MUJERES LIBRES Y CRÍMENES SOCIALES por Liliana Mizrahi


  • Este es el título de mi último libro. Trata de la despenalización del aborto, de la pedofilia en la iglesia y la violación en familia.

Comienza con una breve Introducción al Patriarcado. Tiene muchos testimonios de los pacientes abusados en familia que he tratado en mi consultorio. Niñas muy humildes abusadas por curas que pude tratar. Un caso de incesto que durá más de 20 años. y otras historias. El cuerpo de la mujer como anatomía política. etc…

me gustaría que recorran el libro, que lo puedan usar, leer como quieran y se detengan en lo que les interesa y después me encantaría tener sus opiniones. Les dejo el enlace para que los vean.

http://www.pachami.com/LilianaMizrahi/Aborto/Aborto.html

gracias Liliana Mizrahi

La Iglesia Católica: enemiga pública de niños, mujeres y jóvenes.

La Iglesia Católica: enemiga pública de niños, mujeres y jóvenes.

por Liliana Mizrahi

La Iglesia Católica proclama defender la vida, y en los hechos de la realidad, la ataca.  Habla sí, de defender el “nonato”, defenderlo hasta el límite de la muerte de la propia madre, sin importarle que otros hijos de esa madre queden huérfanos. Me refiero al caso de Ana María Acevedo.

A la Iglesia no le interesa la realidad, ni la verdad, le interesa el dogma.

No le interesa aportar nada útil para la salud, y la educación reproductiva de jóvenes, mujeres y varones.

No le interesa hacer prevención y disminuir los riesgos de muerte real

que corren las mujeres que necesitan interrumpir sus embarazos accidentales, y problemáticos.

Y si lo hacen, si interrumpen su embarazo, es en el peligro de la clandestinidad y sin recursos sanitarios.

La Iglesia Católica, se encarga activamente de formar y capacitar  personas preparadas “bioéticamente” para enfrentar, con la violencia propia de la autoridad patriarcal, y el desdén de la misoginia, la dramática realidad de las mujeres más vulnerables.

La Iglesia Católica dice defender la vida. Mentira. No cuida a los niños que nacieron, crecieron y están a su cuidado. Los abusa y viola salvajemente, durante años. La Iglesia cómplice, cobija a sus frailes pedófilos, que continúan libres por la vida, e impunes, en tanto no cumplen sus condenas. Grassi, por ejemplo.

Los niños violados, son niños asesinados.

La Iglesia Católica se opone a que los jóvenes aprendan y se formen en vínculos con médicos/as, enfermeras/os, consejeros/as psicológicos, abogados. Se trata de aprender, ayudar y acompañar a los/las jóvenes.

La Iglesia no hace prevención, ni educa. Sólo prohibe, criminaliza y condena.

La iglesia Católica lee la realidad humana actual, a su dogmático antojo: prepara profesionales para que defiendan la continuidad de la penalización, criminalización y culpabilización de la interrupción del embarazo. Refuerza e impone sus prohibiciones, incrementa la culpa, el miedo y la exclusión. La conducta religiosa es oscura, parece una acción de guerra contra los pobres.

El estado real actual de la ética católica, en instituciones religiosas y colegios, lleva el nombre de “culpa y vergüenza

La Iglesia Católica no ama los niños. Jesús los amaba.

A esta inmensa y mundial corporación religiosa no le importan los niños, saben que los pueden usar como juguetes sexuales, sin castigo. Lo sabemos a través de miles de niños, (en todo el mundo), abusados sexualmente, y violados por sacerdotes. Los mismos sacerdotes que dicen defender la vida (del nonato), asesinan niños violándolos. La muerte no es sólo biológica.

La Iglesia Católica es, y ha sido, cómplice de guerras, dictaduras, genocidios, matanzas, negociados, mentiras y fraudes.

A la Iglesia no le importan los niños, ni los adolescentes, ni las mujeres.   No abre sus puertas ni extiende su mano, para prepararlos para una sexualidad responsable. Los abandonan, literalmente. Los condenan y los judicializan. Infectan sus cabezas con mentiras acerca de los profilácticos y dicen a los jóvenes que no sirven para protegerse del SIDA. No les permite su uso y pretenden domesticarlos.

Los exponen al peligro y los enferman. Esto es violencia contra la vida de los jóvenes.

A la Iglesia no le importa el nonato, le importa “el poder”, la dominación, el control sobre las cabezas y conductas de los otros, sobre el cuerpo de las mujeres y su capacidad reproductora, sobre el cuerpo de los niños y jóvenes.

La defensa de la vida comienza a hacerse ya, ahora, con los que ya nacieron y viven, y crecen.

La Iglesia Católica es enemiga de la educación. No nos da su mano, ni nos acompaña o señala el camino. Niega, escinde, deja de lado el duradero daño emocional causado por tanta culpa y tanto miedo.

La Iglesia Católica debería acercarse a la experiencia del ser humano y a la ciencia.

Y desde ahí, dedicarse al estudio de los conflictos y complejos inducidos por tantas prohibiciones y castigos.

Los llamados “pecados” del catolicismo arruinan tantas cabezas.

El mundo ha cambiado y la Iglesia no. El mundo ha cambiado y supone una actitud crítica. Han cambiado los géneros, las especies y los moldes, pero la Iglesia no cambia.

No podemos seguir pensando en categorías estáticas, la Iglesia Católica declina.

La Iglesia Católica no ama, ni a las mujeres, ni a los niños ni a los jóvenes.

Liliana Mizrahi

3 de enero 2011

lmizrahi@pachami.com

Recordando al difunto

Generación va y generación viene, más la tierra siempre permanece”. Eclesiastés 1:4

por Liliana Mizrahi

Los seres humanos vamos, venimos, damos vueltas, nos perdemos y nos volvemos a encontrar, hasta que nos vamos, de una vez y para siempre. El mundo no sigue igual para alguien que ha perdido un ser amado. Es difícil la aceptación de la ausencia, el abandono, la distancia.

Sin embargo, el tan conocido “para siempre”, no es así. Lo sé.

La muerte es un pasaje, un viaje,  un cambio de estado. El ser amado ha cambiado de estado con la muerte, pero está cerca. Ahora es invisible, pero está. Se puede hablar con ellos, consultarlos, convivir. Están. Nos acompañan. Nos cuidan.

El rabí Shimon Bar Yojai, místico del siglo II y autoridad religiosa judía, a la que se atribuye el Zohar, consideró que el final de la vida, debía ser celebrado y no llorado. Y pidió, que su muerte fuera un día de celebración de la vida, y de su propia vida.

En el recuerdo se unen el pasado y el presente. En el recuerdo a Néstor K. en Plaza de Mayo se unen la vida y la muerte. La tristeza y la celebración.

Néstor K. esta en los miles de jóvenes que volvían a confiar en la política, mientras saltaban, cantaban o bailaban, celebrando su legado. en definitiva, cuando se muere, lo único que dejamos es el ejemplo.

El hizo de su ejemplo político y su quehacer real y concreto, su herencia.

Y los jóvenes celebran recibir una cuantosa herencia, colmada de esperanzas y proyectos. Donde la útopica realización de sus deseos, existe, es real y es ahora.

Hizo con su muerte, la “gran Evita”:

” Volveré y seré millones”, dijo y se fue…. y es así, vuelve y es millones de jóvenes y adultos que vuelven a apostar por una Argentina que parecía condenada.

Gracias.

Liliana Mizrahi. a un mes de la muerte de Néstor K.

La Máquina de Impedir 3.

Un arma para reducir cabezas.

Por Liliana Mizrahi

“Cada uno de nosotros tiene su propia máquina de impedir. Algunos llegan a ser castrados o aplastados, o muertos, otros resisten y crecen.”(LM)

La Máquina de Impedir, existe desde que existe la humanidad.

Para que la Máquina de Impedir exista afuera, en el mundo externo es porque ya desde antes, existía en el mundo interno de mucha gente o quizás de todos, no sé.

Muchas personas están impedidas por sus propias Máquinas de Impedir, fabricadas en sus familias, en algunos casos durante generaciones.

La Máquina de Impedir se aprende, y se padece.

Hay Máquinas de Impedir en las mejores familias,  por supuesto no se las llaman así, se la nombra con eufemismos como: ser una buena chica/o, de buena educación, esto te lo impedimos “por tu propio bien”, ¡ahora no, esperá más adelante!, no se puede, no se debe, eso no se hace, no se toca, no se piensa, no se mira, es imposible, hay que hacer muchos cambios, hay que romper, no me sale, no quiero.. . O sea, la máquina de impedir se puede camuflar ad hoc… y está en las familias, en las escuelas, en las iglesias, en los trabajos, en la pareja, en la relación con los hijos y con los padres, en las empresas. En la relación con los hermanos y hermanas …y con otros.  Cualquier persona, solo/a, y/o asociado con otros, pueden armar una efectiva máquina de Impedir. Arman un arma para bloquear. Hacen creer que cuidan pero están destruyendo. La Máquina de Impedir es un arma, no es un instrumento para crear, es un arma que puede debilitar al otro hasta la locura o la muerte, o bien, fortalecerlo en la resistencia.

¿Para qué se necesita una Máquina de Impedir?

Para controlar.

Para atacar el crecimiento del otro y tenerlo controlado. Para que no evolucione. Para que no crezca y nada cambie. Para atacar el desarrollo de la inteligencia crítica, y que el otro/a, no se de cuenta de lo que verdaderamente está sucediendo.

Que el otro/a, no-se-de-cuenta de lo que hacen, de lo que le hacen y de lo que le hacen hacer. Eso es importante: mistificar, para que el otro/a, no se den cuenta, no tome conciencia.

La Máquina de Impedir es un arma poderosa para controlar y reducir cabezas.

¿Cómo se hace, cómo se construye y cómo funciona la Máquina de Impedir?

Para armar una Máquina de Impedir, se reúne un grupo de personas afines en su rasgos de personalidad, o sea, sensibles en su necesidad de impedir, obstruir, impedir cambios, negarse a cualquier modificación en su sistema de pensamiento. Gente afín en sus  objetivos de bloquear y obstaculizar, atrincherarse y destruir. Subrayo destruir.

Los que constituyen la Máquina de Impedir, se disfrazan con “uniformes” de democráticos. Son seres uniformados porque son un rebaño, una manada, tienen un discurso viejo, gastado, retórico y hueco. Eso se comprueba, cuando en la acción no hacen nada de lo que dicen. Léase Macri.

Tienen un discurso grandilocuente, que a veces puede llegar a hacer dudar y logran confundir.

Hablan de grandes valores: como el compromiso con la verdad, la libertad, la educación, la democracia, la no violencia y otras cuestiones. No dicen nada verdadero ni real, que luego, sea coherente con su accionar.

Las personas  que constituyen el sistema propio de la Máquina de Impedir, son seres ( en su mayoría) estériles. No son fecundos en su accionar social, familiar o político. Tiene rasgos destructivos y psicopáticos. Inducen acciones espúreas como; el Operativo Carrió, que dejá sin votar el Presupuesto 2011. Inmediatamente dan vuelta la escena, (mecanismo psicopático si lo hay), y el Presupuesto 2011 queda sin ser votado porque “el gobierno no quería que lo votaran”. ¿Qué hacen con el resto de la realidad? No dieron Quorúm cuando había que darlo, no lo discutieron cuando había que discutirlo, porque se dejaron distraer por la Sra. Carrió, y después se distrajeron más aún con la monita Camaño.

Y después que se distrajeron, perdieron tiempo y oportunidad, practicaron la desmemoria, porque no es el primer operativo de Carrió. Después de todo eso y más: ¡la culpa la tiene el gobierno!

Una vez reunidas las personas que constituyen el sistema de la Máquina de Impedir, se deben reclutar  e inducir a “idiotas útiles”, que sean funcionales a sus objetivos.. Léase virginal Hotton.

La Máquina de Impedir trasciende y actúa sobre la gente en general. Generar inseguridad, miedo, inestabilidad, sospechas. Crean una realidad falsa con alternativas falsas y, a la vez, simultánea, que altera la percepción, confunde y distrae.

Los devotos y devotas (¿de botas?) del Apocalipsis Argentino, lo desean. Lo desean profundamente. Tienen verdadero goce, se le ve en la cara a Carrió,

A la Chiche, a la Bullrich, a la Hotton, a Camaño. Mujeres que me dan vergüenza ajena.

Escribo esto porque es muy probable, que con otros temas, (la despenalización del aborto) esto mismo o parecido, se vuelva a repetir. Vamos a tener que lidiar con estas mujeres y varones, que adoran el statu quo.

Liliana Mizrahi.

Nov. 2010

Reflexiones 2 sobre la Máquina de Impedir.

Si hay olvido hay repetición

Por Liliana Mizrahi

La Máquina de Impedir es un sistema de tácticas y estrategias de poder, que actúa directamente sobre el otro/a. Una de sus tácticas más importantes es la de generar  desmemoria.

El olvido y la confusión son necesarias para manipular cabezas, conducir y desviar la atención.

El olvido es importante, porque olvido es represión, ausencia, pérdida, desaparición e impunidad.

El olvido se suma a la distracción que se ejerce para controlar y mantener en la ignorancia.

La desmemoria hace desaparecer hechos de la realidad y de ese modo, manipula nuestra percepción de la realidad, manipula los tiempos, confunde lo verdadero con lo falso y construye una realidad ficticia, que parezca verosímil.

Coloniza mentes, y mantiene así la brecha social para que parezca irreversible.

Que la brecha y el antagonismo entre argentinos no se achique. Que se mantenga el statu quo.

Y después, ellos/ellas mismos/as, (legisladores, políticos, religiosos y otros mediocres) levantan discursos y  banderas de justicia, en defensa de la pobreza y la igualdad. Falso, todo falso.

A través de la distracción que conduce a la ignorancia, la desmemoria y el olvido, no hay aprendizaje posible, y si no hay aprendizaje, no hay cambio y si no hay cambio, estamos condenados a repetir. El poder de repetir y repetir y repetir compulsivamente. Si hay olvido hay repetición.

Por ejemplo repetir el goce de hacer fracasar:  debilitar, desestabilizar, destituir, hacer caer un gobierno, golpear.

Fragilizar la democracia como sistema.

¡Nos roban la lucidez!, ¡¡OJO!! desbaratan nuestra racionalidad, que es lo que necesita la Máquina de Impedir . Necesita gente no-lúcida, que no sea capaz de inteligirir, ataca la inteligencia, oscurece, bloquea y…  neutralizan la capacidad crítica.

Ellos/as buscan y necesitan gente que se preste al juego de ellos, pero sin darse demasiada cuenta del juego, de lo que hacen y qué les hacen en la cabeza. En este caso, léase tonta Hotton, tonta Alvarez .

Carrió, Bullrich, Camaño, Hotton, Alvarez, Chiche Duhalde, ¡mujeres que dan vergüenza ajena! Una coalición no-feminista, mujeres de fe, señoras religiosas que aplauden la violencia en el congreso, que transforman esa bofetada en algo “divino” (lease Carrió), en algo “justo en defensa de su familia”(Chiche), o la Sra Stolbizer que considera que la Presidenta debía dejar el gobierno para hacer el duelo, ocuparse de sus chicos y cocinar.

(Estas, entre otras, son las Sras. que enfrentaremos cuando se trate la Despenalización del Aborto.)

Hay mujeres y mujeres. Es bueno aprender a reconocerlas, porque ellas también son peligrosas.

Mujeres machistas, continuadoras del orden patriarcal,  falsas defensoras de la vida que aplauden y se regocijan co la violencia en cualquier lugar. Defienden a la sagrada familia. Misóginas. Mujeres diabólicas que planifican estrategias destructivas para la democracia, pero enseguida “dan vuelta la escena” como diciendo: ¿quién yo? No! Nosotras no, la presidenta crispa, confronta, pega. Politiza el duelo. Se victimiza de luto.

Ser mujer es una forma externa que no es garantía de nada. Lo importante de una mujer-mujer, es la mentalidad, la conducta, la conciencia de género, la conciencia social e histórica, los valores verdaderos y un poco de amor a la patria.

El tema real, era el Presupuesto 2011, pero terminamos viendo Titanes en el Ring, con la estelar actuación de la monita Camaño que se fue muy contenta moviendo la colita.

Ya lo decía yo, ser mujer no es garantía de nada.  Lo supe con la Thatcher. El tema es la mentalidad de esas mujeres machistas y patriarcales, que después se quejan porque las crispan, mientras sostienen y dan continuidad al Patriarcado y aplauden a la Iglesia.

Nuestra la tarea es: estar atentos/as, no distraernos, no olvidar esto que hicieron, saber que se va a repetir. No creerles.

Y no olvidar: Archivo Carrió/Bullrich/presupuesto 2011/diputadas Hotton/Alvarez/Camaño/cachetada Kunkel/presupuesto sin aprobar.

Liliana Mizrahi.

Nov. 2010

Reflexiones sobre la Máquina de Impedir. 1

LA MAQUINA DE IMPEDIR.

Reflexiones 1.

Por Liliana Mizrahi

“La calidad de la educación dada a las clases inferiores debe ser la más pobre y mediocre posible, de forma que  la ignorancia que se planea entre las clases inferiores y las clases sociales superiores, sea y permanezca imposible de alcanzar para las clases inferiores.”

Noam Chomsky.

(“Armas silenciosas para guerras tranquilas”).

Un joven, un niño, un adulto que piensan, indagan, quieren saber y aprender  a reflexionar, son más peligrosos que los niños/jóvenes/adultos, que roban o matan. No es ingenua la destrucción de la educación. Es una acción concreta y planificada.

Uno de los objetivos esenciales, al que apunta la Máquina de Impedir, es mantener la profunda brecha entre ricos y pobres como un hecho irreversible.

Que reine el statu quo. Que no haya cambios. Que la mayoría esté bajo control, para eso, es mejor que no piensen. Para eso se abandonan y destruyen escuelas y colegios, planes de estudio, becas, educación sexual, edificios, sueldos docentes. Lo que la Máquina de Impedir busca es el orden y el control. Que las cabezas estén “ordenadas”, bajo control y… que la gente no se de cuenta que está controlada.

(El Jefe de gobierno, Ing. Macri, cumple  al pie de la letra, con este concepto  crítico de Chomsky).

La Máquina de Impedir, tiene como objetivo: actuar sobre la cabeza de los otros, meter mano en su subjetividad, y reducir las cabezas.

La Máquina de Impedir jibariza.  Achica y formatea mentes, y así, se asegura el control de la situación social y política.

La distracción es indispensable y se asocia a la ignorancia. Son tácticas de poder de la Máquina de Impedir fundamentales para el control  y el orden social.

La distracción conduce a la ignorancia y sirve para que la gente no piense, ni se interese, ni se ocupe en realidades esenciales: sociales, económicas o políticas. Se logra distraer la atención pública a través de  diferentes intermediarios del sistema, por ejemplo: divas tontas e ignorantes, conductores televisivos obscenos y estereotipados, de periodistas mentirosos o chusmas, obispos y cardenales sin vergüenza, rabinos estúpidos que juegan con las palabras y no dicen nada. Discursos huecos, falsos, que estimulan la estupidez, paralizan el pensamiento crítico, atacan la inteligencia y nublan la lucidez impidiendo madurar como seres pensantes.

¿Qué es distraer? Distraer es: dis//traer. Traer y llevar, hacia otro lado. Ocuparse de otra cosa. Desviar la atención para lograr que la realidad desaparezca y sea reemplazada por otra realidad insignificante, (como se hace con los chicos cuando los queremos sacar de algún capricho o frustración: ¡uy, mirá mirá ese pajarito!). Distraer es una de la formas de hacer que la gente no piense.

Ejemplo: esta semana caímos en la trampa. Los diputados  se ocupan de las falsas denuncias de la Banelco de Cristina, sin poder debatir  el Presupuesto 2011. Pierde la monita Camaño y Kunkel se liga un castañazo. Arma la Sra un espectáculo con el que ofende a todos. Se busca distraer para entorpecer. Se desvía la atención, para que lo verdaderamente importante y prioritario, pase a un lugar secundario o, se pierda, o se desdibuje, o se confunde, o se olvida y desaparece. Lo falso gana a lo verdadero.

¿Qué es lo grave de esto? La alteración de la realidad, inducen la distorsión y atacan la percepción de la realidad. La confusión de valores. Se toma por verdad, lo que es mentira. Se ataca el debate político y democrático. Se hiere a la democracia y sus instituciones. Se alimenta el escepticismo hacia el quehacer político. Se enturbia la realidad, se confunde a la gente desprevenida y se gana tiempo para  lograr el “Plan Fracasar”.

Existe el deseo real de que el gobierno fracase y en consecuencia que Argentina fracase. Y esto, se lee a través de las acciones concretas, de diferentes legisladores, conductas reales,

y los discursos manipuladores de la Máquina de Impedir.

Meten miedo, a su manera son terroristas. Nos hacen creer que estamos amenazados por algo muy grave, algo terrible amenaza la estabilidad y resulta que, se trata de una puesta en escena,  planificada con inteligencia y anunciada por televisión meses atrás, por la Sra Carrió.  Ella solita lo dijo 2 meses atrás. Se trataba de una operación planificada con astucia. Un operativo preparado y  falso. …en la trampa, otra vez. El presupuesto quedó sin aprobar. El Sr. Alfonsín Jr., culpa al gobierno y cuando ellos, la oposición, debía dar quórum, no estaban. Y dice que el gobierno quería que no se aprobara el presupuesto. Inversión de la escena.

Se busca la decepción y el fracaso. Esa es una de las funciones de la Máquina de Impedir. Se logran re-avivar antiguos resentimientos, tensiones y odios. ¿para qué? Para  dividir, enfrentar, separar, controlar… y que la brecha entre los argentinos parezca irreversible… y por culpa del gobierno.

La Máquina de Impedir no es un invento de la oposición política argentina, funciona en las mejores familias y en todo el mundo.

La Máquina de Impedir no es un instrumento, es un arma.

La horda opositora. El odio y el furor.


Cuando lo vimos  bajar del avión, amortajado y quieto, en su ataúd para siempre, muchos no podíamos dar crédito a nuestros ojos.

Pensamos que “quizás” se trataba de un espejismo.

Quedamos inmóviles, petrificados, mirando la concreta  y mágica realización de los deseos de la oposición.

¡En la calle dicen: los queremos matar! Repetía la profeta que se descarrió.

¡Van a caer por abandono o por K. O. decía un  cabezudo y feliz Duhalde, relamiéndose.

¿Y a vos te parece que llegarán al 2011? comentaban siniestros, el latinista Grondona y el cínico Biolcatti .

Pasaron dos días, a lo sumo tres y en un mismo movimiento salvaje, la horda opositora se arrojó sobre la mujer presidenta, sin contener su apetito ciego y sangriento, como si se propusieran despedazarla.

Almas de la horda opositora, ávidas de desgarramiento, necesitados de arrancarle su investidura a jirones, o descuartizarla.

En medio de golpes y de la violencia desordenada de su acción, la horda opositora busca, con uñas y dientes, robarle su bastón de mando, sacarle su investidura presidencial y humillarla públicamente.

Ella, mayúscula, atravesada por el tajo de la muerte , preserva su investidura más que su propio cuerpo, golpeado por la ida de Él.

Los golpes de la horda siguen cayendo, en forma implacable. ¡Que se cumpla la venganza! dice la horda opositora, sin investigar ni reflexionar los contenidos de tal odio.

La horda opositora no tiene nada bueno para dar, sólo violencia. Necesitan generar malestar, miedos, inestabilidad política, amenazas. Esa es su propia Esterilidad política.

No tiene ideas, ni alternativas, ni planes, ni compasión, ni sentido común, ni siquiera un poco de amor y lealtad a la Patria. Y de ese modo muestran la hondura de su miseria, su antidemocracia, su vocación destituyente, ¡porque sí! por el goce de impedir. Su verdadero anti-patriotismo.

La horda opositora no tiene espacio para el amor a otros argentinos que no sean ellos mismos.

Es una banda que genera inseguridad, y es de esa inseguridad que nos tenemos que cuidar, porque es un profundo ataque a la Democracia.

Una banda de políticos mediocres que son capaces de paralizar, confundir, mentir para ganar poder… o que Ella no gane.

Una mal llamada oposición que ataca la democracia que tanto nos costó conseguir.

¡Y la horda opositora quiere que perdamos otra vez! Es loca, justo ahora que estamos ganando, es loca de verdad. La envidia es así, paradojal y psicótica.

Nos estamos desendeudando con el club de París y nos liberamos del FMI, pero muchos siguen hipotecados en viejas mentalidades que adoran el santo statu quo y frecuentan la repetición.

¿Y donde tiene la horda opositora el amor a la Patria? ¿dónde está la gratitud ante lo dado por la naturaleza y la riqueza humana, el esfuerzo y el trabajo  nuestro, el de nuestros padres y abuelos. Y la necesidad de preservarlo para nuestros hijos y nietos

¿No existe  en esos salvajes políticos, el sano anhelo de reparar lo dañado, incluso por ellos mismos en anteriores gobiernos?

¿No les interesa invertir su inteligencia, su fuerza, para sumar ideas, planes alternativos que ayuden a crecer, a todos?

¿No les interesa cuidar la estabilidad democrática de la república?

¿No pueden renunciar, un poco, a su codicia envidiosa y celebrar estar en esta Argentina democrática.

¿No quieren ser testigos y co autores de un renacimiento?

Si nada de eso existe, estamos ante una horda opositora peligrosa. Y es  peligrosa porque no hay amor, y cuando no hay amor… ya sabemos… hay odio.

El secreto deseo que fracase, aunque sea mi propia hermana.

Liliana Mizrahi. Noviembre 2010

KIRCHNER, EL CENSO Y EL ABORTO

Kirchner, el censo y el aborto.

Por Liliana Mizrahi

Conmocionada de pena, por Kirchner, por Cristina y por sus hijos, y por la Argentina toda. Conmocionada de dolor, pienso la realidad de la muerte como parte natural de la vida. Me pregunto el significado de esta muerte,  me pregunto qué uso haremos, qué destino le daremos los argentinos a esta muerte histórica.

¿Qué pasará ahora?

En ese momento: ¡Timbre! Llegó la censista. La recibimos cordialmente y, muy sonriente comentó sobre Kirchner, sí qué lástima, era un hombre joven. Ahí dejamos la conversación y pasamos al censo.

Cuando me tocó el turno a mí, me preguntó cuantos hijos vivos había tenido, dos, cuántos hijos vivos tenía ahora, dos, cuando fue la fecha del último nacimiento de mis hijos vivos, doy la fecha. Fin.

Hemos terminado el cuestionario, se acabó el censo, y yo… medio en ascuas, le pregunto a ella:

-¿no me vas a preguntar si tuve abortos, cuantos tuve, cómo  fueron? ¿no hay ninguna pregunta sobre el aborto?

Me mira sorprendida y me dice: -¡No! No está previsto. – Entonces decile al que corresponda, que es un tema omitido, y que nos vamos a quedar sin saber un dato importante para las mujeres argentinas. No abortemos el aborto, es una realidad importante que concierne a la sociedad argentina. No sabremos cuantas mujeres abortan y han abortado, mueren. Con este censo no lo sabremos.

Nos despedimos cordialmente. Volvemos a la pena, escuchamos la radio y seguimos duelando a Kirchner.  Sí, lloremos argentinos, lloremos por toda nuestra historia de muertes y pérdidas y quiebres y antagonismos.

No me va a alcanzar la vida para agradecer a Kirchner el acto en que hace retirar el retrato Videla, el aborto vivo. Videla, un aborto vivo aún.

No puedo pensar en Kirchner sin asociarlo al dolor de los argentinos en el 2001, 2002. No puedo pensar en Kirchner sin asociarlo a los Juicios de Lesa Humanidad.

Gracias Kirchner, ya estás en la historia, y en el corazón de muchos argentinos lúcidos y agradecidos.

27 de octubre de 2010. Dìa de censo, día de duelo.

¡Nosotras parimos, nosotras decidimos!

 

¡Nosotras parimos, nosotras decidimos!

                                                                                            Por Liliana Mizrahi

 

Hace pocos días, hablando con mi amigo, el periodista Gerardo Yomal, sobre diferentes temas, cuando llegamos al tema de la “despenalización del aborto”, me dijo:

-¿Por qué no salen 10 000 mujeres juntas, y se ponen en bolas gritando por el aborto? Me pego lo que dijo y me quede pensando.

Pasaron apenas, un par de semanas. Hace unos días en la ciudad de Paraná, se reunieron 30 000 mujeres en el XXV Encuentro Nacional de Mujeres y marcharon (corajudas) gritando consignas como:¡nosotras parimos, nosotras decidimos!  ¡Aborto legal y seguro para no morir! Y al final, se pusieron en tetas. No eran 10 000 como decía Gerardo, eran 30 000 mujeres, mostrando con libertad sus senos y reclamando el derecho a decidir sobre sus cuerpos y decidir sus propias maternidades.

La Iglesia católica, esa oscura encubridora, se persigna, reza, acusa, y defiende la vida del nonato, pero no quiere saber ni enterarse, que la pedofilia también mata, mata, destruye para siempre por dentro. Y ellos, los sacerdotes, abusan y destruyen niños (natos) con total impunidad. Y  luego, disociados como esquizofrénicos, defienden al niño no nacido. Hipocresía, si las hay.

30 000 mujeres gritando por las calles, para no morir en la clandestinidad, a que las obliga su pobreza. Abortos, hay todos los días. 500 000 abortos al año. Todas las mujeres abortan. Las ricas y las pobres. Y por  un poco de dinero, las mujeres se lo hacen en condiciones seguras.

¿y las que no tienen dinero? Mueren. Mueren desangradas, mueren sin hacer ruido. ¿y quién escucha sus gritos ahogados?

¿Quiénes son estos señores y señoras, sordos y sordas, que no oyen la desesperación de mujeres que no reciben educación sexual, no reciben anticonceptivos y que no pueden pagarse un aborto en condiciones seguras?

El aborto existe, son 500 000 al año y mata solo si está mal hecho.

La pedofilia existe, en muchas iglesias del mundo y mata por dentro al niño violado, durante toda la vida.

Las mujeres pobres, también abusadas moral y psicológicamente por el sistema, no pueden decidir con libertad sobre sus cuerpos.

Los niños violados y abusados en la pedofilia eclesiástica, y otras…, tampoco pueden decidir sobre sus cuerpos. Se acuerdan de ¡Las mujeres y los niños primero!

¿Hasta cuándo no va haber educación sexual en las escuelas y colegios?  Educación sexual que incluya la realidad de las violaciones, abusos y pedofilia a niñas y niños?  Ellos tienen que saber.

¿Hasta cuándo no va haber anticonceptivos en los hospitales para las mujeres pobres?

¿Hasta cuándo la Iglesia va a prohibir el uso de profilácticos a los varones?

¿Hasta cuándo las mujeres no vamos a poder decidir sobre nuestros propios cuerpos?

¿Cuándo vamos a poner las cosas en su lugar?

 

Liliana Mizrahi.

Autora de La Mujer Transgresora.

lmizrahi@pachami.com

Brasil, 12/10/10

La Iglesia Católica traiciona a Jesús

Grassi el violador.

La Iglesia Católica traiciona a Jesús

por Liliana Mizrahi

Me alegra, me alivia que se haya confirmado la sentencia, en segunda instancia y por unanimidad, a 15 años de prisión de Grassi, el pedófilo. Es un delincuente, pero… aún sigue libre y muchos estamos ansiosos por verlo, detrás de las rejas, por fin.

Detrás del delincuente Grassi, abusador, violador, filicida y otras perversiones, se esconde un poder sombrío. Un poder siniestro que demora los tiempos, alarga el proceso, y le facilita las cosas. ¿porqué? ¿cómo? ¿qué hay detrás de Grassi?

¿quiénes son, ese poder siniestro que aún hoy lo mantiene libre?

En estos tiempos, la Iglesia Católica atraviesa una crisis de tal magnitud, por los multiplicados y reiterados casos de violaciones y abusos sexuales a niños y niñas, que la realidad, tal como la vamos conociendo, se convierte en un “desafío, un reto” para los que creen en Jesús.

Esta es una Iglesia “anti-evangélica”, y lo demuestra el discurso y la conducta, sin verdad y sin sensibilidad del poder eclesiástico.

Jesús, en su momento se rebeló contra los rabinos, levantó la voz y actuó contra la jerarquía sacerdotal de esa época. La Iglesia traiciona a Jesús.

Me pregunto:

¿Qué les estará pasando a los fieles, ante tales crímenes? ¿fieles seguidores de la cúpula eclesial o, seguidores de Jesús?

Este es un tiempo de compromiso con la verdad. Un tiempo de denuncia y testimonio. Un tiempo de compromiso y solidaridad. No hay lugar para seguir   escondiendo delincuentes, la Iglesia no puede ser un aguantadero.

El silencio que silencia, fabrica cómplices. Ese silencio oscuro tiene que terminar. Encubre, así permite la continuidad de los crímenes contra los niños, no respeta la dignidad infantil, ni la de sus fieles.

Silencia a los pedófilos de entre sus filas,  y pone el grito en el cielo por la vida del nonato.

Esta Iglesia que encubre delincuentes traiciona a Jesús, lo crucifica otra vez. Miente, omite, encubre. Es dogmática, rígida, retrógrada e impune. No se comunica con la realidad actual. Es persecutoria y amenazante con el tema de la sexualidad adolescente. No cuida, no educa, no protege. No es la Iglesia de Jesús.

“A Jesús lo crucificamos entre todos, todos los días” me dijo el padre García en Jerusalem.

lmizrahi@pachami.com