Posts etiquetados como ‘social’

El futuro es negro para los españoles

El futuro es negro para los españoles

El futuro es negro para los españoles
12 Noviembre 2009 Si la crisis que está golpeando a la economía española les parece que es un gran dolor de cabeza para los españoles, mucho más lo será en unos años para aquellos que deban enfrentar su retiro.
El ahorro pensando en el retiro es uno de los principales problemas que enfrentarán las economías desarrolladas en las próximas décadas con el envejecimiento poblacional. Los sistemas de seguridad social soportarán una verdadera prueba ante el fuerte aumento de la proporción de pasivos que deberán sostener.

Muchas familias ya han tomado nota de los riesgos que correrán sus ahorros en el tiempo de retiro ante esta situación y es por ello que han decidido incrementar sus ahorros extras para sentirse seguros ante cualquier eventualidad.

En la experiencia Argentina, los varios fracasos del sistema de seguridad social, tanto público como privado, obligan a las familias a pensar, dentro de sus posibilidades, a autogestionarse sus ahorros para su etapa pasiva. Es que ante la gran incertidumbre que enfrentan por sus ingresos futuros, el ahorro precautorio lógicamente tiende a aumentar.

En el caso de España, me ha llamado poderosamente la atención, una nota de ABC que daba cuenta que alrededor del 77% de los españoles no ahorra nada para su retiro.

Pero lo más llamativo es que toman la actitud de no ahorrar a pesar de la desconfianza que dicen tener en el sistema de seguridad social español. Al menos estos resultados son los que surgen de un estudio realizado por Esade y patrocinado por Vida Caixa.

No solamente un alto porcentaje de españoles no está ahorrando para su futuro, sino tampoco tienen conocimiento sobre las alternativas de ahorro, y lo que más preocupa es que a pesar de ello, según surge del estudio, un 53% prefiere que nadie le informe de posibles métodos.

Para el profesor del departamento de Dirección de Marketing de Esade, Ismael Vallés, lo que ocurre con los ciudadanos españoles es un “problema de actitud”. Además de ser un problema de actitud, será un problema más para las golpeadas cuentas públicas de España que deberán hacer frente a un número creciente de pasivos sin ingresos suficientes para su subsistencia.

A pesar de que tuviesen el deseo de ahorrar, en estos momentos, la situación crítica que vive la economía de España con una tasa de desempleo que en poco tiempo más superará al 20% de la Población Económicamente Activa (PEA), no existe demasiada capacidad para hacerlo.

Queda en claro que no es que las familias españolas no tengan alternativas de inversión, sino que la falta de una conciencia y conocimientos financieros es lo que impide tomar la determinación de resignar parte del consumo actual para consumir en el futuro. Incluso se puede decir que la crisis está golpeando con mayor fuerza a las familias porque no han sabido ahorrar lo suficiente para enfrentar épocas difíciles, las cuales parecían haber quedado en el olvido.

Para los previsores, aquellos que piensan en asegurarse un buen pasar en la etapa de retiro y han decidido separar algunos euros para invertir en el mercado de valores español, seguramente estarán disfrutando del 28,5% de rendimiento que el IBEX35 acumula hasta el momento, rendimiento que puede alcanzar un máximo de 73,4% para quienes entendieron el comportamiento del mercado y decidieron entrar cuando se encontraba en su mínimo.

El rendimiento alcanzado por el IBEX35 es aún mayor que el observado a simple vista si se considera la fuerte apreciación que ha experimentado el euro en relación a las principales divisas, en especial, frente al dólar estadounidense, lo cual aumenta el poder adquisitivo de la moneda europea.

Dentro del IBEX35, dos compañías que les he recomendado hace unos meses atrás y que pertenecen al sector bancario, han sido el Santander (IBEX35:SAN; NYSE:STD y el BBVA (IBEX35:BBVA; NYSE:BBV) “BBVA, gran ganador de la crisis“. Estos bancos españoles están llevando adelante una agresiva estrategia de expansión internacional que les permite diversificar sus riesgos y limitar la dependencia de una economía o región en particular.

Recientemente, el Santander, a través de su brazo Santander Consumer Finance alcanzó un acuerdo con la entidad británica HSBC (NYSE:HBC), para adquirir su cartera de créditos prendarios en los Estados Unidos, por la que ofreció US$ 900 millones. La cartera de créditos para el automotor está valorada en US$ 1.000 millones, por lo que, en el supuesto caso de que no tuviera morosidad, el Santander ganaría unos US$ 100 millones.

Según Expansión, tanto el BBVA como el Santander se ubican entre las cinco principales entidades que más se han beneficiado con la crisis financiera internacional.

Esta crisis que no será fácil de olvidar, le permitió al Santander superar los 90 millones de clientes en el mundo (más de dos veces, la población de Argentina) principalmente gracias a las adquisiciones realizadas en el sistema bancario británico en donde adquirió las entidades Bradford & Bingley (que le aportó 2,3 millones de clientes) y Alliance & Leicester (que le representó un total de 5,3 millones de nuevos clientes).

El BBVA por su parte, aumentó a 50 millones el total de clientes en todo el mundo y consolidó su posición en los EEUU (en donde incrementó en un 21% la base de usuarios de sus servicios), principalmente en Texas y California.

El secreto del Santander y del BBVA para no estar sufriendo las consecuencias de la contracción económica en España, es su modelo de negocio internacional que como comentara anteriormente, permite diversificar riesgos y potenciar la rentabilidad del negocio (aprovechando además las economías de escala comunes de la actividad).

Estas dos compañías españolas no son las únicas que operan a nivel internacional y que se encuentran desarrollando una estrategia de expansión, con perspectivas interesantes de retorno que muchos españoles están dejando pasar.

Para quienes necesitan una orientación para sus decisiones de inversión, desde Valor Global Paola Pecora les brinda los consejos oportunos para aprovechar aquellos activos financieros que prometen una valorable rentabilidad. Haga click aquí para mayores detalles.

Horacio Pozzo

Kraft (NYSE:KFT), y lo difícil que es hacer negocios en Argentina

Kraft (NYSE:KFT), y lo difícil que es hacer negocios en Argentina

Kraft (NYSE:KFT), y  lo difícil que es hacer negocios en Argentina “Una batalla laboral en la fábrica de Kraft Food Inc (NYSE:KFT) está causando interrupción de las calles y está aumentando la inquietud sobre más conflictos sindicales en un momento de angustia económica” The Wall Street Journal, sobre el conflicto que afecta a la fábrica estadounidense en Argentina.

En estos momentos me encuentro en Buenos Aires, una ciudad sitiada por los piquetes. Tomar un taxi en esta ciudad es todo un riesgo para el bolsillo ya que para llegar a la dirección que uno pretende, el taxista debe sortear varios piquetes y desviarse varias veces del camino más directo. Entonces, lo que debería ser un viaje de diez minutos puede extenderse por una hora en las que al menos uno puede entretenerse escuchando las historias de vida de conductor, o puede utilizar dicho tiempo para reflexionar acerca de lo difícil que es la vida (y los negocios) en Buenos Aires, capital mundial del tango y de los piquetes.

Si Argentina quería publicidad para atraer inversiones al país, la nota escrita por Taos Turner y Matta Moffett para el diario financiero The Wall Street Journal, ciertamente no le ha hecho un gran favor. ¿Por qué es tan difícil resolver un simple conflicto laboral en una fábrica en Argentina? La situación ha generado la intervención de la embajada de los EEUU en Buenos Aires.

Parece difícil de creer pero este conflicto de los trabajadores de Kraft con la compañía se inició en el mes de julio por las solicitudes de los trabajadores de mayores medidas para prevenir posibles contagios por la gripe porcina. Entiendo que muy probablemente la compañía tenga una gran responsabilidad en este conflicto, pero me gustaría ver más allá del mismo para descubrir un fenómeno que se está generalizando en Argentina y es consecuencia de la política que ha seguido el gobierno en los últimos años.

El ministro de Trabajo, Carlos Tomada, en un intento por mejorar la imagen del gobierno decía: “la Presidente me llamó para ver cómo iban las cosas” y agregó “(siempre lo llama) por situaciones como esta”. Pero la realidad muestra a un Estado ausente y permisible que genera en los empresarios un real temor de contagio de lo que ocurre con Kraft, temor que fue reconocido por Héctor Méndez, presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA).

La conflictividad en las empresas ha crecido en el último tiempo de manera preocupante bajo la errónea creencia de ser el medio para defender los derechos de los trabajadores. Un Méndez preocupado decía: “Algunas plantas tienen problemas muy graves, hay medidas (de los sindicalistas) que bloquean las calles, por ejemplo en establecimientos avícolas de Entre Ríos”. La conflictividad laboral es una consecuencia clara de la verdadera situación de la economía argentina que el gobierno todavía se niega a reconocer, sumido en la inacción.

———————OPORTUNIDAD DE INVERSIÓN———–

Aprovechemos esta crisis para comprar. Como ya lo hicieron los suscriptores de nuestra newsletter de inversión Valor Global, que ya recuperaron su costo al invertir en las compañías de Wall Street que les recomendamos. ¿Quiere saber cuáles son? Puede probar ingresando aquí para averiguarlo y comenzar a invertir en nuestras recomendadas que llevan más de un 60% de suba. Pueden escribir a info@latinforme.com para mayores detalles.

————————————————————————–

Pero la inacción del gobierno también es producto de los conflictos que su ideología le está imponiendo. Federico Thomsen, economista político, decía sobre la situación: “El gobierno de la señora Kirchner se encuentra por estos días en un dilema. El estilo de la mandataria, que se muestra como progresivo y que ha sido anteriormente criticado por no actuar, se ve ahora con la presión de decidir”. Es como si Cristina Kirchner se hubiera disfrazado del ex dubitativo presidente argentino De la Rúa. ¿O volvió De la Rúa al poder vestido de mujer?.

La conflictividad laboral es un problema adicional que deben enfrentar las empresas que operan en la Argentina. Para el inversor extranjero es sin dudas una muy mala carta de presentación que se agrega a la ya conocida falta de transparencia estadística, a la inseguridad jurídica y a los malos antecedentes que el país tiene como deudor internacional.

Aunque en Argentina no es posible saber qué ocurre realmente (y será mucho más difícil saberlo cuando se logre la aprobación de la “Ley de Medios de Comunicación” que le permitirá al gobierno el control de los mismos), al gobierno argentino se le hace muy difícil mantener el lema “Por aquí, todo está bien”.

Sin dudas, Argentina tiene problemas, pero dichos problemas van más allá de su situación económica coyuntural. Son problemas de fondo que no encuentran un camino de solución. La miopía en la política gubernamental ha derivado en graves situaciones para el ambiente de negocios en Argentina. No por casualidad Argentina fue uno de los países que mayor fuga de capitales sufrió desde 2007, capitales que para el economista Bernardi Kosacoff: “Se fueron por las expectativas negativas porque no había planes para resolver los problemas de infraestructura, de energía, con subsidios que se comen el superávit fiscal. Y esto determinó que no haya inversiones y que se optara por más importaciones”.

Verdaderamente se hace difícil poder invertir en este contexto en la Argentina por más buena voluntad que tengan los empresarios. Es que la posibilidad de hacer negocios en el país se ve afectada por la inestabilidad y la incertidumbre reinante.

El contexto no permite pensar en el largo plazo y además produce pérdidas concretas de negocios. Me pongo en el lugar del empresario que busca abrirse a nuevos mercados y sale a la búsqueda de clientes en el exterior, los cuales a pesar de lo atractivo de la oferta recibida en términos de precio y calidad del producto, no lo aceptan ante las grandes dudas que rodean a la posibilidad que tiene el empresario argentino de dar cumplimiento a sus compromisos ante la incertidumbre del contexto local.

La política errónea provoca no solamente una caída en el volumen de inversión y en la Inversión Extranjera Directa (IED), sino también afecta a la calidad de la poca inversión que se realiza. Después de todo, por más arriesgado que sea el empresario ¿Qué lógica puede llevarlo a apostar en un proyecto de inversión de 5 años o a apostar en sectores con un alto potencial de rentabilidad pero que afectan la sensibilidad del gobierno?

La decepción y el alto riesgo que corren los empresarios se reflejan claramente en los datos. El dato que brinda la consultora Acebeb es más que revelador: Las inversiones anunciadas en el mes de agosto en Argentina cayeron un 88,8% interanual y un 30% en términos mensuales, alcanzando solamente US$ 485 millones.

En Argentina estamos asistiendo a un efecto dominó que termina por golpear la solidez de la economía. ¿Es más sólida la economía boliviana que la Argentina? Ayer les comentaba en una noticia la decisión de Moody´s de mejorar la calificación crediticia de la deuda soberana de Bolivia la cual ya ostenta ahora una mejor calificación que la deuda pública argentina.

Esta decisión es toda una señal para Argentina.

Para donde quiera mirar el gobierno, encontrará que la situación en la economía argentina no es buena, el tema es que quiera mirar hacia algún lado.

Horacio Pozzo

—————La economía y los mercados————–

El real brasileño se ha apreciado con fuerza en lo que va del año. La extraordinaria recuperación de la economía de Brasil predecía lo que iba a ocurrir con la moneda brasileña. ¿Le gustaría conocer las futuras oportunidades de inversión de manera anticipada descifrando la información que nos brindan las economías? Para comprender como la economía determina los grandes movimientos de los mercados, le ofrecemos el curso elemental de economía el cual le brindará los elementos básicos para comprender el funcionamiento de las economías y anticipar sus tendencias. Más en info@latinforme.com.

——————————————————————–

El mejor momento para invertir en Perú con un nuevo ETF

El mejor momento para invertir en Perú con un nuevo ETF

El mejor momento para invertir en Perú con un nuevo ETF Hace unos días recibimos gentilmente de parte de uno de nuestros lectores desde Perú, un relevamiento de opinión realizado por la Universidad de Lima entre el 18 y 19 de julio, entre la población de Lima y la Región de Callao, con resultados muy interesantes que permiten hacer una radiografía de la situación en Perú hoy.

Entre los datos reveladores no me sorprendió demasiado cuando observé la caída en la aprobación de la gestión de Alan García como presidente. La aprobación de la gestión cayó fuertemente desde un 38,3% a un 31,9%. Probablemente los conflictos sociales se conjugaron con el deterioro de la economía producto de la crisis financiera internacional y derivaron en tremenda caída de la imagen presidencial.

Frecuentemente en mis artículos reconozco los múltiples aciertos de la gestión de Alan García que han resultado en una economía que ha sabido crecer con fuerza en los últimos años y ha comenzado a mostrar evidencias de desarrollo económico gracias a políticas sanas en lo referido a la estabilidad macroeconómica y a la predecibilidad de las reglas de juego. A pesar de ello, la deuda social es la principal cuenta pendiente de la gestión actual.

Justamente estos dos elementos se observan con claridad cuando los encuestadores exponen las respuestas sobre la evaluación de la gestión de Alan García, según el estrato social al que pertenece quien responde a la misma. Lo que se observa es que los ciudadanos pertenecientes al mayor estrato social, en un 51,1% aprueban la gestión de Alan García, mientras que en el otro extremo, los más pobres, solamente en un 21,8% la aprueban.

Un dato que me llamó la atención es el relacionado con la gestión de Luis Carranza como ministro de Economía. A pesar del deterioro que observa la economía en los últimos meses producto de la crisis, su nivel de aprobación ha crecido de un modo muy significativo alcanzando actualmente al 43,6% de los encuestados. El rango de aprobación según estrato social va desde el 64,9% para el estrato de mayores ingresos hasta el 34,5% para el estrato social más bajo.

El mensaje de estas dos respuestas muestra claramente el cuestionamiento al gobierno que existe desde lo político. El gobierno no ha sabido tratar adecuadamente temas de alta sensibilidad para la población y ello ha generado grandes resistencias que han llegado al extremo en los hechos ocurridos en el mes de junio.

Los conflictos sociales del último tiempo también se han reflejado en la visión de los encuestados. Solamente el 21,3% de los encuestados ve la situación política actual como estable. Un 57,3% la ve poco estable y un 21,2% nada estable. El nivel de inestabilidad de la situación política percibida por los encuestados aumenta a medida que se baja en el estrato social, llegando a que solamente el 9,1% de la población de menores ingresos ve la situación política como estable.

En cuanto a las perspectivas sobre la situación social, el 34,5% cree que la situación política estará peor. En julio del 2008 el 34,7% de los encuestados anticipaban un deterioro de la situación política por lo que el porcentaje actual no representa un agravamiento de la visión negativa.

El malestar social de la población se ha hecho sentir cada vez con más fuerza. Lo más llamativo es que las protestas aumentan al mismo tiempo que la situación de la economía va mejorando (aunque no lo ha hecho en los últimos meses producto de la crisis financiera internacional). Si bien ha aumentado el nivel de desigualdad, también es cierto que ha disminuido el nivel de pobreza.

En relación a lo anterior, el relevamiento muestra que el 58,3% de los encuestados considera que hubo manipulación política en las protestas sociales y que las mismas no han sido espontáneas. Claro que si miramos la encuesta por estrato social, los más pobres, que muy probablemente hayan participado de dichas protestas, consideran en un 50% que las mismas han sido espontáneas, mientras que en la otra punta de los estratos sociales, los más ricos piensan que en un 72,3% respondieron a manipulación política.

La conclusión sobre las protestas sociales, de gran importancia a la hora de inferir acerca del nivel de estabilidad social de Perú (clave para el desarrollo de inversiones), es que el resultado es un poco ambiguo ya que por un lado, uno puede pensar que la respuesta de los estratos sociales superiores responde a ciudadanos mejor informados y conocedores de las cuestiones políticas, por lo que tienen mayor capacidad para identificar si ha existido manipulación o no. Pero por el otro lado, en los estratos sociales inferiores están los que han participado de dichas protestas y son justamente ellos, más que nadie quienes están en condiciones de responder acerca de la motivación de las mismas.

Yendo a la percepción sobre la situación de la economía, solamente el 33,6% de los encuestados ve como mala la situación actual (en 2005, el 57,9% consideraba mala la situación y en 2003 lo hacía el 62,3%). Los más pobres consideran la situación actual como mala o muy mala en un 34,4%, por lo que se puede inferir que ha habido una sensible mejora en la percepción de la situación económica a pesar del mayor descontento manifestado. Incluso se ha detectado una mejora en el optimismo de los encuestados quienes solamente en un 27,9% consideran que dentro de un año la situación económica estará peor, cuando en julio de 2008 el 36,1% de los encuestados tenía dicha visión negativa.

Lo que revela la encuesta es que la crisis ha impactado de manera desigual en las finanzas familiares. El estrato de población más rico solamente en un 19,1% ha visto empeorar su situación económica, mientras que en el otro extremo, el 45,5% ve la situación actual familiar peor que hace un año atrás. Estos resultados tienen lógica por el impacto desigual de la crisis que comúnmente golpea más a los segmentos de menores ingresos dado que cuentan con fuentes laborales menos seguras e informales.

Creo que este relevamiento realizado por la Universidad de Lima refuerza varios conceptos acerca de la gestión actual del gobierno de Alan García. No es tanto la cuestión de política económica lo que la población cuestiona sino la falta de tacto político y la poca escucha de los sectores poblacionales más pobres.

De un modo u otro, la población en general reconoce una mejora de la situación producto de la gestión actual. Probablemente, si el gobierno decidiera realizar un esfuerzo mayor por mejorar la situación de los más pobres, los beneficios que lograría superarían con creces a los costos económicos que ellos les demandarían.

La calma social que aportaría dicha decisión, tendría beneficios en términos de mejora en el contexto económico para la inversión, lo que se sumaría a un beneficio político (por una mejora de la imagen presidencial) y representaría además un estímulo para el consumo interno (dada la alta proporción a consumir de los segmentos inferiores). Por otra parte, Perú tiene capacidad fiscal como para aumentar las asignaciones en beneficios de los más pobres. ¿Tendrá estos elementos en cuenta Alan García?

Es buen momento para invertir en Perú a través de un nuevo ETF lanzado hace poco, el ETF Perú (NYSE:EPU)

Horacio Pozzo

Cuando el mercado financiero está muy alterado, lo mejor es apostar a lo seguro, dicen los expertos. Y en el mercado latinoamericano existen opciones confiables y rentables.

Cuando China despierte, necesitará salir de compras. Paola Pecora y su equipo de analistas le cuentab dónde, aquí.


AgenciaBlog