Posts etiquetados como ‘unibanco’

Por qué apuesto por las acciones brasileras

Por qué apuesto por las acciones brasileras

Por qué apuesto por las acciones brasileras ¿Estará en lo correcto Goldman Sachs (NYSE:GS)? Hace ya un buen tiempo que en las charlas con mis amigos no me consultan acerca de la conveniencia o no de comprar dólares o euros. La estabilidad cambiaria existente en Argentina al menos durante el último tiempo, les ha quitado el apetito por explorar nuevas experiencias de inversión. Pero imagino y creo que esta calma aparente no debería durar demasiado y pronto podríamos volver a ver al dólar fortaleciéndose frente al peso argentino (aunque las fuerzas del mercado marquen en estos momentos otra dirección).

Probablemente, si considerara que el diagnóstico de Goldman Sachs es el correcto, debería recomendarles a mis amigos que apuesten a las monedas emergentes, aunque no estoy muy seguro de que se animen a ello. ¿Se animaría ud a invertir en reales? Probablemente sí, luego de la gran demostración de los últimos tiempos de la fortaleza de la economía brasileña. ¿Y en el peso mexicano o en la rupia indonesa y el rublo ruso? Imagino que ya ha comenzado a titubear.

El problema de muchos de los inversores que se animan a invertir en monedas de economías emergentes lo hacen luego que la tendencia comienza a revertirse, luego que la apreciación cambiaria se ha hecho demasiado fuerte. Es que el temor hace que no se decida a invertir hasta que la ira por las grandes ganancias perdidas luego del rally de dichas monedas, lo hagan decidir a participar justo en la cresta de la ola y cuando la misma comienza a perder fuerzas.

Pero en este caso, no parece que estas monedas se encuentren en sus niveles máximos en términos de las principales divisas globales. Es por este motivo que para Goldman Sachs, esas divisas emergentes tienen el potencial de aumentar su valor tanto frente al dólar como al euro en cuanto los Bancos Centrales reviertan su política monetaria laxa e inicien el ciclo ascendente de tasas.

Entiendo y encuentro razonable que apostar por el fortalecimiento de la rupia indonesa o el rand sudafricano e incluso, el rublo ruso dado el alto desconocimiento de sus economías, es una apuesta verdaderamente arriesgada incluso aunque se los recomiende un operador de vasta experiencia en el mercado. Es por este motivo que me voy a referir a las dos monedas conocidas a nivel regional considerando la siguiente frase que muchos ya conocerán: “Mejor malo conocido que bueno por conocer”.

Si nos concentramos en el peso mexicano y en el real brasileño y analizamos la salud de sus economías, parece claramente más probable que el Banco Central de Brasil inicie con mucha más antelación el ciclo ascendente de tasas en relación a las perspectivas del Banco de México.

Probablemente la relación cambiaria entre el dólar, el yen y el euro, se encuentren en un nivel que se puede considerar de equilibrio. Ello en un contexto en el que no se espera durante al menos lo que queda del año, cambios en la política monetaria ni una vigorosa recuperación de sus economías, hace pensar que dichas relaciones cambiarias se mantendrán con estrechos rangos de variación. Esto permite evaluar la evolución de las monedas emergentes frente a las principales divisas internacionales con la simple evaluación de una de ellas.

Es así que si uno presta atención a la cotización actual del peso mexicano frente al dólar encontrará que se ubica en los $ 13,5 por unidad de la moneda estadounidense, bastante alejada de su máximo de $ 9,87 de principios de agosto de 2008. La debilidad de la economía que no parece revertirse por unos cuantos meses, obliga al gobierno de Felipe Calderón a ensayar un ajuste fiscal para evitar comprometer aún más la situación de las cuentas públicas, hace difícil imaginar una apreciación cambiaria significativa que tenga lugar en un corto e incluso mediano plazo.

En cambio, en el caso del real brasileño, la sorprendente recuperación de la economía brasileña hace pensar que no se estaría demasiado lejos de observar el inicio del ciclo ascendente de tasas de interés las cuales se ubican actualmente en su mínimo histórico. El dólar en Brasil se ubica por estos momentos alrededor de los R$ 1,79, lejos de los R$ 1,556 de principios de agosto de 2008, nivel que no es del agrado de las autoridades del Banco Central de Brasil, que están decididas a intervenir en el mercado cambiario para frenar las presiones sobre su moneda, siempre y cuando las presiones inflacionarias se mantengan contenidas y el mercado siga confiando en el compromiso de la autoridad monetaria para con la estabilidad de precios.

Las presiones inflacionarias en una economía brasileña que viene recuperando con fuerza no solamente su crecimiento económico sino también su nivel de empleo, no deberían tardar demasiado en salir a la luz.

Pero a pesar del efecto que las expectativas inflacionarias puedan tener sobre las expectativas cambiarias, probablemente el real brasileño no se aprecie todo lo esperado por intervención de las autoridades de Brasil. Sin embargo, seguramente el influjo de capitales que seguirá recibiendo su economía ante el atractivo que sus muy buenas perspectivas de crecimiento generan, impactarán en el mercado accionario y especialmente en sus cotizantes con mayores potencialidades de crecimiento.

Las compañías brasileñas verán aumentado su valor en dólares tanto por lo que se pueda apreciar el real como por la mayor demanda de sus acciones. En estos momentos los inversores miran hacia las compañías brasileñas con un alto potencial de crecimiento. Pienso entonces en las acciones de las entidades bancarias como las del Itaú Unibanco (BVSP:ITUB3; NYSE:ITUB), o en nuestra archiconocida JBS (BVSP:JBSS3), del rubro alimenticio.

Más allá de si Goldman Sachs está en lo cierto o no (para los que se quieran animar, la recomendación es tomar posiciones largas de una canasta que contenga a estas monedas frente al euro, el dólar y el yen), las conclusiones nos llevan nuevamente a fijar la vista en la economía brasileña y su mercado accionario el cual tiene un gran potencial para crecer y muchas posibilidades de seguir haciéndolo en los próximos meses.

Y mientras intentamos indagar qué compañías de Brasil pueden darnos una buena oportunidad de ganar unos dólares extras, Paola ya les ha permitido ganar a los suscriptores de Valor Global, un 35% más de lo invertido en apenas tres meses, al aconsejarles una compañía brasileña de gran suceso en los últimos tiempos y una de las mayores compañías a nivel global, que cuenta con mejores perspectivas a futuro que la hacen seguir destinando miles de millones de dólares en nuevos proyectos de inversión. Si le interesa conocer sobre ésta compañía y otras alternativas de inversión que rinden un 60%, haga click aquí.

Nos encontraremos nuevamente mañana,

Horacio Pozzo

———————OPORTUNIDAD DE INVERSIÓN———————

Aprovechemos esta crisis para comprar. Como ya lo hicieron los suscriptores de nuestra newsletter de inversión Valor Global, que ya recuperaron su costo al invertir en las compañías que les recomendamos. ¿Quiere saber cuáles son? Puede probar ingresando aquí para averiguarlo y comenzar a invertir en nuestras acciones recomendadas que llevan un 60% de suba. ¡Pronto salen las de octubre! Me pueden escribir a paola@latinforme.com o a info@latinforme.com para mayores detalles.

————————————————————————–

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

El nuevo escenario del sector bancario internacional

El nuevo escenario del sector bancario internacional

El nuevo escenario del sector bancario internacional
14 Agosto 2009 El sector bancario a nivel internacional está elaborando su estrategia luego de la crisis. La caída de entidades de prestigio mundial no solamente ha dejado un hueco que ocupar, sino que ha dejado un antecedente y una mancha contra la cual, las entidades sobrevivientes deberán luchar.
La crisis ha cambiado la estrategia de las entidades bancarias en todo el mundo. Les ha marcado un antes y un después que resultará positivo para algunas y negativo para otras. Y mientras un grupo de entidades aprovecha la crisis para crecer a nivel global, otras tendrán que trabajar para reducir la vulnerabilidad provocada.

Mi primera impresión, es que las entidades con cierto grado de involucramiento en la crisis, desde ahora en más buscarán seguir una estrategia de cuidar su buen nombre para recomponer la confianza del público hacia ellas, mientras que para aquellas entidades con operaciones internacionales (o que pretenden expandirse internacionalmente), que han logrado mantenerse al margen, se encuentran ante una posibilidad única de crecimiento y de aumento de su participación de mercado que quieren aprovechar.

Los movimientos en el sistema bancario no solamente se están produciendo en las economías desarrolladas, principales afectadas por la suprime, sino también en el resto de las economías producto de este replanteo en la estrategia global de las entidades financieras.

Según un artículo de La Nación en el propio sector financiero se reconoce que, “después de la crisis internacional, muchos de los grandes grupos extranjeros estarían buscando reducir su presencia en países que no son centrales para su negocio o en donde los riesgos de la operación son un poco más elevados”.

El contexto actual, con el advenimiento de la recuperación económica que viene de la mano de una mayor disponibilidad de recursos en los mercados, ha decidido a varias entidades, a llevar a cabo esta estrategia de reducción de las operaciones riesgosas, que probablemente haya sido decidida tiempo atrás pero que no resultaba conveniente concretar por la falta de ofertas adecuadas en el mercado y para no generar señales negativas sobre la salud de dichas entidades.

La lógica de estas entidades extranjeras que buscan limitar el nivel de operaciones riesgosas se vincula principalmente a la estrategia de alejar el nombre de la entidad de cualquier posibilidad de situaciones de estrés. Imagínense si una entidad X que estuvo afectada por los activos tóxicos se viera involucrada en el corto plazo con una situación problemática en alguna de sus unidades de negocios menores, el impacto que puede llegar a tener en el conjunto de la entidad. No es un riesgo que se justifique.

Una de las entidades que ha decidido reducir sus operaciones de riesgo es el BNP Paribas. En Argentina, la filial del BNP Paribas tiene el cartel de venta aunque sus autoridades lo nieguen. Hay tres entidades internacionales que pugnan por el negocio del BNP y que son el Itaú Unibanco (BVSP:ITUB3; NYSE:ITUB), el HSBC (NYSE:HBC) y el Standard Bank (PINK:SBGOY).

El BNP Paribas no toma esta decisión por encontrarse en una situación problemática. Lejos de ello, la entidad a nivel global logró ser en la primera mitad del año, la segunda entidad europea de mayores ganancias, con un resultado positivo de 3.162 millones de euros. Incluso su filial argentina, que cuenta con 17 sucursales y 29 cajeros automáticos, ha logrado en el primer trimestre del año, una utilidad de US$ 4,9 millones.

Mientras algunas entidades como el BNP reducen sus operaciones riesgosas a nivel mundial, la banca brasileña está creciendo con fuerza y vive un proceso de adquisiciones y fusiones puertas adentro, apuntando en una segunda etapa con avanzar hacia la internacionalización de las entidades, en un principio, a nivel regional. El Itaú Unibanco, segundo banco latinoamericano y octavo en todo el continente, con activos por US$ 305.600 millones, está buscando profundizar su crecimiento en los países de la región y es por ello que ha mostrado el mencionado interés por los activos del BNP en Argentina.

El sector bancario estadounidense se encuentra en una situación de fragilidad que abre oportunidades de crecimiento para entidades extranjeras, tales como el Santander. Si bien las principales entidades financieras de los EEUU ya se encuentran bastantes restablecidas, aún no han logrado normalizar su capacidad de generación de intermediación, lo cual les hace perder parte del mercado.

En el sector bancario estadounidense, el riesgo persiste entre las entidades más pequeñas cuya debilidad puede hacerlas presa de entidades extranjeras. La comisión del Congreso que supervisa el programa de rescate financiero por US$ 700.000 millones del Tesoro de los Estados Unidos, reconoció ayer que las entidades pequeñas (con activos entre los US$ 600 millones y US$ 1.000 millones), necesitarán entre US$ 12.000 millones y US$ 14.000 millones para hacer frente a sus préstamos morosos. Según el informe de la comisión, dirigida por Elizabeth Warren: “Necesitarán reunir mucho más capital, ya que las pérdidas calculadas rebasarán los beneficios y reservas previstos”. Esta situación llevará a una caída en el total de entidades bancarias y un aumento de la participación de la banca extranjera.

En España, según Prensa Latina, el sector bancario apunta a la eficiencia y es por ello que los cinco principales bancos del país (Banco Santander, BBVA, La Caixa, Caja Madrid y Banco Popular) han reducido su personal y número de sucursales. La mayor eficiencia y el aumento de la actividad produjeron que el Santander y el BBVA sean la primera y tercera entidad de mayores beneficios durante la primera mitad de 2009 en Europa.

El Santander ha logrado una ganancia de 4.500 millones de euros en la primera mitad del año, quedando segundo a nivel mundial detrás del Bank of America (NYSE:BAC) que ha logrado beneficios por 5.263 millones de euros. El BBVA (IBEX35:BBVA) obtuvo el tercer lugar en Europa con un beneficio de 2.799 millones de euros.

Para Santander y el BBVA no importan tanto las ganancias alcanzadas como la capacidad que muestran para poder continuar con su política de expansión internacional para seguir creciendo entre las principales entidades bancarias del mundo.

En donde se esperan importantes cambios es en el sector bancario es en China, país que se comprometió con EEUU, según Pueblo en Línea, a profundizar la reforma de su sistema financiero y promover una intermediación financiera más eficiente en apoyo a la demanda interna. Como parte de esta iniciativa, China promoverá la liberalización de las tasas de interés y el financiamiento al consumidor. Estas iniciativas son el inicio de una mayor apertura que permitirá en el futuro una mayor competencia en dicho mercado de entidades extranjeras.

El sector bancario enfrenta un escenario totalmente distinto luego de la crisis. Nuevas entidades han surgido en el contexto internacional y otras han desaparecido. Mercados que parecían impenetrables hoy se muestran más permeables, mientras otros estarán atrayendo las miradas.

Horacio Pozzo

————-NUESTROS SUSCRIPTORES GANAN 17% EN BOLSA—–

Quienes se suscribieron a nuestra newsletter de inversión Valor Global en julio, ya llevan un 17% de ganancias, habiendo cubierto varias veces el costo de la newsletter. Una de las últimas recomendadas la semana pasada, ha subido un 20%, es una de las más importantes minoristas de EEUU. Y lo más importante: esta empresa tiene mucho más margen de suba, y duplicará su valor actual en los próximos meses. ¿Quiere conocer cuál es, así como el resto del portafolio de Valor Global y beneficiarse con las recomendadas que saldrán pronto para el mes de septiembre? Haga click aquí

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

Seguimos apostando por el Itaú Unibanco

Seguimos apostando por el Itaú Unibanco

Seguimos apostando por el Itaú Unibanco Mientras la economía brasileña sigue con su recuperación, miramos de reojo las denuncias de corrupción que se han lanzado en el último tiempo contra el titular del Senado brasileño, José Sarney y que amenazan con salpicar a Dilma Rousseff, pre-candidata a la presidencia en 2010 por el Partido de los Trabajadores (PT), el partido del presidente Lula da Silva.

Lo positivo hasta el momento de esta cuestión tan incómoda para el gobierno de Lula (si es que se puede rescatar algo cuando surgen sospechas de hechos de corrupción) es que los diferentes partidos políticos de Brasil han evitado las acusaciones cruzadas y el generar confusión en la opinión pública, actitud que hubiera agitado innecesariamente el contexto político brasileño. Creo que esto es un hecho de madurez en la política de Brasil, acorde a los objetivos de desarrollo que el país persigue.

Más allá de lo político, Brasil está volviendo a la senda del crecimiento. En un artículo de hace poco más de un mes atrás: ”¿Terminó la crisis para Brasil?” hablábamos de los signos positivos que exhibía la economía de Brasil y que alentaban las expectativas de recuperación. Estos signos han sido percibidos por los inversores que han regresado al mercado de valores brasileño.

El fuerte crecimiento que ha observado el Bovespa tiene todas las posibilidades de continuar. El Citi (NYSE:C), ha modificado al alza sus expectativas sobre algunos de los índices bursátiles de la región entre los que se encuentra el Bovespa, para el cual incrementó su proyección hasta los 65.000 puntos. Actualmente, el índice de acciones brasileño se encuentra en los 55.650 puntos. De cumplirse la proyección del Citi, el Bovespa ganaría un 16,8% para lo que queda del año, porcentaje que si bien estaría medido en reales, se puede considerar cuasi asegurado en dólares dada la tendencia hacia la apreciación que observa la moneda brasileña.

El Bovespa seguirá con tendencia positiva para lo que queda del año y las entidades financieras que lo componen tienen altas probabilidades de lograr un muy buen cierre de año acompañando a la recuperación económica de Brasil. Una de las entidades bancarias de Brasil sobre la que tenemos una alta consideración es el Itaú Unibanco Holding SA (BVSP:ITUB3; NYSE:ITUB), quien anunció en la jornada de ayer los resultados del segundo trimestre, los cuales arrojaron una caída en las ganancias por debajo de lo esperado por el mercado.

La ganancia neta de la entidad, excluyendo de la misma la venta de su participación en las procesadoras de tarjetas de crédito Visa Inc y VisaNet, cayó a R$ 2.430 millones de reales (unos US$ 1.310 millones), desde los R$ 2.840 millones del mismo período de 2008.

______________________________

¿Cómo podemos sacar provecho como inversores de esta fuerte suba que se avecina para el índice Bovespa de Brasil y del resto de las Bolsas emergentes? No esperaría un minuto más, cuando la recuperación económica mundial sea tapa de los diarios, ya el smart money (grandes inversores) habrá ingresado y hecho subir los precios y cuando nos demos cuenta, ya no encontraremos los precios baratos de ahora. Es el momento de invertir y oportunidades como estas pocas veces en la historia se repiten.

______________________________

La caída en las ganancias del Itaú Unibanco en dicho trimestre fue del 14% interanual y dicha performance se explica por un aumento en las provisiones por cartera vencida fruto de un incremento de la morosidad. Este resultado no genera preocupación ya que responde a la lógica evolución de una economía fuertemente afectada por la crisis financiera internacional.

Si bien ayer el pesimismo invadió a los inversores que hicieron que las acciones cayeran un 1,70% (3,59% cayó la cotización de su ADR), el panorama que se le presenta a la entidad para los próximos meses es muy positivo, por lo que no existe mayor justificación para que la cotización de sus papeles inicie una tendencia a la baja.

Un elemento positivo de la estrategia del Itaú Unibanco ha sido que la entidad continuó generando financiamiento (los créditos crecieron un 15,1% interanuales), a pesar del panorama negativo que sobre la economía local generaba el contexto externo (que golpeara fuertemente a la industria brasileña y a la población generando un sensible aumento de la desocupación). Esta estrategia de continuar generando financiamiento le permite a la entidad mantener, si no es incrementar, su participación en un mercado bancario que se prepara para una fuerte competencia. Esta estrategia justifica el riesgo.

Si bien la tasa de morosidad, (esto es, los préstamos que llevan 90 días impagos como porcentaje del total de deudas), se elevó al 5,4%, desde un 4% observado 12 meses atrás, dicha mala calidad de cartera parece haber llegado a su máximo, por lo que en los próximos meses, conjuntamente con la mejora de la economía, dicho porcentaje tenderá a bajar, mejorando los resultados futuros de la entidad.

El propio presidente ejecutivo de la entidad, Roberto Setubal, se mantiene optimista al confiar su expectativa de que los niveles de morosidad, que según él, ya están mejorando, vuelvan a los índices del 2008 durante el próximo año.

No solamente el aumento de la morosidad afectó a la rentabilidad del Itaú Unibanco. La apreciación del real (en relación al dólar y a la mayoría de las monedas latinoamericanas), es un elemento que también ha afectado negativamente al valor de la entidad en su conjunto dadas las operaciones que la misma posee en otros países de la región, en especial, en Argentina, Paraguay y Uruguay. En Argentina, el tipo de cambio no solamente no se apreció sino que por el contrario, se ha depreciado.

La mejora progresiva en las economías de la región en donde Itaú Unibanco tiene operaciones, conjuntamente con la agresiva política crediticia de la entidad en Brasil logrará obtener sus frutos en los próximos meses. Y más allá de la mejora que se puede esperar en sus resultados en lo que queda del año, creo que la estrategia de la entidad de largo plazo es la clave para tenerle paciencia a sus papeles ya que la entidad no solamente buscará seguir creciendo en Brasil sino profundizar su internacionalización.

El Itaú Unibanco es la entidad financiera de Brasil, preferida por JP Morgan (NYSE:JPM), entidad que elevó su recomendación sobre sus acciones a “aumentar cartera” el pasado lunes. ¿Seguimos confiando en el Itaú Unibanco?

Horacio Pozzo

Aprovechemos esta crisis para comprar. Como los suscriptores de nuestra newsletter de inversión Valor Global, y que ya recuperaron su costo al invertir en las compañías que les recomendamos. ¿Quiere saber cuáles son? Puede probar ingresando aquí para averiguarlo y comenzar a invertir en las nuevas recomendadas de agosto. Me pueden escribir a paola@latinforme.com para mayores detalles. Comentarios sobre éstos y otros artículos y noticias de la actualidad financiera y económica en www.latinforme.com

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

¿Nace una nueva etapa en la banca latinoamericana?

¿Nace una nueva etapa en la banca latinoamericana?

¿Nace una nueva etapa en la banca latinoamericana? Tantas crisis ha padecido el sistema financiero latinoamericano, que paradójicamente (o probablemente no), en una de las peores crisis financieras de la historia, se ha mantenido al margen, observando una saludable fortaleza. Sin dudas un éxito que merece ser reconocido y analizado en perspectiva para lo que viene.

Ricardo Marino, presidente de la Federación Latinoamericana de Bancos (FELABAN), reconocía lo logrado por el sector bancario latinoamericano en un seminario realizado en Madrid: “Aprendimos mucho con las crisis de volatilidad del pasado y vemos que la banca hoy es parte de la solución y no del problema”.

Como cada vez que se alcanza un éxito, en la hora de los reconocimientos, los gobiernos latinoamericanos (en líneas generales ya que como siempre, existen excepciones), tienen un gran mérito.

La decisión de optar por políticas macroeconómicas más sanas es la mejor alternativa que pueden seguir los gobiernos para mantener la estabilidad de la economía y es la opción que esta vez han elegido casi todos los gobiernos latinoamericanos. Ello contrasta con la vieja tradición de buscar resultados inmediatos típico de décadas pasadas en donde la política económica terminaba generando graves daños en el mediano y largo plazo, encontrando su desenlace en una nueva situación de crisis.

La política monetaria ha hecho sin dudas su parte también y merece reconocimiento. La utilización de las metas de inflación en la mayor parte de las economías, ha dotado de mayor transparencia a la política monetaria. Las familias y empresas, y las entidades bancarias, lograron contar con una referencia clara de lo que podían esperar en materia inflacionaria y en base a esta mayor previsibilidad mejoraron la eficacia en sus decisiones de consumo e inversión, dos componentes que han aumentado al reducirse el ahorro precautorio derivado de la incertidumbre que genera el contexto.

Al esfuerzo realizado por los gobiernos se le ha sumado el buen comportamiento de las entidades bancarias que evitaron tomar riesgos excesivos. Claro que en este punto, también han jugado su papel los sistemas de regulación y supervisión bancaria. Por eso en la región no se registraron casos de quiebras de instituciones financieras ni entidades afectadas por los activos tóxicos en sus hojas de balances.

Para lograr alcanzar la situación actual para el sistema bancario latinoamericano, sin dudas no existen atajos y la banca latinoamericana ha dado los pasos precisos para su consolidación.

Por la salud de estas entidades bancarias, es que no tienen que atravesar por la etapa que están enfrentando las entidades bancarias de las economías desarrolladas (principalmente en Estados Unidos y Europa), de tener que sanear sus balances.

Y esta saludable situación de la banca les permite dedicarse a eso que les da la razón de ser que es generar intermediación financiera para apuntalar al crecimiento y desarrollo de las economías.

Según la información que recoge el Banco Central de la República Argentina, el crédito al sector privado asciende en Latinoamérica al 34% en términos del Producto Bruto Interno (PBI), mientras que dicho ratio en la Europa emergente es del 59%, en Asia emergente del 86% y en los países desarrollados alcanza al 131%.

El bajo nivel de crédito al sector privado en términos de PBI indica el potencial de crecimiento que el mismo tiende, y por ende, el potencial de expansión de la banca en Latinoamérica. El nivel de bancarización en la región sigue en aumento aunque aún resulta insuficiente. Por otra parte, la mejora en la situación social de los países latinoamericanos, que se consolidará luego de la crisis, aumentará la demanda de los productos bancarios.

El aumento del crédito en las economías latinoamericanas se desarrollará apoyado en el desarrollo de las economías y la ampliación de la demanda y la oferta crediticia. El crecimiento de la economía implica por lógica la necesidad de financiar la mayor actividad tanto por el lado del consumo como por el lado de la inversión. En cuanto a la ampliación crediticia, ello se refiere al surgimiento de nuevas líneas crediticias de largo plazo y adecuadas a las necesidades de la demanda (por ejemplo, con períodos de gracia para el financiamiento de inversiones).

Salvo que ocurra una catástrofe, las economías latinoamericanas entrarán luego de superar la crisis financiera internacional en un círculo virtuoso en donde el crecimiento de la intermediación se traduzca en mayor crecimiento y dicho mayor crecimiento fortalezcan el desarrollo de la intermediación financiera.

Pero la banca latinoamericana no solamente tiene en mente crecer puertas adentro incrementando el volumen de créditos y depósitos. La internacionalización de las entidades bancarias se encuentra dentro de su estrategia de expansión. Así como en la década del 90´ varias entidades europeas llegaban hacia la región estableciéndose en varios países latinoamericanos a la vez, ahora es cuando varias de las entidades de los países de la región buscarán expandirse, en primer lugar, dentro de Latinoamérica tal como lo ha hecho el ITAUUNIBANCO (BVSP:ITAU3; NYSE:ITU), y luego, por qué no, hacia tierras afuera de la región.

El sistema bancario latinoamericano aprendió muchas lecciones a lo largo de su historia. Con la crisis financiera internacional, existe la sensación de que ha finalizado una etapa en la banca latinoamericana en donde ha llevado adelante su consolidación. Ahora se inicia una etapa de crecimiento y expansión que probablemente la ubique al nivel de la banca de las economías desarrolladas en sus buenos tiempos.

Estas son nuestras opciones de inversión

Soy Paola Pecora, editora de Latinforme.com y quiero decirle algo: como inversora y analista de mercados, me aferro a lo que creo y sigo mi propio análisis e investigación. Invierto profesionalmente desde 1990, y vengo ayudando a inversores como usted, desde 1996.

Con mi equipo hemos estado viendo algunas buenas compañías en las cuales invertir, y que generarán buenas ganancias en los próximos 6 meses. Pero éste es el momento de hacerlo, por eso si quiere seguirme, y formar parte de los nuevos inversores que comenzarán a incrementar su capital siguiendo las recomendaciones de Valor Global , le sugiero que se tome 2 minutos para leer lo que sigue aquí…

  • Sin Comentarios
  • Sin votos

¿Nace una nueva etapa en la banca latinoamericana?

¿Nace una nueva etapa en la banca latinoamericana?

¿Nace una nueva etapa en la banca latinoamericana? Tantas crisis ha padecido el sistema financiero latinoamericano, que paradójicamente (o probablemente no), en una de las peores crisis financieras de la historia, se ha mantenido al margen, observando una saludable fortaleza. Sin dudas un éxito que merece ser reconocido y analizado en perspectiva para lo que viene.

Ricardo Marino, presidente de la Federación Latinoamericana de Bancos (FELABAN), reconocía lo logrado por el sector bancario latinoamericano en un seminario realizado en Madrid: “Aprendimos mucho con las crisis de volatilidad del pasado y vemos que la banca hoy es parte de la solución y no del problema”.

Como cada vez que se alcanza un éxito, en la hora de los reconocimientos, los gobiernos latinoamericanos (en líneas generales ya que como siempre, existen excepciones), tienen un gran mérito.

La decisión de optar por políticas macroeconómicas más sanas es la mejor alternativa que pueden seguir los gobiernos para mantener la estabilidad de la economía y es la opción que esta vez han elegido casi todos los gobiernos latinoamericanos. Ello contrasta con la vieja tradición de buscar resultados inmediatos típico de décadas pasadas en donde la política económica terminaba generando graves daños en el mediano y largo plazo, encontrando su desenlace en una nueva situación de crisis.

La política monetaria ha hecho sin dudas su parte también y merece reconocimiento. La utilización de las metas de inflación en la mayor parte de las economías, ha dotado de mayor transparencia a la política monetaria. Las familias y empresas, y las entidades bancarias, lograron contar con una referencia clara de lo que podían esperar en materia inflacionaria y en base a esta mayor previsibilidad mejoraron la eficacia en sus decisiones de consumo e inversión, dos componentes que han aumentado al reducirse el ahorro precautorio derivado de la incertidumbre que genera el contexto.

Al esfuerzo realizado por los gobiernos se le ha sumado el buen comportamiento de las entidades bancarias que evitaron tomar riesgos excesivos. Claro que en este punto, también han jugado su papel los sistemas de regulación y supervisión bancaria. Por eso en la región no se registraron casos de quiebras de instituciones financieras ni entidades afectadas por los activos tóxicos en sus hojas de balances.

Para lograr alcanzar la situación actual para el sistema bancario latinoamericano, sin dudas no existen atajos y la banca latinoamericana ha dado los pasos precisos para su consolidación.

Por la salud de estas entidades bancarias, es que no tienen que atravesar por la etapa que están enfrentando las entidades bancarias de las economías desarrolladas (principalmente en Estados Unidos y Europa), de tener que sanear sus balances.

Y esta saludable situación de la banca les permite dedicarse a eso que les da la razón de ser que es generar intermediación financiera para apuntalar al crecimiento y desarrollo de las economías.

Según la información que recoge el Banco Central de la República Argentina, el crédito al sector privado asciende en Latinoamérica al 34% en términos del Producto Bruto Interno (PBI), mientras que dicho ratio en la Europa emergente es del 59%, en Asia emergente del 86% y en los países desarrollados alcanza al 131%.

El bajo nivel de crédito al sector privado en términos de PBI indica el potencial de crecimiento que el mismo tiende, y por ende, el potencial de expansión de la banca en Latinoamérica. El nivel de bancarización en la región sigue en aumento aunque aún resulta insuficiente. Por otra parte, la mejora en la situación social de los países latinoamericanos, que se consolidará luego de la crisis, aumentará la demanda de los productos bancarios.

El aumento del crédito en las economías latinoamericanas se desarrollará apoyado en el desarrollo de las economías y la ampliación de la demanda y la oferta crediticia. El crecimiento de la economía implica por lógica la necesidad de financiar la mayor actividad tanto por el lado del consumo como por el lado de la inversión. En cuanto a la ampliación crediticia, ello se refiere al surgimiento de nuevas líneas crediticias de largo plazo y adecuadas a las necesidades de la demanda (por ejemplo, con períodos de gracia para el financiamiento de inversiones).

Salvo que ocurra una catástrofe, las economías latinoamericanas entrarán luego de superar la crisis financiera internacional en un círculo virtuoso en donde el crecimiento de la intermediación se traduzca en mayor crecimiento y dicho mayor crecimiento fortalezcan el desarrollo de la intermediación financiera.

Pero la banca latinoamericana no solamente tiene en mente crecer puertas adentro incrementando el volumen de créditos y depósitos. La internacionalización de las entidades bancarias se encuentra dentro de su estrategia de expansión. Así como en la década del 90´ varias entidades europeas llegaban hacia la región estableciéndose en varios países latinoamericanos a la vez, ahora es cuando varias de las entidades de los países de la región buscarán expandirse, en primer lugar, dentro de Latinoamérica tal como lo ha hecho el ITAUUNIBANCO (BVSP:ITAU3; NYSE:ITU), y luego, por qué no, hacia tierras afuera de la región.

El sistema bancario latinoamericano aprendió muchas lecciones a lo largo de su historia. Con la crisis financiera internacional, existe la sensación de que ha finalizado una etapa en la banca latinoamericana en donde ha llevado adelante su consolidación. Ahora se inicia una etapa de crecimiento y expansión que probablemente la ubique al nivel de la banca de las economías desarrolladas en sus buenos tiempos.

Estas son nuestras opciones de inversión

Soy Paola Pecora, editora de Latinforme.com y quiero decirle algo: como inversora y analista de mercados, me aferro a lo que creo y sigo mi propio análisis e investigación. Invierto profesionalmente desde 1990, y vengo ayudando a inversores como usted, desde 1996.

Con mi equipo hemos estado viendo algunas buenas compañías en las cuales invertir, y que generarán buenas ganancias en los próximos 6 meses. Pero éste es el momento de hacerlo, por eso si quiere seguirme, y formar parte de los nuevos inversores que comenzarán a incrementar su capital siguiendo las recomendaciones de Valor Global , le sugiero que se tome 2 minutos para leer lo que sigue aquí…

  • 1 Comentario
  • 1 voto

Dónde invertir hoy en Brasil

Dónde invertir hoy en Brasil

Dónde invertir hoy en Brasil La crisis financiera internacional está viendo las primeras señales de estar llegando a su fin y así lo afirman cada vez más economistas. Es por ello que es tiempo para que aquellos inversores con alta aversión al riesgo dejen de hibernar y salgan a la pesca de oportunidades de inversión que les permitan recuperar el tiempo perdido. Y en mi opinión, las oportunidades más tentadoras surgirán de las economías en desarrollo.

Brasil es una de estas economías en desarrollo que prometen liderar el crecimiento en la postcrisis. Recientemente escribimos un artículo sobre el desarrollo de los biocombustibles en Brasil, “Se recupera el precio del petróleo y los biocombustibles vuelven a interesar“, pero las oportunidades de negocio en la economía brasileña son aún mucho más amplias y abarcan otros sectores tales como el de commodities, infraestructura, consumo, por nombrar sólo algunos.

————— ADELANTO ESPECIAL—————

¿Cómo comenzar a invertir en Bolsa?

Antes que nada usted necesita manejar las herramientas clave para invertir. Esté atento al próximo lanzamiento de nuestra newsletter con recomendaciones de compañías y a nuestros reportes educativos de inversión que le explicarán paso a paso cómo acercarse a su independencia financiera invirtiendo en las Bolsas de Valores.

——————————————————-

Hace unos meses hablábamos de los cambios que se estaban produciendo en el sector bancario brasileño. En dicho contexto se produjo la fusión del Banco Itaú con el Unibanco, del que surgió el actual Itau Unibanco Banco Multiplo SA (BVSP:ITUB3 ; NYSE:ITUB). Los grandes bancos brasileños se encuentran desarrollando una feroz competencia por expandirse y ganar participación de mercado.

Esta estrategia de expansión no se limita al ámbito nacional ya que se enmarca dentro de una estrategia de internacionalización avalada por el gobierno de Lula da Silva. Por lo pronto, la competencia se ha instalado en el mercado bancario local, en donde hay un gran potencial de crecimiento y mucho por hacer.

En este sentido, las entidades del sector se preparan para lo que va a ser la recuperación económica en Brasil y el mundo. Y dentro de las fronteras nacionales, uno de los segmentos claves en el negocio bancario se vincula, lógicamente, al consumo.

Imagino el fuerte debate que existirá en las reuniones de directorio de los principales bancos brasileños: “Tenemos que apostar ya mismo a la recuperación económica y salir agresivamente a prestar”, “La competencia tiene una mayor llegada a estos segmentos de la población, pero está descuidando otros que podemos explotar”, “Ofrezcamos esta línea de crédito como estrategia de fidelización”. Diálogos como éstos seguramente se escucharán en las discusiones.

Y seguramente habrán discutido bastante en Bradesco (SAO:BBDC3; NYSE:BBD), antes de decidir la reciente compra del Banco ibi que se encontraba en manos del minorista de ropa C&A, según informaba el pasado viernes, América Economía. El monto de la operación fue de unos R$ 1.400 millones (US$ 700 millones) y es la mayor operación desde que compró a la correduría independiente Agora por R$ 800 millones en el 2008.

“Bradesco es uno de los mayores emisores de tarjetas de crédito en el país y ya tiene una larga experiencia en acuerdos con minoristas y con esta transacción también pretende desarrollar la relación con clientes en un segmento que está marcado por altas tasas de crecimiento”, decía el comunicado del banco.

Además de una decisión estratégica que le permite fortalecer a la entidad su liderazgo en el segmento, es también una respuesta a los movimientos observados en el último tiempo en el sector bancario brasileño que representaron una amenaza para la entidad.

El Banco ibi cuenta con 30,6 millones de clientes con ingresos de R$ 9.900 millones de reales (US$ 5.150 millones), que permitirán a Bradesco duplicar su base de clientes de tarjetas de crédito. Así el banco llega a un gran número de clientes a los cuales ofrecerles además toda la gama de productos de la entidad. El historial de cumplimiento que irá generando la entidad de sus clientes, minimizará los errores de evaluación de la capacidad y voluntad de pago de los potenciales tomadores de otras líneas crediticias.

Los directivos del Bradesco están observando una mejora en el escenario general de los créditos, y en especial en las áreas de préstamos al consumo y a pequeñas y medianas empresas. Ello es lo que confió a Reuters el vicepresidente de la institución, Norberto Barbedo, quien destacó que la expectativa del banco es que la tasa de morosidad alcance su máximo en junio. Esto sería antes de lo previsto, debido a una mejor perspectiva de las tendencias del crédito. La tasa de morosidad de Bradesco, (atrasos de pagos superiores a 90 días), alcanzó un 4,3% en los préstamos totales al finalizar el primer trimestre (3,6% había sido hacia finales de 2008).

En mi opinión, Bradesco está haciendo una lectura inteligente del contexto económico de Brasil. Así es que además de apuntar al segmento de consumo, está otorgando líneas de financiamiento a proveedores de grandes empresas. Ya lo ha hecho con proveedores de la minera Vale y está en conversaciones con otros 17 conglomerados industriales del país para financiar a sus proveedores. La estrategia es inteligente y el negocio no reviste mayores riesgos ya que las grandes empresas brindan un horizonte de previsibilidad en la demanda de sus proveedores actuando de este modo como garantes de su fortaleza financiera. Además, el contexto de recuperación que se avecina, garantiza un panorama favorable para las potenciales prestatarias.

El sector bancario brasileño es uno de los que de mejor manera ha logrado enfrentar el contexto adverso que le presentó la crisis. De hecho, ADN dio cuenta que, según la información surgida de Economática, los tres mayores bancos brasileños fueron los que mayor rentabilidad obtuvieron en América, durante el primer trimestre del año: “El Banco de Brasil tuvo una rentabilidad equivalente al 5,48% de su patrimonio, el Bradesco alcanzó una rentabilidad del 4,95% de su patrimonio y el Itaú-Unibanco, mayor banco en volumen de activos de Latinoamérica, registró una rentabilidad del 4,54%”.

¿Por qué es recomendable apostar por el sector bancario brasileño? Si en momentos de crisis y cuando la economía brasileña se contrae, el sector bancario brasileño observa rentabilidad, entonces en la cercanía de la recuperación económica, las principales entidades bancarias brasileñas son una tentación para los inversores. Y en este contexto, resulta más que aconsejable tener en la cartera de inversiones acciones del Bradesco.

  • 1 Comentario
  • 1 voto

Fusiones en Brasil: ¿La fórmula del éxito?

Fusiones en Brasil: ¿La fórmula del éxito?

Fusiones en Brasil: ¿La fórmula del éxito? La crisis financiera internacional continúa deteriorando el panorama de la economía brasileña tanto o más de lo que lo está haciendo con el resto de las economías de la región. Justamente en el día de ayer, el ministro de Hacienda, Guido Mantega, reconoció que la actividad económica acumuló dos trimestres con crecimiento negativo, con lo cual Brasil ha ingresado técnicamente en recesión.

El deterioro económico, entró en Brasil principalmente por la puerta del sector externo en donde el impacto se sintió a través de la caída en las ventas del sector manufacturero provocando un fuerte aumento de la desocupación en un círculo vicioso que profundiza la caída.

Pero como les he comentado en artículos anteriores, la economía de Brasil es una economía que ha venido haciendo bien sus deberes con una política económica y monetaria sana que priorizó los objetivos de crecimiento de largo plazo. Es por ello que la economía brasileña mantiene a pesar de la situación, muy buenos fundamentos para lograr una rápida recuperación en cuanto se calme el contexto global.

La fortaleza percibida por parte del sector privado acerca de la economía brasileña está provocando que aquellas empresas que tienen la capacidad de continuar llevando adelante sus planes de inversión sin poner en riesgo su salud financiera, lo hagan para lograr posicionarse estratégicamente en vistas de la nueva economía mundial que se avecina una vez superada la crisis. Es que los temores del corto plazo son superados con amplitud con las posibilidades de mediano y largo plazo que se le abren a las empresas brasileñas tanto en el mercado interno (el que de todos modos, no tendrá una recuperación sencilla), como en el mercado externo.

Producto de las interesantes oportunidades de negocios que las compañías brasileñas perciben es que las mismas han estado muy activas en el cumplimiento de sus planes de inversión. Es en este contexto que hemos sido testigos del proceso de concentración que se está produciendo en la banca brasileña con una agresiva política de adquisiciones llevadas adelante por las principales entidades que operan en el país y con la resonante fusión entre los gigantes Banco Itaú y Unibanco creando al nuevo gigante que ha comenzado a operar con el nombre de ITAUUNIBANCO (BVSP:ITAU3; NYSE:ITU).

También en este contexto hemos visto cómo el gobierno de Lula da Silva continúa adelante con su Plan de Aceleración del Crecimiento (PAC), que implica políticas de apoyo para sectores económicos considerados estratégicos para Brasil en la nueva configuración mundial como lo son el sector energético (con el impulso al desarrollo de áreas petroleras y los biocombustibles), el sector aeronáutico, el automotriz en su segmento de híbridos y el de los commodities agrícolas, entre otros sectores.

Todo hace pensar que la presente crisis, no detendrá el proceso de cambio global que se está experimentando y que entre las oportunidades que ofrece para las economías en desarrollo de Latinoamérica, le acerca una demanda potencial en crecimiento de alimentos que ha provocado el surgimiento de una estrategia de expansión de grandes empresas de la región.

En relación a lo anterior, en artículos pasados les había hablado de algunas empresas brasileñas del sector cárnico, JBS S.A. (BVSP:JBSS3) y Marfrig Alimentos (BVSP:MRFG3), que se encontraban en pleno proceso de expansión de sus operaciones a nivel internacional ingresando a los nuevos mercados que se estaban abriendo.

Esta estrategia de expansión internacional que han iniciado ya varias empresas brasileñas, está siendo imitada por otras empresas del país (también imitada por empresas de otros países de Latinoamérica). Es así que la brasileña Sadia (BVSP:SDA; NYSE:SDIA3) y Perdigao (BVSP:PRGA3; NYSE:PDA), dos de las principales empresas procesadoras de alimentos de Latinoamérica, acaban de llegar a un acuerdo de fusión que potenciará el crecimiento de la nueva compañía. La empresa combinada que surgiría de dicha fusión pasaría a llamarse Brasil Foods, pasando a ser una de las mayores procesadoras de carnes del mundo, con un volumen de facturación anual de R$ 20.000 millones (alrededor de US$ 9.500 millones).

Lógicamente por las implicancias que dicha fusión pueda tener, más allá del acuerdo alcanzado de fusión, el mismo requerirá para su concreción definitiva de la aprobación de los reguladores brasileños antimonopolios.

En este acuerdo que se produciría a través del intercambio de acciones, los tenedores de títulos de Perdigao tendrían un 68% de Brasil Foods, mientras que el resto iría para los inversores de Sadia. Si bien ambos grupos de accionistas perderían poder dentro de la nueva empresa (porque se transforman en titulares de una porción menor de la misma), saben que los beneficios del acuerdo superan con creces este costo que deben pagar.

Con este acuerdo de fusión, se da lugar al surgimiento de una nueva compañía con posiciones de liderazgo en la industria de carnes de aves y cerdo, y con operaciones ampliadas hacia otros segmentos de alimentos, incluyendo pizzas congeladas, pastas, margarina y postres. Vale mencionar que Perdigao también tiene un importante negocio de lácteos, luego de adquirir las empresas brasileñas Eleva y Batavo.

La empresa combinada tendría una participación de mercado del 50% en el procesamiento de carnes y margarinas. Por otra parte, en segmentos tales como pastas listas para cocinar, la nueva compañía alcanzaría una participación del 80%.

El acuerdo de fusión que se acaba de concretar, se produce entre dos empresas con serios planes de expansión global. Si bien tanto Sadia como Perdigao han observado resultados negativos en el último trimestre, es cierto que dichos resultados son consecuencia del fuerte impacto de la crisis financiera internacional sobre la demanda externa y a los incrementos observados en los costos, pero ello no ha afectado la solidez de ambas compañías que muestran en sus hojas de balance.

Si bien las acciones de ambas empresas han experimentado un fuerte crecimiento en su valor desde finales del mes de abril, cuando se supo que se habían reanudado las conversaciones para la fusión de ambas empresas, el desarrollo potencial que puede tener la nueva compañía en su política de expansión hacia los mercados extranjeros, la cual se fortalecerá luego del acuerdo, genera interesantes perspectivas para el valor de dichas acciones.

El acuerdo entre Sadia y Perdigao no es sino otra muestra más del proceso de cambio que se está observando en el sector empresario brasileño que está dando lugar al surgimiento de grandes empresas con una orientación a la transnacionalización en busca de liderar mundialmente los mercados en los que operan. En esta cruzada, las empresas brasileñas no están solas ya que cuentan con un efectivo y comprometido apoyo del gobierno brasileño ¿Será este el nuevo modelo de políticas de apoyo a imitar?



Sepa cómo los acontecimientos económicos y políticos pueden afectar sus ahorros.

Suscríbase aquí para recibir GRATUITAMENTE el Informe Latinforme.









  • Sin Comentarios
  • 1 voto

Caen bancos en el mundo y crecen en Brasil

Caen bancos en el mundo y crecen en Brasil

feature photo Para el desarrollo de las economías, el sistema financiero juega un rol fundamental. Las economías no pueden sostener un crecimiento sólido de largo plazo sin un sistema financiero fuerte. Ello ha quedado acabadamente demostrado en Latinoamérica en donde el sistema financiero (particularmente, el sector bancario), no sólo no acompañó los períodos de crecimiento económico de la región, sino muchas veces ha sido la causa de las crisis.

En este nuevo período para Latinoamérica, el sector bancario ha demostrado importantes avances, observando un crecimiento sólido y con riesgos acotados, que le posibilitó estar ajeno a los problemas derivados de la crisis financiera internacional. Pero a pesar de los importantes avances alcanzados, el sector bancario latinoamericano tiene mucho camino por recorrer para alcanzar su madurez y transformarse en un pilar en la fortaleza de las economías de la región.

publicidad
AVA FX
Ava FX es líder mundial en forex en línea, con 50.000 clientes registrados alrededor del mundo
Por favor, haga click aquí y complete el formulario de registro para obtener una cuenta de demostración:
La cuenta DEMO es la mejor manera de conocer el Ava Trader, la mejor herramienta de Inversión.
En Ava FX, usted, el Inversor, es el centro del universo. Y como resultado de ese concepto, le ofrecemos una lista de ventajas que están pensadas para servir a sus necesidades únicas.

En el caso particular de Brasil, el sector bancario ha sido noticia hace unos meses con la fusión de dos gigantes como lo son el Banco Itaú (BVSP:ITAU3; NYSE:ITU) y el Unibanco (BVSP:UBBR3 ;NYSE:UBB). En ese momento, en un artículo que escribí acerca del tema “¿Qué hay detrás de los movimientos en el sector bancario brasileño?“, opinaba que este hecho se enmarcaba en una serie de transformaciones que se producirían en el sector bancario brasileño.

De hecho, antes de dicha fusión el presidente del Banco Santander (BVSP:SANB3; NYSE: STD), Emilio Botín, había manifestado las intenciones de su entidad de ser el banco privado número uno de Brasil. La fusión había generado la reacción del Banco do Brasil (BVSP:BBAS3) y de Bradesco (BVSP:BBDC3; NYSE:BBD), que salieron al mercado a adquirir otras entidades para reposicionarse.

Que el sector bancario brasileño esté realizando estos movimientos es una clara señal de su solidez. Como comentáramos en una noticia de hace unos días, “Los bancos brasileros son seguros, según The Economist“, la revista The Economist comentaba que los bancos brasileños representan una excepción en este contexto global de crisis y caída de entidades bancarias.

Con todos estos movimientos, el sector bancario brasileño se encaminaba hacia una mayor concentración orientada a generar una mayor eficiencia del sistema y un mayor nivel de competencia que potenciara el crecimiento del nivel de intermediación financiera, el cual aún se encuentra en un nivel muy bajo (el crédito al sector privado se encuentra en el orden del 30% en torno al PBI), para un país que busca ser una nueva potencia mundial.

En el 2008, el volumen de crédito en Brasil creció por encima del 30% en términos nominales y en un 24% en términos reales, a pesar de que la crisis financiera internacional comenzara a hacerse sentir en el sector bancario.

Pero a pesar de que los últimos movimientos en el sector bancario brasileño, hacían pensar que los mismos producirían un incremento en la dinámica de crecimiento del nivel de intermediación dada la mayor competencia que se estaba generando, en el mes de febrero se ha observado una contracción en el ritmo de creación de nuevos créditos al sector privado del 7,7% en relación al mes de enero, acumulando de este modo su segunda caída consecutiva.

Para el gobierno brasileño, el crecimiento de la intermediación financiera es clave para el crecimiento y desarrollo económico. Es por ello que se está trabajando en diferentes medidas tendientes a impulsar el crédito al sector privado.

Una de estas medidas ha sido lanzada en el día de ayer por el Consejo Monetario Nacional de Brasil que acordó ofrecer garantías para los préstamos de los bancos pequeños y medianos. Mediante esta propuesta, el gobierno ofrecerá garantías por hasta R$ 5.000 millones (alrededor de US$ 2.200 millones) sobre los certificados de depósitos para los bancos, estimulando de este modo, la generación de crédito.

Esta medida mejora además la situación competitiva de las pequeñas y medianas entidades obligando a un mayor esfuerzo a los grandes bancos para pelear su espacio de mercado.

Uno de los factores que dificultan el crecimiento del crédito al sector privado es el elevado diferencial de tasas existente, el cual se ha elevado fuerte en el 2008 a consecuencia de la crisis financiera internacional.

Si bien durante el mes de febrero, los diferenciales bancarios, esto es, la relación entre el costo de captación y las tasas cobradas a los clientes, retrocedió a 29,7 puntos porcentuales, desde los 30,5 puntos porcentuales del mes de enero, los mismos se encuentran en un nivel excesivamente elevado haciendo que una buena parte de los potenciales demandantes de créditos queden excluidos automáticamente. La situación actual hace que proyectos de inversión rentables pero con bajo nivel de riesgo (y lógicamente, con baja rentabilidad), no puedan llevar adelante sus inversiones dado que el elevado costo financiero hace que no resulten rentables.

El Banco Central de Brasil está buscando achicar este diferencial de tasas y en función a ello, anunció que le presentará en el día de hoy, una serie de propuestas al Consejo Monetario Nacional. Entre estas medidas se incluye un Catastro Positivo, el cual permitirá a los clientes llevar su historial de crédito de una institución bancaria a otra y conseguir mejores condiciones de crédito (aumentando la competencia y reduciendo el costo de calificación crediticia). Desde el empresariado brasileño se ha solicitado que el gobierno reduzca la carga impositiva que afecta al spread bancario.

Con estas iniciativas para el sector bancario brasileño, aumentan las perspectivas de crecimiento. Para este año, el Banco Central de Brasil pronostica un crecimiento del volumen de crédito del 14%, nivel aceptable considerando el contexto externo de inestabilidad, su impacto en la economía brasileña y el hecho de que las tasas de crecimiento e inflación esperadas implican que el mismo produzca un crecimiento del crédito en términos del PBI.

Para la banca privada de Brasil (y especialmente para las grandes entidades), las iniciativas llevadas adelante por el gobierno brasileño aumentan los desafíos del 2009. La lucha por ganar participación en el mercado bancario será muy dura en un contexto en donde los efectos de la crisis externa actuará como un obstáculo para la dinámica crediticia.

La banca pública posee el 50% del stock crediticio del sistema bancario brasileño. Ello sumado al bajo nivel de crédito a PBI existente y al posible impacto de las medidas del gobierno en abaratar el costo del crédito, hacen que la banca privada tenga un potencial de expansión más que atractivo. Y mientras en las economías desarrolladas el sector bancario lucha por sobrevivir a nuevos episodios de crisis, en Brasil es tiempo de crecimiento y consolidación del sector ¿Podrán los bancos brasileños aprovechar esta oportunidad?

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

¿Qué hay detrás de los movimientos en el sector bancario brasileño?

Nota de la Editora: varias jugadas se están dando en el mercado bancario brasilero. ¿Tendencia aislada o con vista a prolongarse en los próximos meses? La jugada del Santander. Nos pueden sus mensajes, comentarios y preguntas en www.latinforme.com

¿Qué hay detrás de los movimientos en el sector bancario brasileño?


Buenos Aires, Argentina
12 de noviembre de 2008

Si bien la noticia sobre la fusión entre el Banco Itaú ( BVSP:ITAU3 ; NYSE:ITU ) y el Unibanco ( BVSP:UBBR3 ; NYSE:UBB ), en momentos en que una de las peores crisis financieras mundiales se está desarrollando, ha generado gran impacto no solamente en Brasil, sino también en toda Latinoamérica, esto parece ser el comienzo de grandes cambios en el sistema bancario brasileño y por qué no también, del sistema bancario latinoamericano.
Lejos quedaron las palabras del presidente del Banco Santander Emilio Botín, pronunciadas el pasado 31 de octubre, donde afirmaba que su entidad quería ser el banco privado número uno de Brasil.
En menos de lo imaginable dicho deseo iba a quedar trunco ante el surgimiento de una nueva entidad de magnitud mundial: el Itaú Unibanco Holdings. La negociación entre estas entidades llevaba ya 15 meses, aunque se aceleró ante los planes del Santander.
Con la fusión concretada el Itaú-Unibanco cuenta ahora con activos por un valor de alrededor de US$ 255.000 millones. La nueva entidad cuenta además con el 18% de las sucursales existentes en Brasil y 92.000 empleados. Con esto, la nueva entidad, Itaú Unibanco Holding, es la 17 entidad mundial y el mayor banco de Latinoamérica.
Pero la fusión entre el Itaú y el Unibanco no altera los planes presentados por Botín sobre la previsión de beneficios, sinergias y planes de expansión del Santander ( BVSP:SANB3 ; NYSE: STD ) en Brasil, lo cual presupone que la competencia será dura. Es que para Botín es clave continuar profundizando los negocios de la entidad española en Brasil, ya que dicho país es la puerta para continuar profundizando la presencia de la entidad española en Latinoamérica.
Entonces va quedando en claro que lo que sí modifica dicha fusión es la estrategia de otras entidades bancarias que, como el Santander, operan en Brasil y enfrentan ahora un contexto más hostil dentro del sistema bancario brasileño.
Así es que el Banco do Brasil ( BVSP:BBAS3 ) reaccionó ante los últimos acontecimientos en el sector, adquirió una entidad bancaria y ya se encuentra estudiando la posibilidad de adquirir dos entidades bancarias más en Brasil. El Banco do Brasil pretende realizar una adquisición parcial del Banco Votorantim y adquirir en su totalidad el Nossa Caixa ( BVSPO:BNCA3 ), de Sao Paulo.
En tanto, durante el día de ayer, el Banco do Brasil anunció la adquisición del Banco del Estado de Piauí ( BVSP:BPIA3 ). El Banco de Brasil ya había realizado este año la adquisición del también regional Banco del Estado de Santa Catarina ( BVSP:BSCT3 ).
También Bradesco ( BVSP:BBDC3 ; NYSE:BBD ), otra de las principales entidades bancarias de Brasil, demostró interés en adquirir bancos menores para poder expandirse y de este modo, no perder terreno ante los últimos movimientos del resto de los grandes jugadores del mercado bancario brasileño.
Se puede decir que este último tiempo ha marcado lo que parece ser la tendencia en el mercado bancario brasileño hacia una mayor concentración del mismo en la búsqueda por incrementar la eficiencia, aprovechando las economías de escala que ofrece la actividad. No parecen movimientos aislados sino una tendencia que se profundizará en los próximos meses. El mercado bancario brasileño tiene además un gran potencial de crecimiento a medida que el crecimiento económico del país se continúe traduciendo en una mejora de la situación social.
Pero hay algo más en estos movimientos en el sector bancario brasileño. El objetivo que motivó estos movimientos en el sector no ha sido solamente el de lograr ganar participación en Brasil, sino que está inmerso en una estrategia de expansión regional.
Prueba de lo anterior, fueron las declaraciones de Pedro Moreira Selles, primer ejecutivo de Unibanco que decía luego de concretar la fusión con el Itaú: “Queremos ser un banco con capacidad para operar en todo el mundo. Aspiramos a tener escala global”.
En relación a estas declaraciones de Selles, hay que decir que la nueva entidad bancaria de Brasil tiene entre sus planes intensificar su expansión internacional en México, Chile, Perú y Colombia. Estos mercados son a los que destinará más esfuerzos, según el presidente de Itaú, Roberto Setúbal. El directivo explicó que Chile es el país más atractivo por su grado de desarrollo y la estabilidad de su economía. Sobre Colombia y Perú también destacó su estabilidad y la política de crecimiento llevada a cabo por sus gobiernos.
Pero las perspectivas de la nueva entidad van más allá de la región tal como afirmaba Salles: “América Latina es un área preferencial. Aunque no quiere decir que no podamos mirar para fuera”.
La estrategia de expansión internacional no parece estar únicamente en los planes del nuevo gigante bancario brasileño, sino también en el resto de las principales entidades del sector las cuales están trabajando para ello. Es que la región ha ganado con la mejora en su situación económica, un gran atractivo para las entidades del sector.
Probablemente en la nueva etapa del sistema financiero internacional, algunas entidades brasileñas cobrarán un protagonismo inimaginable hasta pocos meses atrás. ¿Se transformará el crecimiento de estas entidades en un círculo virtuoso que apuntale el crecimiento de la economía brasileña, y por qué no con su expansión, el crecimiento de la economía latinoamericana?
Un mayor desarrollo del sistema financiero latinoamericano es una condición necesaria para consolidar el crecimiento y desarrollo de los países de la región. Estará por verse si el surgimiento de los nuevos jugadores del sector pueden aportar al mismo.

Nos encontraremos nuevamente mañana,

Horacio Pozzo

  • 1 Comentario
  • 1 voto

AgenciaBlog