Posts etiquetados como ‘venezuela’

Problemas de la dependencia de Chávez con EEUU

Problemas de la dependencia de Chávez con EEUU

Problemas de la dependencia de Chávez con EEUU Uno de los hechos si se quiere más paradójicos que se están observando por estos momentos en el mundo es lo que está ocurriendo en Venezuela con la producción petrolera. La producción petrolera experimenta su nivel más bajo en los últimos 25 años, justamente cuando más recursos necesita el presidente Chávez para sostener su modelo económico socialista.

Imagino que en lo privado, Chávez considerará que los Estados Unidos no es un país tan enemigo de Venezuela después de todo. En estos momentos en que Venezuela sufre la fuerte caída de la demanda de petróleo por parte del país americano, se resalta la importancia de la economía estadounidense como generadora de ingresos para Venezuela, y como un sostén indirecto de las locuras del mandatario venezolano.

Que EEUU le compre menos petróleo a Chávez es un problema más grave para Chávez que para el propio país del norte. Para Venezuela reemplazar a los EEUU como demandante de petróleo no es tan sencillo. El petróleo venezolano por sus características, requiere de un proceso de refinamiento un poco más complejo de lo habitual, lo cual es posible realizar en las refinerías estadounidenses, algo no tan sencillo de hacer en otros países

La caída de la demanda estadounidense de petróleo venezolano no es un hecho explicado por la crisis, sino que se puede interpretar incluso como parte de una política de los EEUU para quitarle poder al gobierno chavista o como una política de limitar la dependencia energética de países con alta inestabilidad institucional. Un informe privado elaborado por un experto del Banco Mundial y que saliera a la luz hace unos días mostraba que del total de las importaciones estadounidenses de petróleo, sólo un 9,6% provino de Venezuela. La importancia de Venezuela como proveedor de petróleo para EEUU a antes de que Hugo Chávez llegara al poder, era claramente mayor ya que desde aquel país se importaba casi el 17% del petróleo consumido en tierras estadounidenses.

Ramón Espinasa, ex economista jefe de la estatal Petróleos de Venezuela SA (PDVSA) y actual economista del Banco Mundial, advierte sobre la crítica situación de la actividad petrolera en Venezuela: “La reducción pronunciada en la actividad de taladros, asociada a expropiación y desmantelamiento de las actividades conexas en Occidente y Oriente a lo largo del primer semestre, augura que la caída discreta en la producción de los últimos meses será de carácter estructural, difícilmente se revertirá en el corto plazo”.

Pero lo peor para Venezuela no es la caída en la demanda de petróleo por parte de los Estados Unidos, sino su mayor dependencia de este cliente que cada vez está menos deseoso de dejar en manos de un cuasi dictador, parte de su dependencia energética.

De hecho, el porcentaje de la producción total de petróleo venezolano que se destina a los Estados Unidos fue de 74%, siendo éste el nivel más alto en los últimos años. Ahora se entiende más el interés de Chávez por acordar con China el suministro de petróleo hacia aquel país.

Pero el presidente venezolano continúa con su marcha socialista y sigue atendiendo sus intereses estatizadores mientras la economía tiene otras urgencias que poco se encarga de atender. Ahora acaba de impulsar una ley para que el Estado se asegure el control de toda la industria petroquímica, siguiendo el modelo aplicado al sector petrolero, a través de la cual, la estatal Pequiven se quedará con el control del sector en Venezuela. Por si fueran pocos los problemas que tiene que enfrentar el país con las dificultades emergentes de encargarse de la producción petrolera, este Estado ineficiente debe también hacerse cargo de los lineamientos para la industria petroquímica.

En Venezuela hay siete empresas mixtas en la industria petroquímica en las que existe, en algunas de ellas, propiedad privada extranjera y en las que la estatal venezolana aumentará su participación para tomar el control, afectando los intereses y la rentabilidad de las firmas extranjeras, demostrando una vez más que no existe ni un mínimo de estabilidad en el ambiente de negocios de Venezuela. Entre las compañías extranjeras que se verán afectadas están las japonesas Mitsui (NASDAQ:MITSY) y Mitsubishi, la estadounidense Koch, la española FMC-Forrest, las italianas Ecofuel y Snamprogetti.

En Venezuela existe un ambicioso plan de inversiones para el sector que implica un monto estimado de US$ 20.000 millones hasta el 2019. Para este plan de inversiones se encuentran incluidas la brasileña Braskem (BVSP:BRKM3; NYSE:BAC) y la iraní Nacional Petrochemical Company. Como les comentaba en un artículo anterior, las empresas extranjeras sienten algo de tranquilidad para hacer negocios en Venezuela cuando sus gobiernos son amigos de Chávez “Repsol (NYSE:REP) y una descubierta gigante que pone a España a los pies de Chávez“. Sin embargo empresas de naciones amigas han sufrido el cambio de humor del mandatario venezolano y han tenido que resignar importantes negocios. Ante los grandes riesgos que implica invertir en Venezuela: ¿Cuántos dólares estarán dispuestas a arriesgar estas las compañías extranjeras?

Por lo pronto, Lula demuestra su confianza en la Venezuela de Chávez al anunciar el pasado domingo la firma a mediados de octubre de un acuerdo para que la estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) y Petrobras (BVSP:PETR3; NYSE:PBR), construyan una refinería en el estado nororiental brasileño de Pernambuco.

Ante la caída constante de ventas hacia los EEUU, Chávez continúa con su política de buscar nuevos “amigos” y en dicha cruzada acaba de firmar 8 acuerdos energéticos con países africanos, entre los que se destaca el acuerdo firmado con Sudán del cual el ministro de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez afirmaba: “El convenio es que nuestras empresas petroleras trabajen juntas en ambos países (Venezuela y Sudán), pero principalmente allá (Sudán) porque esta nación tiene una importante producción. Se estudiará la base para trabajar en conjunto y realizar nuevos acuerdos de cooperación”.

A pesar de los múltiples acuerdos que continúa firmando Chávez, no se reflejan en un mayor desarrollo de Venezuela sino que por el contrario, se observa un país con cada vez mayor estrechez de recursos que hace difícil sostener el cumplimiento de los acuerdos asociativos firmados, dado el derroche de los fondos que realiza Chávez. Esta fragilidad financiera de Venezuela no sólo pone en duda la capacidad del país de cumplir con los acuerdos firmados sino que aumentan las posibilidades de llevar a la economía venezolana a una profunda crisis.

Mientras PDVSA sufre la incapacidad de Chávez para administrar los recursos petroleros de Venezuela, otra compañía petrolera que les recomendó Paola a los suscriptores de Valor Global , les está haciendo ganar a quienes siguieron estas sugerencias, un 22% en poco más de tres meses ¿Nada mal en tiempos de vacas flacas, no?

Nos encontraremos nuevamente mañana,

Horacio Pozzo

———————OPORTUNIDAD DE INVERSIÓN———————

Aprovechemos esta crisis para comprar. Como ya lo hicieron los suscriptores de nuestra newsletter de inversión Valor Global, que ya recuperaron su costo al invertir en las compañías que les recomendamos. ¿Quiere saber cuáles son? Puede probar ingresando aquí para averiguarlo y comenzar a invertir en nuestras acciones recomendadas que llevan un 60% de suba. ¡Pronto salen las de octubre! Me pueden escribir a paola@latinforme.com o a info@latinforme.com para mayores detalles.

————————————————————————–

Repsol (NYSE:REP) y una descubierta gigante que pone a España a los pies de Chávez

Repsol (NYSE:REP) y una descubierta gigante que pone a España a los pies de Chávez

Repsol (NYSE:REP) y una descubierta gigante que pone a España a los pies de Chávez “Las reservas de gas de Venezuela, al ritmo que llevan los descubrimientos científicos certificados nos van a colocar entre los cinco grandes gigantes del mundo en gas”, festejaba eufóricamente Hugo Chávez.

Los que hasta hace poco no entendían por qué el rey Juan Carlos de España y el presidente español José Luis Rodríguez Zapatero se esfuerzan por recibir al presidente venezolano y dejar bien sepultado el famoso “Por qué no te callas”, en estos momentos encontrarán un poco más de claridad a la cuestión. El buen trato con Hugo Chávez, interesa tanto al gobierno español como a una de las principales compañías de bandera española, por lo que Venezuela ofrece.

La noticia verdaderamente sacudió a Venezuela. La noticia del hallazgo por parte de la petrolera de bandera española Repsol (NYSE:REP) conjuntamente con la estatal venezolana PDVSA y la italiana Eni (NYSE:E), de un gigantesco yacimiento gasífero sobre las costas venezolanas ha sido largamente festejado.

El yacimiento gasífero se encontró en un bloque del Golfo de Venezuela del proyecto gasífero Rafael Urdaneta y la perforación realizada indica que podría haber entre siete y ocho trillones de pies cúbicos de gas. Este descubrimiento es hasta el momento el mayor de la historia de Repsol-YPF. Para tener una idea de la magnitud del descubrimiento, el mismo equivale a más de cinco años del consumo total de gas en España. “Se trata del mayor pozo de gas descubierto en Venezuela y uno de los más grandes del mundo”, afirmaba además Repsol-YPF en un comunicado.

Si bien existe un mínimo temor a cualquier reacción inesperada del mandatario venezolano, las autoridades de Repsol se muestran confiadas en poder hacerse de parte de los beneficios de fabuloso descubrimiento. En relación a esto, según está establecido en el acuerdo preliminar, en la fase de desarrollo está prevista la creación de una empresa mixta en la que la petrolera estatal venezolana Pdvsa participaría con un 35%, mientras que la compañía española y la italiana se quedarán con un 32,5% cada una.

No se puede olvidar que la economía española ha sufrido con dureza la volatilidad de los precios de la energía durante 2008. Cuando la tasa de inflación se elevaba en la eurozona, la economía española observaba uno de los mayores niveles inflacionarios de la región. En este sentido, el descubrimiento puede aliviar sin dudas la fragilidad española en materia energética.

Para Chávez, el nuevo descubrimiento implica un alivio para su billetera generosa ya que podrá hacerse de una mayor fuente de ingresos de divisas, lo que le permitirá sostener artificialmente un modelo económico largamente acabado que ha generado un terrible impacto negativo sobre la economía venezolana.

Y si tiene voluntad, Chávez podrá percibir en el hallazgo, la importancia de las inversiones privadas para el impulso no solamente del sector de hidrocarburos sino también para el resto de los sectores económicos.

Para valorar el aporte privado, sólo basta recordar que pese los varios anuncios realizados en años sucesivos de inversiones multimillonarias para impulsar la producción venezolana de gas, el volumen de producción anual ha estado cayendo desde 2006. En el 2008 se extrajeron 6.904 millones de pies cúbicos diarios (mmpcd), pero de ellos se reinyectaron más de 3.000 mmpcd para mantener la producción de crudo, lo que deja en evidencia la baja producción gasífera de Venezuela hasta el actual descubrimiento.

A pesar del desincentivo a la inversión privada que genera la impredecibilidad de Chávez, el sector de hidrocarburos venezolano sigue generando un gran atractivo para las compañías extranjeras que se animan a tomar el “riesgo”. Pero no cualquier compañía puede acceder a explorar las riquezas de los suelos venezolanos.

Marianna Párraga de Reuters, describía la política petrolera de Chávez. Desde hace años, Chávez utiliza la Faja Petrolífera del Orinoco, una de las mayores reservas mundiales de crudo pesado, como una poderosa herramienta diplomática, asignando según sus intereses campos petroleros a empresas de países aliados. Irán, India, Rusia, Bielorrusia, China y España, son algunos de los países amigos cuyas petroleras operan en Venezuela.

La importancia de pertenecer a un país amigo de Chávez para las petroleras es una condición necesaria para limitar el riesgo de expropiación. Para ser consciente de los riesgos que implican desarrollar actividades privadas en Venezuela vale recordar que por ejemplo, entre 2006 y 2007, Chávez llevó adelante la estatización de varios negocios petroleros operados por extranjeras entre las que se vieron afectadas Exxon Mobil (NYSE:XOM) y ConocoPhillips (NYSE:COP).

Las empresas petroleras que ingresan a explotar los recursos petroleros de Venezuela, lo hacen con la “bendición” de Chávez. Así, mientras los gobiernos a los que pertenecen sus capitales mantengan la amistad con el mandatario venezolano, tendrán una cierta tranquilidad de que la amenaza estatizadora no está cerca. Digo cierta tranquilidad porque recuerdo lo que ocurrió por ejemplo con Sidor, la compañía acerera perteneciente al grupo Techint de Argentina, país claramente amigo de Hugo Chávez.

Esta política petrolera de asignación de zonas a compañías de países amigos, sin dudas genera un cierto riesgo para el futuro de los recursos de hidrocarburos venezolanos. Algunos analistas creen que la asignación de proyectos sólo en base a una alianza política, y no a la experticia en el negocio petrolero podría terminar por producir daños a los yacimientos a largo plazo.

Compañías extranjeras altamente especializadas en actividades exploratorias deben conformarse con proyectos menores, mientras que otras con menor experiencia y mayor ineficiencia reciben el beneficio de la adjudicación directa en las actividades de exploración y explotación de los recursos. Así por ejemplo, la Petrolera Indovenezolana, de capitales mixtos integrada por Pdvsa y la india Ongc, está extrayendo actualmente unos 30.000 barriles por día (bpd), mientras que otras dos firmas, en asociación con la bielorrusa Belarusneft y la china Cnpc, producen unos 17.000 bpd en total.

¿Podrá Chávez seguir dependiendo de la buena fortuna para sostener un modelo que ha malgastado las riquezas de Venezuela? Por el momento parece que sí y lamentablemente de continuar con el derroche de recursos, se llegará a un momento en el cual el país verá agotadas sus riquezas e incapacitado para generar valor agregado ante la destrucción de la estructura productiva venezolana.

Nos encontraremos nuevamente mañana,

Horacio Pozzo

———————OPORTUNIDAD DE INVERSIÓN———————

Aprovechemos esta crisis para comprar. Como ya lo hicieron los suscriptores de nuestra newsletter de inversión Valor Global, que ya recuperaron su costo al invertir en las compañías que les recomendamos. ¿Quiere saber cuáles son? Puede probar ingresando aquí para averiguarlo y comenzar a invertir en nuestras acciones recomendadas. ¡Pronto salen las de octubre! Me pueden escribir a paola@latinforme.com o a info@latinforme.com para mayores detalles.

La ambición de los inversores ha retornado

La ambición de los inversores ha retornado

La ambición de los inversores ha retornado Los precios de los commodities, en general están teniendo una recuperación un tanto inesperada que ha resultado una noticia positiva para aquellos países productores de algunos de ellos, luego de que el fuerte desplome que experimentaron sus cotizaciones hacia el último cuarto de 2008 les trajera más de un dolor de cabeza a sus finanzas en un contexto de profunda recesión económica.

El precio del barril de petróleo cotizaba en alrededor de US$ 38 hacia finales de 2008 y actualmente se encuentra por encima de los US$ 70, dándole un poco de aire a un Chávez que tiene menos margen de acción para evitar una crisis económica. Chile comienza a respirar con lo que ocurre en el caso del cobre, para el que la recuperación de China se refleja en su fuerte demanda que impulsa la cotización del metal rojo y en la semana pasada alcanzó su mayor nivel desde octubre de 2008. Argentina le prende velas al “yuyito” como lo ha llamado la presidente, Cristina Fernández de Kirchner, y la soja le responde manteniendo su tendencia alcista y cerrando la semana pasada a US$ 430 la tonelada.

Las cotizaciones de los commodities han alcanzado a recuperar una parte significativa del valor que habían perdido en la profundización de la crisis. A pesar de ello, aún se encuentran alejadas de los máximos alcanzados hacia mediados de 2008 y es por ello que el interrogante actual es poder inferir si esta tendencia se mantendrá y con qué fuerza hasta fines de año. Si uno se vale por los signos de reactivación gradual y suave de la economía global, verdaderamente no se deberían justificar mayores alzas en las cotizaciones de los commodities que las observadas, salvo en los casos de los commodities agrícolas ante eventualidades climáticas inesperadas o en el caso del petróleo ante la posibilidad de situaciones de tensión política a nivel mundial.

Si bien la crisis ha tapado un poco lo que ha ocurrido con las cotizaciones de los commodities hasta la primera mitad del 2008, el fuerte alza que observaron los mismos generaron grandes presiones inflacionarias a nivel global que impactaron de una manera no homogénea entre las economías (así por ejemplo, Chile y España vivieron la dureza de las alzas en las cotizaciones sobre sus niveles de precios) y obligaron a los Bancos Centrales a llevar a cabo una política monetaria restrictiva que profundizó la caída en el nivel de actividad económica.

Cuando la recuperación económica aún no ha tomado forma, ya comienza a preocupar la continuidad en el alza de los commodities, en especial de los commodities energéticos, dado que podrían dar lugar a una situación similar a la ocurrida en 2008. El componente especulativo en dichas cotizaciones pone en riesgo el crecimiento de la economía global pudiendo incluso generar situaciones de estanflación.

Es por este motivo que cada vez se suman más voces a los pedidos de regulación en los mercados de derivados para limitar el componente especulativo, contener de este modo el alza en las cotizaciones de los commodities generando además una mayor previsibilidad en los mismos. Las principales preocupaciones se fijan en los commodities energéticos por su impacto directo en los costos de producción.

En relación a este tema, en los Estados Unidos, Gary Gensler, presidente de Commodity Futures Trading Comission (CFTC) decía el miércoles de la semana pasada: “Creo que deberíamos considerar seriamente fijar límites a las posiciones (especulativas) en los mercados de futuros energéticos”. Para Gensler, no solo se deben regular las posiciones en los mercados de futuros energéticos sino también en la de todos aquellos commodities de oferta finita. El ente regulador de las operaciones con futuros sobre commodities quiere limitar la cantidad de contratos que pueden acumular los inversores, para evitar lo que se denomina la “especulación excesiva”. En este sentido, el debate principal radica en cómo fijar esos límites, un tema que será clave para el negocio de los grandes bancos y las herramientas de inversión.

Brasil en tanto, que pretende jugar un rol de mayor relevancia en el contexto internacional, anunció que presentará ante el G-20 en la reunión que tendrá lugar en Londres a principios del mes de setiembre (preparatoria para la reunión de finales de dicho mes en Pittsburgh, Pensilvania), una propuesta para regular los mercados de derivados mundiales.

Entre las medidas a implementar, Brasil solicitará en primer lugar, que todas las operaciones en el mercado de futuros sean registradas. Además buscará impulsar el establecimiento de centros de compensación y liquidación similares a los que ya existen en países como Brasil y que obligan al inversor a depositar una garantía para cubrir sus operaciones con derivados.

La discusión acerca de la regulación de los mercados de derivados se encuentra en sus inicios, pero ya promete finalizar con acciones concretas a nivel global. El escenario futuro, en el cual la posible escasez energética comienza a preocupar, se observa el surgimiento de fuentes de energías renovables y surgen potencias como China que impulsan fuertemente la demanda de todo tipo de commodities, algo que está haciendo tomar consciencia a los gobernantes que si no actúan ahora para limitar la dinámica de las cotizaciones en los precios de los commodities, éstas pueden transformarse en una seria amenaza para la estabilidad económica mundial.

Además, hay un elemento que no puede pasar desapercibido y que puede alimentar la burbuja especulativa en torno a los precios de los commodities. Este elemento es la política monetaria llevada adelante por casi todos los bancos centrales en todo el mundo que han reducido sus tasas de interés de referencia a sus mínimos históricos en muchos casos.

La extensión de las tasas de interés en niveles extremadamente bajos es un elemento que actúa a favor de la generación de burbujas especulativas ya que permite a los inversores el disponer con una gran cantidad de recursos para alimentarla.

Si bien los Bancos Centrales están prevenidos de esta situación, ello no representa ninguna garantía de que se puedan evitar. Es que dependerá de la capacidad de las entidades monetarias de iniciar el ciclo ascendente de tasas de interés en el momento justo, cuando la recuperación económica haya dado comienzo.

La decisión de iniciar el ciclo de tasas ascendente no es muy popular que digamos para los mercados y ningún Banco Central quiere ser el primer aguafiestas. Esta situación genera el riesgo de demora en el cambio de dirección de la política monetaria. Ante esta situación, probablemente lo lógico es que exista una cierta coordinación entre los Bancos Centrales para actuar de manera prudente y evitar el surgimiento de una nueva burbuja.

¿Se animarán los líderes mundiales a actuar de aguafiestas cuando aún los mercados financieros no comienzan a celebrar la salida de la crisis?

Horacio Pozzo

Quienes tienen plata, aprovechan esta crisis para comprar. Como los suscriptores de nuestra newsletter de inversión Valor Global, y que ya recuperaron su costo al invertir en las compañías que les recomendamos. ¿Quiere saber cuáles son? Puede probar ingresando aquí para averiguarlo y comenzar a invertir en las nuevas recomendadas de agosto. Me pueden escribir a paola@latinforme.com para mayores detalles.

Otra empresa internacional cae en Venezuela

Otra empresa internacional cae en Venezuela

Otra empresa internacional cae en Venezuela

“Voy a estatizar todo, menos empresas brasileñas”, le prometió Chávez a Lula. Tan distraído es Chávez que esto no lo dijo en privado, ni tuvo la precaución de asegurarse que los micrófonos estén apagados. Lo cierto es que hasta el momento, las empresas brasileñas efectivamente están a salvo de la mano estatizadora de Chávez.

Este proceso de eliminar la propiedad privada extranjera en Venezuela no se detiene. Chávez sigue con su plan de recuperar el control de sectores estratégicos en la economía. Ahora a su ideología se suma la necesidad de hacerse de fuentes de recursos ante las dificultades provenientes del sector petrolero. Y si bien no fue una estatización, esta vez decidió no prorrogar la concesión Gold Reserve de una filial de la minera canadiense Gold Reserve (AMEX:GRZ) en el proyecto de oro Brisas, uno de los mayores depósitos de oro en América Latina.

La concesión había vencido en abril de 2008, pero la compañía canadiense había adquirido los derechos de explotación al comprar en 1992 la Compañía Aurífera Brisas del Cuyuní. Gold Reserve nunca pudo llevar adelante una explotación a gran escala de esta área debido a los múltiples obstáculos que le fue imponiendo el gobierno venezolano que incluyeron la no concesión de todos los permisos administrativos y ambientales requeridos.

La decisión no ha sido tomada al azar. El control de las reservas de oro a Chávez puede permitirle al gobierno venezolano compensar al menos en parte, la caída del precio del petróleo. La necesidad de recursos es cada vez mayor ante los desequilibrios en ascenso que observa la economía de Venezuela.

Según los comunicados difundidos por Gold Reserve, el aluvión Brisas del Cuyuní supone alrededor del 3% de las reservas probables y probadas de Brisas, pero debajo del mismo se encuentra la concesión de roca dura, el principal depósito aurífero del proyecto con reservas estimadas de más de 10 millones de onzas de oro.

Lo que le ocurrió a Gold Reserve Inc ya tenía antecedentes ya que en mayo del 2008 el gobierno de Chávez le negó a la compañía canadiense Crystallex International Corp. (AMEX:KRY). un permiso final para comenzar a excavar en cuatro secciones de la mina Las Cristinas, el mayor yacimiento de oro del país, otorgando en enero de este año la adjudicación de Las Cristinas a una empresa conjunta entre el Estado venezolano y la minera rusa Rusoro Minería Ltd (PINK:RMLFF), con sede en Canadá. La compañía mixta aún no está operando en el yacimiento ya que todavía el mismo se encuentra en disputa legal.

El gobierno de Venezuela necesitaba de un socio con capacidades como para poder explotar los recursos mineros del país y qué mejor que un socio ruso. Así como Rusoro Minería Ltd participará de la explotación de la mina La Cristina, es altamente probable que también lo haga en Brisas. Por lo menos, es lo que afirman las primeras versiones.

La no renovación de la concesión le genera a Gold Reserve un costo demasiado alto. Por este motivo, la compañía ya advirtió que reclamará más de US$ 5.000 millones en que está valuada su inversión en el proyecto. De todos modos, lo más probable es que a pesar de que resulte beneficiada por las acciones legales, difícilmente pueda recuperar buena parte de sus inversiones.

Pero lo peor para Gold Reserve, no termina allí. El descaro del gobierno de Chávez llegó al punto de aclarar que las medidas adoptadas no eximirán a la concesionaria: “del pago de las sumas adeudadas por concepto de ventajas especiales, multas, impuestos e intereses moratorios”.

Ahora fue el turno de Gold Reserve. El resto de las empresas extranjeras no brasileñas se preguntan ¿Cuál será la próxima víctima de las locuras estatizadoras de Chávez? La situación es más que compleja para las compañías extranjeras que operan en Venezuela. La única estrategia viable es mantener sus negocios funcionando con el menor nivel de inversiones posibles como para que se mantengan así.

Tampoco las empresas de capitales nacionales hallan incentivos para invertir en este contexto de alta incertidumbre. Si invierten y mantienen en funcionamiento sus negocios es porque tampoco tienen demasiadas alternativas ante las dificultades que encuentran para sacar sus recursos al exterior.

El resultado de este proceso estatizador es un Estado que irá agotando a un ritmo cada vez mayor los recursos no renovables del país y que se mostrará incapacitado como para generar riqueza y para administrar la gran cantidad de empresas bajo su control.

Las primeras consecuencias de esta política de control sobre la economía ya están a la vista. Los precios de los productos básicos siguen volando y la escasez llega a situaciones límites. Un ejemplo de esto lo brinda un ciudadano venezolano, Francisco Quintero que en una tienda del gobierno que vende artículos de primera necesidad subsidiados para los pobres, le decía a “The Miami Herald”: “Hoy no hay ni leche, frijoles, pollo, carne, mantequilla ni aceite de cocinar”. Edgar Salas, dirigente de un gremio farmacéutico en Caracas, también decía: “Alrededor de una cuarta parte de los productos que se encuentran normalmente en una farmacia ya no están en existencia”.

La incapacidad evidente de Chávez para asegurarle a la población el suministro de bienes y servicios básicos hace prever que la situación bordeará el colapso a medida que se agreguen al control estatal, mayor cantidad de bienes y servicios.

El escenario económico de Venezuela es cada vez más oscuro. Como para agregarle una complicación más a la problemática de la economía, el descontento social va en aumento y las protestas se multiplican mientras desde el gobierno se hace todo lo posible por acallar a la prensa.

No hay dudas que Chávez está obstinado con implantar un modelo socialista a pesar de que está condenado al fracaso antes de ver la luz completamente. Vargas Llosa sintetizó recientemente en una frase la obstinación de Chávez: “(Chávez insiste) a pesar de que la historia nos demostró que las dictaduras fueron más ineficientes que las democracias mediocres”. Todavía Chávez no culminó su obra y ya comenzamos a imaginarnos su final.



Sepa cómo los acontecimientos económicos y políticos pueden afectar sus ahorros.

Suscríbase aquí para recibir GRATUITAMENTE el Informe Latinforme.









Chávez estatiza y suma más problemas para Argentina

Chávez estatiza y suma más problemas para Argentina

Chávez estatiza y suma más problemas para Argentina Venezuela sigue siendo noticia, y de las malas. Son noticias que impactan al empresariado argentino, y en especial a los accionistas del Grupo Techint. Pero las consecuencias de las recientes decisiones de la política estatizadora chavista pueden ir más allá de su impacto en la economía venezolana y afectar de un modo no despreciable a la economía argentina.

El Grupo Techint vuelve a ser víctima de la mano expropiadora de Chávez. Esta vez, el mandatario venezolano tomó la decisión de estatizar a las empresas Tavsa (Tubos de Acero de Venezuela SA), Matesi (Materiales Siderúrgicos), en las que Techint es accionista mayoritario. También estatizó a Comsigua (Complejo Siderúrgico de Guayana). Allí Techint era también accionista aunque con presencia minoritaria.

Ya en el pasado reciente, Techint había experimentado el sabor amargo de perder negocios en Venezuela. Anteriormente Chávez se había quedado con unas áreas petroleras que el grupo explotaba en su país, mientras que el año pasado resolvió expropiarle la siderúrgica Sidor. La indemnización por el 60% de esta firma había terminado de acordarse hace dos semanas por US$ 1.970 millones.

Probablemente, las nuevas estatizaciones no hayan tomado por sorpresa al Grupo empresario argentino. Pero a pesar de poder anticiparlas resultaba una tarea casi imposible el poder liquidar los negocios a un valor que permitiera al menos rescatar en parte la inversión realizada.

Esto es debido a que nadie se animaría a adquirir una firma en Venezuela en estos momentos. Entonces, la estrategia de esperar y ver qué se podía rescatar de lo invertido aparecía como la acción más lógica.

Desde el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, no se ha demostrado hasta el momento, mayor preocupación por lo que ocurre con las empresas argentinas en Venezuela. Sólo algunas acciones que se pueden entender como un acto de reflejo. Esta actitud le ha comenzado a generar problemas al gobierno argentino, justo en un momento inoportuno ante la cercanía de las elecciones.

Es en este contexto que las decisiones del gobierno venezolano repercuten y generan focos de conflicto en Argentina. Es que desde el empresariado, se le reclama al gobierno argentino que intervenga para defender los derechos de las empresas. La situación le genera al gobierno de Cristina problemas de negociación con el empresariado incluso en cuestiones relativas al contexto local.

Es por eso que desde el gobierno en las últimas horas se había intentado ensayar alguna defensa a su gestión. En este sentido, la viceministra de Trabajo, Noemí Rial decía: “El Estado argentino defendió a empresas de capitales nacionales radicadas en Venezuela (como la nacionalizada Sidor, también del Grupo Techint) y lo va a seguir haciendo”.

También el jefe de gabinete salió a ensayar algunas palabras que demuestren intenciones de intervenir. Massa decía simplemente: “A Techint hay que ayudarla porque es una empresa argentina”. El canciller argentino Taiana dijo que se reuniría con su par venezolano, Nicolás Maduro, y abordará este tema en dicha reunión. Lo cierto del caso es que dicho encuentro se producirá en el marco de la asamblea de la OEA a la que ambos asistirán por lo que de otro modo, dicho encuentro no se hubiera producido.

Pero mientras estos funcionarios intentaban demostrar una actitud conciliadora entendiendo que el conflicto podría tener repercusiones en el frente electoral, la presidente argentina salió a atacar a los directivos de Techint reclamándoles no haber depositado US$ 400 millones que recibieron por la estatización de Sidor.

Probablemente la presidente no se habrá cuestionado qué responsabilidad tiene su política económica en la decisión de Techint de no repatriar dicho dinero. De hecho, en el 2008, salieron del país US$ 23.100 millones según confirmó el BCRA. Tampoco recordará que cuando su marido era gobernador de la provincia de Santa Cruz, no confiando en la economía argentina, envió US$ 535 millones de dólares de la provincia al exterior.

A la inconsistencia de la política del gobierno argentino, se suma su evidente debilidad en materia de relaciones internacionales. Prueba de ello es el hecho de que hace unos días, Chávez estuvo de visita por Argentina, y el tema de las estatizaciones pasadas y futuras de empresas argentinas en Venezuela, no estuvo en la agenda de discusión.

Es por la incapacidad negociadora del gobierno de Cristina Kirchner que las empresas argentinas en Venezuela se sienten desprotegidas. Su incapacidad se hace más evidente cuando se observa la actitud de Chávez para con Brasil. El mandatario venezolano en su paso por Brasil, le confirmó a Lula que las empresas brasileñas se mantendrán al margen de la ola estatizadora de su gobierno.

Ante este panorama, la cúpula de la Unión Industrial Argentina (UIA) buscaba la manera de presionar al gobierno para que tome una actitud en defensa de las empresas argentinas, con lo que seguramente se abrirá un foco de conflicto entre el empresariado y el gobierno.

El posible distanciamiento que se puede producir entre la UIA y el gobierno argentino, puede traer consecuencias similares a las observadas en el conflicto con el campo. La actitud del gobierno argentino frente a los reclamos de los sectores productivos ha sido generalmente redoblar la apuesta y contraatacar. Uno puede aventurar la manera en que lo hará: ¿Reformas en el ámbito laboral con la implantación de la doble indemnización?¿Mayores controles impositivos?¿Restricciones a las exportaciones? Cualquier alternativa es válida para castigar la rebeldía empresaria.

Es difícil imaginar cómo terminará este foco de conflicto que se abre en Argentina entre el gobierno y el empresariado local por la política de Chávez. Si hay algo que está claro es que esto impactará en la economía argentina probablemente a través de menores inversiones ya que los empresarios se mostrarán más inseguros ante una nueva demostración del gobierno argentino de no cuidar al sector empresario.

¿Puede esto acelerar una crisis en la economía argentina? Este conflicto tendrá costos para el gobierno argentino. De ello no quedan dudas. Será responsabilidad del gobierno de saber leer cuidadosamente las señales que surgirán por ejemplo del resultado electoral, de la dinámica de la economía en general y de la inversión privada en particular. Si no comprende lo que está sucediendo, las consecuencias pueden ser irreversibles.

Sepa cómo los acontecimientos económicos y políticos pueden afectar sus ahorros.

Suscríbase aquí para recibir GRATUITAMENTE el Informe Latinforme.

Vuelven los capitales a las economías emergentes

Vuelven los capitales a las economías emergentes

Buenos Aires, Argentina
12 de mayo de 2009

Con las señales positivas que han estado surgiendo en los últimos días desde la economía estadounidense, las perspectivas de recuperación económica global han mejorado de un modo no menor.

Como a los inversores no les gusta demasiado estar mucho tiempo escondidos hasta que pase la tormenta, con los primeros rayos solares de la recuperación, están saliendo apresurados a tomar posiciones de mayor riesgo para ser los primeros en beneficiarse con la recuperación de las economías.

publicidad
eToro es operar en Forex con sólo darle a un botón.
Un software visual de Forex que pone a su disposición todas los instrumentos que necesita para operar.
Conózcanos mejor aquí

John Lyons, Alex Frangos y Alastair Stewart grafican claramente en una nota para “The Wall Street Journal”, lo que está sucediendo en los mercados emergentes los cuales no logran comprender aún por qué están regresando los capitales externos con tanto entusiasmo.

Con las economías girando lentamente hacia la recuperación, los inversores están modificando sus posiciones y lentamente comenzaremos a observar un desarme de las posiciones más conservadoras. Así por ejemplo, en siete semanas, los inversores desarmaron sus carteras en inversiones estadounidenses por US$ 9.800 millones para orientarlas hacia mercados más rentables. No es que no valoren la seguridad, pero los inversores prefieren ampliamente buscar rentabilidad ya que es lo que está en su esencia.

El tiempo de defender el capital está finalizando según lo que han entendido los inversores. Se inicia para ellos nuevamente la etapa de buscar rentabilidad. Y qué mejor idea que recurrir a los mercados emergentes en donde se pueden encontrar gran cantidad de oportunidades de inversión de muy buena rentabilidad.

Lógicamente, en los mercados emergentes en donde se encuentra la rentabilidad, la misma se consigue aceptando un cierto nivel de riesgo. Incluso este riesgo puede no ser tan fácilmente medible luego de los sacudones que han experimentado las economías producto de la crisis, y de los que aún no se han logrado liberar.

Aunque exista incertidumbre acerca del riesgo que estarán asumiendo los capitales que se dirijan hacia las economías emergentes, se puede suponer que dicho riesgo se ve reducido por la situación de salida de la crisis. Quizás pueda parecer un argumento extraño, pero vale recordar que la crisis les ha hecho perder fuertemente valor en buena medida por motivos no vinculados a la situación propia de los mismos sino a la necesidad de los inversores de hacerse de liquidez y buscar inversiones más seguras.

El apetito inversor por las posiciones de riesgo ya se está haciendo sentir en los índices bursátiles. En el caso de Brasil, el índice Bovespa de la Bolsa de San Pablo, ha registrado un alza del 75% desde sus niveles mínimos del mes de octubre de 2008. También las bolsas de los mercados emergentes han avanzado 50% en los últimos dos meses. Así lo refleja el índice MSCI de Mercados Emergentes (NYSE:EEM), que sigue el desempeño de 23 mercados emergentes.

chart


El retorno del apetito inversor por el riesgo, creo que es sin dudas una buena noticia aunque quizás sea un poco desmedido el comportamiento que se está observando frente a las aún insuficientes evidencias de que la crisis ha comenzado a pegar la vuelta.

Más allá de mis dudas acerca de lo fundamentado del accionar inversor (es que muchas veces, el comportamiento que exhiben los capitales carece de racionalidad), uno puede pensar en los efectos positivos que el retorno del optimismo a los mercados pueda implicar para las economías. Sin dudas, el optimismo en los mercados puede generar un efecto contagio positivo sobre el consumo de las familias y la inversión empresaria, ya que, ante la percepción de cambio de escenario, pueden animarse a reducir sus comportamientos precautorios. Así, las profecías de recuperación que están vaticinando los inversores se estarían auto cumpliendo.

De este modo, lo que se está observando en los mercados bursátiles da lugar a ilusionarse con una más pronta recuperación de la economía global ante un cambio de ánimos que se traduzca en una mayor demanda. Pero hay que tener cuidado con los riesgos que puede generar un optimismo excesivo (si es que esto es lo que está ocurriendo), ya que comportamientos extremos de los inversores pueden dar lugar a movimientos desestabilizadores en los mercados. Así, lo que parece una situación favorable puede transformarse en un elemento que obstaculice los objetivos de recuperación económica.

Para los hacedores de política monetaria, el contexto actual de movimientos bruscos en los mercados financieros representa sin dudas un gran desafío ya que la política monetaria de manejo de tasas de interés no basta para controlar la estabilidad de los mercados y conducir el comportamiento tanto de la inflación como del crecimiento económico.

Sin dudas, el retorno de los inversores a las economías emergentes se debe seguir con atención por parte de los gobiernos para evitar que se transformen en una amenaza para la estabilidad de las economías. Volviendo al caso de Brasil, el regreso de los inversores se está reflejando en la evolución del real que se ha venido apreciando en el último tiempo y actualmente está cerca de romper el piso de las dos unidades por dólar, nivel que no observaba desde octubre de 2008 (actualmente el dólar en Brasil cotiza a R$ 2,06). La apreciación cambiaria puede afectar aún más a las cuentas externas de Brasil que han sido duramente afectadas por la crisis, lo cual mantiene atemorizados a los industriales brasileños que aún no lograr superar la situación depresiva por la que están atravesando. Esta amenaza sobre el tipo de cambio no solamente está latente en Brasil, sino también en el resto de las economías latinoamericanas.

Para no resultar pesimista, creo que es válido rescatar el aspecto positivo que tiene el retorno de los capitales a las economías emergentes en general y a las economías latinoamericanas en particular. Es que el regreso de los capitales a las economías emergentes representa no solamente una señal de la recuperación del apetito de los inversores por el riesgo, sino también es una señal de confianza hacia dichas economías.

Esta confianza en las economías emergentes tiene fundamentos sólidos. Vale recordar que la actual crisis financiera internacional no se originó en el mundo emergente. Lejos de ello, buena parte de las economías en desarrollo observaban un sólido y sostenido crecimiento económico que estaba apoyando al desarrollo de las economías.

En el caso de las economías latinoamericanas, salvo los casos de Argentina, Venezuela y Ecuador, en líneas generales venían aplicando políticas económicas sólidas y consistentes con el crecimiento de largo plazo. La crisis detuvo el ritmo de crecimiento que venían observando pero no frenó las perspectivas de crecimiento de largo plazo, por lo que en ellas existen grandes oportunidades de inversión para cuando se retome la senda de crecimiento local y global.

Pienso en estos momentos en economías como las de Brasil, Perú y Colombia, economías con grandes perspectivas en un futuro no muy lejano, que antes de la crisis exhibían gran cantidad de proyectos para consolidar el crecimiento a largo plazo y para prepararse para el mismo. Estos proyectos (de infraestructura, de inversión en fuentes de energía, en sectores económicos estratégicos, entre otros), de ninguna manera han sido abandonados, sino que se han mantenido vigentes y se acelerarán en cuanto el contexto económico mejore. Sin dudas, economías con importantes proyectos de inversión, representan un ambiente más que atractivo para aquellos inversores que buscan rentabilidad. ¿Podrán aprovechar estas economías, el retorno de los inversores para potenciar su desarrollo económico?

Chávez nacionaliza compañías de servicios petroleros

Chávez nacionaliza compañías de servicios petroleros

Cuando Chávez es noticia, no se puede esperar algo bueno. Tampoco sorprende lo que haga, luego de tantos años de locuras al frente del poder. Está claro que en Venezuela impera la “ley de Chávez”, esto es, la voluntad de Chávez, que por más disparatada que resulte, se transforma en ley.

Chávez hace lo que quiere, pero no lo que debe y es por este motivo que el contexto económico de Venezuela continúa complicándose haciendo que la crisis económica sea inevitable. Lo único que falta por anticipar es cuándo se producirá.

Cuando hablamos de petróleo en Venezuela, inevitablemente lo asociamos con la gigante estatal Petróleos de Venezuela SA (PDVSA), pero alrededor de la misma existen varias compañías de las cuales, la petrolera estatal depende para producir. Sobre éstas, Chávez ha echado el ojo.

Como les comentara en un artículo del mes de febrero, producto de la fuerte caída en el precio del petróleo y de una administración que deja mucho que desear, PDVSA había acumulado una importante deuda con empresas prestadoras de servicios vitales para que la petrolera estatal pudiera desarrollar su actividad. “Chávez sigue en campaña mientras los ingresos petroleros peligran”.

Realmente, el problema que enfrenta PDVSA es preocupante y difícil de resolver. Un consultor económico promedio hubiera aconsejado un análisis profundo de la compañía para llevar adelante una serie de reformas profundas tendientes a mejorar su eficiencia productiva, conjuntamente con otras medidas para incrementar las reservas petrolíferas del país, para garantizar que el sector petrolero siga siendo la fuente fundamental de divisas del país.

Según “Capital News”, PDVSA está más cerca de la bancarrota. La empresa mantiene maquillado un pasivo superior a los US$ 24.000 millones y tiene graves problemas financieros por los cuales ha recurrido a la Caja de Ahorros de sus empleados entregándole bonos de dudosa garantía por US$ 2.500 millones (para muestra, los bonos de PDVSA con vencimientos en 2027 cotizan al 38,6% de su valor). La gravedad de la situación de PDVSA se refleja en otros hechos tales como el recorte en un 20% de los sueldos de sus empleados, la limitación de las inversiones y el freno de los principales proyectos.

Pero Chávez, que siempre se ha mostrado muy creativo y sobre quien la racionalidad no limita su pensamiento, entendió que como PDVSA no puede pagar las deudas que mantiene con estas empresas, lo mejor sería quedarse con las mismas.

Es así que el Congreso de Venezuela dio el pasado martes su aprobación inicial para que el Estado venezolano tome el control de este grupo de compañías de servicios petroleros, con las que además, está manteniendo una fuerte disputa dados los miles de millones de dólares de deudas impagas.

Chávez resolvería de este modo el problema de PDVSA, pero se le crea otro problema que consiste en reunir el dinero necesario para la expropiación de dichas compañías. El mandatario venezolano pensaba y pensaba cómo resolver esto hasta que se le ocurrió la buena idea de compensar a las firmas con bonos, los que podrán llevarse como recuerdo de su aventura de querer invertir en suelo venezolano. Seguramente esta forma de resolución será bienvenida por las nuevas víctimas de la política expropiatoria de Chávez.

El proyecto de expropiación afecta a un amplio conjunto de firmas vinculadas de manera directa o indirecta a la actividad de PDVSA. Entre las firmas que podrían ser afectadas por el proyecto se encuentra el productor de gas natural y firma de gasoductos Williams Companies Inc (NYSE:WMB), propietario mayoritario de una instalación de compresión de gas que reclamaba en abril deudas impagas de PDVSA por US$ 241 millones.

La expropiación de las empresas prestadoras de servicios para el sector petrolero, no será la solución para los graves problemas que enfrenta PDVSA. Probablemente retrasen la crisis de la compañía pero no podrán evitarla ya que la empresa continúa enfrentando un precio del barril por el piso y una extrema ineficiencia operativa. La alternativa que el gobierno venezolano ayude a la compañía está totalmente descartada, cuando es la compañía la que sostiene al gobierno de Chávez.

La crisis de PDVSA altera la principal fuente de ingreso de divisas de Venezuela. Esto agrega mayores dificultades a la deteriorada economía venezolana. Es por ello que, frente a los riesgos crecientes de crisis, Chávez decidió acelerar su avance en su cruzada socialista y hacerse de todas las empresas claves para sostener lo que queda de la economía. Sobre esta avanzada seguramente seguiremos teniendo noticias en breve.

Ante este avance sobre la propiedad privada, las compañías extranjeras están lentamente preparando su huída del país. Dentro del sector bancario, el Santander, mientras distrae al gobierno venezolano con negociaciones de crédito, se encuentra armando las maletas para salir del país.

La economía de Venezuela está sin dudas entrando en caos. El sector privado sólo piensa en sobrevivir y el que puede, en huir del país. La palabra inversión no se escucha comúnmente en el sector empresario. Tampoco se habla demasiado de producción. En este contexto se alimenta el círculo vicioso entre el estancamiento económico y la inflación.

Frente a este panorama tan complejo, la única salida que ve Chávez es completar su proyecto socialista lo más rápidamente posible. No caben dudas que se seguirá avanzando en dicha dirección. Lo que no está claro es si llegará a lograrlo y si lo hace, cuánto tiempo podrá sostener este proyecto. Mientras tanto, nos estaremos preguntando: ¿Qué es lo próximo que Hugo Chávez hará?

¿Peligra la democracia en Venezuela?

¿Peligra la democracia en Venezuela?

27 Abril 2009

Muchas veces los mercados de divisas latinoamericanos han permitido grandes ganancias mediante el arbitraje producto de las múltiples deficiencias que padecían los mismos y de las medidas poco comunes adoptadas por los gobiernos de Latinoamérica.

Un interesante caso de potencial arbitraje lo ofrece el mercado de divisas venezolano. La decisión de mantener un tipo de cambio fijo en un nivel que no se condice con la realidad de la economía venezolana genera grandes riesgos dado que la frágil situación económica está provocando que el valor del dólar en el mercado paralelo se aleje cada vez más de dicho valor oficial.

Regístrese gratis en el Foro de Latinforme.com

Haga correr su voz.

Click aquí


Para el gobierno venezolano el dólar vale 2,15 bolívares, pero para el mercado paralelo cotiza cerca de los 7 bolívares. Demasiada diferencia que permite lograr una ganancia fácil a quienes pueden acceder al dólar al tipo de cambio oficial. Lógicamente, para el ciudadano común, esta posibilidad de ganancia fácil está vedada. Probablemente no es así para los amigos de la causa chavista.

Ya en artículos anteriores les he hablado acerca de la insostenibilidad de esta paridad cambiaria. Es por ello que para sostener esta irreal relación entre las monedas, el gobierno venezolano ha recurrido a limitar la entrega de divisas a sectores no prioritarios ante el déficit de dólares necesarios para sostener semejante desequilibrio. ¿Qué harán estos sectores? Recurrirán al mercado paralelo lo que implica para ellos que los costos de importación se tripliquen automáticamente, algo sin dudas injusto para los mismos.

Se puede decir que Chávez atenta contra la democracia de los mercados. El ejemplo del mercado cambiario que les menciono no es el único. Pero lo más grave en Venezuela es que Chávez está decidido a atentar contra la democracia en un sentido amplio, más allá de la frontera de los mercados.

Con las últimas medidas adoptadas, Chávez sigue transformando a la Venezuela democrática y en donde predominaba la libre empresa en un país en el cual todo se debe regir por su autoridad y según su voluntad, incluso yendo contra las mismas leyes y la Constitución del país.

Algo que no se puede negar, es que Chávez tiene mucha imaginación para doblegar las leyes. Un nuevo ejemplo de ello ha sido lo ocurrido hace dos semanas cuando amparado en una nueva ley aprobada por la mayoría oficialista del Parlamento, Chávez designó a Jaqueline Faría como la primera “jefe de gobierno de Caracas”. Así con esta designación, Faría ejercería varias de las funciones que son de competencia de Antonio Ledezma, el opositor que es titular de la Alcaldía Metropolitana y ha sido electo por el voto popular.

Chávez toma lo que necesita sin medir las consecuencias. El sector privado presencia con temor cómo el gobierno venezolano avanza en su cruzada expropiadora. Además de empresas, en los últimos días, el gobierno ha decido expropiar tierras (unas 3.500 hectáreas) las que consideraba que se encontraban infrautilizadas. Pero lo peor del caso es que, según el gobierno, con ello inició una “ofensiva de rescate de tierras” con lo cual se deben esperar nuevas expropiaciones.

No existe consuelo para la población que ve además cómo la política de Chávez le ha generado un daño irreparable a la economía y ha dilapidado los inmensos recursos provenientes de las riquezas petroleras.

La justificación que esgrime Chávez para justificar su accionar, la de buscar priorizar la situación de los más necesitados, no cuenta con un verdadero correlato en los hechos. Para este año, el FMI ha proyectado que la economía venezolana sufra una contracción del 2,2% y para peor, seguirá contrayéndose un 0,5% en 2010, lo cual implicará un aumento del desempleo, especialmente en los segmentos de menores ingresos. La inflación en Venezuela no cede, se mantiene elevada en el 28,1% interanual y afecta principalmente a los más pobres.
Si Chávez dice gobernar para los pobres ¿Por qué ellos están cada vez peor?

El avance de Chávez sobre los derechos particulares y sobre la propiedad privada no se detiene. ¿Hasta cuándo podrá soportar el pueblo venezolano estos atropellos de un mandatario elegido bajo los principios de la democracia?

La oposición, que sufre la persecución constante de Chávez, los estudiantes y ahora la Iglesia de Venezuela buscan resistir los atropellos del presidente. La Iglesia venezolana ha hecho sentir su preocupación por el desconocimiento de la voluntad popular y la creciente arbitrariedad en la administración de justicia que se viene observando en el último tiempo.

En Venezuela no se puede opinar de manera contraria al gobierno y ello lo denuncia la Iglesia: “ha mermado el derecho que tiene la ciudadanía a información veraz”, mediante “una progresiva escalada de intervenciones oficiales” que pretende “limitar la autonomía de los medios”.

Y por si todo lo anterior fuera poco, el discurso de Chávez choca en más de una oportunidad con sus propias acciones. ¿Usted le haría un regalo a su peor enemigo? Entiendo que no. Pero Chávez sí lo hizo y le acaba de regalar ni más ni menos que una isla a los Estados Unidos. Lo hizo a través de la empresa Citgo, filial de Petróleos de Venezuela (PDVSA) y se la donó al estado de Nueva Jersey.

En este estado de situación, la economía venezolana tiene pocas posibilidades de resistir y no entrar en crisis. Inevitablemente el deterioro de la misma continuará, y el sector privado estará cada vez menos dispuesto a invertir ante la imposibilidad de asegurarse que la rentabilidad del proyecto pueda ser apropiada por la propia compañía y no por el gobierno venezolano. No existen mayores dudas acerca de que esta situación derivará en una crisis en Venezuela, sólo resta saber cuándo.

El ALBA se suma a la cruzada contra el dólar

El ALBA se suma a la cruzada contra el dólar

El ALBA se suma a la cruzada contra el dólar
21 Abril 2009
La crisis financiera internacional ha puesto en duda la continuidad del dólar como moneda de referencia para los mercados financieros internacionales. Es que la volatilidad que ha observado el dólar estadounidense en este último tiempo ha implicado grandes riesgos para la estabilidad del resto de las economías.

Ante la incapacidad del resto de las divisas de transformarse en la nueva moneda internacional de referencia, la idea que se impone es la de utilizar una canasta compuesta por las principales divisas mundiales para reemplazarlo. Pero mientras ello madura, varias economías han comenzado a implementar diferentes acuerdos para sustituir al dólar como moneda de intercambio comercial.

Uno de los gobernantes que más resistencia ofrece a los Estados Unidos, es sin dudas, Hugo Chávez. En relación a esta cuestión, el presidente venezolano, ha sido uno de los impulsores dentro de la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), para la creación del Sucre (Sistema Unificado de Compensación Regional), un sistema monetario de compensación comercial que sustituirá al dólar en el comercio entre los países del ALBA a los que se suma Ecuador (quien participa del ALBA como país observador).

El Sucre comenzará a entrar en acción en el mes de enero de 2010. Pero, ¿Qué es el Sucre? En realidad el Sucre será una moneda virtual para el intercambio comercial entre estos países, en sustitución del dólar estadounidense. Esta propuesta contempla la posibilidad de abrirse hacia aquellos países del Sur, Centroamérica y el Caribe que deseen adherirse al acuerdo.

Dada la alta inestabilidad de las economías que forman parte del acuerdo, la viabilidad del Sucre no está del todo garantizada. Por otra parte, si bien la instauración del Sucre no representa por sí sola una amenaza para el dólar estadounidense, considerando el bajo peso relativo de las economías que forman parte del acuerdo, el Sucre representa una señal más del riesgo que está observando la moneda estadounidense en su supremacía mundial.

publicidad
En Ava FX , usted, el Inversor, es el centro del universo.
* Ava FX esta diseñada para cada nivel de experiencia en inversiones.
* Cotizaciones en tiempo real.
* Sin comisiones ni costos fijos de ningún tipo.
* Herramientas de Inversión de Avanzada.
Pruébela aquí

Sin dudas, para los EEUU que el dólar sea la divisa líder a nivel mundial implica una serie de beneficios no menores, los cuales corren actualmente un serio peligro de desvanecerse. Uno de ellos es, el señoraje que percibe EEUU por tener la potestad de emisión de la divisa líder mundial.

La supremacía de la divisa norteamericana parece estar llegando a su fin y gradualmente, el dólar está dejando de ser la única moneda utilizada para el comercio entre países. Es que la crisis financiera internacional ha generado una proliferación de acuerdos bilaterales de intercambio recíproco de monedas. Así por ejemplo, hace unos meses en Latinoamérica, los gobiernos de Argentina y Brasil, celebraron un acuerdo para la eliminación del dólar en el comercio bilateral.

También, en el contexto de la Asociación Latinoamericana de Integración –Aladi- (un organismo de integración económica intergubernamental de América Latina), se está evaluando la utilización de las monedas de los países miembros en el comercio entre éstos.

A fines de marzo, el presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva decía sobre la sustitución del dólar como divisa global: “Cuando aprobamos con Argentina el uso de las monedas argentina y brasileña es porque creemos que es posible no quedar subordinado a la moneda de otro país”.

Haciendo un paréntesis con el tema del dólar, vale la pena mencionar que, si las economías latinoamericanas están avanzando en el uso de las monedas locales para el comercio internacional, lo pueden hacer por la estabilidad y fortaleza macroeconómica que han alcanzado. Si bien aún tienen varios de los países, un largo camino por recorrer (algunos incluso deben corregir el camino actual), este hecho no hace otra cosa que volver a remarcar el valor que tiene para las economías, trabajar por mantener la fortaleza macroeconómica.

Retornando a la problemática del dólar, China, la economía emergente más importante y con objetivos ambiciosos de liderazgo mundial, está incrementando sus esfuerzos por desplazar el uso del dólar como divisa de intercambio comercial. Hace unas semanas, el gobierno chino acordó con Argentina un acuerdo de intercambio de monedas con el gobierno chino, lo cual le permitirá a la Argentina, descomprimir su volumen de dólares.

Además del acuerdo firmado con Argentina, China firmó otros cinco acuerdos de ’swap’ con sus homólogos de Corea del Sur, Hong Kong, Malasia, Bielorrusia e Indonesia. El monto global de los acuerdos es por un total de 650.000 millones de yuanes (alrededor de US$ 94.000 millones). De este modo, los importadores de estos países podrán pedir prestados yuanes al Banco Central para comprar productos en China y limitar así los efectos de las fluctuaciones de los tipos de cambio del dólar.

El objetivo de China de imponer el yuan como divisa internacional es claro, aunque dicho objetivos tienen límites claros y es por ello que China está impulsando el reemplazo del dólar por una canasta de monedas, iniciativa apoyada también por Rusia y que fuera presentada en la pasada reunión del G20. La propuesta inmediata para sustituir al dólar ha sido el uso de los Derechos Especiales de Giro (DEG) que está bajo el control del Fondo Monetario Internacional. Los DEG son actualmente una cesta de monedas formada por el dólar, el yen, el euro y la libra esterlina. Los DEG vienen siendo utilizados por el Fondo Monetario Internacional como activo virtual de financiación y reserva internacional.

Para Zhou Xiaochuan, gobernador del Banco del Pueblo de China (su Banco Central), la utilización de los DEG limitaría la incidencia de la volatilidad de las divisas sobre la estabilidad de las economías. En este sentido, según Zhou, el objetivo de impulsar el uso de los DEG sería: “Crear una reserva internacional desconectada de países particulares y capaz de mantenerse estable a largo plazo, evitando así las deficiencias inherentes causadas por el uso de monedas nacionales”.

Si bien el reinado del dólar como divisa líder tiene los días contados, está claro que no es la intención de ninguno de los países en cuestión, que la sustitución del dólar como divisa líder mundial se produzca de una manera abrupta. Es que en caso de que el dólar perdiera a un ritmo veloz su relevancia como divisa global, implicará una fuerte pérdida de valor en relación al resto de las monedas, lo cual trae aparejado importantes pérdidas para el resto de los países cuyas reservas internacionales se encuentran en su mayor proporción denominadas en dólares estadounidenses.

¿Fortalecerá a las economías en desarrollo el comercio en monedas locales? ¿Aumentará la estabilidad financiera global el uso de una canasta de monedas como nuevo patrón de referencia? En principio, ambos elementos parecen marcar el nuevo escenario económico global y prometen alcanzar una mayor fortaleza y estabilidad para las economías. Y mientras ello sucede, EEUU deberá reformular su rol en la economía global.

La nueva política económica bolivariana: ¿Con ingredientes del FMI?

La nueva política económica bolivariana: ¿Con ingredientes del FMI?

Buenos Aires, Argentina

23 de marzo de 2009

El gobierno venezolano está en aprietos y debe tomar medidas urgentes, aunque algunas de ellas impliquen, alejarse de su cruzada socialista y hurgar soluciones en los viejos libros de recetas del Fondo Monetario Internacional.

El contexto económico internacional sigue siendo adverso. Ello ha provocado que el gobierno venezolano haya tenido que reducir su estimación del precio de la cesta local de crudo a US$ 40 por barril, desde los US$ 60 por barril fijados en el presupuesto para el 2009. También ha tenido que reducir la producción petrolera prevista a 3,17 millones de barriles por día (bpd), desde los 3,7 millones de bdp previamente estimados. Con semejante reducción en las proyecciones de la principal fuente de ingresos fiscales, el gobierno venezolano no tuvo otra alternativa que lanzar una serie de medidas para ajustarse a la nueva realidad económica.

De nuevo debo repetir que esta crisis financiera internacional es histórica no solamente por su magnitud, sino también por la multiplicidad de situaciones impensadas que se están sucediendo. Los postulados que promulgan las economías desarrolladas, se han derrumbado como un castillo de naipes, y sus economías se muestran más flexibles y tolerantes. En el otro extremo, parece que la indisciplina de la política económica venezolana, deberá desaparecer al menos por un tiempo. Así, países y políticas económicas extremas se están acercando como consecuencia de la crisis.

El sábado pasado, el presidente venezolano, Hugo Chávez comenzó con el anuncio de medidas anticrisis y la pregunta que más de un analista se habrá hecho es ¿De qué libro de “política económica socialista”, salieron? Muchas de ellas son ideas típicas de cualquier funcionario del FMI.

Obviamente, Chávez niega el haberse apartado de su política económica socialista diciendo: “Estas son unas medidas anticrisis en consonancia con nuestro espíritu socialista para salvaguardar en primer lugar lo social, al pueblo, a los trabajadores”.

Antes de darse a conocer las medidas de Chávez (aunque algunas de ellas ya se anticipaban), Oscar García Mendoza, presidente del Banco Venezolano de Crédito y con gran experiencia en el sector bancario, opinaba que: “Serán medidas fondomonetaristas, pero puestas con hipocresía, hará medidas duras y las pondrá con nombres patriotas”. Mendoza criticaba el accionar del gobierno agregando: “Lo que han hecho es despilfarrar el dinero. En lugar de aumentar el IVA y el Impuesto a las Transacciones Financieras, elimine las ayudas al exterior. Elimine las compras de armas, los enormes barcos a España y armas a Rusia y China”.

Mendoza no se equivocó, y varias de las medidas anunciadas son de las recomendadas por el FMI. Así es que la crisis ha obligado a Chávez a ajustarse el cinturón y a reducir el presupuesto del presente año en un 6,7%, aunque dicho recorte se producirá principalmente a través de la reducción de los salarios de altos funcionarios y la eliminación de gastos innecesarios. La medida es sin dudas, muy positiva en un contexto en donde se reducen los ingresos fiscales del gobierno venezolano.

Esta reducción del gasto fiscal no es proporcional a la reducción esperada de los ingresos, lo cual obliga a Venezuela a incrementar su endeudamiento interno en alrededor de US$ 10.000 millones (que sería en 2009 de US$ 15.813 millones), lo que puede provocar un efecto desplazamiento del crédito al sector privado (para consumo e inversión), que sin dudas afectará negativamente a la economía venezolana.

Otra de las medidas anunciadas apuntó al salario mínimo, el que incrementará en un 20% durante el presente año, aumento que será realizado en dos tramos. El primer aumento del 10% será en el mes de mayo y el restante en setiembre. Esta medida tendría un impacto fiscal estimado de US$ 1.584 millones. Lo que aparece como una medida tendiente a mejorar, tanto de manera relativa como absoluta, la situación de los segmentos más pobres de la población, pierde peso cuando se observa que la tasa de inflación esperada por la mayor parte de los analistas venezolanos para este año, supera al 25%. En 2008, el incremento del salario mínimo apenas compensó la pérdida de poder adquisitivo del salario provocada por la elevada tasa de inflación.

Para compensar la caída en los ingresos fiscales, Chávez anunció un incremento en el Impuesto al Valor Agregado (IVA), de tres puntos porcentuales, que si bien es positivo desde el punto de vista de las cuentas fiscales, incrementará la tasa de inflación minorista del presente año.

Chávez aclaró que entre las medidas contempladas, no se considera devaluar la moneda ni incrementar el precio de la gasolina. Si bien este anuncio ha llevado tranquilidad al pueblo venezolano no dejan de ser una noticia negativa (sobre todo la primera), considerando las tensiones que enfrenta la economía.

El tema de la devaluación del bolívar fuerte, es un tema que se viene discutiendo desde hace ya unos cuantos meses. Si bien la devaluación del tipo de cambio oficial implica riesgos inflacionarios, el mismo se encuentra cada vez más lejos de su valor de equilibrio (ello, producto principalmente del alto nivel inflacionario de la economía), aumentando las tensiones y haciendo necesario cada vez más dólares para cerrar el desequilibrio externo que se genera con esta situación.

¿Le alcanzarán estas medidas a Chávez para hacerle frente a la actual crisis? Seguramente no. Y probablemente, algunas de estas medidas provocarán efectos secundarios indeseados para la misma.

La economía venezolana está sometida a múltiples y fuertes tensiones. Seguramente a lo largo de este año, asistiremos a una sucesión de medidas económicas del gobierno venezolano para evitar que la crisis siga agravando la situación de la economía. La devaluación del bolívar fuerte está cada vez más cerca aunque Chávez lo resista. ¿Sufrirá Venezuela una fuerte estanflación?

Nos encontraremos nuevamente el próximo miércoles,
www.latinforme.com


AgenciaBlog