Posts etiquetados como ‘yegua’

UNA MUJER COMPLETA

Inés es lo que yo llamo una mujer completa. Es completamente mala: mala como madre, como esposa, como hermana, como nuera, como abuela, como vecina, como empleada y obvio, como suegra. Todos cometemos errores, pero los de ella son HORRORES!

Pero también es completa en otros aspectos: completamente incoherente (habla pavadas, cosas sin sentido), completamente insatisfecha (todo le cae mal, si consigue un trabajo nuevo, a los dos días ya quiere dejarlo), completamente envidiosa (ya le mencioné en otros post), completamente desalmada (prueba de ello es lo que hizo -mejor dicho, NO hizo- con su hermana, con su esposo y hasta con sus hijos), completamente ridícula (por ejemplo, el otro día hablamos por teléfono y me dijo que estaba “haciendo un perfume”… ¿? me la imaginé revolviendo una olla gigante y humeante, cual bruja malévola, jejej!!!), completamente absurda a la hora de hacer regalos (remitirse para más pruebas al post “Que los cumplas…infeliz”), completamente inoportuna (sobradas muestras ya he dado), completamente densa (ufff…..), completamente criticona y lengua viperina, completamente guacha!!!!!!!!!!

No quiero ser pesada, pero es más completa que lo que aquí dejo plasmado.

Basta de ella por hoy, me cansé de pensar en sus “atributos” jejeje!!!!!

HISTORIAS DE OTRAS SUEGRAS – parte V

En mi anterior trabajo tenía una compañera, Adriana, que siempre criticaba a su suegra. Yo conocía a la señora, pues vivía cerca de la que por entonces era mi casa y me parecía una buena mujer.

Un día le pregunto a Adriana por qué era que odiaba tanto a la madre de su marido. Ella me cuenta que hacía años que él estaba distanciado de la madre, que no tenía contacto con ella ni deseaba tenerlo nunca más.

Yo seguía sin entender la situación… Por qué una (aparente) buena mujer que era la niñera de 3 chicos del barrio y se dedicaba con devoción a ellos, no tenía relación con su hijo y su nieta?

Adriana me reveló finalmente el motivo real: su hija nació con un tumor que le ocasionó un problema importante en la vista y su suegra dijo que “no quería una nieta discapacitada”.

Listo. Cortó todo tipo de relación con la víbora de su suegra.

El esposo de mi compañera fue el que apartó definitivamente a su madre, haciendo de cuenta que estaba muerta aún cuando vivó 15 años más lejos de su hijo, su nieta y su nuera… sola, enferma y olvidada.

La vida, Dios o quién sabe qué, toma revancha.

No le importa nada ni nadie, solo es ELLA

Una vez conté que Inés tiene 2 hermanos con los que actualmente tiene escasa relación. Su hermano varón sufrió un accidente hace un par de años y le quedaron algunas secuelas neurológicas, por lo que hace un tiempo tuvo un episodio de convulsiones y debió ser internado. Ella ni siquiera se acercó para saber como estaba, ni un llamado hizo preguntando por la salud de su hermano.

Ahora es el turno de la hermana. Está muy enferma, es cáncer. Otra vez esa maldita enfermedad rodea la vida de Inés y familia. Con Aurora (así se llama la señora) no tuvo nunca buena relación, es más, cuando a mí me habla de ella lo hace refiriéndose como “esa bruja” o “la loca de mi hermana”. Si bien he tratado poco con Aurora, no me parece para nada mala persona. Para mí que Inés hace una especie de proyección con su hermana. Con esto quiero decir que mi suegra ve en Aurora lo que ella es realmente.

A ver si me explico mejor con la terminología apropiada: según la psicología, proyectar es un mecanismo de defensa a través del cual el individuo se enfrenta a conflictos emocionales y amenazas de origen interno o externo atribuyendo incorrectamente a los demás, sentimientos, impulsos o pensamientos propios, que le resultan inaceptables o que le generan negación.” (Wikipedia)

Igualmente, no quiero ser la psicoanalista de mi suegra, lejos está de mí serlo. Pero quiero darle al menos una explicación racional a su manera de ser.

A veces Aurora iba a visitar a Inés y ella se escondía para no recibirla (dicho por la propia Inés). Se justificaba ante mí diciendo que su hermana iba a “llenarla de problemas y a tirarle mala onda porque es super envidiosa”.

Bueno, la cosa es que Aurora ahora que está muy mal de salud necesita de su familia pero la muy turra de Inés brilla por su ausencia. Me contó que fue a visitarla en una oportunidad cuando estuvo internada por una recaída que tuvo, pero después no fue más a ver cómo sigue, qué necesita, o simplemente a acompañarla en los que quizá son sus últimos días de vida.

El otro día, cuando reapareció y nos llevó la comida vencida, me dice: “vos sabías que mi hermana está enferma?”. Les juro que me lo dijo muy fresca, con cero de preocupación. Me arriesgo a decir que hasta usó un sarcasmo horrible, casi casi expresando satisfacción por lo que estaba diciendo: que su hermana, la bruja, la loca, tiene cáncer y se está muriendo.

Yo pienso que para una persona a la que el cáncer le llevó a su madre, a su padre y a su esposo debe ser difícil, doloroso y hasta traumático tener una hermana que está sufriendo lo mismo. Pero para Inés parece que no, que está contenta que Aurora sufra.

No hace mucho tiempo una tía lejana de Inés estaba internada a causa de la misma enfermedad y no quiso ir a visitarla porque decía que “le hacía mal y le traía malos recuerdos”. En ese momento, entendí a mi suegra por los motivos que mencioné antes, debe ser horrible revivir todo ese sufrimiento. Pero creo que ahora no puede excusarse, es su hermana la que está mal y la necesita.

Tiene esas actitudes tan feas y de mala persona que me da bronca. A veces pienso que todo ese mal le puede volver en algún momento, pero no me pone contenta eso, nada que ver. Me preocuparía ver sufrir a Manuel y a los demás por ella.

Además, nadie se merece sufrir y por más guacha e hija de p*ta que sea la persona, no se desea el mal porque tarde o temprano vuelve.

2 x 1 – Me dio de comer y me llené… de bronca!!!

Estando internada luego de tener a mi bebé, todo el que me visitaba podía degustar una variedad interesante de ricos caramelos que habían llevado mi abuela, mi tía y también mi suegra. Cuando me dieron permiso para comer sólidos, pedí por favor unas galletitas porque estaba famélica. Mi mamá me llevó unos bizcochitos riquísimos y mi querida Inesita, un paquete de galletitas de esas que son 0% colesterol y 0% sabor porque son dietéticas. Me llevó masitas “Ser”!!!! Se estaba preocupando por mi figura y yo recién había dado a luz!!!! Por supuesto que ni las probé, la gorda (yo) quería algo más contundente.

Y guardé el paquetito así como ella me lo dio y un día que vino de visitas a casa (ya habían pasado como 4 meses del nacimiento del gordo) saco el frasco de las galletitas y adentro estaban las “Ser”!

-Ay estas me encantan!”, me dijo Inés. “-Son las que me llevaste a la clínica y ni las toqué! Las estaba por tirar”, le contesté yeguamente .

Me vengué!!! Le hice saber que no me agradaron sus galletitas y que ella las necesitaba más que yo por su figura, jejeje!!!

-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-

Cuando me dieron el alta, Inés se ofreció a llevarnos el almuerzo. Le agradecí mucho el gesto (de verdad!) porque a mí no me daba para ponerme a cocinar, sabrán comprenderlo… Le aclaré que mi médico me recomendó no ingerir salsas, picantes, gaseosas, verduras de hoja verde, alcohol, y otras cosas que podían inflamarme a mí y al bebé, y también perjudicar la lactancia.

Adivinen qué me llevó Inés?! Un guiso de carne, papas y por supuesto, salsa y legumbres!!!! Salsa y legumbres!!!! No podía creerlo. Le agradecí pero no dejé de recordarle que no podía comer eso. Ella me dijo “- Uhhh, perdoname, no me di cuenta. Pero no te hace nada un poquito! Yo comía de todo cuando amamantaba”. Me importa un carajo lo que hacía ella, yo NO iba a desobedecer a mi médico bajo ningún punto de vista. No iba a ser tan gorda de ponerme a morfar sin importarme lo que el doc me había dicho y arriesgarme a que al bebé le ocasione alguna reacción lo que yo comía. Era su tercer día de vida, no lo podía permitir.

Así que me quedé con hambre y con calentura por la actitud de ella. Creo además, que lo hizo adrede. Serán ideas mías o realmente es así de yegua?


IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog