FELICIDAD: PROPIA O AJENA.-

Felicidad propia o ajena
Miguel Molina.
Miguel Molina
Columnista, BBC Mundo

A alguien se le ocurrió hacer un estudio sobre la felicidad en sesenta
y cinco países, y dos años después nos enteramos de que la felicidad es
vivir donde uno vive sin darle muchas vueltas al asunto.

Lo primero que me viene a la cabeza es un ejemplo que ponía José Rojano.
Eres como las hienas. Viven en el desierto, comen excremento y fornican una
vez al año, y se ríen
“, decía con otras palabras antes de soltar una carcajada
que rebotaba por todas partes. Fue un hombre feliz hasta que murió.

Tenía razón. Los animales son felices mientras tienen salud y suficiente comida,
como resume Bertrand Russell en su “Conquista de la felicidad”, un ensayo que
escribió para bien de muchos en 1930. El filósofo planteó que el ser humano
debería ser feliz, y reconoció que la gran mayoría de nosotros es más bien lo
contrario. Los animales no conocen el concepto de la felicidad, y hay humanos
que tampoco la han experimentado.

En ese estado pasé el fin semana dándole vueltas a la investigación que hizo la
revista New Scientist sobre el tema, pero no me animé a revisitar el texto de
Russell, que debería ser lectura obligatoria cuando menos una vez en la vida.
Hacía tiempo que no pensaba en la felicidad, propia o ajena.

Es que los nigerianos, un pueblo pobre que vive en un país rico, son los más
felices del mundo, según la encuesta del semanario, y los más infelices son
los rumanos, un pueblo confundido en un país empobrecido. Los rusos, que se
convirtieron al capitalismo; los armenios, que llevan siglos sufriendo opresiones y
violencias, están sólo por encima de Rumania.

Pero la felicidad tiene alma latina. Los mexicanos ocupan el segundo lugar, los
venezolanos el tercero, los salvadoreños el cuarto y los puertorriqueños el quinto,
pese a que unos no encuentran todavía el camino que necesitan y mucho menos
el que desean, otros están trágica e irremediablemente divididos, otros no tienen
mucho porque nunca han tenido, y otros, en fin, tienen una relación ambigua con
su patria aunque no la tengan con sus raíces.

Tal vez será que la felicidad es cosa de palabras. El diccionario consigna que
la felicidad es un estado del ánimo que se complace en la posesión de un bien,
pero también es una satisfacción, un gusto, un contento.

Hay sociedades en que el éxito personal y la posibilidad de expresarse
son importantes. En otros países, nos dice el estudio que se hizo entre
1999 y 2000, la familia y la sociedad son esenciales para ser feliz. En los
países latinoamericanos la felicidad depende más del carácter de la familia, d
el matrimonio, de los amigos, de desear menos, de hacer favores y de la fe,
religiosa o de otra.

Yo he conocido a gente feliz. Don Pablito Lavalle disfrutó más de cien años
casi cada momento de su vida, y era un hombre que cantaba y cuando ya

no pudo cantar silbaba y cuando ya no pudo silbar siguió sonriendo. Nunca
lo ví enojado, y sé que su vida terminó un martes sin sobresaltos después de
escuchar el Aleluya de Haendel.

Por fortuna los felices son muchos y las causas de su felicidad son variadas. A
veces se confunden con los alegres, que viven felicidades estentóreas y
generalmente colectivas, brevemente intensas, aunque también den gusto
porque la risa (y el llanto) nos hacen como los dioses. A veces se parecen a
los optimistas, que imaginan la felicidad y acaban por alcanzarla o por
perderla. Pero ya dijimos que la felicidad puede ser cosa de palabras.

Quien es feliz sufre por su gobierno, porque perdió su equipo, porque de cuando
en cuando se da cuenta de que carece de algo, porque le falta amor, porque ésto
o porque lo otro, pero siempre se deja un tiempito para olvidarse de todo y reírse
de todo, aunque sea solamente un rato. Todos lo hemos hecho.

La sola idea de que haya pueblos que pueden ser felices aun en la adversidad me
maravilla, porque no es una cosa normal en el siglo XXI. Y como la alegría
da gusto aunque sea de otros, entro riéndome como nigeriano. Salud.


Bertrand RussellBertrand Russell dijo que el ser humano debería ser feliz, si bien la gran mayoría no lo es.

Aqui alexandra:

El articulo fue un disfrute ,aunque no coincidiendo .

En que la felicidad pasa tambien por el pais y el gobierno?,el pueblo de Mexico vive
duras realidades y debes tener felicidades parciales y creo que de tanta lucha
hasta la deben haber olvidado.Hablo de esa parte parcial que no escapa en
trenes y muere en el intento de llegar a otra tierra,hablo de aquellos que no
vive entrela frontera y no corren el peligro de ser capturado ,secuestrado
o ,segun su suerte,cayendo en el medio de un tiroteo narco,hablo de esas
muje
res que son raptadas,trata de blancas.Es mas para más información
se pueden dirigir al blog de Monic,”El oscuro camino del sol
capitulo dos: La bestia” que describe fielmente la realidad .


Ni hablar del pueblo Bolivarense ,que a pesar de contaran este momento con
adelantos masivos,en algunos ambitos en lo sociocultural se contraponen,una
casa de barro que solo tiene fuego,no hay luz electrica ,ni agua potable, nada
osea la austeridad y tener que ver por la nmisma ventana de esa casa que
pasan los caños industriales de gas.

El pueblo Venezolano,ufff¡¡¡¡,dos caras de una moneda y aún asi sigue en el
gobierno,un pueblo que escucha una realidad y ve otra.

Los Colombianos,pueblos que han logrado mediante el trabajo social poder aislar
ciertos aportes negativos a los jovenes,pero no deja de ser un pueblo de lucha
ya que todos sabemos a lo que se enfrentan.Desde guerrillas hasta personas
utilizadas como mula,a ver si de lo sociocultural debemos sacar la felicidad…
.hay algo mal que no me suena bien.Ovbio que todo contribuye de cierta manera
porque es efecto domino ,pero …hay mucho que tratar si la felicidad la
medimos por masa.

Y nuestro pueblo argentino.Nosotros eternos luchadores que aportamos cultura,
vivimos un gobierno abierto al habla pero no al escucha….Entonces si vamos a
leeer un articulo que hable de la felicidad propia o ajena de más esta decir,que
demasiado generalismo asi lo siento en este articulo.


Y esto haciendo una revisión solo por arriba de lo que es la parte sociocultural
de los paises latinoamericanos.
Playa en Lagos, NigeriaLos nigerianos,
un pueblo pobre que vive en un país rico,
son los más felices del mundo.


La felicidad es más individualista y despúes la compartimos.

Asi que felicidad propia o ajena,me parece que es más un trabajo
individualista que empieza por cada uno.

Entiendo a lo que apunta pero todo el articulo no lo comparto.

Hienas“Viven en el desierto, comen excremento
y fornican una vez al año, y se ríen”.

  • Comentarios
  • 6 votos

Escribí tu comentario

, , ferce dijo

hola ale
menos mal q no soy hiena jja
yo trabaje en reservas naturales como biologo, y he visto gente feliz casi con nada y al contrario otros con “todo” son bastante infelices
buen articulo
saludos

, , alexandra dijo

Hola Ferce:Que lindas experiencias debes de tener para contar Ferce,seguramente eso te ayudo a valorar más todo lo que tenias.no?…,besitos gracias por pasar.

, , lindaymala dijo

Los brasileros son felices, viven mas años y siempre estan danzando!!

La felicidad es siempre subjetiva como el resto de las cosas, no es posible medirla con exactitud, porque siempre el parámetro para medirla será una realidad distinta del que se pretende medir.

La felicidad se esconde en el entendimiento del poder que cada uno de nosotros tenemos al alcance de las manos, mejor dicho, del cerebro…todo lo que pensamos atraemos. Les recomiendo ver la peli El Secreto.
Besitos.

, , alexandra dijo

lindaymala:GRACIAS¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡por tu aporte es que a veces me embalo en lo que me hace levantar presión ,jajajaj y me olvido,que colgada como olvidar de la alegría brasilera,y muchos de ellos prevalecen ante el flagelo.la pobreza y la marginalidad,gracias¡¡¡¡¡.besitos.

, , gerardo-salvador dijo

La felicidad es saber hacer el camino disfrutándolo dado que no es un puerto de llegada, es saber qué dejar y qué tomar…es como las frases de las personas…cada uno cuando otro habla toma de entre las muchas palabras que se suelen decir lo negativo o lo positivo según lo que lleva dentro, según el arte que tiene, según busca valerse de las cosas…Muchos saludos

, , sanalocura dijo

Querida amiga, muy bueno tu post, nosotras pensamos que la felicidad no depende del exterior, ni de las poseciones materiales, es un estadio interno que va y viene, que nos hace sentir lo maravilloso de estar vivo, dar y recibir amor!
Un abrazo de Ivo y San!!!

, , alexandra dijo

Gerardo:Si claro es tal cual,es más individualista ,coincido con usted,gracias por pasar a dejar tu comentario¡¡¡

, , alexandra dijo

Sana-locura:Claro si,si es asi,por eso me sorprendio este articulo tomar la felicidad de forma masiva ,cuando en cada uno de nosotros es donde sabemos que es lo que vale la pena y valoramos,la felicidad no es posesiones ,es verdad,nuestra esencia es importante no corroperla mantenerla en un centro sabiendo que lo más importante y seguro es el amor,y eso no se compra¡¡gracias chicas por pasar a visitarme.besitos.

, , dleonbardi dijo

Ale

La felicidad es siempre relativa por eso uno siempre tiene que seguir lo que siente es la mejor manera.

Espero que estes bien, contentaaa
Beso
D.

, , alexandra dijo

dleobardi:Si tenes razón es relativa,lo bueno es que tendríamoes que saber buscarla.-
Estoy bien gracias por venir a viovistarme,besito.-