Fabricando un poema

lu 1Fabricando un poema.

Encontré un montón de buenas palabras,
materia prima imprescindible
para fabricar un poema.
Les quité el polvo.
Las ordené sobre el escritorio, en fila india.
Les planté una escarapela sobre el cuerpo mórbido
y me dispuse a escribir
con la seguridad del oficio
y la inspiración bajo el brazo.
Varios días las prediqué:

Corazón de María. Madre mía.
Pero, el poema no aparecía.

El deber llamó a mi ventana:
Pagar la cuentas,
procurarme el sueldito;
barrer los pisos.
Subsumir la dignidad en diario memorándum.
Sucundum, sucundum.
En fin, ejemplos triviales.
La cotidianidad de la no-muerte
en empeños domésticos.

La imposibilidad de lo imposible
y las filtraciones de la lengua
me dejaron varada
en un célebre primer plano,
con lo inaudito del ritmo,
lo inaudible del tópico,
la tibia disciplina
del principio de la frontera oculta.

Volví a la mesa de trabajo.
con visiones ilusorias:
y multiplicidad de ejemplos,
que hirieron de repente
con su simple brizna,
condición y trayectoria
de vanas herejías.

Travesía dorada de arbitrario epicentro.
Corpus en remisión.
Argumento, maltrato y guía.
Suplirnos vulnerando el tedio.
Trillón de enigmas
tiranos al azar en la hoja seca.

Intentar lo intenté.
muriendo en la constancia,
con carta lacrada,
pulsador y timbre.
con traje y en camisa de franela,
con novilunio, sol, tormento lento.
Con vestidos de seda
he tentado a mi musa
encallada en el soplo de montañas y aludes,
en el aire borroso de ríos esplendentes,
en físicas planicies y cataratas áureas.

Inútil pasatiempo.
El poema no arriba.
Contumaz, vagabundo.
El poema no arriba.
El poema se encharca, se enloda, se abandona.
Se pierde en los tropismos,
araña las orugas,
gatea como un crío,
desciende al sumidero.

Lo poeta se cansa.
Comprende que la vida es mariposa
horizontal y efímera,
embriagada en botas de vino.
Lo poeta abandona.
Comprende que no escribe la palabra,
escribe la presencia.
Comprende que sin el palmo amado,
sin la boca cercana de su beso
la falla torna en grieta
y el calor lo consume.

La lección se termina.
Mañana, seguiremos al acecho.


Escribí tu comentario

, , ♣ Ruben (LG) ♣ dijo

Lucia
Encontraste un montón de nuevas palabras para fabricar un poema
Pero las palabras tienen sus cosas ; aunque la poeta no escriba palabras y solo escriba presencias
*
Sobre las palabras
Estuve charlando con una mujer sobre si las palabras podían ser mal interpretadas, como si pudieran significar o representar algo mas, que los que ellas significan Per se
Mi posición era, si dijiste esto, esto significa lo que las palabras representan y no lo que vos decís que representan o que yo mal interpreto
Ahí quedó la cosa
Pero yo seguí rumiando el tema de lo que significan o no las palabras
Me fui a visitar a mi tío Eulogio y lo consulté al respecto
Me miró, mientras se acomodaba las cadenas que lo atan al poste de luz, en el Borda….
Sobrino lo que las palabras valen o significan, depende de quien las diga y no de las palabras mismas
Me quedé muy confundido
¿No entiendo tío?
¿Me estas diciendo que si yo no se quien las dijo, no voy a entender el mensaje?
Así es sobrino – me respondió –
Tío no puedo aceptar eso, así como así ; deme algún ejemplo
Bueno me contestó: yo digo la frase y vos tenés que decirme que significa o quien te parece que la podría decir

¨Siempre quise ser primero¨
Fácil tío ; un deportista con espíritu ganador
No : Juan Pablo II

¨ Eres la única mujer de mi vida!
Un mentiroso, tío
No : Adán

¨Mi novia es una perra¨
Un tipo, que fracasó en una relación
No: Pluto

- ¨El coche nunca reemplazará al caballo¨
- Un tradicionalista, tío
- No : una yegua

Levantaré a los caídos y oprimiré a los grandes.
Un político, tío
No : un corpiño

¡¡¡Abajo las drogas!!!
Un luchador social, tío
No : los que viven en el sótano

¨Tengo un nudo en la garganta¨
Un tipo emocionado, tío
No : un ahorcado

¨El que llega primero es un feto¨
Una apuesta entre los muchachos del café
No : un espermatozoide
¨Vayamos al grano¨
Un tipo que se canso de hablar tonterías
No : un dermatólogo

¨ Estoy hecha una vaca¨
Una mujer gorda
No : un toro gay

¨Me cago en el Congreso¨
Un déspota
No : una paloma

¨Mi mamá es una rata¨
Un tipo que odia a la madre
No : Mickey

¨Aquí el que no corre, vuela¨
Alguien rodeado de gente entusiasta
No : un terrorista

A mí lo que me revienta son los camiones
Uno cansado del ruido
No : un sapo

¨Voy y vuelvo¨
Alguien que va hacer algo rápido
No : un boomerang

¨No a la donación de órganos¨
Alguien en contra de esa práctica médica
No : Yamaha

¨Hemos batido al enemigo¨
Un general victorioso
No ; Moulinex

¨Te la veo con desprecio, te la agarro con asco, pero te cobraré como si te la hubiese mamado¨
El pensamiento de una prostituta
No : un urólogo

¨Lo mío no es un complejo, es calentura¨
Un tipo que se violentó
No : Edipo

¨
¨Peor es casarse¨
Un solteron
No : Una ameba

¨No tengo un mango¨
Un pobre
No : Tupperware

¨Yo sí que he visto muchas conchas¨
Un desenfrenado sexual
No : Jacques Cousteau

¨Cuando te fuiste me dejaste un sabor amargo en la boca¨
Un desengañado
No : Mónica Lewinski

¨No al paro¨
Un rompehuelgas
No : Un cardíaco

Basta tío, ya entendí

¿Y vos Lucia?

♣ Rubén (LG) ♣

, , Lucía Angélica Folino dijo

Sí, entendí.

Lo explican los semiólogos en sus obras de Comunicación Social. Hay muchas horas de estudio detrás de estos chistes que suenan graciosos, en primera instancia.

Tu tío Eulogio es un genio. ¿Por qué lo tienen en el Borda? ¿Es anti kirchnerista?

, , lucia-angelica-folino dijo

Sí, entendí.

Lo explican los semiólogos en sus obras de Comunicación Social. Hay muchas horas de estudio detrás de estos chistes que suenan graciosos, en primera instancia.

Tu tío Eulogio es un genio. ¿Por qué lo tienen en el Borda? ¿Es anti kirchnerista?

, , Alejandra Albert dijo

Y lo que sucedía en Barracas, precisamente, no era “un choque entre policías y manifestantes”, como reflejaba TN en sus zócalos. Era una represión policial salvaje, ordenada por la cúpula política del oficialismo porteño, que provocó ocho heridos, casi 50 detenidos y cinco horas de debate al interior del partido autonomista porteño PRO para afinar una estrategia de comunicación que justificara sus propios excesos ante la opinión pública.

, , Houston S. Erickson dijo

-Si el escritor está interesado en la técnica, más le vale dedicarse a la cirugía o a colocar ladrillos. Para escribir una obra no hay ningún recurso mecánico, ningún atajo. El escritor joven que siga una teoría es un tonto. Uno tiene que enseñarse por medio de sus propios errores; la gente sólo aprende a través del error. El buen artista cree que nadie sabe lo bastante para darle consejos, tiene una vanidad suprema. No importa cuánto admire al escritor viejo, quiere superarlo.

, , Get Smart dijo

Por Aldo Pellegrini Las vivencias de la reclusión, los fantasmas de la locura, las angustias del apartamento constituyen los temas del primer libro de Jacobo Fijman (Molino Rojo), con una intensidad pocas veces alcanzada por la palabra. Los poemas de “Hecho de Estampa” están iluminados por una luz esencial, única, insustancial y eterna. La Luz que descarna y penetra, que vuelve invisible lo falso, que hace transparentes las apariencias. “Estrella de la mañana”, a su vez, visitado por la obsesión de la muerte, por las búsquedas de su misterioso sentido. Es una suma de todos los significados, de toda la dimensión que adquieren las cosas y el hombre frente a la muerte. Todo está referido a ella y ella está presente en nosotros. Y sus últimos poemas, los de la internación definitiva, alcanzan una calidad aún más compleja; son a la vez claros y herméticos, sobrios y densos, con una musicalidad plagada de extraños silencios. En ellos se encuentra la materia de todas las cosas, y de pronto adquieren un carácter profético que aparece siempre inevitablemente unido a toda verdadera poesía. Están como situados fuera de todo tiempo, y brota de ellos un soplo arcaico que parece destinado a remover esa permanente actualidad de lo eterno que yace sepulta en el interior de todo hombre. Aldo Pellegrini.

, , Cathleen Potts dijo

Pero la poesía, como la vida, es contradictoria. Otro poeta, también inmenso, Pablo Neruda, al ser preguntado sobre lo que recomendaría a un poeta joven, respondió sin pensarlo dos veces: “Que escriba poesía de amor”. Ergo: La dificultad de la poesía la resuelve el mismo poeta. Para ella no hay recetas. Requiere, sí, necesidad y fuerza. Para decir lo propio (aunque sea rodeado de miles de poemas sobre el mismo tema). Y lo propio nace de la sinceridad, previas enlazan a la perfección para preceder a los trabajos poéticos que me ha alcanzado Ernesto Montero, bajo el título de Todo depende del humor de tus ojos.