Consejos para disfrutar las fiestas… sin aumentar de peso

La celebración de las fiestas, se halla asociada de forma natural a la tradición de comer copiosamente, sobre todo alimentos con muchas calorías extras. Nos llegan tradiciones de otras culturas donde hace mucho frió en esta época y deben vencerlo a través de la alimentación.

No se puede ir en contra de esta costumbre, pero si que se puede seguir de forma razonable, disfrutando de las comidas familiares, laborales y sociales, con cierto control.

Ser feliz con las comidas y mantener el peso corporal, no son términos incompatibles, si se es razonable, se evitan los excesos y se siguen los consejos a continuación. Mas vale prevenir que lamentar.

Perder en exceso de calorías ingeridas en una comida, restringiendo al máximo la comida durante los días siguientes, es mucho más duro y difícil que no incurrir en el exceso, alimentándose con moderación. Esta es la palabra clave, moderarse sin prohibiciones.

Ese día de fiesta realizar todas las comidas normalmente, sin omitir ninguna. Un almuerzo recomendado para esos días podría ser una ensalada de vegetales crudos que incluya verduras de hoja (lechuga, rúcula, espinaca), tomates, pepino, zanahoria, apio, cebolla. Agregar huevo, atún o pollo y condimentar con 1 cucharadita de aceite, limón, aceto, vinagre o sal a gusto y de postre fruta fresca.

Si es el caso que en la cena hay mucha variedad en el menú eligir si fuera posible las 2 o 3 opciones que más le gustan. Servirse postre si desea en una compotera y modere el alcohol. De la mesa dulce también seleccione lo que más le gusta, pero si hay mucha variedad no trate de probar de todo un poco. Después de cenar, póngase en movimiento: Baile, muévase, camine, ríase…

Tampoco es una buena idea comer los restos de la cena de Navidad durante los tres días siguientes. Compre envases descartables y regale los restos.

Les deseo muy felices fiestas