Paradoja de Leontief.

RRHH, recursos de capital

RRHH, recursos de capital


Según la formulación de Bertil Ohlin el desarrollo económico debía darse en la línea de perfiles productivos que en forma progresiva fueran proporcionando con mayor intensidad los bienes y servicios capital intensivos y por lo tanto con dotaciones de RRHH altamente calificados potenciando esas características por encima de aquellas producciones con bienes y servicios RRHH intensivas con bajas dotaciones de capital y baja calificación de esos recursos más características de las economías con menor desarrollo económico relativo, y que por tanto unas economías estaban mejor dotadas que otras, enunciación que parcialmente fue desmantelada por Vasilich Leontief quien puso en evidencia que en realidad el esquema prevaleciente en la mayoría de las economías era similar al de RRHH intensivos, y que además hay diferentes niveles de calificaciones y formas de registrar los costos de las mismas, y que las relativas diferencias eran utilizadas por los países más poderosos para conseguir financiaciones globales que aceleraban las transformaciones en las economías más avanzadas y retrasaban el mismo en las economías diferentes, como fueron en las décadas cuarenta cincuenta sesenta, retrasando el desarrollo en economías como en la nuestra, y en la que aún hoy con todas las evidencias seguimos cuestionando la formulación de un escenario donde el Consumo es lo más importante y la variable que arrastra a las otras, incluso en administraciones que son tomadas como diferentes, el Consumo Medio en la economía doméstica es en un promedio de los últimos cincuenta años de aproximadamente el 70% del PBI – 69% en 1994, 69% en 2001, 67% en 2002, 66% en 2011 según información MECON – y además con un Consumo marginal casi de la unidad  – 0,98 en 1994/93, 1 en 2001/00, 1,13 en 2002/01 y 0,99 en 2011/10, y los bienes y servicios de consumo son recursos humanos intensivos y de calificaciones diferentes como señaló Leontief, así que no está mal que en ese escenario consolidemos lo que se logró en los últimos años.