La hora del ave

La hora del ave

La sangre de la tumba está chorreando
en los altillos de los propietarios.
Desdeñosos los teléfonos arden
en el Cabildo Abierto
Los cónsules disputan sus truncas colecciones
maltratadas por pueblos sin prosapia,
clamando su desaire.
Se atenta en la tragedia de Rosario
con mensajes de runas obsoletas,
que exhiben copa, basto,
oro y espada
por ver como se mancha en las libretas
protocolo de tarifas y vagos resplandores
del fuego artificial del escenario.
Sigo el rastro brumoso, consumado
para ornar
cada una
de tus uñas comidas por la angustia,
limarlas y esmaltarlas,
con saliva de guerra enamorada.
Te adora mi inconsciencia de poeta,
entre muros ahumados,
tañidos de campanas y flautines,
huesos rotos.
Rotunda de cadáveres te amo,
con pupilas de lumbre pretenciosa,
por la muerte que llamamos vejez,
la edad de adultos seniles
semejantes a críos con pañales
y biberón lactante.
Casi nada.
Te quise en el instante del derrumbe,
gloriosamente humano de cenizas,
buscándote en ladrillos interdictos
que arrastran represalias.
Sin descanso me esfumo en la tiniebla.
Te amo de memoria
sobre destartaladas camas,
acre aliento entre sábanas de hilo,
para envidia de Venus,
como una madre desesperanzada.
No hay capricho en los ayes del herido,
que quepan en los sueños
con luces apagadas.
Cuando germinan los mejores versos
y el tintero está seco, de repente,
se acaban los famélicos permisos
de salida de presos del sistema;
la vanidad jadea ante los vidrios
la incipiente noción del egoísmo.
La estruendosa ronquera nos inquieta.
Se encienden las alarmas.

Lu

Los anónimos

659 óleo_tabla Caruncho cabezas con sombrero y pájaro21 Enero, 2012, 14:06

LOS ANÓNIMOS.
En las inconsistencias, apoyarse.
Paul Celan
Los anónimos son
desapacibles, medrosos.
El ofensor se dedica
a provocar la afrenta de incordiarnos.
A mitad de camino
entre rima y verso libre
el anónimo provoca
una leve ansiedad,
un estertor profundo.
Hipertensión.
Colapsos.
Hermenéuticas.
Hay algunos anónimos ilustres.
Hay otros con perlitas en los dedos.
Tienen saliva y boca de mujer,
pico de pato,
numismáticas, emblemas, estampillas.
Los anónimos son
vahajes en la puerta de un sepulcro
desconocido.
Alardes de bravura disfrazada.
Los secos esqueletos de la muerte
del alma.
Un silogismo de cobardes.
Una marcha garbosa.
Un zurcido en la falda.
El nombre del anónimo es el tuyo,
-quiera Dios o quiera el Rey de turno,
vulgar tragicomedia-.
Escrito lo imagino en tinta de arroz
a cielo abierto.
Tachado por las dudas.
Puerco espín coronado.
Crepuscular.
Ausente.
Significa lo mismo en cada gesto.
El modo de apoyar inconsistencias
La vana levedad del ser fluctuante.
Lo frágil, lo fugaz, lo vacilante.
La gota de rocío. La tristeza.
El tuyo es nombre de todos los nombres
de agónicos hatajos esparcidos
a fuerza de luchar en las tormentas.
Anónimo articula con Recuerdo.
Desata murrias o melancolías
en saga,
en línea recta o serpentina.
El mensaje va dentro de poema.
Desembocará anónimo en los ríos
de lágrimas selladas.
El poema carece de pronombres,
de motes, semejanzas y alusiones.
Desbroza el corazón, de toda laya.
El corazón anónimo cloquea.
Por no olvidarte, aquí, en esta noche
las letras se han quitado el apellido.
Estoy hundiéndome,
sumida en voces sin orquesta,
cumpliendo el sacerdocio de añorarte.
Cloc. Cloc.
Abriendo los correos,
ahuyentando las firmas.
Saltando los escollos. como charcos.
Cloc. Cloc.
Deseando que sea día de sol endomingado.
Es un trabajo duro.
Lo siento. Estoy exhausta.

Fabricando un poema

lu 1Fabricando un poema.

Encontré un montón de buenas palabras,
materia prima imprescindible
para fabricar un poema.
Les quité el polvo.
Las ordené sobre el escritorio, en fila india.
Les planté una escarapela sobre el cuerpo mórbido
y me dispuse a escribir
con la seguridad del oficio
y la inspiración bajo el brazo.
Varios días las prediqué:

Corazón de María. Madre mía.
Pero, el poema no aparecía.

El deber llamó a mi ventana:
Pagar la cuentas,
procurarme el sueldito;
barrer los pisos.
Subsumir la dignidad en diario memorándum.
Sucundum, sucundum.
En fin, ejemplos triviales.
La cotidianidad de la no-muerte
en empeños domésticos.

La imposibilidad de lo imposible
y las filtraciones de la lengua
me dejaron varada
en un célebre primer plano,
con lo inaudito del ritmo,
lo inaudible del tópico,
la tibia disciplina
del principio de la frontera oculta.

Volví a la mesa de trabajo.
con visiones ilusorias:
y multiplicidad de ejemplos,
que hirieron de repente
con su simple brizna,
condición y trayectoria
de vanas herejías.

Travesía dorada de arbitrario epicentro.
Corpus en remisión.
Argumento, maltrato y guía.
Suplirnos vulnerando el tedio.
Trillón de enigmas
tiranos al azar en la hoja seca.

Intentar lo intenté.
muriendo en la constancia,
con carta lacrada,
pulsador y timbre.
con traje y en camisa de franela,
con novilunio, sol, tormento lento.
Con vestidos de seda
he tentado a mi musa
encallada en el soplo de montañas y aludes,
en el aire borroso de ríos esplendentes,
en físicas planicies y cataratas áureas.

Inútil pasatiempo.
El poema no arriba.
Contumaz, vagabundo.
El poema no arriba.
El poema se encharca, se enloda, se abandona.
Se pierde en los tropismos,
araña las orugas,
gatea como un crío,
desciende al sumidero.

Lo poeta se cansa.
Comprende que la vida es mariposa
horizontal y efímera,
embriagada en botas de vino.
Lo poeta abandona.
Comprende que no escribe la palabra,
escribe la presencia.
Comprende que sin el palmo amado,
sin la boca cercana de su beso
la falla torna en grieta
y el calor lo consume.

La lección se termina.
Mañana, seguiremos al acecho.

Amor con fecha de vencimiento

Amor con fecha de vencimiento.

Cuando se conocieron
Mili tenía 47 octubres encima
y Juan no más de 16.

Los unió la experiencia y la bravura,
la fealdad de uno,
la belleza de la otra
y el horizonte
que haría estragos en el chiquillo
destinado a vivir en la miseria.

Se amaron con pasión,
por decir con locura o picardía,
compartieron monedas y billetes,
criterios, lealtades
y un pastor alemán,
a sabiendas
de que el de ellos era un amor
con fecha de vencimiento en la solapa.

Pasaban los años
como gotas de lluvia de verano,
sin turbarlos.

El pequeño Adán
se fue tornando golondrina.
La luz de la fortuna de su novia
iluminaba el rostro
del galán con birrete de marino.

La apuesta les duraba
contra cualquier pronóstico
a sabiendas
de que toda felicidad caduca
con el tiempo.

Una noche que estaban en la gloria,
dormitando
bajo el signo de la estrella del Sur,
embebidos de sed,
acurrucados,
tendidos en la arena
de humedades rotas,
se cerraron los párpados del hombre
para siempre jamás.

Juan tenía 47 años
Y Mili apenas 16
cuando se amaron
a pesar de las fosas y los cauces,

a sabiendas,
de que el de ellos era un amor
con fecha de vencimiento en la solapa,
de que toda felicidad caduca
con el tiempo.

El príncipe de Gales

El príncipe de Gales

El Príncipe de Gales

“treinta huevos, diez pesos”

tiene la nariz roja de cerveza

o de hartura,

el pelo colorado y un tatuaje

en el brazo dormido.

Por eso, lo llamamos

El Príncipe de Gales:

su enorme parecido

con el real tocayo que vive en un palacio

asombra al transeúnte.

Por la mañana pasa

con su grito atorrante:

“treinta huevos, diez pesos”,

porque anuncia los huevos con furgón y parlantes.

Unos huevos caseros que alimentan familias

y abastecen el hambre

de los barrios humildes

y los barrios privados.

¡Qué huevos esos huevos, amarillos y bancos,

maná de los corderos

del Príncpe de Gales.

El Príncipe de Gales

nos sonríe sin dientes,

envuelve, cobra y vende

“treinta huevos, diez pesos”,

con su porte inefable.

El Príncipe de Gales

domina continentes,

planifica las guerras con su falda elegante

y se ríe con nobles implantes y ortodoncia.

El Príncipe de Gales

se gana su sustento con imperial recaudo:

nieve, llueva o truene,

“treinta huevos, diez pesos”

treinta veces comidos

con una libra y media de esterlinas sin fondos

al Sur desheredado del Príncipe de Gales.

El Príncipe de Gales

no comprende de cuentas,

no sabe Economía,

los bancos no le prestan, pues no los necesita.

El Príncipe de Gales,

el otro, el argentino,

no comprende de cuentos,

ni sabe Economía,

los bancos no le prestan, pues no lo necesitan.

El Príncipe de Gales,

changarín, buscavidas,

ofrece huevos grandes

a cuatro la docena.

Compartir

  • Eskup
  • Tuenti
  • Meneame
  • Bitacoras
  • iGoogle
  • My Yahoo
  • My Live

Blogs de la no-gente (cito a Chomsky)

Ahora que parece que el mundo internáutico se está recomponiendo, y unificando para su función específica de control de la población, podemos afirmar, que estamos triunfando en algo: NO PUEDEN ACALLAR la voz de tantas personas que exigen justicia, buen trato, educación, y que resisten ante los cínicos, pusilánimes y canallas que se llevan el mundo por delante.

Iré subiendo alguno de los poemas que escribí en este largo período de ausencia.

Lu

La gripe PORCINA de la MARRANA/GORILA/BALLENA/LORITO/SUBCOMANDANTE MARCOS/MORENA/LUNA DE AVELLANEDA/ DENGUE / PANDEMIA : el PACO DE LUCÍA.

En tapa del diario clarin.com aparece un editorial sospechoso.

Se hace eco de una serie de truchobloggers que firman y confirman el terror a la gripe A, con nicks y nombres falsos. El miedo a aparecer en público de estos pichones de periodistas ad hoc mete más miedo que la gripe común. Son alentadores a sueldo de las proclamas significativas. Hace un tiempo me enfadaba con esos espectros. Ahora comprendo que son empleados a destajo para la promoción de la decadencia argentina (e iberoamericana), que tanto le interesa al norte dominador.

Muchísimas veces, hasta el hartazgo de los lectores y oyentes en algunos casos, advertí que para comprender los mensajes masónicos de los conspiradores había que leer la entrelínea y descifrar ciertos códigos, que en varios casos remiten a mi humilde persona. Los expuse y varios de ellos aparecen en el Diccionario de la masonería española en una edición de lujo, con tapa dura.

Para los escribientes del multimedio clarin.com/ prisa y sus repetidores, los “personajes” que se inventan y las sobrinas de Endemol (Cumbio) que sacan a relucir como heroínas floggers, son como un relleno sanitario. Los analistas que eligen trabajan para un sistema imperialista que quiero creer que comprenden, pero que subestiman en cuanto al deterioro y la inmoralidad que ocasionan a Latinoamérica.

Brasil, con una geografía más extensa que la Argentina y con un mapa poblacional más grande y complicado que el nuestro, tiene una cifra mínima de afectados por la gripe porcina – dice Joaquín Morales Solá, supuestamente aterrorizado por la maniobra concebida con toda prolijidad por el gobierno.

Néstor K, había advertido antes de las elecciones que si él perdía, se venía una especie de hecatombe universal. Pese a algunos inconvenientes, uno de los cuales yo misma fui víctima de la prepotencia de los fiscales oficialistas y el gendarme del ejército a cargo de la custodia de urnas, las elecciones se desarollaron con prolijidad y sobre todo, habiendo sido advertidos por mi parte, en ocasión de la “derrota” de Luis Juez en Córdoba en el 2007, los muchachos antes de irse a festejar contaron y cuidaron la transparencia de lo que el diablo sabe por diablo pero más sabe por viejo.

Harta y reharta de ser ninguneada en todos los medios masivos sobre formas de acción e ideología política, durante los nefastos noventa, me dediqué a ejercer la docencia a nivel secundario.

La proscripción que sufro (http://lasmanosdejuanperon.blogspot.com) desde el “corte de manos” y pacto de silencio menemista/radical por ocupar la tercera posición que hoy hace de Brasil -que la emplea bastante bien- una de las economías más importantes del planeta y nos deja sumidos en una desazón por nuestra “selección argentina” otrora imbatible, me amparé en los más jóvenes para orientarlos a estudiar y trabajar con sentido de un patriotismo integracionista. Los más chicos eran “los mosquitos” de los que dimos guerra a los modelos de la decadencia. La bipolaridad de yanquis o marxistas tiene que terminar. La consigna que debemos sostener es liberación o dependencia, y nosotros elegimos la liberación de los absurdos dictámenes que perjudican inclementemente a nuestro hostigado Sur.

Por supuesto, que Brasil con más de doscientos millones de habitantes tiene una realidad mucho más difícil y peleaguda que la nuestra con 40 millones. Pero, a diferencia de nosotros, ellos sí se guían (especialmente LU-LA) por la inspiración de “la loca de la página” a quien sin contemplaciones ni vergüenza llamaban y burlaban como “la marrana”, “el lorito paranoico” y todos los nombres maliciosos con la retórica de la prosopopeya para mentarme.

Llegados a este punto, la saturación del Paco (la amenaza del narco) se agrava. Hay peligros que no podremos evitar sin una actitud comprometida por los que tienen el privilegio de acceder a la prensa masiva.

Mi postura histórica y geopolítica no ha cambiado. Siempre fui coherente con mis ideales: un gobierno del justo medio, la tercera posición, la tercera vía, el eclecticismo, la sensatez del buen padre de familia, la prudencia como modo de hacer Justicia, que si es justa no hace falta decir que debe serlo para todos: una justicia social por naturaleza, que respetara las propiedades privadas y pusiera límites a los abusos del mercado corporativo.
Algunos candidatos repiten consignas como un librito, antes de ser elegidos en las urnas. Después son tan ineptos que ignoran el modo de hacerlo. O no lo ignoran y acomodan sus negocios al mejor postor para enriquecerse con la gestión de sus gobiernos, que es tantísimo más grave y deshonesto. Sin embargo, una vez que están dentro del círculo se agobian con el “no se puede”, son timoratos insufribles y ya no me tienen a mano para averiguar por qué no se puede. Así, víctimas de la sodomía que ejerce EEUU sobre sus personalidades endebles, se van apañando en los silencios de su secta, rango o religión o dogma y se escudan en el miedo por falta de carácter.

El problema es que ninguno de ellos es capaz de hablar sobre lo que no se debe hablar: LA LEGALIZACIÓN DE LAS DROGAS como eje de la perpetuidad marginal del subdesarrollo latinoamericano, donde los países ejercen el tráfico ilegal, no tributan impuestos sobre la mercancía y les entregan en mano a los lobistas bancarios el dinero para “blanquear”. Y da la coincidencia nada casual de que esos servicios financieron son determinados por el país que los sentenció antes de sacarlos a la calle a arruinar sus vidas y las del prójimo: EEUU.

Digo esto a raíz de la famosa “pandemia” con la que ahora el imperialismo quiere perpetuarse en su fraude organizado para conseguir tras la guerra química de los laboratorios (el tercer negocio más importante del planeta después de las drogas ilegales, el narcotráfico y antes que el fútbol, que está considerado el cuarto).

La experiencia nos dice que la tal pandemia (inf lu en cía porcina) ejerce una presión tal que muchos están sintiendo regurgitaciones, vómitos y mareos porque a raíz de la inocente pregunta sobre mi persona temen lo peor. Lo peor para ellos es perder sus puestos ostensibles y sus dineros de la corrupción. Son tan lastimosamente corruptos que piensan que todos compartimos su condición de canallas.

Cuando comencé a advertir que la pandemia era una estrategia, y me llegó la noticia de que el laboratorio dueño del medicamento y la vacuna es Rumsfeld y otros accionistas halcones de Bush Jr (hombres de la CIA) -porque todo me lo hacen llegar para que me anime a gritar lo que algunos están impedidos, dado que soy inimputable al tener presencia interanacional y por la cantidad de años en la que se nos viene engañando porque nos toman por la “gilada”, que consume sus basuras antiecológicas, repito, cuando empecé a decir que el terror solo conducía a una derrota en las urnas, supuse que el gobierno no estaba enterado de la situación. Ahora, un poco más esclarecida, planteo que sí lo estaba y solo aguardaba los resultados, porque tal y como lo habían anunciado, están gestando un golpe de Estado de los que serán una pieza fundamental.

Repito: están tramando un golpe de Estado en complicidad con Gran Bretaña. Lo mismo que hicieron en los años 70, los montoneros de la seudo izquierda. Con todo el dinero que ya está en cajas fuertes del exterior se irán “exiliados” y dejarán el paso a los siguientes corruptos de turno, que se encargarán de desbastar y devastar el futuro que nos corresponde por tener uno de los países más ricos del mundo y peor administrados por la anuencia (tal como hemos visto que ocurrió como un diseño inteligente en los videos de la BBC “The trap”) de los diseñadores de la inteligencia secreta.

El asco de dirigentes que impiden el acceso aunque me vienen perdonando la vida no son sino los mismos que en el escenario de la guerra fría y sus familiares. No los menciono porque ya los nombré demasiado y no quiero que parezca que están solos en su genocidio.

Tienen muchísimos aliados: millones de aliados en el pueblo indiferente, bobo e insensible al prójimo.

que se preocupa porque no cierren estadios y no condena el cierre de las escuelas, ante los lineamientos secretos que responden a la perversidad.

Los que saben y se callan, los que tienen miedo, los que usan barbijo o mascarilla, pasamontañas o nicks,(palabra que viene el slang inglés y significa: robar) son deplorables súbditos de la corona, que tiene bien registrados sus ip y conoce cada dato de sus realidades empíricas.

Entonces, impusieron a la Provincia de Buenos Aires un plan de EGB, para que la educación separe su nivel de excelencia con telón de acero de la elite capitalina.

Vale decir que lo copiaron de la escuela básica española para desmantelar cualquier tipo de pensamiento crítico.

Los docentes hemos resistido, tras muchos años de lucha la iniquidad de una educación discrimatoria para nuestros pueblos más humildes y al fin, se cambió la Ley de Educación. Sin embargo, la expulsión de los mejores ministros del gabinete que alentó la voracidad K (Filmus, Lavagna, Ocaña) nos permite inferir que siguen insistiendo en destruir el plan de educación para todos, con idénticos niveles de calidad y conocimientos.

Algunos padres hicimos lo que pudimos tratando de dar acceso a nuestros hijos a la educación en escuelas privadas o subvencionadas con el fin de evitar la caída en picada y el deterioro intelectual generacional, somos aquellos que insistimos con valores educacionales que se muestran en desuso. Sin embargo, no fue suficiente.

Hoy nos cierran las escuelas durante quince días extras al período vacacional. No es que las adelanten. Prolongan las vacaciones invernales.

Este apaño de la prensa ante la indignidad de la discriminación que la pone al INADI en el ojo de la tormenta, nos provoca náseas porque UBA, el Carlos Pellegrino y el Nacional Buenos Aires no cerrarán las puertas. Así queda fuera del tracto, el resto de la Capital. La exclusión es mucho más seria que nunca.

El barbijo equivale a la foto de aquella enfermera que decía shhh… “el silencio es salud” o “en boca cerrada no entran moscas.”

El pedido de que no se visiten ni aglomeren por el contagio que implica se identifica con la prohibición del derecho de reunión en asociaciones lícitas.

El cierre de escuelas discrimatorio es un claro punto de inflexión. De los privilegiados saldrá el nuevo semillero de violentos montoneros, golpistas, terrorismo de los aventajados que se llevarán la mejor parte del pastel de bodas. Algunos serán repudiados, otros admirados, hasta que vuelvan a manos de los repudiados las armas y así sucesivamente. Sine die.

Si la prensa no habla ahora, que después no vengan a jactarse y a darse premios con besos por el compromiso moral y ético del que se vanaglorian. Si los que tienen la información no hablan ahora, no nos vendrán a engañar con subterfugios ni mentiras alucinantes para sacarse fotos con los muertos. Si los chicos no se educan ahora, mañana serán hombres necios, sucios, manchados por la desesperanza, descreídos y enfermos.

Se muere gente todos los días: infartos, sida, cáncer, enfermedades endémicas de la pobreza y el subdesarrollo, accidentes aéreos y automovilistos.

Por desgracia es el destino que nos toca a los seis mil millones de seres humanos que debemos compartir la Tierra.

Hasta la muerte

………………………….que es hoy.

Es cierto que nos angustia tener que morir. ¿Quién no lo sabe? Pero, podríamos vivir nuestras breves existencias con felicidad y entereza. Con la dignidad que da el trabajo cumplido. Con el amor de quienes nos rodean, nos besan o abrazan sin ponerle al otro el estigma de infectocontagioso.

Ya saben ahora donde está la CAJA NEGRA:

LA INTELIGENCIA DEL AMOR VS. LA GUERRA DE LOS MISERABLES.

Adelante, prototipos de la locura insatisfecha que no reconocerán las fuentes de la musa:

pueden usar, citar, recuadrar, y repetir, en tanto que en la edición no manipulen el concepto.

No se cobra derechos de autor.

Lu

LA INNOMINADA (Un poema de LUCÍA ANGÉLICA FOLINO)

Ya no soy anónima.

Estoy innominada en extramuros,

por una léxico-manía baudeleriana.

Develados los rasposos secretos,

francmasones, rosacruces, vaticanos,

la CIA y sus emergentes

están agonizando.

Despertaron mis ojos de hierba

con el beso del príncipe rana,

en una caja de cristal y roca.

Guardaban mi sepultura

bajo siete llaves

filisteos y pelasgos del proceso.

La palabra de Dios iluminó

mi senda hacia el futuro que viene llegando.

sin que se haga tarde,

abriéndose paso

entre la histeria colectiva de los hambrientos.

Merecen indulgencia los apóstolos del Rey

pero el Rey mismo debe dimitir.

Su plan fue exterminado

con mis labios sensatos,

con mis manos cobardes, de uñas blandas,

sin verter una gota de sangre en las alfombras.

Apetencias, afuera.

Competencias, a un lado,

Aspiraciones bélicas, sádicas, nunca más.

El amor triunfante

ha instalado sus leyes rigurosas.

El oro de los tigres

es la paz de los pueblos nuevos.

LA ROSA Y EL JARDINERO (Un poema de Acuario Plateado por la Luna de Lucía Folino)

LA ROSA Y EL JARDINERO.

El hombre de plata leyó el relato de Lucía Folino, y sintió que él era el jardinero de la rosa, escurridiza como su mujer de agua.
Su mente no hacía más que asociar las ideas desmesuradamente, y aceleraba el hipo de su angustia.
Por su linfa perdida lloró al pie de los portales, amargas lágrimas de impotencia y melancolía.

¿Cuánto tiempo hace que no ves una rosa?
Una rosa natalicia,
sin la auténtica orfebrería de invernadero.
Una rosa en el rosal.
Rosa espinosa. Mariposa.
¡Vieras que distintas son las rosas en el rosal!
Se enfadan si se las lastima
con tijera de cortar rosas
y son capaces
de echarte una maldición
que te dejará atónito.
Las rosas son muy rencorosas,
como su nombre lo indica.
Se reservan al jardinero,
elegantemente,
él las acaricia y las huele
con devota humanidad.
El jardinero que vende sus rosas
de laboratorio,
brillantes y hermosas,
tiene también sus alhajas escondidas
en la planta del patio de atrás.
De súbito,
una flor de pétalos gastados,
entreabierto su cuerpo,
le entrega su decorosa virginidad.
El jardinero
movido por una extraña fuerza morbosa
la posee y penetra en su corola.
Sangre y rocío.
Rocío y rosa.
Luego, saca una navaja del bolsillo.
Asesina a su flor testigo-amante-testigo
dejando manar su savia
por esas venas botánicas
en el vívido tallo de noviembre.

Moraleja:
Nada es imposible, a estas alturas.
Si uno tine sexo con una rosa,
debe usar condones nuevos y no llevar armas blancas
ni esperanzas filosas al jardín de tu casa.

(Las rosas y los jardineros no son para casarse)

Sin embargo,el hombre de plata no se resignaría a un final que no fuera feliz, y le importaba un bledo que lo llamaran afeminado.
No mataría a la rosa.
La valentía masculina era vengar una guerra peor que la de la violencia de los poderosos y navegar por la libertad de elegir un destino de felicidad consensuada, sin censura previa.