El Regreso

Nuevamente, me invento y reinvento
tejo y destejo el momento
para encontrarnos otra vez en las letras.

Obsecuente, insolente y hasta pareciera
que jamas hubiese muerto
que no hubiese renacido.

Pero aqui estoy
de pie, en una sola pieza
revolcando las letras
haciendolas bailar frente a mi.

Ja, si rieron al ver tan pobre
creación.
(Yo también río)
Esta pobreza lírica
es mi mayor riqueza.

(Quizá algún día comprendas…)

Me fui con la esperanza de volver
hoy he vuelto con la esperanza
de volver a irme
para que me extrañes nuevamente.

No hay sintomatología
asintomatica;
pero no duele esta ruptura
este hueso roto que le ha
quedado a mi verso en
terapia intensiva.

Si, lo se
como el día en que me fui
sigo delirando.

¡No me callen ahora
que he comenzado a gritarlo!

Poema al olvido de tu nombre

Como la estrella azul de medianoche
Como el murciélago que ronda mi ventana.

Detesto la soledad de astros
Detesto mi vida de paria.

Como el azul poniente de este dia
Como la esquirla que atravesó mi conciencia

Desarmo y rearmo rompecabezas
Con las piezas de este olvido tan olvidado.

Como la quietud con la que te mueves
Como el flequillo de tu inocencia

Marco a fuego la incongruencia de tu nombre
En el efímero lienzo de la vida.

Como quimeras de un nuevo eclipse
Como agua salada que baña estas playas

Mi cuerpo te nombra apocalíptico
Y mi cordura se desvanece en estas líneas.

Como poeta que enamorado se halla
Como papel que a la pluma ama

Soy testigo del nacimiento
De versos ciegos para tus ojos claros.

Ayuen (Gabriela Fiandesio)

Vida Nueva

La colisión era inminente, el vehículo derrapaba sobre el pavimento mojado, al final terminó su recorrido chocando contra un árbol al costado de la ruta.
La sangre brotaba, se filtraba por un profundo corte en su cabeza por sobre la oreja derecha.
Su cuerpo comenzó a entumecerse, sintió que el frío invadía su cuerpo y se dispuso a morir.
Cuando la ambulancia llegó al lugar ya había perdido el conocimiento, la trasladaron hasta el hospital del pueblo.
Allí ingresó directamente a quirófano, las heridas internas eran aún más graves que las de su cráneo.
En el momento de la intervención, unas imágenes llegaron hasta su cerebro, la fiesta de cumpleaños de su madre, su padre ebrio golpeaba a su hermano a la hora de la torta; su casamiento quizás el día mas feliz de su vida, la que luego se convertiría en un infierno, un trabajo mediocre, un esposo poco gentil, la vida no era lo que ella había querido para sí.
De pronto una luz cegadora y al fin sintió paz.
Tres días más tarde despertó, su madre, sus hermanos, y sus hijos rodeaban su cama.
Ya habían enterrado a su esposo.



TIEMPO

En el tiempo en el que las campanas tañen
Un soplido de polvo
Una estatua de viento que se derrumba.
Memoriosas mariposas de alas frígidas
Estornudo de almas
Y la cópula final se realiza
En el lecho azul del volcán
De tus ojos.

Una solución acertada
Rostros de arena
Y cuerpos de mármol
(el mismo que cerrará
Mi tumba)

Se consumen los relojes
Y el tiempo se evapora
Con el suspiro
En una milesima de segundo
He construido un mundo
Imaginario
En un segundo
He vivido y muerto

Memoriosa mariposa soy
He resucitado
Al tiempo
A las arenas
Al viento

Me recojo con las manos vacías
Del lecho azul de un volcán
De bocas
De ojos
De hombres

No ha gastado el reloj
El último segundo
Yo sigo y seguiré
Escribiendo.

Ayuen. (Gabriela Fiandesio)


NO SE


Me fui de noche
buscando el cielo estrellado
de aquel dia de julio.

La luna desenmascaró
la tristeza de no hallar respuestas.
Y el poniente azul de mis lágrimas
selló el pacto secreto con un cometa.

No encontré las pistas
que andaba buscando
me quede sin respuestas
y las preguntas fueron cambiando.

La niña-mujer
la mujer-niña/
un sin fin de sensaciones
y el llanto de no saberse
de no encontrarse.
La luna bebio sus gotas
de su mejilla rosada
y el sol beso su cara
en la nueva madrugada.

Dejo en el camino
migajas de aquel cuento
y en su regreso juntaba
nostalgias, hechas de viento.

Se cerró la noche
en suave terciopelo
las campanas de la iglesia marcaban
su regreso

Las manos vacias
y la esperanza cansada
Un día a día mas
y la incertidumbre de no
saber ocupa hasta el último
renglón.

El Y Su Remington

El y su Remington

Once menos cuarto de un domingo cualquiera, la noche está en calma y las ánimas que aún transitan por las calles son los amantes que salen del cine y transmutan sus pasos en vertiginosas carreras al lecho que los cobijara esta noche.

Yo que no puedo dormir me siento frente al ventanal de mi habitación con la remigton y comienzo a garabatear letras que se transforman en palabras acorde a lo que acontece allí abajo.
James hoy ha cerrado temprano su kiosco, y partió con su hijo en la moto roja que hace poco tiempo se comprara, Gustavo tiene abierto unos parroquianos han ingresado hará menos de una hora a beber hasta desfallecer.
Imagino ya que el silencio se verá interrumpido mas tarde.
Los amantes se detienen al llegar a la esquina el le roba un beso a ella ¡Qué romantico! eso pensarán ustedes para mi es una hábil maniobra de él para meterla luego a su cama falta que pase el florista y le compre una rosa…

-Que jodido que sos-
Si tal vez porque descreo en el amor. Descreo en el amor hombre mujer, mujer hombre.
-Por eso estas solo a las once de la noche mirando hacia afuera con tu remington delante-
A vos eso no te importa solo obedecé a mis manos y no parlotees mas que ya me estas cansando.

Yo no fui nunca un buen tipo, mas bien he sido un ogro y ermitaño, prefiero la soledad de un whisky a la muchedumbre que no aporta nada a mi vida.
Me he salvado con la copa en la mano, me he sumergido en las atroces mareas de la soledad extasiado por un puro que consumía mis ganas y he resurgido de la mano de mi cerebro que nunca ha dejado de dictarme y dictarme y dictarme…

Que me he vuelto loco me lo han sugerido, no directamente pero siento igual que la gente al pasar apenas levanta la vista a mi ventana y si me ven aqui sentado observandolos no esgrimen un saludo ni por putas.
-Deja ya los insultos o no te obedezco mas-
Mira ya me he cansado de ser yo mismo dejaré que hagas y deshagas a tu antojo al fin y al cabo quien leeerá esto que estoy escribiendo, a quien le importa la historia de los amantes o la de Gustavo, o acaso la de James, nadie esta leyendo ahora solo tu y yo, y yo ya no existo.

-¿Ahora quién te avisará que no acabas de matarte, que habías muerto ya hace tiempo?

Ayuen

AMANTE NOCTURNA

Llego la noche
tan de repente
apresurada por desvestirse
dejo su luna sobre la cama
su piel de hembra bajo mi piel
su muslo hecho de luciérnagas
sobre las sábanas tendré.
Su paso firme
abrió el deseo
su boca de estrellas entre mis labios
fundieron cometas incandescentes
Y asi fue que poco a poco
tu desnudez fui sintiendo
y la luna de mi cama se fue
llego entonces la madrugada
y muy despacio el amanecer
te fuiste con ella
la luna amante, para que dejaras
este sabor amargo
de despedida
de desconsuelo
de poeta loco
con pluma y tinta
secando estas letras en un papel.

Ayuen

ELSA GILLARI (www.escritoresypoetas.ning.com)

Elsa Gillari: Artista Visual- Vive en Buenos Aires – Argentina

Los símbolos son el lenguaje que utilizo para expresar mi mundo interior, son los bocetos son el antes de la obra, es esa idea que se compone de varios instantes. Aparece entonces el símbolo como primera imagen mental de la temática a construir. No comprendo el significado y permito que navegue hacia el exterior materializándose en un punto referente a desarrollar, además no cuestiono contenido ni color, simplemente habilito el símbolo para que se exprese en toda su dimensión, este generalmente se manifiesta en un estado de neutralidad, siendo los ejes de la misma los que transmiten mensajes aplicados a una completa cosmovisión. Las obras nunca están terminadas, porque se retroalimentan entre si y son como partes de una totalidad expresiva. Esta búsqueda infinita y constante genera un tipo de indeterminación creativa. Así el espíritu percibe objetos y emite conceptos que plasmo en expresión artística. Lo simple es la manera espontánea de la artisticidad y la razón no participa, ya que contaminaría el concepto.”

MI REGALO

Hoy…
llora tormentas mi alma

Padre, tutor de roble.

Quisiera visitarte
entregarte mi regalo
con fuerte beso y abrazo
como siempre
pero no es posible.

Mi regalo,
con felicidad recibido
con palabras, sonrisas, mirada
tu profundo amor hacia mi
en respetuoso silencio.

Solo importaba el mío
tus prendas preferidas
que arropaban tus días fríos

Hasta en harapos
se convertían
pero eran los míos
Simbiosis.

Orgulloso vestías
alegrías
tu obra maestra
la razón de tu vida.

A cambio
en mis suicidios
estabas a mi lado
me apoyaba en tus hombros

Mi regalo
eternamente agradecido.

Hoy..
pimpollos rojos.

Lúgubre espacio
lágrimas y besos
sobre bronce.

No hay despedidas

Tormenta Ígnea

Eyaculaciones de verde cesped matinal
en la pradera de mil escalones;
colectivas misiones de verbo,
encerrado en conciencias oscuras.
Una multitud festeja el triunfo
de un equipo de fútbol,
la carne se entrega en esquinas
de polvo, y la gota final
es tan solo la última gota.
Marcadas y acompasadas
las notas de tu cabello
y una serpiente tentando vírgenes,
recluto
almas desterradas de las urbes
y condeno corderos
con pelaje de lobos.
En el camino una tormenta ígnea
colocando al sol en un segundo
plano.

Marioneta

Marioneta, que no danzas
que de unos hilos pendes
que de la mano ajena estas pendiente.

Marioneta triste inmóvil e inanimada
ni una lágrima de dolor por tu soledad
en esas mejillas retratas.

Marioneta, que no vives
que no sueñas que no sientes.
yo te siento latir en estas letras.

Marioneta amiga,
tu desgracia es mi propia vida.