¡A la rica manzana!

Desde Escuela de Pacientes, una excelente iniciativa de la Junta de Andalucia (España), y que ni siquiera se le ha ocurrido, a ningun gobierno, copiarlo al menos.

Česky: Granny Smith

Entre el invierno y la primavera, los cítricos ya comienzan a escasear,  y otras frutas como las fresas, aunque ya disponibles en el mercado, aún no están en su mayor punto de dulzor y a su mejor precio. Pero podemos aprovechar para consumir manzanas, que por sus numerosas variedades, podemos encontrar en el mercado todo el año y que poseen múltiples propiedades saludables.

El manzano es el árbol frutal más cultivado en el mundo. Pertenece a la familia de las Rosáceas. Se cita en la Biblia, en la mitología griega y fue introducido en la península por los romanos y los árabes. Su fruta, la manzana, consumida desde hace 20.000 años, muestra colores diferentes de la piel dependiendo de la variedad: amarillas, verdes, rojas y bicolores.Las variedades más cultivadas en España son:Golden: De fruto grande, con piel delgada y resistente de color amarillo-verdoso con puntos oscuros y carne blanco-amarillenta, crujiente, jugosa, aromática y sabrosa. Ideal para su consumo en mesa, zumos y para cocinar. Su mejor momento es todo el año.Gala: Su piel amarillo-anaranjada presenta líneas rojas y su pulpa un color amarillento y textura fi­na, crocante, jugosa y aromática. Es muy valorada para su consumo en mesa, aunque resulta idónea también para ensaladas y asados.Reineta: Su nombre completo es Reineta de Reinetas y es una de las más emblemáticas en la producción de nuestro país. Su origen es francés y posee una forma achatada, un color amarillo grisáceo y un sabor azucarado con un toque ácido. Perfecta para cocinar, asados y compotas.Granny Smith: Su piel adquiere tonalidades verdosas muy intensas que la hacen inconfundible. Es algo más redondeada que las demás variedades, con carne muy blanca, de textura fuerte, jugosa y con ciertos toques ácidos. Ideal en ensaladas porque no se oxida tan rápido como otras variedades y también asada.Verde Doncella: Tiene un tamaño mediano y su piel acharolada presenta una coloración verde-rosada, con pulpa blanco-verdosa de textura dura, muy jugosa y con sabor dulce y perfumado.Por otra parte, en otoño podemos disfrutar de las camuesas, una variedad autóctona de manzana propia de la Subbetica cordobesa.Early Red One: Su piel es brillante y de un color rojo intenso, con carne muy dulce y jugosa.Red Delicious: Fruto de color rojo más o menos intenso, con un punteado amarillo. Su pulpa es azucarada, jugosa, acidulada y muy aromática.Starking: Fruto de gran tamaño, piel brillante roja estriada con amarillo y carne amarillento-blanquecina, de textura crujiente, muy jugosa y sabor suave azucarado.PropiedadesUn 85% de su composición es agua, por lo que resulta muy refrescante e hidratante.La manzana aporta hidratos de carbono fundamentalmente en forma de  fructosa, glucosa y sacarosa, y contiene cantidades apreciables de fibra, sobre todo pectinas, que contribuyen a regular los niveles de colesterol. Por su contenido en fibra y fructosa, es una fruta adecuada para personas con diabetes.Son una importante fuente de flavonoides diversos como los flavonoles, catequinas y procianidinas, compuestos con una potente actividad antioxidante.
Laxante y astringenteQuizá la propiedad más conocida de la manzana sea su acción reguladora intestinal. Si la comemos cruda y con piel es útil para tratar el estreñimiento, ya que se aprovecha la fibra insolublepresente en la piel, que estimula la actividad intestinal. Igualmente, la pulpa de la manzana es una fruta muy rica en pectina, fibra soluble, que tiene la particularidad de retener agua, y se le atribuyen efectos benéficos en caso de diarrea ya que hace más lento el tránsito intestinal.Además, la manzana es, después del membrillo, una de las frutas más ricas en taninos, sustancias con propiedades astringentes y antiinflamatorias. Los taninos aparecen cuando se deja oscurecer la pulpa de una manzana pelada. De manera que podemos decir que la manzana cruda y con piel es laxante, y si la manzana se consume pelada, rallada y oscurecida tiene el efecto contrario. Contra el deterioro muscularSegún un estudio de la Universidad de Iowa, un compuesto natural que se encuentra en las manzanas, podría evitar el deterioro muscular resultante del envejecimiento y la enfermedad, según los resultados de un estudio con ratones.El beneficio parece provenir de un compuesto en la piel de la manzana llamado ácido ursólico, según el Dr. Christopher Adams y colegas.Además, los ratones que recibieron ácido ursólico se hicieron más delgados y tuvieron niveles más bajos de glucosa, colesterol y triglicéridos, encontraron los investigadores.”El ácido ursólico es un compuesto natural interesante”, aseguró Adams en un comunicado de prensa de la revista. “Es parte de la dieta normal como componente de la piel de las manzanas. Siempre se ha dicho que comer una manzana al día evita tener que ir al médico“.Sin embargo, no está claro si los hallazgos en ratones se confirmarán en ensayos con humanos, ni si la cantidad de ácido ursólico consumido como parte de una dieta normal protegería contra el daño del deterioro muscular.Modos de preparaciónPodemos consumirla como fruta de mesa y entre horas. Bien lavada, se lleva como tentempié a cualquier lugar; para facilitar su consumo a los niños, podemos partirla en gajos, rociarla con unas gotas de limón para evitar que se oxide y guardarla en un recipiente hermético unas horas.


Sola ó mezclada con zanahoria, queda deliciosa en forma de zumo natural preparado con licuadora. También es ideal en ensaladas, sobre todo la Granny Smith, aportando un toque agridulce, como por ejemplo en la ensalada de pasta, apio y manzana, ó en la ensalada de zanahoria,  manzana y nueces.Es el ingrediente principal del muesli y se emplea en múltiples salsas, guisos, rellenos y acompañamiento de carnes, mermeladas,compotas, y como ingrediente principal en repostería: strudel, tartas, bizcochos, empanadillas dulces, etc.Ø     Receta de la semana:Crumble’ de manzana (Apple crumble)(En su versión inglesa pronúnciese ‘apol-crámbol’)
Ingredientes para 10 personas:1.250 g de manzanas reineta ó golden300 g (2 vasos) de harina integral100 g (1 vaso) de copos de avena150 g de margarina vegetal200 g (1 vaso) de azúcar moreno1 cucharadita de canelaUna pizca de sal
Para la crema:1 cucharada (20 g) de natillas en polvo500 ml de leche desnatada4 cucharadas de azúcar ó unas gotas de edulcorante líquido
Precalentamos el horno a unos 150ºC.En un cuenco hondo colocamos la harina y los copos de avena con una pizca de sal, ½ cucharadita de canela, el azúcar moreno y la margarina bien fría. Con la punta de los dedos, la vamos desmenuzando dentro de la harina hasta que obtengamos una mezcla con pequeños grumos.Por otro lado pelamos y partimos las manzanas rodajas finas y les añadimos ½ cucharadita de canela. Las colocamos (sin ordenar) en un molde rectangular engrasado y cubrimos con la mezcla anterior. Horneamos a temperatura media durante unos 45-60 minutos; hasta que los bordes estén dorados y el jugo de las manzanas borbotee.Se sirve templado, opcionalmente junto con una crema ó natillas muy claritas ó un chorreón de leche.Composición aproximada por porción:

360 Kcal
7 g proteínas
7,7 g lípidos
68 g hidratos de carbono
1,5 mg colesterol
5,8 g fibra
50 mg sodio

Ø     Para saber más:Manzana reineta del Bierzo con Denominación de Origen.Por: Lati Escudero

Deportistas o no: el riesgo de las vitaminas sin control medico

Un joven se ejercita en u

Un joven se ejercita en un gimnasio (Foto: Julio Carlos)

Un gimnasio (Foto: Julio Carlos)

MARÍA VALERIO

MADRID.- El número de deportistas que consume algún tipo de suplemento vitamínico para mejorar su rendimiento o fortalecer su estado de salud no está claro y las cifras oscilan entre el 40% y el 88%, según encuestas realizadas en EEUU. Sin embargo, una nueva investigación británica señala que muchas de estas personas no conocen la verdadera utilidad de estas sustancias y pueden poner en riesgo su salud con esta práctica.

Investigadores de una universidad británica especializada en medicina deportiva, dirigidos por Andrea Petròczi, han analizado una encuesta a 874 deportistas de más de 30 modalidades diferentes (tanto profesionales como aficionados) llevada a cabo en el Reino Unido sobre el consumo de sustancias. Aunque tres quintas partes de los encuestados consumía algún tipo de suplemento, las razones que argumentaban para su uso no siempre coincidían con la indicación real de estos productos.

El trabajo, publicado en las páginas de la revista ‘Nutrition Journal’, advierte de que este hábito puede tener consecuencias inesperadas, ya que algunos de estos complementos no están exentos de riesgos si se toman de manera inapropiada. Sobre todo a medida que aumenta la tendencia a combinar varios de ellos simultáneamente.

Una idea en la que coincide el doctor Francisco Miguel Tobal, especialista de la Escuela de Medicina de la Educación Física y el Deporte de la Universidad Complutense de Madrid. “El problema es que muchas de estas personas toman esto por su cuenta y riesgo, a dosis mayores de lo recomendado, por un tiempo prolongado y sin ningún control médico o especializado”, advierte. “Cuando la realidad es que en el 95% de los casos, con una dieta adecuada, no serían necesarios”.

Una encuesta de su escuela entre 120 deportistas de gimnasios madrileños observó que el 46% de ellos ingería ayudas ergogénicas, es decir, “sustancias legales para mejorar el rendimiento y que, a las dosis adecuadas, no deberían provocar problemas. Fundamentalmente vitaminas y minerales”.

Conocer antes de consumir

Como recuerdan los investigadores del estudio, sería necesario aumentar la educación de los deportistas y de los profesionales que se encuentran en los centros deportivos para que conozcan el uso más adecuado de los complementos vitamínicos. De hecho, según recuerdan, algunos trabajos previos han demostrado que los atletas que mejor conocen estos productos menos los toman.

“A menudo se prescriben o recomiendan estas ayudas porque nadie se ha molestado en preguntarle al deportista qué es lo que come, cuál es su dieta”, incide por su parte el doctor Tobal.

De la encuesta británica también se desprende que muy pocos contaban con asesoramiento médico para llevar a cabo estos ‘tratamientos’; pese a que la mayoría alegaba razones de salud para justificar su uso. “Esta incongruencia es preocupante”, advierte Petròczi, “porque parece que los atletas consumen estos remedios sin conocer los beneficios que pueden aportarles, ni sus posibles riesgos. Es decir, sin un plan coherente”.

Vitaminas que no son inocuas

El trabajo examinó, entre otros productos, el hierro, cuyos suplementos no deben tomarse sin control médico porque pueden tener efectos adversos en personas con enfermedades renales e intestinales, úlcera péptica, enteritis, colitis, pancreatitis o hepatitis. O el ginseng, que según los Institutos Nacionales de Salud de EEUU, puede reducir los niveles de glucosa en sangre y que “debe tomarse con precaución en pacientes con diabetes, hipoglucemia o que toman sustancias que afectan el azúcar en la sangre”.

Otro de los suplementos es la equinacea, que según indica el Centro Nacional de Medicina Natural y Complementaria de EEUU podría provocar reacciones alérgicas en algunas personas y empeorar algunos casos de asma. Finalmente, y además de la mencionada vitamina C, el trabajo habla del magnesio que a través de las fuentes naturales ayuda a mantener la función muscular y nerviosa, pero que en forma de suplementos puede producir diarrea y calambres abdominales.

“Porque una cosa es lo que los deportistas dicen que toman y otra, las cantidades que consumen”, señala Tobal, “y ya estamos empezando a detectar en las consultas casos de hipervitaminosis o de alteraciones digestivas provocadas por el exceso de vitamina C, por ejemplo”. Si el nivel máximo recomendado para esta vitamina es de 1,5 gramos al día, algunos deportistas toman hasta 2-5 gramos diarios, asegura Tobal, que alerta de otros problemas de insuficiencia renal, reacciones alérgicas, subidas del colesterol…

“La gente normal ha adoptado estos hábitos de los deportistas de élite sin ningún control, porque todo el mundo habla de las bondades de los suplementos, que se pueden adquirir fácilmente en farmacias o por internet, pero nadie menciona sus efectos tóxicos”.

Fuente: El Mundo.es

Enhanced by Zemanta

Sin Remedio

Tome esta noticia de otro periódico Argentino (Pagina 12 ), lo interesante de esta muy buena noticia, es que si usted compra un microondas, la ley de defensa al consumidor obliga a que las instrucciones (cosas que nunca entiendo) , no tengan menos de 18 mm. , es decir, que no haya letra chica. Pero aun cuando los medicamentos para la propia industria son una mercancía, que cotizan incluso en bolsa, difícilmente uno alcance a leer lo que dice en esa letra tan chiquita, pero si lo alcanzan a leer, no importa mucho porque el lenguaje es absolutamente critico. El gobierno atento a semejante desatino ha puesto las barbas en remojo y les ha dado un plazo de 2 años (dos años ???? ) para cambiar el prospecto, y si quiere uno con letra mas grande, mejor compromese una plancha. Una disposición de la Anmat ordena a los laboratorios que producen medicamentos de venta libre colocar en los envases textos comprensibles con la función que cumple el remedio, el modo de aplicación y su duración. Da un plazo de dos años.

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica dispuso una serie de normas que los laboratorios deberán cumplir en las inscripciones de los envases de medicamentos de venta libre. La resolución no es una formalidad: busca que de la lectura correcta se pueda interpretar fácilmente el uso que se le puede dar a cada remedio. Se acabó la costumbre de traducir al “como-venga” términos médicos como “analgésico”. Aunque incorporados al sistema coloquial, nadie tiene por qué estar obligado a saber de qué se trata y en qué consiste.

La disposición 753/2012 –publicada ayer en el Boletín Oficial con la firma del interventor de la Anmat, Otto Orsingher– regula que todos los envases de medicamentos deben estar escritos en idioma español, con una tipografía Arial de cuerpo 8 o mayor y detallar en forma clara el correcto modo de uso del remedio.

“La Anmat realizó un estudio acerca de la comprensión por parte del usuario de la información contenida en los prospectos, etiquetas y rótulos de los medicamentos de venta libre, donde se concluyó la dificultad de los usuarios para interpretarlos”, explicó Carlos Chiale, director del organismo.

La falta de comprensión “genera errores en la administración de los remedios”, agregó Chiale. Esta es “una herramienta válida para que los pacientes accedan y usen correctamente un medicamento de venta libre”. La medida destaca que se deberá detallar en forma precisa el modo de acceder y usar correctamente el medicamento; inducir al usuario a consultar al médico ante cualquier duda que genere el remedio; consignar nombre comercial o marca, nombre genérico, forma farmacéutica, lugar de elaboración y condición de venta.

Los prospectos, además de escritos en español, tendrán que incluir “pictogramas, iconos, colores diferentes y todos aquellos elementos de diseño que ayuden a un mejor entendimiento de la información”.

En la disposición se establece que para las especialidades medicinales actualmente comercializadas, “el laboratorio titular del registro tendrá un plazo de dos años para su adecuación a la nueva normativa”.

Uno de los ejemplos utilizados en la disposición señala que los laboratorios definen al medicamento como analgésico, poniendo en la obligación al público de entender el significado del término, en lugar de colocar la utilidad del remedio, en este caso “calma el dolor”.

También deberá indicarse qué personas no deben consumirlo, en el caso de que pueda provocar alergias, trastornos si se combina con otra droga o afectar a embarazadas o mujeres en período de lactancia.

Por último deberán sugerir la duración del tratamiento, dosis, modo de administración, preparación y conservación e incluir un número de teléfono 0800 para consultas.

Enhanced by Zemanta