Posts etiquetados como ‘visita’

YO KAMIKAZE

Me defino como la kamikaze Nº 1 de todas las nueras que odian a sus suegras. Claro, porque el sábado fui otra vez de visitas a su casa.

Manuel quiso ir a ver cómo andaba su madre y de paso llevó al nene para que se ponga contenta. Igual le anticipé que la muerte de su hermana no le había afectado en nada, a lo que él me respondió que ya sabía eso y que de todos modos quería verla. Muy bien, vaya a lo de su mami.

Yo aproveché para hacer las compras para la cena y cuando terminé, fui a lo de Inés para que después no diga que no voy a verla, que Manuel va solo porque yo no quiero ir y esas cosas que sé muy bien que las debe pensar.

Para no perder la costumbre, Inés tardó una eternidad en atender la puerta y ni un solo mate me cebó. Estuve poco tiempo porque Manuel ya se iba y yo no tenía intenciones de quedarme con la bruja. Le pregunté como estaba, dijo que “bien, qué se yo…”. Pero no lo dijo convencida y de manera creíble, sino más bien lo dijo como para victimizarse, con cara de “hago de cuenta que estoy triste pero con disimulo”, no sé si me explico… NO LE CREO.

Para no perder tampoco la costumbre, me habló mal de mi cuñada Erica, que hace mucho que “no aparece” y no sé cuantas cosas más. Criticó a su suegra (tendrá un blog al respecto? je je!) pero por los tiempos pasados: que cuando tenía los nenes chiquitos ella le hacía esto y aquello. Habló, habló y habló como un loro… mareándome porque salta de un tema al otro.

Me adelantó que el fin de semana que viene mi cuñado (uno de los melli, el hacendoso) tiene pensado hacer un asado para festejarle el cumple a la abuela, que soplará nada más ni nada menos que 88 velitas. La pobre vieja, desde que murió su hijo Pedro (mi suegro), detesta “festejar”… y es comprensible. Pero bueno, allá iremos y trataremos de que pase un momento agradable (aún teniendo a Inés como nuera)

  • Comentarios
  • 3 votos

Cuidado: suegra a la vista!

Ayer reapareció mi suegra en casa para confirmar la sospecha que tenía: algo se traía entre manos.

Estuvo largo rato conversando con Manuel y esperando a que yo llegara con el nene porque habíamos salidos a hacer unas compras. Ya cuando di vuelta la esquina y vi su bicicleta estacionada en la puerta de casa, me dije: “armate de paciencia, era obvio que tarde o temprano iba a aparecer…” Y así me di ánimo a mí misma como para alivianar la cosa.

No sé si la que se mandó esta vez puede catalogarse como la “tormenta” desatada después de días de calma, pero a decir verdad, la que hizo fue fea.

Nos llevó unos productos alimenticios que su nuevo y ocasional patrón le regaló a ella, pues el buen señor trabaja en una distribuidora de alimentos. La cuestión es que muy contenta nos trae un pote de mayonesa bajas calorías, 2 paquetes de unas galletitas tipo snak salado y un par de cajitas de jugo de soja sabor manzana.

Hasta acá todo bien. O más o menos, porque la mayonesa yo creí que era buena y rica pero no tuvo la aceptación de mi marido que -pese a ser un adicto a ese producto (pero de otra marca)-, casi la escupe y no quiso volver a probarla. Yo me hice la corajuda y terminé lo que estaba comiendo como si realmente esa mayonesa me gustara. En cuanto al snak, abrí un paquete para probarlo y no les voy a decir que eran “guauuu qué delicia” pero se dejaban comer (como decía el abuelo). Tienen la forma y el sabor de un maní, aunque un poco más grandes. A los jugos ni me acerqué porque no me gustan, ya los he probado y no puedo ni tragarlos.

Ustedes dirán “bueno, esta chica tiene problemas con la comida porque se la trajo la suegra” pero esto no termina aquí. No se trata de gustos o preferencias en cuanto a las marcas y sabores de lo que nos trajo Inés, sino que la cosa es más grave: los jugos vencían ese mismo día, la mayonesa vence mañana y los snaks… ya caducaron hace 1 mes!!!

El primer desubicado en esta historia es el patrón de mi suegra que le regaló a ella cosas vencidas o a punto de vencerse. Pero ella, por favor, regalar lo regalado y encima en esas condiciones!

Mi marido volaba de bronca, obvio que despotricó cuando mi suegra no estaba. Y yo me mataba de la risa!!!! Es que es muy cómica la situación: Inés quiere quedar bien con nosotros y le termina saliendo el “tiro por la culata” jajajaja!!!!

  • Comentarios
  • 5 votos

¿LA CALMA QUE PRECEDE A LA TORMENTA?

HOLA A TODOS, PERDON POR LA AUSENCIA Y POR NO ANTICIPARLA, JE!. LOS EXTRAÑE BASTANTE, PERO AQUÍ ESTOY DE REGRESO, QUIZÁ MAS TRANQUILA LUEGO DE UN BREVE PERO RECONFORTANTE  DESCANSO.

LES TENGO QUE CONFESAR QUE DEMORE MI VUELTA AL BLOG PORQUE ESTUVE PENSANDO EN UN BUEN POSTEO, RECARGADO  TAL VEZ DEBIDO A MI HUIDA PERO NO TENGO NOVEDADES. TODO ESTA TRANQUILO CON RESPECTO A INES.

UN POCO ME ASUSTA ESTA CALMA PORQUE CREO QUE ES UN POSIBLE ANTICIPO A UNA TORMENTA. NO ES QUE YO ANDE BUSCANDO ROÑA CON MI SUEGRI PERO IMAGINO QUE EN BREVE ALGO SUCEDERÁ, NO SÉ… LO PRESIENTO.

ESTUVE CON MI HIJO VISITÁNDOLA EN SU CASA PESE A HABERME PROMETIDO A MI MISMA NO VOLVER A ALLÍ POR LOS MOTIVOS EXPLICADOS EN EL POST ANTERIOR, PERO TUVE QUE IR PORQUE ELLA NOS FUE A VISITAR EN DOS OPORTUNIDADES Y NO ESTABAMOS. ASÍ QUE, NOBLEZA OBLIGA, FUIMOS CON MI PEQUEÑO A LO DE SU ABUEL YA QUE HACÍA VARIOS DÍAS QUE ELLA NO LO VEÍA.

LA VERDAD ES QUE SE REIVINDICÓ PORQUE ESTUVO BIEN, ME CEBÓ MATE, TUVO AL NENE EN BRAZOS, LE DIO UNOS JUGUETES (ACLARACIÓN: TODOS APTOS PARA SER USADOS POR UN BEBÉ) Y HASTA LO LLEVÓ A LO DE UNA VECINA PARA PRESENTÁRSELO.

BUE, NO PUEDO SER DESHONESTA CONMIGO MISMA NI CON UDS, ASÍ QUE POR HOY LES DEBO LA ANÉCDOTA “SUEGRIL”…

HASTA PRONTITO…

PD: IGUAL ME SALE LA TURRA DE ADENTRO Y LE DEDICO A MI QUERIDA INÉS EL SIGUIENTE ANUNCIO:suegra

  • Comentarios
  • 1 voto

Mi visita: un fracaso

Detesto cuando ella dice algo pero en realidad sé muy bien que piensa exactamente lo contrario a lo que su boca está pronunciando. Lo odio con todas mis fuerzas porque la conozco y sé que lo dice a propósito y con toda la intención de joderme.

Por ejemplo, un día me dice que le gustaría que la visite con el bebé porque no vamos nunca a su casa. Reconozco que tiene razón, ya que ni por la esquina paso.

Pero luego de que lo menciona, agrega: “ya sé que no vas porque vos estás siempre ocupada, además trabajás y no tenés tiempo.” Sabe muy bien que yo laburo solo de mañana, que a la tarde duermo un rato la siesta con el nene, después voy a la pileta y regreso a la tardecita y no me complico mucho para preparar la cena, así que tiempo tengo de sobra. Es más, no me defiendo en lo más mínimo y agregaría que estoy bastante al pedo (cosa que uds ya saben porque sino, no escribiría este blog!)

En este caso, la que suma un poroto es ella porque yo soy la guacha que no la va a ver ni siquiera para llevarle a su nieto un ratito. Pero me indigna de sobremanera que lo diga con ese sarcasmo, con esa ironía, sabiendo que no es así, que yo no estoy tan ocupada. Yo se lo digo, no me hago la boluda: “en realidad, no es por falta de tiempo, ya voy a pasar”, prometo.

Una vez cumplí y fuimos con el bebé cuando regresábamos de hacer unas compras. Tardó como 10 minutos en atender la puerta ya nos íbamos. No sé que traba mental tiene que siempre le cuesta atender la puerta y lo mismo con el teléfono, como que no quiere hablar con nadie ni ver a nadie, nunca!

Bueno, el caso es que cuando por fin nos abre, explica que estaba mirando tele. Se puede comprobar esto porque la TV estaba encendida, ubicado enfrente había un sillón y el ambiente estaba a oscuras. Como era una tarde agradable y cálida le sugiero que mejor nos quedemos en el patio.

Yo me siento y espero a que me ofrezca algo, no sé, unos mates tal vez. Pero no, ella comienza a ordenar unas cosas, a tender ropa y a dar vueltas por el patio en vez de sentarse y disfrutar de su nieto que para eso se lo llevé. Amenaza varias veces con hacerle upa al gordo pero nada, sigue haciéndose la ocupada. Luego de unos minutos me dice “en un ratito me lavo las manos para alzarlo” pero le digo que ya se hizo tarde, que está oscureciendo y no me gusta andar caminando con el bebé de noche. Ella se lamenta y afligida dice: “bueno, otro día la abue te hace upa”.

Por qué es así de guacha? No entiendo su conducta ni qué intenta lograr con estas cosas. Lo que sí se es que consigue hacerme volar de calentura. Me revienta que se haga la ofendida cuando la que estuvo mal en realidad fue ella no yo. Cumplí en llevarle el nene de visitas pero parece que ni le importó porque estuvo muy atareada mientras yo estaba ahí sentada como una idiota esperando que me diera bola a mí y por supuesto al nene.

Yo intento hacer bien las cosas pero es ella la que arruina todo, por eso decidí no ir más a visitarla. Por lo menos por un tiempo, así escarmienta.

  • Comentarios
  • 1 voto

Fiebre de sábado por la noche.

El sábado a la noche tenía planes de salir en familia a tomar algo, no sé, un helado o una cerveza quizá. La noche cálida ameritaba una salida, un paseo.

Manuel lo arruinó todo cuando invitó a mi suegra a cenar en el preciso momento en que se estaba por retirar luego de su visita. Lo hizo sin consultarme previamente, lo cual me molestó bastante porque yo siempre le pregunto a él antes de organizar algo, por eso todavía no había alcanzado a comentarle mis deseos de salir a pasear esa noche.

Me quedé fría, sin respuesta, atónita digamos. Tratando de digerir la novedad, intenté disimular mi cara de culo preguntándole a Manuel qué cenaríamos porque en casa -como es habitual- no tenía nada. Él ya se había encargado de comprar un matambre pero para hacerlo NO a la parrilla sino en el horno… con el calor que hacía!!! Ahí exploté pero no logré boicotear la cena en familia porque él se ocupó de preparar todo. Bueno, después de todo el organizador fue él y le correspondía.

Me prometió salir a tomar un helado “si no se hacía muy tarde” después de cenar. Pero obviamente, terminamos tarde, mi suegra se fue tarde y yo me quedé con ganas de salir. No hice ningún escándalo, me sé ubicar. No viene casi nunca a comer Inés así que tampoco me podía hacer la caliente con mi marido. Me la banqué como una reina.

La abuela, feliz por estar con su nieto, verlo jugar, hacerle upa, etc. etc. Yo esperando la hora de que se fuera y pensando que con esa visita seguida de cena, Inés pasaría unos cuantos días sin aparecer.

Error! Ayer fue de nuevo a casa pero como es su costumbre, cayó sin avisar y en horario desubicado: eran las 18 hs, hacía calor y por supuesto, ni yo ni el bebé estábamos, habíamos ido a la pileta.

Dice Manuel que nos esperó como 1 hora. Como él no me avisó que ella nos estaba esperando, nunca me enteré y zafé!

Menos mal que no estaba en casa”, pensé yo. Ya era mucho, otra vez ella ahí… sobredosis de Inés!!! Me quiere enfermar?

  • Comentarios
  • 3 votos

Inesperada y SIEMPRE inoportuna

Así es mi suegra. Inesperada e inorportuna. Siempre. Y cuando digo siempre, es SIEMPRE. Por ejemplo hoy le mandó un mensaje al celular de Manuel a las 9 am y como no le contestó porque estábamos durmiendo (obvio, es domingo!!!) no se quedó conforme y llamó al fijo pero a las 11 am. Ahí se ubicó un poquito en el horario… aunque nosotros seguíamos durmiendo, je je.
Bueno, el tema era que quería saber si íbamos a ir a almorzar a su casa. Mejor dicho, si Manuel iba a hacer las compras y el asado.
La conversación fue así:
ELLA: – Hola, buen día María!
YO (con voz de dormida): -Hola, Inés, qué tal?
ELLA: – Bien, llamé porque le mandé un mensaje a Manu y no respondió…qué hacían?
YO: – Ah, no lo escuchamos porque estábamos durmiendo…
ELLA: – Ah, no importa…
(”NO IMPORTA!!!!” Sí importa: estábamos durmiendo!!!!!!)
ELLA: – Era para saber si hacíamos algo hoy, un asado…
YO: – ¿AHORA?
ELLA: – Sí...
YO: – Y no… por la hora que es mejor lo dejamos para otro día, no te parece?
ELLA: – Sí, claro, mejor… a parte los chicos (mis cuñados… los obsecuentes y obsoletos) se van al campo temprano.
(Entonces para qué carajo jodés!!!!)
YO: Bueno, listo, otro día lo hacemos. Chau…
ELLA: – Bueno, chau. Besos al bebé.
TRUC. Cuelgo el teléfono re-caliente. Voy al dormitorio. Obvio que el llamado no solo me despertó a mí sino a Manuel y al bebé. (”No importa“… me dijo la muy imbécil!) Le digo a Manuel: “Era tu vieja, pretendía que hagas el asado ahora!”. Por suerte él apoyó mi negativa porque está harto de que ella nos “invite” pero al final el que hace todo es él.
Por supuesto que sé que era tarde. 11 de la mañna. Es domingo!!!! Y yo ya había organizado en casa de mi mamá (como cada domingo) el almuerzo que preparamos el día anterior: sorrentinos de verdura.
Pero ella así de la nada quería que fuésemos a su casa a comer un asado que ni siquiera estaba comprado y encima, él tenía que hacerlo.
Yo me pregunto: ¿es o se hace? Le debe gustar que yo le diga que no así tiene de donde agarrarse para criticarme. Y debe odiar que vayamos a almorzar todos los domingos a lo de mis viejos. Pero es una rutina familiar que es así desde hace un montón de tiempo y ella no puede venir ahora a querer cambiarla. Nunca almorzamos con la familia de Manuel los domingos. Quizá algún domingo cenamos en lo de su abuela paterna pero eso fue hace varios años. Ahora las cosas son distintas.
Y ella quiere cambiarlas porque está el bebé. Lo reconoció cuando me dijo que a partir de ahora podríamos juntarnos más seguido. O sea que antes de que naciera mi hijo, no valía la pena invitarnos.
No entiendo su manera de ser y menos, su manera de pensar y actuar. Es envidiosa con respecto de mi mamá, la relación que tengo con ella (obvio, es mi madre!), sus posesiones y todo lo que tenga que ver con ella. Pero de eso me voy a ocupar en otro post, porque da para largo……..
Así que hoy, al igual que el domingo pasado que cayó en casa justo antes de irnos, me desayuno con la presencia de mi suegra.Y eso me pone los pelos de punta.
¡Felíz domingo para todos!

  • Comentarios
  • Sin votos

IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog