El arte es libertad

 

Alain Finkielkraut,  filósofo francés que analiza en sus ensayos el papel del intelectual contemporáneo en la sociedad posmoderna, dijo en una entrevista, refiriéndose a la educación:“Es necesario dar un nombre a lo que se ve para poderlo ver. Hace falta elaborar y deconstruir las sensaciones para tener sensaciones …”.                                                                   

 Y esta frase adquiere una dimensión en el plano real cuao un@ está  en la inauguración de la Muestra Plástica “Miradas al Sur”; muestra de las cuales son protagonistas las alumnas de 6º y 7º grado del Hogar Casa de la Misericordia, una institución fundada con el objetivo de sostener y amparar a  niñas provenientes de familias en  vulnerabilidad social. 

Es necesario darle un nombre a lo que se ve para poderlo ver. ¿Y qué vemos aquí y ahora?. Un grupo de chicas emocionadas, ansiosas. Un grupo de maestras felices, satisfechas. Una veintena de producciones realizadas con tanto esfuerzo como amor, colgando de las paredes a la espera de ser miradas y, con la mejor de las suertes, también ad-miradas.

Imposible no tener un sinfín de sensaciones frente a este  escenario. Sensaciones a elaborar, sensaciones que necesitan ser destruidas y reconstruidas casi al mismo tiempo, como para poder comprenderlas y asimilarlas.

Entendiendo a la plástica como  una manera de conocer y expresar el mundo, surge este proyecto que se enmarca dentro de los festejos por el Bicentenario, con el propósito de rescatar los 200 años del arte argentino.

El tema elegido para la Muestra fue “El Puerto” como espacio de cruce, o parafraseando a Leopoldo Lugones,  “ el límite donde tiembla el sentido de la patria, la familia y el idioma”.

Las alumnas dieron rienda suelta a su creatividad, pusieron su alma en el lienzo. El CGPC 2, a través de la Dirección de Participación Ciudadana, prestó su  estructura, su sede, su cuerpo,  para que esta Muestra tuviera vida.   

Así, el  pasado 2 de diciembre se concretó el vernisagge de “Miradas al Sur”. “Es una emoción muy grande” - afirmó Alejandra Romeo, Directora General de la Casa Hogar la Misericordia”. A su vez, Graciela, la Profesora de Plástica contó que “las chicas tenían el ‘miedo del artista’, se preguntaban si alguien querría comprar sus obras y algunas hasta pidieron hacerles retoques de último momento”. Por su parte, la Directora de la Escuela, Cristina Mottola,  enfatizó la importancia de que estas producciones pudieran salir y mostrarse al mundo.

Porque tal como manifestó la Lic. Gabriela Pisano, Directora de Participación Ciudadana al dar comienzo a este evento, una vez que la obra está colgada  ya no le pertenece a su creador, queda en manos (o en las miradas) de mucha gente.

 Dicen que el arte es libertad. Y seguramente así debe ser si tenemos en cuenta las  expresiones de las chicas: “Estoy feliz”, “Está bueno que vengan a ver lo que una hace”,  “No lo puedo creer”, “No tenía esperanzas de que me quedara tan bien”, “Queremos que se vea nuestro esfuerzo y nuestro talento”, “No imaginamos que iba a haber tanta gente”, fueron sólo algunas de las palabras vertidas por ellas entre el asombro y la ingenuidad que todavía permite la infancia.

La muestra – inspirada en pintores de la talla de Prilidiano Pueyrredón, Benito Quinquela Martin, Victor Cunsolo y Fortunato Lacamera – permanecerá hasta el 29 de diciembre en la Planta Baja del CGPC 2 (J.E.Uriburu 1022). 

Los invitamos, entonces,  a apreciar la particular mirada de estas jóvenes artistas, quienes por medio de  formas y  colores supieron aventurarse a darle un sentido a su propia experiencia y a la de la cultura en general.

Dicen que el arte es libertad. Y seguramente, así debe ser.

———————————-

Fotos (hechas collage): Olga Jaime


Safe Creative #0903300086012

Todos los derechos reservados

 

argentino.com.ar estamos en
Argentino.com.ar


ecoestadistica.com

contador de visitas

In memoriam

ivan y jhon 2

El 8 de Diciembre, Iván encontró un pájaro en el jardín del edificio. El pichón no podía volar y buscaba refugio entre nuestras piernas. Para asombro de Ivanchu y del mío también ( los que me conocen saben que soy lo menos bichera que existe sobre este bendito planeta), cuando me consultó si podíamos llevarlo a casa, yo le contesté que sí. Enseguida lo bautizamos con el nombre de Johnn Lennon (obviamente en honor al genial por siempre Beatle, y por ser ésa la fecha en que se conmemora su muerte).

Además, mi hijo, mi pichoncito, decidió agregarle el nombre de “Coco”, porque así se llamaba el pajarito de su amigo Ezequiel, y le parecía que también era una forma de recordar a esa mascota.

Esperando que llegara Toto, sentados los dos en una de las escalinatas del amplio jardín, empezamos a fantasear dónde íbamos a poner la jaulita de Jhonn para que Michy, nuestra gatita, no lo alcanzara; dónde íbamos a ir a comprar alimento para pajaritos…¡justo un 8 de diciembre, día feriado!; y otras cuestiones organizativas de ese estilo.

Sin embargo, cuando Toto llegó la realidad nos hizo despertar. Mirando a Jhonn, nos advirtió que estaba enfermo y que pronto iba a morirse, por eso no podía volar.

- ¿No tiene cura? – preguntó Iván angustiado.

El “no” rotundo de Toto me obligó a mí a repensar mi decisión.

- No vamos a llevarlo a casa. No quiero verlo morir. – dije absolutamente convencida, ignorando todas las argumentaciones de Iván.

Finalmente, entre resignado y compungido, él dejó al pajarito entre unas plantas, para protegerlo del sol y de algún animal que pudiera lastimarlo. Aún más.

Al día siguiente, cuando llegó de la escuela, me llamó llorando.

- Jhonn murió – dijo con un hilo de voz, apenas imperceptible y entre sollozos agregó -¡no quiero que lo coman las hormigas, mamá!.

- ¿Y qué querés hacer? – le pregunté tratando de que mi propia angustia no tuviera cabida, al menos no frente a él.

- Quiero enterrarlo.

- Está bien, cuando llegue a casa lo hago.

- No, yo quiero enterrarlo – repitió Iván.

Todo el viaje hasta casa me pregunté qué simbolizaba ese pájarito para mí. ¿Por qué me sentía tan triste por su muerte?. ¿A cuántos otros muertos míos representaba?.

Llegué a casa, toqué el portero eléctrico y le dije a Iván que bajara con el par de guantes que yo uso para lavar los platos, una bolsa y una cuchara. Todavía me sentía confundida y me preparaba para lo que iba a venir.

Iván bajó. Caminó tranquilo hasta el punto donde estaba Johnn.

Nuevamente le pregunté si quería quie yo lo hiciera. Yo soy torpe y no es un trabajo que deseaba realizar en verdad, pero trataba de mostrarme segura, fuerte, y – sobre todo – solidaria y cómplice, como yo pienso que una mamá debe ser.

El negó con la cabeza. Con lágrimas en los ojos, empezó a cavar en la tierra.

- Maldito Nicolás – exclamó al ver la tierra convertida en barro – ¿justo hoy tenía que regar las plantas el encargado?.

- Así es mejor, Iván, vas a poder hacer un pocito con más facilidad que si la tierra estuviera seca.

Así fue. Después, todavía con lágrimas en sus ojos ( y para mi asombro, también en los míos), tomó el cuerpo del pajarito y lo introdujo suavemente en la bolsita de plástico que yo misma le alcancé.

- Chau, Johnn, siempre te vamos a recordar – susurró bajito antes de echar la tierra sobre la bolsita.

Yo permanecí toda la “ceremonia” en silencio. Una vez que terminó, Iván me sonrió, dulce, plácido.

Y yo entendí. Después de 40 años entendí. Entendí -vos me enseñaste , Iván – que cuando alguien o algo muy querido  se “nos”  muere es necesario “enterrarlo”  para que pueda descansar en paz.

Y  nosotros también.

————————————————————————————-

A todos mis muertos. A mi papá, con amor y dolor. Y a Iván, luz y vida de mi vida. En mi vida.

http://juntos-no-revueltos.blogspot.com/


Safe Creative #0903300086012

Todos los derechos reservados

argentino.com.ar estamos en
Argentino.com.ar


ecoestadistica.com

contador de visitas

Fletulantes, una banda que vale la pena conocer

Antes que nada, quiero aclararles que no soy crítica musical; no esperen acá una opinión objetiva y exhaustiva sobre la calidad artística del grupo. Más vale todo lo contrario: en este breve texto sólo me propongo contarles mi propia experiencia y mis sensaciones. Es decir, una mirada absolutamente subjetiva, aunque no por eso menos válida.

A decir verdad los conocí en un recital yendo “a hacerle el aguante” a otra persona. A decir verdad, (debo confesarlo), no tenía grandes expectativas y dudaba mucho de que lo que iba a escuchar podría llegar a gustarme. ¿Prejuicios?, tal vez. Así y todo me permití disfrutar de ese primer encuentro con su música.

DSC08467

  

Ellos lograron sorprenderme porque aunque se presentan como Fede, Mauri, Guille y Peter “Sin Onda” (obviando sus apellidos), si hay algo que le sobra a “Fletulantes”- tal el nombre de la banda – es, precisamente, onda. Y carisma. Algo difícil de alcanzar más allá del virtuosismo que cada uno de ellos pueda imprimirle al conjunto.

Sucede que los integrantes de Fletulantes saben cómo hacerte entrar rápidamente en su show; cada uno es dueño de un personalísimo estilo, todos muy distintos entre sí y, sin embargo, se muestran tan compactos y perfectamente ensamblados en un todo que resulta improbable que no “lleguen” al público. Los instrumentos y las voces se complementan sin fisuras en temas – cantados afinadamente por Fede o Mauri – que son, en general, pegadizos y con letras fáciles de recordar, sin mayores pretensiones que contar historias simples, de la vida cotidiana.

Estéticamente agradables, relajados y divertidos, los “Fletu” abordan géneros como pop, punk y ska; pero “en vivo” – y para el asombro de muchos – hasta se animan a hacer una versión de “Pánico”, uno de sus temas, coqueteándole al folclore, y demostrando que más allá de lo formal, ellos saben hacer lo que hacen: música de la buena.

Esta banda – que nació a mediados de 2007, en Lanús (Pcia. De Buenos Aires), y hoy está formada por Federico Espinosa (voz y guitarra); Mauricio Morelli (guitarras y voces); Peter Tagliapietra (batería); y Guillermo Veivide (bajo) – todavía tiene mucho camino por recorrer, pero está dando sus primeros pasos con la alegría y la pasión que cualquier expresión artística requiere. Y eso se nota, se disfruta y se agradece.

Dejé para el final mencionar el único defecto (por decirlo de algún modo) que encuentro a sus actuaciones, y ni siquiera puedo responsabilizar directamente a Fletulantes por él. Parafraseando a David Lebón, todos sabemos que, “el tiempo es veloz” y los momentos de felicidad parecieran ser más cortos. Yo en los últimos meses tuve el placer de verlos en tres presentaciones y siempre, pero siempre, me quedé con ganas de más. Entonces, no importa si la próxima vez los Fletu tocan en un bar irlandés o en una plaza al aire libre…sin dudas, yo estaré allí y ojalá ustedes también. Vale la pena conocerlos.

Safe Creative #0903300086012


Todos los derechos reservados

argentino.com.ar estamos en
Argentino.com.ar

Blog de Mujer


ecoestadistica.com

¡¡Del blog al papel!! (o de Clarin a Perfil)

nota be 003

Dieciseis años después

Dieciséis años después.

Dieciseis años después yo tengo la felicidad de ver crecer a mi hijo, de despertarme cada mañana y sentir el calor del sol, de pelearme con el taxista, de soñar con mi casa nueva, de disfrutar de un beso y de sentirme querida.

Dieciseis años después yo sigo eligiendo crecer, madurar, compartir, emocionarme, putear, mezclar de nuevo y vover a dar.

Dieciseis años después yo todavía agradezco haber llegado tarde esa mañana a Pasteur 633.

Dieciseis años después todavía me siento culpable por los que no tuvieron la misma suerte que yo.

Sé que, como todos los 18 de julio ,desde hace dieciseis años, yo voy a volver a morirme un poco cuando suene esa maldita sirena, exactamente a las 9.53 hs.

Y sé que después voy a renacer. Como cada mañana voy a agradecer, a besarte, a pelearme con algún taxista, a disfrutar viendo crecer a mi hijo, a soñar con la pintura de mi casa nueva, a esforzarme por progresar, por no caer, a elegir crecer, madurar, compartir, emocionarme, putear, y a mezclar de nuevo y volver a dar.

Pero ellos no.

mostrarfot

Justicia, justicia perseguirás.


Safe Creative #0903300086012


Todos los derechos reservados

argentino.com.ar estamos en
Argentino.com.ar


ecoestadistica.com

Entre-tiempos

“…Desordené átomos tuyos para hacerte aparecer…”

Gol de Brasil. Partido de semifinales del Mundial 2010, contra Holanda.

Marcela miró una vez más su reloj; Daniel no llegaba, pero ella sabía que vendría. Veinticinco años atrás habían sido compañeros de la Facultad, habían compartido confesiones, angustias y se conocían bien. Nunca habían perdido el contacto telefónico, pero deliberadamente hacía mucho que venían postergando este encuentro.

- Hola, Negra, perdoname, el tráfico está terrible…

Ahí estaba Dany, abrazándola por la espalda.

- No me mientas – replicó ella – seguro anduviste por ahí correteando pendejas.

- ¿Sabés que estoy pensando seriamente en eso? – dijo él mientras desparramaba su metro ochenta en la silla.

Marcela lo recorrió con la mirada disimuladamente.

- Epa, qué confesión – lanzó rápida – pero si vas a corretear a alguien que no sea tu mujer, yo quiero ser la primera.

- Vos debés tener quien te corretee; desde que te separaste siempre tuviste un montón atrás.

- ¡Un montón de nada!. Mirá, el último me correteó tanto que siguió de largo. Imaginate que salió de Villa Gesell y ya debe andar por Ciudad del Este…

- ¿Lo dejaste ir?.

- Nooo, él me dejó. Un día me dijo que me amaba y que eso lo hacía sentirse bárbaro, pero realmente jodido. Y parece que fue más lo segundo que lo primero porque después no me hablo más.

El gol de Holanda los interrumpió. En el bar todos aplaudían y los autos en la calle hacían sonar sus bocinas.

- Algunos creen que se puede amar a dos personas al mismo tiempo y con la misma intensidad. ¿Vos qué opinás?- preguntó Marcela intentando recuperar la concentración.

- La monogamia es una porquería, pero yo la elijo y elijo ser fiel.

- ¿Y el amor?. Mirame a mi, en la mediana edad y esperando el “flechazo”, como cuando me casé…

- Por Dios, ¡cómo vas de un tema al otro!. ¿Te digo algo?: a vos la Internet te está quemando el cerebro, Negra, abrís miles de ventanitas al mismo tiempo…Y respecto del flechazo… te lo van a dar en el tujes…Pero, volviendo a tu pregunta: sí, yo creo en el amor. No en el amor sufriente, como el de Romeo y Julieta, dos boludos que hicieron todo mal.

- No hay caso, no sos romántico vos.

Daniel se reclinó y estiró las piernas bajo la mesa. Tomó un sorbo del su café y le guiñó un ojo a su amiga.

El lugar estalló en una desproporcionada algarabía cuando partido se puso 2 a 1 a favor de Holanda. Brasil estaba a punto de perder la oportunidad de ganar otro campeonato.

- ¿Qué te seduce a vos de mí?. Ya va siendo hora de que me lo digas.- indagó Marcela, quien no estaba dispuesta a perder su oportunidad.

- No hago análisis, me resbala ,la seducción está en un plano misterioso.

- Ufa, ¿yo también te resbalo o me querés un poquitito?

El le agarró las mano y las acunó entre las suyas.

- Yo te quiero mucho, Negra. Ambos lo sabemos, hay algo que está ahí y justamente por eso no puedo verte seguido.

Marcela acarició la cara de Daniel, le acomodó con ternura un mechón del poco pelo que le quedaba en el mismo momento en que el árbitro anunciaba la finalización del partido.

- Me tengo que ir – le susurró- voy a salir con un “chico”.

- ¿Chico?, ¿cuánto?, ¿20?. Bien, Marce, los tipos tienen que ser jóvenes, después de los 40 ya no servimos para una mierda.. Eso sí, la próxima vez si el candidato no te invita a salir un sábado, descartalo: debe ser un solterón que vive con la madre, nunca vas a llegar a un orgasmo con él…Bueno, andate, ¿no pretenderás que te desee buena suerte también?. Chau no más.

Ella se rió y lo besó en la frente, convencida de que – igual que en el deporte – en la vida también hay entretiempos.

Y sobre todo, revanchas.


Safe Creative #0903300086012

Todos los derechos reservados

argentino.com.ar estamos en
Argentino.com.ar


ecoestadistica.com

La venganza (¿perdonar es divino?)

Imagino que te sorprenderá recibir esta carta; nosotras no nos conocemos y sin embargo tenemos dos cosas en común: un hombre y un verbo. Un hombre que yo tuve, un hombre que vos tenés…por ahora, ya que pronto vas a darte cuenta de que él es pura ausencia.

Esa persona que te hace sentir tan enamorada no es más que un mal actor que hoy te dibuja al oído las palabras que vos necesitás escuchar; pero – tenés que saberlo – cada uno de esos mensajes dulzones ya los gastó conmigo. Y con otras, muchas, tantas… Sí, por su vida pasaron mujeres de todas las formas, tamaños y tinturas. Altas, bajas, bonitas o desgarbadas, agraciadas o sin gracia. Hay que reconocer que sus frases hechas y demás cursilerías siempre le resultaron muy efectivas, por cierto. Aunque a tu – nuestro – hombre le falte creatividad, es innegable que es un maestro en el arte de aparentar.

Quizá su talento resida en saber elegir a sus presas. El las huele, como si desde su interior ellas emanaran cierto aroma que las convierte en blanco fácil, cierto olor a necesidad de afecto. “Quereme”, parecieran gritar en el silencio más aterrador. Y él, hábil cazador, apunta con precisión al centro. Su arma es la seducción, no le cuesta nada transportarlas hacia lo más alto y una vez ahí dejarlas caer sin remordimiento. Así lo hará con vos, no tengas dudas.

Sucede que él es un verdadero impostor: exagerará sus debilidades para que lo veas desprotegido, mentirá sobre su vida, su trabajo, sus estudios y sus amantes con tal de ganarte el corazón y anularte la mente. Te irá manipulando hasta el límite, y de a poco, con cualquier motivo, con excusas (o sin ellas), se irá alejando sutilmente primero, tajantemente después. El sólo necesita controlar la situación y una vez que se reconoce dueño de su objeto pierde interés. Entonces desaparecerá, no volverá a atenderte el teléfono ni sentirá que te debe explicaciones. Se esfumará como una gaviota en el aire.

Y vos…vos vas a creer morir, vas a odiarlo, a desesperarte, a enloquecer, a ahogar tu llanto contra la almohada y, tal vez, hasta sientas deseos de vengarte con la misma intensidad con la que hoy deseás sus besos.

¿Te parezco cruel?,¿una mujer despechada?. Es posible que lo sea, pero no soy hipócrita.¿Por que debería callar?.Al fin y al cabo también yo soy una manipuladora y una perversa como él, pero nunca una impostora.

Tal vez por eso – porque nos une el espanto y no el amor – estoy dispuesta a todo para recuperar a mi ex marido.

Y te lo juro: vos no serás un obstáculo.

34660_440946275038_738265038_5702864_2100924_n

 


Safe Creative #0903300086012

Todos los derechos reservados

argentino.com.ar estamos en
Argentino.com.ar


ecoestadistica.com

Voy (Huellas)

“¿… Quién me iba a decir que serías la lluvia y yo la tempestad?…”

Voy a dejar, amor, mi firma en tu cuerpo,
voy a tallar a puro fuego mi nombre
en cada centímetro de tu piel.
Voy a dibujar, enajenada, mis iniciales
en tus contornos,
con mis relieves,
para que me lleves con vos siempre…
en donde estés.

Voy a estallar, amor, muy dentro tuyo;
lo juro: voy a tatuarte mi marca.
Voy a guiarte a través de mis secretos
para que los descubras,
para que los habites,
para que los recorras
y me lleves con vos, siempre…
en donde estés.

Y voy a amarte, inevitablemente,desesperada.
Sin grises, sin dudas y sin miedos
voy a grabar con sangre mi huella en tu destino,
después de todo, sobre todo y contra todo,
para quedarme con vos,
por vos,
en vos…
siempre.

Aunque no estés.

ashleytatu01


Safe Creative #0903300086012

Todos los derechos reservados

argentino.com.ar estamos en
Argentino.com.ar


ecoestadistica.com

¡Feliz cumpleaños a mí!

 “Mirenme a los ojos, aquí estoy abierta en dos;  quiéranme como soy, así soy yo…”

 

Sería más saludable si cambiara las aspirinas x el gimnasio.

Sería más sensato si abandonara el vicio de gastar en taxis.

Sería más cómodo si me hubiera quedado ahí, en lugar de arriesgar.

Sería más fácil si hubiera ido contra mis propias convicciones.

Sería más grato si hablara menos ó dijera lo que querés escuchar.

Sería más inteligente si actuara de forma menos pasional…

pero, definitivamente, no sería yo.


Safe Creative #0903300086012

Todos los derechos reservados

argentino.com.ar estamos en
Argentino.com.ar


ecoestadistica.com

Mudanza

mevoy

“…Otra vez cambio de luna y de barrio…”

 

 

Arrancarme la piel capa por capa.

Desempolvar historias,

evocar personas,

rescatar momentos.     

Enterrar definitivamente lo que fue y lo que podría haber sido

para llevarme lo que será.

Armarme y desarmarme en cada suspiro, con cada recuerdo.

Juntar los pedacitos: los tuyos y los míos

para formar los nuestros.

Sólo los nuestros.


Safe Creative #0903300086012

Todos los derechos reservados

argentino.com.ar estamos en
Argentino.com.ar


ecoestadistica.com