Posts etiquetados como ‘medios’

La gripe PORCINA de la MARRANA/GORILA/BALLENA/LORITO/SUBCOMANDANTE MARCOS/MORENA/LUNA DE AVELLANEDA/ DENGUE / PANDEMIA : el PACO DE LUCÍA.

En tapa del diario clarin.com aparece un editorial sospechoso.

Se hace eco de una serie de truchobloggers que firman y confirman el terror a la gripe A, con nicks y nombres falsos. El miedo a aparecer en público de estos pichones de periodistas ad hoc mete más miedo que la gripe común. Son alentadores a sueldo de las proclamas significativas. Hace un tiempo me enfadaba con esos espectros. Ahora comprendo que son empleados a destajo para la promoción de la decadencia argentina (e iberoamericana), que tanto le interesa al norte dominador.

Muchísimas veces, hasta el hartazgo de los lectores y oyentes en algunos casos, advertí que para comprender los mensajes masónicos de los conspiradores había que leer la entrelínea y descifrar ciertos códigos, que en varios casos remiten a mi humilde persona. Los expuse y varios de ellos aparecen en el Diccionario de la masonería española en una edición de lujo, con tapa dura.

Para los escribientes del multimedio clarin.com/ prisa y sus repetidores, los “personajes” que se inventan y las sobrinas de Endemol (Cumbio) que sacan a relucir como heroínas floggers, son como un relleno sanitario. Los analistas que eligen trabajan para un sistema imperialista que quiero creer que comprenden, pero que subestiman en cuanto al deterioro y la inmoralidad que ocasionan a Latinoamérica.

Brasil, con una geografía más extensa que la Argentina y con un mapa poblacional más grande y complicado que el nuestro, tiene una cifra mínima de afectados por la gripe porcina – dice Joaquín Morales Solá, supuestamente aterrorizado por la maniobra concebida con toda prolijidad por el gobierno.

Néstor K, había advertido antes de las elecciones que si él perdía, se venía una especie de hecatombe universal. Pese a algunos inconvenientes, uno de los cuales yo misma fui víctima de la prepotencia de los fiscales oficialistas y el gendarme del ejército a cargo de la custodia de urnas, las elecciones se desarollaron con prolijidad y sobre todo, habiendo sido advertidos por mi parte, en ocasión de la “derrota” de Luis Juez en Córdoba en el 2007, los muchachos antes de irse a festejar contaron y cuidaron la transparencia de lo que el diablo sabe por diablo pero más sabe por viejo.

Harta y reharta de ser ninguneada en todos los medios masivos sobre formas de acción e ideología política, durante los nefastos noventa, me dediqué a ejercer la docencia a nivel secundario.

La proscripción que sufro (http://lasmanosdejuanperon.blogspot.com) desde el “corte de manos” y pacto de silencio menemista/radical por ocupar la tercera posición que hoy hace de Brasil -que la emplea bastante bien- una de las economías más importantes del planeta y nos deja sumidos en una desazón por nuestra “selección argentina” otrora imbatible, me amparé en los más jóvenes para orientarlos a estudiar y trabajar con sentido de un patriotismo integracionista. Los más chicos eran “los mosquitos” de los que dimos guerra a los modelos de la decadencia. La bipolaridad de yanquis o marxistas tiene que terminar. La consigna que debemos sostener es liberación o dependencia, y nosotros elegimos la liberación de los absurdos dictámenes que perjudican inclementemente a nuestro hostigado Sur.

Por supuesto, que Brasil con más de doscientos millones de habitantes tiene una realidad mucho más difícil y peleaguda que la nuestra con 40 millones. Pero, a diferencia de nosotros, ellos sí se guían (especialmente LU-LA) por la inspiración de “la loca de la página” a quien sin contemplaciones ni vergüenza llamaban y burlaban como “la marrana”, “el lorito paranoico” y todos los nombres maliciosos con la retórica de la prosopopeya para mentarme.

Llegados a este punto, la saturación del Paco (la amenaza del narco) se agrava. Hay peligros que no podremos evitar sin una actitud comprometida por los que tienen el privilegio de acceder a la prensa masiva.

Mi postura histórica y geopolítica no ha cambiado. Siempre fui coherente con mis ideales: un gobierno del justo medio, la tercera posición, la tercera vía, el eclecticismo, la sensatez del buen padre de familia, la prudencia como modo de hacer Justicia, que si es justa no hace falta decir que debe serlo para todos: una justicia social por naturaleza, que respetara las propiedades privadas y pusiera límites a los abusos del mercado corporativo.
Algunos candidatos repiten consignas como un librito, antes de ser elegidos en las urnas. Después son tan ineptos que ignoran el modo de hacerlo. O no lo ignoran y acomodan sus negocios al mejor postor para enriquecerse con la gestión de sus gobiernos, que es tantísimo más grave y deshonesto. Sin embargo, una vez que están dentro del círculo se agobian con el “no se puede”, son timoratos insufribles y ya no me tienen a mano para averiguar por qué no se puede. Así, víctimas de la sodomía que ejerce EEUU sobre sus personalidades endebles, se van apañando en los silencios de su secta, rango o religión o dogma y se escudan en el miedo por falta de carácter.

El problema es que ninguno de ellos es capaz de hablar sobre lo que no se debe hablar: LA LEGALIZACIÓN DE LAS DROGAS como eje de la perpetuidad marginal del subdesarrollo latinoamericano, donde los países ejercen el tráfico ilegal, no tributan impuestos sobre la mercancía y les entregan en mano a los lobistas bancarios el dinero para “blanquear”. Y da la coincidencia nada casual de que esos servicios financieron son determinados por el país que los sentenció antes de sacarlos a la calle a arruinar sus vidas y las del prójimo: EEUU.

Digo esto a raíz de la famosa “pandemia” con la que ahora el imperialismo quiere perpetuarse en su fraude organizado para conseguir tras la guerra química de los laboratorios (el tercer negocio más importante del planeta después de las drogas ilegales, el narcotráfico y antes que el fútbol, que está considerado el cuarto).

La experiencia nos dice que la tal pandemia (inf lu en cía porcina) ejerce una presión tal que muchos están sintiendo regurgitaciones, vómitos y mareos porque a raíz de la inocente pregunta sobre mi persona temen lo peor. Lo peor para ellos es perder sus puestos ostensibles y sus dineros de la corrupción. Son tan lastimosamente corruptos que piensan que todos compartimos su condición de canallas.

Cuando comencé a advertir que la pandemia era una estrategia, y me llegó la noticia de que el laboratorio dueño del medicamento y la vacuna es Rumsfeld y otros accionistas halcones de Bush Jr (hombres de la CIA) -porque todo me lo hacen llegar para que me anime a gritar lo que algunos están impedidos, dado que soy inimputable al tener presencia interanacional y por la cantidad de años en la que se nos viene engañando porque nos toman por la “gilada”, que consume sus basuras antiecológicas, repito, cuando empecé a decir que el terror solo conducía a una derrota en las urnas, supuse que el gobierno no estaba enterado de la situación. Ahora, un poco más esclarecida, planteo que sí lo estaba y solo aguardaba los resultados, porque tal y como lo habían anunciado, están gestando un golpe de Estado de los que serán una pieza fundamental.

Repito: están tramando un golpe de Estado en complicidad con Gran Bretaña. Lo mismo que hicieron en los años 70, los montoneros de la seudo izquierda. Con todo el dinero que ya está en cajas fuertes del exterior se irán “exiliados” y dejarán el paso a los siguientes corruptos de turno, que se encargarán de desbastar y devastar el futuro que nos corresponde por tener uno de los países más ricos del mundo y peor administrados por la anuencia (tal como hemos visto que ocurrió como un diseño inteligente en los videos de la BBC “The trap”) de los diseñadores de la inteligencia secreta.

El asco de dirigentes que impiden el acceso aunque me vienen perdonando la vida no son sino los mismos que en el escenario de la guerra fría y sus familiares. No los menciono porque ya los nombré demasiado y no quiero que parezca que están solos en su genocidio.

Tienen muchísimos aliados: millones de aliados en el pueblo indiferente, bobo e insensible al prójimo.

que se preocupa porque no cierren estadios y no condena el cierre de las escuelas, ante los lineamientos secretos que responden a la perversidad.

Los que saben y se callan, los que tienen miedo, los que usan barbijo o mascarilla, pasamontañas o nicks,(palabra que viene el slang inglés y significa: robar) son deplorables súbditos de la corona, que tiene bien registrados sus ip y conoce cada dato de sus realidades empíricas.

Entonces, impusieron a la Provincia de Buenos Aires un plan de EGB, para que la educación separe su nivel de excelencia con telón de acero de la elite capitalina.

Vale decir que lo copiaron de la escuela básica española para desmantelar cualquier tipo de pensamiento crítico.

Los docentes hemos resistido, tras muchos años de lucha la iniquidad de una educación discrimatoria para nuestros pueblos más humildes y al fin, se cambió la Ley de Educación. Sin embargo, la expulsión de los mejores ministros del gabinete que alentó la voracidad K (Filmus, Lavagna, Ocaña) nos permite inferir que siguen insistiendo en destruir el plan de educación para todos, con idénticos niveles de calidad y conocimientos.

Algunos padres hicimos lo que pudimos tratando de dar acceso a nuestros hijos a la educación en escuelas privadas o subvencionadas con el fin de evitar la caída en picada y el deterioro intelectual generacional, somos aquellos que insistimos con valores educacionales que se muestran en desuso. Sin embargo, no fue suficiente.

Hoy nos cierran las escuelas durante quince días extras al período vacacional. No es que las adelanten. Prolongan las vacaciones invernales.

Este apaño de la prensa ante la indignidad de la discriminación que la pone al INADI en el ojo de la tormenta, nos provoca náseas porque UBA, el Carlos Pellegrino y el Nacional Buenos Aires no cerrarán las puertas. Así queda fuera del tracto, el resto de la Capital. La exclusión es mucho más seria que nunca.

El barbijo equivale a la foto de aquella enfermera que decía shhh… “el silencio es salud” o “en boca cerrada no entran moscas.”

El pedido de que no se visiten ni aglomeren por el contagio que implica se identifica con la prohibición del derecho de reunión en asociaciones lícitas.

El cierre de escuelas discrimatorio es un claro punto de inflexión. De los privilegiados saldrá el nuevo semillero de violentos montoneros, golpistas, terrorismo de los aventajados que se llevarán la mejor parte del pastel de bodas. Algunos serán repudiados, otros admirados, hasta que vuelvan a manos de los repudiados las armas y así sucesivamente. Sine die.

Si la prensa no habla ahora, que después no vengan a jactarse y a darse premios con besos por el compromiso moral y ético del que se vanaglorian. Si los que tienen la información no hablan ahora, no nos vendrán a engañar con subterfugios ni mentiras alucinantes para sacarse fotos con los muertos. Si los chicos no se educan ahora, mañana serán hombres necios, sucios, manchados por la desesperanza, descreídos y enfermos.

Se muere gente todos los días: infartos, sida, cáncer, enfermedades endémicas de la pobreza y el subdesarrollo, accidentes aéreos y automovilistos.

Por desgracia es el destino que nos toca a los seis mil millones de seres humanos que debemos compartir la Tierra.

Hasta la muerte

………………………….que es hoy.

Es cierto que nos angustia tener que morir. ¿Quién no lo sabe? Pero, podríamos vivir nuestras breves existencias con felicidad y entereza. Con la dignidad que da el trabajo cumplido. Con el amor de quienes nos rodean, nos besan o abrazan sin ponerle al otro el estigma de infectocontagioso.

Ya saben ahora donde está la CAJA NEGRA:

LA INTELIGENCIA DEL AMOR VS. LA GUERRA DE LOS MISERABLES.

Adelante, prototipos de la locura insatisfecha que no reconocerán las fuentes de la musa:

pueden usar, citar, recuadrar, y repetir, en tanto que en la edición no manipulen el concepto.

No se cobra derechos de autor.

Lu

Las relaciones carnales entre dos sonetos ( por Lucía Angélica Folino)

Este ombligo del mundo que no gana
la luz que manipula y adolece
impugna los alivios o ensordece,
se funde entre las mañas haraganas.

Un origen de cuento mal contado
en huracán de lodo y de ceniza
releva del absurdo por la risa
de oración de adjetivo equivocado.

Siempre será imposible que el cerrojo,
corte las alas del gris diablo rojo
de hueros angelotes maltratados.

Enhebrando los huesos en tiritas,
las entradas, picadas, salsas fritas,
una mano de cal, una de arena,

nos halla nuevamente en la faena;
aguarda buena fuente en sobremesa
sin canciones para quien no nos reza
en la fiesta del dios crucificado

por mano de un Pilatos servicial,
Con fe ciega, construimos trinidades
festejando lejanas Navidades,
en nuestro abrevadero manantial.

Entretanto, repinta sus blasones,
vestido de borracho nazareno,
un rey ex Ku Kux Klan, ahora moreno,

que apunta sus arteras ilusiones
de oro negro, desgracia mineral,
mientras alguien prepara un funeral.

(sin surrealismos ni alegorías) – sin corregir también.

La rosa de Dalí (un poema de Angélico Saltalamacchia para y por Lucía Angélica Folino)

LA ROSA DE DALI.

Poema sobre la obra La rosa meditativa de Salvador Dalí.

Ella veía el mundo a través de sus ojos.
Fumaba un cigarrillo.
Gimoteaba la herida.
Despertaba entre sueños
rescatando improperios y salvajes miserias.
Patinaba entre pisos
de escayola y espanto
impermeable a las horas
del terror presagiado por su ausencia infinita.
El día de los Santos anunció la partida.
Perdióse en la ebriedad
de soledades huecas,
de infiernos estertóreos,
a tientas de sus hombros en la jaula vacía.
El páramo es botella, cristal de negra hechura,
especular rebudio
de un jabalí que se ha ido
desvaneciendo el día en felicidades huecas.
Se cierne en la fatiga
el lagrimal reseco.
La pena prematura desemboza y jadea
en un lecho de mosto, en un gesto de sombras
por la aciaga leyenda.
El pecho se detuvo:
La rosa yacía yerma.
El vientre desolado de un amor sin sumario
agoniza en el cielo
de sangrienta mandíbula,
en la eterna escalera.

LA ROSA DE LOS VIENTOS.

MÂGO DE OZ

Album Belfast.

(Instrumental y letra de la canción de Txus di Fellatio http://elprincipedeladulcepena.com/ )

Clip oficial.

RESISTIR A LA MENTIRA – por Thierry Meyssan (nombre posiblemente ficticio que recuerda a Perry Mason ¿verdad?) – Comentarios de Lucía Folino y una obra de arte EL GRAN DESNUDO EXTENDIDO.

RESISTIR A LA MENTIRA

EL GRAN DESNUDO EXTENDIDO, POR PIERRE BONNARD.

Biografia de Thierry Meyssan

Président du Réseau Voltaire pour la liberté d’expression (depuis 1994) et d’Axis for Peace (depuis 2005).

Biografia de Thierry Meyssan

 Secrétaire national du Parti radical de gauche (depuis 1995). Coordinateur suppléant du Comité national de vigilance contre l’extrême droite (1996-99). Secrétaire général de la Coordination radicale anti-prohibitionniste (1999-2002).

Sociétaire de la Société des gens de lettres.

Œuvres :

- La Protection des homosexuels dans le droit européen ouvrage collectif, Projet Ornicar éd. (Paris), 1993, ISBN 2-910209-00-8.

- L’Intégration des transsexuels ouvrage collectif, Projet Ornicar éd. (Paris), 1993, ISBN 2-910209-01-6.

- Charles Millon, le porte-glaive ouvrage collectif, Golias (Lyon), 1999, ISBN 2911453395.

- L’Énigme Pasqua, Golias (Lyon), 2000, ISBN 2911453883.

- Terrorisme en soutane: Jean-Paul II contre l’IVG de “Réseau voltaire pour la liberté d’expression”, L’Esprit frappeur (Paris), 2000, ISBN 2844051413.

- L’Effroyable imposture, Carnot (Paris), 2002, ISBN 291236244X.

- Le Pentagate, Carnot (Paris), 2002, ISBN 2912362776.

- Os Senhores da Guerra, Frenesi (Lisbonne), 2002, ISBN 972-8351-67-4.

- Préface (avec Jean Ziegler) de Le Cartel Bush, Timéli (Genève), 2004, ISBN 2-940342-05-9.

- Politicamente Incorrecto, avec Noam Chomsky, postface de Fidel Castro, Ciencias sociales (La Havane), 2004, ISBN 959-06-0640-7.

- Préface (avec José Saramago) de El Neron del siglo XXI, Apostrofe (Madrid), 2004, ISBN 844550258-1.

Comentario en el blog de Antilógicas de Marcelo Moreno:

¿Ser o no ser?
Ésa es la cuestión.

W.SH.

El autogolpe de EEUU a las Torres Gemelas y los fines del mismo lo pronostiqué un tiempo antes y lo denuncié el mismo 11 de Setiembre del 2001, mientras a la hora de los atentados, explicando el fin de la Invasión al Oriente medio y la similitud de la caída con el antecedente argentino efectuado como prueba: LA DESTRUCCIÓN DEL ALBERGUE WARNES.

Lo hice primero en un chat de Joaquín Sabina (irc-hispano) donde había algunas personas cercanas al cantante conectadas (en el 2001 no era un cantante tan masivo como fue después) por lo que en el hipotético caso que él no lo hubiera leído o negara sus conocimientos de internet (como ha hecho pese a haber reconocido su nueva adicción en el año 2000 en el programa español de Pablo Ruiz) lo hizo quien planificó esa entrada de grupo de chat, por orden de él mismo, de su discográfica Sony BMG, o de su representane en Argentina, la señora Andrea Stivel (hermana de Alejo, del grupo Tequila (efecto Tequila ¿por qué no?). Todos ellos ligados a la Fundación ALAS.

El radical conservador y masón Fernando De La Rúa era el presidente de nuestro país.
Shakira, la colombiana apadrinada por Gabriel
García Márquez y el realismo mágico del Subcomandante Marcos, ya era la novia de “Antoñito” De la Rúa, “asesor presidencial”.
El espectáculo de Joaquín.Sabina en el Gran Rex del año 2000, llamado en España NOS SOBRAN LOS MOTIVOS, aquí se tituló: SABINA Y CÍA.
El ex presidente español Felipe González había ordenado la entrada a la OTAN pese al disgusto socialista y fue nombrado posteriormente
“sabio de la Humanidad” ante la U.E. y asesor permanente. España estaba gobernada por el P.P. (ultraderecha franquista y actualmente pro monárquica) y José María Aznar apoyaba incondicionalmente a Tony Blair y a George Bush, lo que le costó a España, tiempo después, como represalia al apoyo invasor imperialista al Oriente Cercano, el atentado de Atocha (el 11 M del 2003) con casi doscientos muertos y cientos de heridos.

Me imagino que Marcelo conoce el siguiente artículo muy bien, pero no sé si muchos de los lectores lo han visto:

Lo publico en uno de mis blogs recopilatorios de letras ajenas y lo hago invariablemente, para exclusiva difusión, con el nombre del autor del texto.

Son en su mayoría artículos copiados de la red virtual. Existen algunas transcripciones propias no publicadas en internet de monografías o ensayos de terceros.

Como mi mail y teléfono figuran en la biografía de cualquiera de mis blogs, queda abierta la posibilidad que los mencionados, si así lo desean planteen oposición a su publicación espontánea. Procederé a quitarlos a la mayor brevedad posible.

Imprescindible leer; comprender y difundir:

http://laspalabrasdelared.blogspot.com/2008/09/resistir-la-mentira-por-thierry-meyssan.html

(Transcripción de la entrada del blog).

11-S: Testimonio

Resistir a la mentira por Thierry Meyssan*


En ocasión del 7º aniversario de los atentados del 11 de septiembre de 2001, les ofrecemos la traducción al español de un texto de Thierry Meyssan anteriormente publicado en italiano y ruso en el volumen colectivo intitulado Cero, por qué la versión oficial del 11 de septiembre es mentira.

El autor explica cómo escribió su libro La Gran Impostura y lo que sucedió después.

Escrito hace más de un año, el texto exige, claro está una actualización ahora que los medios rusos de comunicación están haciéndose eco del tema.

Resulta evidente que la censura impuesta en los medios occidentales (que desacreditan y acallan las voces de los disidentes, como se ha podido comprobar en los últimos con el humorista francés Jean-Marie Bigard) no podrá mantenerse durante mucho tiempo más


12 de septiembre de 2008

DesdeBeirut (Líbano)

Intelectuales, investigadores, periodistas de buena fe, denuncian desde hace tiempo las mentiras oficiales del 11/S, que han servido de pretexto para la política imperial mundial, que las elites estadounidenses utilizan en su ideología por acaparar los recursos naturales por la fuerza, constituyendo hoy la principal amenaza para la Paz Mundial.


Al abrir la polémica sobre los atentados del 11 de septiembre, no tenía yo conciencia de proyectarme hacia a lo que pronto empezaría a conocerse como «una guerra global sin fin». Creí que simplemente estaba haciendo mi trabajo como periodista cuando señalé las incoherencias de la versión gubernamental. En los días subsiguientes, publiqué en Internet una serie de artículos en los que reconstruía la cronología de los hechos, minuto a minuto, y señalaba el increíble papel del NORAD (el comando de la protección militar aérea estadounidense).

Indiqué inmediatamente que los autores de los atentados tenían cómplices en la Casa Blanca y en el Estado Mayor Conjunto; que los individuos a los que se acusaba de haber secuestrado los aviones no aparecían en las listas de embarque; que la acumulación de indicios que estos habían dejado tras de sí no resultaba creíble; que había explosivos en las Torres Gemelas, que Osama Ben Laden resultaba una cómoda coartada para justificar un ataque contra Afganistán decidido con anterioridad; y, por supuesto, que todo aquello serviría para alimentar el «choque de civilizaciones» y justificar toda una cadena de guerras.


Al igual que muchos más, había comprendido yo que aquel día el mundo había sufrido un cambio. A pesar de ello, seguí actuando y escribiendo como antes. No fue hasta más tarde, al afrontar las dificultades que iban surgiendo, que encontré nuevos medios para defender nuestra libertad.


Me aventuré a identificar a los grupos capaces de montar una operación de aquella envergadura. Como había estudiado anteriormente las redes stay-behind de la OTAN (comúnmente conocidas como Gladio), me llamó la atención cierto número de similitudes en el modus operandi.

Encontré en mis archivos la copia de un boletín interno de los comandos que tienen su base en Fort Braga, conocidos bajo la denominación de Fuerzas Especiales Clandestinas (Special Forces Underground).

Se anunciaba allí, con 8 meses de antelación, el atentado contra el Pentágono.

Bajo la presidencia de Bill Clinton, aquel grupo –que se compone de soldados de élite implicados en las principales acciones secretas de Estados Unidos en el extranjero– había sido acusado de participar en una conspiración.

En aquel entonces, no había tenido yo por desgracia la posibilidad de investigar más sobre el tema. Me di entonces a la tarea de reconstruir detalladamente los diferentes atentados para entender mejor el mecanismo. Al tratar de establecer la cronología exacta del atentado contra el Pentágono, releí con perplejidad varios despachos de la Agencia France Presse:


AFP 11 de septiembre de 2001 13h46

GMT URGENTE Evacuado el Pentágono después de la catástrofe del World Trade Center WASHINGTON – El Pentágono fue evacuado el martes después de un atentado terrorista que tuvo como objetivo el World Trade Center en Nueva York, indicaron responsables americanos. jm/vm/glr


AFP 11 de septiembre de 2001 13h54

GMT URGENTE Dos explosiones en el Pentágono (testigo) WASHINGTON – Dos explosiones sacudieron el Pentágono en la mañana del martes y está saliendo humo de una pared del edificio, se supo mediante un testigo, Lisa Burgués, periodista del Stars and Stripes. jm/gcv/vmt


AFP 11 de septiembre de 2001 14h51
GMT URGENTE Un avión se dirige hacia el Pentágono WASHINGTON – Un avión se dirigía en la mañana del martes hacia el Pentágono en las proximidades de Washington, indicó un responsable del FBI a la AFP.. smb/cw/vmt

AFP 11 de septiembre de 2001 16h07

GMT Un avión se estrella contra el Pentágono (testigo) WASHINGTON – Un avión de pasajeros se estrelló el martes contra el Pentágono golpeando violentamente el edificio situado cerca de Washington al nivel del primer piso, reportó un testigo, el capitán Lincoln Liebner. «Vi ese enorme avión de American Airlines llegar rápidamente y a baja altitud», declaró este testigo. «Lo primero que pensé es que nunca había visto uno tan bajo», agregó. «Me di cuenta que lo que estaba sucediendo justo antes de que chocara» con el edificio, acotó el capitán precisando que había oído gritos de personas en el lugar del drama. El Pentágono está en Virginia, a cerca de un kilómetro del segundo aeropuerto de Washington, Reagan National Airport. jm/gcv/vmt


Según la versión gubernamental, un avión de pasajeros se estrelló contra el Pentágono a las 9h38 (13h38 GMT). Pero, según los despachos de la AFP, hubo dos explosiones en el edificio antes de que el avión se estrellara. Entonces, no hubo uno sino varios atentados contra el Pentágono.

Me puse entonces a comparar todas las fotos disponibles de la escena del crimen para ver si había o no huellas de diferentes explosiones. Sin embargo, una pregunta volvía a mi mente una y otra vez: ¿Cómo había sido posible que el redactor de la AFP titulara uno de sus despachos «Un avión se dirige hacia el Pentágono»?

Es posible, en efecto, observar que un avión se dirige hacia Washington, pero ¿cómo saber si su blanco allí va a ser el Pentágono, el Capitolio o la Casa Blanca? Decididamente, aquello no estaba claro.


Mostré las fotos que había recolectado a algunos amigos competentes: un ex piloto de intercepción, un bombero, un especialista en explosivos. El piloto no entendía por qué los terroristas se tomaron el trabajo de hacer una complicada maniobra para estrellar el avión contra la fachada en vez de lanzarlo simplemente sobre el techo [del edificio]. El bombero y el especialista en explosiones se sorprendieron ante el incendio, que no se parecía en nada a los que se producen en los accidentes de aviación. Observé entonces lo que todo el mundo debió notar desde el primer momento: no había en la fachada ningún orificio de entrada del avión en el edificio, ni ningún fragmento del avión en el exterior. Simplemente porque no hubo ningún avión.


Acababa yo de encontrar «el huevo de Colón» y América no me daría las gracias por ello.

Retomando también las fotos, mi hijo mayor, Raphaël, puso en evidencia la irracionalidad de la versión gubernamental mediante un juego de los 7 errores que recorrió en pocas horas la web mundial.

En momento en que mis artículos existían solamente en francés, las notas explicativas que acompañaban aquellas fotos fueron rápidamente traducidas a los principales idiomas mientras que el carácter lúdico de la presentación de las imágenes garantizaba su popularidad. La gigantesca máquina propagandística que la alianza atlántica había puesto en marcha para imponer la versión gubernamental había despertado el interés del público por todo lo relacionado con los atentados.

Empujado por aquella ola, el «juego de los 7 errores» atrajo a una decena de millones de internautas en dos semanas. Era la primera vez que una operación de desinformación de envergadura planetaria resultaba desenmascarada en tiempo real a los ojos del mundo. Se producía así lo que los comunicadores del Pentágono, sorprendidos ante aquel brusco cambio de la situación, llamaron «el rumor».


Al resumir mi investigación mediante algunas pocas fotos y exhortar a los internautas a juzgar por sí mismos, Raphaël lograba captar la atención del público como ya lo había hecho en otras ocasiones con el mismo éxito. Pero –como contrapartida de aquella simplificación– reducía el asunto a un simple problema de comunicación gubernamental mentirosa mientras que ignoraba su dimensión política. En aquel momento, recibí el apoyo masivo de mis colegas.

En los foros profesionales hubo debates en los que se comparó el atentado del Pentágono con los muertos de Timisoara (en 1989, la prensa se dejó embaucar por los opositores de Ceaucescu que expusieron cuerpos que habían sido objeto de autopsias como si se tratara de cadáveres de personas torturadas).

Proseguí entonces mi investigación. Exploré tanto los secretos de la nueva política energética de Dick Cheney, que conducía inevitablemente a las tropas del imperio a apoderarse de las reservas de hidrocarburos del «Gran Medio Oriente», como la extraña trayectoria de Osama Ben Laden, desde la Liga Anticomunista Mundial hasta el emirato de los talibanes.

En Norteamérica, el principal semanario hispano de información general, Proceso, retomó integralmente en octubre un largo dossier que yo había dedicado a los vínculos financieros que unen a las familias Bush y Ben Laden.

Se revelaba así de pronto que los dos hombres que encarnaban respectivamente «el mundo libre» y «el terrorismo» se conocían entre sí y que compartían incluso intereses comunes en momentos en que misteriosos individuos bien informados habían obtenido ganancias fabulosas especulando por adelantado sobre la base de los atentados.


Fueron esas informaciones las que acabaron por convencer a algunos líderes estadounidenses de que los conspiradores no estaban en alguna cueva de Afganistán sino en la Casa Blanca.

La representante por el Estado de Georgia, Cynthia McKinney, interrogó a la administración Bush ante el Congreso. Su voz fue ahogada por las vociferaciones patrióticas, pero la duda acababa de hacer entrada en el Capitolio.


En definitiva, reuní mis diferentes artículos y los publiqué en forma de libro en marzo de 2002. Esa nueva presentación, en forma sintética y coherente, de datos que ya había ido publicando durante 6 meses transformó bruscamente la naturaleza del debate.

Salíamos de las discusiones sobre los detalles de los hechos para abarcar de nuevo su significado político. De poner en duda los comunicados gubernamentales pasábamos a señalar con el dedo a los criminales, sobre todo porque lo más importante del libro era un análisis de la transformación futura de Estados Unidos en un Estado militar-policíaco y una descripción de su nueva tendencia expansionista.


Perplejos, mis colegas franceses guardaban silencio mientras que la prensa internacional, desde el diario húngaro Népszabadság hasta el chileno La Tercera, publicaban crónicas sobre L’Effroyable imposture. [Publicado en español bajo el título La Gran Impostura, NdlT.]. A pesar de la ausencia de la menor publicidad, el libro, del que se imprimieron 10 000 ejemplares, se agotó en 5 días. Perplejo, un animador de televisión atípico, Thierry Ardisson, me invitó a su programa. El libro se reeditó entonces urgentemente y rápidamente se vendieron 180 000 ejemplares en Francia.


Para la alianza atlántica, me convertí así en el hombre al que había que desacreditar urgentemente. Para mis colegas, que me habían dado ánimos hasta aquel momento, pasé de pronto de la categoría del simpático reportero Tintín a la de peligroso competidor y abominable hereje. Comenzó entonces un diluvio de imprecaciones. Con sólo raras excepciones, todos los medios respetables me lincharon al unísono. El más virulento fue el diario de izquierda Libération, que me estigmatizó en 25 artículos sucesivos. Sin la menor vergüenza, el diario Le Monde publicó un editorial en el que deploró mi independencia de pensamiento libre de las presiones económicas de la profesión. Dominique Baudis, presidente del Consejo Superior Audiovisual, mencionado en mi libro por su papel en el seno del Carlyle Group, hizo que sus subordinados se comunicaran por teléfono con los grandes medios audiovisuales para que me negaran el acceso a sus programas.


El aspecto surrealista que tomaba la polémica resultaba aún más evidente en la medida en que Francia se encontraba en medio de la campaña con vista a las elecciones presidenciales.

Todos los candidatos evitaban por tanto cuidadosamente hablar del 11 de septiembre para no provocar divergencias entre sus propios partidarios. La ciudadanía, desilusionada al ver que sus líderes no se pronunciaban y convencida de que los medios de difusión no aceptarían nunca reconocer que se dejaron embaucar por los voceros de la administración Bush, se volvía espontáneamente hacia mis análisis.


Fue entonces cuando el Centro Zayed, el poderoso instituto de estudios políticos que los Emiratos Árabes crearon para la Liga Árabe, me invitó a hablar en Abu Dhabi. Acudieron tantos diplomáticos que la mayoría no pudo entrar en la sala y asistió a la conferencia desde los jardines. Después de la conferencia uno de los más célebres periodistas árabes, Faisal Al-Kassim, me hizo una entrevista de una hora para Al-Jazira. Durante estas intervenciones presenté nuevos elementos y aporté la prueba de que el atentado contra el Pentágono se perpetró con un misil de las fuerzas armadas de Estados Unidos. Lo más importante es que exhorté a los Estados miembros de la Liga Árabe a pedir la creación de una comisión investigadora internacional por la Asamblea General de la ONU. La polémica política avanzaba así un paso más y se instalaba en lo adelante en el campo de las relaciones internacionales.


El Departamento de Estado tardó más en reaccionar, aunque había enviado una delegación de 7 diplomáticos a escucharme. El Centro Zayed publicó en árabe una versión de La Gran Impostura y el soberano envió los 5 000 ejemplares a las principales personalidades políticas e intelectuales del mundo árabe. Los Estados árabes se negaban a cargar con la responsabilidad colectiva de los atentados. La Liga Árabe y el Consejo de Cooperación del Golfo estaban al rojo vivo. Desacreditar al Centro Zayed se hacía urgente para Washington.


Se desató una campaña de difamación para acabar con los contactos de ese prestigioso instituto con el extranjero. En definitiva, los Emiratos Árabes Unidos decidieron cerrarlo aunque fuera al precio de crear una nueva estructura antes que desgastarse en una polémica inútil. La Gran Impostura se tradujo a 25 idiomas y alcanzó el primer lugar en las ventas en todos los países de la cuenca del Mediterráneo, exceptuando a Israel. Como utilicé los primeros fondos que cobré en el financiamiento de la actividad editorial de la Red Voltaire en el Tercer Mundo, los atlantistas se movilizaron para provocar la quiebra de mi editor, de manera que nunca pude cobrar los derechos de autor, que debían ser considerables.


Washington ejercía presiones de todo tipo sobre Francia para que me hicieran callar. Una organización sionista llamó Hollywood a boicotear el Festival de Cannes, maniobra que Woody Allen logró hacer fracasar. El Departamento de Estado amenazó a los medios de prensa que insistiesen en mencionar el debate con anularles cualquier acreditación. La cacería de brujas se hacia general.


Simultáneamente, algunas voces libres se hacían oír en Europa. Sobre todo la del ex ministro alemán Andreas von Bulow y la del ex jefe del Estado Mayor ruso, el general Leonid Ivashov. La opinión pública y las cancillerías tenían opiniones diversas.

Después de realizar verificaciones, los principales servicios de inteligencia militar estaban convencidos de la superchería de la administración Bush. De manera que se puede decir que la más gigantesca operación de propaganda de la Historia había fracasado en menos de un año.


En Estados Unidos el movimiento a favor de la verdad se desarrolló con evidente retraso en relación con el resto del mundo. Los estadounidenses necesitaban un largo período de duelo antes de recuperar su espíritu crítico.


Durante los 5 años transcurridos desde el 11 de septiembre de 2001 recibí varios miles de amenazas de muerte por correo postal y por correo electrónico y tuve que afrontar grandes peligros. En todos mis viajes, algunos Estados y a veces personas privadas pusieron a mi disposición escoltas armados y autos blindados, sin que yo lo pidiera. Supe que se podía viajar con identidades falsas y pasar las aduanas sin ser controlado. Nunca supe con certeza quién me protegía de esa forma.


Tuve la oportunidad de reunirme con numerosos jefes de Estado Mayor, jefes de gobierno y jefes de Estado para presentarles mi investigación sobre el 11 de septiembre y para comunicarles informaciones que no se podían publicar. Sus puertas se abrieron ante mí con extraña facilidad. En función de lo que entendí, albergo la sensación de tener una deuda personal para con Jacques Chirac, con quien nunca me reuní pero cuya alta figura evocaron siempre ante mí aquellos que me recibían y quienes garantizaban mi seguridad.


Durante esos encuentros a alto nivel, observé la evolución de las relaciones internacionales.


El 11 de septiembre se puede analizar como un crimen en masa o como una operación militar, pero quedará en la Historia como una puesta en escena que precipitó al mundo hacia una serie de imágenes y un discurso irracionales. Los hombres que lo propiciaron quisieron provocar un cambio ideológico en Estados Unidos y lo lograron. Ese país pasó de una concepción mesiánica de su propio papel en el mundo a un milenarismo. Hasta entonces se veía a sí mismo como un modelo de virtud y de eficacia. Esperaba regenerar a la vieja Europa y vencer al comunismo ateo. Ahora se presenta como un Estado que está por encima de los demás y con la misión de administrar el mundo él solo. Si los símbolos del poderío financiero y militar estadounidense –el Centro Mundial del Comercio y la sede del Departamento de Defensa– se han visto crucificados, ha sido en aras de propiciar la transfiguración de la bandera de las barras y las estrellas. Desde aquel entonces, Estados Unidos no tiene ya ni adversarios, ni socios, ni aliados. Sólo tiene enemigos y súbditos.


La retórica oficial se hunde en el maniqueísmo: «El que no está con nosotros está contra nosotros». El mundo se convierte en un campo de batalla escatológico donde Estados Unidos e Israel encarnan el Bien, mientras que el mundo musulmán encarna el Eje del Mal.
Este brusco cambio ideológico entroniza el triunfo de la doctrina Wolfowitz sobre la doctrina Brzezinski. A fines de los años 70, Carter y Brzezinski decidieron vencer al Pacto de Varsovia sin confrontación militar directa sino azuzando contra él al mundo musulmán (primero en Afganistán, luego en Yugoslavia y en Asia Central) y reservar las capacidades militares estadounidenses para garantizar la seguridad del aprovisionamiento en hidrocarburos (creación del Central Command). Pero, sobre la marcha de la «Tormenta del Desierto», Paul Wolfowitz aconsejó aprovecharse del derrumbe de la URSS para abandonar el sistema de seguridad colectiva de la ONU y proclamar la supremacía exclusiva de Estados Unidos e Israel.


Para ello era conveniente acrecentar al máximo la asimetría de las capacidades militares mediante el desarrollo del arsenal israelí-estadounidense y disuadiendo a todas las demás potencias de presentarse como rivales. Esto implicaba sobre todo privar a la Unión Europea de toda veleidad política ahogándola en una ampliación forzosa e indefinida.


Esas dos doctrinas estratégicas han gozado del apoyo de diferentes grupos de influencia económica. Los que sueñan con el crecimiento continuo y la apertura de los mercados cuentan con la estrategia de Brzezinski para garantizar un retroceso de los regímenes socialistas y un aprovisionamiento permanente en materia de energía tanto para sí mismos como para sus clientes. Por el contrario, los que sueñan con maximizar las ventas de armas y las ganancias especulativas cuentan con la estrategia de Wolfowitz para crear disparidades y tensiones, sin temer a las desigualdades, crisis y guerras que se presentan como oportunidades para los negocios.


Sin embargo, el espectro del pico petrolero –o sea, el comienzo del agotamiento del petróleo explotable– ha convencido a una sociedad maltusiana de que la paz era imposible a mediano plazo y de que el futuro pertenece a los depredadores.


El mundo actual está obligado a hacer frente a dos Estados expansionistas: Estados Unidos e Israel. Ambos se mueven en función de una lógica que los devora desde adentro: concentran sus capacidades en el fortalecimiento de su poderío militar en detrimento del desarrollo interno. Han consagrado casi toda su actividad a la economía de guerra, en forma tal que para ellos es la paz lo que resultaría funesto. Están obligados a huir hacia delante o a caer en la quiebra.

Sin embargo, el apetito de ambos no amenaza a todo el mundo de la misma manera ni al mismo tiempo.
Los europeos se han comportado como avestruces. Han rechazado la verdad sobre el 11 de septiembre porque creían poder seguir siendo aliados de Estados Unidos cuando no eran más que una presa de este último. Admitieron sin pestañear el ataque contra Afganistán por parte de los anglosajones, la creación de un largo corredor que debe permitir a estos últimos drenar los hidrocarburos del Mar Caspio, y la creación de vastas plantaciones de amapola que les permiten apoderarse de los mercados europeos del opio y la heroína.

Algunos europeos, lidereados por Francia, creyeron que podrían oponerse a la invasión de Irak. Pero no pudieron hacer otra cosa que decir lo que indicaba el derecho y fueron castigados por su atrevimiento al ser obligados a pagar esta guerra, mediante la dolarización forzosa de las reservas monetarias del Banco Central Europeo. Retrocediendo un poco más, los mismos europeos tratan ahora de desempeñar el papel de mediadores con Irán, como si sus esfuerzos diplomáticos pudiesen modificar la voluntad del Imperio.


Lejos de esas lastimosas dilaciones, el mundo musulmán y los Estados latinoamericanos han dado prueba de lucidez.

Comprendieron rápidamente que, luego de haberse sido considerados como variables de ajuste durante la guerra fría y más tarde como peones en el «gran tablero» de Zbignew Brzezinski, no les aguardaba otra cosa que el exterminio.

Habían cometido el delito de vivir en el sitio equivocado.

Los musulmanes estorbaban en la explotación de los hidrocarburos; los latinoamericanos utilizaban sus tierras para alimentarse en vez de cultivar los biocombustibles indispensables para los 4×4 de los yanquis.

Así que no es por casualidad que el jeque Zayed de los Emiratos Árabes Unidos, y más tarde Sadam Husein en Irak, y después Bachar el-Assad en Siria fueron los primeros jefes de Estados en romper explícitamente la mentira. Y, siguiendo la misma lógica, hoy son los principales líderes del Movimiento de Países No Alineados, el venezolano Hugo Chávez y el iraní Mahmud Ahmadinejad, quienes más se expresan sobre el tema.


Los dirigentes rusos, por su parte, se han dividido en un función de una tendencia que ya existía desde antes. Los que estaban preocupados por un rápido enriquecimiento no querían comprometer sus negocios internacionales buscándose la enemistad de Estados Unidos. Por el contrario, los que soñaban con recuperar el estatus de superpotencia aconsejaban debilitar a Estados Unidos mediante la revelación de sus mentiras.


Pragmático, Vladimir Putin no escogió ninguno de los dos bandos sino que actuó de forma que Rusia sacara el mayor partido de la situación. Se indignó medianamente por la guerra en Afganistán, por lo mucho que le divertía ver a los estadounidenses desbaratar el emirato de los talibanes que ellos mismos habían creado, principalmente para utilizarlo como base de retaguardia en la desestabilización de Chechenia. Se opuso a la invasión de Irak, pero más que enfrentar a Estados Unidos prefirió empantanarlos allí apoyando en secreto a la resistencia. Tomó la misma actitud en lo tocante al Líbano y se sorprendió –como todo el mundo, por cierto– ante la victoria del Hezbollah sobre el régimen sionista. Y hoy recurre alternativamente a la negociación o a la amenaza en cuanto a Irán.
Poco a poco está posicionando a su país no como rival de Estados Unidos, sino como protector de los débiles y como árbitro. Por eso se abstiene de hacer declaraciones sobre el 11 de septiembre y permite que los veteranos del KGB lo hagan profusamente en su lugar. Luego de haber creído durante un período de tiempo más o menos largo que se trataba de una pesadilla que iba a disiparse con el despertar, los gobiernos del mundo entero han tomado conciencia del problema que plantea el 11 de septiembre y de la transformación de Estados Unidos. Cada uno de ellos tiene la obligación de proteger a su propio país, lo cual no impide la realización de acciones colectivas para neutralizar a la fiera. Las fuerzas armadas de Estados Unidos y de Israel son muy dependientes, en efecto, de sus ex aliados.
Es así que la negativa de Turquía a permitir que la US Air Force utilizara su espacio aéreo para bombardear Irak obligó al Pentágono a desplazar su dispositivo y a retrasar su ataque
. Si otros Estados se hubiesen opuesto así, pasivamente, a esa guerra, la misma no habría podido realizarse.


Sin embargo, el paso a la acción colectiva supone un mejor conocimiento del modo de funcionamiento del imperialismo y del impacto que pudiera tener la adopción coordinada de medidas nacionales.
Es a eso a lo que deben dedicarse ahora quienes militan por la verdad sobre el 11 de septiembre. Las víctimas centroamericanas de los escuadrones de la muerte de John Negroponte tienen que intercambiar experiencias con sus víctimas iraquíes. Los indios de Guatemala que se vieron confinados en reservaciones por los consejeros israelíes de la junta tienen que reunirse con los palestinos encerrados en la franja de Gaza. Las personas secuestradas y torturadas en América Latina durante la Operación Cóndor tienen que debatir con las que acaban de ser secuestradas en Europa y torturadas por la CIA, y así sucesivamente. Eso es lo que hemos comenzado a hacer con la conferencia Axis for Peace.


La mentira del 11 de septiembre proporcionó la base de la retórica de la administración Bush. Ha llegado la hora de admitir que no se puede combatir la política de esta administración sin denunciar esa mentira.
Thierry MeyssanPeriodista y escritor, presidente de la Red Voltaire con sede en París, Francia. Es el autor de La gran impostura y del Pentagate

Président du Réseau Voltaire pour la liberté d’expression (depuis 1994) et d’Axis for Peace (depuis 2005).
Secrétaire national du Parti radical de gauche (depuis 1995). Coordinateur suppléant du Comité national de vigilance contre l’extrême droite (1996-99). Secrétaire général de la Coordination radicale anti-prohibitionniste (1999-2002).
Sociétaire de la Société des gens de lettres.
Œuvres :
- La Protection des homosexuels dans le droit européen ouvrage collectif, Projet Ornicar éd. (Paris), 1993, ISBN 2-910209-00-8.
- L’Intégration des transsexuels ouvrage collectif, Projet Ornicar éd. (Paris), 1993, ISBN 2-910209-01-6.
- Charles Millon, le porte-glaive ouvrage collectif, Golias (Lyon), 1999, ISBN 2911453395.
- L’Énigme Pasqua, Golias (Lyon), 2000, ISBN 2911453883.
- Terrorisme en soutane: Jean-Paul II contre l’IVG de “Réseau voltaire pour la liberté d’expression”, L’Esprit frappeur (Paris), 2000, ISBN 2844051413.
- L’Effroyable imposture, Carnot (Paris), 2002, ISBN 291236244X.
- Le Pentagate, Carnot (Paris), 2002, ISBN 2912362776.
- Os Senhores da Guerra, Frenesi (Lisbonne), 2002, ISBN 972-8351-67-4.
- Préface (avec Jean Ziegler) de Le Cartel Bush, Timéli (Genève), 2004, ISBN 2-940342-05-9.
- Politicamente Incorrecto, avec Noam Chomsky, postface de Fidel Castro, Ciencias sociales (La Havane), 2004, ISBN 959-06-0640-7.
- Préface (avec José Saramago) de El Neron del siglo XXI, Apostrofe (Madrid), 2004, ISBN 844550258-1.

Comentario en el blog de Antilógicas de Marcelo Moreno:


¿Ser o no ser?

Ésa es la cuestión.

El autogolpe de EEUU a las Torres Gemelas y los fines del mismo lo pronostiqué un tiempo antes y lo denuncié el mismo 11 de Setiembre del 2001, mientras a la hora de los atentados, explicando el fin de la Invasión al Oriente medio y la similitud de la caída con el antecedente argentino efectuado como prueba: LA DESTRUCCIÓN DEL ALBERGUE WARNES.
Lo hice primero en un chat de Joaquín Sabina (irc-hispano) donde había algunas personas cercanas al cantante conectadas (en el 2001 no era un cantante tan masivo como fue después) por lo que en el hipotético caso que él no lo hubiera leído o negara sus conocimientos de internet (como ha hecho pese a haber reconocido su nueva adicción en el año 2000 en el programa español de Pablo Ruiz) lo hizo quien planificó esa entrada de grupo de chat, por orden de él mismo, de su discográfica Sony BMG, o de su representane en Argentina, la señora Andrea Stivel (hermana de Alejo, del grupo Tequila (efecto Tequila ¿por qué no?). Todos ellos ligados a la Fundación ALAS.
El radical conservador y masón Fernando De La Rúa era el presidente de nuestro país.Shakira, la colombiana apadrinada por GabrielGarcía Márquez y el realismo mágico del Subcomandante Marcos, ya era la novia de “Antoñito” De la Rúa, “asesor presidencial”.El espectáculo de Joaquín.Sabina en el Gran Rex del año 2000, llamado en España NOS SOBRAN LOS MOTIVOS, aquí se tituló: SABINA Y CÍA. El ex presidente español Felipe González había ordenado la entrada a la OTAN pese al disgusto socialista y fue nombrado posteriormente”sabio de la Humanidad” ante la U.E. y asesor permanente. España estaba gobernada por el P.P. (ultraderecha franquista y actualmente pro monárquica) y José María Aznar apoyaba incondicionalmente a Tony Blair y a George Bush, lo que le costó a España, tiempo después, como represalia al apoyo invasor imperialista al Oriente Cercano, el atentado de Atocha (el 11 M del 2003) con casi doscientos muertos y cientos de heridos.

Me imagino que Marcelo conoce el siguiente artículo muy bien, pero no sé si muchos de los lectores lo han visto:
Lo publico en uno de mis blogs recopilatorios de letras ajenas y lo hago invariablemente, para exclusiva difusión, con el nombre del autor del texto.
Son en su mayoría artículos copiados de la red virtual. Existen algunas transcripciones propias no publicadas en internet de monografías o ensayos de terceros.
Como mi mail y teléfono figuran en la biografía de cualquiera de mis blogs, queda abierta la posibilidad que los mencionados, si así lo desean planteen oposición a su publicación espontánea. Procederé a quitarlos a la mayor brevedad posible.

Esto sí que es todo por dos pesos.

Lu- EN APOYO AL PARO DE LOS DOCENTES BONAERENSES.


Seleccionado por Boomerang, sobre un comentario en el blog de Verea. Lucía Folino ¿una mujer que entiende de fútbol?

Febrero 13, 2007

por Lucía Folino (¿una mujer que entiende de fútbol?)

Como casi todas las mujeres que conozco, no soy de ningún equipo de fútbol, en especial, aunque cuando era una nena mis viejo me hizo de Independiente y me gané dos o tres veces la beca que daba el Club de Avellaneda a los mejores alumnos del colegio primario. Sin embargo, hoy soy únicamente de “La Selección” y tampoco pienso que si perdemos no es un problema de índole nacional, como que ningún gol de “la mano de Dios” nos recuperó del bochorno de la Guerra de Malvinas.


Las banderas, y yo amo la celeste y blanca, a veces separan, provocan, alientan la violencia y la desesperanza.

Leí el blog de Verea, porque Sergio, un amigo poeta, del rojo “a muerte” hasta en sus convicciones ideológicas y fan de la música rock, me lo recomendó mucho. En cierto aspecto, tenía razón pero no porque voy a llegar a comprender las pasiones masculinas leyéndolo sino porque hice transposición de sus palabras y pensé: ¡Qué grande sería que nuestros políticos tuvieran su misma sensata lucidez!

Respecto de los hinchas -Verea es un periodista deportivo y debe hacerlo- no entiendo cómo se puede gastar tantísima energía, inteligencia, memoria y actitud crítica para pelearse si un equipo de fútbol gana o pierde y tan poquita para entender las causas que llevan a una sociedad a la matanza en las tribunas.

Mística, suerte, dinero en juego o hambre que es su lado B, magia, religión, no sé, pero advierto que algo está cambiando con esto de poder expresar ideas en un blog, democráticamente y sin censuras.

Me parece infame decir que tal o cual es un “maleducado” porque hable con la boca llena o coma sin usar cuchillo y tenedor. Por ahi el hombre es de otra cultura y se formó con otros códigos. Y si no está de acuerdo con el ruso, lo que aquel tendría que plantearse seriamente es porqué alienta el pensamiento mágico, bueno… tiene derecho a hacerlo mientras no lo ofenda ni agravie. Si lo hace, tendría que responder ante la Justicia.

Pero, lástima que mientras estamos hablando de fútbol y si la Academia sí o Arsenal no, nos siguen faltando Tribunales, Jueces, funcionarios independientes del poder político, del que no nos engañemos más… dependen todos los dirigentes y organismos amigos y socios.

¿Quién dijo que Los Reyes no existen?
Existen. Son los Reyes y tienen imperios de monarquías pseudo republicanas, desde donde dirigen el futuro de los que estamos mirando el partido de la Copa de leche o el Grandísimo Hermano que ocupa programas de tevé, aire y cable, radios, noticieros, diarios, páginas web, líneas de 0600 y pronto comprará las valiosas tierras de la villa de Retiro a precio de oferta como ya hicieron con Puerto Madero. Siempre hay funcionarios esperando corromperse por moneditas mientras le dan al pueblo pan -recalentado por la inflación- y circo.
Y ¡¡¡Viva la Pepa!!!

LA VIOLENCIA EN EL FÚTBOL.

MANUEL GIL ARES.

LEONARDO NIRO.

GONZALO IRIBARREN.

Con el permiso de Maia subo a mi blog la respuesta por su carta a la Presidente Cristina Fernández. de Kircher, para compartirla con la ciudadanía argentina.

Querida Maia:

Respecto de la carta a la Sra. Presidenta, te respondo algunas cosas puntuales:

Es muy posible que la difusión a través de los blogs permita que el espionaje de los servicios de inteligencia (que va variando de nombres y se instala en la sociedad con distintas pantallas tales como el obsrvatorio de medios u otras formas encubiertas) lea tu carta. Es menos factible que la eleven y le den curso legal a tu reclamo.

La diferencia radica en que ellos están para determinar quien o quienes afectan el orden político o institucional con sus mensajes. No para solucionar casos particulares.

He explicado varias veces, no sé si leíste, que por ser víctima de la etiqueta negra a la que me sometieron hace décadas poderes conspirativos para la dominación del Norte, estoy prohibidísima en los medios masivos. Mi nombre no puede mencionarse y se utilizan eufemismos o sintagmas para que el público no sepa de qué o quién se habla.

Pido cosas imposibles para los sistemas que plantean la hostilidad como modus vivendi.

Te explico el porqué.
Trataré de resumir lo mejor posible porque el tema da para varios libros, que no he escrito por falta de recursos económicos, debería tener un equipo de trabajo, una editorial, una difusión pública que los presupuestos universitarios no pueden brindarnos- pero lo he explicado durante años en clases como docente y en ámbitos específicos de asociación de abogados, y sigo haciéndolo por la red, para que alguno recoja el guante como han hecho con tantas otras ideas con las que muchos se beneficiaron enormemente.

Soy abogada hace treinta años, vivo en Avellaneda, ejercí la profesión liberal durante más de dos décadas y como tantos colegas de mi edad, me vi obligada a retirarme para recuperar mi salud física y mental por el deterioro calamitoso de la actividad tribunalicia, especialmente en la Provincia de Buenos Airs.

Conozco perfectamente la problemática que asocia Justicia y Narcotráfico desde la experiencia vital. Los profesores de la UBA, los Jueces y los funcionarios políticos, obviamente también la conocen, pero por sus posiciones sociales no pueden alzar la voz contra este conflicto de dominación estratégica.

Tu caso, de una gravedad inexcusable y que te interesa como madre valiente que sos, no es un caso aislado.

Es tanta la cantidad de procesos sin condena, similares, que al cabo del término que establecen las leyes vigentes, (no más de dos años) si no hay prueba fehaciente, la causa se cierra y no hay ningún tipo de compensación para el inocente. Hay en cambio, una grave consecuencia. Siniestros violadores, asesinos y estafadores obtienen la libertad y vuelven a delinquir.

Esta inequidad radica en que los Departamentos Judiciales del cono urbano están colapsados.

Morón, San Martín, Lomas de Zamora, son los que tienen los problemas más graves en relación con el número de jueces disponibles y cantidad de expedientes que llegan a obtener sentencia judicial. Algunas estadísticas, no sé cuan fidedignas, pero aproximadas, dicen que solamente se condena al 1 % de los imputados. La gente tiene la sensación de que la solución al problema de la seguridad y las drogas es la “mano dura” y se cae en un extremo de mayor severidad que no implica sino una degradación humana.

Tu problema implica varios problemas éticos y jurídicos.

1) Tu hijo fue detenido en circunstancias poco claras (admito que no conozco la causa en profundidad y no tuve el tiempo suficiente para dedicarle ad hoc). Sigue preso y no tendrá posibilidad cercana de juicio oral. Acordate del caso del famoso “esta noche tengo ganas de fumarme un porrito” de Calamaro, que tardó once años en llegar a obtener juicio oral con sentencia absolutoria.

2) Es posible, no conozco ni prejuzgo, que el abogado que le asignaran como defensor no haya planteado suficiente material para activar la salida de tu hijo. Tampoco quiero cargar sobre los letrados la responsabilidad porque sería injusta, sin embargo, no descarto esa posibilidad.

3) El Presidente delega las funciones de Justicia y Seguridad en los Ministros.

Actualmente, el responsable a nivel nacional es Aníbal Fernández, de quien vengo pidiendo reiterada e incansablemente la renuncia al cargo por su inficiente asesoramiento político, su comportamiento cuestionado, por su incapacidad y por actos contrarios a las leyes que ejerció contra mí y mi familia. Tuve oportunidad de conversar telefónicamente con uno de sus asesores, un abogado de Quilmes, y se negó a atenderme o prestarme colaboración. Imaginate si elevaba una carta. Iría a parar al cesto de papeles como hicieron siermpre con mis reclamos por escritos los Colegios de Abogados y las instituciones de gobierno nacionales, provinciales o municipales.

4) Cito un ejemplo para la mejor comprensión: Avellaneda, tras veinticinco años de iniciativa personal, (o “rompepelotismo”, dirán algunos) contra la negativa mayoritaria del Centro de Abogados zonal que se postulaba “lomense o laplatense” consiguió instalar un Polo Judicial, con Fiscalías propias. Faltan todavía al menos dos años, si es que llega ese día, para que funcione un Departamento Judicial acorde con la población del distrito, que pueda resolver los conflictos locales sin tener que desplazarnos a Bánfield (Camino Negro y Larroque) donde unos pocos Jueces penales tienen que dictar sentencia en DECENAS DE MILES de CAUSAS.

Avellaneda es una ciudad contradictoria y una hoguera donde se ven marcadas las diferencias de clase y la subida de la brecha entre ricos y pobres, por ser, al igual que Lanús o Bernal, una de las sedes privilegiadas de depósito de drogas, dado que está rodeada de asentamientos o villas, que el gobierno municipal se empeña en erradicar con el sacrificio de una clase media y alta que vive en zonas residenciales o comerciales. Al poco tiempo, la Nación vuelve a enviar una tanda de desplazados marginales para la ciudad vecina y como el acceso a Capital Federal está limitado exclusivamente por dos o tres puentes que cierran las autoridades policiales o los piquetes en casos especiales, la seguridad de las bandas del narco que captará esa mano de obra desocupada está protegida por el aparato político y policial.

Nuestro Ministro de Seguridad Dr. Carlos Ernesto Stornelli es posible que subestime el problema de la colombización del cordón del Gran Buenos Aires, que es por otra parte el voto mayoritario aportante para la continuidad del sistema irresponsable a nivel nacional y afecta a todo un país que es modelo experimental de Latinoamérica. Los ajustes de cuenta que vienen ocurriendo, el caso inédito de Gral Rodríguez, los suicidios y las muertes por accidente en rutas dan un claro ejemplo de que la solución pasa por lo político, además del ámbito jurídico.

Las soluciones existen.
Son puntuales y la complejidad del tema impide profunidizarlas.

Primero: LEGALIZAR LAS DROGAS. NO DESPENALIZARLAS COMO QUIERE EL GABINETE OFICIALISTA ENCUBRIDOR DE LAS ACTIVIDADES ILÍCITAS DE LOS EE.UU. Ya me extendí sobre el tema y me comentaron mis alumnos que Jorge Lanata (en lista negra hace años) explicó la diferencia tal como hice en internet en un programa de televisión, que los chicos no recordaban cual era).

Segundo: ACTIVAR LA DEPARTAMENTALIZACIÓN Y EL FUNCIONAMIENTO GENUINO DEL PODER JUDICIAL. EXIGIR CALIFICACIONES ADECUADAS PARA LOS JUECES, SECRETARIOS Y FISCALES DESIGNADOS Y PROVEER A LA DIFUSIÓN Y PUBLICIDAD DE LAS LEYES, CON SU DEBATE EN LOS MEDIOS PARA UN ANÁLISIS CRÍTICO POR LA COMUNIDAD.

Un médico tiene un altísimo nivel de educación y sin embargo seguramente ignora las consecuencias de la Ley de Quiebras, que cambió en los últimos años, y que significa y da marco legal al vaciamiento de las empresas con procedimiento defraudatorio al fisco, a los trabajadores y a los productores de bienes y servicios, por una sanción de ley hecha en el marco de un gobierno cuestionado como el menemista, que no fue modificada. Como ése, cientos de leyes del mismo tenor de desabastecimiento, semi-esclavitud, entrega de capitales que siguen vigentes mientras los periódicos discuten sobre índices de riesgo o datos falsos de inflación. El pueblo percibe mejor que nadie que eso es pura basura retórica para seguirlo sometiendo a un estado de servilismo y de empobrecimiento gradual.

Hay superabundancia informativa, y ninguna educación a la sociedad que habiendo terminado sus estudios formales tiene la motivación y el deber de continuar debatiendo sobre los motivos de la corrupción, la decadencia y la perversidad del imperialismo para incautar nuestras reservas.

Estos debates no le convienen a las mafias enquistadas en el ámbito del gobierno, que hacen su mayor negocio con el acopio de drogas ilegales y el lavado de dinero. Por decreto de C.Fernández, manejarán ahora el de la efedrina -legal y rentable- y la crisis se irá profundizando hacia el totalitarismo absoluto de la ideología y la persecución de los opositores con métodos clandestinos.

<strong>Como decía Beliz “Argentina está en un nido de viboras”.</strong>

Ojalá esta carta sirva para poner el acento donde hay que ponerlo y se haga Justicia con tu hijo y con todos los inocentes y culpables que habitan el suelo argentino.

Lu

EN EL DÍA INTERNACIONAL DEL BLOGGER.

FELICIDADES A CREADORES, COMENTARISTAS Y LECTORES DE LA RED.

LOS OSCUROS PEONES DEL REY (Un poema de Lucía Angélica Folino dedicado a los RENACUAJOS mercenarios) y un video sobre el PROYECTO BLUE BEAM.

Estoy harto de holocaustos de carneros
y de la grasa de animales cebados
no quiero más sangre
de toros, corderos y chivos.

Primera visión de Isaías.
Oráculos

LOS OSCUROS PEONES DEL REY.

Cuando
desampara el deseo a los peones,
y la cuerda que tensa la guitarra del Rey
se rasga

y enmohece la lírica del sordo y compañía,

cuando
se alzan en ejércitos de furia,
perdiendo los papeles en el toque de diana,

cuando el pozo de lobos de la guerra
simula un bache do esconder carneros

y el magrib y la aurora se confunden
en un horizonte nebuloso
en sombras,

llegan los tiempos del oráculo:
los oscuros,
aquéllos que ni rastro dejan en la arena,
los tímidos,
los hombres y mujeres de su Alteza y Señoría,
esa peonada jornalera,
harta de holocaustos
nutridos de la humana piel
de los pequeños hermanos,

renegará del Pentágono y sus órbitas terrestres,
y les dará venganza por mano propia.

Construiremos juntos el pesebre
en el Rayo Azul de sus embustes y caprichos.

UN VIDEO RECOMENDADO.

PROJECT BLUE BEAM 2008.

EL EXPERIMENTO DE LORENA BASSANI Y LOS MOTIVOS POR LOS QUE SIGUE EN CARTELERA – por L.A.F.

Hoy es feriado en Argentina.

Recordamos el aniversario del fallecimiento del Gral San Martín. Lejos de las polémicas sobre su persona, su origen y sus tendencias políticas el prócer de la Patria nos legó varias enseñanzas éticas de valor y nos permitió comprender, junto a otros grandes de su misma talla, que la liberación de los países es un proceso lento y difícil que no se resuelve en terrenos militares.

Lo traigo a cuento, porque hace tiempo que quería decirlo y esperaba un gesto espontáneo de los responsables de clarin.com. Pensar que no existe editor responsable y que los jóvenes que saben bastante más de tecnología que las personas adultas sean los encargados de dirimir los asuntos de tapa es casi un suicidio de las civilizaciones.

Hace mucho tiempo, durante el período posmodernista se fue intensificando hasta límites estrambóticos, que la imagen es la herramienta publicitaria antes que la palabra que es la que produce un conocimiento articulado. La necesidad de volver a cauces que nos permitan reconstruir moral y económicamente nuestro país, nos conduce necesariamente a la responsabilidad de los medios de comunicación audiovisuales.

Ignoro la cantidad real de lectores del diario por internet. Presumo que muchísimos por la trascendente cantidad de argentinos en el exterior, por las relaciones periodísticas con Latinoamérica y porque en los noticieros de los canales, televisión por cable y todas las radios nacionales se lo cita como fuente de información permanente, lo que significa una publicidad adicional que no es menor. No digo con esto ninguna novedad.

Entonces mi pregunta, que no es pregunta sino planteo del dilema es la siguiente:

¿Qué se logra permitiendo que al abrir Clarin blogs (y recuerdo que en la tapa se conduce directamente a este espacio en “ver todos” lo que me parece un criterio inteligente y democrático de la cuestión internáutica) se mantenga en la cartelera de blogs estables a Lorena Bassani?

Sus ochocientos comentarios inventados o apadrinados desde una producción interna nos refleja la poca validez que tenía su malicioso experimento. Lo que más nos sorprende es como con una pluma impersonal y una escritura de diario íntimo haya conseguido dar el salto hacia lo que podríamos denominar “el estrellato de los blogs”.

Tiene su explicación. Lorena B. escribió su pedido de socorro “quiero un novio” en un blog de la comunidad. Desde allí, pese a que continuamente se están creando blogs, bitácoras que en líneas generales no aportan nada personal sino que reproducen contenidos mediáticos o literarios, se baja a toda velocidad en las listas de últimos blogs creados o de últimas entradas agregadas. Este procedimiento que existe en otras comunidades es válido, para seleccionar las materias que nos interesan y descartar las que no. Quien no sea lector de poesía, lo más probable es que pase por alto algunos blogs notables que he leído en la red, reproduciendo libros inconseguibles por tener una escasa tirada comercial. De las bazofias que publican las editoriales con menudo olfato artístico y sospechoso rigor intelectual ya me extendí oportunamente con la parodia a las rimas de “Belén Franqueso”.

Retomando el hilo de nuestro interés en manifestar que sin perjuicio de comprender la importancia de que los grandes grupos periodísticos apuesten a tener al lector cercano y eso les permita evaluar el contexto publicitario y el mercado al que apuntan, que es el sistema capitalista que nos permite ejercer una cierta libertad de prensa y expresión, reclamo un criterio armónico y acorde con los tiempos en los que algunos pocos hemos decidido que con el advenimiento del nuevo milenio se acabara una estructura dominada por imperialismos y volviéramos a reconsiderar el aspecto de los valores.

La familia endogámica de la multimedia arrasa con ellos.

Las escuelas hacen grandes esfuerzos para proveer una educación axiológica, aunque algunos maestros y profesores de las nuevas generaciones siguen tan pegados al modelo impreso en sus tablillas en blanco que no tienen elementos para hacer una didáctica sobre el pensamiento genuino y crítico de una sociedad globalizada, donde lo que está en llamas es nuestro destino de INDEPENDENCIA Y EQUIDAD que debería ser el único objetivo de los que se dedican a la ciencia Política.

En comunidades vecinas, elpais.com/blogs donde participo desde el blog ENFUNDÁ LA MANDOLINA, en blogspot.com donde tengo varios espacios que utilizo como bitácoras de archivo, en wordpress.com donde he participado reiteradas veces, no existe eso de “los blogs más comentados”. De ahí que el blog de Lorena Bassani nunca hubiera trascendido a la vida pública. Su relato no interesaba si no se le ponía el foco de luces en radio, televisión y diarios como “fenómeno mediático“.

Por cierto, el objetivo no era más que experimental. Se burlaba de los lectores crédulos (si es que hubo alguno real) y proponía un criterio que desvalorizaba a la mujer mayor de treinta, ante la feroz competencia de las jovencitas que no temen prostituirse ni arreciar con valores, que algunos pseudo progres, y remarco enfáticamente lo de “pseudo”, falsos intelectuales de la izquierda recalcitrante digan que es un pensamiento de derechas. Ya sabemos que esas distinciones fueron apenas válidas antes de la caída del muro de Berlín y la situación contemporánea es de una diversidad que cae fuera de ese modelo reproductor del siglo XIX, con filosofías de Marx o Adam Smith propiciando una dialéctica hegeliana que solo beneficia a los poderosos, que como es de suponer no están alineados de ningún lado excepto en el de sus cuentas bancarias y cajas de seguridad.

En este multiespectro global, seguimos siendo pacatos, mediocres, amparándonos en la mezquindad histórica de aquellos señoritos bien, con pañuelito de seda en el cuello y ramito de flores amarillas para sus musas inspiradoras y que inventaban una Clara Beter para alimentar la tirada de sus publicaciones misóginas, mofándose en secreto de los ingenuos al estilo de Juan Ramón Jiménez (era un poeta lírico que ganó el premio Nóbel, además de ser autor del libro más leído por la generación de los padres de los chicos que no tienen idea que es “Platero y yo” y lo confunden con el conjunto español que juega con la sinonimia).

La nueva revolución la haremos con educación y difusión universal a través de los medios masivos. De nada sirve que nuestros discursos pedagógicos no sean entendidos por los usuarios por falta de herramientas intelectuales y materiales de acceso a ellos.


La dictadura de la izquierda “a la violeta” dio paso a la dictadura de la lucha armada de los que decidieron que la única revolución posible era tomar las armas y defender un ideal que terminó pisoteado por teorías económicas criminales a las que adhirieron gustosos a cambio de una nutrida coima.

El régimen de la corrupción, el endeudamiento y el genocidio que nos dejó mudos durante décadas, lo trajeron los pichones que ahora hacen negocios mediáticos y artísticos de baja estofa y deportivos con el tráfico de personas -los deportistas y técnicos que valen más que centenas de científicos e investigadores -con total impunidad de conciencia.

Mientra tanto, las mujeres que ganamos un lugar a pulso, con inteligencia, sacrificio y desarrollo cultural, a costa de un esfuerzo doble porque debíamos seguir cumpliendo nuestros deberes de “mujer de la familia” ocupándonos de padres, hijos y espíritus santos, tenemos que soportar verle la cara a una “periodista” y “escritora” que devuelve en nuestros rostros el fracaso de su proyecto de vida y que a lo que más aspira es no a enamorarse sino a conseguir un candidato que la mantenga.

Permítanme la expresión: Puaj. Qué asco de cultura barata de revista de modas.

Si se lo consideraba como un espacio de humor, vaya y pase. Pero, nuestra tradición humorística dio para más, y nos abrió los ojos sobre lo encubierto, lo que no podría ser dicho de otro modo.

Esa es cultura femenina de revistas viejas que venden en packs de rezago, a las peluquerías y consultorios odontológicos por la cuarta parte del valor de las nuevas que dicen exactamente lo mismo y muestran las mismas imágenes de “una rubia debilidad” y de “la mejor cola del verano”, que a estas alturas ya son marca registrada en la mente del consumidor. Perdón por usar la palabra “mente”. Parece que pronto volverá a estar en cartelera porque un catedrático español de la Universidad Complutense de Madrid, escribió un libro para ¿a qué no se imaginan? decirnos que ahora existe. Puede volver a decirse, ya ven. Los psicologistas están aterrados. Se les termina el negocio de la confesión y el pecado/ la terapia y la patología/ el exorcismo y la salvación/ y tendrán que buscarse empleos dignos.

Y los chicos que alardean y repiten “la religión es el opio de los pueblos”, ay ¡cómo aburren!, porque todos van a Villa Freud o hacen cursos de reiki para encontrarse en el insight de sus egos adoctrinados y especulativos.

Galeano dice en un inolvidable verso de su poema “Los ninguneados”: los ricos hacen arte, los pobres artesanías”. Cara y contracara: es una media verdad de una media mentira, al mismo tiempo. Es la gran paradoja de los poetas. Verdad porque a los más pobres no se los educa en el arte, carecen de medios para realizar un trabajo constante, se lo obliga a jornadas laborales cada vez más extenuantes, se explota su fuerza de servicio amparando con leyes a estafadores y ladrones de propiedad intelectual y mentira porque nos obligan a adular cualquier escoria que firme un apellido famoso mientras que talentos descollantes mueren olvidados o son linchados por las masas.

Por todas estas consideraciones, las nuevas que iremos aportando y para echar por tierra los resabios del prejuicio con el que se soban el lomo los “acomodados” cuya expresión española es la de “enchufados” y resulta mucho más gráfica todavía, quiero pedirle a las autoridades de la Clarin Blogs, que:

Bajen el blog de Lorena Bassani al mismo sitio que ocupan los que afortunadamente y por la gracia de Dios dejaron de publicar nuevas entradas, como la “señorita Sudaquia” o las “patito feo”.

Utilicen el criterio selectivo con cordura y respeto por la obra creada, y en caso de considerarlo necesario orienten al público lector en la calificación más estricta.

Quiten el espacio destinado a “los blogs más comentados” dejando solamente los “últimos comentados” para dar espacio a la respuesta de los que están activos en su publicación. Evitaremos la discusión política estéril de los bandidos de un sector u otro que en lugar de debatir ideas o transmitir conocimientos suman vergüenza a la decadencia de la ciudadanía y al Estado de Derecho.

Y por favor, mis amigos: dejen de creérsela. Estamos de paso. Todos nos merecemos una buena vida. Si no lo entienden o no lo leen porque mi escrito es demasiado largo le pediremos a los dibujantes e historietistas que lo ilustren. El humor gráfico es otra cosa, y no debe llevar texto o debe reducirlo a la mínima expresión: así el vulgo lo entiende mejor.

Pero, bueno, si hay que bajar a ese nivel de mentalidad infantil, hagámoslo.

Todo sea por la Patria.

Lu.