Posts etiquetados como ‘Iglesia’

Virgen María

Hay varias fiestas en el año litúrgico para venerarla, éstas son:

Inmaculada Concepción (08/12): es decir, que fue concebida sin pecado original, libre de todo pecado, llena de gracia.

Anunciación (25/03): aquí se ve claramente en María la aceptación de la voluntad de Dios, ya que es cuando se le anuncia que por Obra y Gracia del Espíritu Santo iba a quedar embarazada.

María Madre de Dios (01/01): es la fiesta más antigua de la virgen.

Sagrada Familia (28/12): es el modelo familiar por excelencia, y en ella la figura que se destaca en un principio es María.

Asunción (15/09): Sube a los cielos en cuerpo y alma, es llevada por los ángeles.

  • Sin Comentarios
  • Sin votos

“HABLAR es fácil, pero CALLAR requiere prudencia y dominio…

Esta es una reflexión que encontré hace unos días y que me pareció oportuno postearla acá:

“HABLAR es fácil, pero CALLAR requiere prudencia y dominio… 

HABLAR oportunamente, es acierto. 
HABLAR frente al enemigo, es civismo. 
HABLAR ante una injusticia, es valentía. 
HABLAR para rectificar, es un deber. 
HABLAR para defender, es compasión. 
HABLAR ante un dolor, es consolar. 
HABLAR para ayudar a otros, es caridad. 
HABLAR con sinceridad, es rectitud. 
HABLAR de sí  mismo, es vanidad. 
HABLAR restituyendo fama, es honradez. 
HABLAR aclarando chismes, es estupidez. 
HABLAR disipando falsos, es de conciencia. 
HABLAR de defectos, es lastimar. 
HABLAR debiendo callar, es necedad. 
HABLAR por hablar, es tonterí a. 
HABLAR de Dios, significa mucho amor. 

CALLAR cuando insultan, es amor. 
CALLAR las propias penas, es sacrificio. 
CALLAR de sí  mismo, es humildad. 
CALLAR miserias humanas, es caridad. 
CALLAR a tiempo, es prudencia. 
CALLAR en el dolor, es penitencia. 
CALLAR palabras infantiles, es virtud. 
CALLAR cuando hieren, es santidad. 
CALLAR para defender, es nobleza. 
CALLAR defectos ajenos, es benevolencia. 
CALLAR debiendo hablar, es cobardí a. 

Autor Desconocido 

  • Sin Comentarios
  • Sin votos

Juan Pablo II, Su doctrina

Karol Wojtyla siempre pensó que la Iglesia debía ser el faro, la guía del mundo contemporáneo, además, decía que la religión y al ciencia debían de ir de la mano.
Desde que inició su pontificado (16/09/1978) su doctrina se basó en 5 grandes ejes:

*Nueva evangelización: renovación de la fidelidad del amor a Jesús. Todos los pueblos, los marginados y en especial a Europa por la descristianización que está sufriendo.

*El Ecumenismo: con esto se refiere a todo encuentro, diálogo, cooperación, entre las diferentes religiones.

*Compromiso ético y social: el defendía vigorosamente la dignidad y los derechos humanos, las distintas culturas de los pueblos, la justicia social y la moral personal. Además se oponía al aborto y a la fecundación artificial.

*Lucha por la Paz: actuó como mediador en diferentes guerras, como en la de Vietnam.

*Rigor Doctrinal: criticó tanto a las salas muy liberales como a las muy conservadoras.

A Juan Pablo II se lo conoce como “el Papa Viajero”, ya que realizó múltiples viajes por todo el mundo.
Él siempre mostró una gran simpatía hacia los niños y adolescentes, motivo por el
cual realizó las jornadas mundiales de los jovenes o de la juventud.

También se opuso al comunismo ya que va encontra del compromiso ético y social y no permitía religión.

Cabe aclarar que :
*Proclamó gran cantidad de santos y beatos.
*Realizó la 1º visita de un Papa a una iglesia luterana.
*Realizó la 1º visita de un Papa a una sinagoga.
*Realizó la jornada mundial de la juventud.
*Fue el primer Papa entra a una mezquita y ora en su interior.
*Fue el primero en reconocer los derechos nacionales del pueblo palestino (1986) y mejorar su situación con los israelitas.
*Pidió perdón porque en la Edad Moderna la Iglesia no consideró los conocimientos de Galileo Galilei.
*Quiso hacer un viaje a la China comunista.


  • Sin Comentarios
  • Sin votos

Una ocasión de oración, el Retiro.

Bueno, hoy volvimos del Retiro Espiritual que iniciamos el viernes “Con ganas de volver a la vida cotidiana” diría yo, relacionándolo con el texto de Elías que leímos allí.
Gracias a Dios el Retiro salió bien y, si bien hubo tiempos como en las comidas que nos “dispersamos”, el Retiro nos sirvió, creo que a todos, a profundizar en la oración y a mejorar nuestra respuesta a la llamada personal que Dios nos hace, para distanciarnos un poco de la vida cotidiana para acercarnos más a Dios, para poder darle el espacio para que nos hable.
Quería agradecer a todos los que colaboraron con el retiro: Claudio, Franco, Mariana, Diego, Agustín, y a todos los que hicieron posible este retiro desde la Parroquia.
Muchas Gracias.
Grupo monaguillos.

Escrito por Julian.

  • Comentarios
  • 1 voto

El Rosario

El Rosario es un rezo tradicional, un elemento de oración, en el que se conmemoran los misterios de la vida de Jesús y la Virgen María. Se reza de la siguiente manera:

1. Hacer la señal de la cruz y rezar el credo o el acto de contrición
2. Rezar un Padrenuestro
3. Rezar 3 Avemarías y un Gloria.
4. Anunciar el primer misterio. Rezar un Padrenuestro.
5. Rezar 10 Avemarías y Gloria.
6. Anunciar el segundo misterio. Rezar un Padrenuestro.
7. Rezar 10 Avemarías y Gloria.
8. Anunciar el tercer misterio. Rezar un Padrenuestro.
9. Rezar 10 Avemarías y Gloria.
10. Anunciar el cuarto misterio. Rezar un Padrenuestro.
11.Rezar 10 Avemarías y Gloria.
12. Anunciar el quinto misterio. Rezar un Padrenuestro.
13. Rezar 10 Avemarías y Gloria.
14. Rezar la Salve.

Misterios:


MISTERIOS GOZOSOS (lunes y sábado)
1.La Encarnación del Hijo de Dios.
2. La Visitación de Nuestra Señora a Santa Isabel.
3. El Nacimiento del Hijo de Dios.
4. La Purificación de la Virgen Santísima.
5. La Pérdida del Niño Jesús y su hallazgo en el templo.

MISTERIOS DOLOROSOS (martes y viernes)
1.La Oración de Nuestro Señor en el Huerto.
2. La Flagelación del Señor.
3. La Coronación de espinas.
4. El Camino del Monte Calvario.
5. La Crucifixión y Muerte de Nuestro Señor.

MISTERIOS GLORIOSOS (miércoles y domingo)
1.La Resurrección del Señor.
2. La Ascensión del Señor.
3. La Venida del Espíritu Santo.
4. La Asunción de Nuestra Señora a los Cielos.
5. La Coronación de la Santísima Virgen.

MISTERIOS LUMINOSOS (jueves).
1.El Bautismo de Jesús en el Jordán.
2. La autorevelación de Jesús en las bodas de Caná.
3. El anuncio del Reino de Dios invitando a la conversión.
4. La Transfiguración.
5. La institución de la Eucaristía.

Oraciones:

PADRENUESTRO
Padre nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad, en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación y líbranos del mal. Amén.

AVEMARÍA Dios te salve, María; llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tu eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

CREDO Creo en Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió a los cielos y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos. Creo en el Espíritu Santo, la santa Iglesia católica, la comunión de los santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna. Amén.

GLORIA Gloria al Padre, y al Hijo, y al Espíritu Santo. Como era en el principio, ahora y siempre, y por los siglos de los siglos. Amén.

ACTO DE CONTRICIÓN
Señor mío Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío; por ser vos quien sois, bondad infinita, y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberos ofendido; también me pesa porque podéis castigarme con las penas del infierno. Ayudado de vuestra divina gracia, propongo firmemente nunca mas pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuere impuesta. Amén.

SALVE
Dios te salve, Reina y Madre de misericordia, vida, dulzura y esperanza nuestra; Dios te salve. A Ti llamamos los desterrados hijos de Eva; a Ti suspiramos, gimiendo y llorando, en este valle de lágrimas. Ea, pues, Señora, abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos; y después de este destierro muéstranos a Jesús, fruto bendito de tu vientre. ¡Oh clementísima, oh piadosa, oh dulce siempre Virgen María! Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo. Oración. Omnipotente y sempiterno Dios, que con la cooperación del Espíritu Santo, preparaste el cuerpo y el alma de la gloriosa Virgen y Madre María para que fuese merecedora de ser digna morada de tu Hijo; concédenos que, pues celebramos con alegría su conmemoración, por su piadosa intercesión seamos liberados de los males presentes y de la muerte eterna. Por el mismo Cristo nuestro Señor. Amén.
  • Sin Comentarios
  • Sin votos

Calendario Litúrgico 12/08

Escrito por: Julián

Calendario litúrgico Diciembre 2008 edición general romana 

 Mon 1 Lunes de la 1 semana del tiempo de adviento Feria 
Lect: Is 2, 1-5/Sal 121/Mt 8, 5-11; Oraciones de la feria, Prefacio de Adviento I ó III 

 Tue 2 Martes de la 1 semana del tiempo de adviento Feria 
Lect: Is 11, 1-10/Sal 71/Lc 10, 21-24; Oraciones de la feria, Prefacio de Adviento I ó III 

 Wed 3 San Francisco Javier, Presbítero Memoria obligatoria 
Lect: Is 25, 6-10/Sal 22/Mt 15, 29-37; Oraciones de la memoria, Prefacio de los Santos Pastores
 

 Thu 4 Jueves de la 1 semana del tiempo de adviento Feria * 
o San Juan Damasceno, Presbítero y Doctor de la Iglesia Memoria libre 
Lect: Is 26, 1-6/Sal 117/Mt 7, 21.24-27; Oraciones de la feria, Prefacio de Adviento I ó III 

 Fri 5 Viernes de la 1 semana del tiempo de adviento Feria 
Lect: Is 29, 17-24/Sal 26/Mt 9, 27-31; Oraciones de la feria, Prefacio de Adviento I ó III 

 Sat 6 Sábado de la 1 semana del tiempo de adviento Feria * 
o San Nicolás, Obispo Memoria libre 
Lect: Is 30, 19-21.23-26/Sal 146/Mt 9, 35—10, 1.6-8; Oraciones de la feria, Prefacio de Adviento I ó III 

 Sun 7 2º DOMINGO DE ADVIENTO Día del Señor 
Lect: Is 40, 1-5.9-11/Sal 84/2Pe 3, 8-14/Mc 1, 1-8; No se dice Gloria, Se dice Credo, Oraciones Propias, Prefacio de Adviento I ó III
 

 Mon 8 LA INMACULADA CONCEPCIÓN DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA Solemnidad 
Lect: Gen 3, 9-15.20/Sal 97/Ef 1, 3-6.11-12/Lc 1, 26-38; Se dice Gloria, Se dice Credo, Oraciones Propias, Prefacio Propio (El misterio de María y la Iglesia) 

 Tue 9 Martes de la 2 semana del tiempo de adviento Feria 
Lect: Is 40, 1-11/Sal 95/Mt 18, 12-14; Oraciones de la feria, Prefacio de Adviento I ó III 

 Wed 10 Miércoles de la 2 semana del tiempo de adviento Feria 
Lect: Is 40, 25-31/Sal 102/Mt 11, 28-30; Oraciones de la feria, Prefacio de Adviento I ó III 

 Thu 11 Jueves de la 2 semana del tiempo de adviento Feria * 
o San Dámaso I, Papa Memoria libre 
Lect: Is 41, 13-20/Sal 144/Mt 11, 11-15; Oraciones de la feria, Prefacio de Adviento I ó III 

 Fri 12 Viernes de la 2 semana del tiempo de adviento Feria 
o Santa Juana Francisca de Chantal, Religiosa Memoria libre * 
Lect: Is 48, 17-19/Sal 1/Mt 11, 16-19; Oraciones de la feria, Prefacio de Adviento I ó III 

 Sat 13 Santa Lucía, Virgen y Mártir Memoria obligatoria 
Lect: Eclo 48, 1-4.9-11/Sal 79/Mt 17, 10-13; Oraciones de la memoria, Prefacio de los Santos Mártires
 

 Sun 14 3º DOMINGO DE ADVIENTO Día del Señor 
Lect: Is 61, 1-2.10-11/Lc 1, 46-50.53-54/1Tes 5, 16-24/Jn 1, 6-8.19-28; No se dice Gloria, Se dice Credo, Oraciones Propias, Prefacio de Adviento I ó III
 

 Mon 15 Lunes de la 3 semana del tiempo de adviento Feria 
Lect: Num 24, 2-7.15-17/Sal 24/Mt 21, 23-27; Oraciones de la feria, Prefacio de Adviento I ó III 

 Tue 16 Martes de la 3 semana del tiempo de adviento Feria 
Lect: Sof 3, 1-2.9-13/Sal 33/Mt 21, 28-32; Oraciones de la feria, Prefacio de Adviento I ó III 

 Wed 17 Día 17 Diciembre Feria 
Lect: Gen 49, 2.8-10/Sal 71/Mt 1, 1-17; Oraciones de la feria, Prefacio de Adviento II ó IV 

 Thu 18 Día 18 Diciembre Feria 
Lect: Jer 23, 5-8/Sal 71/Mt 1, 18-24; Oraciones de la feria, Prefacio de Adviento II ó IV 

 Fri 19 Día 19 Diciembre Feria 
Lect: Jue 13, 2-7.24-25/Sal 70/Lc 1, 5-25; Oraciones de la feria, Prefacio de Adviento II ó IV 

 Sat 20 Día 20 Diciembre Feria 
Lect: Is 7, 10-14/Sal 23/Lc 1, 26-38; Oraciones de la feria, Prefacio de Adviento II ó IV 

 Sun 21 4º DOMINGO DE ADVIENTO Día del Señor 
Lect: 2Sam 7, 1-5.8-12.14.16/Sal 88/Rom 16, 25-27/Lc 1, 26-38; No se dice Gloria, Se dice Credo, Oraciones Propias, Prefacio de Adviento II ó IV
 

 Mon 22 Día 22 Diciembre Feria 
Lect: 1Sam 1, 24-28/1Sam 2, 1.4-5.6-7.8/Lc 1, 46-56; Oraciones de la feria, Prefacio de Adviento II ó IV 

 Tue 23 Día 23 Diciembre Feria * 
o San Juan de Kanty, Presbítero Conmemoración 
Lect: Mal 3, 1-4.23-24/Sal 24/Lc 1, 57-66; Oraciones de la feria, Prefacio de Adviento II ó IV 

 Wed 24 Día 24 Diciembre Feria 
Lect: 2Sam 7, 1-5.8-12.14.16/Sal 88/Lc 1, 67-79; Oraciones de la feria, Prefacio de Adviento II ó IV 

 Thu 25 LA NATIVIDAD DEL SEÑOR Solemnidad 
Misa de la Vigilia: Is 62, 1-5/Sal 88/Hech 13, 16-17.22-25/Mt 1, 18-25; Se dice Gloria, Se dice Credo, Oraciones Propias, Prefacio de Navidad I-III 
Misa de Medianoche: Is 9, 1-3.5-6/Sal 95/Tit 2, 11-14/Lc 2, 1-14; Se dice Gloria, Se dice Credo, Oraciones Propias, Prefacio de Navidad I-III 
Misa de la Aurora: Is 62, 11-12/Sal 96/Tit 3, 4-7/Lc 2, 15-20; Se dice Gloria, Se dice Credo, Oraciones Propias, Prefacio de Navidad I-III 
Misa del Día: Is 52, 7-10/Sal 97/Heb 1, 1-6/Jn 1, 1-18; Se dice Gloria, Se dice Credo, Oraciones Propias, Prefacio de Navidad I-III
 

 Fri 26 San Esteban, Protomártir Fiesta 
Lect: Hech 6, 8-10;7, 54-59/Sal 30/Mt 10, 17-22; Se dice Gloria, No se dice Credo, Oraciones Propias, Prefacio de Navidad I-III
 

 Sat 27 San Juan, Apóstol y Evangelista Fiesta 
Lect: 1Jn 1, 1-4/Sal 96/Jn 20, 2-9; Se dice Gloria, No se dice Credo, Oraciones Propias, Prefacio de Navidad I-III
 

 Sun 28 LA SAGRADA FAMILIA Fiesta 
Lect: Eclo 3, 3-7.14-17/Sal 127/Col 3, 12-21/Lc 2, 22-40; Se dice Gloria, Se dice Credo, Oraciones Propias, Prefacio de Navidad I-III
 

 Mon 29 Día 5º de la Octava de Navidad 
Lect: 1Jn 2, 3-11/Sal 95/Lc 2, 22-35; Se dice Gloria, No se dice Credo, Oraciones Propias, Prefacio de Navidad I-III
 

 Tue 30 Día 6º de la Octava de Navidad 
Lect: 1Jn 2, 12-17/Sal 95/Lc 2, 36-40; Se dice Gloria, No se dice Credo, Oraciones Propias, Prefacio de Navidad I-III 

 Wed 31 Día 7º de la Octava de Navidad 
Lect: 1Jn 2, 18-21/Sal 95/Jn 1, 1-18; Se dice Gloria, No se dice Credo, Oraciones Propias, Prefacio de Navidad I-III 


Extraido de: catholic.net
  • Sin Comentarios
  • Sin votos

Adviento

Escrito por Julián

Bueno, hoy comenzamos un nuevo año litúrgico. Bueno, como decía, estamos en adviento, y queria hacer una breve reseña de lo que es: 

El Adviento

La Iglesia, para comenzar el año litúrgico, celebra la llegada de Cristo con los hombres con una gran fiesta a la cual llamamos Navidad. Esta fiesta es tan importante para los cristianos que la Iglesia, antes de celebrarla, prepara a sus hijos durante el período conocido como Adviento. Ya desde tiempos remotos la Iglesia acostumbra tener esta preparación.

La palabra Adviento, como se conoce este periodo, significa “llegada” y claramente indica el espíritu de vigilia y preparación que los cristianos deben vivir. Al igual que se prepara la casa para recibir a un invitado muy especial y celebrar su estancia con nosotros, durante los cuatro domingos que anteceden a la fiesta de Navidad, los cristianos preparan su alma para recibir a Cristo y celebrar con Él su presencia entre nosotros.

En este tiempo es muy característico pensar: ¿cómo vamos a celebrar la Noche Buena y el día de Navidad? ¿con quien vamos a disfrutar estas fiestas? ¿qué vamos a regalar? Pero todo este ajetreo no tiene sentido si no consideramos que Cristo es el festejado a quien tenemos que acompañar y agasajar en este día. Cristo quiere que le demos lo más preciado que tenemos: nuestra propia vida; por lo que el período de Adviento nos sirve para preparar ese regalo que Jesús quiere, es decir, el adviento es un tiempo para tomar conciencia de lo que vamos a celebrar y de preparación espiritual.

Durante el Adviento los cristianos renuevan el deseo de recibir a Cristo por medio de la oración, el sacrificio, la generosidad y la caridad con los que nos rodean, es decir, renovarnos procurando ser mejores nuestra vida para recibir a Jesús.

La Iglesia durante las cuatro semanas anteriores a la Navidad y especialmente los domingos dedica la liturgia de la misa a la contemplación de la primera “llegada” de Cristo a la tierra, de su próxima “llegada” triunfal y la disposición que debemos tener para recibirlo. El color morado de los ornamentos usados en sus celebraciones nos recuerda la actitud de penitencia y sacrificio que todos los cristianos debemos tener para prepararnos a tan importante evento.

La familia como Iglesia doméstica procura reunirse para hacer más profunda esta preparación. Algunas familias se unen para orar en torno a una corona de ramas de hojas perennes sobre la cuál colocan velas que van encendiendo cada domingo. En otros lugares se elabora un calendario en el cuál se marcan los días que pasan hasta llegar al día de Navidad. En algunos países como México familiares y amigos se reúnen para celebrar lasPosadas rezando el rosario, recordando el peregrinar de María y José para llegar a Belén. En todas estas reuniones el sentido de penitencia y sacrificio se enriquece por la esperanza y el espíritu de fraternidad y generosidad que surge de la alegría de que Dios pronto estará con nosotros.

Extraido de: Catholic.net

  • Comentarios
  • Sin votos

La filosofía

Escrito por Julián:

Por Antonio Orozco-Delclós 

La FILOSOFÍA (amor a la sabiduría) responde al deseo de saber, que brota naturalmente del ser humano. Aristóteles decía que el alma es deseo (orexis). No es sólo eso, desde luego. Ni todo en la vida consiste en saber. La vida es también praxis, acción. Y, como el ser humano es tanto deseo de saber como deseo de praxis, un saber que no sirva para nada no interesa nada. A algunos filósofos les gusta repetir que la Filosofía “no sirve para nada”, pero esto es falso, a no ser que se trate de una falsa filosofía. Todo saber sirve para mucho. Quizá no de una manera inmediata, y desde luego, no para saber cómo se construyen los puentes, levantan edificios o descubren nuevas fuentes de energía. 

La filosofía no pretende enseñar a hacer zapatos, pero es capaz de descubrir el más profundo por qué es conveniente fabricar buenos zapatos. Sin filosofía no conoceríamos el “sentido” último de la fabricación de zapatos, ni de nada. Porque no es algo que se pueda “ver” u “oír” en modo alguno. 

¿Para qué sirven la Historia, el Latín, el Griego, la Filosofía, la Lengua, la Literatura? Son disciplinas fascinantes, pero ¿no sirven para nada útil?. «La cuestión es: ¿para qué necesitamos un objeto que no sea útil? Bien. ¿Qué hay, por ejemplo, en nuestra sala de estar? Objetos que sirven para algo: sillas para sentarse, mesa, ceniceros, radiadores, etcétera. Pero también encontramos cuadros, esculturas, fotografías de parientes y amigos. ¿Para qué sirven todas estas cosas? ¿Qué se puede hacer con ellas? Aparentemente nada. ¿Para qué sirven? Para decorar. Aquí nos encontramos con un valor que no es inmediatamente útil, el decoro» (Alejandro Llano). 

El ser humano es un ser teórico-práctico: no se puede amputar. Para que su acción le satisfaga ha de ser fruto de una buena teoría. No hay nada más práctico que una buena teoría, es decir, una buena ciencia de porqués últimos. Ganar dinero es un porqué inmediato. Pero no es un porqué último. Por eso no podemos evitar la pregunta: ¿Por qué ganar dinero? 

En definitiva, 
¿por qué vivir?, 
¿por qué trabajar, 
por qué descansar, 
por qué? 

¿Qué es lo que pretendo? 
¿Qué sentido tiene todo esto? 
¿De dónde viene mi vida? 
¿A dónde va mi vida? 
¿A dónde puede ir? 
¿A dónde debe ir, para ir bien? 
¿Tiene una finalidad? 

¿Qué hace un ente como yo en un sitio como éste? 

Si no sé contestar satisfactoriamente a estas preguntas, aunque sepa mucha matemática, biología, medicina, paleontología, economía, etc., no me conozco, es decir, soy un desconocido para mí mismo; y no sé siquiera para qué hago todo lo que hago. Necesito saber, no sólo simplemente para saber, sino saber para qué sirve el saber. ¿Qué hago, qué voy a hacer conmigo mismo, con lo que sé y lo que puedo hacer? 

Sólo el pensamiento filosófico puede responder a la pregunta por el sentido del vivir. 

Cuando del hombre sólo se considera la fisonomía, la anatomía, la fisiología, puede parecer que no es más que un simio evolucionado. Sólo se ha visto una faceta del ser humano y no se ha considerado la que más importa: la intelectual y libre, en una palabra, la dimensión espiritual. Es famoso un científico que después de hacer la disección de un cadáver, declaró que el alma no existía, porque él no la había visto. Es una manifestación de uno de los errores más corrientes en el mundo de los científicos: pensar que sólo es real lo que se percibe, experimenta y comprueban en un laboratorio o de un modo similar. Pero el universo está lleno de cosas que los científicos no pueden percibir en sus laboratorios o bibliotecas. 

Si ahora tomamos un cilindro de un metro de diámetro y un metro de alto y lo proyectamos en dos planos, uno horizontal y otro vertical, ¿qué resulta? 

Si nos fijamos sólo en la proyección, podemos llegar a la conclusión de que el cilindro en realidad es un círculo, aunque también un cuadrado. ¿Es posible que un círculo sea cuadrado? No parece, pues ni siquiera la cuadratura del círculo ha sido lograda hasta la fecha. 

Si nos fijamos en secciones particulares del ser humano podemos llegar a conclusiones de lo más pintorescas. Las ciencias particulares son eso: “particulares”, contemplan sola uno o algunos segmentos del ser humano (o del que se trate). Nos podrán decir qué tiene el ser humano desde su punto de vista (orejas, huesos, músculos, células, átomos, etc.) Pero nunca podrán decirnos qué es el ser humano. 

También se ha dicho que en el conocimiento de las ciencias experimentales (a las que no despreciamos, al contrario, las estimamos en todo lo que valen, ni más ni menos) sucede como en el análisis por partes del elefante. Si se mira sólo un fragmento de pata, de rabo, de oreja, etc., olvidando todo lo demás, se podría llegar a la conclusión de que el elefante es una palmera, un pteridáctilo u otro ente que no tenga nada que ver con el elefante. 

Para saber lo qué son las cosas y cuál es el sentido de su existencia es preciso enfocarlas desde una perspectiva que pueda alcanzar su propio ser y esencia. Lo cual podrá vislumbrarse si contemplamos las cosas —y en particular al hombre— desde todos los puntos de vista posibles. Entonces, una vez considerados todos los fenómenos (aspectos) a nuestro alcance, podremos aproximarnos al conocimiento de su naturaleza, es decir, de su esencia. Así llegamos a conocer al hombre como un ser que tiene mucho en común con los animales, pero que es infinitamente más que un animal irracional. 

A esta conclusión sólo puede llegar una inteligencia que no se limita a ver y a experimentar, sino que razona sobre los datos de la experiencia (lo físico) y saca conclusiones que la física no percibe, porque se refieren a realidades meta-físicas; es decir, a realidades que son más íntimas a las cosas que sus propiedades físicas y requieren, para ser desveladas, la aplicación y ejercicio del intelecto. Esto es precisamente lo que compete a la filosofía y más concretamente a la antropología filosófica. 

En filosofía hacemos mucho caso de los datos que aportan las ciencias empíricas. Pero en todos ellos nos preguntamos: ¿qué es esto?, ¿cuál es su causa primera?, ¿cuál es el sentido de su existencia? 

Por eso cabe adelantar que la Filosofía es lo más vital que existe. «Vivir no es necesario, navegar sí», rezaba una inscripción en una nave griega. Consideraban que hay algo más importante que vivir: navegar, porque de la navegación dependía su riqueza y su poder. También se dice: «primum vivere, deinde philosophare». Sí, para filosofar es necesario primero vivir y, por lo tanto, comer. Pero para vivir conforme a la categoría y dignidad del ser humano es necesario saber por qué vivir y cómo conviene vivir dentro de las diversas opciones que se me presentan. 

La verdad del vivir, esto es, en síntesis, lo que ha interesado e interesa al filósofo; y es, en definitiva, lo que interesa a todo hombre que utilice con lógica el entendimiento. 

La verdad: ¿qué es la verdad?, ¿es posible conocer alguna verdad?, ¿qué verdades es posible conocer? Son cuestiones netamente filosóficas. Se comprende pues que la filosofía sea el quehacer intelectual más importante para el vivir conforme a la categoría y dignidad del ser humano. 

FILOSOFIA Y VIDA 

Ciertamente hay filósofos que sólo parecen ocuparse de problemas exclusivos de los filósofos y se despreocupan de todo lo que preocupa al hombre corriente. Pero, como dice Putnam, los problemas de los filósofos y los problemas de los hombres y las mujeres están conectados, y es parte de la tarea de una filosofía responsable hallar la conexión. 

Todos tenemos nuestra teoría de la vida y del mundo, más o menos elaborada y definida, conforme a la cual, las más de las veces, actuamos. Quizá hemos dedicado muy poco tiempo a reflexionar y a construir nuestra propia teoría de la vida, pero contamos siempre con alguna. Casi todos los errores prácticos disponen de una filosofía (falsa, pero filosofía) propia, con sus manuales, sus profesores y hasta su tradición escolar. 

Evidentemente, la manera que tiene la persona de tratarse a sí misma, a los demás, a las cosas propias y ajenas, así como los asuntos públicos, es muy distinta si se piensa, por ejemplo, que el hombre es simplemente un pez evolucionado que si se sabe que es un ser personal creado por Dios a su imagen y semejanza. La idea que cada uno se forja de “hombre” o de “persona” influye decisivamente en su estado de ánimo y comportamiento. El hombre es un ser racional, un animal cuya actividad más específica es razonar, hallar los porqués de las cosas e inferir las consecuencias de unos principios adoptados, etcétera. Por eso sólo lo razonable da paz al espíritu. 

El hombre siente la necesidad de respaldar con razones sus emociones, deseos, impulsos y acciones; y si no las encuentra y quiere seguir en la misma dirección de sus sentimientos, tiende a construir alguna teoría “vero-simil”, que le tranquilice o acaso narcotice. Puede encerrarse en su subjetividad y negarse a reconocer la verdad de las cosas. Puede abandonar la verdad de las cosas para refugiarse en certezas meramente subjetivas, con el riesgo de caer en la soledad de aquel poeta que escribió los siguientes versos: 

En mi soledad 
he visto cosas muy claras 
que no son verdad. 

Con “su verdad” subjetiva, el hombre se exculpa y se aquieta, al considerar que la conclusión es de una “lógica aplastante”. En todo caso ha optado por una idea —más o menos clara, más o menos verdadera— de hombre, de mundo y de Dios. 

En resumidas cuentas, Filosofía significa enterarse del sentido de la vida humana. Y hay que captarlo también filosóficamente, razonadamente. 

El hombre sin metafísica, sin respuesta a la pregunta de las preguntas, al porqué de todos los porqués, es un ser radicalmente inseguro y agobiado. Puede incrementar sin término su saber operativo (práctico), construir y manejar cosas, aparatos, instrumentos,… pero ¿para qué? Aunque llegase a dominar el universo: “¿para qué?”. Acabaríamos preguntando, con el escepticismo de Lenin: “La libertad, ¿para qué?”; o con el de Pilato: “la verdad, ¿qué es la verdad?”; o con el tremendo pesimismo del ateísmo de un Jean Paul Sartre: “el hombre es una pasión inútil, el niño es un ser vomitado al mundo, la libertad es una condena” 

La seguridad íntima, la paz interior que ya era objeto de preocupación por parte de los antiguos filósofos griegos, no se obtiene más que por el conocimiento metafísico de la realidad, que no es de carácter técnico. La técnica mantiene una elocuente amenaza a la supervivencia de la Humanidad, lo cual es una manifestación clara de su radical insuficiencia para resolver las cuestiones fundamentales de la existencia humana. 

Queremos saber no sólo cómo son las cosas y cómo se comportan, y cómo puedo aprovecharme de ellas de un modo inmediato, sino qué sentido tienen para mí; qué puedo esperar de ellas en último término. 

Lamentablemente, la sabiduría —como dice Carlos Cardona— ha sido sustituida por la técnica. La filosofía —en el sentido clásico del término— ha sido declarada inútil. Sin embargo, San Agustín afirmaba que la razón del filosofar está precisamente en la felicidad (nulla est homini causa philosophandi, nisi ut beatus sit). El hombre, nos atrevemos a decir, para ser feliz necesita filosofar. Porque ¿cómo se puede ser feliz sin saber de dónde vengo, a dónde voy, dónde me encuentro, qué sentido tiene mi vida, que va a ser de mí, qué caminos me pueden conducir a alguna parte? 

Contemplar el mundo intentando captarlo en su totalidad, eso —dice Schumacher— es filosofar. Esto es indispensable para orientarme en el mundo. Pieper dice que la característica principal de toda pregunta filosófica es la de implicar una pregunta por el todo. “Todas las preguntas filosóficas ponen inevitablemente en cuestión el todo de la existencia. Y quien la quiera discutir habrá de declarar y poner sobre el tapete sus convicciones más íntimas y sus tomas de postura últimas”. 

Esto es inevitable también porque las objeciones que agresivamente se oponen hoy a la utilidad de la Filosofía implican una concepción global del mundo, del conjunto de la realidad y de la existencia. 

Fuente: http://www.arvo.net/documento.asp?doc=201205d

  • Sin Comentarios
  • Sin votos

Confesion

Escrito por :Julián
Esto lo escribo con la intencion de “redondear” la idea de la espiritualidad del sabado, sobre la confesión.

La confesión, una herramienta de conversión

¡Anímate! Aunque a muchos les da terror, la experiencia demuestra que funciona muy bien!
 

La confesión, una herramienta de conversión
La confesión, una herramienta de conversión

Los Sacramentos son instrumentos que nos dejó Jesucristo para ayudarnos a llegar al Cielo más fácilmente. 

La Confesión o Reconciliación es el Sacramento mediante el cual Dios nos perdona los pecados cometidos después del Bautismo y recuperamos la vida de gracia, es decir, la amistad con Dios. 

Es la gran oportunidad que tenemos para acercarnos de nuevo a Dios que es nuestra verdadera felicidad.

La confesión no es un sacramento de tristeza, sino de alegría, es el sacramento del hijo arrepentido que vuelve a los brazos de su Padre. 

No es el Sacramento del final de nuestra vida, sino el que nos da la oportunidad de empezar una nueva vida cerca de Dios.

¿Cuándo me debo confesar?

Debemos confesarnos cada vez que caigamos en pecado grave o por lo menos una vez al año durante el tiempo de Pascua. Pero es aconsejable confesarse cuando menos una vez al mes, ya que así fortalecemos nuestra alma para resistir la tentación y nos acercamos más a Dios.

¿Qué es un pecado grave?

Se comete un pecado grave cuando se cumple con tres características:
1. Materia grave (lo que se va a hacer es algo importante)
2. Pleno conocimiento (se sabe que es malo lo que se va a hacer)
3. Pleno consentimiento (se elige libremente hacerlo)

¿Habló Cristo de la confesión?

Existen quienes piensan que el sacramento de la Reconciliación no fue instituido por Cristo, sino que es un invento de la Iglesia. Cristo lo instituyó cuando le dijo a los apóstoles: “Recibid el Espíritu Santo. A quienes perdonéis los pecados les serán perdonados, pero a quienes se los retengáis les serán retenidos”. (Jn. 20, 23; Mt. 18, 18; 16, 18-19). La Iglesia es la que posee el poder de perdonar los pecados y buscar la santificación de sus miembros, a través de la penitencia y de una renovación interior.

Cuando nos reconciliamos con alguien: esposa, esposo, hijos, amigos, después de haber tenido un período de separación a causa de una pelea, de un mal entendido o una ofensa, nos sentimos en paz, nos da una gran alegría. Con más razón cuando nos reconciliamos con Dios a quien hemos ofendido con nuestros pecados. ¿Cómo podemos darle la espalda a Aquél que nos ha dado todo? 

El sacramento de la Reconciliación es algo maravilloso. En él encontraremos la paz que tanto buscamos. Perdamos el miedo a este sacramento y acerquémonos a él. frecuentemente.

 Fuente: chatolic.net .

  • Sin Comentarios
  • Sin votos

Alma

Escrito por: julián

La materia primera, es lo que forma todo.

Todo tiene una forma sustancial, que es imposible separarla de la materia primera. Esta forma sustancial es lo que hace que una silla sea una silla y no otra cosa. No es la funciòn, ya que hay varios objetos con la misma función.

Hay dos tipos de materia: Inerte y con vida.

La interte: se proyecta hacia afuera.

La materia con vida: hacia afuera y hacia adentro. La planta tiene una vida vegetativa, en la que se alimenta,y tiene otras funciones. Los animales, además tienen sensibilidad, pueden sentir. El hombre además de todo esto, es conciente de lo que le pasa, puede elegir sus acciones.

El Alma (viene de anima): le da “forma” al cuerpo y nos hace a cada uno ser lo que es, mueve al cuerpo.
Hombre: cuerpo y forma sustancial +perfecto, posee la capacidad de pensar, elegir,etc. Posee voluntad, inteligencia, sigue teniendo los iinstintos, aunque el grado mayor contiene al menor.

Planta: vegetativa
Animal: sensitiva
Hombre: expiritual
(el animal tiene el tipo de vida de la planta y la suya, en el hombre, el tipo de vida de la planta, del animal y la suya)

En el hombre hay un alma espiritual

Se podria decir, simplificando, que alma y espìritu es lo mismo, no tenemos espiritu separado del alma. El hombre es el todo, no es el cuerpo y el alma aparte, es cuerpo y alma

Por eso se descartan ideas tales como la reencarnacion, y muchas otras, ya que toman el cuerpo como una “prision” del alma, o un estado, aunque en realidad nosotros no somos nuestra alma ni nuestro cuerpo por separados.

En esto consistió, basicamente, la charla del filósofo Juan José Viola, aunque desde luego está muy resumido.
  • 1 Comentario
  • Sin votos