naturales de la Tierra y su manejo, a la educación ambiental, y a la participación como ciudadanos ambientalmente conscientes y responsables.
  • En el Día de la Tierra todos estamos invitados a participar en actividades que promuevan la salud de nuestro planeta, tanto a nivel global como regional y local.
  • “La Tierra es nuestro hogar y el hogar de todos los seres vivos. La Tierra misma está viva. Somos partes de un universo en evolución. Somos miembros de una comunidad de vida interdependiente con una magnificente diversidad de formas de vida y culturas. Nos sentimos humildes ante la belleza de la Tierra y compartimos una reverencia por la vida y las fuentes de nuestro ser…”

(Tomado de Wikipedia)

Reflexión

Está muy bien el tener un día dedicado a recordar el cuidado de nuestra Casa, el planeta Tierra.
Único hogar que puede sostener la vida humana, sin artificios ni necesidad de máquinas que sustenten la existencia, todo en ella está diseñado para que los seres que la habitan puedan susbsistir sin problemas.
La Tierra es considerada por muchos un ser vivo. La Tierra nació hace muchos millones de años, vive actualmente y, como todo ser viviente, algún día morirá.
Pero acordarse un día tan sólo no basta, hay que acordarse todos los días de cuidar a nuestro planeta.
Tampoco sirve acordarse todos los días, se debe hacer algo o se debe de dejar de hacer algo.
Hay que dejar de lado viejos hábitos que son nocivos para nuestro mundo y adoptar nuevos hábitos que no lo agreden tanto. Y dijo “no agreden tanto” porque es casi imposible no producir desechos; ya respirando nada más, se envía al aire dióxido de carbono. Pero la Tierra está preparada para eso, cuenta con sus propios sistemas de auto depuración, para lo que no está preparada es para soportar la enorme cantidad de elementos contaminantes que produce la vida moderna.
Aprovechemos este día para reflexionar seriamente sobre como contaminamos el lugar en que vivimos.
Hagamos del 22 de abril de 2.010 el comienzo de una nueva etapa. Una etapa en la que todos los habitantes del planeta nos ocupemos de cuidar nuestra Casa.
Busquen en la Red las páginas de los grupos ecologistas, ahí encontrarán mucha información necesaria para sumarse a esta nueva etapa.
¡La Tierra nos brinda todo lo que necesitamos para vivir! ¡Eso es mucho!
CUIDEMOS NUESTRA CASA. NO TENEMOS OTRO LUGAR DONDE IR A VIVIR SI DESTRUIMOS ESTE.

Gracias a todos.

NAMO AMITABHA!

Rev. Fa Di Shakya OHY

Radio

Nuevo horario!!

Todos los sábados de 13.00 a 14.00 hs. por FM Espacio 91.7 Mhz.

ZEN

Zen es serenidad, armonía, belleza y vacío. La vida cotidiana es Zen.

Conducción: Rev. Fa Di Shakya OHY.

Bajo el amparo de Buda.

Sigan el enlace en ZEN para ir a la página de FM Espacio. Se puede escuchar la emisora a través de Internet. Gracias.

Historias Zen

El monje llegó hasta la choza donde vivía un campesino con su familia. Se detuvo un momento, mirando a su alrededor.

La choza era muy pobre, rodeada por un cerco en donde patos y gallinas deambulaban por doquier. Cuando llegó a la puerta, lo recibió el campesino con respetuosas reverencias. Dentro de la choza, las cosas no estaban mejor: contaba con una única habitación que servía como cocina y dormitorio para sus ocho habitantes.

-¿Para que me has llamado?- preguntó el monje tomando asiento alrededor del fogón.hangongqiuyue

-Maestro, necesito su ayuda. Ve usted que somos muy pobres, nuestra casa es humilde y con las aves y los huevos que vendemos no alcanza para alimentar a toda la familia. Somos infelices.

-Podrías criar más aves- sugirió el monje.

-No serviría de mucho, porque con las inclemencias del tiempo la mayoría morirían- contestó el campesino.

-Bueno, en ese caso, no dejes a tus animales fuera de la casa. Hazme caso y dentro de un mes vendré a ver como te ha ido- dijo el anciano monje.

El granjero, confundido, saludó con una reverencia al monje dejándolo partir.

Como lo había prometido, el monje volvió al cabo de un mes a visitar al campesino. Desde el camino se veían almácigos recién plantados. Pero al ingresar a la choza, el cuadro era realmente caótico. Los seis hijos de la pareja jugaban sucios sobre el piso cubierto de desperdicios de aves, éstas caminaban y volaban sin control y el hedor y el ruido eran insoportables.

Con calma, el monje se sentó cerca del fuego y escuchó las quejas del campesino.

-Maestro-dijo- con todo respeto, he hecho caso de su sugerencia pero no ha servido de nada. ¡Mire a su alrededor! Los niños sucios con excrementos de los animales, plumas sueltas por todas partes, es imposible mantener limpia la casa, el ruido no cesa nunca… ¡Tenemos los nervios de punta y encima mi esposa me dijo que si no encuentro una solución pronto, se irá con nuestros hijos a la casa de su familia! Maestro se lo suplico, ayúdeme. ¿Qué debo hacer?

-Lo que tienes que hacer es sacar a los animales inmediatamente de tu casa. Hazlo y en un mes volveré a visitarte- contestó el monje y se fué.

En su tercera visita, de lejos se veía que la casa estaba más grande. Había varias filas de hortalizas plantadas que crecían profusamente. La choza estaba pintada y rodeada de macizos de flores. El granjero abrió la puerta sonriente cuando el anciano monje llamó. El interior de la casa también había sido pintado, el suelo estaba prolijo y limpio, los niños tenían una habitación para ellos, donde jugaban felices. La esposa cantaba mientras preparaba un aromático té.

Delante del fogón nuevo, el monje tomó asiento comodamente y preguntó:

-¿Cómo te ha ido?

El granjero contestó:

-Muy bien Maestro. Apenas usted se fué hice un galpón y puse allí a las aves. Ahora están bien protegidas, crecieron en número y gano más dinero. He plantado hotalizas que también vendo, por eso he podido agrandar y arreglar bien la casa. Mi esposa está siempre contenta, canta mientras hace sus labores y los niños juegan felices en su nueva habitación. Ahora estoy pensando en agrandar la huerta para tener más verduras para comer y vender. ¡Gracias por sus consejos Maestro! ¡Todos somos muy muy felices!

En espera

Hola a todos! Como muchos de la Comunidad de Clarín Blogs, no estoy conforme con la nueva plataforma. Si se necesita de esto para mejorar, prefiero quedarme con el viejo blog. Era sencillo y no tenía muchas herramientas, pero era confiable. Muchos (y me incluyo) pedimos mejorar, añadir recursos, poder personalizar el blog un poco más, etc. Pero esto no se acerca nada a lo que pedimos, todo lo contrario.

Además de lo complicado que es, desaparecieron las estadísticas, los antiguos posts no se visualizan bien, las imágenes aparecen cortadas y hay comentarios pendientes de aprobación que no son tales, sino promociones de páginas o productos que nadie conoce. Para colmo, están en inglés o en ruso. Estamos en Argentina y aquí se habla castellano.

Mi primer impulso fué el eliminar el blog. No lo haré por el pedido de la Comunidad, por ahora. Pero si esto no mejora, el blog desaparecerá. Un blog sobre Budismo no interesa mucho aparentemente, pero las 5.000 visitas que tuvo (hasta que las estadísticas desaparecieron) es todo un record.

Disculpen este post, también lo hice por pedido de la Comunidad.

Esperemos…

Bajo el amparo de Buda

Rev. Fa Di Shakya OHY

  • Comentarios desactivados
  • 1 voto

Tradicionales Fiestas: un dolor de cabeza autoimpuesto

Todos los años la misma historia: comienza diciembre y comienza la locura.
-Gente amontonada en comercios comprando “cosas para el arbolito”, regalos, comida, bebidas alcohólicas, ropa de fiesta, adornos para la casa, etc.
-Gente corriendo de un lado a otro, atropellando a cualquiera que se interponga en su camino.
-Gente buscando un lugar para reunirse con los compañeros de trabajo para festejar el fin de año. Dos horas de cena de camaradería, pero el resto del año se pelean y se detestan.
-Gente pensando en que van a comer en las fiestas y en la casa de que familiar las van a pasar.
-Gente manejando sin control sus autos porque ya empezaron a festejar y el alcohol corre libre por sus venas.
-Gente adquiriendo la tan peligrosa pirotecnia como si juntaran armamento para una guerra.

Compran lo que no necesitan.
Gastan lo que no tienen.
Corren hacia ningún lado.

¿Alguien se acuerda de que la Navidad es una festividad religiosa? El Natalicio del Señor Jesús. No creo que muchas personas asistan a la Misa del Gallo.
En cuanto al fin de año, es una fecha puesta arbitrariamente. Prueba de ello es que los chinos y los musulmanes, por citar dos ejemplos nada más, festejan en otra época del año.
No, no creo que muchas personas se acuerden de esto, ocupadas en comer, beber y entretenidas en charlas sin sentido. Menos aún los que terminan la noche en un hospital, descompuestos o heridos porque se han peleado.
El calendario tiene un fin organizativo, fiscal y comercial. No existe en el espacio una estación de peaje o una barrera fronteriza en la cual la Tierra se detenga, espere el visto bueno y avance hacia el nuevo año.
Así que…¿cuál fin de año? ¡No termina ni empieza nada! Después de tanta fiesta, tanta comida, tanta bebida, tantos regalos, tantas peleas (porque se reune la familia y luego todos terminan más disgustados entre sí que antes) y tanta visita a la guardia del hospital, seguimos en el mismo lugar, con la misma gente, con las mismas situaciones…

AÑO NUEVO, PROBLEMAS VIEJOS

En vez de desesperarnos por lo que vamos a comer y donde se va a reunir la familia, ¿por qué no aprovechar las fiestas para reflexionar? Los enojos no sirven de nada, la enemistad tampoco. Dejarse llevar por el odio y el rencor lo único que nos traerá será una úlcera de regalo navideño.
Recuerden la Primera Noble Verdad: la vida es amarga y dolorosa. ¿Por qué? Porque queremos que todo salga de acuerdo a nuestro gusto, no aceptamos las cosas como realmente son. Y teniendo cada cual un gusto distinto, se puede preveer el resultado. Apego- Sufrimiento.

Asi que, cuando llegue el momento de decir “Felices Fiestas”, háganlo con la firme intención de mejorar las relaciones y de olvidar desacuerdos. Y todos, comencemos el año siendo mejores seres humanos.
Para los fanáticos del horóscopo chino, les recuerdo que el 2.010 (Año del Tigre) comienza el 14 de febrero. Pero,¡cuidado!, no es necesario esperar a una fecha determinada para empezar a mejorar nuestra vida.
Todo es ilusión, todo es impermanente.

Les deseo a todos PAZ Y FELICIDAD

Bajo el amparo de Buda.
Rev. Fa Di Shakya OHY

El Hombre Chan/Zen

Muchos tal vez se han preguntado: ¿Qué es un hombre (persona) Chan? ¿Qué tiene de distinto, de particular? ¿Qué lo hace ser así?. En este clarificador ensayo, se encuentran las respuestas de tales interrogantes. Un regalo de valor incalculable que ha llegado desde Puerto Ordaz, Venezuela, de la mano de mi estimado condiscípulo, el Rev. Fa Huò Shakya OHY.
¡Gracias, Rev. Fa Huò, por permitirnos beneficiarnos con su sabiduría!

Bajo el amparo de Buda
Rev. Fa Di Shakya OHY

EL HOMBRE CHAN/ZEN
(El Hombre que Trabaja en Trascender a El Hombre)

Una de las cosas más fundamentales que debe comprender aquel que está en la búsqueda: en busca de un camino, en busca de una dirección, en busca de un sentido, en busca de sí mismo, es que tendrá que volverse viajero. No puede permanecer estático, tiene que aprender a ser un proceso, en lugar de ser un suceso.

La marca distintiva más grande entre las cosas y el hombre, entre los animales y el hombre; es que las cosas permanecen siendo siempre las mismas, no pueden volverse viajeras. Los animales han nacido completos: no crecen, solamente envejecen. Un ciervo nace ciervo y morirá ciervo, no hay un proceso entre el nacimiento y la muerte, no hay una transformación.

El hombre es el único ser sobre la Tierra, y tal vez en todo el Universo, que puede tornarse un proceso, un movimiento, un crecimiento. No solamente envejecer, sino crecer a nuevos niveles de consciencia, a nuevos estados de darse cuenta, a nuevos espacios de experiencia. Y existe la posibilidad en el hombre de que pueda trascenderse aún a sí mismo, de que pueda ir más allá de sí. Esto es llevar el proceso a su fin lógico.

En otras palabras, el hombre no debe ser entendido como un ser, porque la palabra ser te da una idea errónea de que el hombre es completo.

El Hombre Chan/Zen es una Transformación

El hombre es el único animal que no es completo, y esa es su gloria, no su maldición; esa es su bendición. Puede nacer como un hombre y morir como un Hombre Chan/Zen, que ha trascendido la humanidad y ha alcanzado un nuevo espacio, que puedes llamar iluminación, que puedes llamar despertar, que puedes llamar divinidad, que puedes llamar esclarecimiento, pero que tiene algo de sobrehumano.

El hombre es una transformación

El Hombre Chan/Zen usa la parábola del viajero para su verdad fundamental acerca del hombre.

Cuando el Hombre Chan/Zen se habla a sí mismo, habla más auténticamente, con más verdad que cuando le está hablando a otros. Al hablarle a otros, tiene que hacer concesiones, de otro modo hablaría un lenguaje que siempre sería mal entendido. Tiene que bajar de sus alturas a los valles oscuros de aquellos con quienes está hablando.

Pero, cuando el Hombre Chan/Zen habla consigo mismo, puede hablar desde las cumbres soleadas sin ninguna concesión. Puede decir exactamente lo que desea porque se lo está diciendo a sí mismo, a nadie más, no hay problema de ser mal entendido. El monólogo y el diálogo son dos fenómenos totalmente diferentes.


El Hombre Chan/Zen sabe conocer sus fisuras propias, sus heridas propias, sus cicatrices propias, y al reconocerlas puede caminar con sus fisuras, sus heridas y sus cicatrices vueltas hacia fuera. ¿Qué le puede dañar, cuál miedo puede paralizarle, cuáles corrupciones mentales pueden socavar su fortaleza para día a día Real- Izar el Único Trabajo, cuál es, Trascender a El hombre?

Con las palmas juntas
Rev. Fa Huò Shakya OHY

Recursos para el Apego



Yendo hacia el trabajo por una ruta distinta a la habitual, me llamó la atención un gran cartel que enunciaba los proyectos de un candidato político para la pasada elección. De pronto me encontré preguntándome: ¿ya pasó tanto tiempo desde las elecciones? El cartel, un objeto inanimado, daba la impresión de que el tiempo se había detenido. Una ilusión, por supuesto.

Entonces se me ocurrió pensar en la infinidad de cosas que existen hoy en día para contribuir a esa ilusión.

Vamos a analizar algunas de ellas.

Fotos: ¿Quién no tiene fotos de familiares que ya han muerto? ¿Quién no tiene fotos de cuando era niño? ¿Quién no tiene fotos de antiguos compañeros de escuela o del club? ¿Quién no tiene fotos de amigos de la infancia o de la juventud? ¿Quién no tiene fotos de su casa, de paisajes, de lugares que alguna vez visitó? ¿Cuántas personas actualmente no tienen una cámara fotográfica, digital o no, en el celular o una filmadora?

Ah! nada como ver viejas fotos para rememorar los buenos viejos tiempos. Para rememorar que buena y cuanto nos gustaba la compañía de tal o cual persona. Para recordar viéndolas cuán lindo era ese parque o que bonita había quedado la casa cuando se terminó de decorar. ¡Qué joven era y qué bien me veía!

De pronto… el grato recuerdo se transforma en una sensación de pérdida, de tristeza, de nostalgia que lastima. Y pasamos de sentirnos bien a sentirnos mal.¡Ha nacido el ‘surgimiento dependiente! Que ocurre debido a las condiciones cíclicas causales mutuamente dependientes. Los fenómenos cíclicos comienzan y terminan con gran intensidad. El surgimiento dependiente es una acción mental intensa a la velocidad de un rayo. Como lo describo en el próximo párrafo, “en menos de un segundo, en un abrir y cerrar de ojos”.

No tiene nada de malo ver viejas fotografías, si la intención se quedara en eso. Pero la mente y los sentimientos nos juegan malas pasadas. El contacto con el pasado se hizo con ignorancia, entonces sobrevino el apego que nos conduzco en menos de un segundo, en un abrir y cerrar de ojos, al sufrimiento. Ya no miramos simplemente las fotografías, nosotros deseamos volver a ser tan felices como éramos, que la gente que ya no está reviva, queremos que el paisaje no cambie, que la casa no se deteriore, que el tiempo regrese y se detenga justo allí, en el feliz pasado.

Nadie se pone a pensar que el pasado se idealiza, porque se sacan fotos de momentos, gente y lugares que nos gustan. Lo desagradable pertenece al presente, ¡al pasado jamás! ¡el pasado fue perfecto! Nos sumimos en el sufrimiento sólo por ver unas fotos.

Música: ¿Quién no escucha con deleite canciones que estuvieron de moda? Nos llevan mágicamente a una época de oro: la de los bailes de juventud, de movimientos ágiles y rebuscados para seguir el ritmo, de fascinantes encuentros con chicos y chicas. Y el recuerdo de la ropa que nos parecía elegante y sentadora pero que en realidad era ridícula.

Además, si se analiza bien, las canciones eran todas iguales, con pequeñas diferencias en cada una. Siempre pasó, la creatividad tiene un límite.

No tiene nada de malo escuchar viejas melodías, pero aquí también la mente y los sentimientos nos tienden una trampa y en el contacto con ignorancia caemos indefectiblemente en el sufrimiento. El apego se manifiesta, no en escuchar una canción de hace muchos años, sino al pretender vivir otra vez “¡en la época de esa música genial!”

Acá también se recuerda lo lindo de los bailes; no se recuerdan los malos momentos en la escuela, las malas notas con su consiguiente castigo, los primeros desamores, el miedo de no “encajar” en el grupo y sentirse menospreciado por quien lucía mejor o era más popular. Otra vez la ilusión nos ha ganado. Parece que nadie repara en el equipo reproductor de música o en el CD.

Películas: si hay algo que es una total y absoluta mentira es una película. Desde la historia distorsionada hasta el método de hacer un filme en sí. En las películas los actores interpretan personajes, parece que se mueven, parece que hablan, parece que se emocionan o que se asustan o que se enojan.

Parece. Muchos se desilusionarían viendo la serie de fotogramas inanimados y silenciosos que conforman una película. Las voces y la banda sonora se agregan después y se edita todo junto para dar la ilusión de movimiento y sonido. Y los actores no se parecen en nada a sus personajes, ni siquiera lucirían tan bien si no fuera gracias a kilos de maquillaje y vestuario a medida.

En cuanto a la historia relatada, ésta está hecha de acuerdo al gusto del guionista, ajustándola a los minutos que debe durar el filme. La mayoría son historias inventadas por la imaginación del escritor.

No tiene nada de malo ver una película que nos gusta, pero de ahí a creer que lo que vemos es real o que fue tal cual se lo relata, hay una gran diferencia. ¿Y que pasa con quien pretende vivir de acuerdo a lo que vio en una película? ¿Nadie se da cuenta de que las películas sólo tienen por propósito entretener y hacer ganar dinero o un premio a quien las hizo o las interpretó? Es imposible ajustar la vida a la historia más o menos verídica de un filme. ¿No notan que se necesita un televisor, un reproductor de DVD o un cine para verlo? Es ilusión.

En épocas pasadas, habría otros recursos para el apego. Hoy tenemos estos, que están presentes en todo el mundo y a cada momento.

Todos y cada uno de ellos forman parte del sámsara, la ilusión, lo que parece ser pero no es.

Si el contacto es con sabiduría, veremos las cosas tal cual son: recuerdos, imágenes impresas, sonidos grabados, gente que parece moverse en una pantalla. De ese modo no hay apego, no hay sufrimiento.

En cambio, si el contacto es con ignorancia, creeremos que la ilusión es verdad, que todo realmente está allí y que jamás desaparecerá. Anteponer nuestro deseo a nuestro discernimiento, hace que nos apeguemos a la ilusión y eso nos conduce al sufrimiento.

¿Quieren utilizar los recursos para el apego y sufrir con eso? Entonces crean que todo lo que ven es real y que jamás desaparecerá.

¿No quieren sufrir? Entonces vean esos recursos tal cual son: fotos, grabaciones, películas. La gente y los sonidos que allí aparecen no están realmente. Son una ilusión.

Ahora que lo hemos comprendido, podemos disfrutar de ellos. Y … ¡alerta al surgimiento dependiente, no dejen que nazca!

El cartel sigue allí, algún día lo sacarán…

Namo Amitaba

Rev. Fa Di Shakya OHY