Posts etiquetados como ‘infantil’

NO A LA PORNOGRAFIA INFANTIL Y EL ABUSO DE MENORES

angels lolitas boylover preteens girllover childlover pedoboy boyboy fetishboy Su consecuencia: La explotación sexual infantil. Problema mundial

La sociedad actual se ve sacudida por un espantoso abuso de menores cuyas características y magnitud han llegado a conocimiento del público en general en los últimos años. A fin de analizar las soluciones, se celebró en Estocolmo (Suecia) una reunión con delegados de 130 países: el primer Congreso Mundial contra la Explotación Sexual Infantil en el año 1997. Diez años después la situación se ha agravado alarmantemente.

CON 14 años, Magdalen fue inducida a servir de “señorita de compañía” en una cervecería de Manila (Filipinas). En realidad, llevaba a los clientes a un reservado; allí se desvestía y se entregaba a unos quince hombres las noches normales y a unos treinta los sábados. A veces decía que no aguantaba más, pero tenía que seguir ante la coacción del gerente. A menudo se le hacían las cuatro de la mañana, con el cuerpo y el alma destrozados.

Sareoun, huérfano sin techo de Phnom Penh (Camboya), tenía sífilis, y eran bien conocidas sus ‘salidas’ con extranjeros. Este joven se alojó en una pagoda, donde quedó al ‘amparo’ de un ex monje, que lo violó y prostituyó con extranjeros. Cuando se demolió la pagoda, fue a casa de una de sus tías, que se erigió en su nueva proxeneta.

Estos son solo dos ejemplos de la tragedia analizada en agosto del año pasado durante el Congreso Mundial contra la Explotación Sexual Infantil. ¿Es un abuso generalizado? Afecta a miles —según otros, a millones— de menores. Una delegada resumió así el problema: “Los niños están sujetos a compraventa, como mercancía. Se trafica con ellos dentro y fuera de las fronteras, como contrabando; se les recluye en burdeles y se les obliga a satisfacer las demandas de multitud de abusadores”.

En el discurso de apertura, el primer ministro sueco, Göran Persson, dijo que esta explotación era “el delito más brutal, salvaje y repugnante”. Un representante de la ONU indicó que “constituye una agresión al menor desde todos los frentes [...], una vileza sin paliativos y la violación más despreciable de los derechos humanos”. Durante el congreso hubo muchas otras manifestaciones de indignación al exponerse desde la tribuna el alcance, naturaleza, causas y consecuencias del abuso.

“Tiene un ámbito internacional y su impacto trasciende generaciones”, señaló cierta fuente. Otra declaró: “Se cree que un millón de niños entran cada año en un negocio que mueve miles de millones de dólares: el ilícito mercado sexual”. ¿Qué efectos acarrea? “Mina la dignidad, el amor propio y la confianza del niño. Atenta contra su salud física y emocional, sus derechos y su futuro.”

Algunas causas

¿Por qué ha crecido tanto el problema? Se afirmó que hay menores cuyas “circunstancias los impelen a la prostitución: para sobrevivir en la calle, contribuir al sostén de la familia o costearse la ropa y otros bienes. Algunos caen seducidos por el bombardeo de anuncios consumistas de los medios de comunicación”. A otros se les rapta y obliga a prostituirse. También se citó la erosión rápida y generalizada de los valores morales, junto con la desesperanza habitual.

Muchos chicos y chicas entran en el mercado del sexo a consecuencia de los abusos familiares: la violencia doméstica o el incesto los relega a la calle, donde quedan a merced de pederastas y otros aprovechados, entre los cuales parece que hay algunos policías. Un informe sobre el problema, titulado Kids for Hire (Se alquilan menores), dice que un agente detuvo a Katia, brasileña de seis años, y la obligó a realizar indecencias con la amenaza de matar a su familia si se lo decía a su superior. Al día siguiente volvió con cinco individuos que querían someterla a las mismas vejaciones.

Una institución sueca, el Defensor del Niño, dijo a los delegados: “Los estudios realizados no dejan lugar a dudas: una de las principales causas de la prostitución infantil es el turismo [sexual]”. Un informe señaló: “El increíble auge de la prostitución de menores en el último decenio es consecuencia directa de la industria turística. Este abuso es la atracción más novedosa de los países en vías de desarrollo”. Hay una gran demanda de menores dedicados a la prostitución debido a los viajes de “turismo sexual” que parten de Europa, Estados Unidos, Japón y otros lugares. Una aerolínea europea se valió del dibujo de un niño en pose erótica para anunciar estos viajes. Las agencias organizan cada año miles de desplazamientos de esa índole.

Entre las muchas causas figura también el empleo de las nuevas tecnologías para promover la industria del abuso infantil. Se menciona que Internet, en unión con medios informáticos afines, realiza la mayor oferta pornográfica. Además, la existencia de equipos de vídeo económicos facilita la producción de pornografía infantil.

¿Quiénes son esos individuos?

El adulto que abusa sexualmente de menores suele ser pedófilo o pederasta, es decir, siente una atracción pervertida por los niños. Según el Defensor del Niño de Suecia, “no se trata necesariamente de un viejo, un tipo desaliñado, enfundado en una gabardina, ni del arquetípico macho agresivo. Por lo general, es un varón culto de mediana edad que a menudo trabaja con niños, quizás de maestro, médico, asistente social o sacerdote”.

La representación sueca citó el ejemplo de Rosario, filipina de 12 años que falleció a consecuencia de los abusos deshonestos de un turista: un médico austríaco.

Ante este caso, Carol Bellamy, directora ejecutiva del UNICEF (Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia), con sede en Ginebra, dijo lo siguiente: “No es raro que los mismos adultos que tienen encomendados el cuidado y la protección de los niños toleren y perpetúen esta atrocidad. Son docentes, profesionales de la salud, policías, políticos y clérigos que se valen de su prestigio y autoridad para la explotación sexual del menor”.

La religión también está implicada

Un delegado de la Iglesia Católica declaró en el congreso que la explotación infantil es el “delito más abominable”, “el resultado de que los valores hayan sufrido una profunda distorsión y estén en crisis”. Ahora bien, la misma Iglesia se ha visto muy afectada por la existencia de tales prácticas aun entre el propio clero.

El reportaje “Sacerdote y abuso”, de la revista Newsweek (16 de agosto de 1993), habló del “peor escándalo del clero en la historia actual de Estados Unidos”. Dijo: “Desde 1982 se ha demandado a unos cuatrocientos curas por ultrajar a niños y jóvenes, aunque algunos eclesiásticos estiman que unos dos mil quinientos han cometido abusos deshonestos con niños o adolescentes. [...] Además de las repercusiones económicas, la Iglesia ha sufrido una enorme vergüenza y ha visto mermada su autoridad moral”. Otras religiones se hallan en igual situación.

Ray Wyre, consultor sobre delitos contra la honestidad, del Reino Unido, habló en el congreso de dos niños que fueron violados sádicamente por un sacerdote. Uno de ellos dirige ahora un centro de ayuda para las víctimas de abusos sexuales perpetrados por sacerdotes, y el otro se ha convertido en agresor sexual.

Mettanando Bhikkhu, docto budista tailandés, señaló que “ciertas prácticas del budismo facilitan la explotación de menores en diversos estratos de Tailandia. En algunas aldeas, los monjes se benefician a veces del dinero que aportan a la comunidad los niños obligados a prostituirse”.

¿Qué medidas pueden tomarse?

La doctora Julia O’Connell Davidson, de la Universidad de Leicester (Reino Unido), instó al congreso a rebatir las justificaciones de su conducta que dan los abusadores. Estos suelen alegar que se valen de menores que ya son libertinos e inmorales, lascivos y pervertidos. Otros recurren a la argucia de que sus actos son inofensivos y el niño sale beneficiado.

Una comisión sobre el turismo sexual recomendó combatirlo con la educación, mediante los programas escolares. Además, el viajero debe recibir información contra la explotación sexual infantil durante todo el viaje, desde la salida hasta la llegada.

Con respecto a los nuevos medios de comunicación, la comisión recomendó que las naciones reciban pautas para eliminar de ellos toda promoción de la explotación infantil. Planteó la creación de una única entidad internacional que coordine las labores en este campo. Otra comisión sugirió penalizar en todos los países tanto la posesión de pornografía infantil como su difusión informática.

¿Qué deben hacer los padres? Una comisión sobre el papel de los medios informativos les instó a responsabilizarse de la protección de sus hijos. Declaró: “Además de guiar a los niños cuando acceden a los medios de comunicación, pueden darles información contextual, explicaciones y diversas fuentes de datos; así contrarrestan el impacto de los medios y ayudan a los jóvenes a desarrollar el juicio crítico”.

Un reportaje de la televisión sueca sobre el congreso destacó la necesidad de vigilar mejor a los hijos y alertarlos de los peligros. Sin embargo, advirtió: “No se limiten a prevenir a los niños contra los ‘viejos verdes’, pues [...] pensarán que solo tienen que cuidarse de los ancianos desastrados, cuando estos delincuentes tal vez lleven uniforme o un traje elegante. Más bien, díganles que rehúyan a los extraños que demuestren un interés anormal en ellos”. Naturalmente, también deben ponerlos en guardia de las personas que, aunque sean conocidas, les hagan proposiciones indecentes, y animarles a denunciarlas.


Las razones del turismo sexual

(Por qué tienen relaciones con menores algunos turistas)

1) El anonimato los exime de las limitaciones sociales de su país

2) La incomprensión total o parcial de las lenguas locales los lleva a creer que la prostitución infantil es una práctica aceptada o que ayuda al menor a salir de la miseria

3) El racismo los lleva a abusar de quienes creen inferiores

4) La sensación de poderío económico ante el precio módico de los servicios sexuales en los países en vías de desarrollo



Un problema mundial

(Las siguientes estimaciones provienen de diversas autoridades estatales y otras organizaciones)

Brasil: Un mínimo de doscientos cincuenta mil niños ejercen la prostitución

Canadá: Las redes de prostitución controlan a miles de muchachas

China: Se prostituyen entre doscientos mil y quinientos mil menores. En los últimos años se ha inducido a cruzar la frontera a 5.000 niñas chinas y se las ha vendido como prostitutas en Myanmar

Colombia: La cifra de víctimas infantiles de la explotación sexual en Bogotá se ha quintuplicado en los últimos siete años

Estados Unidos: Según fuentes oficiales, hay más de cien mil niños implicados

Europa Oriental: 100.000 niños de la calle. A muchos se les envía a prostíbulos de Europa Occidental

Filipinas: 40.000 menores afectados

India: La industria del sexo cuenta con 400.000 niños

Mozambique: Varias agencias humanitarias acusan a las fuerzas de pacificación de la ONU de abusos deshonestos de menores

Myanmar: Cada año, se lleva a los burdeles tailandeses a 10.000 mujeres jóvenes y adultas

Sri Lanka: Hay 10.000 niños de 6 a 14 años esclavizados en prostíbulos, y 5.000 de 10 a 18 años trabajan por su cuenta en centros turísticos

Tailandia: Hay implicados 300.000 niños

Taiwan: 30.000 menores afectados

  • Comentarios
  • 3 votos