Uniendo el pasado y el futuro

Mi padre era mecánico inmigrante.

En su taller, teníamos la vivienda…

Frente al mismo, se encontraban lugares interesantes para una nena inquieta como era yo en esa época, donde no existía el miedo, tal vez por falta de información, no teníamos televisión, los diarios no eran sensacionalistas, la radio era el medio de información mas importante, donde los redioteatros llenaban los mediodías y las tardes, los noticieros eran interesantes, pero para la mente de una niña, no eran demasiado significativos

Uno de esos lugares era una “bodega”, en realidad no era una bodega, era un lugar donde se procesaba, embotellaba, con una moderna maquinaria, el vino que se traía de SanRafael

Pasaba muchas horas viendo el lavado, como se llenaba, como se sellaba el vino… me parecía mágico …

Junto a la “bodega” había un local perteneciente al sindicato ferroviario, en esa época muy importante, por que el tren era el medio de transporte que unía a Pehuajó con Capital y el resto del territorio

En ese local, había un “simulador” de un tren, con muchos relojes, la palanca, y se entrenaba a los candidatos a conductores de los trenes

Como era un pequeño local, generalmente tenían la puerta abierta, me permitía escuchar y ver los cursos dictados … no entendía nada, pero no importaba

Mas tarde, nos cambiamos de casa, muy cercana al ferrocarril, y allí jugando , pude ver en vivo y en directo las maquinas y los maquinistas.

Creo que imaginaba esa profesión como maravillosa, le pemitia viajar y conocer todo el mundo, esa era mi idea del maquinista

Hoy viajando en el subte, me acomodé en el primer vagón, en un rincón, (no había lugar) y allí pude observar al maquinista …

Primero, el tren serpenteando por los túneles y acercarse a las estaciones , me recordó a las películasuniiendo el pasado y el futuro yanquies donde se filman las películas de acción en trenes del subterráneo.

Luego miré al maquinista, desde mi posición, vi solamente dos relojes, dos palancas y un botón, era similar a los tableros de mi niñez pero mas pequeño. Acelerar con la palanca hasta llegar a 55km mas o menos, bajar la velocidad, tocar la bocina, tocar la otra palanca para frenar, abrir puertas, cerrar puertas, dar mensajes .. y nuevamente el mismo procedimiento …

No viajan por el mundo, pero no deja de ser una profesión interesante …

es maravilloso ver como nuestro cerebro puede llegar a unir el pasado y el presente…

¡¡asombroso!!



IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog