EL GOBERNADOR DE LA RIOJA LANZA A SU SOBRINO AL RUEDO POLITICO.

¿Quién es Gastón Millicay?

Quizás, el mérito mayor de su vida fue y será, ser el sobrino del Gobernador Beder Herrera. Y como dicen por ahí, algunas cosas y actitudes se heredan. El tiempo, los contactos con el poder local de turno, y su ambición, hicieron el resto de lo que hoy es esta joven promesa política. De a poco, Millicay se vinculó al poder político del departamento, siempre con el aval expreso del Gobernador, a fuerza de un plan “B”, para tener a alguien de su confianza manejando los fondos que llegan para Chilecito, Famatina, Villa Unión y los demás departamentos que se van sumando de a poco, a la dadiva política.

Recordemos el acto fallido que representó Raúl Moreno (otro sobrino del mandatario provincial) que tuvo que dejar el municipio, con una mano atrás y otra adelante. A Moreno, lo traicionó la confusión entre ahorro y no pagar las cuentas. El descontento de los trabajadores municipales, que nunca entendieron la política de “Raulito”, hicieron que dejara su cargo de inmediato, sin embargo, para información de nuestros lectores, no es de extrañar que en cualquier momento se venga una remake (oficina de por medio) con un funcionario que a fuerza de soberbia conoció el cachetazo de sus pares.

Esto demuestra, salvando las diferencias con el antiguo feudo que para nuestro gobernador, lo primero es la familia, o mejor dicho lo segundo, porque lo primero son los fondos que deben ser resguardados incluso con la propia vida. Las lealtades (o deslealtades) en política se pagan. Mas todavía si algunos personajes están ligados al gobierno, familiaridad de por medio. De otra manera sería imposible entender el ascenso y apoyo incondicional que las autoridades provinciales y locales le profesan a Millicay, que aun sin tener ninguna experiencia en la carrera política, se abre camino a pasos agigantados.

El Gobernador riojano enfrenta uno de sus más serios dilemas: qué hacer cuando el destino de nuestra provincia depende del accionar de políticos improvisados, que llegaron al poder no por su capacidad intelectual, sino por ser sobrino de.

Al parecer, el veneno y el antídoto vienen en el mismo frasco. El trago puede ser nocivo. Pero ignorarlo, también.

En resumen, en el departamento no hay ningún elemento objetivo que fundamente la conveniencia que la tarea que deberían realizar los diputados provinciales y los concejales, esté en mano de una coordinación que se dice representativa de las necesidades institucionales de Chilecito, Famatina y Villa Unión. Sin embargo, todo es posible en el reino de Beder, él tiene la capacidad mágica de hacer de los simples mortales, políticos siempre dispuestos a cumplir con sus prerrogativas.

“Despojarle del parentesco y veréis lo que queda”

Mientras de un lado, hay expresiones grandilocuentes por el trabajo realizado en materia institucional, se impone una reflexión: “aunque el dinero no lo es todo, sirve para calmar las urgencias”.

Pero el fenómeno Millicay va más allá de lo que se muestra en los medios. No hay duda que Beder Herrera marca tendencia, y sabe hacer correligionarios. Es sorprendente la semejanza retórica utilizada por el Coordinador Ejecutivo y su tío el gobernador, igualita, igualita manera de hablar y de convencer. Y si de convencer se trata, una legión de funcionarios, se despliegan a la orden de este joven político, que niega rotundamente su posible aspiración de ocupar un cargo institucionalmente establecido. El problema no es la capacidad para hacerlo, es sabido que las mañas políticas se aprenden rápidamente, el meollo estaría en justificar una campaña política disfrazada de estufas, calefactores y subsidios de por medio.

Algo de todo queda en claro, las instituciones del la provincia tienen necesidades y muchas. Pero ¿hasta qué punto es loable usar las carencias de otros, con fines personales?.



IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog