Cansada

No piensen que estoy loca por estar cansada a esta altura del año. Paso a explicarles que si bien tuve 3 semana de vacaciones en enero, no descansé mucho que digamos (recuerdan mi post resumiendo las vacaciones complicaditas?) y tampoco fueron 100% libres porque a mi otro laburo no dejé de ir.

Así es que ahora, en pleno febrero y casi llegando a marzo, les cuento que estoy cansada. Ayer tuve una mañana agitada en mi tarbajo, hoy estoy muerta y con los pies hinchados producto de varios factores: el calor, la humedad, la herida del tobillo y mis sandalias (Recordatorio: no ponerme nunca más estas fuking sandalias y revolearlas a  la c**cha de la lora ni bien llegue a mi casa)

Esta tarde planeo dormir una buena siesta, aprovechando que (¡al fin!) llueve, aunque tengo una reunión al aque no puedo dejar de ir.  Mañana tendré otro miércoles agotador (porque arranco a las 8 y termino a las 17 hs) y termino la semana el jueves, ya que el viernes arranco mis nuevas vacaciones…

Ahhh…. no veo la hora de irme a descansar con mi marido y mi hijo….

Cambiar el aire, reponer energías, descansar……….

No por nada elegí la próxima semana, porque se extienden las vacaciones con los sagrados 7 y 8 de marzo, feriados de Carnaval!!!!

Espero que a uds les sean leves estos días pesados y vislumbrando el fin del verano (por las fechas, no por las temeperaturas)

Besitos ;)

  • Comentarios
  • 4 votos

Estrenando mucama

Para los que querían saber si mi suegra intervino en algo ahora que ando con este problemita de los pies cortados, les cuento en este post que la “contraté” como mucama.

Jajajaja, qué mala soy! La tengo a mi servicio gente, logré que me haga un montón d ecosas en casa. Estuvo limpiando la semana psada mientras yo reposaba en mi cama mirando tele, pero con un dolor terrible en las heridas (no me la iba a llevar de arriba jeje!). Ayer me mandó un mensaje ofreciéndose a plancharme la ropa porque sabe que lavo todos los días pero soy vaga para la plancha. Ni lerda ni perezosa le respondí que sí y le agradecí infinitamente… falsaaa!!! Jajjaja

Más allá de mi extrema falsedad, la vieja me ha estado dando una mano importante. A parte le sirve para distraerse porque se lo pasa dándose manija en su casa y lo único que hace es pensar en que se está quedando sola (lo cual es cierto, sobre todo ahora que falleció su suegra) o la otra alternativa para no caer en “estado depre” es salir gastar plata en boludeces (para ella, nunca para los demás obvio) como ya les conté anteriormente.

Mi mamá en cierta medida, cuando su tarbajo full time se lo permite, viene a ayudarme. Igualmente yo ando mucho mejor del pie, pero el tema de planchar, si bien me cuesta horrores dedicarme a eso, el hecho de estar tanto tiempo parada no le hace bien a mi tobillo cosido cual herida de Frankestein. Menos en un día ocmo ayer que trabajé desde las 8 am hasta las 5 pm… teminé reventada!!! (Y mi tobillito inflamado)

  • Comentarios
  • 3 votos

Día negro II

Se puede tener más mala suerte que la mía?

Pueden sucederle a alguien cosas peores que a mí?

 

Uf, ando que me lleva el demonio! La semana pasada me accidenté y me corté los dos pies con una puerta de vidrio, por lo que me tuvieron que poner en total 8 puntos. No fue tanto la verdad, pero casi me corto el tendón del pie derecho.

Me dolió bastante y todavía hoy rengueo un poco. Calculo que mañana me sacan los puntos.

La cuestión es que fui el centro de las bromas y las cargadas en mi casa y en el trabajo. Eso me embola porque si bien solo fue un susto (por suerte!) la pasé feo y en un primer momento, me asusté un montón porque no sabía qué profundidad tenía la herida más grande.

Además, mi marido no me dio mucha bolilla, es decir, me ayudó con las cosas de la casa y el cuidado del nene pero a mí, lo que se dice a mí, me restó importancia. Me dio la sensación de que él pensaba “ufa, esta otra vez lesionada/enferma!”, entonces su actitud fue poco servicial y asisitencial. Yo no lo hago adrede!!! No voy a negar que cuando me ha pasado algo me siento mejor si mi familia me viene a ver, a cuidarme y que por un tiempito el mundo gire un poquito a mi alrededor… pero a quién no le gusta eso? Aunque sea cada tanto…

 

Esta vez no fue para nada así. Se preocuparon sí, pero me cagaron mucho a pedos y lo peor, se burlaron de mi infortunio.

 

Para colmo, me doy manija y me pongo re mal, me pinta el bajón y todo me entristece.

Son días negros para mí… así que tengan cuidado con lo que comentan porque el horno no esta para bollos!!!

  • Comentarios
  • 2 votos

El origen de todo mi odio

Hoy les quiero contar de una vez por todas cuál es el verdadero motivo de tanto odio hacia mi suegra Inés.

No es que me encapriché con ella y decidí odiarla porque sí nomás. Todo tiene una explicación y llegó el día de contársela a ustedes, que me leen desde hace rato y quizá quieren saber absolutamente todo.

Una vez que sepan todo, podrán comprender mejor…

Cuando Manuel y yo aún éramos novios, hubo un par de situaciones en las que él quiso decirme algo pero lo angustiaba tanto que se ponía a llorar como una criatura y no podía hablarme. Yo me sentía tan mal de no poder ayudarlo, que me angustiaba junto con él e intentaba protegerlo como pudiera porque realmente lo veía muy triste. Me imaginaba cualquiero cosa, pensaba que le había pasado algo horrible de chico, como abusos o algo similar…

Un día me dijo que mejor hable con su hermana (mi cuñada Erica, con la que hoy todavía estoy distanciada), que ella me iba a explicar qué era lo que a él le pasaba. Hablé con Erica y ahí me contó toda la verdad. Una verdad fea, que yo ya he mencionado en otros posteos pero que nunca develé por completo…

Cuando Manuel era chico (tipo 12 – 13 años) un amigo del barrio lo llevó a espiar a su mamá cuando entraba en una casa con otro hombre y le dijo que eran amantes. Mi cuñada  además me contó que su madre se acostó durante mucho tiempo con este tipo, que le regalaba cosas porque era dueño de una perfumería, que mi suegro lo sabía pero no decía nada…

Y ya que estaba en plan de confesiones, Erica me dijo que una vez su mamá le sugirió que se acueste con un viejo abogado y muy influyente (en ese momento mi cuñada trabajaba en su casa) para que le consiga una pensión… Que su madre nunca le creyó cuando de chica un pariente intentó abusar de ella, tratándola de mentirosa y menospreciándola… Que Inés maltrató a su marido hasta el día que murió, gritándole y diciéndole que se iba a morir… Que toda la vida le mintió respecto de su padre (Erica no era hija de mi suegro), jurándole que su padre estaba muerto y cuando ella intentó buscarlo se enteró que en realidad sí había muerto pero recientemente, no cuando mi suegra le había dicho.

Les parecen poco motivos para odiar/ detestar/ aborrecer a mi suegra?

No la odio por ser mi suegra, la odio como persona.

Ni merece ser llamada persona… alguien que hace este tipo de cosas es un monstruo.

  • Comentarios
  • Sin votos

Dia negro

El bendito día que Inés fue a esa coqueta zapatería y se compró las sandalias que mencióne en le post anterior, ese mismito día le robaron la bicicleta porque la muy imbécil no le puso candado. Prácticamente la dejó con un cartelito que decía “llevame”.

-”Se lo merece por descuidada. Es la 2da bicicleta que le roban en 1 año“, le dije a mi marido con justa razón.

Pero, esa misma tarde un apareció la bicicleta en el mismo lugar donde Inés la había visto por última vez. Tuvo suerte. Demasiada.

Hoy en día nadie devuelve nada… no se qué fue lo que pasó. Juro que yo no tuve nada que ver, al contrario, me encargué de ir a buscarle la bici a la zapatería. ¿No soy una nuera fabulosa?

El tema quedó minimizado porque ese maldito día también falleció la abuela de Manuel, o sea, la suegra de mi suegra. Todos nos pusimos muy mal y lamentamos mucho su partida aunque era de esperarse ya que la pobre viejita cumplía 90 años este mes, estaba muy débil y por eso había sido internada unos días atrás. Lo único bueno o rescatable es que ella estuvo acompañada sus últimos minutos de vida. Estaba uno de mis cuñados y también Inés; además una de las hermanas de la abuela había estado vistitándola por la mañana. Ella siempre dijo que tenía miedo de morir estando sola. Por suerte no fue así.

Luego, conversando con Inés me dice que la abuela le agradeció lo que hizo por ella todo este tiempo y que además la consoló diciendo que a ella (mi suegra) no le iba a pasar eso de quedarse sola porque tiene muchos hijos y una nuera que se va a ocupar de ella si le pasa algo. Aclaro: la nuera a la que la abuela hizo referencia soy yo. Por el momento, la ÚNICA NUERA que tiene Inés (tragame tierra…)

¿Habrá sido una indirecta de mi suegra? ¿Me estará anunaciando que en sus últimos suspiros desea tenerme a su lado cual enfermera asistiéndola?

Sin comentarios……….

 

PD: Perdón, que Inés no se olvide de que tiene una hija mujer.

  • Comentarios
  • Sin votos

IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog