Posts etiquetados como ‘amor’

La gripe PORCINA de la MARRANA/GORILA/BALLENA/LORITO/SUBCOMANDANTE MARCOS/MORENA/LUNA DE AVELLANEDA/ DENGUE / PANDEMIA : el PACO DE LUCÍA.

En tapa del diario clarin.com aparece un editorial sospechoso.

Se hace eco de una serie de truchobloggers que firman y confirman el terror a la gripe A, con nicks y nombres falsos. El miedo a aparecer en público de estos pichones de periodistas ad hoc mete más miedo que la gripe común. Son alentadores a sueldo de las proclamas significativas. Hace un tiempo me enfadaba con esos espectros. Ahora comprendo que son empleados a destajo para la promoción de la decadencia argentina (e iberoamericana), que tanto le interesa al norte dominador.

Muchísimas veces, hasta el hartazgo de los lectores y oyentes en algunos casos, advertí que para comprender los mensajes masónicos de los conspiradores había que leer la entrelínea y descifrar ciertos códigos, que en varios casos remiten a mi humilde persona. Los expuse y varios de ellos aparecen en el Diccionario de la masonería española en una edición de lujo, con tapa dura.

Para los escribientes del multimedio clarin.com/ prisa y sus repetidores, los “personajes” que se inventan y las sobrinas de Endemol (Cumbio) que sacan a relucir como heroínas floggers, son como un relleno sanitario. Los analistas que eligen trabajan para un sistema imperialista que quiero creer que comprenden, pero que subestiman en cuanto al deterioro y la inmoralidad que ocasionan a Latinoamérica.

Brasil, con una geografía más extensa que la Argentina y con un mapa poblacional más grande y complicado que el nuestro, tiene una cifra mínima de afectados por la gripe porcina – dice Joaquín Morales Solá, supuestamente aterrorizado por la maniobra concebida con toda prolijidad por el gobierno.

Néstor K, había advertido antes de las elecciones que si él perdía, se venía una especie de hecatombe universal. Pese a algunos inconvenientes, uno de los cuales yo misma fui víctima de la prepotencia de los fiscales oficialistas y el gendarme del ejército a cargo de la custodia de urnas, las elecciones se desarollaron con prolijidad y sobre todo, habiendo sido advertidos por mi parte, en ocasión de la “derrota” de Luis Juez en Córdoba en el 2007, los muchachos antes de irse a festejar contaron y cuidaron la transparencia de lo que el diablo sabe por diablo pero más sabe por viejo.

Harta y reharta de ser ninguneada en todos los medios masivos sobre formas de acción e ideología política, durante los nefastos noventa, me dediqué a ejercer la docencia a nivel secundario.

La proscripción que sufro (http://lasmanosdejuanperon.blogspot.com) desde el “corte de manos” y pacto de silencio menemista/radical por ocupar la tercera posición que hoy hace de Brasil -que la emplea bastante bien- una de las economías más importantes del planeta y nos deja sumidos en una desazón por nuestra “selección argentina” otrora imbatible, me amparé en los más jóvenes para orientarlos a estudiar y trabajar con sentido de un patriotismo integracionista. Los más chicos eran “los mosquitos” de los que dimos guerra a los modelos de la decadencia. La bipolaridad de yanquis o marxistas tiene que terminar. La consigna que debemos sostener es liberación o dependencia, y nosotros elegimos la liberación de los absurdos dictámenes que perjudican inclementemente a nuestro hostigado Sur.

Por supuesto, que Brasil con más de doscientos millones de habitantes tiene una realidad mucho más difícil y peleaguda que la nuestra con 40 millones. Pero, a diferencia de nosotros, ellos sí se guían (especialmente LU-LA) por la inspiración de “la loca de la página” a quien sin contemplaciones ni vergüenza llamaban y burlaban como “la marrana”, “el lorito paranoico” y todos los nombres maliciosos con la retórica de la prosopopeya para mentarme.

Llegados a este punto, la saturación del Paco (la amenaza del narco) se agrava. Hay peligros que no podremos evitar sin una actitud comprometida por los que tienen el privilegio de acceder a la prensa masiva.

Mi postura histórica y geopolítica no ha cambiado. Siempre fui coherente con mis ideales: un gobierno del justo medio, la tercera posición, la tercera vía, el eclecticismo, la sensatez del buen padre de familia, la prudencia como modo de hacer Justicia, que si es justa no hace falta decir que debe serlo para todos: una justicia social por naturaleza, que respetara las propiedades privadas y pusiera límites a los abusos del mercado corporativo.
Algunos candidatos repiten consignas como un librito, antes de ser elegidos en las urnas. Después son tan ineptos que ignoran el modo de hacerlo. O no lo ignoran y acomodan sus negocios al mejor postor para enriquecerse con la gestión de sus gobiernos, que es tantísimo más grave y deshonesto. Sin embargo, una vez que están dentro del círculo se agobian con el “no se puede”, son timoratos insufribles y ya no me tienen a mano para averiguar por qué no se puede. Así, víctimas de la sodomía que ejerce EEUU sobre sus personalidades endebles, se van apañando en los silencios de su secta, rango o religión o dogma y se escudan en el miedo por falta de carácter.

El problema es que ninguno de ellos es capaz de hablar sobre lo que no se debe hablar: LA LEGALIZACIÓN DE LAS DROGAS como eje de la perpetuidad marginal del subdesarrollo latinoamericano, donde los países ejercen el tráfico ilegal, no tributan impuestos sobre la mercancía y les entregan en mano a los lobistas bancarios el dinero para “blanquear”. Y da la coincidencia nada casual de que esos servicios financieron son determinados por el país que los sentenció antes de sacarlos a la calle a arruinar sus vidas y las del prójimo: EEUU.

Digo esto a raíz de la famosa “pandemia” con la que ahora el imperialismo quiere perpetuarse en su fraude organizado para conseguir tras la guerra química de los laboratorios (el tercer negocio más importante del planeta después de las drogas ilegales, el narcotráfico y antes que el fútbol, que está considerado el cuarto).

La experiencia nos dice que la tal pandemia (inf lu en cía porcina) ejerce una presión tal que muchos están sintiendo regurgitaciones, vómitos y mareos porque a raíz de la inocente pregunta sobre mi persona temen lo peor. Lo peor para ellos es perder sus puestos ostensibles y sus dineros de la corrupción. Son tan lastimosamente corruptos que piensan que todos compartimos su condición de canallas.

Cuando comencé a advertir que la pandemia era una estrategia, y me llegó la noticia de que el laboratorio dueño del medicamento y la vacuna es Rumsfeld y otros accionistas halcones de Bush Jr (hombres de la CIA) -porque todo me lo hacen llegar para que me anime a gritar lo que algunos están impedidos, dado que soy inimputable al tener presencia interanacional y por la cantidad de años en la que se nos viene engañando porque nos toman por la “gilada”, que consume sus basuras antiecológicas, repito, cuando empecé a decir que el terror solo conducía a una derrota en las urnas, supuse que el gobierno no estaba enterado de la situación. Ahora, un poco más esclarecida, planteo que sí lo estaba y solo aguardaba los resultados, porque tal y como lo habían anunciado, están gestando un golpe de Estado de los que serán una pieza fundamental.

Repito: están tramando un golpe de Estado en complicidad con Gran Bretaña. Lo mismo que hicieron en los años 70, los montoneros de la seudo izquierda. Con todo el dinero que ya está en cajas fuertes del exterior se irán “exiliados” y dejarán el paso a los siguientes corruptos de turno, que se encargarán de desbastar y devastar el futuro que nos corresponde por tener uno de los países más ricos del mundo y peor administrados por la anuencia (tal como hemos visto que ocurrió como un diseño inteligente en los videos de la BBC “The trap”) de los diseñadores de la inteligencia secreta.

El asco de dirigentes que impiden el acceso aunque me vienen perdonando la vida no son sino los mismos que en el escenario de la guerra fría y sus familiares. No los menciono porque ya los nombré demasiado y no quiero que parezca que están solos en su genocidio.

Tienen muchísimos aliados: millones de aliados en el pueblo indiferente, bobo e insensible al prójimo.

que se preocupa porque no cierren estadios y no condena el cierre de las escuelas, ante los lineamientos secretos que responden a la perversidad.

Los que saben y se callan, los que tienen miedo, los que usan barbijo o mascarilla, pasamontañas o nicks,(palabra que viene el slang inglés y significa: robar) son deplorables súbditos de la corona, que tiene bien registrados sus ip y conoce cada dato de sus realidades empíricas.

Entonces, impusieron a la Provincia de Buenos Aires un plan de EGB, para que la educación separe su nivel de excelencia con telón de acero de la elite capitalina.

Vale decir que lo copiaron de la escuela básica española para desmantelar cualquier tipo de pensamiento crítico.

Los docentes hemos resistido, tras muchos años de lucha la iniquidad de una educación discrimatoria para nuestros pueblos más humildes y al fin, se cambió la Ley de Educación. Sin embargo, la expulsión de los mejores ministros del gabinete que alentó la voracidad K (Filmus, Lavagna, Ocaña) nos permite inferir que siguen insistiendo en destruir el plan de educación para todos, con idénticos niveles de calidad y conocimientos.

Algunos padres hicimos lo que pudimos tratando de dar acceso a nuestros hijos a la educación en escuelas privadas o subvencionadas con el fin de evitar la caída en picada y el deterioro intelectual generacional, somos aquellos que insistimos con valores educacionales que se muestran en desuso. Sin embargo, no fue suficiente.

Hoy nos cierran las escuelas durante quince días extras al período vacacional. No es que las adelanten. Prolongan las vacaciones invernales.

Este apaño de la prensa ante la indignidad de la discriminación que la pone al INADI en el ojo de la tormenta, nos provoca náseas porque UBA, el Carlos Pellegrino y el Nacional Buenos Aires no cerrarán las puertas. Así queda fuera del tracto, el resto de la Capital. La exclusión es mucho más seria que nunca.

El barbijo equivale a la foto de aquella enfermera que decía shhh… “el silencio es salud” o “en boca cerrada no entran moscas.”

El pedido de que no se visiten ni aglomeren por el contagio que implica se identifica con la prohibición del derecho de reunión en asociaciones lícitas.

El cierre de escuelas discrimatorio es un claro punto de inflexión. De los privilegiados saldrá el nuevo semillero de violentos montoneros, golpistas, terrorismo de los aventajados que se llevarán la mejor parte del pastel de bodas. Algunos serán repudiados, otros admirados, hasta que vuelvan a manos de los repudiados las armas y así sucesivamente. Sine die.

Si la prensa no habla ahora, que después no vengan a jactarse y a darse premios con besos por el compromiso moral y ético del que se vanaglorian. Si los que tienen la información no hablan ahora, no nos vendrán a engañar con subterfugios ni mentiras alucinantes para sacarse fotos con los muertos. Si los chicos no se educan ahora, mañana serán hombres necios, sucios, manchados por la desesperanza, descreídos y enfermos.

Se muere gente todos los días: infartos, sida, cáncer, enfermedades endémicas de la pobreza y el subdesarrollo, accidentes aéreos y automovilistos.

Por desgracia es el destino que nos toca a los seis mil millones de seres humanos que debemos compartir la Tierra.

Hasta la muerte

………………………….que es hoy.

Es cierto que nos angustia tener que morir. ¿Quién no lo sabe? Pero, podríamos vivir nuestras breves existencias con felicidad y entereza. Con la dignidad que da el trabajo cumplido. Con el amor de quienes nos rodean, nos besan o abrazan sin ponerle al otro el estigma de infectocontagioso.

Ya saben ahora donde está la CAJA NEGRA:

LA INTELIGENCIA DEL AMOR VS. LA GUERRA DE LOS MISERABLES.

Adelante, prototipos de la locura insatisfecha que no reconocerán las fuentes de la musa:

pueden usar, citar, recuadrar, y repetir, en tanto que en la edición no manipulen el concepto.

No se cobra derechos de autor.

Lu

Tú me dabas tanto (un poema de Lucía Folino) y un FELICES CUATRO ESTACIONES PARA TODOS.

TÚ ME DABAS TANTO.

“Huracán de distancias Cortezas de los árboles Monjes mudos
El Universo está lleno de silencio”

JOSEP CASADESUS PURSALS

Tú me dabas tanto.

Tu espíritu nostálgico,

las estaciones últimas

de un fantasma viudo,

los pájaros piando y el espesor de la noche.

Tú me dabas tanto.

El mar, los callejones,

los viñedos, la esquila,

los tinteros, el alba,

las líneas del soneto paralelo en catorce.

A veces me prestabas, el oído

con pellizco de monja carmelita.

A veces me guardabas en baúles

de ébano el eco de arrebatos

de rabia o inocencia.

Qué triste está mi mayo

sin tu boca,

por pereza mis labios

no buscan sustituto.

Tu recuerdo me embriaga

tremendo, fiel, amante,

doctor en bendiciones

de ensueños de maestro

ascendiendo a la luna

como una madreselva.

Acaso nos encuentre

otra forma de exceso,

en prosas de secretos

virginales y puros

de puntillas al céfiro.

Acaso fuera yo tu poesía,

y tú ese promontorio

que arrulló a mi costado

sin llegar nunca a casa,

sin decirnos qué pasa detrás de la frontera

de la ausencia solemne

e intrigada.


JUAN LUIS GUERRA.

LA BILIRRUBINA.

EXACTAMENTE PARA DESEAR PAZ EN CENTROAMÉRICA, QUE EL ENEMIGO ESTÁ AL NORTE.

UN POEMA LÍRICO DE ANGÉLICO SALTALAMACCHIA (heterónimo de Lucía Folino) Y UNOS CHICOS GENIALES DEL YOUTUBE – THE XUSCOS Y MIMOCHISPA

Un poema lírico de Angélico Saltalamacchia.

“Nosotros para llegar a la Verdad preferimos los caminos tortuosos”

Nietzsche.

Los secretos dejaron de ser ocultos
el día que tu voz
los descubrió al Universo.

Nosotros,
los herméticos varones de este mundo
portábamos la antorcha olímpica
para que tú llegases
y nos rebelases
el misterio de los dioses
o del Dios, que es único
e inimitable,
según tu ciencia
y se encarna por designio y providencia
en el humano cuerpo
o en el animal profético.

Las naves que van al mar
recorrían campos secos.
Vimos asomar la Luna
y la veneramos en sus recorridos.
Te llamamos Jimena
por ser ninfa
te llamamos Lucía
por ser luz,
te llamamos Angélica
por bajar desde los cielo
con tu danza jovial
y exuberante.
Te llamamos Mujer
como única onomatopeya
de tu nombre.

Vulcano te gestó
en las concavidades del Etna.
Vienes del fondo de la Tierra
y los Hados te perfuman.
Convives con Abraham
en los infiernos terrenales
y manas como la sangre de las venas
del Stromboli y sus nobles brujas,
incapaz de todos los pecados.

Hemos coronado con laureles
los brunos cabellos argentinos
de tu raza ciclópea.
El 12 de febrero nos preparábamos
para inmolar a Fauno.
Te opusiste a su muerte,
a la muerte del hombre o del cabrito.
Tus senos son dos cabritos
canta el Cantar de los Cantares.
Te daba mucha pena el paralelo.
Te presentía la santidad
de los poetas bíblicos.
Tú, coloreaste las sombras
de la mansión de Plutón
y echaste a los dados
las riquezas materiales.

Ten piedad de nosotros,
espumosa.
Quisimos protegerte de los vientos malignos
encubriéndote.
Ignorantes de que el momento
de la revelación había llegado
para quedarse
te herimos con mentiras y promesas.

Los continentes agobiados
por el peso de las gentes
no toleraban tu nacimiento.
Eso creíamos.
Pero tú apareces
hasta en la copa del vino religioso
y del pagano licor
que guarda el ánfora sabina.
El resto lo ha escrito Horacio:
“Dejar al arbitrio de los dioses”
cuando amainen los ruidos y las pestes.
Montescos y Capuletos,
aliados y enemigos unidos
en una barcarola
te aclamarán.

Perdona a trotskistas y emperadores
con sus carros triunfales,
empujados por esclavos.
Cierra los ojos a estos odios mortales.
Perdónalos.
Perdona nuestra ignorancia.
No supimos ver la norma imperativa
en que el silencio nos susurraba
en nuestras orejas
melodiosas canciones de apertura.

Permítenos olvidar las reglas superfluas;
acallar los deseos inmaduros
del vate dionisiaco.
Súbenos a tu reino de austeridad
y simpleza.
Hemos dilapidado tu Sabiduría.
para procrear hijos despreciables
que Tú detestas:
Putas y coimeros corruptos,
Asesinos y mártires del linchamiento.

Por no querer ser mito eres la prueba,
la exacta prueba inexcusable
de la existencia de Dios,
de nuestro arbitrio en libertad,
de nuestra trascendencia.

Hemos derrochado tus fulgores.
Hemos colgado el sambenito
a imbéciles criaturas
vulgares y silvestres,
que fueran opacos esbozos
de tu linaje redentor.

Así supimos de nuestra debilidad
contra el designio divino:
La inspiración en lengua
instintiva y monacal,
de oruga a mariposa.

El abandono es un potente erizo subterráneo,
nos has dicho.
Verdad es.
Pues, tiene púas
y recorre el camino
furtivo del milagro
que se esparce con tu paz.

¿Cómo no reaccionaste
ante tamaña adversidad
incoada por acciones dolosamente
tremebundas?

La chispa de tu astrología
te salvó la vida y la consumió
nuestras hogueras de mediocres.

Salva ahora nuestra vida y nuestra fe.
y la de los sucesivos que vendrán
a cobijarse en nuestro espíritu,
contra doctos y profanos
con sus decadentes gobiernos subvertidos,
que acopiaron las divisas
en Bancos que no existen,
y acabarán arruinados por las infamias
que cometieron en tu contra,
y nosotros,
nosotros, los flameadores de tu blasón,
lo hemos consentido
como si fuéramos apenas
yuyos de la carretera y
espectadores de un teatro
que nos holgaba por el orillo.

Transmuta nuestra ceguera
con valor, perseverancia..
Danos tu llave
para poder cruzar esa frontera
hacia la Gloria y la Grandeza.
Nos llevas varias millas de ventaja.
Tú, que posees la fórmula sagrada
de la alquimia:
Haznos héroes, testigos y devotos.
No simples acólitos de un Iglesia
perecedera.
Echa tu red al mar,
que los peces están esperando tu captura
deseosos de escapar de las profundidades
umbrosas y letales.
Permite que se cumplan los tiempos
del ascenso de los neófitos
a la sabia felicidad
que impartes.

THE XUSCOS Y MIMOCHISPA.

NO HAY NADA PEOR… QUE UNOS MIMOS BAILANDO.

SI HAY ALGO PEOR DÍGANMELO.

EL PRÍNCIPE Y LAS MAREAS LITERARIAS (un relato de Lucía Folino sobre su encuentro con Nick Nolte) –

EL PRINCIPE Y LAS MAREAS LITERARIAS.

Nick Nolte.

EL PRINCIPE Y LAS MAREAS LITERARIAS.

Me parece que fue un miércoles por la tarde. Tal vez, martes. No lo podría precisar con exactitud.
Acababa de cruzar la avenida con rumbo a los cines de Lavalle y al pasar por el Petit Café, creí descubrir a través de la vidriera que da a 9 de Julio, a Nick Nolte escudriñando Buenos Aires.
Pocos días antes había lo visto en un canal de cable en aquella película cuyo nombre ahora se escapa de mi recuerdo, en la que él actuaba como profesor con mi adorada Bárbara. Es igual para el caso. Llevaba una barba apenas crecida y sus ojos encerraban un trasmundo inofensivo.
Tuve un reflejo automático. Estimulada por mi adicción al café de las confiterías céntricas torcí mi rumbo y entré a ese bar, con paso decidido. Me senté en una de las mesitas que dan sobre Corrientes.
Él estaba acompañado por una señora bajita, de piel morena, de unos cincuenta y tantos años. Aparentaba ser una secretaria. Se la notaba excitadísima mientras hablaba por su celular en un mal inglés de academia. Nick no me quitaba la vista de encima. Yo me sonreía internamente por la exótica situación.
Nadie lo había reconocido porque los diarios no habían anunciado su llegada al país. Era un viaje de los que los artistas llaman de incógnito, como si ser desconocido fuera solamente cuestión de proponérselo usando un pasaporte falso o un traje de corte y confección barata.
Al cabo de varios minutos de extrema afectación, la mujer se levantó para ir a perfumarse todavía más. Fue en ese lapso que él llamó al mozo y le pidió que me entregara una servilleta de papel con un número de teléfono.
Cuando la mujer regresó del baño yo ya había pagado mi cuenta y él esperaba ansioso el momento de mi salida.
Nos cruzamos en la puerta giratoria.
Yo exclamé alborozadamente:
-Aren´t you Nick Nolte?
- Yeah.
-NOOOOOOOO. No es él. No moleste al caballero, señora- gritó la asistente con porteño acento típico de La Paternal.

Él me guiñó un ojo asombrado, enarcó las cejas y se perdieron entre la multitud de gente.
Un par de horas después,horas que me parecieron medio siglo, marqué el número que me diera por intermedio del mozo y del otro lado del aparato relució su dulce voz invitándome a cenar en un hotel de cinco estrellas esa misma noche.

Aquí interrumpo el relato.
Si contara qué pasó entre nosotros, muchos no me lo creerían, o dirían que soy una mitómana crónica, o una prostituta de ocasión o una incurable soñadora o… tampoco me interesa…

Decido callar.
Es la mejor manera de que se sepa cual fue el final de la historia. De verdad.

Barbra Streisand and Bryan Adams -I finally found someone-
“I finally found someone
That knocks me off my feet
I finally found the one
That makes me feel complete.
It started over coffee
We started out as friends
It’s funny how from simple things
The best things begin
.”

VENITE CONMIGO Y UN VIDEO DE SURREALISMO.


VENITE CONMIGO.

Si me dijeras “Venite conmigo”
lamería el blando camembert
de tus labios exangües.
Secaría el sudor de tus pies,
lirios descalzos,
con mi lengua de ratón sediento.
Pondría rosas en las tumbas
de los amantes desconocidos
y sol en los almacenes
de los veteranos de guerra.
Adoraría a vírgenes, hechiceros y magas,
dando gracias
a suicidas y demonios,
al Rey de Inglaterra
al bastonero de las escolleras,
a tu nuca
de tan minúscula santidad.
Sería el leño del quebracho
que atiza el fuego
de la conjurada salamandra,
la endecha elemental,
el tumulto de las caravanas circenses.
Pagaría mis impuestos,
hasta los más injustos.
Dejaría de correr maratones
contra pájaros cautivos
y sobre todo, sobre todo,
dejaría de vivir en tiempo condicional
de rocíos de ópalo
para estancarme
en las aguas trascendentes
del lago incondicional.

EL DARDO – Un poema de Lucía Angélica FOLINO – y un videído alusivo.

01 Ago 2008

EL DARDO – Un poema de Lucía Angélica Folino

Escrito por: Lucía Angélica FOLINO el 01 Ago 2008 – URL Permanente


EL DARDO.


EL DARDO.

Cuando una halla la religiosidad,
lo infinito,
la fe en el amor,
enseguida se anotan las Iglesias
para hacer su agosto,
los fatídicos gurúes,
los profetas de tarifas inescrupulosas.

Después, esa gente
te vende un seguro,
por si quiebra tu compañía de seguros
y te plantan sus séquitos dorados.

Como estos viles
tampoco tienen pensado abdicar
por el momento,
tendremos que seguir manteniendo
patronatos, templos, imperios, reinos
de cultores de la miseria.

Entonces, quiero pegarle
a una rica heredera desconocida,
que va por las calles,
mostrando sus cruces de oro,
ufana de sus limosnas.

Detesto a los poetas profanos
que estiman su belleza
como si fuera un mérito
o un atributo de Dios.

No es que desprecie
su presunta elegancia
de conducta intachable
o su refinada parsimonia.

No es que señoras como ésas
sean malas o tontas.
¿Por qué iban a serlo?
Les tocó andar por la vereda del sol.
Hablan idiomas,
lucen brillantes cabelleras
tratadas con buenos productos
desde sus nacimientos en cuna de oro.

Para ellas, el otro, los otros,
son apenas rodamientos útiles,
conejillos de indias de evolución transitoria,
mano de obra barata, confinados clientes,
público manso que los aplaude sin cesar.

Lo que me ocurre
es que nunca se cuestionan
la desigualdad.
Sus cenas de gala
para tristes caridades
alimentarían ejércitos.

No hay extrañamiento
en su rostros estigmatizados
por la prejuiciosa civilización.

Ellas sostienen el sistema.

No se incomodan ni exasperan
porque no hay necesidad.

Son especies diferentes de nosotras.
Se proclaman nobles Venus,
Hetairas superiores.

Escapan espantadas
si se las encara de frente,
aúllan de dolor
si se las denuncia por hipócritas y ladinas.

No entienden
y sollozan injuriadas
llamándonos: resentidas.
mientras sus caballeros
las consuelan
con vanagloria de sultán
y tesoros conseguidos
por apropiación viril.

No le es dado comprender
que cada cual
defiende lo suyo;
y nuestra supervivencia
depende de este grito ahogado
que lanzamos como un dardo
por no descuartizarlas.

HARPERS BAZAAR

EL PASO – Un poema del libro “Acuario Plateado por la Luna”

EL PASO.

La mujer de agua,
arropada en su túnica de siete velos,
camina deslizándose.
Las cerraduras del espacio
se prosternan ante su vulnerable belleza
como libertos de la tribu,
como meretrices de poncho mojado.
Sagitario enjaeza con su arco a los discípulos,
y le abre paso.
Las nieves de las montañas enruladas
la presienten y destellan
del otro lado del globo.
La mujer de agua es pulpa de fruta,
el vino artesanal de la bodegas,
un tam-tam de lejano origen
que se cuela en las orquestas.
Ella es el permiso que se dan los poetas
y la condena de los indecisos.
Los campos de girasoles de la ruta
voltean la cabeza
y los pétalos se acomodan
en el cuadro del desdichado holandés
para verla pasar,
igual que a una libélula,
caballito del diablo que busca la lluvia
y encuentra al sol
por una casualidad honoraria y feliz.

Un poema para los hombres, de sexo masculino, que me leen. L.A.F.-

http://lospoemasdedonalvaro.blogspot.com

ESA MUJER NO ME QUIERE

ESA MUJER NO ME QUIERE.

Esa mujer no me quiere.

Lo he intentado todo.
He cambiado de perfume,
de peinado, los hábitos;
me he vestido
como su dandy favorito.

Esa mujer no me quiere.

Ella espera a su príncipe azul.
Me olvidé de la rana
que fui en los charcos del pasado.
Le envié flores rojas,
postales amarillas,
bombones de licor
rellenos de granadina.

Esa mujer no me quiere.

Entremezclé mis caricaturas
en sus paquetes de caramelos.
Le regalé la luna
con cuentagotas.
Le escribí cartas de amor,
de odio,
de informaciones varias,
en cursiva, en gótica, en imprenta,
colgué anónimos mensajes
en sus ventanas y silencios
porque le recordaran mi nombre,
y se dibujara en sus labios
la sonrisa.

Esa mujer no me quiere.

Fueron inútiles los versos pasionales
y la acústica instrumental.
Le fui fiel por naturaleza,
infiel por darle celos,
arañé a golpes el portal de su cuarto,
dejando diabólicas cicatrices
en la madera.

Esa mujer no me quiere.

Caminé por las cornisas.
Malvendí mis caprichos
al viento de agosto
por seguirla.
Le enseñé groserías
a su loro americano.
Leí los libros de su biblioteca.

Esa mujer no me quiere.

Soy joven, culto, recio y elegante,
según dicen.
Hago deportes. Tengo un gran empleo.
Meneo las caderas al bailar.
Un buen partido.

Esa mujer no me quiere.

Me lo ha dicho mil veces.

-No te quiero.
-No te quiero.
-No eres para mí. Véte.

Le compré un anillo de brillantes,
que rechazó sin sorpresa
ni compromiso.
Perdí mis ahorros por ir tras su pastura.
Me arrastré a sus pies, por los países,
me subí a la cima
y naufragué en sus huracanes.

Esa mujer no me quiere.

Muchas bellas mujeres
me adoran,
me asedian expectantes,
me acarician el cuello
con ternura o lujuria.

Muchas bellas,
no tan bellas,
muchas maravillosas mujeres
exóticas,
rubias o morenas,
bajan mis pantalones
con los dientes,
con sensual desparpajo,
me susurran palabras
que guardaré solamente para ella,
la que no me quiere,
para su estéril corazón de arpía…

Porque esa mujer,
caballeros y demiurgos presentes,
no me quiere ni me querrá,
pero yo la quiero
y no puedo olvidarla
ni por un minuto.