Carlos Paz combate el síndrome urémico y controla la elaboración de alimentos

El Diario de Carlos Paz / Miércoles 1 de Marzo

Carlos Paz intensificará los controles para combatir los casos de síndrome urémico hemolítico, una infección que afecta principalmente a los niños.

Carlos Paz. La ciudad de Carlos Paz intensificará los controles para combatir los casos de síndrome urémico hemolítico, una infección que afecta principalmente a los niños, y que viene en crecimiento en la Provincia de Córdoba durante los últimos meses. La premisa será garantizar la correcta manipulación de los alimentos y extremar las medidas para evitar el contagio.
Durante enero y febrero, las infecciones crecieron en la capital cordobesa y poblaciones del interior y los esfuerzos se orientan a reducir los elementos de riesgo. Según pudo conocerse, el 37% de los casos registrados este verano, ocurrieron en la ciudad de Córdoba y hubo otros en Alta Gracia, Villa María, Laboulaye, Villa Dolores y Mina Clavero. El desconocimiento sobre esta enfermedad atenta contra la prevención y en ese sentido, el municipio carlospacense dictó el viernes pasado un curso de gastronomía y manipulación de alimentos para el personal de los Centros Infantiles Municipales (CIM) y los hogares de día de la ciudad. A través de la Dirección de Educación y Acción Social, se trabajó con el personal que lleva adelante sus tareas en dichos espacios para brindar seguridad alimentaria y evitar que los pequeños contraigan el síndrome.
El SUH ataca los riñones y la sangre, provocando un daño renal y anemia, pero también puede afectar el sistema nervioso central y otros órganos como el corazón, los pulmones y hasta el páncreas. Siempre es grave y requiere internación, muchas veces con tratamiento invasivo. La causa de la enfermedad es en general un subtipo de la bacteria Escherichia coli, que se vincula con la contaminación fecal mediante la manipulación de alimentos contaminados como carne mal cocida, verduras crudas, lácteos sin pasteurizar o que perdieron la cadena de frío y agua.
Es importante mencionar, que el gobierno municipal ha dispuesto un plan preventivo que además se complementa con las inspecciones periódicas que el área de Bromatología realiza en los establecimientos gastronómicos de la ciudad. En estos días de calor, se deberá prestar atención a los cortes de luz que pueden hacer perder la cadena de frío de ciertos alimentos.

Carlos Paz. La ciudad de Carlos Paz intensificará los controles para combatir los casos de síndrome urémico hemolítico, una infección que afecta principalmente a los niños, y que viene en crecimiento en la Provincia de Córdoba durante los últimos meses. La premisa será garantizar la correcta manipulación de los alimentos y extremar las medidas para evitar el contagio.

Durante enero y febrero, las infecciones crecieron en la capital cordobesa y poblaciones del interior y los esfuerzos se orientan a reducir los elementos de riesgo. Según pudo conocerse, el 37% de los casos registrados este verano, ocurrieron en la ciudad de Córdoba y hubo otros en Alta Gracia, Villa María, Laboulaye, Villa Dolores y Mina Clavero. El desconocimiento sobre esta enfermedad atenta contra la prevención y en ese sentido, el municipio carlospacense dictó el viernes pasado un curso de gastronomía y manipulación de alimentos para el personal de los Centros Infantiles Municipales (CIM) y los hogares de día de la ciudad. A través de la Dirección de Educación y Acción Social, se trabajó con el personal que lleva adelante sus tareas en dichos espacios para brindar seguridad alimentaria y evitar que los pequeños contraigan el síndrome.

El SUH ataca los riñones y la sangre, provocando un daño renal y anemia, pero también puede afectar el sistema nervioso central y otros órganos como el corazón, los pulmones y hasta el páncreas. Siempre es grave y requiere internación, muchas veces con tratamiento invasivo. La causa de la enfermedad es en general un subtipo de la bacteria Escherichia coli, que se vincula con la contaminación fecal mediante la manipulación de alimentos contaminados como carne mal cocida, verduras crudas, lácteos sin pasteurizar o que perdieron la cadena de frío y agua.

Es importante mencionar, que el gobierno municipal ha dispuesto un plan preventivo que además se complementa con las inspecciones periódicas que el área de Bromatología realiza en los establecimientos gastronómicos de la ciudad. En estos días de calor, se deberá prestar atención a los cortes de luz que pueden hacer perder la cadena de frío de ciertos alimentos.

  • Sin Comentarios
  • Sin votos