Serpientes

La primera vez que te vi

el tiempo quedó congelado,

llevabas tu corazón

con las manos abiertas,

lo mostrabas a todos;

sonaba tu voz musical.

A partir de entonces

hubo noches de insomnio,

sueños, dormido y despierto,

olvido y posterior recuerdo;

siempre se vuelve,

eso nunca se va.

Eres lejana

y autosuficiente,

puedo ofrecerte todo

y nada.

Nos une el signo

de la serpiente;

anhelo poderte alcanzar.

En parte escribo por ello,

como quien dice:

“ya sé

el camino a la fama

no significa nada

si no hay una misión…”

por Luciano Doti


Escribí tu comentario

, , soledadvida dijo

es hermoso compartir una poesia que nace de un amor cuya fuerza puedo sentir por que vive enti en tus dis y e tus noches gracias doti