Sati

Nuestras mentes dependen de SATI (atención). Sin SATI la mente se extravía y los pensamientos erróneos nos desvían. El Buda dijo: “La pérdida de SATI por tres minutos es devenir perturbado/loco por tres minutos…” dejando que la mente fluya sin supervisión en todas las direcciones incorrectas. Con la atención correcta y la comprensión clara sabremos o conoceremos la diferencia entre lo correcto y lo incorrecto. Nuestras mentes estarán a salvo. No participaremos en actos incorrectos o pensamientos erróneos. Por lo tanto, el desarrollo de SATI es esencial. (Una Fragancia de Dhamma – Ven. Gavesako).