Archivo para la categoría ‘General’

LOS DICHOS DE RAMÓN DÍAZ Y LA NECESIDAD DE NO PASAR DE LO SUBLIME A LO RIDÍCULO

Han despertado una verdadera polvareda las manifestaciones de Ramón Díaz, de agradecimiento a los “Borrachos del Tablón”

A mí me parece atendible el deseo de cualquiera de formular las críticas que estime menester. Y si los organismos pertinentes desean citar al técnico fundados en razones de estricta legalidad, que lo hagan. Más si sacuden la modorra de mirar para otro lado.

Porque todo bien, que cada uno ejercite su propensión a golpearse el pecho en el marco de la mayor credibilidad. Pero reflexionemos el paso de lo sublime a lo ridículo, sólo eso pido.

Y ya que estamos pediría   -ya me puse exigente- que alguien explique en qué quedaron situaciones escandalosas de los últimos años Como cuando el “Rafa” Di Zeo en medio de una gestión como la de Macri que tanto papagayo amaestrado quiere presentar como sinónimo de “eficiencia y orden” fiscalizaba tocando los botones de control pertinentes al ingreso a la cancha de Boca. También qué nos pueden decir de denuncias que oportunamente hizo la revista XXIII en el sentido de que al barra brava Martín “lo bancan Beraldi y Crespi”,conspicuos hombres de la conducción macrista. Dicha publicación contenía denuncias acerca del “Adrenoclina tour” creado por Rafa Di Zeo para llevar turisas extranjeros al paravalancha de la 12. Y en tren de pedir socilitaría precisiones acerca de la designación de barras boquenses  en la Legislatura por parte de adictos al macrismo.

Pero de ninguna de estas y tantas cosas Macri ni sus acólitos explicaron nada. Lo que sí, el Jefe de Gobierno de la Ciudad  -hombre en campaña al fin y con lógica preocupación porque los números de las encuestas no suscitan mucho entusiasmo- se  mostró alterado por las expresiones de nuestro coach.

OSVALDO RIGANTI

=============

DEJANDO ATRÁS HONDAS HORAS DE DOLOR, PASSARELLA QUIERE VOLVER A SER TÉCNICO

Cuando aún perduran los ecos de su desafortunada gestión y se barajan especulaciones sobre las conclusiones a que ha arrivado la Comisión Fiscalizadora presidida por el doctor Lancioni respecto a algunos actos de gobierno, Daniel Passarella ha anunciado su propósito de volver a incursionar en la dirección técnica.

Cuando un presidente se aleja de la conducción de River Plate en la generalidad de los casos ello obedece a un cúmulo de insatisfacciones. Lo que se da en esos casos es que el consocio que estuvo al frente de la institución pase a un discreto segundo plano. Eventualmente se da la circunstancia de que intente retomar el comando de la entidad más adelante. Pero está visto que el paso de Passarella por la función está asociado a episodios accidentados y/o llamativos. Uno -qué duda cabe- fue la afrenta a la dignidad riverplatense que significó el descenso. Agotando un recorrido pródigo en desventuras, Passarella manifestó muy suelto de cuerpo en su última conferencia de prensa que durante sus cuatro años se había ganado un campeonato. Cuando se le hizo ver o se le quiso hacer ver que estaba esgrimiendo un resultado que no estaba inserto en las mejores tradiciones riverplatenses dijo: “Qué tiene”.

Ahora vuelve a ocupar los primeros planos con su promocionado anuncio de que desea volver a un sitial del que fue eyectado reiteradas veces antes de la aventura de la presidencia de River, o sea la dirección técnica. Ha manifestado Passarella que le produjo regocijo el reciente triunfo sobre nuestros “primos” en su propia casa. Esto último es algo que uno recibe bien máxime después de haber leído un libro sobre su trayectoria que lo describe deseando traspiés de River en oportunidades en que estaba desplazado del club. A la plausible felicidad del ex presidente ha contribuido según propia confesión el hecho de que los autores de los goles que nos dieron el triunfo ante Boca fueron elementos surgidos de nuestras inferiores. Acoto yo para ahondar en mayores precisiones, jugadores traídos por Gabriel Rodríguez, a quien en uno de las tantas decisiones desacertadas que jalonaron su desempeño él echó del club habiendo afortunadamente sido repuesto en sus funciones por Rodolfo D’Onofrio.

Pero bueno, dejemos el tema de fútbol amateur porque más allá de la excelente actuación de Gabriel Rodríguez me siento tentado al análisis de enunciados y episodios que francamente no me entusiasman y que es mejor dejar para un eventual futuro análisis.

Dado cómo están las cosas planteadas, hoy por hoy lo mejor es desear que se aclare todo lo relativo al paso de Passarella por el gobierno del club y que le vaya lo mejor posible en su probable vuelta a la dirección técnica.

OSVALDO RIGANTI

————————

DARÍO SANTILLI PRESIDENTE DE LA ASAMBLEA

Tuvo lugar la primera Asamblea de Representantes de Socios. Fundamentalmente adoptó decisiones concernientes a los desembolsos que deberán efectuar los socios.En lo concerniente a la cuota mensual y en los abonos a platea.

Lo plausible es que hubo un clima de debate y convivencia, en el cual los agrupamientos opositores plantearon su desacuerdo. Se impuso la tesitura oficialista, pero quedó la iniciativa de arribar a una propuesta superadora para el próximo semestre.

Otro hecho destacado es que Darío Santili fue nombrado presidente de la Asamblea. Joven dirigente, que ya ha ejercido responsabilidades en la Mesa Directiva de la H.C.D, es la suya una nominación que se suma a otras auspiciosas como las de Cozza Di Carlo en Prensa, Guarini en Fútbol Amateur, Lancioni en la Fiscalizadora.

Y por otra parte exposiciones como las de  Assad por el oficialismo, Massip por la oposición y varios consocios más trasuntaron que en este rubro levantamos la puntería, tras situaciones penosas como las vividas en los últimos años. Enhorabuena.

OSVALDO RIGANTI

==============

COMO SIEMPRE, LAS ENSEÑANZAS DE LA HISTORIA

Hace 30 años Hugo Santilli recibió al club en un estado comatoso.Y como  a Rodolfo D´Onofrio la masa societaria depositó en él la confianza para devolverle a River su destino de grandeza.

Hicimos un muy buen torneo Nacional, para empezar. Fuimos subcampeones. Pero en el Metro  -que era lo que contaba para el descenso- la cosa se empezó a complicar. Un 1-5 con Unión en Santa Fe fue la gota que rebalsó la copa.

Santilli, que no se andaba con chiquitas, jugó fuerte. La cabeza del DT Cubilla rodó por la guillotina. O mejor dficho Santilli lo instó a renunciar y renunció (al día siguiente el coach tuvo una actitud totalmente descomedida pero no viene al caso ahora, hace a la profundización del hecho  histórico en sí mismo)

Tras un breve interinato del triunvirato de inferiores Pedernera-Vairo-Pando vino el “Bambino” Veira. Y con Santilli, Di Carlo y Veira River inició un recorrido espectacular, que lo llevó dos años y medio después a las cumbres más altas del fútbol mundial.

Hoy D´Onofrio está con una coyuntura difícil, pero con el respaldo del socio como entonces Santilli. Claro que los modos y medios para operar dependen de su sabio criterio. Porque como decía Santilli “el presidente toma la decisión y después se queda solo con su error si se equivocó”.

Por eso hay que reflexionar sobre el mandato de los grandes hombres de nuestro historial. En este caso Santilli. Pero también obrar con prudencia, como aconsejaba él.

OSVALDO RIGANTI

=============

ARRIBAR A ALGO MÁS PRESENTABLE

La administración de Rodolfo D´Onofrio recibió un terreno minado.

Una situación económica angustiante, muy lejos de los imaginativos escenarios de “milagros económicos” que se describían, un plantel futbolístico de escaso relieve, un club a la deriva en todos los órdenes, conforman un cuadro de situación a todas luces preocupante para quienes la masa societaria confirió por claro margen  de ventaja el mandato para regir los destinos de la institución.

Para salir del atolladero se buscan distintos cursos de acción. El nuevo sistema de ubicación de socios refleja la búsqueda de un ordenamiento en medio del fenomenal desorden heredado, aunque la cuestión del arancelamiento ha dado pie a justificados reclamos.

El titular del club más allá de ello ha dado pasos  que lo muestran en un camino de restablecer  la identidad y seriedad extraviadas.

Debe computarse    como un franco acierto la nominación del gran Amadeo Carrizo como presidente honorario, brindando a uno de nuestros ídolos más grandes  -si no el más-  un reconocimiento que su excepcional dimensión reclamaba. Y también es decididamente encomiable la reposición de Gabriel Rodríguez en Fútbol Amateur   para encarar de una vez y para siempre en  las divisiones inferiores un trabajo acorde con los requerimientos de nuestras mejores tradiciones.

Designaciones como la de una figura muy  joven y ascendente en el firmamento dirigencial como Stéfano Cozza Di Carlo al frente de Prensa y del doctor Carlos Lancioni en la Fiscalizadora, apuntando al esclarecimiento de manejos que requieren una explicación,la firme actitud     presidencial con el inadaptado que arrojó el proyectil contra Godoy Cruz, las normas de convivencia instaladas con   instituciones amigas, son  muestras de que hoy River respira un clima distinto.

No va acompañado todo esto lamentablemente por el funcionamiento del equipo de fútbol. Lo poco que se lleva transitado ha sido decididamente insatisfactorio. Un equipo sin brújula, mal plantado en la cancha, con una laxitud pronunciada en su andar, provoca a la fuerza inquietud. Es este el plantel de la temporada pasada, no había espacio para mayores modificaciones y es entendible que andemos a los tumbos. Se equivcó evidentemente la Dirección Técnica en la oportunidad de las contrataciones y no atina en la conformación de una estructura medianamente adecuada.

Urge apretar las clavijas y arribar a algo más presentable. No se ve el necesario despliegue y   el tiempo de las palabras evidentemente se ha agotado.

OSVALDO RIGANTI

================

LA HORA DE D’ONOFRIO

Las urnas han consagrado a Rodolfo D’Onofrio nuevo presidente de River Plate. Llega el candidato triunfante superando la frustración del anterior acto electoral en que lo aventajó por escasísimos votos Daniel Alberto Passarella, con consecuencias tan desgraciadas para River Plate. El ajado Gran Capitán de otrora remató su infeliz gestión con una indignante manifestación en una conferencia de prensa que montó con periodistas supuestamente más dóciles en el sentido de que su gestión había cosechado un campeonato cuando se le hizo referencia a la “sequía” en la materia. La tan desconsiderada argumentación potenció la ira de la parcialidad riverplatense de lo cual fueron testigo elocuente las expresiones de hostilidad que cosechó Diego Turnes en la transmisión del mando. Algo injusto porque conceptuo a Diego un riverplatense a carta cabal y un tipo que puso la cara en momentos dramáticos, haciendo lo que estuvo a su humano alcance para remontar los tantos extravíos en tan catastrófico período.

Pero todo eso es cosa del pasado, aunque dicho pasado sea una herida latente y sangrante al constatar que D’Onofrio recibe un club en ruinas. Las primeras invocaciones del triunfador trasuntan mesura como así también los primeros pasos que ha dado. Es muy auspiciosa su convocatoria a la unidad, esa unidad que vengo reclamando hace rato. Y auspiciosa también resultó la actitud hidalga de Antonio Caselli felicitando al vencedor y ofreciendo su colaboración para la nueva etapa. Ojalá entre todos se encuentre el camino para sacar del pozo a esta banda tan querida que llevamos en la sangre y que fue pisoteada en estos 4 lamentrables años.

JOSE M. ES ANTONIO V.

Coincidentes comentarios periodísticos tras la conferencia de prensa de Ramón Díaz ubican al técnico como apuntando al respaldo de un operativo “Clamor” en el cotejo en el Monumental contra Argentinos Juniors. En realidad este cotejo a priori no aparece como el más adecuado para brindar alguna visión de totalidad. Un River que viene a los tumbos, un partido que se juega en un horario incómodo, es un marco que no preanuncia una gran concurrencia.

Por otra parte se me hace que no es tiempo de burdos intentos plebiscitarios, sobre todo cuando dentro de pocos días accionarán los mecanismos estatutarios para brindar a River Plate una nueva conducción. El camino electoral asoma como el más indicado. D’Onofrio, Caselli, Ávila, Kipper dirimirán quién será el indicado para adoptar las decisiones fundamentales, tan necesarias para un club a la deriva, tras estos lamentables años en que se nos atosigó con expresiones como “terminar con la joda”, “terminar con la compra de jugadores falopa”, “dar un voleo en el orto al que roba”, para terminar con este patético desenlace que nos muestra al conductor de nuestra entidad contemplando impotente desde la lejana Italia el derrumbe de su régimen.

Y ya que estamos con las decisiones importantes que se aguardan de quienes conducirán a nuestra entidad a corto plazo, es notorio que con toda razón los principales candidatos muestran preocupación por el tema Fútbol Amateur. En ese sentido el candidato D’Onofrio ha manifestado que de acceder él a la primera magistratura riverplatense las divisiones inferiores estarán a cargo de Gabriel Rodríguez. Coincido. En cambio Antonio Caselli señaló que el Fútbol Amateur funcionará en un eventual gobierno suyo bajo la tutela de Claudio Vivas, quedando para Gabriel Rodríguez sólo el fútbol infantil. Durante unos meses estuve desconectado del tema, por expuestas razones de salud. Pero no deja de sorprenderme el anuncio porque lo convenido era que Gabriel Rodríguez manejara el área, como lo hizo con marcado suceso en la época del doctor Aguilar. De todos modos es de desear que de ejercer Vivas la dirección de nuestros juveniles tenga el mayor de los éxitos. Si así fuera, plap plap plap. Si no, CON EL HACHA.

Y siguiendo con definiciones de este candidato, no entiendo su estrategia de recurrentes manifestaciones englobando las presidencias de Aguilar y Passarella. Sobre todo cuando se repara que con el anterior presidente se lograron 4 campeonatos, con triunfos decisivos en la cancha de Boca tras demostraciones de buen fútbol, un excelente funcionamiento del Fútbol Amateur con Gabriel Rodríguez, obras como el museo que lo inmortalizan, la dimensión de un River nacional y popular, etc. mientras con el presidente próximo a emprender la retirada vivimos la tragedia del descenso y toda una gama de desatinos conductivos que nos llevaron a la lacerante realidad actual.

Me asalta la reflexión de qué dirán sobre el particular hombres que fueron muy próximos al doctor Aguilar y que ahora lo son al candidato Caselli. Por caso, el amigo Juan Nápoli (cuyo posicionamiento aclaro me produce regocijo) que fue asesor del ex presidente.

Estaba inmerso en estas disquisiciones cuando un programa de televisión me transportó a un intento de reflotar la figura del actual técnico de inferiores Domenech por parte de algunos auriadores mediáticos. Derivó el enfoque “de oído” de estos señores en algunas expresiones soeces de mi parte en la soledad de mi pieza. Irrumpió entonces mi señora, diciéndome: “Nene, dejate de hacerte mala sangre por cuestiones políticas de River y tratá de seguir recuperando tu salud”.

Aclaro algunas cosas respectos a los dichos de mi mujer. Lo de “nene” lo dice porque me quiere. En cambio no es como ella señala que me estoy atormentando por cuestiones políticas de nuestro club. Simplemente acontece que poniendo otra vez en el tapete manifestaciones del viejo escribano William, me duele River Plate. En lo que sí acierta que el cúmulo de situaciones descriptas contribuyen a minar mi ya deteriorada salud.

Osvaldo Riganti

VOCES QUE VIENEN DESDE EL FONDO DE LA HISTORIA Y SON TAN NECESARIAS EN ESTA HORA DIFÍCIL PARA LA INSTITUCIÓN

La Comisión Directiva aprobó por la exigua diferencia de 1 voto la renovación del contrato del técnico por 2 años. Dicho contrato estipula una suma muy importante para el técnico, que a su vez consiguió que River erogue también un monto de consideración por cumplir la función de ayudante de campo.

A escasos días de abandonar el club, lo sensato -se me antoja- hubiera sido dejar para la consideración de las nuevas autoridades el delicado tema. Pero no fue así aunque cabe el reconocimiento a los vocales que mostraron una actitud crítica.

El coach riojano ha señalado enfáticamente que hará respetar su contrato ante quien llegue, en un tono de virtual desafío a la futura conducción, que además de otros graves problemas que deberá afrontar se encontrará con este presente griego.

“River no es ni fundo ni hacienda de nadie”, dejó sentado en su oportunidad el escribano Kent, ya desaparecido. Qué oportuno sería que aquella sabia sentencia hubiera primado en la consideración general. También me asalta el recuerdo de otra frase de William Kent: “Nos duele River Plate”, dijo desde la vereda opositora en momentos de tribulación aunque desde ya no tan postrante como estos.

Alguna vez Antonio Liberti señaló que “va a llegar el día en que se van a querer llevar el estadio pero yo lo hice ‘bien agarrado’ al río”. Ante situaciones como esta cabe respirar aliviado el comprobar que evidentemente Don Antonio lo hizo “bien agarrado” al río.

“Los muertos no se murieron en broma”, dijo Ortega y Gasset. Sin embargo, en nuestro club a veces pareciera que sí atento a que se observan caminos que en modo alguno reflejan que el pensamiento de aquellos grandes hombres ejerce algún grado de presión.

OSVALDO RIGANTI

¿EN QUÉ SUBSUELO QUEDÓ LA DIGNIDAD RIVERPLATENSE?

Recuerdo cuando Santilli trajo a Ruggeri y Gareca. Se alborotó el avispero, por los pagos de donde venían. A mí no me pareció mal. Fue una práctica que adoptaron ellos con Menéndez, el “Tanque” Rojas,etc. Nosotros lo hicimos con Lombardo y algún otro por aquellos tiempos .Taggino, uno de los grandes goleadores de la Era Amateur saltó de un día de Boca para RIver. Vivía en la Boca y fue goleador de River por años y años.

La hija de Taggino, docente como mi vieja, se sacaban chispas las dos para ver quien era más riverplatense. Creo que Alicia Taggino era más brava. Teníamos un grado de parentesco.

También lo tenía ella con Alfredo Di Stéfano. Cuando vino a dirigir a Boca a fines de los  60 no lo fue a visitar por la “herejía”. Y mi vieja y yo lo tratamos de “vendido” en el hall del Monumental por el tema. Los riverplatenses sabíamos poner límites,

Una vez le dije a Pintado  -a quien siempre reitero, aprecio y respeto- en momentos en que se barajaba el retorno de Caniggia: “Mire, señor presidente. Un jugador que se puso la camiseta de River, adquirió resonancia con ella, inclusive fue transferido al exterior y después volvió para jugar para  Boca NUNCA MÁS DEBE JUGAR EN RIVER”. No jugó más,por suerte.

Hoy nos desgañitamos por traer a Fabbro. No hubiera sido el hecho que sea hincha de Boca. Cada uno tiene sus opciones en la vida. Eso sí, como decía Cicuta en casos similares, “si adoptó el mismo criterio para elegir novia, debe andar con el bagayo del barrio”. Pero es su gusto. Como si hubiera jugado en Boca, es lo que la vida le deparó.

Pero este tipo no. El día más triste de nuestra honrosa existencia nos relajó. Y ahora próximo a venir a River nos vuelve a tomar el pelo diciendo que es “su sueño”.

¿En que subsuelo hemos dejado la dignidad riverplatense para  convivir con hechos de esta naturaleza?.

Y no hablo de las condiciones futbolísticas de Fabbro, que las podrá tener en gran medida o  considerable medida. Como tantos otros. Pero no entiendo, repito no entiendo la desesperación por traerlo. Y eso sí, prefiero toda la vida quedarme con esta tremenda bronca que entender “por donde anda el gato”.

“Hay cosas que cada uno sabrá en la serenidad de su conciencia”. Lo planteé cuando volvió Díaz. Es así  y  punto.

A Santilli le hicieron un reclamo muy fuerte, amigos de uno inclusive, cuando quiso sumar al plantel campeòn de 1986  -local en ese momento- a Córdoba, un No 3 de Boca. Y ya conté que la  Gorda Matosas me increpó airadamente en el ascensor de AFA  porque “tu amigo el Führer nos llenó de bosteros”. El “Führer” le decían algunos a Hugo. Habíamos traido a Higuain, Rinaldi, Melgar y estaba furiosa. Quise explicarle que los traíamos para fortalecernos y seguir pasándoles “el trapo” a ellos, a la inversa de  antes, pero no entró en razones. Y al fin y al cabo era el hacha y tiza de genuinos tipos de River, Santilli, la Gorda,yo, por sobre todas las cosas.

Esto no y duele.

La  conclusión de siempre: “Quedate adonde estás Angel, zafaste de este escarnio, para qué vas a venir a ver esto”. Y lo mismo le digo a usted, don Antonio. ¿Qué con ustedes esto no pasaba? Sí, ya sé, qué piolas. No me la van a contar a mí. Como tampoco me van a contar cosas que piadosamente remito al plano de “la serenidad de la conciencia” de determinada gente.

OSVALDO RIGANTI

=================

USTED NO ME ATRAE COMO PERFIL DE DIRIGENTE, PERO NO LO DESCALIFICO, SEÑOR BRITO

El candidato Brito ha formulado declaraciones en el sentido de que no va a hacer alianzas con gente que “estuvo cerca de Aguilar y Passarella”.

Yo como lo asumo orgullosamente estuve siempre cerca del doctor Aguilar, así que va de suyo que “a priori” y sin conocerme casi me descarta.

Su desconocimiento de mi persona es poco feliz, obviamente,pero tampoco demasiado grave. Son cosas que suelen ocurrir. Yo hasta hace poco sabía muy poco de él y eso que aspira a posiciones más expectables que yo.

En lo que a mí concierne puede quedarse tranquilo porque como ya lo he expuesto hasta el cansancio no voy a integrar ninguna lista. Pero igual le hubiera evitado la molestia de desecharme que infiero de sus discriminatorias manifestaciones porque no se me hubiera ocurrido sumarme a su proyecto presidencial, el cual honradamente le digo deseo que no concrete. Simplemente  porque su perfil de candidato no me resulta convocante. Igualmente, más allá de mis deseos y posiciones no lo descalifico como hace usted conmigo, señor Brito.

Además es cuestión de tomarlo con resignación. De una de las notas que le hicieron, que me sirvió para adentrarme respecto de algunos de sus postulados, inferí que establecía parámetros para integrar una eventual Comisión Directiva suya que hubieran imposibilitado el concurso del mismísimo Antonio Liberti. Si con usted no hubiera tenido cabida don Antonio,imagínese si la iba a tener yo.

Igual le puedo asegurar  -aunque conjeturo que mis puntos de vista le provocan flaco interés- que hay gente que “estuvo con Aguilar” que es utilísima para River Plate. Además, no es para desanimarlo y se lo digo sin jactancias. El doctor Aguilar   y   -salvando las descomunales distancias- yo creo que  hicimos más por River Plate que usted.

En las mismas filas del actual presidente  -y más allá que usted los tira “abajo de un camión” por su pertenencia- considero  -pese a este  poco feliz ciclo- que hay gente merecedora de la mayor consideración y riverplatense “al mango”. Por caso, el vicepresidente Turnes, el secretario Daniel Bravo,etc.

Y le aclaro que al señalar que no me atrae la perspectiva de que usted conduzca a River Plate no lo hago sólo por sujeción a  mis cavilaciones en el sentido de que su condición de hombre de la banca lo ha tenido desconectado con la temática riverplatense. Ocurre que considero que hay hombres como D´Onofrio,Caselli, Hugo Santilli, Darío Santilli, Alfredo Davicce,  Quintás, etc, están mejor preparados para sacarnos de esta encerrona histórica. Como también con miras al “brillante porvenir” del que hablan nuestras estrofas partidarias (que doy por descontado conocerá al dedillo) tengo depositadas enormes esperanzas en jóvenes como Stéfano Cozza Di Carlo, Santi David, Guarini, Urueña y otros. Soy un hombre que además valora el alto compromiso, el fatigoso andar siguiendo a la banda roja de Mazzulla, Risso, Trillo, Fares y otros tantos.

Hechas estas enunciaciones terminará de comprender   -en el supuesto que hubiera conseguido desatender por un breve instante  su valiosísima atención- mis definiciones, que en nada apuntan a menoscabarlo, como usted hace con otros riverplatenses.

OSVALDO RIGANTI

================