Posts etiquetados como ‘descenso’

Coaching para el descenso de peso

El concepto de coaching hoy esta en boca de muchos empresarios pero es un termino aplicable a cuestiones de salud como lo es la obesidad ¿Sabes que es el coaching? De acuerdo con John Whitmore, elcoaching consiste en ayudar a una persona a pensar por sí misma, a encontrar sus propias respuestas, a descubrir dentro de sí el camino al éxito, y es aplicable a cualquiera de las áreas de la vida: los negocios, en las relaciones personales, en el deporte, en el trabajo y también en los hábitos alimentarios. El objetivo es mejorar, centrándose en la mejor manera de conseguirlo.

En el coaching es imprescindible identificar las situaciones o pensamientos que no permiten a las personas dar todo su potencial. A veces son incluso cuestiones inconscientes, pero lo importante es reconocerlas y ver como se pueden vencer.

A veces las personas no sabemos cual es nuestro norte, no sabemos precisamente que debieramos mejorar. O más común aun, es saber lo que queremos pero no podemos alcanzarlo solos. Tenemos ambivalencias, sabemos bien que  tenemos que cambiar pero…. cuesta y no lo hacemos.

Cuando los profesionales de la salud aplicamos técnicas de coaching normalmente buscamos cerrar la consulta con “tarea” que suele ser una serie de acciones que llevarán a la conclusión del objetivo planteado de la mejor manera posible.

Lic. Mariana Patron Farias

Bajar de peso y Mantener a largo plazo: Claves de los Exitosos

Adelgazar no es sencillo, y la realidad nos muestra que mantener el descenso de peso a largo plazo es más difícil aun. Aproximadamente solo 1 persona de cada 5 logra mantener. ¿Cuál es el secreto de esta gente?

Se estudiaron cerca de 4000 personas que han perdido el 10 por ciento de su peso corporal o más (un promedio de 13 kilos) y lo mantuvieron durante al menos un año. Y parece que las estrategias que nombramos a continuación fueron la raíz de su éxito.

Respecto a la alimentación, tienen un consumo promedio de 1800 Kcal, con dietas bajas en grasas. Los exitosos evitan los alimentos muy calóricos y vigilan el tamaño de sus porciones, aun en fines de semana y fiestas.

No saltean el desayuno nunca y generalmente eligen cereales integrales, frutas frescas y leche o yogur descremado. Ellos saben que esta es la comida más importante del día que les permite prevenir los excesos calóricos al final del día.

Todo el grupo de gente que mantiene de peso toma como norma diaria el ejercicio físico, una hora por día. Algunos toman clases de gimnasia o natación pero muchos crean el hábito de las caminatas ligeras.

Dicen que “La pluma es más poderosa que la espada” y esto se aplica en este caso. Las personas que mantienen de peso tienen un registro diario de lo que consumen y de lo que se mueven. Tener un seguimiento de lo que uno hace ayuda a tener cambios duraderos.

Este grupo de “exitosos” mantienen bajo la lupa su peso, pesándose una vez a la semana. De esta manera cualquier pequeño incremento en el peso sería detectado al momento y puesto en práctica estrategias para recuperar el peso de mantenimiento.

Los dos primeros años de mantención de peso es el periodo de tiempo más arriesgado y difícil. Pasado este lapso, las posibilidades de mantenerlo a lo largo de la vida crecen.

 http://www.abc.net.au/health/healthyliving/stories/2009/06/30/2601561.htm

Traducción e Interpretación: Mariana Patron Farias

Consejos para disfrutar las fiestas… sin aumentar de peso

La celebración de las fiestas, se halla asociada de forma natural a la tradición de comer copiosamente, sobre todo alimentos con muchas calorías extras. Nos llegan tradiciones de otras culturas donde hace mucho frió en esta época y deben vencerlo a través de la alimentación.

No se puede ir en contra de esta costumbre, pero si que se puede seguir de forma razonable, disfrutando de las comidas familiares, laborales y sociales, con cierto control.

Ser feliz con las comidas y mantener el peso corporal, no son términos incompatibles, si se es razonable, se evitan los excesos y se siguen los consejos a continuación. Mas vale prevenir que lamentar.

Perder en exceso de calorías ingeridas en una comida, restringiendo al máximo la comida durante los días siguientes, es mucho más duro y difícil que no incurrir en el exceso, alimentándose con moderación. Esta es la palabra clave, moderarse sin prohibiciones.

Ese día de fiesta realizar todas las comidas normalmente, sin omitir ninguna. Un almuerzo recomendado para esos días podría ser una ensalada de vegetales crudos que incluya verduras de hoja (lechuga, rúcula, espinaca), tomates, pepino, zanahoria, apio, cebolla. Agregar huevo, atún o pollo y condimentar con 1 cucharadita de aceite, limón, aceto, vinagre o sal a gusto y de postre fruta fresca.

Si es el caso que en la cena hay mucha variedad en el menú eligir si fuera posible las 2 o 3 opciones que más le gustan. Servirse postre si desea en una compotera y modere el alcohol. De la mesa dulce también seleccione lo que más le gusta, pero si hay mucha variedad no trate de probar de todo un poco. Después de cenar, póngase en movimiento: Baile, muévase, camine, ríase…

Tampoco es una buena idea comer los restos de la cena de Navidad durante los tres días siguientes. No exagere al cocinar y si queda compre envases descartables para regalar a los invitados lo que quedó.

Les deseo muy felices fiestas

Consejos para disfrutar las fiestas… sin aumentar de peso

La celebración de las fiestas, se halla asociada de forma natural a la tradición de comer copiosamente, sobre todo alimentos con muchas calorías extras. Nos llegan tradiciones de otras culturas donde hace mucho frió en esta época y deben vencerlo a través de la alimentación.

No se puede ir en contra de esta costumbre, pero si que se puede seguir de forma razonable, disfrutando de las comidas familiares, laborales y sociales, con cierto control.

Ser feliz con las comidas y mantener el peso corporal, no son términos incompatibles, si se es razonable, se evitan los excesos y se siguen los consejos a continuación. Mas vale prevenir que lamentar.

Perder en exceso de calorías ingeridas en una comida, restringiendo al máximo la comida durante los días siguientes, es mucho más duro y difícil que no incurrir en el exceso, alimentándose con moderación. Esta es la palabra clave, moderarse sin prohibiciones.

Ese día de fiesta realizar todas las comidas normalmente, sin omitir ninguna. Un almuerzo recomendado para esos días podría ser una ensalada de vegetales crudos que incluya verduras de hoja (lechuga, rúcula, espinaca), tomates, pepino, zanahoria, apio, cebolla. Agregar huevo, atún o pollo y condimentar con 1 cucharadita de aceite, limón, aceto, vinagre o sal a gusto y de postre fruta fresca.

Si es el caso que en la cena hay mucha variedad en el menú eligir si fuera posible las 2 o 3 opciones que más le gustan. Servirse postre si desea en una compotera y modere el alcohol. De la mesa dulce también seleccione lo que más le gusta, pero si hay mucha variedad no trate de probar de todo un poco. Después de cenar, póngase en movimiento: Baile, muévase, camine, ríase…

Tampoco es una buena idea comer los restos de la cena de Navidad durante los tres días siguientes. Compre envases descartables y regale los restos.

Les deseo muy felices fiestas

Hacer “Dietas” no funciona, pero sobre todo no es saludable.

Hay miles de “Dietas” ofrecidas incluso gratuitamente en internet. ¿Y entonces por qué el 60% de los Argentinos tiene sobrepeso?.

¿Cuantos de ustedes “juegan a hacer dietas” de hambre? Algunos arrancan el lunes… de cada semana. Otros comienzan todos los días haciendo el desayuno muy Light, pero así no logran llegar a la tarde sin picotear algo. Y al día siguiente lo mismo. Y cada lunes una nueva oportunidad también.

Pensemos en “Dieta”. La mayoría asocia esta palabra con la privación de alimentos que nos gustan, con el control total y con el hambre que hay que pasar para perder peso. Mal, mal, mal!

Ni hablar si proponemos una lluvia de ideas con las palabras “Obesidad”, “Sobrepeso” o “Gordura”.

Ahora pensemos: ¿Que se puede hacer con todas estas palabras con tan mala fama? ¿Cómo abordaremos nosotros los Nutricionistas y Médicos el tratamiento para el descenso de peso con un transfondo tan negativo y pesimista?

Actualmente buscamos un enfoque más relajado y sobre todo “NO DIETANTE”. Al crear un “Plan de alimentación y estilo de vida activo” con flexibilidad, alimentos agradables y saludables así como también planificamos los gustitos que forman parte del propio placer de comer. Aprendemos tamaños de las porciones, reemplazos, manejo de las comidas afuera, recetas ricas y sanas, etc. Además de saber qué, cuánto y cuándo comer se habla de cómo comer, o sea de la conducta alimentaria que acompaña al ritual de la alimentación diaria. Y el por qué comemos también es necesario identificarlo.

Debemos centrarnos en lo positivo y no en las cosas que no se deben comer (otros con mala fama también “Los Prohibidos”). Cuando “Aprendemos a comer” ponemos en la balanza fundamentalmente los hábitos alimentarios que tenemos y que nos acompañaron hasta alcanzar el peso de hoy. Partimos de una base individual que son las costumbres, horarios y gustos de cada uno. La idea es de que el plan se acomode a nuestra y no al revés.

Mariana Patron Farias.

Lic. Nutrición

www.nutricoach.com.ar

ALIMENTACION: “Si fallas al planear, el plan fallará”

De nutrición se habla por todos lados. Todos comemos, escuchamos noticias del tema, opinamos desde nuestra experiencia. Los medio de comunicación nos mantienen al día. Escuchamos las propiedades nutricionales de los alimentos por la radio, leemos del descubrimiento de un estudio científico americano en una revista de actualidad, etc.

Sentimos que ya sabemos todo. Ya hicimos todos los tratamientos nutricionales para adelgazar, todas las dietas de revista y demás. Tenemos entendido como hacer para bajar de peso, conocemos las porciones, los intercambios, las recetas, los menues… ya sabemos lo que tenemos que hacer… ¿Y entonces?

“El saber es un alimento para el alma, pero al cuerpo hay que darle comida”.

Ya sabemos cuales son los alimentos saludables, pero lo cierto es que
para obtener sus beneficios hay que comerlos regularmente y eso
requiere ORGANIZACION y PLANEAMIENTO.

Si llegaste alguna vez a tu casa muerto de hambre pero sin haber
pensado con anterioridad que ibas a cenar, lo mas seguro es que hayas
comido o que encontraste en la heladera o pedido un delivery de pizza.
¿Comer esa comida se parece a lo que habias aprendido que es saludable
comer?… No. Y esto es lo que pasa cuando no se planea. La frase del título de esta nota se aplica en esta situación:

“Si fallas al planificar, el plan fallará.”

Sin plan, uno termina comiendo lo de siempre, lo mas práctico pero generalmente
menos nutritivo y saludable.

Otro ejemplo. Se sabe que comer frutas hace bien. Pero si no las
compramos primero y las colocamos a la vista en la cocina, lo mas probable es
que no las comamos. Y ni hablar de acordarnos llevarlas en un bolso para tener
un snack sano a mitad del día.

Para poder llevar a cabo hay que PREVEER. Dedicarles un pensamiento y
luego entrar en acción: compra, preparación, consumo.

Lo importante no es SABER solamente, sino HACER. Llevar al campo de
acción lo aprendido.

Mariana Patron Farias- Lic Nutrición – www.nutricoach.com.ar

PRESTEMOS ATENCION A NUESTRA CONDUCTA ALIMENTARIA FRENTE AL PLATO DE COMIDA

Para lograr un descenso de peso exitoso no sólo se debe tratar el exceso de peso sino también hay que hacer énfasis en la “Modificación de la Conducta Alimentaria. De nada sirve una pérdida de peso sin haber modificado aquellos hábitos alimentarios erróneos. La conducta alimentaria es una forma de actuar adquirida y es factible de ser modificada. Para ello a continuación le ofrezco algunas pautas para poder lograrlo.

Previas al acto de comer

· Planificar las comidas previamente, con horarios inclusive.

· No postergar el horario de las comidas por otra actividad.

· Llevar la comida servida en los platos a la mesa.

· Utilizar platos chicos (pueden ser de postre o playos, no hondos).

· No cargar la heladera con alimentos que están fuera de la dieta.

· No ir a comprar alimentos con hambre, en caso de que así sea se debe realizar una colación.

Durante el acto de comer

· Realizar la comida sentado y tranquilo frente a la mesa.

· Concentrar la atención en la comida (evitar las actividades agregadas, no mirar TV, no leer o generar discusiones).

· Masticar cada bocado 20 veces o ponerse un tiempo mínimo para cada comida Ej. : 10 minutos para el desayuno, 20 minutos para el almuerzo.

· Dejar los cubiertos en el plato luego de cada bocado.

· Beber abundante líquido ( preferentemente agua u otra bebida no calórica)

Posteriores al acto de comer

· Aumentar el gasto energético con un programa de actividad física (caminatas, bicicleta, gimnasio, baile o el deporte que mas le guste!).

· Registrar lo que se ha consumido en un registro alimentario.

Mariana Patron Farias – Lic. Nutrición UBA

¿Como afecta el descenso de peso en la composición corporal del deportista?

Hay deportistas que desean o necesitan adelgazar. Para ellos la solución es combinar una dieta controlada en calorías con actividad física regular logrando así maximizar la pérdida de grasa corporal y evitar la perdida de masa muscular (incluso puede incrementarse).

Hoy día hay muchas dietas de moda dando vueltas que pueden ser riesgosas. Los rápidos descensos de kilos, en base a consumir demasiado pocas calorías e incompletas en su aporte de nutrientes esenciales pueden causarle una gran perdida de peso a partir de su masa muscular fundamentalmente.

Debemos saber que cuanto más músculo tiene nuestro cuerpo, más acelerado es nuestro metabolismo (o sea gasta más calorías). Pero los beneficios no terminan ahí ya que luego del ejercicio el metabolismo se mantiene temporalmente elevado.

Los músculos son muy valiosos porque de ellos dependerá la resistencia, la fuerza, la potencia y por consecuencia el rendimiento deportivo.

No podemos olvidar tampoco el efecto que tienen estas dietas sobre el metabolismo, disminuyendo el gasto calórico del cuerpo en reposo. Por eso es frecuente que al abandonar la dieta vuelva a subir de peso muy velozmente, pero lo que aumenta es solo grasa corporal. Los sube y baja de peso que son parte del círculo vicioso del “dietante” llevan a que el cuerpo tenga una mayor cantidad de grasa que antes de la dieta, a pesar de que el peso corporal final sea el mismo.

Autora: Mariana Patron Farias -Lic. Nutrición