Discurso por el Día del Maestro

En primer lugar, ¡feliz día a todos mi colegas! De regalo, un discurso que espero les sirva como referencia.

Como maestros manejamos todos los tiempos: pasado, presente, futuro. Si estamos en clase, nuestra concentración es absoluta en el ahora: la actividad que proponemos, lo que hacen los chicos, quién se levanta, quién sale, quién está distraído, quiénes están peleando.

Cuando terminamos la jornada, reflexionamos sobre lo hecho y salimos a investigar por qué una chiquita está triste, qué pasa en la casa. Si empezaron las clases hace poco, hablamos con la maestra que tuvo ese grado el año anterior, queremos conocer a nuestros alumnos, qué les gusta, qué no. Cómo son sus familias, qué dificultades tienen los chicos.

Pero todo lo que hacemos rendirá sus frutos mañana. Trabajamos para el futuro, para que nuestros alumnos se transformen en adultos responsables, felices, honestos. Para que sus familias, tengan herramientas para acompañarlos siempre (cuándo y cómo hacer la tarea, qué límites ponerles, cómo darles tiempo de calidad).

También trabajamos para la patria, así de grande cómo suena el himno. Para construir una sociedad fuerte en valores: solidaria, trabajadora, pacífica. Incluso cuando sentimos que no es reconocida nuestra labor, sabemos que lo que hacemos es valioso. Por eso, elegimos día tras día ponernos el delantal.

En nuestros alumnos vemos miles de oportunidades, puertas abiertas, esperanza. Tratamos de ayudarlos a que concreten todos los sueños que vemos en ellos. Y les agradecemos siempre porque nos demuestran que es posible empezar de cero, aprender lo que parece imposible, superar el desafío.

Festejamos este día porque es un orgullo nuestro oficio. ¡Feliz día, maestros!


Escribí tu comentario

, , Reportar este Comentario imagen dijo

El discurso del profesor día debe ser celebrado no sólo por maestro, pero los estudiantes así. Discurso es el don más grande que tenemos como seres humanos y una de las pocas habilidades tenemos que nos separa de otros seres vivos. Para los profesores de idiomas y los estudiantes, el don de la palabra es algo valioso.