Archivo para la categoría ‘Como mantener a un hombre enamorado para siempre, escrito por un hombre’

Como mantener a un hombre enamorado para siempre, escrito por un hombre – Clase 2

Por motivos de orden pedagógico, siempre se recomienda iniciar el estudio de un curso desde el principio. Por lo cual si usted esta intentando avivarse e iniciar desde aquí, le aconsejo que comience desde el inicio.

También está el tema de que este autor (yo), por razones biográficas no muy claras aún, no es precisamente lo que podría decirse una persona ordenada y entonces el curso mantiene un espíritu ad libitum (como va saliendo), por lo cual, la única forma de comprenderlo (si es que esto fuese posible) es tratando de resolver el enigma desde el inicio.

Y bueno, ya aquí, hablando de mi propia inclinación natural hacia el desorden, le permito a mis lectoras la oportunidad única de adentrarse en “la cabeza de un hombre”, para poder comprender como es que pensamos los varones. No hay mejor aproximación que viendo a uno de ellos de cerca y pudiendo saber lo que este generoso espécimen humano piensa, desea y opina.

Mi abuela, con todos su años, se ve que no ha comprendido la mente masculina. Lo digo por que cuando fue a visitarme a mi departamento (vivo solo hace un año) parece que le costó digerir mi sentido especial de la estética.

Mi hermano le dice a mi departamento “la capillita”, por que cuenta que mi vieja y mi abuela, cada vez que entran en él, solo dicen todo el tiempo “Ay Diosito!”.

Será por que guardo mi ropa en la heladera (que tiene sin funcionar 10 meses) y la comida en el baño (que es mas frío que un freezer, tanto así que se ve que el gato de algún vecino detectó que había comida dentro del baño y entró buscando comer algo, pero quedó ahí congelado. No le he tirado por previsor, pensando en que quizá algún día con esta nueva crisis económica, el gato me sirva para algún asado con mis amigos).

Pero volvamos al tema principal de este curso, que no es otro que adentrar a las mujeres en ese terreno, hasta ahora desconocido para ellas, que les permita hacer que un hombre las ame y que continúe haciéndolo toda la vida.

Habíamos visto la terrible experiencia que pasa un varón cuando, en busqueda de una mujer infartante, lo que encuentra es una “noviecita” dulzona y telenovelizada que, por alguna razón, mide las cualidades del pobre novio en base a lo que podría marcar un cursilímetro.

Cual si el varón perfecto fuese, para ellas, un tipo afeminado que debe llorar al contemplar un amanecer o sentir “mariposas en el estómago” con una horrenda canción de Arjona.

Ya se, la mujer me dirá “pero si mi única intención al tratar de ser infartante es domar a un hombre y tenerlo para siempre”. Bueno, he ahí el primer error y este curso magistral está gritando a los cuatro vientos esta obviedad:

- No se disfrace de Cenicienta si quiere ser Blancanieves

No me pregunten exactamente el significado profundo de la frase anterior, ya mis futuros biógrafos se encargarán de desentrañar ese misterio. Yo tan solo quería hacerles notar que si desean ser la noviecita tierna y formal de un fulano, no salgan disfrazadas de infartantes, por que cometerán un terrible error.

Así terminamos esta segunda lección. Mañana realizaremos algunos trabajos prácticos para afirmar estas dos lecciones.

Como mantener a un hombre enamorado para siempre, escrito por un hombre. Clase I

(Radiografia del cerebro masculino)

Soy un experto en el tema, de eso no quepa la menor duda.

Y cuales son mis credenciales, estudios, especializaciones? Una sola: soy un hombre.

Por si eso no dejara satisfecha a alguna mujer (de esas que siempre cuestionan todo), les diré que he dejado a muchas mujeres y las dejé (como casi todo hombre que se respete a si mismo) en el momento que mas les dolió a ellas.

Por que al principio, era ellas quienes llevaban ventaja. Se hacía difíciles, histéricas, complicadas. Atraen a los hombres con artes malévolas que parecen diseñadas a hacerlo padecer. Histeriqueo total.

Parece que le dicen que si, pero le dicen que no. Lo traen de acá para allá como loco.

Lo tientan atrayéndolo físicamente, hiper producidas, pero no le dan el si, hasta que el pobre tupo siente que se vuelve loco.

Pero llega un día (siempre llega afortunadamente) en que el hombre obtiene el “si”, logra la hazaña.

Después todo comienza a descomponerse, aquella mujer histérica, fría e indiferente, que lo hizo pagar el derecho de piso mas caro de la historia, se convierte en una mujercita “romántica” que lo acosa (y acusa, llegado el caso) si él no es la ternura caminando.

  • Fue a verla sin llevarle flores? Lágrimas
  • Se olvidó de llamarla por teléfono cada quince minutos? Lágrimas
  • No recordó que hoy cumplían 23 días de “novios”? Lágrimas… Si ya sé, alguna preguntará “por que 23 días?”… es que la mujer, cuando pasa de histérica a “romantica”, lleva la cuenta por días, horas o hasta minutos, todo siendo excusa para buscar “lindos detalles tiernos”.
  • El pobre tipo desea ver una película de acción y la noviecita quiere ver un bodrio “romántico”? Mas lágrimas

En fin, la historia que en el primer capítulo pudo llamarse “el baboso persigue a la mujer mas atractiva del mundo”, se podría llamar ahora “la llorona persigue al pobre novio arrepentido”.

Entendieron?

No. Ya se que no… por algo son mujeres. (Aclaro que este pequeño manual esta pensado para relaciones heterosexuales. No por que yo sea un nazi discriminador de gays, sino por que definitivamente de ese tema no se nada.)

A ver, continúo con la explicación. Donde me quedé?

Ah, si. En que aquella mujer hiper producida, histérica, que laceró feamente al pobre hombre al inicio, ahora lo maltrata nuevamente, pero disparándole lágrimas cual si fuesen balas.

La primera obviedad (pero la explico para que este manual pueda ser leído por las rubias también), es que si el pobre hombre hubiese querido buscarse una novia dulzona, pesada, acosadora, cargada de almíbar… hubiese ido a buscarla a una dulcería.

Pero no, nadie recuerda aquí que el cayó fulminado por la hiper producción de la chica en cuestión?

Digamos que buscaba a la doctora Jekyll y se encontró con Mr Hyde.

No saben quienes son Jekyll y Hyde? No me extraña nada. Eso si, seguro saben todo sobre los personajes de todas las telenovelas. Bueno… a ver, como se los explico?

Imaginen que… (la rubias quedan exceptuadas de hacer este ejercicio), decía que imaginen que un tipo, que ama escuchar en su auto a todo volumen Creep de Radiohead. Mientras lo hace, siente que la sangre corre por sus venas, percibe el aire que entra por la ventanilla del auto y le revuelve el cabello.

-Esto es vida- se dice él mismo

Pero algo le falta… si, una mujer. Y no cualquier mujer, sería ideal que aquella rubia que conoció el pasado fin de semana, esa que se ve muuuy modeeerna, agresiva, audaz, lo acompañe en esta ocasión. Ambos disfrutando la adrenalina de la velocidad, con la mejor música.

Dos meses después (y pagado el altísimo derecho de piso) la rubia es “su novia” (eso ya lo tiene aterrorizado al pobre tipo!) y van en el auto. El pisa el acelerador a fondo, enciende el mp3 y sube el volumen… Creep resuena en el frío aire nocturno.

Su corazón palpita, ahora sí esta completo. Ahora sí es un James Bond total.

Pero… algo se escucha de fondo. Un ruido molesto, parece como una gallina… nervioso, baja el volumen para descifrar si acaso trae un plumífero en el asiento trasero… y cual es el descubrimiento?

Es “la novia” que parlotea:

-Baja la velocidad, nos queres matar? Además prefiero escuchar a Luis Miguel, no tenés música de Luis Miguel?

Como si fuera poca la crueldad de destruir su mas sagrado sueño e ilusión, la mina… que ya no es “una minita”, sino “la novia”, comienza a hablar sin fin.

-Mi amiga Andrea, la que te presenté el otro día, anda de novia también

“Otro pobre está pagando la misma pena que yo” se dice mentalmente el tipo buscando consuelo al saber que no es el único “novio”.

-Y Andrea me preguntó el otro día que si íbamos a ir “los cuatro” juntos en el verano a Mardel, para poder salir a caminar juntos todos a la playa…

Ir “juntos lo cuatro”?? Se pregunta el pobre tipo.

“Pero si yo pensaba ir a Mardel con mis amigos a buscar mas minas!!” Se continúa diciendo sintiendo que las lágrimas se le quieren salir.

-Verdad que sería romántico caminar los cuatro al amanecer mi amor?- dispara ella

“Ahhhhgggg” se dice él, “sería la cosa mas horrenda que me puedo imaginar!, prefiero acompañar a mi abuela a buscar huevos al gallinero!!”.

James Bond buscaba a Matahari, para vivir sensuales y atrevidas aventuras y terminó convertido en “el novio y la novia” teniendo conversaciones azucaradas.

El recuerda que sus amigos lo tenían ya todo planeado para el verano. El departamento en Mardel esta ya señado, los cuatriciclos listos, todo esperando para transportarlos a la locura y la diversión en grande y esta mujer lo quiere meter a un nido a empollar!

Se que no han comprendido nada!

Se que me dirán “si es muy sencillo, ella, en vez de ser tan dulce, quizá debería ir con él a Mardel y salir a bailar juntos todas las noches… amor y pasión, esa es la receta perfecta!”…

No, no y no!!!. Ayyy que ingenuas son las mujeres!! Ustedes no entienden nada (con razón siempre los ahuyentan!!), mañana les explico al detalle.