Posts etiquetados como ‘gloria llopiz’

Noche de amor.Todos acá por favor, mamá e hijo con antifaz!

reloj-de-arena-10375

Llegan las navidades y el aire se enrarece. La mayoría de gente se pone más inquieta, más ansiosa, más susceptible. Al cansancio que deja el año transcurrido, se le suma  el, no siempre, favorable balance de lo acontecido (para quien se anima a los balances). Hay personas que aprovechan la etapa para hacer listas de lo que los ha dejado satisfechos y listas con objetivos a conseguir en el futuro año. Esta gente es muy valiente, no siempre se ha logrado un eficaz desempeño como para hacer un “mea culpa”. Mirarse en el espejo es para fuertes guerreros.

Claro que estarán los que prefieren no plantearse nada y seguir los dictados del “ceremonial”: reunión obligada con la familia o con el círculo social con quienes tiene su “compromiso”.  Si no “hacen olas” durante el año ¿cómo se te ocurre  que van a “patear el tablero” justo a fin de año?  Cenas y almuerzos sentaditos a la mesa, codo con codo, con personas que “conocen” de toda la vida y que a la vez son perfectos desconocidos.  Codo con codo con gente que, si se permitieran elegir, no incluirían ya en su vida. Pero  -sólo es un rato, pasa rápido – piensan, mientras tragan el pan dulce. ¿Cuántas concesiones hace la gente con tal de no “remover el avispero”? La vida no siempre es sencilla y decir sinceramente lo que sentimos, suele resultar incómodo para algunos, sobre todo para uno mismo. Entonces, hay quienes prefieren la “tolerancia”, la “aceptación” de los mandatos. Su comportamiento será el esperado por quienes lo rodean y, en el fondo, aprobado silenciosamente con un diez felicitado. Hay muchos seres humanos que en la aprobación de los otros se les va la vida, literalmente.

Está claro que uno es quien es, casi, siempre.  Me arriesgaría a decir que durante las “benditas” celebraciones, uno se agazapa más fuertemente en ese que siempre fue, para bien o para mal.

Para unos y para otros mi deseo Stille nacht, hellige nacht!!!

@gloriallopiz

glo balones la peor

“Stille nacht, hellige nacht
All ist schlaft
Einsam war
Nur der exen
Bawachten auf, warten auf
Walpurgisgsnacht
Christ der engel ist da
Christ der engel ist da
Noche de paz
Noche de amor
Todos acá por favor
mamá e hijo con antifaz
Disfrutando su noche de paz
Sueña un sueño imposible
Sueña un sueño imposible
Silent nighy, holy night
All is warm, all is bright
In the manger
See mother and child
When I see her
She drives me wild
Dream your heavenly dream
Dream your impossible dream
Silent night !
Silent night !
Silent night !”

Imagen de previsualización de YouTube

Lolita en Turquía.

La indiferencia es la forma más refinada de crueldad (Richard Rorty)

niña tacones

En Mardim, localidad kurda de Turquía, cuando transcurría el 2002, una niña de 13 años, de quien solo conocemos las iniciales (N.Ç.) comenzó a prostituirse por “consejo” de dos mujeres. Después de un año de mantener relaciones sexuales a cambio de dinero con 26 personas, entre ellas políticos, profesores y militares, N.Ç. decidió hacer una denuncia en la estación de policía.

Mientras investigo sobre el caso rememoro Lolita de Vladimir Nabokov. Este autor ruso tomó el tema de la pedofilia y creó una novela maravillosa. Esta joyita literaria cuenta la relación entre un hombre europeo de mediana edad con una menor. El es docente y vive en USA. El deseo sexual con tonos de perversión del adulto y la manipulación de la joven que se precia de una inocencia de la que dudamos, más de una vez en el relato, dan variedad de aristas a interpretar a lo largo de la historia.

El caso turco escandaliza a la sociedad, especialmente, porque la Corte Suprema de Apelación decidió esta semana reducir la condena de los 26 sospechosos. El motivo: “La niña dio su consentimiento a las relaciones” y era “consciente de sus actos” según el juez. ¿Hasta donde es responsable un niño “jugando” un rol de adulto entre adultos? De lo que no deberíamos dudar es de la real responsabilidad de los mayores en la inter relación con niños.

En este sentido, en Lolita, Nabokov dejó al descubierto la profunda hipocresía de la sociedad en la que situó su novela. Una falsa moral que cubre los más bajos instintos, hasta las últimas consecuencias. Fácilmente comparable con el panorama que devela la sentencia turca.

Zeyneb Gültekin, coordinadora de la plataforma de derechos humanos de la Fundación Heinrich Böll, denuncia que en los tribunales turcos “la justicia lo que está intentando es limpiar los trapos sucios”. “Los jueces turcos admiten que su misión principal es proteger los intereses del Estado” asegura Gültekin. “Casi todos los 26 imputados que violaron a la niña durante un año son funcionarios del estado: militares, profesores, políticos. Este caso particular refleja que sus intereses sobrepasan los de los ciudadanos, incluso cuando son víctimas”, asegura la investigadora.

La primera edición de Lolita se publicó en París en 1955, en la versión original inglesa, y fue prohibida en Francia e Inglaterra. Hasta tres años más tarde no pudo publicarse en USA. Nabokov también tradujo Lolita al ruso. La traducción fue publicada por Phaedra en Nueva York recién en 1967.

El caso que tiene a N.Ç. como protagonista está ahora siendo investigado por la Corte Europea de Derechos Humanos. Aún queda saber si cumple los requisitos para ser admitido a trámite. Si eso sucede, se unirá a una larga lista de causas turcas en el tribunal.

@gloriallopiz

glo balones la peor