De los gestos y las personas…

Pequeños hechos cotidianos incentivan mi felicidad… Cosas simples, como la que me pasó ésta mañana… Me subí al colectivo (medio de transporte que utilizo a diario) pensando que estaba repleto y sin un solo asiento libre como todas las mañanas… Sonreí instantáneamente al descubrir, mientras depositaba en la máquina una de mis últimas monedas, muchos, pero muchos asientos vacíos… Así que me di el lujo de elegir el mejor lugar para sentarme a leer el libro que me acompaña esta semana durante todo el camino a mi trabajo, cosa que no sucede muy seguido últimamente…

Otra sonrisa me sorprendió mientras estaba absolutamente absorta en la lectura de “La inmortalidad”, de Milan Kundera, al toparme con el siguiente párrafo:

“No sé durante cuánto tiempo lo utilizó (o, mejor dicho, durante cuánto tiempo la utilizó el gesto a ella) pero es seguro que hasta el día en que se dio cuenta de que su hermana menor levantaba el brazo en el aire al despedirse de una amiguita. Cuando vio ese gesto realizado por su hermana, que desde la más tierna infancia la admiraba y la imitaba en todo, sintió una especie de indisposición: un gesto adulto no era apropiado para una niña de once años. Pero sobre todo pensó que aquel gesto estaba a disposición de todos y que, por lo tanto, no le pertenecía: en realidad cuando levantaba el brazo cometía un robo o una falsificación. Desde entonces empezó a dejar de hacer aquel gesto (no es fácil desacostumbrarse de un gesto que se ha acostumbrado a nosotros) y a desconfiar de todos los gestos. Trataba de limitarlos al mínimo imprescindible (decir con la cabeza “si” o “no”, señalar un objeto que su acompañante no ve), a aquellos que no fingen ser una manifestación original suya. Y así fue como el gesto que le había encantado en la secretaria del padre (y que me había encantado a mí al ver a la señora del bañador despedirse del instructor) se durmió por completo en ella.”

Al terminar de leer el párrafo, marqué suavemente la página, doblando apenas la parte superior (costumbre que adopté recientemente y no se muy bien por qué), cerré el libro y me dediqué a observar por unos instantes las calles superpobladas de Buenos Aires… La sonrisa permanecía dibujada en mi rostro… Es que mi memoria es bastante fotográfica y tiende a retener gestos propios de las personas que amo… Nunca se me había ocurrido que en realidad las personas eran de los gestos y no los gestos de las personas…

Mi abuelo materno, al terminar de comer, apoyaba los codos en la mesa y entrelazaba sus manos… Mientras nos observaba con su tierna mirada movía en forma circular sus pulgares… Pasaba un pulgar detrás del otro en forma continua e ininterrumpida, muy suavemente… La foto que hoy ocupa un lugar en mi mesa de luz refleja ése gesto a la perfección… Precisamente en el reflejo de ése gesto se basó mi elección de la foto…

Cuando mi abuelo falleció se ve que su gesto se escondió en algún rincón a la espera de la llegada de un nuevo ser del que apropiarse, pues mi papá empezó a adoptarlo repentinamente… Antes de ser de ése gesto papá ya era de otro gesto: no importa el largo de su pelo, siempre pasa su mano derecha por él para peinarlo, acompañando el movimiento de la mano con la cabeza.

Mamá recorre el borde interno de la uña de su dedo pulgar con la uña de su dedo del medio… Lo hace de forma inconciente y prácticamente todo el tiempo que se encuentra sentaba manteniendo una conversación… Tal vez sea para reflejar su espíritu inquieto por naturaleza…

Mi abuela paterna solía llevarse ambas manos a la cabeza cuando algo la ponía nerviosa, como aquella vez que me dijo “Vos sos mi nieta más linda, por dentro” y mis hermanos estallaron en carcajadas al grito de “La abu te dijo fea”… Ella, al ver frustrado su intento de explicación, llevo sus manos a la cabeza, con ése gesto tan tierno que siempre me recuerda a ella…

Mi mejor amiga enrosca su pelo con su dedo índice cuando cuenta algo sobre lo que le cuesta hablar o cuando escucha atentamente a los demás…

Todos ésos gestos, y miles más, vinieron corriendo a mi memoria al leer el párrafo de Milan Kundera… Y pensé: “Si las personas son de los gestos, y no los gestos de las personas, ¿a cuál de los dos es que recuerda mi memoria?”…


Escribí tu comentario

, , Reportar este Comentario naylu dijo

creo que recordamos a la persona cuando vemos el gesto…. una instantànea de nuestros seres queridos…. y de tantos momentos hermosos que hemos vivido!
como siempre, pau… hermosas imàgenes puestas en palabras por vos!
besos!

, , Reportar este Comentario Anónimo dijo

Me parece que hay gestos típicos de ciertas personas, dichos gestos suelen expresarse espontáneamente y repetirse, aunque hay veces en las cuales para llenar un hueco o un momento sin frases que expresar comienza ese lenguaje gestual tan típico en algunos, como tomarse del mentón, llevarse las manos a los bolsillos, mirar a la lejanía, fruncir el ceño, caminar cuando se necesita concentración, etc., etc.
El lenguaje gestual debe ser el más primitivo también, paralelo al onomatopéyico y anterior a las palabras.
Los sordomudos se entienden por señas.
Cuando un gesto se vuelve muy reiterativo se parece a la vestimenta, es una cosa que está fuera de nosotros pero que nos pertenece y nos identifica a la vez.
Y hay imitadores de esos gestos reiterados que hacen reír mucho con su caricaturización.
Un saludo.

, , Reportar este Comentario m-p- dijo

Eliante: Gracias por tu visita y tus palabras!!! Besos!!!

naylu: gracias como siempre por tus palabras!!! me encantó tu frase final: “hermosas imágenes puestas en palabras”… siempre me gustó pensar en la escritura de ésa forma… Fue hermoso leerlo sobre algo escrito por mí!!!
Besotes!!
Pau

, , Reportar este Comentario m-p- dijo

Hola Stone!! Con tu comentario me recordaste gestos de otras personas en las que no había pensado al escribir el post… Uno de mis hermanos, por ejemplo, no puedo hablar por teléfono sino camina, y siempre prefiere hacerlo alrededor de una mesa… Yo misma hablo mucho con las manos y tengo miles de gestos propios… O miles de gestos me tienen a mí!!
Besotes,
Pau

, , Reportar este Comentario mar dijo

¡Muy lindo Pau! Yo soy muy sensible a los gestos. A veces demasiado. Un gesto que no me agrada me aparta de la persona que lo hace, y uno que me gusta mucho, puede hasta hacerme obviar defectos. Y también creo que las personas y sus gestos están tan unidos que uno los recuerda invariablemente a ambos. Muy lindo post. Besos.

, , Reportar este Comentario ro-40 dijo

Hola Pau…
Que linddddoooooooooo, lo que escribís y como lo escribís….
Hoy leí tu commnet, también me quede asombrada, por que ese día, como siempre que quiero escribir, me senté delante de la pc, sin saber que iba a escribir
y de repente salio lo que salio, como siempre, estuve pensando por que lo escribí, no es aniversario, ni había escuchado nada del Nano ese día…, pero si, recordé después, que mi amiga me había contado (también vive en España) lo de la fiesta de San Juan.

Tu post, es re lindo, ya lo dije, te descubre súper observadora, inteligente, y alegre…
Ahora yo también descubro, que mis hijas tiene muchos de mis gestos, que son de mis tías…
Te mando un beso enorme y te sigo leyendo!!!

, , Reportar este Comentario koshen dijo

Cuanto dicen de nosotros los gestos, cuanto nos muestran de los demás… la manera de pararse, de caminar, los movimientos de las cejas al hablar… que lindo es ver, en mi caso, que los hijos hereden determinados gestos que uno tiene…
Besotes y que estés bien.

, , Reportar este Comentario gusm dijo

Hola Pau:
que hermoso gesto el tuyo, el de contarnos tan lindo un momento de felicidad, una sonrisa ¡y un viaje en colectivo tan placentero!
me encantó la anécdota de tu abuela y me imaginé su gesto y las carcajadas de tus hermanos.
besos!

, , Reportar este Comentario m-p- dijo

Mar: para mí los gestos son muy importantes también… Hablan mucho de las personas!!!! Gracias por pasar!!!
Ro: gracias por tu comentariooo!!! Yo me quedé muuuy sorprendida al leer el mail!!! Primero porque no esperaba ése mail, y después porque me hablaba de la misma fiesta que habías mencionado vos!! Debe ser hermoso ver gestos tuyos en tus hijas!!!
Koshen: soy muy observadora, y muchas veces los gestos me dicen más que las palabras… Me encanta verme en gestos de papá y mamá… No me quiero imaginar lo que debe ser verte en tus hijos!!!!
Gub: gracias por tus palabras!!! siempre hermosas!!! La santa de mi abu se sentía re mal!!! Y mis hermanos no la dejaban expresarse!!! jajaja
Besotes para todos!!!!
Pau

, , Reportar este Comentario Vachi dijo

Me encanta leerte… sabes que admiro esa capacidad que tenes para transmitir sensaciones y sentimientos !
Lei todos y cada uno de tus textos y creo que me enamore de los Jacarandas ja! Sera que soy una romantica empedernida!!!!
Espero pronto una nueva historia !!! Continua Asi !!!!
Besos Enormes
Vachita

, , Reportar este Comentario m-p- dijo

Vachi!!!! Que lindo leerte por acá!!!! Estaba a punto de contestar tu mail!!!
Ya que hablaste de jacarandás, te cuento una sensación de anoche… En el avión de vuelta de nuestro viaje, mi hermano me mostró sus fotos… Tiene unas hermosas en Disney de California, en donde aparece parte del mundo mágico, hermosamente encuadrado entre dos jacarandás!! La sonrisa llegó a mi rostro antes de que notara que estaba comenzando a gestarse en mi interior!!! Te adoro Vachita!!!!
Besotes,
Pau

, , Reportar este Comentario leandro 0416 3343448 dijo

a hay me llamo leandro maracay no se q escribir bueno… e estado leyendo un poco del fhen shuy y e descubierto tantas cosas una mas importante tu eres exactamente lo q proyectas en ti ytu puedes lograr en ti aser de ti lo q desees preyectarte intenla imbestiga mas a fonso saludos .. as bien sin mirar a quien lo dejamas es majia…. tu cumple con ese deseo q tienes a fondo elcomienso es el final de la misma .. si no precionas en croche no arrancaras nunk.. bye