No encontrado

Lo sentimos, pero lo que estás buscando no se encuentra aquí.


Escribí tu comentario

, , isidorito69 dijo

UTOPIA
es una palabra creada por T. moro
que designa un lugar que no existe
(en alguna parte hablan de su etimologia, como si ya la hubiesen usado los griegos, y no es así)
es mi pequeño aporte a tan completo informe

, , isidorito69 dijo

filosofia y religiòn
filosofia:es la ciencia de todas las cosas que mediante la luz de la razòn, nos ofrece las ùltimas causas, primeras en el orden del ser y ùltimas en el orden del aparecer( mierda, todavia me acuerdo su definiciòn y hace un monton de años que la tuve en la facu.)
una rama de la filosofia el la teodicea, que para no hacerla muy larga
estudia a Dios desde la sig. perpectiva DEBO ENTENDER PARA CREER
las religiones, presentan a la teologia DEBO CREER PARA ENTENDER
conclusiòn: filosofia (teodicea) y religiòn(teologia), tienen poco y nada en comùn, sòlo el objeto, pero el modo es absolutamente distinto.
besos

, , ladelirante dijo

Es así amiga: lo de la mitología griega me encantó, pero lo de las religiones, no, disculpame. Más que delirante soy contradictoria.

, , monicaiforte dijo

VISION

La visión es un sentido que consiste en la habilidad de detectar la luz y de interpretarla (ver). La visión es propia de los animales teniendo éstos un sistema dedicado a ella llamado sistema visual. La visión artificial extiende la visión a las máquinas.

La primera parte del sistema visual humano se encarga de formar la imagen óptica del estímulo visual en la retina (sistema óptico). Esta es la función que cumplen la córnea y el cristalino del ojo.

Las células de la retina forman el sistema sensorial del ojo. Las primeras en intervenir son los fotorreceptores, los cuales capturan la luz que incide sobre ellos. Sus dos tipos son los conos y los bastones. Otras células de la retina se encargan de transformar dicha luz en impulsos electroquímicos y en transportarlos hasta el nervio óptico. Desde allí, se proyectan a importantes regiones como el núcleo geniculado lateral y la corteza visual del cerebro.

En el cerebro comienza el proceso de reconstruir las distancias, colores, movimientos y formas de los objetos que nos rodean.
La visión se nutre de múltiples fuentes de información para interpretar el mundo que nos rodea.
Así, el uso de dos ojos permite la visión binocular, con la cual podemos percibir la distancia a la que se encuentra un objeto o la diferencia entre el movimiento de un pájaro y el movimiento del fondo de matorrales sobre el que sitúa nos permite distinguir al animal portando una ramita

El estudio científico de la percepción visual comienza en el siglo XIX con Hermann von Helmholtz, y los primeros métodos psicofísicos. A comienzos del siglo XX se hace fuerte la escuela de la Gestalt que propone que la visión esta fuertemente guiada por procesos arriba-abajo.

A mediados del siglo XX aparecen los proponentes de la percepción indirecta, los constructivistas, y los proponentes de la percepción directa, los ecologistas.

Hoy en día es más difícil hablar de escuelas, puesto que el estudio de la visión es sumamente interdisciplinar.

, , monicaiforte dijo

Como todo el mundo sabe, la luz es una onda electromagnética y la visión humana detecta sólo detecta una pequeña ventana del inmenso espectro de frecuencias posibles…

El fenómeno de interferencia entre ondas provoca la sensación del color.
¿Cómo puede el ser humano ver estas ondas y distinguirlas unas de otras? La respuesta a esta cuestión se encuentra en el ojo humano, básicamente una esfera de 2 cm de diámetro que recoge la luz y la enfoca en su superficie posterior donde se encuentran millones de células especializadas formando la RETINA
Estas maravillosas células, principalmente los conos y los bastones, recogen los diferentes elementos del espectro de luz solar y los transforman en impulsos eléctricos, que son enviados luego al cerebro a través de los nervios ópticos.
Es el cerebro (concretamente la corteza visual, que se halla en el lóbulo occipital) el encargado de hacer consciente la sensación del color.

Los conos se concentran en una región cercana al centro de la retina llamada fóvea. Su distribución sigue un ángulo de alrededor de 2°, medidos desde la fóvea. La cantidad de conos es de 6 millones y algunos de ellos tienen una terminación nerviosa que se dirige hacia el cerebro.

Los conos son los responsables de la visión del color y se cree que hay tres tipos de conos, sensibles a los colores rojo, verde y azul, respectivamente.
Nótese la diferencia entre colores “primarios” reales y los que mezclan luz.

Dada su forma de conexión a las terminaciones nerviosas que se dirigen al cerebro, son los responsables de la definición espacial. También son poco sensibles a la intensidad de la luz y proporcionan visión fotópica (visión a altos niveles de intensidad luminosa).

Los bastones se concentran en zonas alejadas de la fóvea y son los responsables de la visión escotópica (visión a bajos niveles de intensidad luminosa).
Los bastones comparten las terminaciones nerviosas que se dirigen al cerebro y, por consiguiente, su aportación a la definición espacial resulta de poco importancia. La cantidad de bastones se sitúa alrededor de 100 millones y no son sensibles al color. Los bastones son mucho más sensibles que los conos a la intensidad luminosa, por lo que aportan a la visión del color aspectos como el brillo y el tono, y son los responsables de la visión nocturna.
En síntesis…si hay mucha iluminación vemos los colores y si hay poca luz vemos en blanco y negro.

, , Doña Asunta dijo

color sí, color no…
DALTONISMO

El daltonismo -denominado así por el físico británico John Dalton, quien lo padecía- es un defecto genético que consiste en la imposibilidad de distinguir los colores (discromatopsia).
Aunque no todos los daltónicos confunde los mismos colores que otros, incluso pertenecientes a la misma familia, es muy frecuente que confundan el verde y el rojo; sin embargo, pueden ver más matices del violeta que las personas de visión normal y son capaces de distinguir objetos camuflados. También hay casos en los que la incidencia de la luz puede hacer que varíe el color que ve el daltónico.

El defecto genético es hereditario y está ligado al sexo, debido a que se transmite por un ALELO RECESIVO ligado al cromosoma X, lo que produce un notable predominio de varones entre la población afectada. La mujer puede portar la enfermedad en casos no tan comunes como en los varones, y la transmite a sus hijos varones. Probablemente, la mitad de sus hijos serán portadores. La transmisión genética es igual que en la hemofilia.

Cuando miramos un objeto con color, el color que percibimos en ese momento puede variar dependiendo de cuando se vuelva a mirar. Por ejemplo, al anochecer los colores parecen diferentes de cuando los vemos con la luz del sol y diferente también de cuando lo vemos con luz natural o con luz artificial.

Los objetos absorben y reflejan la luz de forma distinta dependiendo de sus características físicas, como su forma o composición…etc. El color que percibimos de un objeto corresponde a la frecuencia del rayo de luz que rechaza la superficie que estamos viendo.
Nosotros captamos esos “rebotes” con diferentes longitudes de onda, por medio de los ojos gracias a su estructura. Si los rayos de luz atraviesan al objeto, este es invisible.
ERGO ¡¡¡EL HOMBRE INVISIBLE ES CIEGO !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Las células sensoriales(fotoreceptores) de la retina, reaccionan de forma distinta a la intensidad de la luz y a los colores.
Los bastones se activan en la oscuridad, y sólo permiten distinguir el negro, el blanco y los distintos grises. Nos permite percibir el contraste.

Los conos, en cambio funcionan de día y en ambientes iluminados, y hacen posible la visión en los colores. En realidad hay tres tipos de conos; uno especialmente sensible a la luz roja, otro a la luz amarilla y un tercero, a la luz azul. Cada Cono (célula) está conectado individualmente con el centro visual del cerebro por medio del nervio óptico. La combinación de estos tres colores: rojo, amarillo y azul es suficiente como para ver unos 20 millones de colores distintos. Así por ejemplo el naranja es rojo con un poco de amarillo y el violeta azul con un poco de rojo. Es en el cerebro donde se lleva a cabo esta interpretación, pues en el ojo solo se capta la luz.

Los DALTÓNICOS no distinguen bien los colores por fallo de los genes encargados de producir los pigmentos de los conos. Así, dependiendo del pigmento defectuoso, la persona confundirá unos colores u otros. Por ejemplo si el pigmento defectuoso es el del rojo, el individuo no distinguirá el rojo ni sus combinaciones. También puede darse el daltonismo por falta de un tipo de cono, teniendo así solo dos. Monocromático [editar]Como su nombre indica, éstos individuos sólo poseen un tipo de cono y sólo pueden ver un tipo de color.
TIPOS DE DALTONISMO

Dicromático
Estas personas poseen dos tipos de conos. La afección se presenta con variantes, pueden haber individuos ciegos al color rojo, individuos que confunden sombras de rojo, verde y amarillo; o individuos ciegos al azul y que a su vez confunden sombras de verde y azul o naranja y rosa.

Tricromático anómalo
La persona padeciente posee los tres tipos de conos, con defectos funcionales, por lo que confunden un color con otro. Es el grupo más abundante y común de daltónicos, tienen tres tipos de conos, pero perciben los tonos de los colores alterados. Suelen tener defectos similares a los daltónicos dicromáticos, pero menos notables.

Acromáticos
Los conos de la persona padeciente no funcionan y sólo tiene visión en blanco y negro. Ésta condición es muy rara, ya que se ha visto en muy pocos casos

, , Doña Asunta dijo

ARCO IRIS

La primera teoría sobre la formación del arco iris se debe a ARISTÒTELES.
Para él, simplemente era una reflexión especial de la luz sobre las nubes, formando un ángulo fijo.

ROGER BACON midió por primera vez el ángulo del arco. Obtuvo 42º para el arco primario y 8º más alto el secundario. (Si tomamos el cambio total de luz sería 138º para el primario y 130º para el secundario).

Ángulos del arcoiris
TEODORICO DE FREIBERG, monje alemán, propone que cada gota es responsable de la formación del arco iris. Esta teoría es corroborada por DESCARTES tres siglos después.

El ARCO PRIMARIO se forma gracias a que la luz se refracta al entrar en la gota y sale tras reflejarse en la cara interna. El arco secundario sufre dos reflexiones. Al haber dos reflexiones en el ARCO IRIS SECUNDARIO, pierde luz respecto al primario, por eso es más débil y más raro de ver en la Naturaleza.

Para una sóla dirección, tanto TEODORICO como DESCARTES se dieron cuenta que dentro del margen de ángulos del arco iris, se veía un sólo color. Había que modificar la posición del observador para observar los otros ángulos de dispersión (y por tanto los colores). Ambos llegaron a la conclusión de que se observan todos los colores en la Naturaleza ya que las gotas de lluvia son muchas y para un observador, se dispersa la luz en toda la gama del espectro.

Visión de las gotas por un observador
Los procesos básicos que forman el arco iris son la REFLEXIÒN y la REFRACCIÒN, o sea, el cambio de dirección en la propagación de la luz debido al cambio del medio material.

El parámetro básico para determinar el cambio de dirección (ángulos de incidencia y salida -ley de Snell-) es el índice de refracción n. Es el cociente entre la velocidad de la luz en el vacío (c (vacìo), aproximadamente 300.000 Km/seg) y la velocidad de la misma en el medio c(medio)

n = c (vacìo) / c (medio)

Se puede realizar un preanálisis sobre el arco iris aplicando sólo las leyes de la reflexión y la refracción.
Admitiendo la esfericidad de las gotas, puedo estudiar el sistema en dos dimensiones admitiendo la simetría de revolución para los resultados. La dirección del rayo de luz solar es la horizontal y el único parámetro a tener en cuenta es la distancia al eje diametral de la circunferencia del rayo (llamado parámetro de impacto).

Los rayos dependen de su parámetro de impacto b, es decir, la dirección de salida depende de él. Sin embargo los colores se ven bajo un ángulo determinado; en ese ángulo la intensidad de la luz se refuerza… ¿A qué es debido?

Cuando b es cero siguen una trayectoria recta y regresan en la dirección por la que vinieron ( ángulo ). Si aumento b, hasta llegar al radio de la gota el ángulo Θ de desviación disminuye, pasando por un mínimo en , donde R es el radio de la gota, y luego aumenta de nuevo. Este mínimo corresponde al ángulo de 138º de nuestro arco iris primario.

Para el arco iris secundario, el ángulo de desviación es nulo para b=0, y va aumentando mientras aumenta b. Pasa por un máximo
y disminuye hasta ser de nuevo cero.

Si la gota de agua está uniformemente iluminada, los parámetros de impacto varían de forma continua. Es de esperar que la mayor parte se concentren alrededor del mínimo (3) o el máximo (4), produciéndose la mayor intensidad alrededor de estos ángulos.

Los ángulos de clase (3), del arco iris primario, varían de 180º a 138º y los de clase (4), del arco iris secundario, de 0º a 130º. La intensidad en la franja de 130º a 138º es prácticamente nula. Esto explicaría la zona que existe por encima del arco iris pimario y por debajo del arco iris secundario en la que parece existir una oscuridad relativa. A esta zona se la conoce por BANDA OSCURA DE ALEJANDRO.
En general hay una redistribución de los rayos y la energía, al ser dispersada la luz por las gotas. Si la dispersión fuese uniforme en el cielo, la luz se distribuiría por igual en cualquier ángulo y todo el cielo estaría uniformemente iluminado.

La teoría de Descartes es sencilla (teoría cartesiana). Hemos de admitir la existencia de rayos de clase superior a (3) y (4), ya que si no la banda oscura de Alejandro sería completamente negra. El brillo viene determinado por la variación de la velocidad del ángulo de desviación, y éste queda determinado por el parámetro de impacto b y el índice de refracción. El radio de la gota es irrelevante, ya que el fenómeno depende de la forma de la misma, no del tamaño.

, , atodono dijo

“El color es la identidad. Esta idea no es nueva, pero adquiere toda su fuerza y su significado cuando el conjunto de los países europeos se unen. Unión que no significa uniformidad. Más bien al contrario, ya que las numerosas confrontaciones que suscitan los intercambios y el diálogo europeo frente a la globalización” nos obligan a concienciarnos más aún de las riquezas propias de cada país de la Comunidad.
Entre estas riquezas, el patrimonio natural o el arquitectónico -paisaje de la naturaleza y paisajes construidos- son algunos de los factores que cuentan como valores de atracción específicos de cada lugar, de la geografía, de la tipología cultural y social de un país, de una región, de una ciudad o de un pueblo”.

Esto escribía Jean Philippe LENCLOS en el prefacio al libro “El Color en la arquitectura tradicional Valenciana” del que soy coautor junto a Susi Seva, reeditado por nosotros mismos en 1999: (después de una primera edición de Bancaja y el Colegio Oficial de arquitectos de la Comunidad Valenciana).

En el transcurso de los viajes por la Comunidad Valenciana para la preparación de dicho libro, hemos observado como las viejas casas, a menudo modestas, incluso pobres, cuya paleta de colores maravillosa, dentro de su sobriedad, es el fruto de viejos hábitos y costumbres, o de creación espontánea, no son, sin embargo, motivo de orgullo para sus habitantes, que preferirían una vivienda “moderna” más representativa del status social que quieren aparentar, manifestándose hoy una fuerte tendencia a utilizar en gran medida el blanco y tonos neutros. Este es un cambio que constituye, a nuestro modo de ver, una “banalización” y un empobrecimiento del patrimonio.

Podemos constatar hoy que en numerosos países de Europa, los poderes públicos han tomado conciencia de la importancia del color en el paisaje, que el color propio pertenece al patrimonio cultural de la ciudad o de la región.

Esta concienciación ha conducido a la puesta en vigor de reglamentos locales para la promoción de la calidad arquitectónica, definiendo las paletas de color destinadas a la construcción de nuevas viviendas y la rehabilitación de las viejas. Por ejemplo, en Francia, estos reglamentos datan de los años 70.

EL COLOR COMO HERRAMIENTA DEL PROYECTISTA
No sé si es bueno ni para los proyectistas ni para la creatividad y la calidad de la arquitectura, institucionalizar nuevas normas de obligado cumplimiento, pero sí creo que es imprescindible, antes de iniciar un proyecto, constatar las paletas de colores tradicionales existentes, como se analizan las propiedades del terreno, del clima, de las costumbres. Algo así como el punto de partida de conocimiento del contexto, de donde arranca todo proyecto innovador: Sabiendo lo que existe, el proyectista Xavier Bordils optará en cada caso, según su voluntad y su libre criterio, y decidirá aplicar la armonía cromática acorde con el entorno, o, al contrario, acusar su contraste.
El color sólo es un “dato” de lo existente, en ningún caso ha de ser una limitación a la creatividad.

Pero es un dato que corresponde a la percepción colectiva de ese elemento cultural que es la sensibilidad estética de un pueblo, tal como ha sido aplicada por varias generaciones y tal como lo percibimos hoy nosotros, configurando de alguna forma nuestro gusto o nuestro condicionamiento, implantado dentro de un contexto más general: Por ejemplo, La Comunidad Valenciana tiene sus características propias de color y materiales que a su vez tienen muchos elementos en común con la cultura cromática mediterránea más amplia, en la está inmersa.

También el arquitecto, al proyectar puede utilizar el color como una dimensión añadida, a veces cuando no puede modificar volúmenes puede aportar mejoras a la apariencia gracias a contrastes de pigmentos. Así, el color es un elemento de percepción que junto con otros elementos como las sombras, nos permite leer los volúmenes, las formas. Incluso puede considerarse el color como forma, pues puede hacernos percibir cambios de formas donde no existen (recordemos el “trompe l’oeil” que permite ver ventanas donde no las hay). Puede así el autor del proyecto alejar o acercar visualmente ciertos elementos, subrayar ciertas formas “manipulando” los contrastes de color.

EL COLOR ES IDENTIDAD
Para preservar la identidad colectiva cultural de ciertos núcleos urbanos, en vistas a la elaboración de planes de urbanismo, tanto de rehabilitación como de expansión, sería de una gran ayuda y eficacia la realización de estudios previos puntuales, dentro de contextos más amplios: el barrio, la ciudad, la región. En este sentido es positivo elaborar catálogos y paletas de colores tradicionales, basados en análisis rigurosos de barrios concretos o ciudades históricas determinadas, y sólo aplicables puntualmente en esos mismos lugares, así como catálogos de materiales de los centros históricos, que influyen en la visión de conjunto de los núcleos urbanos, como por ejemplo, el color de las tejas, de las cubiertas, de estucos tradicionales, etc.

CÓDIGOS CROMÁTICOS
Una de las evidencias generalizadas que se observan en la identidades culturales es la existencia de códigos cromáticos. Por ejemplo parece evidente la existencia de dos códigos diferenciados en la coloración de los edificios: Un código para edificios-hito (iglesias, edificios administrativos, museos, castillos, palacios) y otro código para edificios vivienda.

Los edificios públicos, o singulares que sirven de punto de referencia, en la lectura de la aglomeración urbana, son a menudo, tradicionalmente, de piedra local, o enlucidos con morteros miméticos realizados con las tierras del entorno, de colores propios y diferentes según la comarca, en los casos de las ciudades históricas. Sin embargo en los núcleos modernos estos edificios-signos (me niego a llamarles “emblemáticos” como diría cualquier periodista que se precie) nos muestran actualmente colores “internacionales” ocasionados por muros-cortina de aluminio, acero y vidrio de colores, o espejos que, incluso, reflejan los colores tradicionales del entorno.
Las viviendas, utilizan unas paletas de colores, suaves más unificados, proporcionando un fondo casi homogéneo, sobre el que destacan contrastando los edificios singulares.

También el color es identidad industrial, perceptible en los colores corporativos de las grandes redes de edificios de servicio como centros comerciales, gasolineras, restaurantes, bancos, y los, hoy tan de moda, parques temáticos. Aunque en el caso del color identidadcomercial lo más habitual es que sólo influya en la lectura peatonal desde el interior de las calles, raros son los edificios cuyo color corporativo cubra todo el edificio desde la planta baja a la azotea, es más habitual que se limite a la planta baja, o hasta el entresuelo. Y no hablemos de los “totems” señaléticos de los centros comerciales, gasolineras o otros restaurantes de comida rápida que pululan por las periferias de las ciudades.

Y sobre todo, el color es identidad individual y el mejor medio para contribuir a que el ciudadano participe en la aventura creativa de su casa y de su pueblo.

EL COLOR EN LA ARQUITECTURA COMO CREACIÓN COLECTIVA
El color es un elemento esencial en la participación del usuario de la vivienda en la creatividad colectiva de la arquitectura de su propio hábitat. Una vez que el “habitante” toma posesión de su vivienda recién terminada marcada aún por la impronta del proyectista, se inicia un proceso de posesión para personalizarla y marcarla con el sello “creativo” de quien la habita. En este proceso intervienen los muebles, los accesorios como persianas, toldos (con colores no siempre previstos por el autor del proyecto) plantas y flores etc. Pero el color toma un protagonismo creciente con el tiempo, pues es el usuario quien renueva los colores de las fachadas, en cuanto se deterioran los pigmentos y los materiales originales, aportando su huella personal al proceso de creación colectivo de su vivienda, que ya no es sólo del arquitecto que la diseñó; cada vez es más suya.

Este proceso de “rediseño” de la vivienda se realiza en dos direcciones: por una parte la integración en la del pueblo, de la comarca (mimetismo con el entorno cultural) y por otra la individualización del espacio de vida.

En las viviendas, se busca la discreción y la diferenciación con el vecino, el color tiene como finalidad delimitar la propiedad, en fachadas de casas yuxtapuestas y procurar limpieza y estética utilizando colores discretos (azules y ocres). A veces, estos mismos colores se prolongan en el interior de la propia vivienda.

Los zócalos, que permiten disimular las manchas de humedad procurando limpieza e higiene, son más oscuros y siguen en pintura el mimetismo de los morteros o piedra local. Ensanchando visualmente la angostura de la calles, al coincidir o por lo menos aproximarse el tono de los zócalos al de las aceras y calzadas.

También los colores de los materiales: Madera, piedra, tejas y los azulejos policromos intervienen en la matización unitaria de las diferentes pueblos, aglomeraciones urbanas y comarcas.

Dentro de un mismo pueblo, los barrios más ricos utilizan colores más armónicos (pasteles) y más variados y los barrios más pobres utilizan menos colores, más contrastados para sus adornos, sobre fondos de fachadas blancas.

EL COLOR, ANIMACIÓN URBANA
Por último en nuestras ciudades, convertidas, a partir de la segunda mitad del siglo xx, en miméticas réplicas de la “aldea global” con importantes puntos de colores llamativos, que son siempre y en todas partes los mismos anuncios, vallas publicitarias, reclamos de marcas mundialmente conocidas; surgió, espontáneamente al principio, un movimiento “coloreador” de espacios neutros, muros que esconden púdicamente solares especulativos, terrenos indefinidos o edificios ciegos, llenándolos de “graffiti” que se iniciaron como mensajes entre vecinos, críticas políticas y luego dieron origen al nacimiento de un novedoso arte urbano: el TAG.

Sus autores los “tagers” han convertido las ciudades en museos abiertos llenos de composiciones cromáticas que contrastan con la “limpieza”, por no decir frialdad, de cierta arquitectura impersonal. Al socaire de este movimiento, no siempre bien visto por los ciudadanos, se han desarrollado por parte de los poderes públicos locales, proyectos de grandes murales encargados a artistas diversos, para animar grandes lienzos de muro que habrían quedado ciegos o medianeras demasiado altas.

De esta forma, el color espontáneo que anima las ciudades aportado por sus habitantes, escapa al designio inicial de los proyectistasurbanistas, como el color en las viviendas las modifica con el tiempo, sin el control del arquitecto.

EL COLOR DE LA ARQUITECTURA EN LA HISTORIA
El color es indisociable de los propios materiales de construcción – piedras de tonos diferentes, maderas, adobes- por lo tanto, el color ha existido siempre en cualquier edificio por humilde que sea, aunque no esté pintado. A veces, confundimos color con pintura, olvidando que en la elección de los materiales de construcción, el color es un parámetro importante.

Históricamente, en los edificios públicos se ha realzado siempre el color natural de los materiales mediante pinturas e incrustaciones de otros materiales: Oro, bronce, esmaltes, mosaicos, etc. buscando un efecto de contraste con la masa del edificio, subrayando entradas, pórticos, para ser identificados desde fuera, como puntos de referencia en la ciudad.

Ya los sumerios, inventores del ladrillo de cerámica de colores miméticos con el entorno, utilizaron en sus ciudades de Mesopotamia, como Ur, capiteles esmaltados, estatuas policromas con dominantes azules verdes y turquesas para contrastar con los colores del ladrillo, convirtiendo así sus templos y palacios en hitos importantes que dominan y “nucleízan” la ciudad.

Los egipcios, además de elegir cuidadosamente piedras y granitos negros y de otros colores, que combinaban entre sí, realzaban con pinturas al fresco, frisos, capiteles, etc. con gran variedad de color.

Griegos y romanos utilizaron el mármol pintado y con incrustaciones de bronces dorados, mosaicos, policromos y dorados. Nuestra visión actual del Partenón blanco marmóreo no tiene nada que ver con la sensación rica en color que percibían los contemporáneos de Fidias, que reconocían sus templos por los colores exteriores, rojos, ocres terracotas y dorados, visibles desde lejos, en contraste con el efecto blanqueante del sol sobre el conjunto de la ciudad.

La cultura islámica dejó durante la Edad Media una gran huella en nuestras comarcas, con sus alminares y mezquitas, ornamentados con mosaicos y alicatados con dominantes azules, turquesas y dorados, que son sin duda, los precedentes directos de los azulejos y de las cúpulas de tejas vidriadas (“medias naranjas”), de nuestros pueblos.

También en la Edad Media, las catedrales góticas, policromas en su interior, (como la Sainte Chapelle de París), lucían en el exterior, unos pórticos ricamente coloreados, con tímpanos representando a Cristo en Majestad, a la Virgen, en contraste con el color dominante de la piedra, como para señalizar los accesos.

Así lo podemos apreciar en los vestigios de colores que adornaban la puerta “deis Apóstols” de la basílica de Morella, entre otros ejemplos góticos de nuestras tierras.

En el Renacimiento se utilizan, sobre todo en Toscana, piedras de colores diversos combinando composiciones que realzan el dibujo arquitectónico, pero en general se acentúa la nobleza del material, armonizando gamas de colores poco contrastados en detrimento de una gran diversidad cromática.

Con el manierismo y el “trompe l’oeil” barroco, se vuelve a recurrir ala pintura para aportar profusión de color, con estucos, falsos mármoles, dorados y otros adornos de los que desgraciadamente, pocas huellas de pinturas exteriores muy deterioradas quedan hoy aún en algunas fachadas de nuestras iglesias.

También, como reacción al academicismo de la arquitectura neoclásica, que consideraba erróneamente el monocromatismo como una virtud de la Grecia antigua, se vuelve a utilizar la pintura y el mosaico de manera nueva y atrevida en el siglo XIX. Y en nuestro siglo XX, después del modernismo, se inicia lo que puede parecer una ruptura cromática, con la utilización, en edificios singulares, de materiales como el vidrio, el aluminio, el acero, el plástico, el hormigón etc., sin conexión cultural con los materiales locales, aunque puede también constituir un enriquecimiento de la paleta tradicional y una respuesta a la permanente cuestión de códigos de contraste y mimetismo. Contraste acentuado por los colores de los “graftti” urbanos.

La vivienda rural, más enraizada en su identidad cultural local, puede servirnos de muestra para la arquitectura-hábitat, mientras los nuevos hitos que ya no son los templos, sino los hipermercados, las gasolineras, los muros publicitarios y… las “ex torres gemelas”, nos aparecerán “internacionales”, cada vez más contrastados con su entorno natural.

, , atodono dijo

¿Son capaces los colores de afectar a cómo pensamos y razonamos? ¿Pueden hacerlo sin que nos demos cuenta de ello? Estudios recientes empiezan a responder a estas cuestiones.

La psicología popular sabe bien que colores y emociones mantienen entrañables relaciones. Todos, con llamativas excepciones, somos muy conscientes de estas relaciones cuando elegimos la ropa que ponernos cada día, procurando que el resultado sea agradable para uno mismo y los demás. Estas relaciones se reflejan también en el lenguaje cotidiano, que está plagado de expresiones y modismos como “estaba verde de envidia”, “alerta roja”, o “ponerse rojo de ira”. En otros idiomas sucede igual, como en la expresión “feeling blue” en inglés, que significa sentirse triste. Pero hasta hace muy poco no disponíamos de ningún análisis sistemático de este tipo de expresiones, ni mucho menos de demostraciones experimentales rigurosas de la influencia que los colores ejercen sobre nuestro estado emocional.

Recientemente, el lingüista Gill Philip (2006) ha abordado el aspecto descriptivo de la relación entre colores y emociones. Utilizando dos corpora (inglés e italiano) de varios millones de palabras cada uno, ha trazado los contextos de aparición de los términos básicos del color. Así, ha podido constatar muchas similitudes, y algunas diferencias, en las connotaciones que adoptan los términos del color en ambos idiomas, connotaciones que coinciden en gran medida con las que, intuitivamente, les asignamos en castellano. Por ejemplo, “blanco” y “negro” (o mejor, “claro” y “oscuro”) se asocian respectivamente a lo bueno y lo positivo, y lo malo y negativo. “Rojo” mantiene relaciones con una familia de significados que en su mayoría tienen connotaciones negativas (ira, vergüenza, peligro, amenaza, agotamiento físico), aunque con excepciones (amor, pasión). “Amarillo” toma prestadas algunas connotaciones del “blanco” por ser un color claro, y participa en otras como la que lo asocia a cierto tipo de prensa sensacionalista. Finalmente, el “verde” muestra algunas asociaciones con estados emocionales, como la envidia o la esperanza, pero hoy en día se asocia mayoritariamente con el ecologismo y la naturaleza.

Una gran cuestión, por supuesto, es de dónde vienen estas connotaciones. Algunas están claramente cargadas de cultura, como la del amarillo y la prensa sensacionalista, pero otras pueden estar mediadas por asociaciones muy básicas, con gran carga biológica. Por ejemplo, el rojo se relaciona con el color de la sangre (tanto sangre derramada como el enrojecimiento de la piel bien irrigada), y esto puede mediar tanto sus evocaciones negativas como las positivas. Pero también se asocia el rojo sistemáticamente con el peligro y la evitación a través de su uso en semáforos, señales de tráfico y otros símbolos de uso habitual en culturas concretas.

Pero aunque estas connotaciones estén presentes en el modo de hablar de las personas, ¿hasta qué punto nos afectan? Y, si lo hacen, ¿pueden afectarnos sin darnos cuenta? Dos estudios recientes han comenzado a aportar respuestas a estas preguntas. El psicólogo Brian Meier y sus colaboradores (2004) presentaron palabras con carga emocional positiva (”bebé”, “campeón”, “jardín”…) y palabras con carga negativa (”enemigo”, “fraude”, “veneno”…) sobre una pantalla de ordenador con un fondo gris. Cada palabra aparecía en dos versiones, una vez impresa en blanco y otra en negro. Los participantes debían responder, para cada palabra, presionando una tecla si su significado era positivo y otra si era negativo, y el ordenador recogía el tiempo transcurrido desde la presentación de la palabra hasta la respuesta (tiempo de reacción). Los resultados fueron contundentes: el tiempo de reacción aumenta cuando la palabra es positiva y está impresa en negro, y también cuando es negativa y está impresa en blanco. En cambio, cuando la combinación emoción-color es la adecuada (positivo-blanco, negativo-negro), el significado emocional de la palabra se valora más rápidamente.

Aún más sugerente es el estudio realizado por el psicólogo Andrew Elliot y sus colaboradores (2007) sobre el efecto que tiene una breve exposición al color rojo en un contexto de logro. Estos investigadores decían a sus participantes que iban a realizar un test de inteligencia (unas veces era la resolución de un conjunto de analogías, del tipo “caro es a raro, lo que barato es a…”; otras veces, continuar una sucesión de números…). A lo largo de varios experimentos, compararon el efecto del rojo con el de un color con asociaciones positivas (el verde) y otro que consideraron neutro (negro, blanco o gris, aunque según los datos de Meier, ni negro ni blanco son tan neutros).

En un experimento, el número de la página en el cuadernillo del test estaba escrito con un bolígrafo de color rojo, verde o negro. En otros experimentos, la portada del test, en la que los participantes se paraban sólo durante 2 segundos, era de color rojo, verde, blanco o gris. Tan escueta exposición al color rojo fue suficiente para conseguir que el número de ejercicios realizado correctamente fuese menor para el grupo de participantes que vio ese color. (El verde no se diferenció de los colores “neutros”). Preguntados después de acabar el test, todos los participantes recordaban haber visto el color que les tocó, pero ninguno supuso en ningún momento que tenía algo que ver con el estudio, y ni mucho menos que le estuviera afectando a su realización del test.

Quedan muchas cuestiones por resolver. ¿Afectará el rojo de igual manera en un contexto que no sea de logro, sino, p.ej., en un contexto de relación social, donde sus asociaciones son mayormente positivas? ¿Se encontrarán los mismos efectos en otras culturas en las que no se dan las asociaciones cotidianas del rojo con el peligro? Si fuese así, se apoyaría la idea de que el origen de la emocionalidad del rojo está en parte enraizada en nuestro pasado como especie.

En todo caso, si vas a presentarte a unas oposiciones, un examen o a defender un proyecto, evita los bolígrafos rojos, y ruega porque ninguno de los presentes lleve una camiseta roja.

Referencias

Elliot, A. W., Maier, M. A., Moller, A. C., Friedman, R., & Meinhart, J. (2007) Color and psychological functioning: The effect of red on performance attainment. Journal of Experimental Psychology: General, 136, 154-168.

Meier, B. P., Robinson, M. D. & Clore, G. L. (2004) Why good guys wear white: Automatic inferences about stimulus valence based on brightness. Psychological Science, 15(2), 82-87.

Philip, G. (2006) Connotative meaning in English and Italian Colour-word metaphors. Metaphorik.de, 10, 59-93.

, , atodono dijo

Cada color ejerce sobre la persona que lo observa una triple acción:
- Impresiona al que lo percibe, por cuanto que el color se ve, y llama la atención.
- Tiene capacidad de expresión, porque cada color, al manifestarse, expresa un significado y provoca una reacción y una emoción.
- Construye, todo color posee un significado propio, y adquiere el valor de un símbolo, capaz por tanto de comunicar una idea. Los colores frecuentemente están asociados con estados de ánimo o emociones.

Los colores nos afectan psicológicamente y nos producen ciertas sensaciones. Debemos dejar constancia que estas emociones, sensaciones asociadas corresponden a la cultura occidental, ya que en otras culturas, los mismos colores, pueden expresar sentimientos totalmente opuestos por ejemplo, en Japón y en la mayor parte de los paises islámicos, el color blanco simboliza la muerte.

El Rojo: Es el símbolo de la pasión ardiente y desbordada, de la sexualidad y el erotismo, aunque también del peligro. Es el más caliente de los colores cálidos. Es el color del fuego y de la sangre, de la vitalidad y la acción, ejerce una influencia poderosa sobre el humor y los impulsos de los seres humanos, produce calor. El aspecto negativo del rojoes que puede destapar actitudes agresivas.

El Anaranjado: Representa la alegría, la juventud, el calor, el verano. Comparte con el rojo algunos aspectos siendo un color ardiente y brillante. Aumenta el optimismo, la seguridad, la confianza, el equilibrio, disminuye la fatiga y estimula el sistema respiratorio. Es ideal para utilizar en lugares dónde la familia se reúne para conversar y disfrutar de la compañía.

El amarillo: En muchas culturas, es el símbolo de la deidad y es el color más luminoso, más cálido, ardiente y expansivo, es el color de la luz del sol. Genera calor, provoca el buen humor y la alegría. Estimula la vista y actúa sobre el sistema nervioso. Está vinculado con la actividad mental y la inspiración creativa ya que despierta el intelecto y actúa como antifatiga. Los tonos amarillos calientes pueden calmar ciertos estados de excitación nerviosa, por eso se emplea este color en el tratamiento de la psiconeurosis.

El verde: Simboliza la esperanza, la fecundidad, los bienes que han de venir, el deseo de vida eterna. Es un color sedante, hipnótico, anodino. Se le atribuyen virtudes como la de ser calmante y relajante, resultando eficaz en los casos de excitabilidad nerviosa, insomnio y fatiga, disminuyendo la presión sanguínea, baja el ritmo cardíaco, alivia neuralgias y jaquecas. Se utiliza para neutralizar los colores cálidos.

El Azul: es el símbolo de la profundidad se le atrubuyen efectos calmantes y se usa en ambientes que inviten al reposo. El azul es el más sobrio de los colores fríos, transmite seriedad, confianza y tranquilidad. Se el atribuye el poder para desintegrar las energías negativas. Favorece la paciencia la amabilidad y serenidad, aunque la sobreexposición al mismo produce fatiga o depresión. También se aconseja para equilibrar el uso de los colores cálidos.

El púrpura: Representa el misterio, se asocia con la intuición y la espiritualidad, influenciando emociones y humores. También es un color algo melancólico. Actúa sobre el corazón, disminuye la angustia, las fobias y el miedo. Agiliza el poder creativo. Por su elevado precio se convirtió en el color de la realeza.

El blanco: Su significado es asociado con la pureza, fe, con la paz. Alegría y pulcritud. En las culturas orientales simboliza la otra vida, representa el amor divino, estimula la humildad y la imaginación creativa.

El Negro: Tradicionalmente el negro se relaciona con la oscuridad, el dolor, la desesperación, la formalidad y solemnidad, la tristeza, la melancolía, la infelicidad y desventura, el enfado y la irritabilidad y puede representar lo que está escondido y velado. Es un color que también denota poder, misterio y el estilo. En nuestra cultura es también el color de la muerte y del luto, y se reserva para las misas de difuntos y el Viernes Santo.

El gris: Iguala todas las cosas y no influye en los otros colores. Puede expresar elegancia, respeto, desconsuelo, aburrimiento, vejez. Es un color neutro y en cierta forma sombrío. Ayuda a enfatizar los valores espirituales e intelectuales.

, , Anónimo dijo

Psicología del color’, de Eva Heller

Probablemente el ensayo que nos ocupa sea el ensayo que un servidor ha leído nunca con mayor número de curiosidades por centímetro cuadrado. No exagero. En Psicología del color, de la autora alemana Eva Heller, uno puede encontrarse al menos una vez en cada página (aunque suceda normalmente en cada párrafo) con datos que le encantaría no olvidar jamás. Pero ello resulta imposible como imposible es evitar que un puñado de arena se te escape de entre los dedos.

El tema de Psicología del color pudiera parecer baladí: la influencia que tiene y ha tenido el color a lo largo de la historia a todos los niveles, desde el psicológico hasta el histórico pasando por el económico o el cultural. Pero este libro no demasiado voluminoso (en cuanto a páginas: 288) aunque titánico (en cuanto a información) aborda estas cuestiones de una forma tan maravillosamente llamativa que convierte el asunto de los colores en algo casi trascendental, mítico, imposible de separar de la mayoría de acontecimientos del mundo.

Un ejemplo:

Si se pregunta por el color menos apreciado, muchos nombrarán espontáneamente el rosa pink. Éste es un rosa saturado, intenso. Pink es el nombre inglés de clavel. (En Estados Unidos el nombre del clavel es carnation, es decir, del color de la carne). Pink es en Inglaterra cualquiera rosa –en Alemania es sólo es rosa fuerte, chillón, que tiene algo de violeta y que los expertos llaman “magenta-. Los legos creen que el magenta es una mezcla de rosa y violeta, pero el magenta es en realidad el rojo puro, sin mezcla alguna de otro color. Por eso se usa magenta en la industria de las artes gráficas como color básico. Fue bautizado con este nombre por los químicos franceses que en 1858 consiguieron producirlo como color de anilina. Magenta es una ciudad del norte de Italia donde poco antes los austriacos fueron derrotados por los franceses, que vestían pantalones rojos.

Aparte del aporte de información relativa a cómo los colores influyen en nuestros sentimientos, de los dichos y saberes de cada color, de su empleo en el diseño de productos, de su poder en el marketing, de la cromoterapia y demás, lo que resulta más curioso del libro es que cada capítulo está dedicado a un único color (trece, en total), y al principio de cada uno de estos capítulos se enumeran los nombres de las variantes de dicho color: azul cobalto, verde sapo y cientos y cientos más.

Así pues, Psicología del color no está sólo orientado para los artistas, los diseñadores gráficos e industriales, los interioristas, los diseñadores de moda, los publicistas o incluso los historiadores, sino que constituye una herramienta divertidísima para el simple lector aficionado a los datos más curiosos y estrambóticos relacionados con los colores.

Todo escolar sabe que el rojo es el color de las correcciones. Con rojo se indican también los precios rebajados. “Aquí manda el lápiz rojo”, “nuestros precios se ponen al rojo”, dice a veces la publicidad en algunos países. Como también se dice, en la planificación y la dirección empresarial, que algo ha sido “víctima del lápiz rojo” con el significado de haber sido suprimido o tachado por falta de dinero; o que alguien tiene su cuenta corriente en “números rojos” cuando el saldo es negativo. El rojo aquí es una advertencia.

“El hilo rojo” que recorre un acontecimiento nada tiene que ver con el hilo que Ariadna dio a Teseo para poder salir del laberinto del Minotauro. El origen de esta expresión es un truco mediante el cual la marina inglesa asegura sus cabos y maromas contra robos: todos los cabos tienen entre sus fibras un hilo rojo que, sin ninguna duda, identifica a la marina inglesa como su propietaria. Para quitar ese hilo, el ladrón tendría que deshacer el cabo.

Eva Heller es socióloga, psicóloga y profesora de Teoría de la Comunicación y Psicología de los colores, y eso se nota. Por ejemplo, para preparar el presente libro se consultaron a dos mil alemanes de diversos ámbitos culturales y profesionales sobre sus colores preferidos, los que aborrecían, qué impresiones les causaban cada color y qué colores asociaban a los distintos sentimientos. Se establecieron asociaciones en 160 sentimientos e impresiones distintos. Y se extrajeron correlaciones que indicaban que a la algarabía y la animación se relacionan los mismos colores que a la actividad y la energía; a la fidelidad, los mismos colores que a la confianza.

Pero el enfoque psicológico, como antes apunté, es sólo la punta del iceberg de esta obra enorme en la que es imposible aburrirse ni en una sola página, aunque también uno sienta cierta ansiedad ante la certeza de que sólo el uno por ciento de todo lo que lea en Psicología del color quedará para siempre en su memoria.

A pesar de las recomendaciones de los expertos en seguridad vial nadie elige un coche anaranjado, un color bien visible en la oscuridad y en la niebla. Mientras el automóvil sea un objeto de prestigio, la seguridad será menos importante que la apariencia. Un coche negro parece más caro que otro anaranjado, pero en realidad la pintura anaranjada es más cara que la negra porque los colorantes que necesita son mucho más que caros que los negros.

, , anonimo = atodono dijo

Soy yo

, , atodono dijo

De colores se visten los campos en la primavera
Los humanos somos seres netamente visuales, algo para lo que nos faculta especialmente nuestra capacidad para percibir y diferenciar los colores. En esta facultad las mujeres nos sacan un montón de traineras a los varones, y en particular a un servidor, que en su momento tuvo una perra de la raza dogo azul a la que siempre vio de color gris oscuro. Y es que debo reconocer que escuchar a una mujer matizar los tonos de azul, o de verde, o incluso de marrón me suscita emociones variadas: cierta sensación de inferioridad, un toque de estupor y perplejidad ante la surtidísima gama de colores que por lo visto existe en la Naturaleza y que mis conos y mi corteza visual no aprecian y, por último, la incómoda sospecha de que en parte me están vacilando.

La mercadotecnia se apoya mucho también en los colores. Un excelente artículo de Jorge Alcalde publicado en Muy Interesante, recuerda lo difícil que es encontrar un plato azul en ningún restaurante. Los fabricantes son conscientes de la desconfianza alimentaria que nos despierta a los humanos el color azul. La compañía Mars, creadora de las pastillas de chocolate coloreadas M&M’s, colorea de azul sólo el 10% de sus unidades, frente al 30% que aparecen de color marrón, y el 20% de rojas o amarillas. Mención aparte merece el color de las píldoras o pastillas, al que nos referiremos en otra ocasión.

En la cosa sanitaria los colores dan mucho también de sí. Los hospitales tienden a utilizar el verde, color que implica serenidad y esperanza, frente al blanco, que para Andrés Aberasturi es en estos centros un símbolo de la muerte. En la asistencia geriátrica se pintan las diferentes plantas o estancias de distintos colores con el fin de favorecer la orientación de los usuarios. Esta estrategia se extremaba hace años en la Fundación Matia de San Sebastián – Donostia, al vestir a cada anciano con un chándal del color de su habitación, o del lugar que se le asignaba en las mesas de los lugares de reunión.

Los colores tienen también su dimensión psiquiátrica y psicopatológica. En una reciente entrevista el Profesor Guimón aseguraba que no puede decirse que haya una relación directa entre las enfermedades físicas y los colores, pero que existen indicios de que existen vínculon entre determinados trastornos psíquicos y algunos colores. Para Goethe, nos explica, existen colores cálidos, como el rojo, el amarillo y el verde, que incitan a la pasión y provocan emociones intensas como el amor, la felicidad, la dicha y la alegría, y colores fríos, como el azul, el violeta y el púrpura, a los que don Johann Wolfgang relacionaba con el desánimo y la tristeza. Según explica Guimón, algunos colores forman parte de la iconografía universal. Así, el negro es el color de la tristeza, el luto, la depresión, lo que también sucede con el marrón. Lo mismo cabe decir del violeta. El rojo, el amarillo, el azul, invocan el amor o el afecto. El blanco, en cambio es el color de la alegría y la espiritualidad. Análogas equivalencias marcan los colores de la casulla del sacerdote en la liturgia católica. En un plano más mundano, hace algunos años hubo quien aseguró que el Barcelona tenía mal fario porque los colores azul y grana (elegidos por Juan Gamper, su fundador, en homenaje a los de su cantón suizo de origen), infunden tristeza, desánimo y melancolía, a sus propios jugadores. Ciertamente, esta hipótesis ha quedado desterrada después de que ayer mismo el club se proclamara campeón de liga, vistiendo además un uniforme de color gris sucio que tampoco es que infunda mucha alegría.

Los estados afectivos parecen influir en la percepción de los colores. Hace muchos años un paciente en fase maniaca me explicaba lo maravillosa que era para él la intensidad de la suciedad (yo diría que gris – marrónacea, pero tendría que consultar el tono exacto con alguna dama) del alfeizar de la ventana de su habitación. Frente a esta hiperestesia, los pacientes depresivos perciben la realidad sin atractivo ni interés, gris, roma, y no pocas veces “negra” en sentido metafórico. Reseñaremos a este respecto un curioso estudio realizado en EEUU con la escala autoaplicada de depresión de Correa y Barrick (precisamente dos de las autoras del trabajo), un instrumento que consiste en 20 items que el paciente responde con un sistema Lickert, marcando entre 0 y 10 su grado de acuerdo con lo que enuncia cada pregunta. Con una puntuación mínima de 0 y máxima de 200, el punto de corte para depresión se sitúa en 80. En el trabajo que comentamos se analizó el particular un ítem que dice literalmente: “noto que todo parece gris / nuboso / grisáceo / sin color”. Después de aplicar una serie de razonamientos estadísticos que en estricta observancia del respeto a los derechos humanos (empezando por los míos propios) no expondré, las autoras apreciaron una correlación entre la intensidad de la depresión y el grado de acuerdo de los pacientes con este particular enunciado. Como bien nos dicen en las conclusiones, queda por ver si esta aparente hipoestesia es un fenómeno biológico o se trata más bien de una metáfora psicopatológica con la que los enfermos transmiten su malestar y hastío.

Comentaremos para terminar dos curiosos trabajos. En el primero, Keegan y Bannister colgaron en un congreso de pediatría un poster realizado con lo que llaman colores no impactantes, que pueden apreciarse en esclarecedoras fotografias: azul, lavanda (yo hubiera jurado que es lila), verde y amarillo (siguiendo las directrices de las señoras con las que discuto sobre colores, hubiera jurado que es crema). Interesaba conocer qué importancia tenía el color de la ropa de quien expone el poster en la aceptación del mismo por los asistentes a la sesión, así que solicitaron a una dama que se colocara junto al panel durante aproximadamente la mitad de la sesión con una blusa de color acorde con el poster (eligieron el lavanda, que yo volvería a llamar lila) y durante la otra mitad con un color discordante, que llaman óxido y que yo denominaría rojo desde mi incompetencia cromática. Para evitar sesgos, las dos blusas empleadas estaban planchadas por el hotel (lo que se supone sugiere que se siguieron las mismas técnicas) y tenían un corte similar. Emplearon como control un poster de idéntica temática y colores, con una expositora vestida en tonos que denominan neutros (una cosa clara, como crema, diría yo). Para medir el impacto, uno de los autores se colocó en las inmediaciones del poster y contó las personas que se interesaban por su contenido según el color de la blusa de la ponente. Aunque los autores enuncian una serie de posibles factores confusionantes, la conclusión, apoyada en un chi cuadrado fetén, es que si uno quiere que su poster tenga éxito de público y crítica debería ponerse una blusa de colores no discordantes con los que ha utilizado en su elaboración. Mención aparte merece el dato de que el “cuenta – asistentes” pudo escuchar a nada menos que cinco personas (no se especifica género o sexo, pero es fácil deducirlo) que no se acercaron al poster, pero que criticaron lo mal conjuntada con el mismo que quedaba la expositora con la blusa óxido.

Por último, Furness y asociados estudiaron la relación entre el color de los coches y el riesgo de accidente de tráfico en Nueva Zelanda. Tras recoger los datos los sometieron a un análisis estadístico univariante (sólo se consideraba el color) y otro multivariante, que tomaba en consideración la edad del conductor, su sexo (perdón: género), nivel educativo, raza, consumo de alcohol seis horas antes del choque, consumo de drogas, uso de cinturón de seguridad, tiempo al volante cada semana, tamaño del motor, matrícula, haber pasado o no la ITV, contar o no con seguro, situación legal del permiso de conducir, tipo de carretera y, por último, clima y luminosidad en el momento del siniestro. En ambos modelos de análisis tomaron como
riesgo estándar (1) el color blanco. La conclusión fue que en ambos modelos el color más seguro era el plateado (0,5 y 0,4). El color marrón era bastante inseguro (1.4 en análisis univariante y 2.1 en el multivariante), y el gris, bastante seguro (0.9 y 0.6). A un servidor le ha llenado de desconsuelo ver que no puede extraer consecuencias de interés personal ya que no se consideró el color “azul Islandia” que según el fabricante tiene mi coche.

Notable aportación para el avance de la Ciencia que permitirá que quien se compre un coche pueda elegir un color que le garantice seguridad. También de esta manera se podrán aplicar con criterios estrictamente científicos bonificaciones o recargas a las pólizas de seguro del automóvil en función del color del vehículo. Según el estudio, los que más deberían pagar son los de color amarillo, ya que si en el análisis multivariante su riesgo es de sólo 0.8, en el univariante, que sólo analiza el color, su riesgo asciende a 2.0. Para que luego llamen supersticiosos a quienes huyen de él.

, , Doña Asunta haciendo helado y pan dulce dijo

El Color Verde en la Arquitectura Virreynal Trujillana
La Casa Ganoza Chopitea

Por
Miguel Adolfo Vega Cárdenas

La arquitectura civil y religiosa trujillana contó, desde la fundación de la ciudad, con la presencia y ejercicio de maestros de albañilería, alarifes, maestros de cantería, maestros de cal y canto, pintores, y maestros de carpintería conocedores del oficio de “carpintería de lo blanco” hispano mudéjar, que a través de la península se transplantó y arraigo en nuestra ciudad a lo largo de los siglo XVI a primeras décadas del XIX.

En el Archivo Regional de la Libertad de Trujillo se encuentran conciertos notariales que datan de los siglos mencionados y dan minuciosa información de la construcción de casas, conventos e iglesias; de las corrientes estilísticas reinantes y de su secuencia cronológica; de los arquitectos ejecutantes, de los costos de las obras y del tiempo que tardaron en quedar terminadas “en toda perfección”. Al concierto notarial otorgado por los maestros arquitectos seguía el concierto notarial otorgado por los maestros carpinteros, los que se encargaban de realizar la cobertura o techado de la obra de albañilería y confección de puertas, ventanas, alacenas, pilares, corredores, y tratándose de casas a labrar ventanas voladas o “balconcillos” y balcones de importantes dimensiones, muchos de ellos de esquina.

En los primeros años que siguieron a la fundación española de la ciudad, se utilizaron maderos locales con resultados negativos, pues éstas en su mayor parte blancas, no ofrecieron ninguna resistencia a los ataques de plagas y enfermedades de insectos u hongos. Años más tarde se tuvo que traer madera de centro América y Guayaquil, resistentes a insectos xilófagos: el cedro, el roble, la caoba, el alerce y la haya, brindaron su nobleza y resistencia a los carpinteros doctos en el arte mudéjar, cuyas obras nos han llegado a través de artesonados, balcones, puertas, ventanas, tanto de edificaciones religiosas como de civiles.

Concluidas las obras de carpintería tuvieron que ser preservadas de la acción erosiva del medio ambiente de una zona de clima tropical desértico como el de Trujillo, con alta humedad relativa y fuertes cambios de temperatura, así como también de la acción depredadora de agentes biológicos propios de la región.

La utilización de esmaltes y barnices, desde épocas tempranas, estuvo destinada a proteger las obras de los agentes erosivos mencionados, y gracias a su aplicación efectuada con cierta frecuencia, se han conservado majestuosos portones, vistosas puertas de tableritos o recuadros, pintorescas ventanas de dos, tres, y cuatro andanas de balaústres torneados en madera de algarrobo, laboriosos y elegantes artesonados de zaguanes, salas principales, cuadras, cámaras, recamaras y tras recamaras, y amplios balcones de cajón con discretas celosías, apoyados sobre canes y socanes de madera labrados a “boca de vieja”, y en fin todas las obras destinadas a dar cobertura, seguridad, luz y comunicación interior y exterior a las abras de arquitectura elaboradas en Trujillo del Perú.

La utilización de éstos barnices y esmaltes has dejado su huella, capa tras capa, sobre los maderos de la carpintería trujillana, como lo evidencian los estudios de exploración estratigráfica realizada por investigadores especializados, que han dado luces acerca de los colores de los barnices o esmaltes usados en la protección de las referidas obras de carpintería, que juntamente con los colores utilizados en la decoración de muros de casas, conventos e iglesias, constituyen la identidad pictórico – arquitectónica de la ciudad de Trujillo.

A los importantes estudios de exploración estratigráficas se suma la amplia información que ofrecen los documentos de archivo, que para información se mencionan someramente tres de los tantos que existen:

Existe en el Archivo Regional de la Libertad en Trujillo la “Compulsa de los inventarios hechos por los señores diputados para la entrega del colegio de la compañía de Jesús que fue de los regulares expatriados, su respectiva iglesia y demás bienes”, inventario del claustro trujillano que data del año 1785, es decir a los 18 años de producida la expulsión de los ignacianos del Perú. Se trata de un análisis detallado de todas la pertenencias existentes en ese colegio e iglesia, dando mucha información acerca del establecimiento, siendo numerosas las citas que hacen referencia al color de puertas y ventanas, las cuales estuvieron “barnizadas de verde” .

Otro documento al respecto es el inventario de los bienes del difunto marque de Bellavista don Manuel Cavero y Muñoz Bernaldo de Quiroz, realizado a pedimento de sus albaceas el 03 de marzo de 1846, actuado ante el escribano José Vicente Aguilar. La casa principal de morada del difunto marqués, para inventariarla, fue tasada en lo referente a la obra de albañilería por el maestro alarife Francisco Oruna, y en lo tocante a carpintería por el maestro Nicolás Jaramillo, quien en minucioso informe dijo: “Primeramente taso la puerta de la calle de madera de roble barnizada de verde con su herraje corriente”. La mencionada puerta barnizada de verde se abría hacia la plaza mayor de la ciudad y perteneció a la antigua casa de don Valentín Muñoz Cañete edificada por él, en parte del solar fundacional concedido a Francisco Pizarro. Casa que hoy ocupa el Gobierno Regional de La Libertad.

Así mismo consta documentalmente que el arquitecto Evaristo Noriega, barnizó de verde las puertas de la Santa Iglesia Catedral de Trujillo, en 1808.

Todas estas elocuencias llevan a la conclusión de que el color verde fue utilizado preferentemente como cobertura de protección de la madera a lo largo de toda la época virreinal y considerable parte de la republicana; para luego utilizar barniz blanco en parte de la carpintería correspondiente al neoclásico y esmaltes más oscuros que cubrieron al original color verde, que por varias centurias estuvo presente en los viejos y nobles maderos de la carpintería de la ciudad.

Siempre se utilizó barnices y esmaltes de algunos otros colores para el mismo fin de protección, pero sin la frecuencia ni la temporalidad con que se prefirió el barniz y el esmalte de color verde.

Trujillo del Perú, agosto de 2008.
Publicado por Miguel Adolfo Vega Cárdenas

, , monicaiforte dijo

Mala Astronomía:
Todas las estrellas que se ven en la noche son blancas.
Buena Astronomía:
Realmente las estrellas emiten todos los colores del arcoiris. ¡ Literalmente ¡

La mayoría de las personas no creen que las estrellas tengan colores, entonces tácitamente asumen que todas las estrellas son blancas. ¡ Pero vean al Sol ! ¡Para mí, yo lo veo amarillo, y es una estrella!

Esto lo puede refutar usted mismo. Vaya afuera en una noche clara y vea las estrellas. Las mejores estrellas para observar son las más brillantes. En el verano (para el hemisferio norte) Vega es una de estrella altamente brillante, y es claramente azul. Antares es otra estrella de verano y es claramente roja ( o naranja ). En el invierno, usted puede ver Betelgeuse en la constelación de Orión, la cual es muy roja. Aldebarán, una estrella en Tauro ( cerca de Orión ) es también muy roja.

Pero la mayoría de estrellas menos brillantes se ven blancas. ¿ Que es lo que sucede aquí ?

Para empezar, las estrellas realmente tienen colores diferentes. En el siglo 19 ( y anteriormente ) era sabido que cuando se calienta un objeto, brilla, y además el color del brillo depende de la temperatura del objeto. Un hombre llamado Wien ( se pronuncia “Vin” en alemán ) fue capaz de aplicar las matemáticas a esto y calcular la temperatura de un objeto dependiendo del color, aunque el porqué de cómo funcionaba era desconocido. No fue sino hasta el siglo 20 que esto fue comprendido, cuando otro científico llamado Planck ayudó a desarrollar la mecánica cuántica.

Piénselo, esto solo funciona para objetos que están brillando, y por lo tanto , generado su propia luz, y no objetos que simplemente reflejan la luz.

El color es sólo otra palabra para describir la longitud de onda ; la luz se comporta como onda, y el color de la luz depende de la longitud de onda. Plank trabajó en la relación matemática de la temperatura, color y brillo de un objeto brillante. Encontró, como Wein lo hizo, que un objeto a cierta temperatura emitirá la mayoría de la luz que emita a cierta longitud de onda ( o color ). Cuando se grafica el brillo de un objeto contra la longitud de onda ( o color ), se obtiene una curva llamada “Curva de Plank”, o “curva de cuerpo begro”, debido a que representa un objeto negro que se calienta. La siguiente gráfica muestra tres de esas curvas, el resplandor máximo es el mismo. Vea como el más caliente ( a 7000 grados Kelvin, una escala de temperatura parecida a la Centígrada ) llega a la longitud de onda del azul, y la mas fría ( a 3000 grados kelvin ) al rojo. Aquella entre 5500° K llega al verde.

Esto explica el por qué las estrellas son de diferentes colores : ¡ tienen diferentes temperaturas ! Vega es una estrella muy caliente, por lo tanto su brillo es azul. Betelgeuse es más fría, por lo tanto se ve roja. Quiero resaltar aquí que las estrellas no son cuerpos oscuros, y algunas se alejan sustancialmente de serlo. Ellas absorben luz, tomándola de una parte del espectro y re-radiándola en otro. Estas curvas son aproximaciones.

Volviendo a la pregunta original: ¿ por que tantas estrellas se ven blancas ? ¿ son la mayoría de ellas como el Sol ?
Nop. La vasta mayoría de las estrellas en el cielo son frías, estrellas rojas, usualmente muy opacas para verse. La razón por la cual la mayor parte de las estrellas nos parecen blancas is por que tenemos dos diferentes tipos de sensores en nuestros ojos. Sensores llamados “barras” detectan el brillo, mientas sensores llamados “conos” detectan el color. Los conos no son muy sensitivos, entonces si la luz es muy opaca no son activados, y percibimos el color como blanco. Por lo tanto incluso una estrella roja nos parecerá blanca si es opaca, y solamente una estrella brillante nos parecerá que tiene color.

Si cuenta con un par de binolculares, mire a algunas estrellas que son brillantes pero que se sigan viendo blancas a simple vista. ¡ Encontrará que muchas de ellas a través de los binoculares tienen color ! Los binoculares concentran más luz en sus ojos. Un telescopio le mostrará aun más estrellas con colores. Hay una estrella, llamada Albireo, que a simple vista parece sólo una estrella, pero actualmente son dos orbitando una alrededor de otra. Una de ellas es roja, mientras la otra es una azul brillante. Incluso a través de un pequeño telescopio este es una de las más bellas vistas en el cielo.

PERO NO HE VISTO NUNCA UNA ESTRELLA VERDE…WHY?

, , Doña Asunta haciendo empanada gallega dijo

EL RAYO VERDE

El rayo verde es un fenómeno atmosférico, convertido por Jules Verne en protagonista de la novela homónima, pero con existencia real (aunque poco frecuente). Se debe al comportamiento de los rayos del Sol poniente o naciente al atravesar nuestra atmósfera. Vamos a tratar de comprender cómo se produce, y en qué circunstancias puede ser visto.

Desde muy antiguo se ha documentado este fenómeno, pues inscripciones del antiguo Egipto hacen mención a un Sol poniente de color verde. La primera referencia científica moderna apareció en la revista Nature en 1883. Desde entonces se ha intentado “cazar” el fenómeno, fotografiarlo y, sobre todo, buscar sus causas. Como las condiciones más favorables para su observación se dan en el horizonte marino, se pensó en un primer momento que era el color del mar el responsable, al atravesar los últimos rayos del Sol las crestas de las olas. Sin embargo, esta hipótesis fue pronto desechada, pues el inusual rayo se manifiesta también sobre horizontes terrestres si éstos son llanos.

Los factores que realmente determinan la aparición del rayo verde son los fenómenos atmosféricos de refracción, difusión y absorción.

La refracción, como es sabido, separa -como ocurre en la formación del arco iris- los distintos colores del espectro.

Por otra parte, debido a la composición de nuestra atmósfera, las longitudes de onda azul y violeta son difundidas (”esparcidas” en todas direcciones) por las moléculas del aire, y por ello la luz azul, durante el día, parece provenir de todas partes (el cielo de la Tierra es azul, no así el de otros planetas con atmósferas diferentes).

La absorción causada por el polvo y otras partículas en suspensión en el aire puede influir en los colores que muestra el Sol en el momento de ocultarse, presentando según las ocasiones un color más rojizo, más anaranjado…

Asimismo, la presencia de nubes, turbulencias atmosféricas, distinta concentración de vapor de agua, etc. producen cada día unas condiciones distintas, y la diferencia de temperatura entre distintos estratos o capas de aire puede dar lugar a fenómenos de reflexión y distorsión que también se sumen a los factores que nos interesan.

Con todo esto ya podemos explicar el esquivo fenómeno: cuando el Sol se acerca al horizonte, la refracción atmosférica separa los distintos colores del disco solar, quedando en su borde superior, por este orden, el violeta, el azul y el verde. Sin embargo, el violeta y el azul son difundidos por la atmósfera, con lo cual en el momento en que ya sólo el borde superior del disco es visible, es el color verde el que llega a nuestros ojos.

No obstante, en condiciones aún más excepcionales es posible observar un “rayo azul” o violeta.

Para poder observar el rayo verde hemos de buscar un horizonte llano y con gran visibilidad (el mar, una llanura, un desierto) y esperar un día de cielo claro y despejado, preferentemente en el otoño-invierno, en el que el Sol no aparezca demasiado enrojecido en su caída hacia el horizonte. Si tenemos suerte entonces, veremos un destello verde durante apenas unas fracciones de segundo, el tiempo que el Sol tarda en desaparecer por completo.

La duración lógicamente depende de la velocidad con que el Sol se pone, y ésta se relaciona con la inclinación del ecuador celeste respecto del horizonte: así, el Sol se pone verticalmente y por tanto más rápido en el Ecuador, donde el rayo verde es aún más breve; y mucho más lentamente cerca de los Polos, donde el Sol puede estar más de una hora poniéndose y el rayo verde, por ende, puede permanecer hasta varios minutos: se han llegado a registrar duraciones de hasta 35 minutos.

En cuanto a la forma en que se manifiesta, la más corriente es simplemente ver el borde o limbo superior del Sol coloreado de verde en el último momento. Esta franja verde suele tener una anchura de unos 10 segundos de arco, lo cual es inferior a la resolución del ojo humano, que es de unos 25 segundos de arco. No obstante, la refracción juega a nuestro favor ensanchando la franja hasta varios minutos de arco, y excepcionalmente, ¡hasta casi medio grado!

Pero también puede suceder -y es su manifestación más legendaria- que observemos una forma aplanada y verde que parece flotar en la nada cuando el Sol ya se ha ocultado por completo. En este caso, la refracción es nuevamente la responsable de hacerlo llegar hasta nosotros por encima del horizonte.

El fenómeno que nos ocupa puede venir precedido de otros, como la distorsión del disco solar que aparece a veces aplanado tomando una forma elíptica, o separado en dos partes, o aparentando derramarse sobre el horizonte como si fuera líquido, o incluso duplicando su propia imagen por reflexión.

De manera simétrica se puede producir el rayo verde a la salida del Sol, apareciendo el destello justo antes que el disco solar, pero obviamente esto es mucho más difícil de observar.

Asimismo la Luna y los planetas (astros que muestran disco aparente; no así las estrellas) son capaces de arrojar sus propios “rayos verdes” que, aunque mucho más sutiles que los del Sol, pueden ser captados fotográficamente.

http://www.astrocantabria.org/articulos/rayo.html

, , ASUNTITA dijo

La utilización de los colores en los Versos sencillos de Martí
Por Ena R. Columbié

En octubre de 1891 aparece publicado en New York el poemario Versos sencillos del poeta cubano José Martí; éste libro puede considerarse la obra de plenitud de su autor: el poeta tiene ya treinta y ocho años y una vasta experiencia no sólo en el campo intelectual sino también en la lucha emancipadora de Cuba.

Con el poemario Martí logra una limpieza de estilo que venía buscando en sus poemas, ésta limpieza se debe en lo fundamental, a la sencillez, en entregar al lector todo lo que siente sin recato y a la limpieza en la palabra. Estos versos “sencillos”, mientras más transparentes parecen, más oscuros, y más simples, mientras más profundos; son como dice el propio Martí: “ la necesidad de poner el sentimiento en formas llanas y sinceras”. Esta Poesía, no obstante su espontaneidad, no es aquella que fluía libre, sin ataduras ni tropiezos; es una poesía pensada, sentida, reposada, que reafirmó su estatura de poeta mayor.

El prólogo del libro esclarece el estado de ánimo en que se encontraba el poeta al escribir los versos… Un año antes, en el invierno de 1890, transcurrió la Conferencia Internacional Americana, en la cual Martí no pudo intervenir y esa situación provocó un estado ansioso depresivo que quebrantó su salud: “Mis amigos saben como se me salieron estos versos del corazón. Fue aquel invierno de angustias, que por ignorancia o por fe fanática, o por miedo, o por cortesía, se reunieron en Washington, bajo el águila temible, los pueblos hispanoamericanos” Esta obra mayor surge, en plena naturaleza. En el retiro del campo escribe “Me echó el médico al monte: corrían arroyos, y se cerraban las nubes, escribí versos” Poco a poco, va volcando sobre el papel toda la amargura de su vida, sus sentimientos más puros. Con íntima sinceridad Martí se nos desnuda, nos muestra cada trozo de su espíritu, que luego, agrupados, conforman uno de los poemarios autobiográfico más bello escrito en castellano.

Los Versos sencillos son famosos por su espontaneidad y simbolismo, por la intensidad de su pensamiento concentrado en formas breves; el poeta sabe descifrar los misterios de la naturaleza y del hombre a partir de él mismo, hasta el punto de hacer de su poemario un libro transparente en tiempo y espacio. Esta colección de poesías, representó en su momento una revolución en relación con la expresión poética; en ella encontramos la utilización de elementos expresivos, que también hallamos en el modernismo, como es el caso de los efectos brillantes a través de los colores. El uso de este elemento está relacionado con la realidad, ya que para Martí, realidad y poesía son una misma cosa; para él, el símbolo es un laberinto donde hay que hurgar en busca de la belleza y el concepto.

En la concepción martiana, los símbolos no solo sirven para representar lo bello sino también entre otras cosas, para expresar situaciones. Hemos dicho que el carácter simbolista de los versos del poeta mucho tiene que ver con el Moderismo como escuela. Pero; sin embargo, la ideología martiana – pendiente en todo momento de la lucha por la liberación de Cuba y la emancipación de América – consigue universalidad, al romper con los patrones del individualismo modernista, logrando que su poesía tenga proyección y mensaje universal. Según algunos estudiosos de la obra de Martí coinciden en que la verdadera modernidad de su poesía se encuentra en éste libro.

Es significativo que el poeta escogiera la redondilla, de tradición clásica para el poemario, suponemos que toma esta decisión debido al carácter popular de dicha forma métrica para vaciar en ella, sus novedades expresivas y sirviéndose de éstas, formar combinaciones renovadoras; hay que recordar además que ésta combinación métrica y estrófica escogida por el poeta, es la que se utiliza regularmente en América para cantar, y precisamente el objetivo de él, era llegar a un gran número de personas, no es raro entonces que muchos de los poemas de la colección hayan sido musicalizados. Pero nuestro interés en el poemario no es la música, o la posibilidad de hacerla, sino la utilización de los símbolos cromáticos, del color.

El color es un fenómeno tanto físico como fisiológico y su estudio es cada vez más abordado, no solo por los científicos sino también por los artistas e intelectuales. Si bien el color está considerado como la impresión que los rayos de luz reflejados por un cuerpo producen en el sensorio común por medio del ojo. También es el carácter peculiar en algunos casos, como por ejemplo, relacionado con el estilo, el color puede ser la cualidad especial que lo distingue.

La experiencia visual conlleva a asociar los colores con los objetos del mundo circundante, de ésta forma se considera que el color es una propiedad específica de los cuerpos. Sin embargo, todos sabemos que esto no es cierto, porque el color como tal no existe en los objetos, sino que existen en ciertas características de la luz. No obstante, la subjetividad va alcanzando cada día más importancia, en contraposición a la objetividad. Se considera que luego del aspecto decorativo y del constructivo, el subjetivo es el tercer papel esencial que corresponde al color; de ésta manera el color se transforma en expresión y símbolo y es a partir de ahí que comienza a interesar a escritores y artistas.

En 1882 el crítico y filósofo francés Lucien Renout publica un artículo sobre el problema del ontocolorismo es decir, el arte capaz de develar el mundo visible del ser por medio de las impresiones cromáticas. Poco tiempo después comienzan a manifestarse las tendencias al orfismo, con la que muchos pintores se proponen dar a los colores el poder evocativo, fuera de lo real. A partir de aquí, comienza a dársele a los colores diferentes connotaciones, por ejemplo en la literatura, se utiliza para caracterizar un determinado personaje o bien para contribuir a la creación de un ambiente humano, etc. En fonética el color es la calidad de un timbre vocal, apreciada según la correspondencia que se cree percibir entre las impresiones acústicas y las visuales, así se distinguen las vocales claras, oscuras, empañadas o apagadas, brillantes, etc. También en música se utiliza el color para diferenciar algunas notas.

Es un hecho que el color también afecta poderosamente las emociones humanas; el efecto emocional depende tanto del objeto sobre el cual se aprecia un color, como el color en sí, debido a ello no se han formulado reglas para la utilización del color; la elección de un color determinado para conseguir un efecto determinado continúa siendo un verdadero arte, el cual, provoca efectos emocionales, así, se considera “color local” a la facultad atribuida a la literatura y el arte de ofrecer viva reusación de los lugares y de los tiempos evocados por un argumento.

Las primeras hipótesis sobre la naturaleza del color, son obra de grandes escuelas filosóficas griegas:

Para los neoplatónicos, es un atributo puramente psíquico, reflejo de una suerte de simpatía entre el ojo y el objeto.

La escuela pitagórica sostiene que la calidad del color reside en el ojo del observador mediante los estímulos por él proyectados.

Demócrito, supuso que los estímulos proceden del objetivo impregnado con fuerza variable, en orden a la formación de los diversos colores.

Leonardo Da Vinci por su parte, aportó ideas sobre la formación de colores a partir de unos pocos colores base.

Solo con Newton las ideas sobre la naturaleza del color comienzan a hacerse autoconstantes. Newton comprobó la naturaleza compleja de la luz solar al dispersarla en sus componentes -espectro solar- mediante un prisma, y mostró que colocando un segundo prisma invertido respecto al primero, los haces coloreados emergentes de éste se recombinan en un único haz blanco idéntico al inicial. Concluyó que el color, es una característica intrínseca de la luz siendo la luz blanca mezcla de todos los colores que integran el espectro solar.

El espíritu del hombre ha ido disociando la apariencia y ha dividido la forma y el color dirigiendo la primera más a la inteligencia, y el color más al sentimiento; el color obra directamente como símbolo; existen entonces símbolos tradicionales utilizados en todo el devenir histórico por infinidad de poetas así: el blanco sugiere pureza para unos y vacío para otros, pero por lo regular la forma y el color se relacionan armónicamente en una obra de arte.

Según los físicos, la variación de los colores depende del número de ondulaciones por segundo o el largo de onda o longitud de onda, debido a esto, existen tres colores primarios, de los cuales se derivan por medio de diferentes mezclas otros colores. Los colores primarios son: Amarillo, Azul y Rojo, de éstos y sus combinaciones surgen los secundarios:

(azul y amarillo = verde,
amarillo y rojo = anaranjado,
rojo y azul = violeta).

Dentro del círculo cromático, en la composición de cada color secundario, hay uno primario que no participa. Los colores que integran cada uno de estos pares se encuentran opuestos a los llamados complementarios.

La línea cromática se encuentra distribuida entre colores calientes y colores fríos. El color rojo se halla en un extremo de la escala y el azul en el opuesto. El rojo es el más caliente de los colores, pero entre sus diferentes gamas los hay más fríos y más calientes por ejemplo, el fresa, el escarlata y el púrpura, son más cálidos que el rojo laca y el cinábrico. De la misma forma los azules, según aumenta la intensidad de su color, comienza a aumentar su frialdad. La zona cromática visible del espectro solar normal va desde el azul violeta al rojo:

violeta – azul – azul cejan- verde azul – verde – verde amarillento – amarillo – anaranjado – rojo – rojo carmín – magenta.

Los colores también pueden clasificarse en:
1- Heráldicos.- Cada uno de los cinco llamados comúnmente esmaltes que emplea la heráldica: Azul (azul), Gules (rojo), Sable (negro), Sinople (verde) y púrpura.

2- Litúrgicos.- De los que hace uso la iglesia en oficios divinos: blanco, rojo, verde, violeta, azul y negro.

3- Nacionales.- Los que adopta por distintivo cada nación y usa en su pabellón, banderas y escarapelas.

José Martí, escritor que se conoce los aires modernos y que se mantiene al tanto de las últimas revoluciones del hombre, no se queda ajeno ante el fenómeno de los colores y crea también una escala a partir de la significación que éstos tienen para él. En ocasiones su clasificación de colores coincide con el código tradicional, pero en otras rompe con lo estatuido y se lanza a su vez a revolucionar, convirtiendo toda una gama de colores en símbolos, en banderines del sentimiento, de la emoción.

NEGRO:
Es el símbolo cromático que tradicionalmente se ha identificado con la tragedia, lo sombrío y oscuro, el infortunio y la melancolía. En Martí, éste símbolo representa además angustia, desengaño y tormento.

En el negro callejón
Donde en tinieblas paseo
Alzo los ojos, y veo
La iglesia erguida, a un rincón. (V.S. XXXII)

El símbolo cromático negro, se refuerza aún más con tinieblas, para dar lo tenebroso de la situación; recuérdese que siempre se ha dicho que Martí no profesaba religión alguna, y que la iglesia representaba oscurantismo para él. Dentro de las preocupaciones éticas del poeta, se encuentran los temas de la raza y la esclavitud, no por gusto deja plasmado una de sus experiencias tempranas más desgarradoras:

El rayo surca, sangriento,
el lóbrego nubarrón:
echa el barco, ciento a ciento,
los negros por el portón. (V.S.XXX)

Esta escena oscura, denota toda ella el infortunio de los negros; el rayo, que simboliza la cólera, acompaña al símbolo sangriento, que en términos generales encarna la idea de la violencia; lóbrego a su vez representa lo oscuro y sombrío, mientras que nube, se transforma en nubarrón en armonía con los demás símbolos. Por último, la escena se recarga cuando crece el número de personas, creando una situación sofocante. Este es uno de los casos que con más dolor el poeta utiliza el símbolo cromático negro dentro del poemario.

La muerte y la noche, también sugieren a Martí el empleo del negro:

Pasa, entre las balas, un coche:
entran, llorando, a una muerta:
llama una mano a la puerta
en lo negro de la noche. (V.S.XXVII)

Por otra parte, cuando aparecen juntos los símbolos cromáticos negro y amarillo – muy frecuentes en la obra literaria martiana – indican el rompimiento de lo ideal, la carencia de moral. Ambos símbolos en el poemario son considerados símbolos, representan el pesimismo y el nihilismo.

Yo pienso, cuando me alegro
como un escolar sencillo,
en el canario amarillo,
que tiene el ojo tan negro. (V.S.XXV)

Cuando leemos el verso “ que tiene el ojo tan negro” notamos un cambio de tono, debido a la exigencia ortográfica; El poeta resalta la antítesis establecida entre lo negro del ojo y lo placentero del escolar y el canario. Martí, imbuido como se encontraba en su compromiso por la liberación de Cuba, consideraba vedada toda alegría para él, entretanto se hiciera realidad el empeño, y cuando la alegría florece, la trunca con una impronta propia de las personalidades leales a una causa.

Existen otros símbolos que aluden a negro, y que también son utilizados por Martí, oscuro, noche, carbón… Pero; no obstante todas las anteriores representaciones, negro tiene sus atenuantes en momentos del poemario, sobre todo cuando significa bravura y rebeldía como es el caso a continuación:

El cabello, como un casco,
le corona el rostro bello:
brilla en su negro cabello
como un sable de Damasco. (V.S.XXXIII)

BLANCO:
Martí confiere a Blanco, los valores tradicionales de: perfección, pureza, castidad, belleza, moral, etc., y de la unión de éste con otros símbolos literarios, crea diferentes nuevos caminos de expresión. Veamos como Blanco se idealiza mucho más al lado del símbolo Rosa:

Cultivo una Rosa blanca,
en julio como en enero,
para el amigo sincero
que me da su mano franca.

Y para el cruel que me arranca
el corazón con que vivo,
cardo ni oruga cultivo:
cultivo una rosa blanca. (V.S. IV)

La defensa que hace el poeta de la amistad y la fidelidad, forman una unión apacible y a la vez fuerte. La Rosa Blanca simboliza en ella toda, los más puros principios morales; y aunque el cardo y la oruga se contraponen a rosa para dar el elemento negativo, el poeta sale airoso una vez más y nos entrega aparte de uno de los más bellos poemas en lengua española, la expresión mejor lograda de “Rosa Blanca” dentro de toda su obra escrita.

Uno de los versos sencillos más sentido del poeta, es el (IX), que el público ha dado en llamar “La Niña de Guatemala”. Es un lamento por la muerte del amor, donde Martí idealiza a la fallecida y se rinde a sus pies; fíjese como para lograr la idealización de la amada utiliza un objeto terrenal – zapato – un recurso – beso – y el símbolo cromático blanco:

Allí, en la bóveda helada,
la pusieron en dos bancos:
besé su mano afilada,
besé sus zapatos blancos.

Este es uno de los poemas más populares de la colección, las estrofas son fluidas y sobrias, con un gran dejo de melancolía por la tristeza que vibra en cada verso. También como pureza aparece blanco, sin mucho comentario…

Ya sé donde ha de venir
mi niña a la comunión
de blanco la he de vestir
con un gran sombrero alón. (V.S.IV)

El poema (X) que también el público ha decidido llamar “La bailarina española” nos ofrece ejemplos muy coherentes de la utilización del símbolo cromático blanco. En el primer caso actuando como catalizador cromático que rompe la acción de violencia creada, y llama a la tranquilidad…

Súbito, de un salto arranca:
húrtase, se quiebra, gira:
abre en dos la cachemira,
ofrece la bata blanca.

En este segundo caso, Blanco y Rojo, ofrecen una visión panorámica de la vida de una mujer, que baila los bailes españoles como son ellos, apasionados, violentos; sin embargo, ella resulta ser un ser indefenso y solo. Este es el caso del enfrentamiento de la violencia y la pasividad:

Baila muy bien la española:
es blanco y rojo el mantón:
vuelve, fosca, a su rincón
el alma trémula y sola.

Como hemos dicho, el blanco como símbolo cromático, no sólo se utiliza dentro de la obra martiana para representar la pureza e idealización, sino también para provocar sensaciones de tristeza, vacío, nulidad y muerte:

Blanco allá como la muerte,
ora arremetes y ruges,
ora con el peso crujes
de un dolor más que tu fuerte. (V.S. XLVI)

Otros muchos son los símbolos que por abstracción provienen del blanco, y que se encuentran alrededor de todo el libro: plata, pálido, nieve, puro espuma, nube, etc. son sólo algunos de ellos.

VIOLETA:
Generalmente el color violeta ha tenido su representación simbólica dentro de la iglesia católica, con un valor litúrgico de muerte, duelo sufrimiento, penitencia y espera; es un color muy delicado y de signo idealista. Martí lo utiliza para representar la melancolía, humildad, modestia y belleza:

Brillan las grandes molduras
al fuego de la mañana,
que tienen las colgaduras
de rosa, violeta y grana. (V.S.III)

En la estrofa anterior, violeta se encuentra entre dos colores derivados del rojo, debemos tener en cuenta que en la línea cromática, los rojos son colores calientes, y el violeta es un color frío. Rosa por su parte representa espiritualidad, sublimación, pasión y energía estéticamente hablando, sin embargo, el símbolo cromático violeta, también sugiere refinamiento, sensualidad, delicadeza, y grana, como derivación más cercana del rojo: pasión arrolladora. De esta forma se crea un equilibrio dentro de la estofa, logrando también un conjunto cromático armónico. Caso semejante encontramos en la que continúa…

Una duquesa violeta
va con un frac colorado:
marca un Vizconde pintado
el tiempo en la pandereta. (V.S.XXII)

La duquesa, representa la melancolía y la nostalgia, que se pone en función con el símbolo cromático Violeta, pero que cambia su tonalidad al cubrirse con el frac, ocurriendo así, una catarsis que se va a ver apoyada más adelante por el tiempo musical. Violeta es un color delicado, el cual, unido al objeto representativo flor, forman una relación simbólica inseparable; reglo de la naturaleza.

AZUL:
Este color es uno de los símbolos cromáticos más utilizados en la obra poética de Martí. Es el símbolo de idealismo, perfección, moral, espiritualidad y belleza. En Los Versos sencillos, la utilización de Azul, siempre denota altura, y en todos los casos está ligado a la naturaleza.

Yo he visto el águila herida
volar al azul sereno,
y morir en su guarida
la víbora del veneno. (V.S. I)

Esta estrofa muestra el enfrentamiento de los contrarios: por una parte el símbolo águila sugiere un imperativo de expresión vertical, que expresa la concepción de la inspiración y por el otro la víbora, simboliza la ruindad – es un símbolo no idealista – El poeta hace del ideal águila algo concreto cuando une su valor a otros dos símbolos también ideales “azul sereno” De la misma forma representa a la víbora como la vileza incapaz de elevación, y que unido a guarida – representante de lo oscuro, lo confuso y lo ciego – logran el conjunto perfecto de oposición.

En el siguiente caso, aparece una pareja de conceptos de antítesis: amarillo, color de la decadencia, se contrapone a azul, símbolo cromático que idealmente representa la felicidad:

Quiero a la tierra amarilla
que baña el Ebro lodoso:
quiero el pilar azuloso
de Lanuza y de Padilla. (V.S. VII)

El pilar es otro de los recursos que representa ascensión vertical y celestial. Lanuza y Padilla escritores importantes en la época, son ejemplos morales estéticos de creación. Este es uno de los casos en que el símbolo cromático azul, también se utiliza para denotar amor, cariño, respeto. La alegría es un sentimiento representado por azul; alegría superioridad espiritual y moral, que se embellece mucho más cuando se une al símbolo canto, de esta manera, el poeta logra total idealidad en la estrofa a continuación:

Las jacas de su carroza
los dos pájaros azules:
y canta el aire y retoza,
y cantan los abedules. (V.S. III)

Nótese que aquí Martí no utiliza el símbolo ave, sino un tropo afín – pájaro – que indica amor inmaculado y virginal, y que en comunidad con la representación celestial de azul junto a las características esenciales de los abedules – árboles muy altos de corteza y madera blanca – presenta una imagen netamente espiritual y de gozo.

La Antítesis, recurso muy utilizado por el poeta, aparece nuevamente en sus versos por medio de los símbolos azul y negro, reflejando a la vez la alegría y la tristeza. La oposición de los colores que vamos a encontrar en los siguientes versos, es la misma que nos asombra el “El canario amarillo / que tiene el ojo tan negro”. La diferencia radica que en éste caso, oro, toma el valor general de amarillo, sustituyéndolo. La combinación amarillo–negro, en algunas ocasiones destaca un hermoso contraste, pero aquí, alude a la preocupación de Martí en cuanto a su deber con la patria y los problemas que ello le traía a su familia, veamos:

En un ave de dos alas
bogo por el cielo azul:
un ala del ave es negra,
otra de oro caribú. (V.S. VIII)

En esa estrofa de filiación onírica, se describe una visión panorámica de la vida y contradicciones de su autor. Este es uno de los ejemplos, más claros de la significación autobiográfica de los Versos Sencillos . El oro sugiere refinamiento, calidad artística-literaria y nobleza, que emparejado al símbolo ala, se usa como portador de juicio estético; el ala negra evoca un sentimiento de idealismo derrumbado, de melancolía y desconsuelo, por ello, deambula, en busca de la purificación espiritual.

Siguiendo el curso de las contraposiciones, veremos ahora lo escabroso y alterado de la naturaleza, frente a la pasividad y sutileza de azul como símbolo cromático. El celeste nos presenta más idealidad al hacerse acomapañar de Jacinto, flor de dimensiones también ideales y que además Martí considera símbolo de dolor; se redondea la situación utilizando otro símbolo cromático: rosado, representante de sublimidad, imaginación y perfección y además perteneciente a la parte cálida de la gama cromática:

Miro, ceñido, la agreste
pompa del monte irritado:
y en el alma azul celeste
brota un Jacinto rosado. (V.S. XVII)

Y por último, la iluminación, la claridad que se desprende de azul, la vemos resplandecer junto a la naturaleza y la luz:

Y la alfombra es puro helecho,
y los muros abedul,
y la luz vine del techo
del techo de cielo azul. (V.S. III)

Ya hemos dicho que Azul está considerado en la obra martiana como símbolo cromático de idealismo, está mayormente identificado con el cielo, y por lo mismo, con la cualidad de ascendencia vertical. En muchas ocasiones aparecen formas simbólicas construidas con el azul, por medio de la técnica binaria, en esos casos, el poeta incorpora a la realidad el aspecto subjetivo, para llevar lo dicho a un plano simbólico; así, expresa su comportamiento respecto al objeto descrito.

Existen otros símbolos que llevan implícito azul, y que también se encuentran alrededor de todo el poemario, son algunos: mar, cielo, arroyo, viento…

VERDE:
Muchos artistas y escritores consideran a este color, el más polifacético de los símbolos cromáticos martianos, En los Versos Sencillos, el color verde nominalmente aparece sólo en dos ocasiones, sin embargo, está implícito en todo el libro por medio de otros símbolos: monte, yerba, bosque, helecho, montaña, primavera, jardín, palma…….

El símbolo verde representa la fertilidad, la vida en la naturaleza, la fecundidad; pero estéticamente hablando, puede también simbolizar la capacidad literaria, la creación inusual.

Mi verso es de un verde claro
y de un carmín encendido:
mi verso es un ciervo herido
que busca en el monte amparo. (V.S. V)

La presentación de la creación artística, fértil, fecunda, se asegura con el símbolo carmín, que es un color de pasión, pero además para cerrar la imagen el poeta también utiliza el símbolo monte, que representa la elevación, el idealismo eterno, la grandeza y distinción intelectual.

A partir de las teorías platónicas, monte es un símbolo que se identifica como el conocimiento, la razón y la verdad. Por su parte Martí, plantea la necesidad de adentrarse en las más altas cumbres de la moral para conseguir la protección de su verso -verde claro-

Verde también denota grandeza, purificación, fíjese como el poeta anhela que a la hora de su muerte éste sea el color que lo acompañe.

Yo quiero salir del mundo
por la puerta natural:
en un carro de hojas verdes
a morir me han de llevar. (V.S.XXIII)

La predilección de Martí por la naturaleza, es evidente en toda su obra. Su forma de crear símbolos relativos a la naturaleza y utilizarlo continuamente con maestría, se convirtió en una forma de expresar su propio estado interior.

AMARILLO:
Es un símbolo cromático que señala decadencia, muerte, melancolía o impureza moral.

Vino el médico amarillo
a darme su medicina,
con una mano cetrina
y la otra mano al bolsillo:
yo tengo allá en un rincón
un médico que no manca
con una mano muy blanca
y otra mano al corazón. (V.S. XV)

El símbolo cromático amarillo recibe un reforzamiento por parte de cetrino –verdoso-amarillento- que a su vez denota melancolía. De nuevo podemos observar una contraposición, en este caso blanco que se trata como pureza y pulcritud, acentúa las características negativas de amarillo.

En contraste con amarillo encontramos Oro; si bien el primero es un color identificado en ocasiones con cualidades no idealistas, a oro pertenecen todas las cualidades de perfección, hermosura, gloria y superioridad moral:

Si quiere de la otra vida
me lleve todo un tesoro,
llevo la trenza escondida
que guardo en mi caja de oro.

(V.S. VI)

Su cofre, es para guardar un tesoro único, y está hecho del mundialmente famoso y valioso metal, porque así se convierte en algo imposible de penetrar, es el elemento ideal que transporta lo mejor de su vida hacia su muerte.

También veremos que oro se presenta como símbolo cromático de elevación y altura, que se corrobora en las diversas identificaciones como: Sol, que a su vez, es símbolo de idealismo permanente.

Pinta mi amigo el pintor
sus angelones dorados
en nubes arrodillados,
con soles alrededor. (V.S. XL)

o bien:

En el bote iba remando
por el lago seductor
con el sol que era oro puro
y en el alma más de un sol. (V.S.XII)

Son numerosas las estructuras antitéticas armadas por Martí a partir de elementos cromáticos, en éstas el significado oro, tiene también diferentes lecturas; a veces es utilizado como base para sugerir la analogía a partir de una de sus cualidades: el color, “Es rubia, el cabello suelto”. Oro, aparece también como signo de riqueza material, pero no es representativo en este poemario, aunque si en Ismaelillo.

ROJO:
El rojo y sus diferentes tonalidades es el color más utilizado por Martí dentro de los Versos Sencillos, debemos recordar, que las condiciones en que fue escrito el poemario influyó determinantemente en la percepción y expresión del escritor.

Porque mis penas arrojo
sobre tu seno, y lo azotan,
y tu corriente alborotan,
y acá lívido, allá rojo. (V.S. XLVI)

En la escala cromática el símbolo rojo denota violencia, pero también lo funesto, la sangre, la batalla y hasta la muerte…

Rojo, como el desierto,
salió el sol al horizonte.
Y alumbró a un esclavo muerto,
colgado de un ceibo del monte. (V.S.XXX)

Entre los recuerdos de su infancia, aparece esta visión del crimen racial – que lo acompaña siempre – y que luego plasma en papel sacando el dolor y entregándolo al verso.

Lo pasional también se demuestra con rojo en el poemario:

Mucho, señora, te diera
por desenredar el nudo
de tu roja cabellera
sobre tu cuerpo desnudo. (V.S. XLIII)

Debemos recordar que rojo es el color más cálido de la línea cromática, y en el código martiano, significa también inclinaciones inmorales. En la siguiente estrofa encendido sustituye a rojo y la misma connotación de la palabra, lo hace ser más arrollador:

Por tus ojos encendidos
y lo mal puesto de un broche,
pensé que estuviste anoche
jugando a juegos prohibidos. (V.S. XIX)

Por otro lado carmín, es uno de los símbolos descendientes de rojo, y en realidad es muy poca la diferencia entre uno y otro. El poeta amante de las flores también hace uso de ese recurso para lograr contrastes con los símbolos cromáticos, y así suavizar su significación.

Lleva un sombrero torero
y una capa carmesí:
lo mismo que un alelí
que se pusiese un sombrero. (V.S. X)

Rosa es otra de los símbolos más usuales el la obra poética de Martí y de su vocabulario en general, es un símbolo tradicional de belleza, hermosura, espiritualidad y sensualidad.

Rosa se emplea en el poemario generalmente con sus dos acepciones fundamentales, como valor cromático y como nombre de flor.

El cuerpo cede y ondea;
la boca abierta provoca;
es una rosa la boca.
Lentamente taconea. (V.S. X)

La violencia y pasión arrolladora es encarnada por el símbolo sangre, que es indiscutiblemente denotante de lo tenebroso, funesto, fatal.

Hay una loca más fiera
que el corazón infeliz:
la que le chupó la sangre
y se echó luego a reír. (V.S. VIII)

En los Versos sencillos encontramos muchos otros símbolos cromáticos y tropos alusivos a rojo: coral, colorado, rosado, fuego, grana, etc., todos pertenecen a la misma banda del espectro, unos con un colorido idealista de plenitud y sublimidad, imaginación y perfección; otros no tan idealistas y los hay hasta turbulentos como hemos visto. En términos generales rojo, carmín, sangre y morado sugieren, ideas de violencia, pasiones etc., sin embargo, rosa, carmín y otros, son símbolos que representan lo delicado incluso en la pasión.

La obra literaria martiana tiene su base en las tradiciones hispánicas y en la antigua Grecia, las nutrió con nuevas tendencias logrando innovaciones de muy alta calidad; su poesía se caracteriza por poseer un riquísimo mundo cromático y musical.

A Martí se le considera el primer poeta modernista en emplear colores típicos como azul y oro, pero esto se debe a que su simbología cromática no sigue el sistema rígido tradicional sino, que en lo fundamental responde a la sensibilidad del escritor. A la hora de escoger un símbolo, Martí se inclina por los tropos que provienen de la naturaleza, los que tienen por lo general características idealistas. Muchos de estos tropos, debido a su calidad, fueron más tarde utilizados por muchos modernistas; la catacresis, Hipálage, sinestecia y bisema son algunos de los recursos que utiliza el poeta para crear los símbolos de color.

En los Versos sencillos, el lector podrá disfrutar de una obra llena de colorido, de sonido y armonía, en la que Martí tiene presente siempre en ensalzar la pureza. Debemos tener en cuenta que Martí es uno de los pocos casos entre los intelectuales que su obra se encuentra en completa armonía con sus ideas políticas, estéticas, etc. Todos los géneros que cultivó es un ejemplo de entrega a la humanidad, incluso en su poesía habla de lo mucho que tiene para entregar a la humanidad.

Arpa soy, salterio soy
donde vibra el universo:
vengo del sol, y al sol voy:
soy el amor. Soy el verso. (V.S. XVII)

, , monicaiforte dijo

Clarín.Edición Lunes 27.07.1998 » Sociedad » Un médico lucha contra la desnutrición infantil

GENTE SOLIDARIA: CREO DOS CENTROS DE PREVENCION Y TRABAJA COMO VOLUNTARIO
Un médico lucha contra la desnutrición infantil

Abel Albino armó en Mendoza dos centros asistenciales y un pequeño hospital para recuperación de lactantes
Ya atendieron a 2.000 chicos

——————————————————————————–
YANINA KINIGSBER
La historia de Abel Albino tiene algo de mágica. Este médico mendocino de 51 años viajó a España para hacer una especialización pero una vez allá, cambió de objetivo. Decidió volver a su provincia natal y desde hace cuatro años y medio lucha por bajar el nivel de desnutrición infantil. Y, de a poco, lo logra.La iniciativa surgió de una manera que a él le resulta, por lo menos, curiosa: Pensaba en países como España que son poderosos y cómo la Argentina, que es tan grande, tiene tantos problemas. De pronto apareció un diario tirado en la calle y, aunque no es mi costumbre, lo levanté. Había una entrevista a la Madre Teresa donde hablaba sobre la paz. Yo no me sentía en paz y me di cuenta de que para estarlo debía servir.Abel Albino está casado, tiene cinco hijas y sus títulos son: médico (Universidad de Tucumán), pediatra (Universidad de Chile) y doctor en medicina (Universidad de Cuyo). Su viaje a España lo realizó para estudiar biología molecular porque pensé que era el futuro. Pero advertí que acá no está resuelto el pasado y volví a Mendoza.Tanto estudio y la decisión de servir a los demás no eran suficientes para Abel. Me faltaba el cómo y a quién, recuerda este hombre de mirada frontal y hablar pausado.Los más pobresLa respuesta la escuchó en un discurso del Papa: habló de ocuparse de los más pobres y para mí los más necesitados son los chicos que sufren de debilidad mental a causa de la desnutrición. Albino explica que sin una alimentación adecuada el cerebro no crece. El cerebro es el órgano que más rápido crece. Al nacer, pesa 350 gramos y a los 14 meses, 900 (el 80 por ciento del cerebro adulto), argumenta el médico, y agrega que la desnutrución afecta el desarrollo y la capacidad de aprender del individuo.Cuando tuvo el objetivo claro, el médico creó la fundación CONIN (Cooperadora para la Nutrición Infantil) y dos centros de prevención para la desnutrición infantil en Mendoza por los que pasaron 2.000 personas. Allí, dan alimentos y tratan a los chicos y les brindan atención psicológica a ellos y a sus padres. Además, Albino se ocupó de que las criaturas del Algarrobal (a 8 kilómetros de Mendoza) no pasen frío mediante un ropero y organizó un programa de lectoescritura para padres.Todo este trabajo lo realizó como voluntario porque siente que es su obligación revertir esta situación y se dedica a apoyar a las familias. Junto a él trabajan otros voluntarios.Durante dos años Abel fue becado por la Fundación Ashoka como emprendedor social. Ahora mantiene a su familia con lo que gana en su consultorio. Siempre voy a estar agradecido. Me becaron cuando sólo tenía un proyecto, me creyeron y me estimularon para lograrlo, dice entusiasmado Abel, y cuenta que acaba de construir un pequeño hospital para recuperación nutricional de lactantes. En homenaje al comienzo de esta historia, le puso de nombre Madre Teresa de Calcuta.Necesitamos 25.000 pesos por mes para que funcione bien. Ya se inscribieron 300 volutarios para atender a los bebés internados, explica Abel, y dice que tanto trabajo es posible porque duermo poco y mi esposa y mis hijas me apoyan.Abel Albino es el único médico en su familia y confiesa que siempre recuerda la frase de su papá, un inmigrante portugués: Tenemos que querer a estas piedras y a estos sauces porque nos han dado todo. Para los que quieran colaborar con su tarea, el número es (061) 239684 o el de la Red Solidaria: 761-7994 y 796-5828.

, , monicaiforte dijo

lunes, 02 de febrero de 2009

0261 – 4205004
155 – 006 – 5069

Conin es una Fundación y como sus siglas la describen se trata de una “ Cooperadora para la Nutrición Infantil ”. Quizas esto no explique mucho, lo invitamos a que siga leyendo y navegue por todas las secciones de este Sitio para enteder, aprender y apoyar el hermoso esfuerzo de profesionales, colaboradores y amigos Conin que luchan dia a dia por mejorar el Capital Humano de nuestro Pais, sin ir mas lejos cabe citar la frase “ Nadie puede ser feliz entre desdichados ”.

Fue fundada en la ciudad de Mendoza el 4 de setiembre de 1993 por el Dr. Abel Albino, siguiendo el existoso modelo implementado en Chile por el Prof. Dr. Fernando Monckeberg ( fundador de Conin en Chile y actual vicepresidente de Conin Mendoza ), quien ha logrado con este proyecto rescatar mas de 100.000 lactantes desnutridos en los 33 Centros de Recuperación Nutricional. El modelo chileno ( Centros de Tratamiento ) fue complementado en Mendoza con Centros de Prevención.

Equipo Profesional:
Integrado por un grupo de profesionales que trabajan activamente comprometidos con la causa de de quebrar la desnutrición en nuestro medio. Médicos, psicopedagogas, educadoras, nutricionistas, fonoaudiologas, asistentes sociales, sociólogas, estimuladoras, etc.

Voluntarios:
Un grupo de personas que con dedicación y gran espíritu solidario tratan de cubrir las distintas necesidades que surgen en la Fundación. Su tarea es muy variada y abarca desde buscar un remedio hasta organizar eventos para recaudar fondos, confeccionar ropa, conseguir leche y otros alimentos, etc.

Amigos de Conin:
Sus miembros contribuyen generosamente con una cuota mensual, vital para el funcionamiento de la Institución. Su aporte monetario hace posible el desarrollo de todos los programas de la fundación.

Colaboradores:
Son personas y empresas que realizan diversas contribuciones: desde donaciones de dinero, ropa, alimentos, leche, muebles, hasta servicios de todo tipo. Su colaboración se encuentra generalmente vinculada a sus actividades cotidianas y resultan ser verdaderamente valiosas ante las interminables necesidades de las familias de CONIN.

Comenzamos diciendole “ Hola ! ” y le decimos “ Nos vemos pronto ” rogando que la expresión de deseo se
convierta en una realidad. Nosotros no le decimos “Mucha Suerte” a una criatura que está necestando ser
provista de Alimentos y Tratamiento, porque lo que menos tienen es Suerte ni hablar de las necesidades basicas
de un ser humano (Agua potable, Comida, Refugio, etc ).
Rescatar un niño de las garras de la DESNUTRICION INFANTIL es basicamente hacer que el niño vuelva a nacer.

Ser parte de CONIN es comprometerse a dar vida y esta acción no solo ayuda al necesitado sino que enaltece
al que la lleva a cabo. Si su corazón ha quedado atrapado tras recorrer este sitio y entender nuestra misión, lo
invitamos a sumarse a CONIN, para que juntos podamos proteger el tesoro mas preciado de nuestra sociedad:
Los Niños

, , monicaiforte dijo

Marasmo
De Wikipedia, la enciclopedia libre
Saltar a navegación, búsqueda
Marasmo es un tipo de malnutrición energética y proteínica severa acompañada de emaciación(flaqueza exagerada), caracterizada por una deficiencia calórica y energética. Otros tipos de malnutrición son el kwashiorkor y la caquexia (la más común en el mundo más desarrollado).

Un niño con marasmo aparece escuálido y su peso corporal puede reducirse hasta menos del 80% de su peso normal para su altura.

La incidencia del marasmo se incrementa antes del primer año de edad mientras que la incidencia del Kwashiorkor aumenta después de los 18 meses.

Los signos son las características comunes de la malnutrición de proteínas y energía: piel seca, pliegues de piel suelta colgando sobre los glúteos, axilas, etc. Pérdida drástica de tejido adiposo de áreas normales de depósitos grasos como los gluteos y los muslos. Los afectados habitualmente están irritables, vorazmente hambrientos. Puede haber bandas alternadas de pelo pigmentado y no pigmentado (en forma de bandera), o aspecto escamoso de la piel debido al cambio de piel.

Es esencial tratar no sólo los síntomas sino también las complicaciones de estos desórdenes tales como infecciones, deshidratación y trastornos del aparato circulatorio que frecuentemente son letales y provocan una alta mortalidad si son ignorados.

El marasmo debe ser tratado, preventivamente, el objetivo es revertirlo progresivamente. Aunque el apoyo nutricional es necesario, la replicación agresiva puede provocar severos desbalances metabólicos, como hipofosfatemia.

El tratamiento debe ser establecido poco a poco para lograr la readaptación de las funciones metabólicas e intestinales.

, , monicaiforte dijo

No son los muertos los que en dulce calma

la paz disfrutan de la tumba fría;
muertos son los que tienen muerta el alma
y viven todavía.

No son los muertos, no, los que reciben
rayos de luz en sus despojos yertos;
los que mueren con honra son los vivos,
los que viven sin honra son los muertos.

La vida no es la que vivimos,
la vida es el honor, es el recuerdo,
por eso hay muertos que en el mundo viven
y hombres que viven en el mundo, muertos.

ANTONIO MUÑOZ FEIJOO (1851 – 1890)

, , monicaiforte dijo

¿Qué es la Vinchuca?

Es un insecto hematófago, es decir, se alimenta de sangre. Como todo insecto es ovíparo. Existen más de cien especies de vinchucas y sólo 16 de ellas viven en Argentina.

¿Cuál transmite el Mal de Chagas-Mazza?

En Argentina hay sólo una especie de vinchuca que convive con el hombre en el interior de las viviendas, se alimenta con su sangre y transmite la dolencia en cuestión a través de sus deyecciones: el TRIATOMA INFESTANS. Se trata del insecto vector o agente transmisor o huésped intermediario del Trypanosoma Cruzi.

¿Cómo se la llama?

“Vinchuca” o “vinchuca negra” o “chinche gaucha” o “chinche besucona” o “chupadora” o “voladora” o “barbeiros”.

¿Cómo es?

El cuerpo de una vinchuca adulta está compuesto por tres regiones: cabeza, tórax y abdomen. La cabeza posee los órganos sensoriales, en el tórax están insertados los órganos locomotores y en el abdomen, el aparato reproductor y las aberturas respiratorias.

La cabeza es alargada, fusiforme en la mayoría de las especies. Posee un par de ojos compuestos, que son globosos y salientes, un par de ojos menores, los ocelos y un par de antenas, órganos receptores de sensaciones no determinadas.

Como continuación de la cabeza, pero normalmente plegado sobre la parte inferior se ve una especie de pico recto, el que es tan largo como la cabeza. En la cara ventral del tórax, se insertan las patas que son delgadas y largas. Gran parte del dorso del abdomen está cubierto por las alas. Queda descubierto el conexivo, que es el reborde que rodea el abdomen y se destaca por mostrar manchas transversales claras, característica muy importante para identificar las vinchucas.

¿Cómo diferenciarla de insectos similares?

La diferencia más notoria se observa en el pico, que en las vinchucas es recto y en los otros, curvo. Hay también chinches fitófagas que con frecuencia se confunden con vinchucas, en estos casos el pico también permite diferenciarlos: en las vinchucas es corto y consta de tres segmentos mientras que en las chinches es más largo y de cuatro segmentos. Hay otra forma forma de diferencias a la vinchuca de los insectos que se le parecen mucho. Se la debe colocar con cuidado entre dos papeles blancos, apretar bien y si de sus intestinos sale sangre o una sustancia marrón oscura es una vinchuca. Si sale de color verde o amarillento, se trata de un insecto herbívoro o fitófago.

¿Cómo se desarrolla su ciclo de vida?

La hembra pone hasta 200 huevos de forma elíptica, de color claro, de alrededor de 1 mm de largo, que tiene una tapita llamada opérculo. Estos huevos son depositados en la tierra, en las grietas de las paredes o en otros lugares más o menos ocultos. El período de incubación depende de la temperatura ambiente, pero oscila entre 10 y 40 días. A medida que el embrión se desarrolla, los huevos adquieren una coloración rosada y es posible ver, por transparencia, los ojos de la futura vinchuca. Luego de nacer y hasta alcanzar el estado adulto, el animal experimenta una serie de transformaciones, proceso que se denomina “metamorfosis” y que tiene una duración variable en relación con la temperatura, la humedad y la alimentación.

Inicialmente, el insecto tiene unos tres milímetros de largo, es muy parecido al adulto, pero carece de alas. Durante esta fase de su metamorfosis recibe el nombre de “chinche pila”. Unas semanas después, la ninfa muda de piel, aumenta de tamaño, pero carece aun de alas. Las mudas se repiten cuatro veces y dan origen cada una de ellas a una ninfa cada vez mayor. Con la quinta muda aparece la ninfa mayor, con alas y el insecto adquiere su aspecto definitivo.

Todo este proceso dura alrededor de siete meses. La vida del adulto es de unos quince meses. Desde su primera transformación, la vinchuca se alimenta de vertebrados de sangre caliente (gallinas, palomas, caballos, humanos, etc.).

¿Cómo se alimenta?

Para vivir, la vinchuca se alimenta, desde que nace hasta que muere, exclusivamente con sangre humana o de animal de sangre caliente. Para obtener su ración alimenticia, llega hasta su presa, que generalmente esta inmóvil por el sueño, despliega su trompa e inserta los estiletes bucales en la piel de la víctima. Como la picadura es indolora, el insecto dispone de tranquilidad para sorber durante todo el tiempo que le sea necesario la cantidad de sangre hasta hartarse (que es de alrededor de medio centímetro cúbico cada vez). Como absorbe hasta que está repleta, es incapaz de volar. Por eso regresa caminando lenta y torpemente hasta su refugio habitual. Es impresionante calcular la cantidad de sangre humana o animal que hace falta para alimentar diariamente a los millones de vinchucas que infestan el país. La ingestión de estos insectos tiene una particularidad: se efectúa únicamente de noche. En efecto, las vinchucas solamente cenan. El motivo de este hábito es que rehuyen a la luz. De día nunca salen de sus escondrijos. Se explica de esta manera una frecuente costumbre que se ve en viviendas de zonas rurales: la presencia de luz para ahuyentar las vinchucas.

¿Cómo detectarla?

En las viviendas, la presencia de la vinchuca es relativamente fácil de descubrir: numerosas deyecciones de color blanco amarillento y negro salpican las paredes.

¿Dónde habita?

En gallineros, palomares, conejeras, dormideros protegidos de otros animales, cuevas, nidos, etc.

Si consideramos la vivienda del hombre, vemos que no cualquiera es elegida por la vinchuca. Elige las que tengan características especiales, favorecedoras de sus hábitos. El insecto se refugia principalmente en las grietas de los pisos y paredes, detrás de muebles u objetos nunca cambiados de lugar, zonas que no son periódicamente aseadas, debajo de la cubierta de techos o paredes que ofrezcan resquicios, especialmente entre el “empajado” de quinchos y ranchos y en las soluciones de continuidad de paredes de adobe mal embarradas o sin revocar. Los depósitos poco removidos, donde se guardan aparejos, cojinillos diversos, baúles y cajones, gozan también de su predilección. Durante las mudanzas o cambios se favorece la dispersión de la vinchuca, que llega así a nuevas casas que se suponen relativamente aisladas.

, , Doña Asunta dijo

Médico argentino galardonado

“Dejé de ganar dinero, pero gané amigos y felicidad haciendo una de las cosas más nobles que la gente puede hacer en nuestra sociedad: ayudar a los débiles.” Abel Albino

Cardinal Health patrocinará el primer premio anual “Cuidado de la Salud Infantil” por U$S 100.000, el cual reconoce a individuos que han hecho una contribución signinficativa a lo largo de su vida, a la salud y bienestar de los niños.

El pasado 3 de octubre, Muhammad Ali (presidente honorario), anunció entre estos seis nominados el nombre del médico mendocino Abel Albino.

La labor de Albino está inspirada en el modelo de servicio al prójimo practicado por la Madre Teresa, dedicando su vida a solucionar las serias cuestiones de la malnutrición en Argentina; creó la Cooperativa para la Nutrición Infantil (CONIN). Esta asociación sin fines de lucro ayuda a encarar la prevención y tratamiento de la desnutrición y sus consecuencias; haciéndolo un progrma único en Argentina.

A través de los centros, asisten al niño y a su familia en áreas como la educación para la salud, escolaridad, guarderías maternales, prevención del alcoholismo, escuela para padres y programas de alfabetización.

Aunque Albino es el único argentino nominado, junto a dos esadounidenses, otros tres científicos también recibieron sus nominaciones para el premio en el área de dessarrollo infantil. Todos fueron seleccionados de un grupo de 161 nominados de 27 países.

Este premio ha sido creado en honor a dos legendarios filántropos que han mantenido un compromiso constante con los niños: Hannah Neil, un nativo de Columbus, Ohio, quien dedicó su vida a cuidar las mujeres y miños pobres que quedaron sin hogar a finales de los 1800; y W.K. Kellogg, un exitoso hombre de negocios quien hoy provee programas en los campos de la salud, la educación y la agricultura.

Estracta: Por Raquel Roberti para Revista XXIII. (03/12/02)

, , Asunta dijo

Abel Albino

Hace diez años, todo el mundo le preguntaba al médico mendocino Abel Albino, una y otra vez: “¿Dónde están los desnutridos?”.
Albino, que entonces buscaba apoyo para la creación de la Cooperadora para la Nutrición Infantil (Conin), no se cansaba de repetir: “Hay que meterse en los ranchos para verlos”, y contaba una anécdota de dos chiquitos durmiendo abrazados a un perro para procurarse calor. Ya no necesita rememorar la imagen que lo impactó cuando empezó a caminar los barrios pobres de Mendoza.

La televisión se ocupa de mostrar condiciones más terribles, en Tucumán, en Misiones, en todos los rincones del país: chicos que no pueden mantener su propio peso, que sobre los huesos tienen sólo piel. “Me sorprendió que fuera el tema nacional, cuando nosotros lo venimos denunciando desde hace diez años.

Pero somos argentinos, es parte de nuestro desorden”, dijo el médico a Veintitrés.
–¿Vio televisión estos días?
–Sí, vi cómo pusieron sobre la mesa el tema como si fuese un cataclismo inesperado. ¡Hace tantos años que veo desnutridos! No hay que tener miedo al diagnóstico porque permite salir del problema.

Nuestro país está lleno de pobres, y donde hay pobreza y desempleo hay desnutrición. ¿Qué pretenden estos tipos?
–¿A qué tipos se refiere?
–A los políticos. Ahora resulta que nadie fue, pero alguien se comió la galleta. Hay que asumir responsabilidades y ser idóneo para los cargos, ya lo decían los griegos.
–¿Qué le parece que Chiche Duhalde viajara a Tucumán?
–Yo lo llamo “el operativo vergüenza”. Por lo menos, les da vergüenza. Me parece fantástico siempre que no sea la pasión de un fósforo y se apague pronto. Cuando veo la cantidad de analfabetos que hay en mi provincia, pienso: “¿Estamos en el primer mundo?”. Me agota explicar lo obvio.

Pero no quiero llegar a un enfrentamiento. Por mi tarea, debo ser un punto de encuentro y no de confrontación.

En buena hora que se acepte esta realidad y se obre en consecuencia. Es una vergüenza que existan débiles mentales por desnutrición, una enfermedad creada por el hombre.

La secuela fundamental de la desnutrición es la debilidad mental y no se puede revertir. En los primeros 18 meses de vida, explica Albino, “cada neurona emite cinco mil cablecitos que se interconectan con otros.
De esa conexión dependen la rapidez mental, la memoria, la capacidad de asociación que tendrá el individuo. Si no se produce en ese momento, nunca más”.
–¿Qué otras secuelas deja la desnutrición?
–No están establecidas, pero le pedí a una jueza amiga que estudiara la relación entre criminalidad y desnutrición. Resultó que el 80 por ciento de los grandes criminales de Mendoza habían sido desnutridos.
–¿Cuál es el futuro del país con esa realidad?
–Con chicos desnutridos no hay futuro. La principal riqueza de un país es el capital humano y si está dañado, no tiene futuro.

Conin nació como espejo de los 30 años de experiencia chilena, donde el médico Fernando Monckeberg desarrolló centros de tratamiento.
Albino fue más allá y sumó un centro de prevención, único en el mundo por sus características.

Experiencia hasta ahora localizada en Mendoza, avanza a nivel nacional: ya funciona en Rosario y está por empezar en Tucumán, Misiones, Chaco y Mar del Plata.

“Sólo saldremos de esta situación si trabajamos en conjunto el Estado, los profesionales y la comunidad”, dice Albino.
–¿Cuáles son los chicos en mayor riesgo social de desnutrirse?
–Los que están bajo la órbita de un juez de menores y viven en algún instituto de menores o colonia. Son los desnutridos afectivos, chicos que se curan con una cucharadita de leche y un beso.

Hace unos años, Monckeberg notó que en su hospital había una sala donde no morían chicos y le preguntó por qué a la enfermera, una matrona muy alegre. “Doctor, usted no sabe de medicina.

Viene a la mañana, les saca sangre para el recuento de glóbulos rojos y les pone sondas en todos los agujeros.

Cuando usted se va, yo les saco todo, les canto, les bailo, los beso y los hago jugar”.

Monckeberg se dió cuenta de que esa mujer les daba motivos para vivir y pasó toda la noche elaborando un plan. Al día siguiente, despeinado y ojeroso, anunció: “La consigna es echar a perder a la guagua”, es decir, mimar y hasta malcriar a los chicos.

–¿Usted vivió algo similar?
–En la fiesta que le hicimos a una de nuestras madres cuando terminó sexto grado, ella se paró y dijo: “Cuentan que en la India, cuando se cae un libro, la gente lo levanta y lo besa por lo que significa un libro para el hombre.

Ahora, cuando aquí se caiga un libro, haremos lo mismo. Por primera vez en nuestras vidas sabemos lo que significa un libro”.
–También tendrá recuerdos dramáticos…
–El mayor drama en realidad no lo viví, me lo contó una mamá. Uno de sus hijos le pidió de comer al mediodía y ella le dijo que no había nada.

A la noche, el chico volvió a pedir comida, y ella volvió a contestar que no había. Angustiada, se quedó sentada en un banquito y a las dos de la mañana vio que el nene se levantaba, iba hasta la lata donde solía haber pan, metía la mano y hacía los gestos de tomar algo y comer. Esa noche, la mujer pensó en matarlos y matarse, pero no pudo y se puso a rezar.

“Al Operativo Rescate, yo lo llamo Operativo Vergüenza. Por lo menos les da vergüenza lo que pasa y se ocupan. Aunque según los políticos pareciera que nadie tiene la culpa. Entonces, ¿quién se comió la galleta?”

Cuando Albino comenzó a trabajar en Conin, el 69 por ciento de las madres que acudían eran analfabetas. El médico da esa cifra porque considera que en la sociedad argentina “hay cuestiones folklóricas”: “Creemos que un pobre es vago, pero es triste.
Pensamos que es igual a nosotros pero sin plata, no es así: es pobre en educación, estímulos, entusiasmo, amigos, sueños, introspección, retrospección, experiencia adquirida, historia, y encima no tiene plata.

A cada rato decimos: ‘Pero esa madre, qué hace’. Los padres también son débiles mentales por desnutrición, no desplegaron su potencial genético.

La clave es la educación, por eso se ahogan en un vaso de agua y hay que ayudarlos en lo más elemental”.

–¿Por qué un centro especializado? ¿Por qué no hacerlo desde el hospital público?
–Porque en los hospitales generales los desnutridos se infectan y mueren, pero no inmediatamente, de a poco: caen una y otra vez con diversas enfermedades. Es una larga agonía. Hay estadísticas indudables.
–¿Cuáles son las medidas preventivas para evitar la desnutrición?
–Primero creamos un centro de lectoescritura y bajamos a cero el analfabetismo. Tenemos una escuela para padres y a aquellos que demostraron interés y trajeron a sus chicos, les damos un bolsón de comida; no somos partidarios de los comedores infantiles porque es sacar patente de pobre y se tiende a desmembrar la familia.
Y hacemos hincapié en la documentación y legalización de la familia para que asuman la responsabilidad. Además, implementamos educación nutricional, agraria y para la salud junto a la lactancia materna.
–¿Los chicos conocen la palabra desnutrición? ¿Cómo se refieren a su situación?
–Atendemos a chicos pequeños, porque la desnutrición ataca a los menores de seis años, que dependen de terceros para alimentarse. Esos chicos casi no hablan, están acostumbrados a sufrir hambre y no son demandantes. Llegan sin vocabulario porque vienen de un ambiente de miseria, donde su mamá maneja 180 palabras, de las 10 a 15 mil que se usan normalmente. El pibe manejará 40.
–¿Y qué dicen los padres, cuando llegan al hospital?
–En general, nosotros los vamos a buscar. Pero pasa lo mismo. En la extrema pobreza no tienen conciencia de la desnutrición, no advierten los riesgos. He visto a los chicos desnutridos adentro de un cajón de manzanas y escuchado a la madre decirme: “Ese me nació enfermito, doctor”.

Hace diez años, Albino encontró a aquellos hermanitos durmiendo sobre la tierra y abrazados a un perro para protegerse del frío, y prometió que iba a luchar para terminar con la desnutrición.
Abandonó una carrera promisoria en Biología Molecular, con el apoyo de su esposa y sus cinco hijas.
–¿Alguna vez dice: “Si hubiera seguido…”?
–La biología molecular es una especialidad del futuro y yo me di cuenta de que soy hijo de un país que no tiene solucionado su pasado. Este país nos dio todo, tenés que querer estas piedras y estos sauces.

Con esas palabras me crió mi papá y hoy están enterrados aquí mi padre y mi mujer. Mi esposa murió de un derrame cerebral.

Después del primer episodio me pidió que no dejara lo que estaba haciendo. Le prometí que iba a seguir sin saber que era la última conversación, así que no puedo andar llorando en los rincones.

Esa es la misión que tengo en los años que me queden de vida. Si no, ¿qué hago? ¿Me compro otro auto, un departamento por si alguna de mis hijas se casa con alguien que no la pueda mantener, me voy a Europa?.

Soy médico de niños y debo estar al lado de los chicos que me necesitan, de lo contrario no merezco ese título.

Soy médico de niños, es decir, su abogado defensor.

, , Vizcacha dijo

Mönckeberg Barros, Fernando
Decano Facultad de Ciencias de la Salud
Bioquímica / Nutrición / Obesidad

Médico Cirujano, Universidad de Chile. Estudios de Bioquímica (Beca Guggenhein), Universidad de Harvard. Fue fundador y director del Instituto de Nutrición y Tecnología de Alimentos INTA y fundador y presidente de la Corporación para la Nutrición Infantil CONIN. Actualmente es director de la revista científica y tecnológica CRECES. Es miembro honorario de la Academia Científica del Tercer Mundo, de la Academia de Medicina de Chile, de la Academia de Pediatría de Chile, y de la Academia de Pediatría de EE.UU, Inglaterra, España, Brasil y Argentina. Asesor del Comité de FAO, Unicef y Organización Mundial de la Salud. Ha recibido el Premio Fundación para la Paz (1995), Doctor Honoris Causa, Universidad de Valladolid (1995) y el Premio Nacional de Ciencias Aplicadas (1998).

, , Errázuriz dijo

Carta al Director de El Mercurio
Viernes 3 de octubre de 2008

Gustavo Monckeberg

Señor Director:

Ha fallecido el doctor Gustavo Monckeberg Barros.

Fuimos colegas en la Cámara de Diputados en 1973. En los pocos meses que compartimos, todos apreciamos su gran calidad humana. Encarnó los valores más encomiables en una persona: bondad, generosidad, sencillez, solidaridad, afecto y amistad.

A raíz del “naranjazo” en 1964, liberales, conservadores y radicales quitaron su apoyo al candidato presidencial Julio Durán para apoyar a Eduardo Frei, a fin de evitar el triunfo de Allende. Frei obtuvo mayoría absoluta en septiembre de ese año. En las elecciones parlamentarias de marzo del año siguiente, la DC obtuvo 11 senadores y 82 diputados. El Partido Liberal sacó seis diputados y el Conservador sólo tres: Fernando Ochagavía, Venancio Coñoepán y el doctor Monckeberg. Así era él. Sus electores traspasaban las barreras políticas.

Los diputados de Renovación Nacional sentimos su partida, y en lo personal, la lamento como ex colega y amigo.

MAXIMIANO ERRÁZURIZ
Diputado

, , Miguel Guzmán dijo

Carta al Director de El Mercurio

Un médico bueno. 5 octubre de 2008

Señor Director:

Hace pocos días falleció el Dr. Gustavo Monckeberg Barros, a quien conocí como estudiante de medicina y luego como médico de la Academia de Medicina de San Lucas; también como médico de mi señora cuando atendió el parto de mis dos hijas mayores.

Sólo tengo palabras de reconocimiento y agradecimiento para él. Creo que es de justicia rendirle un merecido tributo a su quehacer profesional, dedicado a atender a muchas mujer gratuitamente, especialmente a las más pobres y necesitadas, a quienes llenaba con su simpatía, buen humor, sencillez y humildad, acompañándolas al mismo tiempo con sabios y prudentes consejos.

Logró compaginar su extensa e intensa vida profesional con su papel de padre y esposo, dejando como herencia un testimonio de años a la vida de los suyos y a la de sus pacientes.

Creo, finalmente, que su vida es digna de ser imitada, sobre todo por las nuevas generaciones de médicos que deben trabajar en un mundo consumido por un materialismo práctico y una medicina cada vez más tecnológica, donde desaparece cada vez más la visión humanista y cristiana del quehacer médico.

DR. MIGUEL BURMESTER GUZMÁN

_______________________________________

, , la desnutrida dijo

_______________________________________

Portada biografías parlamentarias > Gustavo Monckeberg

Gustavo Monckeberg Barros – Diputado
Último período: 1973- 1977
Última militancia política: Partido Nacional

Nació en Santiago, el 19 de septiembre de 1914; hijo de Gustavo Monckeberg Bravo y Beatriz Barros Calvo.
Se casó con Victoria Balmaceda Undurraga, en 1939 y tuvieron siete hijos.

Realizó sus estudios primarios y secundarios en el Colegio de los Sagrados Corazones de Santiago; luego de finalizar su etapa escolar, ingresó a la Pontificia Universidad Católica de Chile y, posteriormente, a la Universidad de Chile, donde finalmente se tituló de médico cirujano, con especialidad en Obstetricia y Ginecología, en 1939; presentó la memoria “Diagnóstico precoz y diferencial del embarazo”.

Durante su época de estudiante fue ayudante de la Clínica Obstétrica Universitaria del profesor Víctor Manuel Avilés en Santiago.

Fue consejero del Centro de Alumnos de la Escuela de Medicina de la Universidad de Chile.

Entre los años 1940 y 1944 trabajó en el Hospital Humberstone de la Compañía Salitrera de Tarapacá y Antofagasta, como médico obstetra, siendo director, entre 1942 y 1944; fue médico de la Armada entre 1944 y 1945; también ejerció en el Hospital Salvador de Santiago entre 1946 y 1953; fue Jefe del Servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital de Carabineros de Santiago, durante 10 años, y en 1962 obtuvo el grado de mayor, mientras trabajó en dicho hospital. Asimismo, se desempeñó como director del Servicio Asistencial Maternidad Carolina Freire, en 1969.

Inició sus actividades políticas al ingresar al Partido Conservador en 1939, donde permaneció hasta 1967; dentro de esta colectividad fue presidente provincial de Tarapacá, entre 1950 y 1955 y miembro de la Junta Ejecutiva, entre 1958 y 1965.

Miembro del Partido Nacional, desde 1967 a 1973; con la apertura democrática, se integró al Partido Renovación Nacional.

En 1962 fue electo diputado, en elección complementaria, por la Séptima Agrupación Departamental “Santiago”, Primer Distrito, período constitucional 1961-1965; fue elegido para reemplazar a don Humberto Pinto Díaz, quien falleció el 23 de junio de 1962; y el 9 de octubre siguiente, se incorporó en su reemplazo don Gustavo Monckeberg.

En 1965 fue reelecto diputado, por la misma Séptima Agrupación Departamental
“Santiago”, Primer Distrito, período 1965-1969; integró la Comisión Permanente de Asistencia Médico-Social e Higiene.

Miembro de la Comisión Especial para Combatir el Alcoholismo, 1965; Comisión Especial de Solicitudes Particulares en 1967; y Comisión Especial Investigadora de Crisis del Fútbol Profesional, 1967 y 1968.

Fue miembro de la Comisión Política de su Partido.

En 1969 fue nuevamente electo diputado, por la misma Séptima Agrupación y mismo Distrito, período 1969-1973; integró la Comisión Permanente de Salud; y fue miembro del Comité Parlamentario Independiente, ya que había renunciado al Partido Nacional.

En 1973 nuevamente electo diputado, por la misma Agrupación y Distrito, período 1973 a 1977; integró la Comisión Permanente de Salud Pública.

El pronunciamiento militar del 11 de septiembre de 1973, puso término anticipado al período. El Decreto-Ley 27, de 21 de septiembre de ese año, disolvió el Congreso Nacional y declaró cesadas las funciones parlamentarias a contar de la fecha.

Entre las mociones presentadas que llegaron a ser Ley de la República, está la Ley N°16.434, de 28 de febrero de 1966, sobre Código del Trabajo, artículo 309, modificación en lo relativo al descanso maternal; Ley N°16.511, de 25 de julio de 1966, relativo a Código del Trabajo, Artículo 315, modificación que se refiere al establecimiento de salas cunas en las industrias y Ley N°17.431, de 17 de mayo de 1971, correspondiente a creación y establecimiento de normas para el Centro de Investigaciones Hematológicas “Rodolfo Virchow”, en la Universidad Austral de Valdivia.

Asistió a diversos congresos de su especialidad, en Estados Unidos, Japón, Australia, y otros países, en representación de la Sociedad de Obstetricia y Ginecología de Santiago de Chile.

Jubiló en 1984.

Entre otras actividades, fue consejero del Servicio Médico Nacional de Empleados, SERMENA, entre 1958 y 1962.

Director de la Sociedad de Obstetricia y Ginecología, en varios períodos. Presidente de la Academia de Medicina San Lucas, entre 1958 y 1968; y director de la Revista de obstetricia y ginecología, entre 1968 y 1970.

Presidente de la Asociación Chilena-Húngara y del Instituto Chileno-Chino Nacionalista; y fue uno de los fundadores del Instituto Chileno-Alemán.

Recibió numerosas distinciones, entre ellas, la Medallla de Honor, de la Confederación de Ex Combatientes Mayores, en 1970; el Premio “Juan Malfant”, otorgado por la Sociedad de Obstetricia al mejor trabajo científico del período, entre 1952 y 1956; y la Condecoración “Caballero Orden Soverana” de San Ladislao, como reconocimiento a su labor en Hungría y por el pueblo húngaro, en 1970.

Dejó de existir en Santiago, el 30 de septiembre de 2008

, , Mónica Siempre Antes dijo

Ingresar
Registrarse
Suplementos
Martes 03.02.2009
Opinión Secciones Política

Economía

Deportiva

Inf. general

Exterior

Espectáculos

Ciencia y salud

Cultura

Revista Suplementos Tecnología

Al volante

Moda y Belleza

Turismo

Campo

Enfoques

aDNCultura

Arquitectura

Empleos

Comercio exterior

Countries

Propiedades

Inmuebles comerciales

Comunidad

Salud

Todos los títulos Avisos Fúnebres

Sociales

Clasificados

Solidarios

Hojear el diario Avanzado Archivo

En Mendoza: contra el hambre
Conin cumplió diez años y un sueño
La Cooperadora para la Nutrición Infantil construyó un centro que previene la desnutrición
Los fondos fueron aportados por empresas como Coca-Cola, Renault y Telefónica, y por embajadas de gobiernos extranjeros
Se propone construir sedes en otras provincias
Noticias de Suplemento Comunidad: anterior | siguiente Sábado 20 de setiembre de 2003 | Publicado en edición impresa
ImprimirEnviar por e-mailCambiar tamañoPublicarVotar (0)Ya votaste (0)CompartirLink permanente
Menéame
Google bookmark
YahooMyWeb
Newsvine
BlinkList
Digg
Reddit
Del.icio.us
Mister-Wong
Ver mas fotos FOTO

Perspectiva digitalizada del nuevo edificio único, cuya construcción comenzó en julio último
Se sabe que los caminos de la vida se presentan en la Argentina sinuosos y llenos de obstáculos. Pero existe una innumerable cantidad de personas que decide animarse a armar vínculos. Esas personas imaginan que si otros se les unen, el viaje les resultaría más liviano. Cuando este deseo pasa a la acción, hasta el camino más sinuoso comienza a dibujarse más fácil de transitar.

El cómo se arman los enlaces que transforman círculos viciosos en virtuosos no obedece a fórmulas. Sin embargo, una dosis de solidaridad, sinceridad, desprendimiento, goce por ayudar al prójimo y por qué no un poquito de audacia, difícilmente nos alejen de este resultado.

Un hombre sabía que la embajada de Finlandia en la Argentina disponía de un fondo para asistir a los necesitados. También conocía al doctor Abel Albino y su lucha contra la desnutrición al frente de la Cooperadora para la nutrición infantil (Conin) en la provincia de Mendoza.

Fue el ingeniero Víctor Flaker quien decidió unir esas dos puntas. Sabía que estaba en sus posibilidades hacerlo y no dudó en vincularlos. Lo hizo porque sencillamente vislumbró esa capacidad de asistencia puesta al servicio de un hombre como Albino y los enormes beneficios que él lograría hacer con un dinero extra.

Se imaginó el hospitalito del Algarrobal (que forma parte del Conin) con paneles de energía solar, garantizando así la cadena de frío de los medicamentos, que tanto cuesta conseguir, y la energía mínima para que el centro siga funcionando pese a los permanentes cortes de energía debido a su ubicación en una zona rural.

En pocos meses Sari Lehtiranta, primera secretaria de la embajada finlandesa, facilitó los formularios que Flaker llevó a Mendoza (por medio de donaciones se cubrió el pasaje y la hotelería en la provincia), y que Albino adjuntó a las carpetas con la trayectoria de Conin. Esta información llegó a Finlandia para ser revisada por la Cancillería, que finalmente aprobó una ayuda de aproximadamente 7500 euros.

Un sueño cumplido
En octubre último comenzó esta parte del sueño, que se cumplió sólo cinco meses más tarde. A pesar de que tenía total libertad para elegir dónde hacerlo, el doctor Albino compró en Finlandia los paneles solares para el hospital, y hoy el sol de ese país brilla en Mendoza.

Los costos de la colocación de los paneles se abarataron debido a la donación de mano de obra de los empleados de la empresa de energía de Mendoza. Es por esa razón que incluso sobra dinero. “El efecto es contagioso -dice Abel Albino-, la gente se acerca muchas veces cuando ve que las cosas marchan, que la obra sigue, que no bajamos los brazos. Ahí es cuando confía y da lo mejor de sí”.

Víctor Flaker asegura que la importancia de esta gestión radica en que el dinero que llega a la Argentina proviene de los impuestos del pueblo finlandés. El aporte tiene el consentimiento de la sociedad, es decir que se trata aquí de gente que ayuda a gente. “En Finlandia se estudió muy bien el caso y los antecedentes de Albino, luego se decidió destinar estos fondos de cooperación a Conin. Este mecanismo jerarquiza la obra del doctor Albino ya que funciona como una especie de auditoría. Uno de los principales problemas que tienen los países que cuentan con fondos de ayuda es identificar proyectos que sean sostenibles, serios y confiables”, cuenta Flaker.

Finlandia destinó a proyectos cooperativos el año último 479,2 millones de euros del PBI; 20.000 euros fueron para la Argentina, pero este año se piensa invertir cinco veces más.

El amigo alemán
Otros seres también se interesaron por los niños desnutridos. Un caso emblemático fue el del ex embajador alemán en nuestro país. Hans Hulrich Spohn, que se cruzó con el doctor Albino en un coloquio, y menos de seis meses después dialogaron por horas en Tucumán. El entonces embajador venía siguiendo la trayectoria del médico argentino y le pareció que ese cruce no era casual. Lo llamó por teléfono y le ofreció 50.000 euros si lograba abrir Conin en Tucumán, seguro de que eso ayudaría a comenzar a transitar el camino de la recuperación de tantas necesidades alimentarias. “Acuérdese que hay un Conin central que tiene también muchísimas necesidades”, dijo Albino conocedor de que mucho no siempre es más y seguro de que no es una cuestión de abrir centros, sino que puedan ser sostenibles y capaces de cumplir su misión.

Spohn redobló la apuesta y envió también fondos a Mendoza, además de mencionar que quería seguir vinculado a Conin más allá de su puesto, como ser humano sensible a las necesidades del otro. El círculo virtuoso comenzaba a funcionar. La Fundación de Tucumán, a cargo del reconocido empresario limonero Vicente Lucci ya está disponiendo de todo lo necesario para arrancar con este sueño.

La acción llama a la acción
La Cooperadora para la Nutrición Infantil comenzó hace diez años con el sueño de tener un lugar en dónde enseñar a prevenir la desnutrición, para que no se siga instalando como un cáncer en la sociedad. Subido arriba de una lata de pintura de veinte litros, Albino hablaba con las madres sobre cómo se debe alimentar a un niño para que tenga posibilidades de sobrevivir. Desde esa mágica plataforma les decía también que la ayuda vendría, porque las adhesiones son como hacer el fuego: se comienza con astillas, palitos, hojitas y recién después se prenden los troncos.

Albino logró desarrollar desde entonces una metodología propia, una verdadera logística de la solidaridad. Hace todo lo posible para que el modelo pueda copiarse en los lugares en donde se lo necesita, facilitando todo en el proceso, poniendo a disposición tanto su experiencia como sus amigos.

Es así como hoy Conin Córdoba funciona de la mano de la Fundación Siglo 21; en Rosario, a cargo de la Fundación Camino, y, próximamente, también en Tigre, provincia de Buenos Aires, gracias a la apuesta de la Fundación Renault. Este último centro llevaría el nombre de Cecilia Barrio, la esposa fallecida de Albino y madre de sus cinco hijas.

“Cuando nos contactamos con una empresa o institución nos comprometemos a tener una conducta tal, que siempre puedan estar orgullosos de habernos ayudado. En Conin convergen todas aquellas personas que sueñan con una Argentina grande, rica y poderosa donde vivamos cien veces mejor. Es también un punto de encuentro, suficientes divisiones tenemos ya los argentinos. Conin es de todos los argentinos y extranjeros que quieren al país.”

Andrea Méndez Brandam

, , clarín dijo

LAS CONSECUENCIAS DEL HAMBRE
ZONA- Domingo 16 de noviembre de 2003
Desnutrición infantil: el verdadero riesgo país

En Argentina sobreviven más de seis millones de chicos pobres. La desnutrición lleva décadas y ya se perfilan sus primeras secuelas: los argentinos somos más petisos. Las otras huellas del hambre en los chicos son más graves y afectan su coeficiente intelectual y su capacidad de aprendizaje.

Alberto Amato. .
aamato@clarin.com

Cambiar tamaño Tiempo estimado de lectura 11′32”

Las cifras aterran. Pero lo que encierran esas cifras aterra mucho más.

Más de la mitad de la población argentina es pobre: más de catorce millones de personas no tienen dinero suficiente para cubrir una canasta básica de alimentos. Según los datos de la organización de las Naciones Unidas que vela por los chicos, UNICEF, el 22 por ciento de la población urbana es indigente: seis millones de personas no acceden a la canasta básica de alimentos. Siete de cada diez chicos y adolescentes es pobre. La mitad de esos seis millones de chicos y adolescentes pobres es, además, indigente. Seis de cada diez hogares donde viven chicos y adolescentes no puede cubrir una canasta de alimentos básicos. En el noroeste de la Argentina ocho de cada diez chicos y adolescentes es pobre, la mitad vive en hogares que no tienen ingresos suficientes para cubrir sus necesidades básicas. El Centro de Estudios sobre Nutrición Infantil (CESNI), en base a investigaciones propias, asegura que el 35 por ciento de la población no puede acceder a los alimentos básicos aunque destine a ellos el 66 por ciento de sus ingresos. Según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censo, de seis millones y medio de chicos de 0 a 14 años censados en 31 aglomerados urbanos, cuatro millones ochocientos mil son pobres; de ellos, dos millones setecientos mil son indigentes. También según el INDEC viven en la Argentina un millón trescientos mil chicos de 0 a 2 años. Aunque no hay cifras oficiales, el CESNI, (que colabora con la Organización Mundial de la Salud) asegura que el cincuenta por ciento de los chicos de todo el país de entre 6 meses y dos años padecen anemia por falta de hierro, culpa de la mala alimentación. En el nordeste y en el noroeste la anemia alcanza el 66 por ciento. El CESNI asegura que más de dos millones de chicos no tienen cubiertas sus necesidades básicas.

Detrás de estos números acecha una tragedia que quedó reflejada hace casi un año, cuando la catástrofe de los chicos hambrientos estalló con impronta biafrana en Tucumán, y una serie de fotos y notas periodísticas revelaron en parte, sólo en parte, la magnitud de un drama casi incomprensible en un país que produce alimentos para trescientos millones de personas.

Pero lo que los números no explican es que el infortunio de los más chicos y la mala alimentación llevan ya décadas en la Argentina. Las secuelas que deja el hambre, en especial en los dos primeros años de vida son en muchos casos, irreversibles. Se notan en la estatura: el país ha criado ya varias generaciones de “petisos sociales” como los bautizó el lenguaje médico y científico. Y en igual medida el hambre y la desnutrición dejan su huella profunda en el cerebro, en la capacidad intelectual, en la concentración y en la adaptación a la escuela y a sus exigencias. El país empeña de a poco, y de la manera más cruel, el futuro intelectual de millones de ciudadanos a los que condena cuando todavía son chicos. ¿Cuántos poetas, médicos, deportistas, músicos, políticos, físicos o carpinteros pierde el país con cada chico que no se alimenta bien?

El pediatra Lorenzo Marcos, director del Hospital del Niño Jesús cuando la crisis golpeó a Tucumán, es quien mejor habla de la calamidad ya añeja de la desnutrición: “Uno está en este hospital desde hace más de 25 años —dijo Marcos a Clarín— y ha visto a los abuelos y a los padres de los chicos desnutridos que atendemos ahora. Y ellos también tenían problemas de nutrición. Y en muchos casos, esos adultos sufren algún tipo de daño neurológico. En general, los desnutridos son chicos que no se adaptan después a la escuela, repiten grados, tienen un capital lingüístico muy reducido”.

Pese a la conmoción que produjeron las fotos de los chicos tucumanos hambrientos, poco cambió en la provincia donde las cifras oficiales del Sistema Provincial de Salud (Siprosa) hablan de 25.975 chicos desnutridos en diferente grado: el 1, los chicos que perdieron del 10 al 20 por ciento de su peso esperable según talla y edad; el grado 2, los chicos que perdieron entre el 20 y el 30 por ciento de su peso y el grado 3, el de los chicos que perdieron más del 30 por ciento de su peso. Marcos esboza lo que todos sus colegas consultados para esta nota también señalaron con mayor o menor crudeza, incluido el ministro de Salud de la Nación, Ginés González García, en un reportaje que será publicado mañana en estas páginas: el hambre de los chicos no es sólo un problema de salud. “Si lo tomamos desde el punto de vista sanitario nunca lo vamos a solucionar. Es un problema social. Las personas tienen que tener trabajo, educación y una vivienda digna para que los chicos no sean desnutridos.”

¿Por qué el hambre en los más chicos deja huellas serias e irreversibles? El cerebro es el órgano que más rápido crece en los humanos: a razón de dos miligramos por minuto. Cuando nacemos el cerebro pesa 350 gramos y llega a los 900 gramos en 14 meses, lo que equivale al 80 por ciento del peso del cerebro de un adulto. La desnutrición detiene ese crecimiento cerebral. El doctor Alejandro O’Donnell, titular del CESNI lo explica en términos casi cibernéticos: “El cerebro empieza a crecer muy rápidamente en el tercer trimestre del embarazo y continúa hasta el segundo año de vida con menor velocidad. Después del segundo año de vida el cerebro ya está construido: lo que falta es que los chips se unan. Y lo que hace que los chips se unan es la estimulación: hablarles, jugar con los chicos, leerles. A menudo, en gente muy humilde, esos estímulos no se dan.”

De nuevo, el hambre de los más chicos aparece asociado directamente con la pobreza. La doctora Norma Piazza, secretaria del Comité de Nutrición de la Sociedad Argentina de Pediatría, explica: “El chico que no se alimentó bien en los primeros años de vida tiene más trastornos de aprendizaje, con lo que su educabilidad cae. Lo que vemos a menudo es el deterioro en el lenguaje, que es el conductor para el desarrollo de la inteligencia. En La Plata hay un estudio hecho por un equipo de profesionales excelentes que demuestra que los chicos de clase media que ingresan a la escuela tienen un promedio de tres mil experiencias de lecturas; los chicos de las poblaciones marginales llegan con veinte. De manera que, además de la mala alimentación, también padecen de falta de estímulo por parte del grupo familiar: mamá que no habla, hijo que tiene trastornos de lenguaje.”

La doctora María del Carmen Morasso, oficial de proyectos de UNICEF de Argentina, tiembla de ira cuando escucha como argumento casi único que el hambre provoca daños irreversible en el cerebro de los chicos. “En muchos hogares de pobreza extrema los chicos no se desnutren por mérito de sus familias que privilegian su alimentación. Y lo hacen porque tienen información. Pensar que todos los desnutridos provienen exclusivamente de falta de alimentos en el hogar no es necesariamente cierto. Sí se debe reducir la pobreza, pero simultáneamente hay que apostar a que las familias tengan mayores recursos culturales para criar mejor a sus hijos. El hambre de los chicos aterroriza a la clase media porque es algo que conocemos: alguna vez tuvimos hambre. No conocimos la falta de afecto, el abandono, el vivir en la tierra, no tener quien nos cambie el pañal y estar meados, todo eso no lo conocimos, lo tuvimos. Pero que se muera un chico de hambre nos da miedo. Al mismo tiempo se mueren muchos chicos de otras causas. Y cuando se exagera el efecto del hambre y cuando eso no es cierto, genera una gran cantidad de programas alimentarios que compiten con otros programas integrales para la niñez. El niño es uno solo, no es sólo el hambre del niño.”

Las secuelas de ese agravio a la vida que es la desnutrición infantil empiezan antes del nacimiento con la desnutrición de la madre, casi siempre en hogares paupérrimos. “Lo que se ve en mayor cantidad, aunque no tengo cifras —explica O’Donnell— es que ha aumentado el porcentaje de recién nacidos de bajo peso. Esos chicos son los que tienen más complicaciones. Son los chicos que después, cuando adultos, tienen de quince a veinte veces más posibilidades de morirse antes de los treinta y cinco años; son quienes tienen más riesgo de padecer hipertensión, arterioesclerosis, infarto, enfermedades coronarias, diabetes: se mueren antes quienes pertenecen a este grupo de desnutridos fetales, como les llamamos nosotros.”

Otro de los efectos devastadores de la desnutrición es la baja talla. O’Donnell afirma que la estatura de los habitantes de un país habla de su calidad de vida: “Todos los pueblos del mundo tienen la misma potencialidad de crecimiento. Y si no somos todos iguales es porque los suecos y los holandeses se alimentaron muy bien, y tienen vacuna, limpieza, ausencia de pobreza extrema desde hace más de cincuenta años.”

Es mala alimentación en los chicos; es falta de acceso a los alimentos por parte de las familias; con condiciones de vida marginales y chicos expuestos a infecciones y parásitos; es la falta de información y escasa educación de muchos padres que padecieron lo mismo cuando chicos: el drama social que esconde la desnutrición infantil tiene el sello de la pobreza, de la miseria en un país que en los últimos doce años vio ensancharse la brecha entre ricos y pobres de una manera colosal. “Los chicos se juegan el futuro en la primera etapa de su vida —dice la doctora Piazza— Los estudios dicen que en el intervalo de los cinco a los veinte años, los chicos, ricos y pobres, crecen la misma cantidad de centímetros. Es antes de los cinco años cuando se decide todo. Y es en los primeros dos o tres años de vida cuando la alimentación es esencial: la altura en los primeros años de vida tiene que ver con el nivel socioeconómico y no con la genética. No hablo de chicos bajitos de padres bajitos, sino del síndrome que habla en realidad de quienes padecieron retraso en el crecimiento.”

Los desnutridos crónicos en la Argentina ya no tienen sólo entre cero y dos años, aunque se calcula que la mitad del millón trescientos mil chicos de entre cero y dos años de la Argentina padece desnutrición. Quienes fueron desnutridos hace décadas, ya crecieron. “Se nota gente más petisa —dice la doctora Liliana Micsinsky, de la Casa Cuna de La Plata— Son generaciones más bajas que, luego, genéticamente, tienen hijos petisitos. El principal porcentaje de desnutridos que vemos es el de primer grado, el que nosotros llamamos “efe—o”, faltos de olla. Y otra cosa que nos preocupa mucho es lo que llamamos el hambre oculta, los chicos que, a lo mejor, no tienen alteraciones de peso en los primeros períodos pero no se alimentan bien, con los nutrientes necesarios y básicos para un chico. En especial con los micronutrientes, que se llaman así porque con poca cantidad evitan la desnutrición y que son el hierro, el zinc, la vitamina A. La falta de hierro es determinante de anemia. La falta de zinc es determinante en la talla. Hierro y zinc están en la carne. Y el mejor hierro es el de la leche humana.”

Los expertos consultados para esta investigación coinciden en que, con poco, un chico de entre cero y dos años puede salvar gran parte de su vida. Lo que sigue es la dieta básica que dio la doctora Piazza: “Si es menor de seis meses tiene que tomar la teta, sólo la teta y nada más que la teta. Entre los seis meses y el año tiene que seguir tomando la teta e incorporar alimentos que tengan calorías y alta densidad energética: tiene que comer puré mixto de papa, zapallo, zanahoria, aceites; cereales, harina de maíz, de trigo o mandioca o tapioca, depende de donde viva. Y carnes. Inmediatamente carnes en especial las rojas. Con muy poquita carne, con un pedacito como la palma de su mano, treinta gramos, llega a mejorar muchísimo el aporte de hierro. Y también hígado. Y de a poco, el resto de los alimentos. En suma, alimentos que en poco volumen reúnan mucha densidad energética y contenido de hierro, en especial el de origen animal. Y la teta. Con eso andamos fenómeno.”

Las últimas cifras sobre desnutrición aportadas por el Ministerio de Salud, afirman que “La desnutrición aguda no ha aumentado (…) El problema nutricional más prevalente es el déficit de talla (…) El segundo problema nutricional en términos de frecuencia es el sobrepeso. (… Se ha instalado en estos últimos tiempos una crisis en el acceso a los alimentos (que) afecta en forma más dramática a los grupos de población más vulnerables que son los niños pequeños (…) La situación de mayor pobreza todavía no ha incidido en el estado nutricional medido por indicadores antropométricos (…) Los programas (Materno Infantil, alimentarios y sociales) y las distintas alternativas solidarias están contrarrestando efectivamente los efectos del empobrecimiento al menos en los más vulnerables: los niños pequeños.”

Las noticias parecen buenas, pero no lo son. Que haya la misma cantidad de chicos desnutridos que hace años sólo indica que la tragedia no se detiene; que los planes alimentarios, que ayudan, son, como afirman los profesionales que lidian con el hambre día a día, “apenas un parche que en veinte años de democracia no lograron paliar el problema” Los médicos de hospitales públicos admiten en secreto que los chicos que se internan en la Ciudad de Buenos Aires pueden tener cualquier diagnóstico inicial, pero que el segundo diagnóstico es infalible: desnutrición. Lo mismo pasa en las causas de muerte. Maestras y directoras de escuelas del Gran Buenos Aires no pueden hablar sin autorización y callan que los chicos se desploman de hambre mientras, alta en el cielo, flaquea la bandera. El conocimiento empírico que los médicos tienen de la desnutrición infantil es más revelador que las cifras oficiales que tranquilizan: no aumentó, y esconden: no cedió.

“El mapa de la desnutrición es el mapa de la indigencia y la pobreza. Se superponen al calco. —dice el doctor Jorge Yabkowski, titular de CICOP Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires— No hay bolsones de desnutrición en los centros urbanos o las grandes capitales. Se ven en la periferia. Y empeoran en el segundo, tercero y cuarto cordón. Nuestras cifras dicen que cuatro de cada diez chicos de Budge y Fiorito, aquí en Lomas de Zamora, tienen bajo peso. Las cifras de recién nacidos de bajo peso y de madres embarazadas anémicas se duplicó en 2002. Los chicos llegan a nuestras consultas muertos de hambre y se nos desmayan.”

O’Donnell, casi con resignación, traduce el drama a futuro: “Hicimos un estudio sobre desarrollo intelectual de chicos muy pobres de San Miguel. El sesenta y cinco por ciento estaba bajo los niveles normales. De ese sesenta y cinco por ciento, el treinta ya estaba en el límite de la educabilidad. Eso inicia un ciclo de pobreza feroz: gente petisa, con poca fuerza de trabajo, que no gana un peso, que tiene poca cultura, criará tal vez hijos casi en las mismas condiciones Es la reiteración de un ciclo eterno de marginación y de miseria.”

Con menos fatalismo, las médicas Piazza y Morasso coinciden: “Si la madre está bien alimentada, prevengo la desnutrición; si fomento la lactancia materna también; si el agua que recibe el chico no está contaminada, prevengo la desnutrición, si educo mejor a padres y familia prevengo la desnutrición. Con más comida, con paquetes más grandes de alimentos, sólo con eso no revertimos los daños del hambre. Si encuentro a un chico desnutrido y le doy una caja de alimentos, en verdad no hice nada.”

, , lanación19-11-2002 dijo

En todo el país
Alarmantes cifras de desnutrición infantil
Este año ya hubo cientos de muertes

Martes 19 de noviembre de 2002 | Publicado en edición impresa

El hambre en Río Chico, al sur de la castigada Tucumán
Un relevamiento de LA NACION en casi todas las provincias del país reveló que el alcance de la desnutrición infantil resulta mucho peor de lo que se conoció en los últimos días.

En lo que va del año, 49 chicos murieron por inanición en Misiones; otros 23 fallecieron por causas asociadas con la falta de alimentación en Santa Fe. En Tucumán, desde donde trascendieron los primeros casos, hubo desde principios de año 359 decesos de recién nacidos. Aunque no se discriminó todavía cuántas muertes fueron provocadas por cuadros de desnutrición, muchos de los chicos no alcanzaban ni medio kilo de peso. Anoche se conoció la muerte de una beba de 8 meses, en las afueras de la capital provincial, por desnutrición.

En tanto, varios distritos muestran altos índices de desnutrición infantil. En Jujuy alcanza entre el 17 y el 18 por ciento, según las autoridades sanitarias. En Formosa, al 13 por ciento.

Pero no sólo en el interior profundo del país deja su marca la falta de alimentación. Por ejemplo, los hospitales de la ciudad bonaerense de Mar del Plata -según el Indec tiene uno de los más altos índices de desocupación (ronda el 20 por ciento) y de indigencia (el 52 %)- registran un 13 por ciento de nacimientos de bebes desnutridos.

La desnutrición también castiga a los chicos de la provincia de La Rioja. En este momento, tres niños están internados en el hospital regional Enrique Vera Barros con cuadros de inanición. Uno de ellos es un bebe de ocho meses que se encuentra en grave estado.

Mientras la infancia sufre en carne propia el castigo de la desnutrición, ayer los gobernadores provinciales decidieron con el presidente Eduardo Duhalde en Olivos el lanzamiento de un plan de emergencia para combatir la pobreza y la indigencia en las zonas más castigadas del país.

Aunque el apoyo fue unánime, los mandatarios no acordaron lo más importante: nadie se animó a hablar de cifras concretas para alimentar el arca social.

, , aquienleimportaráesto dijo

SAN MIGUEL DE TUCUMAN.- Avanzar por la ruta 38 hacia el sur tucumano es meterse en las entrañas de un país que involuciona. Es la tierra en la que la mortalidad infantil es de 25 chicos por cada mil. Dos niños más que el año anterior y nueve más que la media nacional, según cifras del Ministerio de Salud de la Nación. Las principales causas de muerte son las sociopatías: enfermedades derivadas de la condición de pobreza.

En las localidades de Santa Ana y Río Chico, 120 kilómetros al sur de esta capital, la desnutrición alcanza al 60 por ciento de niños. “Sólo en esas dos localidades tenemos detectados 800 chicos con riesgo de muerte por deficiencias alimentarias”, dijo a LA NACION el titular del Sistema de Salud provincial, Juan Masaguer.

Esta cronista visitó el hospital de Santa Ana, donde fallecieron un bebe de nueve meses y una beba de un año y ocho meses, que, según sus padres, estaban desnutridos. La Justicia investiga las causas.

“No tenemos herramientas con que luchar. El hospital está sin insumos básicos como suero o perfus, los chicos que llegan desnutridos o deshidratados no pueden recibir la atención adecuada. Tampoco tenemos corticoides, analgésicos. No podemos atenderlos y después los chicos terminan muriendo en cualquier lugar”, dijo el médico René Céliz, en la sala de guardia del hospital.

Esa es la misma realidad en la que viven Adela Albornoz y sus cinco nietos en la periferia de Concepción, a 100 kilómetros de esta ciudad. Allí no hay luz eléctrica, ni teléfono y, desde hace tiempo, tampoco trabajo.

Ramón tiene cinco años y es apenas más alto que Raúl, de uno. Mientras juega con sus perros, la panza redonda se le asoma por debajo de la remera. “Este nos ha salido rubio, no sabemos a quién heredó”, cuenta la abuela. Pero el color de pelo de Ramón parece más descolorido que rubio. La abuela dice que no sabe cuánto pesa, pero que lo ve chiquito y “panzón. Es que no hay mucho para comer, el padre anda sin trabajo porque no lo llamaron para la cosecha del limón”, dice.

Sólo un médico podría decir si es el caso de Ramón. Pero las características físicas del niño condicen casi al pie de la letra con la descripción que hacen los especialistas del Kwashiorkor, un tipo de desnutrición crónica que se da en Africa y de la que han aparecido casos en el norte argentino.

Inflamados por las bacterias
“Son chicos a los que la mamá les dejó de dar el pecho ante el nacimiento de un nuevo hermanito -explicó Lorenzo Marcos, director del Hospital de Niños de Tucumán-. Antes del año, su dieta es sobre la base de mate cocido, pan y mazamorra, cuando hay. No comen carne.

“Tienen la cara gordita y el abdomen inflamado por la fermentación de bacterias en los intestinos. Tienen la cabellera en bandera, es decir, de distintos colores, más claros que el suyo, que quedan como marcas de los períodos de mala nutrición. Tienen menor talla que la esperada para su edad, pero, en promedio, el peso es adecuado para su estatura.”

Raquel del Valle es hermana de Ramón y tiene siete años. LA NACION la conoció ayer por la tarde mientras perseguía a su abuela para que le diera un pedazo de pan. “No es hora, m´ijita”, contestó Adela. Pero es sólo un eufemismo para decir que no hay. Raquel no se conforma y protesta porque ayer fue al comedor comunitario del barrio y no le dieron su porción, pues no había quedado. “Nada es como antes, cuando mi marido trabajaba en la cosecha; ahora no hay trabajo”, dice Adela.

En los años 60, cuando cerró la mayoría de los ingenios azucareros de la región, las poblaciones del Sur quedaron sumidas en la pobreza, ya que la cosecha de la caña era la principal fuente de trabajo. Miles de zafreros emigraron y se asentaron en la periferia de esta capital. Otros, como los Albornoz, se quedaron allí, sobreviviendo.

Según cifras oficiales, sobre una población de 1.336.664 personas, la provincia de Tucumán registró en abril último 900.000 pobres (el 64%), de los cuales 459.295 son indigentes. Así, la ayuda social que se provee desde la Nación y la provincia resulta insuficiente.

Las changas que se consiguen son cada vez menos. La razón es sencilla: la desocupación registrada en la provincia alcanzó el 23 por ciento y la subocupación, el 19,5 por ciento.

“La gente que estamos atendiendo en el hospital es la tercera generación de aquellos cosecheros. Es la tercera generación de desnutridos. Y no son capaces de plantar su propia huerta porque por años se acostumbraron a depender del Estado”, dice Marcos.

Nada que mamar
En Río Chico, a la vera del ferrocarril, vive Rosa con sus ocho hijos y su marido. Habitan todos en una casilla de madera sin luz ni gas y con sólo una división. Mientras habla con LA NACION, Ayelén, de dos años, se le trepa y se prende a uno de sus pechos. Con las manitos lo presiona y succiona con fuerza. Y se enoja porque a su mamá casi no le sale leche.

“Lo que pasa es que cuando yo no como, tampoco tengo leche. La última semana estuvimos a puro mate cocido. Yo sufro más que nada por mis hijos. No sabés cómo duele que pidan pan y no tener para darles. Gracias a Dios, hoy (por ayer) me llamaron para limpiar una casa y la señora me dio un caldito y unos fideos. Con eso comimos todos”, cuenta Rosa.

Otra de sus hijas se llama Jésica. Tiene siete años y pesa 11 kilos. Y los ojos le quedan grandes para su rostro. “Si al menos tuviera para unos zapatos, podría mandarla al colegio, y allí le dan un plato de comida. Pero así descalza y tan debilcita como la veo, no me animo a mandarla, tengo miedo de que no vuelva”, asegura.

Por Evangelina Himitian
Enviada especial

, , monicaiforte dijo

Aunque la producción de alimentos triplica lo que se necesita hay treinta millones de niños, con hambre en Latinoamérica.
Según un informe de la Cepal y de Unicef alrededor de 52 millones de niños son pobres.
En Argentina, Honduras, Nicaragua, Colombia, Panamá, Bolivia y Ecuador, uno de cuatro carece de una buena nutrición.

Alrededor de 52 millones de niños son pobres en América Latina. | Foto: Cedoc
Ampliar Santiago de Chile – Unos 52 millones de niños son pobres en América Latina y de ellos unos 30 millones padecen hambre, pese a que la región produce tres veces los alimentos que necesita, según informes internacionales.

La situación es especialmente crítica en Argentina, Honduras, Nicaragua, Colombia, Panamá, Bolivia y Ecuador. En ellos, hasta uno de cada cuatro niños carece de alimentación adecuada. Por contraste, Costa Rica, Chile y Uruguay presentan estándares cercanos a países desarrollados, con menos de un diez por ciento de indigencia entre los menores de 18 años.

En cifras, los niños pobres son hoy más que en 1980, según un estudio de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) y el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), titulado La pobreza infantil en América Latina. En Brasil, no obstante, la situación mejoró los últimos años con las políticas asistenciales impulsadas por el gobierno, según Martín Hopenhayn, uno de los autores del documento.

La mayor paradoja es que el alza de la pobreza infantil se mantiene desde 1990, período que coincide con una fase de recuperación económica de la región, acompañada por mayores coberturas de salud y educación. De hecho, América Latina registra los más altos índices de todas las zonas en desarrollo en mortalidad de menores de cinco años, bajo peso al nacer, inmunización y presencia de parteras capacitadas en los nacimientos, entre otros. Según Hopenhayn, el fracaso se origina por tanto en la concentración de la riqueza que persiste en América Latina, pero “también interpela críticamente las políticas sociales”. De hecho, los únicos países que redujeron la pobreza infantil en ese lapso fueron Nicaragua, Perú, Paraguay y Chile. Este último país además inauguró este año un sistema de protección a la infancia que busca velar por el desarrollo integral de los niños.

El desempleo y la precariedad laboral de los padres se encuentran entre las mayores vulnerabilidades que enfrentan los niños para salir de la pobreza. De hecho, desde 1990 a la fecha sólo en Chile, El Salvador y Costa Rica los pobres mejoraron sus ingresos autónomos, lo que explica el deterioro en los índices de pobreza relativa infantil en los demás países, según cifras de sus gobiernos.

El llamado índice de pobreza relativa se refiere al porcentaje de niños que viven en hogares con ingresos por debajo del 50 por ciento del ingreso mediano nacional. O sea, que están impedidos de disfrutar del bienestar al que debieran acceder según la productividad media de la sociedad en que viven.

Pero las disparidades no sólo están vinculados a ingresos y carencias alimentarias, según Cepal y Unicef. Los cálculos recientes de estos organismos indican que sólo el 51 por ciento de las niñas y el 44 por ciento de los niños de la edad correspondiente asisten a la escuela secundaria en la región. Los países con mayores tasas de abandono son Brasil, El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua. En el anverso, Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Panamá y Perú exhiben la retención escolar más elevada. Esos niños sin escolaridad enfrentarán en el futuro fuertes restricciones para encontrar trabajos con sueldos que les permitan superar la pobreza en que nacieron y en que nacerán sus hijos.

Pero la situación también es crítica en términos de acceso a saneamiento. Uno de cada tres niños latinoamericanos carece de agua potable en su hogar. En cifras, unos 17,5 millones de niños menores de cinco años no tienen agua potable, situación que empeora en zonas rurales, donde seis de cada diez infantes carecen de este derecho. Algunos de los países más afectados son Nicaragua, Honduras, Bolivia y México, debido a las altas tasas de natalidad que presentan aún los hogares pobres en esas naciones.

Asimismo, casi la mitad de la población entre 0 y 18 años no tiene acceso a saneamiento o alcantarillado, situación que complica su situación sanitaria. En Bolivia, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Paraguay la cifra se eleva a dos de cada tres infantes y adolescentes. También hay atrasos en las poblaciones indígenas, lo que obligará a los gobiernos a desarrollar mejores políticas, que además incorporen políticas interculturales, capaces de dialogar con las cosmovisiones de cada comunidad, según Hopenhayn.

Por Mauricio Weibel (DPA) | 26.09.2007 | 08:14

, , monicaiforte dijo

Los Tiempos.com

Alta cocina contra el hambre en Latinoamérica con la papa como aliada
16-10-2008 – 18:13 h.

Santiago de Chile | EFE

Difundir la elaboración de platos nutritivos y a bajo coste con la papa como ingrediente principal es el objetivo de un grupo de chefs latinoamericanos, que han elaborado un recetario internacional con 65 fórmulas para cocinar este popular tubérculo.

Coincidiendo con el Día Mundial de la Alimentación, el director para América Latina y el Caribe de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), José Graziano, presentó hoy en Santiago de Chile el recetario, en el que han participado cocineros de “Chefs contra el hambre”.

Esta red, integrada por más de 200 profesionales de todo el mundo, busca fomentar la participación de cocineros en la lucha contra el hambre y la desnutrición.

“Queremos concienciar a los colegas chefs y al público de que es posible tener una alimentación correcta y sana utilizando los recursos propios, los productos de temporada y con un enfoque más orgánico que respete la naturaleza y la biodiversidad del planeta”, declaró a Efe el chef chileno Francisco Klimcha.

La FAO declaró este 2008 como el Año Internacional de la Papa, de la que sólo en Chile se han identificado más de 200 variedades autóctonas.

Según Klimcha, el objetivo del recetario de “Chefs contra el hambre” es demostrar a los consumidores las propiedades y ventajas de los productos que se originan en su país o región.

“Siempre queremos consumir cosas que vienen de fuera y que obviamente son más caras”, dijo Klimcha, quien aseguró que esto beneficia a los países exportadores en detrimento de la producción local.

Graziano afirmó por su parte que, pese a que la papa es el cuarto producto más cultivado en el mundo, en los países andinos se consume poco.

La papa se ha sustituido “por el trigo, que se exporta y ha subido mucho de precio, pese a los aranceles y ayudas de los gobiernos”, dijo a Efe Graziano, ex asesor del presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, en temas económicos y sociales e impulsor del programa “Hambre Cero”.

“La papa se cultiva en todo el mundo, es el cultivo más diseminado del mundo”, apuntó el funcionario de la FAO, quien resaltó que es “muy productiva, se presta a ser plantada en pequeños huertos y ofrece una gran variedad de platos”.

A pesar de que el recetario presentado hoy gira alrededor de la papa, Graziano subrayó que existen otros productos muy extendidos en algunas zonas de la región que pueden prestar una gran ayuda a la lucha contra el hambre.

Se refirió a la yuca, una especie de mandioca que se encuentra en abundancia en la Amazonía y el noreste brasileño, y al cuy, un mamífero roedor muy común en la cocina peruana.

“Yo destacaría un producto de extremo valor en zonas de hambruna como son los fríjoles, que tienen un nivel proteico muy elevado, comparable al de algunas carnes, y son de muy fácil producción”, añadió.

, , monicaiforte dijo

ONU: “Millones mueren de hambre”
Publicado por Don Diego de la Vega el Thursday, September 20th 2007 en http://www.blog-latino.com General
Para el momento en que usted termine de leer este párrafo, una persona habrá muerto de hambre.

Naciones Unidas advirtió que cada año el hambre y la malnutrición están matando a más de cinco millones de niños en todo el mundo.

El organismo internacional también señaló que el problema cuesta miles de millones de dólares a los países en vías de desarrollo en pérdida de productividad y disminución del ingreso nacional.

El informe anual de la agencia de la ONU responsable de la Agricultura y la Alimentación, la FAO, indica que el número de personas que reciben menos comida de lo recomendable está nuevamente en aumento, actualmente unos 852 millones.

Pero la FAO asegura que el objetivo establecido en las “Metas del Milenio”, de llevar este número a la mitad para el año 2015, aún es alcanzable.

El informe propone una combinación de programas para aumentar la productividad agrícola y la ayuda alimentaria directa para poder conseguirlo.

Veinte por uno

La FAO afirma que los recursos necesarios son minúsculos si se los compara con las ventajas que se conseguirían.

Cada dólar invertido en la reducción del hambre puede producir beneficios que lo multiplicarían veinte veces, estima el organismo.

El informe detalla que más de 20 millones de niños nacen anualmente con insuficiencia de peso, una situación que los hace vulnerables a una muerte prematura durante la infancia o a vivir el resto de su vida con discapacidades físicas o mentales.

Pero se apoya en algunos progresos alcanzados en regiones puntuales del planeta para señalar que con recursos y políticas eficaces es posible revertir la situación.

Uno de estos casos es el África Subsahariana, donde la proporción de personas mal nutridas se redujo del 36% a comienzos de los 90 al 33% diez años más tarde.

También se destaca la situación en Latinoamérica, donde países como Chile, Costa Rica, Cuba, Ecuador y Uruguay han reducido la proporción de su población con necesidades básicas insatisfechas en un 25%.

, , magos dijo

Dieta para aumentar la inteligencia y cuidar el cerebro

El psicólogo experimental Patrick Holford es el autor del libro Nutrición óptima para la mente, una completa guía que nos habla de la relación entre la alimentación equilibrada y el cuidado del cerebro y la inteligencia.

Según Holford,”el modo en que cada uno piensa y siente depende directamente de lo que come, la mayoría de los problemas psicológicos pueden resolverse o aliviarse por medio de una correcta nutrición“.

Aquí un ejemplo de la dieta recomendada para potenciar la inteligencia y cuidar a nuestro cerebro:

1. Come alimentos integrales, desde cereales, lentejas, judías, nueces, semillas, frutas y hortalizas frescas, y evita los alimentos refinados, blancos y demasiado cocidos.

2. Consume 5 raciones mínimo de fruta y hortalizas cada día, eligiendo berro, zanahorias, boniato, brécol, coles de Bruselas, espinacas, judías verdes o pimientos crudos. Opta por las frutas como manzanas, peras, melones o cítricos y plátanos. Diluye los zumos frutales y toma fruta seca sólo de modo ocasional, en pequeñas cantidades y remojada.

3. Consume 4 raciones mínimas diarias de cereales completos como arroz, avena, trigo o maíz en forma de granos, pan y pasta integrales.

4. Evita cualquier forma de azúcar y los alimentos que la llevan añadida.

5. Combina los alimentos de proteínas con los carbohidratos: ingiere cereales y frutas con nueces o semillas, y productos de fécula, como patatas, pan, pasta o arroz, junto con pescado, lentejas, judías o tofú.

6. Ingiere pescado de agua fría como arenques, caballa, salmón o atún fresco, al menos 2 veces a la semana, ya que son ricos ácidos grasos omega-3. Si tomas proteína de origen animal, elige carne de lomo o pescado.

7. Come huevos, preferiblemente de granja, orgánicos y altos en ácidos grasos omega-3.

8. Consume semillas de lino, cáñamo, calabaza, girasol y sésamo en sopas y ensaladas.

9. Consume aceites de semillas prensados en frío, tanto para aliñar las ensaladas y las verduras.

10. Evita alimentos fritos, productos procesados y grasas saturadas procedentes de la carne y los lácteos.

, , eduardo perez borrega dijo

Efectivamente hay una teoria que si podemos comprobar los numeros aleatorios con un ordenador de numeros ciclicos de la teoria espacio tiempo de la relatividad en relaciòn a la teoria del caos.

, , ful dijo

rtgijrkyiohkhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhvvvvvvvvvvvvddddddddddddgbv

, , ful dijo

rtgijrkyiohkhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhvvvvvvvvvvvvddddddddddddgbv

, , ful dijo

rtgijrkyiohkhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhvvvvvvvvvvvvddddddddddddgbv

, , yo dijo

buff que aburriod estoy

, , yo no digo dijo

desaburrir, desalambrar cabezas.
Habrá que empezar o continuar ???

Retirado en la paz de estos desiertos,
Con pocos, pero doctos libros juntos,
Vivo en conversación con los difuntos,
Y escucho con mis ojos a los muertos.

Si no siempre entendidos, siempre abiertos,
O enmiendan, o fecundan mis asuntos;
Y en músicos callados contrapuntos
Al sueño de la vida hablan despiertos.

Las Grandes Almas que la Muerte ausenta,
De injurias de los años vengadora,
Libra, ¡oh gran Don Josef, docta la Imprenta.

En fuga irrevocable huye la hora;
Pero aquélla el mejor cálculo cuenta,
Que en la lección y estudios nos mejora.

Francisco de Quevedo y Villegas

, , jecson dijo

Excelentes, excelente, excelente palabras, aumenta mis ganas si o si de hacer crecer mi tierra querida y sagrada. Gracias por el Video.

, , Rodrigo dijo

Mmm… esto ya lo habian dicho muchisimas veces, mucha gente en la historia ya lo habia dicho. Me suena a mas de lo mismo encima publicado por uno de los responsables de la pobreza como Clarin. Yo tengo la respuesta a por que esta America latina como esta, que lea “Las venas abiertas de America Latina”

Un abrazo

, , Inés dijo

03 de Diciembre de 2009

Al escuchar al Dr. Albino no solo en esta presentación tambien ayer en un canal de televisión me desperto un gran interés de intervenir en su emprendimiento, pero yo no he estudiado medicina, me preguntaba como hacerlo y al escucharlo en el reportaje que le hicieron dijo que estaba preparando cursos para iniciar a las personas .
Quisiera tener información desde ya gracias.

, , Patricia dijo

Esta pagina es mas que buena es EXTRAORDINARIA. Gracias!!!!!!