Posts etiquetados como ‘problemas’

Guerrera

“El guerrero de la luz, sin querer, da un paso en falso y se hunde en el abismo.

Los fantasmas lo asustan, la soledad lo atormenta. Como había buscado el Buen Combate, no pensaba que esto pudiera sucederle nunca a él; pero sucedió. Rodeado de oscuridad, se comunica con su Maestro.

-Maestro, caí en el abismo -dice-. Las aguas son hondas y oscuras.

-Recuerda esto -responde el Maestro-: lo que ahoga a alguien no es la inmersión, sino el hecho de permanecer bajo el agua.

Y el guerrero usa sus fuerzas para salir de la situación en que se encuentra.”

                                                                     ♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦♦

Tengo la costumbre (y la necesidad) de conectarme cada tanto con mi alma y para eso utilizo el “Manual del guerrero de la luz” de Paulo Coelho.

Cuando algo me abruma, tomo el libro y lo abro en alguna página al azar y siempre lo que leo coincide con lo que me está pasando. Y eso me ayuda a entender algunas cosas.

Este fragmento (pág. 80) refleja justo lo que hoy siento: que me ahogo pensando en ciertas cosas, que permanezco así sin saber cómo salir y sin encontrar la solución.

Pero, como dice este Manual, lo que me ahoga no es el problema sino la permanencia en esa situación.

Si me quedo así, no va a cambiar, eso es seguro.

Si permanezco sumergida en mi preocupación, sin hacer nada o esperando que alguien me arroje un salvavidas, lo más probable es que me ahogue.

Así que decido recuperar mi aire, tomar fuerzas y salir a la superficie. Decido nadar hasta la orilla, respirar hondo, mirar al cielo y seguir mi camino.

Quizá más adelante me esperen nuevas profundidades donde hundirme, pero si no arriesgo, nada gano.

  • Comentarios
  • 2 votos

INTRODUCCIÓN (tarde pero seguro): La historia de una familia disfuncional

Inés tiene 65 años, 2 hermanos con quienes no tiene relación y 5 hijos. Nunca trabajó, salvo en algunas ocasiones que se dedicaba a tareas de servicio doméstico o cuidado de personas mayores.

A mi cuñada Erica la tuvo con otra pareja y luego se casó con Pedro, mi difunto suegro, con el que tuvo a los 4 varones, entre ellos mi amado.

A Erica le hizo creer durante largo tiempo que su padre (que residía en Capital) había muerto. En realidad, el tipo murió mucho tiempo después y ella no llegó a conocerlo, solo le pudo llevar una flores a su tumba hace un par de años. Vivió su adolescencia como pupila en un colegio de monjas porque su mamá se mudó al campo con Pedro y los nenes que en ese entonces eran chicos. Un familiar, que solía llevarla hasta el campo los fines de semana, intentó abusar de ella cuando tenía apenas 12 años, lo cual obviamente nunca pudo borrar de su mente. Inés no le creyó a su hija y la trató de mentirosa y fabuladora. La pobre Erica tuvo que hacer muchos años de terapia para poder sobrellevar todo el peso de su historia. Si bien no ha podido perdonar a su madre por todo lo que le pasó, intenta con ímpetu no mortificarse ni darle demasiada importancia a ella y sus continuas intenciones de cagarle la vida.

Al mayor de los varones lo trata como si fuera un nene y eso que ya pasó los 30 hace largo rato. No acepta a sus novias y las critica sin conocerlas. Por eso él opta por no presentárselas. Es un soltero bastante boludón, se deja estafar por pseudo novias-prostitutas (en eso coincido con mi suegra).

El turno de Manuel, mi amor. A los 14 años consiguió un trabajito y se fue de su casa porque no quería vivir más con su madre. Se mudó con su abuela paterna y no accedió a regresar pese a la insistencia de su padre. Ahí estuvo hasta que nos mudamos juntos. El me ha confesado llorando haber sufrido mucho a causa de la mala relación entre sus padres. El padeció más que sus hermanos el abandono de su madre, por ser el del medio. El conoce las miserias de su propia madre más que nadie.

Mis otros 2 cuñados son mellizos, bastante inútiles, solteros, complicados y como ya dije antes, obsecuentes y obsoletos. Uno empezó a noviar con una chica que es separada y con 3 niños, y ya tuvo que trompearse con el ex de ella. No consigue permiso de la joven para reunirse con amigos o con sus hermanos. Otro boludo…

El otro melli, nada. Simplemente no hace nada. Le huye al trabajo y vive bajo la falda de su madre, quien aprovecha y lo manda a limpiar la casa, cocinar, hacer los mandados… en fin, lo trata como si fuera su empleada.

Ninguno de los hijos de Inés tiene estudios secundarios (ella tampoco). Algunos deben materias para recibirse, otros ni siquiera terminaron el primer año. Eso dice mucho de la clase de madre que es. No podés permitir que un chico de 13 años decida abandonar la escuela y dedicarse a hacer nada, ni tampoco que se ponga a trabajar porque es necesario que a esa edad vaya al colegio. Bah! Por lo menos es lo que me enseñaron en mi casa: la importancia del estudio y la responsabilidad de aprender “para ser alguien en la vida”.

Esta es -a grandes rasgos- la historia de la hermosa familia política que tengo. Es un panorama para que comprendan un poco la situación actual y por qué no quiero a mi suegra ni nunca la querré.

  • Comentarios
  • 1 voto

+ Q.E.P.D. +

Mi suegro Pedro falleció hace 3 años a causa de una enfermedad terminal y a causa del abandono de su linda esposa. Decidió no hacer ningún tipo de tratamiento debido a lo avanzada que estaba dicha enfermedad. Nadie de su familia (hijos y esposa) se opuso, dejó que él decidiera lo que consideraba mejor para sí mismo. A mi criterio, no tendrían que haberse quedado de brazos cruzados viendo cómo se moría lentamente el pobre.

Inés vaticinó que se moriría Pedro mucho antes de que se hiciera algún estudio médico. No señores, ella no es doctora, es bruja.

En una conversación que tuvimos al respecto ella me dijo: “Está mal Pedro, tiene tales síntomas… me parece que es algo malo y se va a morir”. Yo me quedé helada y no pude más que decirle que lo conveniente era que Pedro acudiera de inmediato a un médico y que se hiciera los estudios correspondientes; que no nos anticipemos con un diagnóstico negativo desde nuestra ignorancia y desconocimiento.

Pero ella es bruja, como ya dije, y los análisis confirmaron su predicción. Operación de por medio, Pedro empeoró y al cabo de unos meses falleció.

Fue un lunes al mediodiía, no me puedo olvidar. Le avisan a Manuel de la trágica pero sospechada noticia. Por esos días era terrible para él contestar un llamado porque se imaginaba lo peor. Y sucedió. Enseguida nos alistamos para ir a casa de sus padres.

Detrás nuestro llega el móvil de la sala velatoria para llevarse el cuerpo. Una situación de mierda, nunca antes había vivido algo similar.

En eso mi suegra me mira y me increpa con esta desubicada pregunta “-Y vos? Por qué no viniste en todo este tiempo? Tenés algún problema conmigo?”. De nuevo, me dejan paralizada sus palabras. Le contesto que no es el momento de ponerse a discutir esas cosas, que igual no me pasaba nada. Me estaba cuestionando por qué hacía tanto tiempo que no iba “de visitas” a su casa.

La verdad era que Pedro en sus últimos días no estaba para nada bien y no quería recibir ningún tipo de visitas, ni siquiera quería que sus hijos lo vieran así, menos iba a ir yo. Pero más allá de mis explicaciones, no tenía nada que ver que ella se estuviera preocupando por esas pavadas en ESE MOMENTO. Tenía a su marido recién muerto en el dormitorio y la señora se hacía la ofendida conmigo! Les juro que la imagen de su cara de orto queriendo buscar pelea me quedó grabada en la retina.

Dicen por ahí que el cáncer es una enfermedad que se “despierta” en las personas que viven angustiadas, haciéndose “mala sangre”, tienen o se hacen muchos problemas, complicaciones, mala vida, etc. El pobre Pedro tuvo todo eso y más gracias a Inés. Estoy 100% segura de que se murió por el abandono de su esposa, su maldad, su habilidad para arruinarle la vida, de complicar las cosas, de generar problemas.

Que En Paz Descanses, Pedro. Se que ahora estás bien…

  • Comentarios
  • 2 votos

IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog