Organización de la segunda mitad del año

Durante la segunda mitad del año, haremos un enfoque sobre la persona de la Virgen María, tanto en el grupo de los grandes como de los chicos, figura central para los monaguillos en este año. Para ello, haremos la siguiente modificación en las reuniones: al finalizar el encuentro, rezaremos 3 avemarías pidiendo, antes de iniciar cada uno, por una intención en particular. Esta oración la tendrá que hacer una persona distinta por reunión. De esta manera, profundizaremos tanto en la oración como en el diálogo con María, madre nuestra y de Dios. En la reunión de cada sábado se establecerá quién se encargará de preparar la oración de cierre del próximo encuentro.

Otra cuestión muy interesante que llevaremos a cabo en el grupo de los monaguillos grandes (los coordinadores de los monaguillos más chicos pueden implementar la siguiente dinámica u otra) es que cada monaguillo prepare un tema para exponer en las reuniones.

Cada expositor debe leer sobre el tema que le toca para después comentar y exponer a sus compañeros de qué se trata. Algunas recomendaciones a tener en cuenta son: hacer algún resumen en una hoja para el que expone y, si se quiere, para los que los demás; hacer un afiche con algún cuadro y/o imagen; exponer y al final repartir estampitas sobre el tema que le haya tocado; cerrar la exposición con una oración, que no sea el avemaría, a la Virgen; etc. No olvidemos que esta dinámica la llevamos a cabo para que todos participemos activamente de la formación del grupo y para que todos descubramos un poco más a la querida madre de nuestro Salvador y Señor nuestro.

Continuando con María, el miércoles 15 de agosto celebramos el día no sólo de San Tarsicio sino también de la Asunción de la Virgen, fecha en la cual habrá misa solemne, cuyo horario será confirmado más tarde. A tal misa deben asistir todos los monaguillos grandes y se invitará también a los chiquitos. Con respecto a la celebración de San Tarsicio, para no “cargar” nuestro calendario de actividades, es muy posible que hagamos algo el último sábado de septiembre (29). Las sugerencias son más que aceptadas.

Dejando de lado a la figura de la Virgen, hablaremos ahora de los grupos de trabajos, que trabajaron a medias durante la primera mitad del año, aunque dieron buenos frutos las veces que actuaron, como en los lavados de alba y en la feria del plato. Los grupos quedan nuevamente divididos de la siguiente manera:

  • Lavado de albas: el encargado será Lorenzo Alegre y su colaborador Santiago Perez.
  • Infraestructura: el encargado será Brian Ovejero y su colaborador Santiago Lopardo.
  • Comunicación: el encargado será Julián Devouassoux y su colaborador Franco Lanzilotti.

Otra cosa muy importante es el hecho de que Juan Solernó, Julián Devouassoux y Lorenzo Alegre estarán ausentes por bastantes días durante el mes próximo de septiembre. El coordinador general se ausentará del 5 al 20 de septiembre, y los otros dos coordinadores del 5 al 15. Los tres no estarán presentes en las reuniones de los días 8 y 15 de mayo. Por ello, Mariano González se hará cargo del encuentro de los monaguillos chiquitos durante esos dos días mientras que Brian Ovejero se encargará del grupo de los grandes. Más información será dada cuando nos encontremos más cerca de la fecha. Lo que se pide encarecidamente a cada uno de los monaguillos es que por favor colaboren tanto con Mariano y Brian como con el grupo, ya que al ser tres personas menos se va a notar la diferencia y no queremos que el espíritu del grupo decaiga. Desde ya, muchas gracias.

Por último, y no por ello menos importante, comenzaremos de nuevo a dividir las misas por cuadros para seguir remarcando el compromiso de servir en el altar. Este resulta ser un mecanismo eficiente y muy cómodo. Solamente por este mes, el cronograma será entregado en esta hoja a los monaguillos más grandes. Los coordinadores de los más chicos se encargarán de asignarles una misa a ellos. La particularidad de agosto es que, solamente por este mes, los mismos monaguillos estarán asignados a las mismas misas inicialmente, cabiendo la posibilidad de cambiar en caso de necesidad.

Desde ya nuevamente, MUCHAS GRACIAS a todos ustedes por hacer posible que este grupo tan hermoso sea tan fecundo y nos permita vivir experiencias únicas junto a lo más importante de nuestras vidas, que es nuestro amigo Jesús. ¡Compartamos la alegría de ser cristianos y, particularmente, monaguillos, entre nosotros y los demás!

  • Sin Comentarios
  • Sin votos