MARÌA REINA DE LA PAZ

Free Image Hosting at www.ImageShack.us

Este año se cumplen 28 años el 25 de Junio de las apariciones de nuestra señora Reina de la Paz en Medjugorje, en nuestro pais Argentina Marìa Madre de Dios , nos llama a Su Amor desde distintos puntos como Mones Cazon, Los tres Cerritos, y la advocacion que mas conocemos es Nuestra Señora del Rosario de San Nicolas quien fue coronada el dia 25 de este mes . Este sera un blog distinto ,para quienes quieran dejar pedidos de oracion al grupo de Enamorados de Maria que ya cuenta con cinco años de iniciado y donde mas de un centenar de manos oran por la paz del mundo y por todas las necesidades en esta fecha tan importante como lo es hoy ,donde los creyentes festejamos la vigilia de Pentecostes (espera del Espiritu de Amor) dejo aqui algunos regalos que la Reina de la Paz desde Medjugorje nos deja a toda la humanidad espero Ella nos guie y para Ella y por amor a Ella y a su Divino Hijo este blog ,

Un abrazo fraterno

AnyJo la Nona Ciber

30/5/2009

Maria Reina de la Paz

Grupo Enamorados de Maria

Creado el 20/2/2003

http://ar.groups.yahoo.com/group/EnamoradosdeMaria

Mensaje del 25 de mayo de 2009

“¡Queridos hijos! En este tiempo, los invito a todos a orar por la venida del Espíritu Santo en cada criatura bautizada, para que el Espíritu Santo los renueve a todos y los conduzca por el camino del testimonio de vuestra fe, a ustedes y a todos aquellos que están lejos de Dios y de Su amor. Yo estoy con ustedes e intercedo por ustedes ante el Altísimo. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!”

Como recibir y leer los mensajes

A – LEE el mensaje la primera vez en espíritu de oración y acógelo con profunda gratitud en tu corazón. Este primer encuentro con el mensaje es tan especial – tan personal. Es como si la Virgen te lo estuviera dando a ti solo. ¡Cuán grande debe ser nuestra gratitud!

B – COPIA el mensaje y colócalo en tu libro de oraciones, en tu refrigerador, en tu oficina, en el espejo del baño, donde quiera que puedas como un recordatorio para ti. ¡Haz que sea tu compañero diario durante el próximo mes! ¡Con toda seguridad llegará un tiempo en el que recordaremos con reverencia el haber tenido la oportunidad de conocer los mensajes de la Virgen!

C – COMPARTE el mensaje con todo aquel que encuentres, contiene la clave para encontrar las gracias de nuestro tiempo. Es un Tesoro del cielo. ¡Y tú querrás que todos lo conozcan! Adicionalmente, publícalo en tu periódico loca, en tu pagina wel. ¡Haz un pequeño esfuerzo para que lo inserten como un anuncio – y de ese modo estarás llegando a cientos de miles! ¡Piensa en grande! ¡Algunas de las más grandes respuestas vendrán de aquellos de los que menos esperabas! Pégalo en una de las ventanas laterales de tu automóvil. Algunas personas, con permiso de su párroco, lo colocan en el pizarrón de avisos. Cuando la gente escuche el mensaje de cada dìa 25, visiblemente se tranquilizarán, como si la paz descendiera sobre ellos. Muchas de sus preguntas encontrarán una respuesta inmediata y encontrarán de nuevo su camino.

D- ORA con el mensaje cada día de ese mes. Evita estar tan ocupado. En vez de ello, dedica tiempo a meditar en las palabras de la Virgen. Deja que Ella te guíe hacia aspectos diferentes del mensaje y te instruya. Por ejemplo, cuando dice “Satanás quiere la guerra y el odio”, Ella nos da la clave para entender el origen de los terribles acontecimientos de Septiembre 11. No fue Dios quien quiso esto. No fue sólo una persona enloquecida quien lo instigó. Todas las personas involucradas se convirtieron en agentes del maligno, fueron usadas por él en su plan para destruir a la humanidad. No se trata entonces de una batalla entre naciones o grupos de personas, sino de una batalla espiritual que está siendo librada igualmente en los cielos. Podemos meditar en esto y formar convenientemente nuestra conciencia.

Podemos comenzar a orar y a ayunar contra este mal e implorar la protección de todas las personas contra los planes de Satanás. En efecto, ésa es nuestra responsabilidad. Un ejemplo más – cuando la Virgen dice “y no tengan miedo, porque quien ora no teme al mal…” Ella nos da un consejo importante. Durante el mes sería bueno revisar todos sus mensajes acerca del miedo y orar con ellos. Busca en la Escritura aquellos pasajes donde Nuestro Señor habla sobre el miedo, tales como “No tengan miedo” (Mt 28,10). Lee lo que dice San Juan sobre el miedo: “el amor perfecto expulsa el temor” (Jn 4,18). El miedo detiene el amor, detiene la gracia. El miedo nos aparta de la voluntad de dios. ¿Cómo podemos arrancar el miedo de nuestro corazón y ser mejores canales de la gracia?

E – PIDELE al P. Slavko que te ayude a responder al mensaje. ¡El fue siempre tan devoto a los mensajes y escribió bellísimas meditaciones sobre ellos! Desde el cielo, él te ayudará a recibirlos con un corazón abierto. Si permitimos que nuestra vida espiritual se centre en el mensaje, esto abrirá nuevos horizontes de crecimiento, arrepentimiento, sanación y esperanza. Los mensajes tienen por objeto guiarnos en nuestra vida de una manera real y práctica. Pero si los leemos tan solo una o dos veces, no podrán arraigarse en nosotros. ¡Si oramos con ellos cada día, nos abrirán un mundo nuevo y maravilloso de gracia! Al darle prioridad al mensaje en nuestra vida espiritual, nos convertiremos en “portadores de paz en este mundo sin paz”.

Las cinco piedritas que Marìa Reina de la Paz nos regala

Como David contra Goliat Son cinco piedritas que nos da María…

Todos conocemos la historia de David y Goliat, que la Biblia nos narra en 1 Samuel 17,32-33.37.40-51. David, de Belén, fue el segundo rey de Israel y el más insigne de todos. Él amaba a Dios y Dios estaba con é l. Fue el hijo menor de Jesé. Estaba cuidando las ovejas, cuando llegó Samuel a ungirle por rey. David era buen pastor, conocía y amaba a sus ovejas, y no corría atemorizado cuando un león o un oso aparecían rugiendo. David era valiente. No temía a los enemigos de Dios y de su pueblo. Cuando fue a ver a sus hermanos mayores que estaban en el campamento, se enteró de que un filisteo, el gigante Goliat, se burlaba de los israelitas de su Dios. Ningún israelita se atrevía a luchar con Goliat. David decidió entonces enfrentar al filisteo para liberar a su pueblo. Y lo hizo con una honda y 5 piedritas, según le indicó el Señor. Goliat se burló de él cuando lo vio llegar. Pero David no se atemorizó, atacó a Goliat con su honda y lo derribó, clavándole una piedra en la frente. La historia de David podría parecer bastante insólita. Usar su honda y una piedra y con ellas vencer a un guerrero gigante… Pero David venció a Goliat no por su osadía ni por su honda, sino porque tenía su confianza puesta en el nombre del Señor. Más tarde, Jesús explicaría que lo que era imposible para el hombre, era posible para Dios. Hoy, la Santísima Virgen María quiere renovar a la Iglesia y cuenta para ello con nosotros.

Y es que cada uno de nosotros es un profeta. Cada uno de nosotros es importante en el plan de la salvación que Dios está realizando a través de Su Madre Santísima. Pero recordemos que el profeta deja de ser importante cuando desobedece. La Virgen María se aparece todos los días en Medjugorje desde el 25 de junio de 1981.

Ella viene como la Reina de la Paz a decirnos que Dios está vivo y quiere que todos Sus hijos se salven. Durante los primeros días nadie creía, ni siquiera los frailes franciscanos a cargo de la parroquia. Pero la Virgen buscó a unos niños, uno de ellos apenas tenía 10 años. Ella los llamó: “ Queridos hijos” y cada uno de nosotros somos también un hijo, una hija querida de María que quiere conducirnos de regreso a Dios. Ella nos pide que permitamos a Dios que toque nuestro corazón, que nos cambie. María nos pide que no tengamos miedo, Ella nos ama a cada uno y todos somos importantes.

Sin nosotros, María no puede hacer nada. Nos pide que llevemos a todos el mensaje de paz y de oración que liberará a todos los hijos de Dios. Y para que esto se realice, Ella nos da cinco piedritas. Así como David que venció a Goliat con su honda y 5 piedritas, también nosotros debemos vencer a nuestro propio goliat: nuestro egoísmo, nuestra soberbia, nuestra envidia… en fin, todo lo que nos aparta de Dios.

Para ello nos ofrece 5 piedritas: la oración con el corazón, el ayuno, la penitencia, la Eucaristía y la Biblia. Y la honda es nuestra fe, la cual debemos hacer crecer cada día. Fe y confianza en el Señor, como David.

Oración

La Virgen María nos llama a orar, pero a orar con el corazón. El cristiano no puede vivir sin oración. La oración es lo que nos une a todos los hijos de Dios en el mundo. El nos hizo a Su imagen y semejanza y quiere que entendamos por qué somos tan importantes para Él. Y lo único que nos pide es que en nuestro corazón esté el regalo especial del amor que Él nos ha dado. Si un hombre tiene el corazón endurecido, no puede orar. Pero si comienza a orar un poco todos los días, todo cambiará para él. Dios quiere que reconozcamos que la oración nos sana; con la oración seremos capaces de volvernos nuevamente a Él.

Orar con el corazón es también ofrecer a nuestros enemigos a Dios, ponerlos en nuestro corazón y perdonarlos. Si tienes odios contra otros, déjalos a los pies de Jesús en la cruz. Perdona a tus enemigos, no tengas miedo de hacerlo.

Esas cinco piedritas dadas a David son también las cinco decenas del Rosario. El Rosario es un arma garantizada por Dios, podemos estar seguros de ello y creerlo. Es una biografía, es la historia de la vida de Jesús y de María. Y es la historia de la Iglesia. Orar en lo personal, orar en la familia, orar en la comunidad. Eso es lo que María pide de cada uno de nosotros.

Lleva el Don a aquellos que Amas

Una reflexión del Padre Jozo Zovko

El siguiente texto es un extracto de una catequesis del Padre Jozo publicada en el libro “Ecco tua Madre” [He aquí a tu Madre ] del mismo Padre Jozo. El libro está disponible con ocasión de los encuentros que el Padre Jozo tiene en el Santuario de Siroki Brijeg, santuario que conocen bien los peregrinos que se acercan a Medjugorje.


Lleva el don a aquellos que amas

Si quieres transmitir a aquellos que amas, a tu familia, una gracia que crecerá en ellos, transmíteles el don de la oración. Hoy en día hacen falta maestros de oración, hacen falta escuelas de oración y existe una decadencia en el amor. Hacen falta educadores, maestros del bien, hacen falta sacerdotes santos y hace falta, en el mundo, el conocimiento de Dios, del amor, de los valores divinos. Por eso es importante renovar la oración en el interior de la familia. Si quieres convertirte en maestro de oración, debes comenzar a vivir la oración en tu familia, transmitirla con entusiasmo a aquellos que amas y ayudar a desarrollar este don orando con ellos.

El don de la oración transforma la vida

La pequeña iglesia doméstica, la familia que no ora, no puede generar seres vivos. Tu familia debe mantenerse viva para dar a luz seres vivos a la Iglesia. Cuando los padres de familia viven normalmente una relación de amor, no tienen que preocuparse de cuándo y cómo se desarrollará la capacidad de amar en sus propios hijos, porque entre ambos crean el clima adecuado que produce el amor en el corazón de los hijos. Si el padre y la madre oran en familia, no saben cuándo se desarrollará en sus hijos la capacidad de orar, pero pueden estar seguros que sus hijos han recibido, a través de ellos, este don.

Los dones son como las semillas: tienen una potencialidad intrínseca. Se siembran y se cuidan para que puedan crecer y dar fruto. Son tantas las lenguas que se hablan en el mundo y a cada una se le da el nombre de “lengua madre”. Cada uno de nosotros tiene su lengua madre, aquella que se aprende en familia. La lengua madre de la Iglesia es la oración: la enseña la madre, la enseña el padre, la enseñan los hermanos.

Cristo, nuestro Hermano mayor, nos ha enseñado cómo debemos orar. La Madre del Señor y Madre nuestra también nos enseña a orar.

La iglesia doméstica que es la familia, increíblemente, en la mayor parte de Europa ha olvidado la oración.

Nuestra generación ya no sabe orar. Y esto ha coincidido con la entrada de la televisión en las casas. La familia ya no busca a Dios, los padres de familia ya no conversan, ya no comprenden a los hijos, dedican toda su atención a los programas de televisión. En los últimos treinta años, ha crecido una generación que no sabe lo que significa orar, que nunca ha orado en familia. Yo he conocido a tantas familias que, por no orar, se han desintegrado totalmente.


La familia es importante, aún más que la escuela.

Si la familia no transmite al hijo y no lo ayuda a desarrollar en su interior los dones, nadie podrá hacerlo en su lugar. ¡Nadie! No existe en la tierra un sacerdote o religioso que pueda sustituir al padre. No hay maestra o religiosa que pueda sustituir a la madre. La persona tiene necesidad de la familia.

El amor no se aprende en una clase. La fe no se aprende en los libros. ¿Comprenden? Si se pierde la fe en la familia, el hijo no la recibe, deberá buscarla y tendrá necesidad de grandes signos para encontrarla, como San Pablo. Es natural que la familia desarrolle los dones, como es natural que la tierra produzca sus frutos y las nuevas semillas que alimentarán a otras generaciones, nada puede sustituir a la familia.

¿Cómo reparar los cimientos de esta institución divina que es la familia cristiana?

¡He aquí el contenido de los Mensajes de la Bienaventurada Virgen María! He aquí lo que enseña a nuestra generación la Reina de la Paz que visita Medjugorje. La Virgen desea renovar el mundo, salvar al mundo. Muchas veces ha dicho llorando: “Queridos hijos, oren juntos… recen el Rosario cada día.”

Si deseamos renovar nuestras familias, debemos desarrollar nuevamente el don de la oración, comenzar a orar.

Para esto existen los grupos de oración: para desarrollar el don y después introducirlo en la familia, llevarlo a aquellos que más amamos. Si una familia ora, será cada vez más unida y podrá transmitir el don a los demás.

(Tomado de Medjugorje Torino, Año XXIII, no. 138, Noviembre/Diciembre de 2007)

Ayuno

La Virgen María nos pide que ayunemos a pan y agua, miércoles y viernes. Ayunar no quiere decir únicamente abstenerse de comer, sino que el ayuno es libertad—una libertad que todos necesitamos desesperadamente. El ayuno nos regresa a los tiempos antiguos, cuando la gente ayunaba para acercarse más a Dios.

Con el ayuno recibimos muchas gracias. El ayuno se realiza también con nuestros ojos, cuando tratamos deliberadamente de ver a todos con amor. Ayunar es transformarnos, es liberarnos de la máscara del egoísmo. Sólo el que ama puede ayunar. Ayunar es sacrificarse y sacrificarse es amar. Nunca seremos capaces de comprender la cruz de Jesús como el misterio supremo de amor, si no comenzamos a ayunar. El ayuno es importante para nosotros siendo hijos de Adán. Los enfermos o los desvalidos no deben ayunar a pan y agua, pero existen muchas formas de ayunar, por ejemplo, dejar de fumar, dejar de ver la televisión, dejar de dormir y velar en oración, dejar de mentir, de murmurar, de criticar durante todo un día—dejar de pecar y hacer a un lado la soberbia, recordando que somos hijos de Dios y que sin Él nada podemos de hacer. Para liberarnos de Satanás tenemos que ayunar.

El ayuno es necesario

Una y otra vez, los Evangelistas hablan del Ayuno y cuentan que Jesús recomendó ayunar, a fin de progresar en la vida espiritual. Lo que Jesús dijo acerca del ayuno puede ser resumido de la siguiente manera:

  • El ayuno es tan necesario como la oración (cf. Mt 6-16).
  • La decisión de ayunar (y de orar) debiera ser tomada con pureza de intención, libre de cualquier autosuficiencia u orgullo. Recuerda el caso del fariseo que utilizaba la oración para hacer alarde de su piedad y expresar su desprecio por el publicano, un hombre en verdad humilde (cf Lc. 18, 9-I4).

Jesús afirmó que Sus discípulos ayunarían al igual que los discípulos de Juan, pero sólo hasta que El hubiera partido de este mundo: “¿Pueden acaso los invitados a la boda ponerse triste mientras el novio está con ellos? Días vendrán en que les será arrebatado el novio; entonces ayunarán…” ((Mt 9, 15-16).

Cuando Jesús explicó a Sus discípulos, por qué ellos no fueron capaces de liberar a un hombre de una posesión diabólica, El atribuyó un poder especial al ayuno. Afirmó que ciertos demonios no pueden ser arrojadas sino con la oración y el Evangelista Marcos añade: “… y el ayuno” (cf. Mc 9,29).

De acuerdo a Lucas, Jesús no comió durante los cuarenta días que permaneció en el desierto. En otras palabras, Jesús ayunó antes de proclamar la Buena Nueva (cf. Lc 4,1-4). Si bien Jesús no ordenó explícitamente a Sus discípulos que practicaran el ayuno, parecía obvio quo El esperaba quo así lo hicieran.

Desde el punto de vista teológico, el ayuno no sería ya necesario después de la Resurrección de Cristo, porque los invitados a la boda no tienen razón de ayunar en tanto el novio permanezca con ellos (cf. Mt 9,15). Sin embargo, en vista de que Jesús aun ha de retornar en Su gloria, el ayuno sigue siendo necesario como signo de nuestra espera. Esta perspectiva le da un nuevo sentido y significado al ayuno y puesto que nos hace fijar nuestra atención en el Señor que ha de venir adquiere entonces una dimensión escatológica.

La Iglesia reconoce el ayuno, lo ha practicado a lo largo de su historia y ha dado al ayuno su significado real. En ciertas comunidades religiosas el ayuno ha sido preservado como una práctica común hasta nuestros días. Leyendo la vida de los Santos, nosotros podemos comprobar que ellos atribuían una gran importancia al ayuno. San Francisco de Asís urgía a sus frailes a guardar tres ayunos de cuarenta días cada uno durante el año (en Cuaresma, antes de la fiesta de San Miguel Arcángel y desde el día de Todos los Santos hasta Navidad), independientemente de ayunar también cada viernes

Hoy en día, los requerimientos de la Iglesia son monos estrictos. Existen, de hecho, únicamente dos días en los cuales el ayuno es obligatorio, el Miércoles de Ceniza y el Viernes Santo.

Un renacimiento de esta práctica

El llamado a ayunar en Medjugorje, que María dirige a nuestra época, no es sino una repetición de lo que ya había dicho Jesús y de los que In Iglesia primitiva ya había puesto en práctica y con tan grande celo.

Cuando estudiamos el Antiguo Testamento y examinamos al detalle las diversas situaciones, en las cuales los pueblos oran exhortados a ayunar en esa época, encontramos que la oración y el ayuno podían atraer un cambio, un alivio, aún en las situaciones mis críticas.

La petición de Nuestra Señora de que nosotros ayunemos, va de acuerdo con la tradición de la iglesia. Podríamos concluir también que la visión que Ella tiene de nuestra época – la cual está casi exclusivamente interesada en el dinero, las ganancias, la acumulación de bienes materiales, el egoísmo etc.- es correcta. Nuestra Señora quiere reeducarnos. ¿Pero por dónde debiera comenzar?

El Ayuno nos lleva a una nueva libertad

En primer lugar, María nos invita a orar y a ayunar Por medio de la oración, nos adherimos a Dios y por medio del ayuno, desprendemos nuestro corazón de las cosas que nos atan a las preocupaciones de este mundo. El ayuno nos lleva a una nueva libertad de corazón y de mente. El ayuno es un llamado a la conversi6n dirigido a nuestro cuerpo. En otras palabras, es el proceso por el cual nos hacemos libres e independientes de las cosas materiales. Y al liberarnos de las cosas externas a nosotros, nos liberamos también de las pasiones que encadenan nuestra vida interior. Esta nueva libertad en nuestro cuerpo dará lugar a nuevos valores. El ayuno nos libera do ciertas ataduras y nos da la libertad para gozar la felicidad.

En Medjugorje, la Virgen María ha pedido un retorno al ayuno. En respuesta a la pregunta, “¿Cual es la mejor manera de ayunar?”, la Santísima Virgen respondió: “A pan y agua, por supuesto.” Reconocemos que no es la única manera de ayunar, pero es la “mejor” de acuerdo a Nuestra Señora. Sin embargo, hay que ensayar hasta lograr hacer este tipo de ayuno. Si uno nunca ha ayunado del todo, pudiera resultar bastante desalentador comenzar a hacerlo únicamente a pan y agua, a menos que se reciba un llamado del Señor.

Hay otras formas de ayuno que lograrán en nosotros los mismos objetivos y al mismo tiempo, nos ayudarán a ir avanzando, hasta alcanzar el mejor ayuno. Lo importante es que comencemos a ayunar de alguna manera ya. Ciertamente, en Medjugorje se le da un énfasis especial al ayuno a pan y agua y esto tiene un profundo significado. El pan es el alimento de los pobres. “Tener o no tener pan, es una de las cuestiones esenciales de nuestra existencia.

La Biblia frecuentemente habla del pan. Dios proveyó de pan (manera) para Su pueblo, cuando cruzó el desierto (cf. Ex 16). En Sus enseñanzas, Jesús había del pan bajado del cielo. Un Angel Ie trajo pan y una jarra de agua al profeta Elías, cuánde E1 estaba exhausto por la fatiga (cf. I R 19) y, después de haber comido y bebido, Elías recobró sus fuerzas y continuó su viaje.

Estar dispuesto a vivir a pan y agua durante un día, muestra la disposición a hacerlo pobre delante de Dios, la disposición a aceptar Su voluntad. Significa seguir los pases do los profetas y las huellas do aquellos que han sido puestos a prueba, a fin do que dieran testimonio de su fe.


Un regreso radical a Dios

Lo quo se requiere para transformar la disposición de nuestro corazón y nuestra mente es un regrese radical y absoluto a Dios. El ayuno facilita este retorno.

El ayuno no es un fin en sí mismo, sino que sirve a la conversión: primero, a nivel de la fe y después, a nivel social.

Pero un regreso radical a Dios es imposible sin la oración. La oración aumenta su calidad y se vuelve libre cuando se combina con el ayuno. Si nosotros estamos convencidos que la Virgen María nos pide a cada uno que seamos Sus “portavoces” en este mundo ateo, entonces deberíamos estar dispuestos a ayunar y esto ayuno nos asegurará una fortaleza dinámica.

Cuando comenzamos a pensar en nosotros mismos como los amos de la vida y del universo y comenzamos a comportarnos en consecuencia, somos si no tuviéramos necesidad de Dios, mostramos los signos premonitorios del ateísmo. El ayuno es el medio más eficaz para detectar esas predisposiciones en nuestro corazón. El ayuno nos ayuda a aferrarnos a la voluntad de Dios, a comprenderla mejor y por tanto, a comprendernos mejor a nosotros mismos.

El ayuno y la oración

En las Escrituras, Jesús nos dice que oremos sin parar, sin cesar. Pero día a día, encontramos excusas y decimos que no tenemos tiempo para orar o que nuestro ritmo de vida es tal, que nos impide orar. Pero la raíz del problema no radica en que si tenemos tiempo o no para la oración. Más bien, el problema es si conocemos el anhelo o la necesidad de Dios, de encontrarnos con Dios a través de la oración.

Mientras más tenemos y más queremos tener, menos espacio tendremos para la oración. De esta manera, tenderemos cada vez más a volvernos ateos prácticos.

El ayuno tiene la consecuencia especial de poner las cosas bajo la perspectiva correcta. Como resultado del ayuno, más y más vamos conociendo la verdad sobre nosotros mismos. Experimentamos la verdad de todas las cosas de una manera nueva. Lenta y seguramente nos vamos percatando de que no somos autosuficientes y nos damos cuenta de que el mundo entero no podría satisfacer las necesidades más profundas de nuestro corazón. Un nuevo camino se abre a la convicción de que nosotros, humanos, necesitamos a Dios.

Necesitamos ayunar para ser capaces de crecer en la creación del corazón. Nos resultará más fácil era cuando ayunemos y ayunaremos mejor cuando oramos.

En uno de sus libros, Anselm Grun declara: “El ayuno es el grito de nuestro cuerpo que anda en busca de Dios…” La oración y el ayuno son los medios eminentemente más apropiados para guiarnos en la búsqueda de la paz. Quienes son asiduos en la oración y el ayuno alcanzarán una confianza absoluta en Dios; obtendrán el don do la reconciliación y el perdón y de esa manera, servirán a la causa de la paz. Porque la paz se origina en nuestros corazones y de ahí se extiende a nuestro prójimo y finalmente al mundo entero.

Ayunar con el corazón

  • Ayunar con el corazón quiero decir amar y aceptar nuestro propio camino a Dios y a María.
  • Ayunar con el corazón quiere decir, amar la libertad más que la esclavitud a las cosas materiales.
  • Ayunar con el corazón quiere decir, crecer en el amor a Dios que está por venir y a Quien nuestro corazón llama cada día, anhelante por El como “la cierva que busca las corrientes del agua”.

Ayunar con el corazón significa también, profundizar nuestro gozo en el Señor. Por lo que a nosotros respecta, basta con que comencemos a ayunar con confianza y a caminar el camino de la santidad. Después vendrá todo lo demás.

(Tornado del libro El Ayuno, Fra. Slavko Barbaric, ofm, Florida Center for Peace, 1991)

Penitencia

María Santísima nos pide que nos confesemos cuando menos una vez al mes. Ella dijo una vez: “Si la gente se confesara cuando menos una vez al mes, regiones enteras serían sanadas…” Jesús se pone feliz cuando llega un pecador a descargar sus pecados en la Confesión. Él lo perdona y lo abraza con mucho amor, pues nun-ca lo ha dejado de amar. Y se entristece cuando no le pedi-mos perdón por todas nuestras faltas. El Sacramento de la Reconciliación es el sacramento de la misericordia. Para poder confesarme bien, tengo que orar por el sacerdote y él tie-ne que orar por mí. Si no oramos por los sacerdotes, ellos no podrán seguir adelante. Necesitan de nuestra oración, son tan pocos los sacerdotes y es tanta la gente… También necesitan nuestro amor, de nuestra ayuda. Es a través de nuestras oraciones y de nuestra conversión como Dios está sanando a la Iglesia.

María dice “¡Confiésense!” ¿Qué significado tiene la Confesión? Si ésta no fuera tan importante podría hacerse por teléfono. La Confesión es lo que nos lleva a la Resurrección. Jesús nos dio este sacramento para que nos sintiéramos en paz y con amor. No le demos la espalda a Jesús.


Eucaristía

La Eucaristía es un sacrificio, el sacrificio de Cristo por todos, un don del Cielo para todos. En el altar, el sacerdote ofrece el don supremo, el don más precioso—a Jesús mismo. Es el propio Jesús quien en ese momento dice: “Tomad y comed todos de él, porque é ste es mi Cuerpo”. Hemos olvidado que Jesús está real y verdaderamente presente en la Sagrada Eucaristía. Pensemos qué hermoso es poder recibirlo con el corazón puro y arrepentido, libres de cualquier atadura. Qué alegría siente el Señor cuando vamos a Misa y nos acercamos a recibirlo. La Santa Misa es tan importante… y nosotros no nos damos cuenta de la gracia que tenemos en ella.

Nuestras lágrimas nos abren el corazón para ver lo que no veíamos, para amar como nunca antes amamos. Pero para poder vivir la Santa Misa, debemos prepararnos. Llegar con anticipación a la iglesia, a fin de disponer de tiempo para hacer oración y pedirle al Señor que prepare nuestro corazón para el encuentro con É l. Hay que participar activamente en la celebración, con gestos y con palabras. Al término de la Misa, no salgamos apresuradamente. Quedémonos todavía algún tiempo adorando a Dios que está en nuestro corazón. Démosle gracias por todos los dones que nos da y especialmente por el don más grande de todos: la Presencia Real de Jesús en la Eucaristía. Adorémosle en silencio, démosle oportunidad para que nos hable al corazón. De ese modo, Jesús podrá sanar nuestras heridas y llenarnos de fortaleza y amor.



La Eucaristía es la mejor y más completa de todas las oraciones

Mensajes De Nuestra Señora

“¡Queridos hijos: Dios desea hacerlos santos y por eso a través de mi los invita al abandono total. ¡Que la Santa Misa sea para ustedes la vida! Trabajen para comprender que la iglesia es la Casa de Dios; el lugar donde yo los reúno y deseo mostrarles el camino que los conduce a Dios. ¡Vengan y oren! No estén fijándose en los demás y no los critiquen. Que su vida, sea por el contrario, un testimonio en el camino de la santidad. Las iglesias son dignas de respeto y consagradas, porque Dios se hizo hombre permanece en ellas día y noche. Por lo tanto, hijitos, crean y oren, para que el Padre les acreciente la fe, y luego pidan lo mas conveniente. Yo estoy con ustedes y me alegro por su conversión. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!” 25-4-88

Pide también: “de ser posible asistir a Misa todos los días.” Y ha dicho “que la Eucaristía es la mejor y más completa de todas las oraciones.”

San Agustín nos dice sobre la Eucaristía

“Aunque Dios es todopoderoso, no puede darnos ya nada más; aunque es supremamente sabio, no sabe cómo darnos más; y aunque es inmensamente rico, no tiene nada más que darnos.”

Adoración al Santísimo Sacramento

Mensajes De Nuestra Señora

También “La Gospa” recomienda: “Que se Adore sin interrupción el Santísimo Sacramento del Altar. Yo estoy siempre presente cuando lo fieles están en Adoración. En ese momento se obtiene gracias particulares.” (15 de Marzo 1984)

Hoy los invito a enamorarse del Santísimo Sacramento del Altar. Adórenlo, hijitos, en sus parroquias y así estarán unidos con todo el mundo. Jesus será su amigo y no hablaran de El como de alguien a quien apenas conocen. La unión con el será para ustedes gozo y serán testigos del amor que Versus tiene por cada criatura. Hijitos, cuando adoran a Jesus también están cerca de Mi. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!” (25 de Septiembre de 1985)

San Pedro Julián Eymard nos dice:

“Adoren y visiten a Jesús, abandonado y olvidado por todos en Su Sacramento de amor. Tenemos tiempo para todo excepto para visitar a Nuestro Señor y Dios que nos espera y añora en el Santísimo Sacramento.”

San Domingo Savio nos dice:

“¿Quieren muchas gracias? Vayan a visitar con frecuencia al Santísimo Sacramento. ¿Quieren pocas gracias? Visiten al Santísimo Sacramento con poca frecuencia. ¿No quieren ninguna en absoluto? Entonces, nunca vayan a visitar al Santísimo Sacramento.”

Su Santidad Juan Pablo II nos dice:

“Tu fe te ayudará a darte cuenta que es Jesús mismo Quien está presente en el Santísimo Sacramento, esperándote y llamándote a pasar una hora específica con El todas las semanas.”

San Pedro Alcántara nos dice:

“En el Santísimo Sacramento Nuestro Señor tiene las manos llenas de gracias, y está dispuesto a dárselas a cualquiera que se las pida.

Biblia

Este gran libro es el único libro que no se puede leer sin el corazón. La Virgen lloró en Medjugorje cuando habló de la Biblia. Y es que dijo que nosotros hemos escogido mal, porque no hemos escogido la Biblia. Leemos montañas de periódicos y de revistas, nos pasamos horas enteras frente al televisor. Con ello escogemos nuestras propias palabras, las palabras humanas, demasiadas palabras y nos olvidamos y hacemos a un lado la Palabra de Dios. Debemos, entonces, redescubrir la Biblia, comenzar a vivirla y escuchar atentamente lo que nos revela. No olvidemos lo que la Palabra Divina hizo en el corazón y en la vida de la Santísima Virgen. Y como Ella, ante la Palabra de Dios también nosotros debemos decir nuestro “fiat”, nuestro ‘sí’ al Señor. La Palabra de Dios es siempre actual, tiene siempre el mismo poder y ese poder, esa fuerza, está esperando nuestro ‘ sí’. No importa que leamos un solo pasaje de la Biblia, pero hagámoslo diariamente. ¿ Dónde está tu Biblia? ¿Dónde está Cristo en tu hogar? La Biblia tiene que estar con tu familia, porque es la luz de tu familia, la luz del mundo. Y después de leer la Biblia, bésenla. Besen la Biblia porque aman a Jesús, porque ha sido la voz de Jesús que acaban de escuchar. Es Jesús quien nos ha hablado y por eso lo besamos.

Pues bien, ya tienes en tus manos las 5 piedritas: oración con el corazón, ayuno, penitencia, Eucaristía y Biblia. ¿Qué vas a hacer con ellas?

El llamado de Nuestra Madre Santísima a la Conversión

“Los invito día a día a la conversión, pero si ustedes no oran, no pueden decir que se están convirtiendo”. (Mensaje 25 de Junio, 1992)

“Ustedes no pueden decir que están convertidos, porque su vida debe ser una conversión diaria”. (Mensaje 25 de Febrero, 1993)

“‘Decídanse, como en los primeros días de mi vida aquí, por un cambio total de lustra vida”. (Mensaje 25 de Agosto, 2004)

“Trabajen mas en la conversión personal. Decidan cada día dedicar tiempo a Dios”.(Mensaje 25 de Abril, 2000)

“Que mi llamado de hoy, sea también para ustedes, un estimulo para decidirse por Dios y por la conversión diaria.” (Mensaje 25 de Enero, 2002)



Reflexión del Mensaje de la Santísima Virgen
María Reina de la Paz

Por el Fr. Danko Perutina

Mayo 2008

OS LLAMO A LA CONVERSION

“¡Queridos hijos! En este tiempo de gracia, en que Dios me ha permitido estar con ustedes, nuevamente los invito, hijitos, a la conversión. Trabajen de una manera especial por la salvación del mundo mientras estoy con ustedes. Dios es misericordioso y concede gracias especiales, y por eso, pídanlas por medio de la oración. Yo estoy con ustedes y no los dejo solos. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!”

En muchos de sus mensajes Nuestra Señora nos ha recordado que el tiempo que vivimos es un tiempo de gracia. En estos 27 años, millones de gente de todo el mundo han estado viniendo a Medjugorje, a este lugar espiritual de sanación, de modo que Dios pueda curar sus corazones y almas. Hay varios ejemplos de la conversión en la biblia, por ejemplo está la conversión del “Hijo Pródigo” (Sn. Lucas 15.11-32), o aún una conversión más memorable la de Sn. Pablol (Hechos 9.1-18), junto con muchas otras. Cada conversión es un resultado de un acontecimiento o de un encuentro, pero no cualquier clase de encuentro. Estoy hablando de un encuentro con Dios. Saúl era un perseguidor de Cristianos en Jerusalén y toda Judea (Hechos 8-9). Una vez él fue hasta Damasco, a arrestar cristianos. En las puertas de la ciudad Saúl tuvo un encuentro con Dios, algo que él recordaría toda su vida. Ese encuentro lo cambió totalmente y se convirtió. Saúl, que había sido perseguidor de cristianos, después se hizo discípulo de Jesús y cambió su nombre a Paul. Algo similar sucedido a los apóstoles también. Un momento decisivo para ellos fue su primer encuentro con Jesús, lo cual dejaron todo y fueron a seguir a Jesús. Algo similar sucedio a los santos, y algo similar nos sucederá a nosotros si buscamos la voluntad de Dios en nuestra vidas por medio de la oración.

Nuestra señora nos llama de nuevo a la conversión, que en otras palabras significa, el mejorar. La mayoría de los Cristianos de hoy no han visto al Señor en Cuerpo y Carne, mientras que este encuentro es un requisito previo para un principio nuevo. Después de tal encuentro, todo cambia, la vida llega a ser diferente y mejor. Uno debe considerar, que aun después del encuentro con Dios, nuestras cruces no desaparecerán. Solamente que llegaran ser más fáciles de llevarlas. Aquellos que han tenido la experiencia de encontrarse con Dios, se han convertido en la sal, el col y la luz del mundo. Ellos se convierten en instrumentos que através del amor y la alegría de Dios, se esparce en este mundo. Todos estamos llamados a la conversión y cambiar continuamente en nuestra trayectoria como seguidores de Jesús. La conversión es un proceso de toda la vida. Nadie puede decir q


Escribí tu comentario

, , Reportar este Comentario elba-aughy dijo

hermoso tu blog, en diseño y contenido.Besos. Yo tambien trabajo para la Virgen.
Siempre estoy invitando a concurrir a la plaza Lanús este. Sabés que en ese lugar se reza el Santo Rosario a las 17,00 de todos los día 7 de cada mes ? Quedás invitada.

, , Reportar este Comentario hechicera dijo

Hola Anyjo, veo que has cambiado el blog.Con tiempo vengo a leerte ya que es bastante largo, y muy interesante, ya que hablás de la Virgen María y me interesa.Te mando un beso.

, , Reportar este Comentario anyjo dijo

Asi es este es otro blog en honor a la Virgen Maria Reina de la Paz que desde Medjugorje nos da sus mensajes hace este 25 28 años ademas podran pedir oraciones que las enviare al grupo de Enamorados de Maria que ya cumplio 5 años y su carisma es llevar el mensaje de Nuestra Señora a todos y orar por las necesidades en especial por los enfermos y la paz del mundo aqui pueden dejar los pedidos por ello y con esta intencion abri este blog un besito y gracias por visitar la pagina de Nuestra Madre besis AnyJo

, , Reportar este Comentario gringavic dijo

Hola !! nonita ,hace mucho que no escribo (estoy operada de la vista ,tranplante de cornea)y hoy luego de tanto tiempo y de extrañarte abro tu blog y me encuentro con este maravilloso mensaje,y justamente hace unos minutos estuve leyendo los mensajes de Santa Maria de la Paz.Realmente me parece hermoso que existan personas que nos dejen mensajes como los tuyos .Que la Virgen de la Paz llene de Amor y de Paz a tu corazon ,como asi tambien a toda tu familia.Que Dios te bendiga.

, , Reportar este Comentario anyjo dijo

Gringa gracias a ti por tu visita a este blog que con mucho amor abri espero estes muy bien de tu operacion y que las manos protectoras de la Madre cubran esos ojos de Luz ! a sus pies lo pido amiga este es un nuevo blog pues sigo escribiendo en De aqui de alla y de mi abuela tambien de todo…y en Curitas del alma un beso grandotote y un abrazon gracias por tu visita La Nona