Escribí tu comentario

, , Pachiko dijo

Ellos todo se lo comen vivo. Que tal si esto fuera al reves y mientras arranquen nuestra carne veamos lo que realmente es el dolor. Cuando caminaba por el bosque una trampa de venados se activo en el salto de la maquina me agarro del talon de aquiles y como por arte de magia me quede sin un pedazo de musculo…..desde ese dia prefiero la comida vegetariana…..