Posts etiquetados como ‘snacks’

Claves para reducir el estrés en el trabajo

El estrés laboral es considerado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) una epidemia global. Esta problemática tiene reacción en cadena para los problemas de salud, ausentismo y menor productividad, y genera costos para las empresas y las sociedades. Una encuesta realizada en la República Argentina reveló que 4 de cada 10 personas sienten que les falta la energía, 3 de cada 10 están estresados y 2 de cada 10 dicen estar deprimidos.

Por eso aquí brindamos tres consejos para combatir el estrés laboral:

1: Moderar la Cafeína: En horario laboral suele ser el momento de mayor consumo de cafeína, que no solo refiere al café, ya que también se encuentra en el mate cebado, bebidas cola y chocolate.  Sin darnos cuenta, mientras estamos distraídos con el trabajo, bebemos más cafeína de la que toleramos. Esto desequilibra nuestro sistema nervioso y disminuye el poder de concentración. Además genera acostrumbramiento y dependencia a mayores dosis cafeínicas. Todo esto contribuye a incrementar el estado de estrés.  La clave es proponerse beber más agua y menos bebidas con cafeína, de esta manera moderar el consumo (máximo recomendado: 3 tazas de café diarias) .

estres

2: Elegir Snacks saludables: Algo conocido por todos los que trabajamos en oficinas es que nunca faltan las galletitas en el cajón del escritorio, nunca falta quien vaya al kiosco y compre golosinas, así como tampoco faltan las facturas de un cliente agradecido o la torta de cumpleaños de algún compañero.  Todas estas instancias a repetición llevan al consumo de mucha azúcar, grasas y calorías extras en el horario laboral. Una idea es llevar al trabajo frutas, yogures, frutas secas (almendras y nueces), pasas y orejones, barritas de cereales…


3: Sentarse cómodo y no olvidar Estirar: Las malas posturas son la principal causa de contracturas musculares y tensión, por eso se recomienda mantener una buena postura, erguida pero relajada. Tratar de cambiar la pose frecuentemente y realizar ejercicios de estiramiento y relax cada 90 minutos . También una pequeña caminata ayuda a estirar las extremidades.

estirar1

Lic. Mariana Patrón Farias ( Nutricionista Laboral)

Fuentes:


Guía para comer más sano en el trabajo

Organizarse en el ambiente laboral permite elegir mejor las comidas. Muchos trabajadores pasan la mayor parte del día en la oficina. Las comidas que se consumen en las cafeterías, máquinas expendedoras, y restaurantes generalmente no son tan nutritivas o saludables como los alimentos preparados en casa. Según estadísticas nacionales, los argentinos comemos poco de alimentos saludables tales como los vegetales, las legumbres y el pescado. En cambio somos el país que más carne vacuna consume de todo el mundo (72 kg per cápita).
grafica_alimentacion_saludableLas Guías Alimentarias Argentinas  proporcionan orientación sobre una dieta que promueve la salud y puede ayudar a prevenir los efectos de las enfermedades crónicas relacionadas con la alimentación. Tener los alimentos saludables disponibles en el trabajo es una manera de planificar y cumplir con una dieta saludable todos los días.

Consejos para la práctica diaria

1. Consumir alimentos integrales para incorporar más nutrientes, como por ejemplo panes y cereales integrales, legumbres, frutas con cáscara (previamente lavadas) y verduras con mucha fibra (principalmente vegetales de hoja y coles). Incluir ensaladas de verduras frescas, arroz integral, arvejas y lentejas.

 2. Elegir alimentos bajos en grasa. Optar por aderezos light, lácteos descremados, postres dietéticos y las carnes vacunas magras, pollo sin piel, etc.

3. Comprar  alimentos y bebidas sin azúcar agregada. Optar por cereales y barras de cereales sin azúcar, gaseosas y jugos light, infusiones con edulcorante. Leer los ingredientes en las etiquetas de los alimentos para asegurarse que no contiene azúcar agregada.

4.  Disminuir el consumo de sodio. Evitar agregar sal a la comida sin antes probarla. Los alimentos más salados generalmente provienen de la industria, por ejemplo galletitas, embutidos, caldos, quesos, etc. Cocine platos con especias y hierbas en lugar de tanta sal.

5.  Incluir porciones más pequeñas de aquellos alimentos que le gusta pero reconoce por ser muy calóricos, como alfajores, quesos, postres, facturas y productos de panadería,

6. Consideremos la posibilidad de agregar snacks saludables o colaciones a mediamañana y mediatarde, algunos ejemplos pueden ser frutas frescas o en ensalada, yogures y barras de cereal.

Lic. Mariana Patron Farias. NUTRIM Programa de Bienestar para Empresas www.nutrim.com.ar

Ideas para la merienda en el jardín de los niños más pequeños

Esta edad se caracteriza por la disminución del interés por la comida, el niño es muy selectivo en lo que quiere, quiere comer solo sin ayuda de los papás y su principal motivación está en el juego.

Un consejo para los padres es que no se preocupen por demás ya que este es un comportamiento normal de la edad. Es importante fomentar en la familia los buenos hábitos alimentarios. En esta edad el niño desarrollará sus preferencias. Desafortunadamente es común (pero no saludable) a esta edad que el niño desplace las comidas principales por golosinas, snacks y gaseosas o jugos artificiales. Para convertir entonces estas meriendas en el colegio en una comida nutritiva propongo las siguientes alternativas:


Para bebér recomiendo:lacteos, por ejemplo leche chocolatada, yogur, leches saborizadas o infusiones (té, mate cocido o malta) preparadas con leche en su totalidad.

Para acompañar algunas opciones son: Sándwich de queso o queso y dulce, bay biscuit, vainillas o galletitas dulces simples (sin rellenos), biscochuelos caseros, alfajor de maicena, cereales para el desayuno o barritas de cereal con frutas, bananas.

Autora: Mariana Patron Farias – Lic. Nutrición – www.nutricoach.com.ar