Con apoyo de los amigos, sigue en carrera

El Mohamed Competición tiene mucho por hacer, a poco más de un mes para el próximo desafío.

El Mohamed Competición tiene mucho por hacer, a poco más de un mes para el próximo desafío.

“El domingo, luego del accidente, me quedé sin palabras; desde que volví a Tucumán, es la gente la que me dejó sin ellas. Por teléfono, en persona, por mensajes de texto, por las redes sociales, fueron cientos los que se comunicaron. Todos se solidarizaron y muchos ofrecieron ayuda. Lo único que puedo decir es gracias a todos”.

Lucas Mohamed perdió el domingo su VW Gol de la Clase 2 de Turismo Nacional por un fuerte choque con el cordobés Facundo Chapur en el autódromo “Oscar Cabalén”. Desde entonces, se abrió una cadena de apoyo entre personas conocidas y desconocidas para el piloto. Y como corolario, llegó una decisión: el yerbabuenense partirá hoy a Buenos Aires a buscar un auto, un Gol modelo ‘98, propiedad de Antonio “Toto” Abiusi, que cuenta con una sola carrera en la categoría.

“De entre todos los ofrecimientos que recibí -que agradezco infinitamente-, creo que la salida más rápida era conseguir la máquina de Abiusi. Me interesa la carrocería y los elementos de seguridad con que cuenta. Lógicamente hay que actualizarlo, pero eso no es complicado. Además, me dieron la posibilidad de traer el Gol y después arreglar una forma de pago”, señaló el piloto.

Mohamed se irá por vía terrestre y con un trailer, para cargar el coche. También aprovechará el viaje para encargar algunos elementos de competición que perdió por el choque. “Un mes parece mucho tiempo, pero para armar un auto no lo es. Sé que cuando traiga al Gol voy a apaciguar el estado de ansiedad y de preocupación que tengo ahora. Claro que después será un trabajo contra reloj. Y voy a necesitar ayuda”, agregó el yerbabuenense.

La actitud de Mohamed de actuar quedó demostrado desde el lunes pasado: ya encargó un capó y un portón trasero nuevo. Y ayer comenzó a desarmar el Gol destruído en Córdoba. En pocos días tendrá una noción exacta de qué piezas podrán servir en el armado del nuevo auto.

Sobre el accidente, el corredor ya no quiere hablar demasiado. “Fue mucha la amargura que sentí en ese momento, no encontraba una explicación. Y a la noche, en el viaje de vuelta desde Córdoba, no pude dormir. Encima era el día de mi cumpleaños, y la gente no sabía si saludarme o consolarme. Lo que sí me hace mal es que Chapur y su gente sigan atacándome en las redes sociales. Igual quiero abstraerme de todo eso, porque lo que pienso ya lo dije, y además tengo mucho trabajo para hacer, junto con mi papá, para poder llegar a la próxima competencia de General Roca, el 4 de septiembre”, sostuvo.

Acerca de si el armado de un Gol muletto frenará el proyecto del casco nuevo, fue claro: “no, de ninguna manera. Será un trabajo paralelo. Sé que será un esfuerzo tremendo, pero confío en que con la ayuda de los amigos pueda lograrlo en los próximos meses”.


Los comentarios están cerrados.

IMPORTANTE. Los contenidos y/o comentarios vertidos en este servicio son exclusiva responsabilidad de sus autores así como las consecuencias legales derivadas de su publicación. Los mismos no reflejan las opiniones y/o línea editorial de Blogs de la Gente, quien eliminará los contenidos y/o comentarios que violen sus Términos y condiciones. Denunciar contenido.
AgenciaBlog