Lilith, la gran vampiresa

Y uno de los siete ángeles

que tenían las siete copas,

habló conmigo, diciéndome:

Ven acá, te mostraré

a la gran vampiresa llamada Lilith,

la cual ha embriagado

a los que moran en la tierra

con el vino de su sensualidad.

Y vi una dama sentada

sobre un sillón bermejo;

la dama estaba vestida de púrpura

y de escarlata, y adornada

de piedras preciosas y de perlas,

teniendo un cáliz de oro en su mano.

Y vi a la dama embriagada de sangre:

y cuando la vi, quedé maravillado

de gran admiración.

por Luciano Doti

  • Comentarios
  • 1 voto

Escribí tu comentario