Viviendo en la vía pública

Viviendo en la vía pública

A veces, siento que caminar por aquí, es como estar dentro de un set de televisión

Una vez, mi madre, contando sus vivencias en la Guerra Civil española, me dijo…. Cuando lo cuento, es como si le hubiera pasado a otro y no a mí, lo veo tan lejano… cada día lo cuento como una película vieja que vi hace mucho tiempo…

Me puso feliz pensar que no le producía dolor recordar un millón de veces esa etapa de su vida.

Así me siento yo, al observar la gente que vive en la calle…

Un señor, de unos 60 años( o menos tal vez), con larga barba, sentado siempre en el suelo, rodeado de algo… o palillos de helados- bombón, o piedritas, o bollitos de papel.

Luego de muchas veces que lo observe, al señor, pensé que tal vez, eso que coloca en el suelo, le sirve de límite de su lugar físico, algo así, como hasta aquí podes llegar, esto es mío. Por supuesto que debe tener algún trastorno psicológico importante, además del vino tetra que se toma con habitualidad

Hay unas 15 personas por el barrio que duermen en rincones, con cartones, con bolsas, con nada …

Casi todos son jóvenes, entre 30 y 40 años, y no van mal vestidos y sucios… van desalineados, pero pueden pasar por personas que están trabajando en la vía pública arreglando calles o v

No había caído que eran personas sin techo, hasta que sucedió algo inhabitual.

Una mañana, iba cruzando el parque y veo un operativo policial - bomberos- ambulancias, con esa faja roja que colocan en las películas cuando hay un homicidio …. Y eso era lo que había sucedido, un homicidio, mataron al señor que limitaba su territorio con cositas … le pegaron a otro que le faltaba una pierna, sin detenerme, podía ver como en una película rápida como la policía detenía a esos jóvenes. Aparentemente había sido una pelea …

Esa noticia no salió en los diarios, el anciano(no tanto) se fue de este mundo sin pena ni gloria. Seguramente no tendrá familia, y si la tiene, tampoco estará muy interesado en su persona

Lo comente con mi familia. Ellos me contaron que en sus respectivas profesiones, se hacen investigaciones sobre estas personas y las soluciones. Hay refugios, los sectores psiquiátricos de los hospitales, pero habitualmente se escapan, no quieren estar en esos lugares, ya que allí les controlan el alcohol, la droga, y ellos no quieren ser controlados.

Un alto porcentaje viven en la calle por su propia voluntad, con un evidente desequilibrio psiquiátrico

No son agresivos, no molestan, suelen pedir monedas para comprar bebidas o comida. La gente de la ciudad suele ser solidaria, pocos, pero algunos le alcanzan alguna comida como para pasar el dia.

Son similares a los famosos crotos de las ciudades pequeñas, que se trasladaban en trenes de carga, viajando gratis, de una ciudad a otra, esperando luego, que alguien le alcanzara comida y en especial bebida

Tenía una amiga que viví en una estancia, y me contaba que ellos tenían un refugio para los crotos, y le daban de comer… sino estos le mataban algún animal y era peor

La diferencia esta que no se quedaban mucho tiempo en un mismo lugar, eran trotamundos, y en la fantasía infantil nos imaginábamos a estos seres viajando por montañas, y mares, cruzando océanos (imposible) …

Muchos niños le tenían temor, mis amigos y yo no, conversábamos con ellos y le llevábamos pan con alguna carne para que coman, nos quedábamos conversando hasta que la voz alerta de nuestras madres, nos enviaban a nuestras casas.

No existía el temor de “robo de niños, tráfico de prostitución, ni violaciones”, no teníamos televisión, solo los diarios para leer las noticias, y el noticiero del cine los domingos donde mostraban las viejas noticias internacionales

Era otra etapa… otros valores …

Hace un tiempo atrás en la televisión vi una película, no recuerdo bien el título, pero tenía que ver con una niña que vivía en las calles y llego a la universidad… era un caso real, porque no soñar que estos jóvenes, uno de ellos vestido como el Che, pueden ubicarse en algún lugar de esta sociedad.