Entrevista a un Profesional en Nutrición

Nombre y Apellido: Mariana Patrón Farias

Profesión: Licenciada en Nutrición – MN4575 – UBA

1. ¿Qué es la Obesidad?

Es el aumento de la masa grasa corporal. Se puede considerar como una enfermedad metabólica que predispone al organismo a otras enfermedades.

2. ¿Se da más frecuentemente en personas adultas o en adolescentes?

Se diagnostica frecuentemente en ambos, pero en cantidad son mas adultos. Tener también presente que en la sociedad tenemos mas gente en este rango etario. A pesar de esto es muy preocupante la creciente cantidad de niños con exceso de peso en Argentina.

3. ¿A qué edad es más difícil de tratar? ¿Por qué?

Considero que los adultos presentan más barreras, poseen los hábitos poco saludables muy arraigados, poseen muchas creencias y mitos respecto a los alimentos.

4. ¿Cuáles son las principales consecuencias que se presentan?

A nivel clínico se videncias problemas articulares en miembros inferiores, comúnmente encontramos síndrome metabólico que incluye hipertensión arterial, dislipemias (aumento del colesterol o de los triglicéridos en sangre) y resistencia a la insulina o directamente diabetes tipo II. La obesidad es factor de riesgo que predispone a todas las enfermedades antes nombradas, diferentes tipo de cáncer y enfermedad cardiovascular. En mujeres se acompaña de trastornos menstruales (dismenorrea) y muchas veces hay malnutrición oculta (carencias de vitaminas y minerales ej: anemia). A nivel psicológico genera disminución de autoestima y dificultad de la inserción social

5. ¿Cuáles son las principales causas que se presentan?

Es multifactorial influenciada principalmente por el ambiente, los genes que heredamos pero sobretodo los hábitos que adoptamos respecto al estilo de vida ej. Sedentarismo, comida rápida. Alrededor del 5% posee causas hormonales.

6. ¿Cree que las personas que padecen este problema se ven comprometidas con el mismo?

Se ve de todo, mucha gente busca ayuda en mi consultorio y se le brinda toda la guia y el asesoramiento necesario para que aprenda a comer. Otros buscan la magia u los efectos inmediatos pero no quieren esforzarse para conseguir resultados. Algunos se resignan simplemente, no luchan o directamente no reconocen el problema de la obesidad y los riesgos que genera a la salud.

7. ¿Cuáles son los métodos más implementados para tratar este problema? ¿Son más los que funcionan o los que fallan? Si falla, ¿por qué?

Tradicionalmente un plan de alimentación de bajas calorías junto con la prescripción de actividad física frecuente son las estrategias más fuertes. Las estadísticas muestran que solo un muy bajo porcentaje de la gente logra bajar y mantener el peso ideal. Si el tratamiento se acompaña con cambios en la conducta alimentaria, contención psicológica desde un profesional o grupo podemos obtener mejores resultados. La medicación es recomendable solo en casos específicos así como las cirugías gástricas. El tratamiento muchas veces falla por que el obeso de por si es acomapañado de una personalidad ansiosa, busca resultados inmediatos y si no los encuentra se desmotiva o frustra. A veces realmente le cuesta mucho privarse de ciertos alimentos. Otras veces se ponen excusas a ellos mismos para no comer lo que deberían, se autoengañan inconcientemente.

8. ¿Qué sucede con la comida de hoy en día?

Comer es una necesidad biológica para vivir, también muy ligada a lo social. Hay que tener en claro que “comemos para vivir, no vivimos para comer”. Podemos darnos nuestros gustitos pero en su medida.

9. Aquellos alimentos que se promocionan como “light”, ¿reúnen las características necesarias?

Según la normativa existente al respecto, un producto light debe tener un valor energético de un 30% inferior al del alimento de referencia. En la etiqueta deben aparecer las kilocalorías que aporta y el porcentaje concreto de ellas que se ha rebajado. La denominación light indica que los alimentos así llamados tienen un número de kilocalorías inferior a los de su misma clase. Esta definición es fundamental, ya que cuando compramos un chocolate light no estamos adquiriendo un producto que no engorde, sino uno cuyo aporte calórico es menor al de un chocolate normal. La idea que mucha gente tiene es que los productos “Light” adelgazan o, a lo sumo, no engordan prácticamente nada, y llevados de esta creencia los consumen en cantidades excesivas. El resultado de ello es frecuentemente un incremento de peso mayor que si hubiesen optado por las versiones no ligeras de cada producto

10. ¿Una reflexión sobre el tema?

No alcanza una reflexión, sino que son muchas. A nivel mundial cada vez tenemos mas obesos y a su vez desde edades mas tempranas. Todo acompaña al desarrollo, la tecnología que nos acerca cada vez más al sedentarismo, más empresas que elaboran alimentos muy poco sanos, el exceso de televisión y computadoras y un ambiente que continua predisponiendo a la obesidad. Esto merece MUCHA reflexión de todos nosotros y me parece excelente que sea un tema desarrollado desde el aula del colegio.


Escribí tu comentario