Posts etiquetados como ‘sector’

Crece la economía de EEUU pero la recesión no ha terminado

Crece la economía de EEUU pero la recesión no ha terminado

Crece la economía de EEUU pero la recesión no ha terminado “Nos queda un largo camino que recorrer para la plena recuperación económica”, dijo Barack Obama, presidente de EEUU luego de conocerse el dato de crecimiento de la economía.

Por primera vez desde el 2008, la economía estadounidense volvió a crecer. En el tercer trimestre la economía creció a una tasa de 3,5%, el ritmo más fuerte desde igual período de 2007. ¿Los factores que explican dicha recuperación? La mejora en el nivel del gasto del consumidor y la inversión para la construcción de casas. Si bien aún no lo ha confirmado así la Oficina Nacional de Investigaciones Económicas, de este modo, para los términos técnicos, la economía de los EEUU deja atrás la recesión económica ¿Y con ella deja sus problemas?

Si uno se concentra únicamente en el dato de crecimiento, no se puede negar que es positivo, e incluso ha superado los pronósticos ya que el mercado esperaba una recuperación de la economía estadounidense un poco más débil. Un crecimiento de entre el 3,2% y 3,3% era el apuntado por el mercado. Pero para darle vuelo a nuestra esperanza de estar frente al comienzo de la recuperación de la economía americana, hay que ir al detalle y analizar qué hay detrás de su recuperación.

A pesar del entusiasmo del presidente estadounidense, muchos analistas mantienen sus reservas sobre la fuerza de la recuperación. Para Marc Jourdier de AFP: “EEUU sale técnicamente de la recesión, sin despejar las dudas sobre su economía”, teniendo en cuenta las múltiples dudas que el mercado está mostrando sobre la consolidación de la recuperación.

En la visión de John Authers del Financial Times: “La economía crece pero las penas permanecen”. Catherine Rampell en New York Times reflejaba en un artículo la visión de los economistas que apuntaban a la finalización de los programas de estímulo para el sector automotriz e inmobiliario que se sumarán a los problemas laborales para hacer pensar que la recuperación puede durar.

Volviendo al análisis de la recuperación del crecimiento estadounidense, se ha puesto en evidencia que las familias siguen siendo el sostén de la economía y a pesar del golpe que les significó la crisis, que les ha hecho perder una parte significativa de sus riquezas (lo cual condiciona el consumo futuro), siguen demostrando su capacidad para impulsar el crecimiento económico. Pero a pesar de la recuperación del consumo en el tercer trimestre del año, desde el mercado ya se anticipa una recaída del mismo producto por la baja de la confianza de los hogares ante el aumento del desempleo.

Si las familias tienen problemas laborales, entonces no podemos ilusionarnos con la continuidad de la recuperación del consumo familiar. Por eso nos interesará responder esta pregunta: ¿Qué ocurre con el desempleo en los EEUU? Christina Romer, presidenta del consejo de asesores económicos de la Casa Blanca recordaba que: “La reversión de los cruciales indicadores de los mercados laborales, tales como la tasa de desempleo, normalmente se produce luego de la reanudación del crecimiento”. Por estos momentos, la tasa de desempleo alcanza al 9,8% de la Población Económicamente Activa (PEA) y es la tasa más alta desde 1983. Lo más probable es que para lo que reste del año, el desempleo en lugar de descender, alcance los dos dígitos, y dependiendo cómo afecte esta situación a las expectativas de las familias es que torcerá la dinámica del consumo o permitirá que mantenga la expansión iniciada.

El secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner mostró su moderación sobre la evolución de la economía por los problemas que aún enfrentan las familias: “El desempleo se mantiene inaceptablemente alto para cada persona desempleada, para cada familia que enfrenta un embargo, para cada pequeña empresa que no logra un crédito, la recesión se mantiene viva y aguda”.

¿Por qué puede seguir en alza el desempleo? Las empresas aún no están dispuestas a contratar más trabajadores y la tasa de crecimiento del empleo no alcanza a compensar el aumento de los individuos que pretenden ingresar al mercado laboral. Es que las empresas no contratarán más trabajadores hasta que la recuperación sea lo suficientemente sólida como para justificar tal decisión. Y si esperamos fortaleza en la recuperación de la economía, desde la Reserva Federal no vienen buenas noticias, ya que la entidad responsable de la política monetaria en los EEUU estimó recientemente que el crecimiento no será tan fuerte como para hacer bajar el desempleo en 2010.

Dijimos que el sector inmobiliario ha aportado positivamente a este 3,5% del PBI, pero ¿Podemos pensar en que seguirá sumando al crecimiento económico en los próximos meses? El sector inmobiliario ha recuperado actividad pero en una parte, gracias al estímulo temporal del gobierno estadounidense. La caída inesperada del 3,6% en las ventas de viviendas nuevas del mes de setiembre, muestra la frágil situación del sector. Encima el sector financiero no está realizando su aporte para generar demanda, una demanda que lejos está de estimularse por los problemas de fragilidad laboral antes mencionados y de incertidumbre en el contexto económico.

Hablando del sistema financiero, debemos prestar atención a lo que pueda ocurrir en los próximos meses más allá de los avances regulatorios. El sistema financiero estadounidense aún puede depararnos alguna sorpresa. En el año las quiebras bancarias se cuentan hasta el momento en 106, pero no será este el número total de entidades bancarias que hayan dejado de existir en este 2009.

Si consideramos el crecimiento observado en el PBI del país del norte en función de los intereses latinoamericanos, no existe demasiado margen para el entusiasmo. Es que la fragilidad de dicha recuperación y los riesgos de reversión que aún persisten, no hacen esperar un efecto benéfico sobre las economías latinoamericanas, y en especial para México, de significación.

Para colmo de males, la apreciación cambiaria de las monedas latinoamericanas ha deteriorado su competitividad relativa respecto a la economía americana, lo cual disminuye aún más las expectativas de crecimiento en la región a partir del sector externo.

Creo que aún es prematuro descorchar y celebrar el fin de la crisis tanto para Latinoamérica pero principalmente para los EEUU. La crisis por sus características no acabará tan fácilmente y el tiempo conjuntamente con decisiones prudentes, es el que determinará la consolidación de la recuperación. Sólo queda esperar ya que no hay más margen para nuevos planes de estímulo económico cuyo principal efecto podría ser el aumento del riesgo de una nueva crisis, aunque esta vez, desde las cuentas fiscales.

Horacio Pozzo

Horacio Pozzo es Magister en Economía por la Universidad de La Plata, Argentina y editor del Curso Economía Básica para Inversores, para aprender a invertir en función de la economía.

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

El nuevo pronóstico de Roubini

El nuevo pronóstico de Roubini

El nuevo pronóstico de Roubini
El economista de la Universidad de Nueva York, Nouriel Roubini, quien fuera uno de los pocos en anticipar la crisis subprime es conocido como el Dr. Catástrofe. Por eso, cada vez que está por emitir una opinión, los mercados tiemblan ante sus terribles profecías. Lo ha vuelto a hacer y le ha apuntado otra vez al mercado inmobiliario estadounidense.

Roubini prefiere que lo llamen Dr. Realista. Y en su realismo, el economista prefiere mirar aquello que el mercado se niega a hacer. Al mercado ciertamente no le resulta conveniente ser precavido. La euforia está generando importantes beneficios a los inversores que luego de la crisis que les ha hecho perder miles de millones de dólares, no quieren bajo ningún punto de vista, que se acabe este “veranito financiero”.

El mercado dio su veredicto y apuesta por una irreal recuperación económica en forma de V. “Los mercados están descontando en la actualidad una recuperación en forma de ‘V’ y tienen que empezar a descontar una recuperación en forma de ‘U’, así que podría observarse una corrección en el cuarto o primer trimestres”, decía Roubini al Wall Street Journal.

Da la sensación de que los mercados tampoco reparan en la fragilidad de la recuperación y en los riesgos que aún están latentes. La crisis dio lugar a la necesidad de una corrección en el valor de los activos, corrección que no parece que haya tenido lugar como debió haber sido.

La euforia que viven los mercados se refleja claramente en las bolsas. El índice S&P 500 aumentó 51% desde el nivel mínimo en 12 años que alcanzara en el mes de marzo pasado. El índice europeo Dow Jones Stoxx 600 por su parte, acumula un incremento del 48%. La política monetaria de alta liquidez y niveles de tasas históricamente bajas genera una oportunidad que no pueden desaprovechar los mercados para recuperar rentabilidad.

Si el contexto está posibilitando este riesgoso crecimiento de los mercados, algo hay que hacer antes de que sea demasiado tarde. Los temores de interrumpir la recuperación económica limitan la acción de los gobiernos. Si bien no es el momento de iniciar el ciclo ascendente de tasas, dada la debilidad de las economías algo hay que hacer para impedir una nueva burbuja de activos, y ese algo pasa por darle herramientas a la regulación.

Probablemente, nuestras preocupaciones por la generación de nuevas burbujas, que se apoyan en fundamentos concretos, nos pueden ocultar una realidad que aún está latente y que se vincula con la fragilidad que persiste en la economía estadounidense, particularmente en el mercado inmobiliario. Si miramos la génesis de la crisis financiera internacional, el mercado inmobiliario estadounidense a pesar de los aparentes signos de recuperación, el mismo mantiene grandes riesgos de reversión y de nuevos episodios de crisis. “El estrés está pasando de hipotecas residenciales, que aún se encuentran en un serio problema, a los bienes raíces comerciales, donde están empezando a reconocer que van a tener enormes, enormes pérdidas”, anticipa Roubini.

——La economía para entender a los mercados———–

La economía china vuelve a la senda de vigoroso crecimiento. Ello generará grandes oportunidades para las economías productoras de commodities ¿Le gustaría conocer las futuras oportunidades de inversión de manera anticipada descifrando la información que nos brindan las economías? Para comprender cómo la economía determina los grandes movimientos de los mercados, llegó el curso Economía básica para inversores el cual le brindará los elementos básicos para comprender el funcionamiento de las economías y anticipar sus tendencias y las de los mercados. Haga click aquí para adquirir el Curso.

—————————–

En los últimos meses, hemos presenciado una recuperación en el mercado inmobiliario. Los precios de las viviendas han subido en julio por tercer mes consecutivo, las solicitudes de hipotecas alcanzaron en el mes de setiembre su máximo en cuatro meses por la caída en las tasas de interés y el inventario de casas se ha reducido. Incluso las solicitudes de préstamos para comprar una casa, un indicador adelantado de las ventas, ha subido en setiembre al mayor nivel desde inicios de enero.

Pero lo aparente no es lo real en el mercado inmobiliario. Las ayudas que recibieron los compradores (con un crédito de US$ 8.000 para un primer comprador) que se extenderá hasta el mes de noviembre, sostienen una demanda sin fundamentos sólidos.

La debilidad del mercado laboral con una desocupación que sigue en crecimiento y los persistentes problemas en el sistema financiero estadounidense son elementos que anticipan una reversión en el comportamiento de una demanda inmobiliaria que seguirá estancada.

Parte de los problemas que existen desde el lado de la demanda en el mercado inmobiliario estadounidense, se mantienen aún ocultos generando un riesgo latente de nuevos episodios de crisis. Según un reporte de los reguladores bancarios, más de la mitad de los deudores hipotecarios con créditos renegociados en la primera mitad del último año, observan un atraso de al menos dos meses en el pago de sus cuotas un año después.

Para los próximos meses no se descartan grandes pérdidas en los créditos inmobiliarios comerciales que pongan en aprietos a las entidades financieras estadounidenses, dejando en claro además, que este segmento del sector inmobiliario lejos está de su recuperación.

Y mientras el número de viviendas sin vender habría tocado fondo, los precios estarían a punto de caer aún más, incrementando la presión sobre la economía nuevamente. Para el economista Robert Shiller de Yale University, las perspectivas son aún más oscuras.

Shiller quien fuera uno de los que anticipara la crisis en el mercado inmobiliario estadounidense, pronosticó que los precios de las viviendas demorarán bastante tiempo en recuperarse. Si bien los programas de estímulo y el plan de compra de activos de la Fed han contribuido a sostener los precios de las viviendas, los mismos, como mencionáramos anteriormente, se acabarán en poco tiempo por lo que el mercado perderá fuerzas.

Ni en el cielo, ni en el infierno. La economía estadounidense en particular, y la economía global en general, se encuentran aún en el purgatorio, limpiando sus culpas de una crisis que aún no ha terminado. Prudencia debería ser la palabra más mencionada en este final de la recesión. Si los mercados la quieren evitar, desde los gobiernos se debería implementar con medidas concretas. Además, las fragilidades y riesgos que aún persisten deben ser monitoreados de cerca y tener previstos planes de emergencia para responder a posibles nuevos episodios de crisis.

¿Se podrá consolidar la recuperación o el exceso de optimismo nos llevará a nuevas recaídas?

Horacio Pozzo

  • Sin Comentarios
  • Sin votos

La oportunidad de inversión se llama JBS

La oportunidad de inversión se llama JBS (BVSP:JBSS3)

La oportunidad de inversión se llama JBS (BVSP:JBSS3)

A comienzos de la década del 90´ Brasil importaba carne desde la Argentina. Hoy la historia es totalmente diferente y en poco tiempo Argentina estará importando carne brasileña. ¿Cómo es que se llegó a esta situación?

Brasil sigue de fiesta. Su economía se ha recuperado y de una manera excepcional con una generación de empleo récord histórico de 242.126 puestos de trabajo formales. En lo que va del año, la economía de Brasil ha generado 680.034 puestos de trabajo formales. Ello se traduce en una mejora para el consumo doméstico al mejorar no solamente el poder adquisitivo de la población sino también las perspectivas. Los inversores siguen retornando al país para aprovechar oportunidades y las empresas se preparan para una estrategia de expansión internacional.

No son pocas las compañías brasileñas con ambiciosos proyectos de expansión internacional. La fortaleza y estabilidad de la economía de Brasil representa un muy buen trampolín para lanzarse de cabeza a la conquista de los mercados globales. En este escenario, varias empresas alimenticias siguen con su expansión ante la tendencia de mejora en el poder adquisitivo del mundo emergente que posibilitará a la población cambiar sus hábitos de consumo.

Desde principios de 2008 les venía hablando tanto de Marfrig (BVSP:MRFG3) como de JBS (BVSP:JBSS3), compañías brasileñas del sector cárnico que estaban realizando un atractivo (y con muy buenas perspectivas) proyecto de internacionalización y que han continuado a pesar de los inconvenientes provocados por el impacto de la crisis financiera internacional.

Marfrig se consolidó como procesador avícola al adquirir hace unos días a su rival doméstico Seara (uno de los grandes exportadores de pollo en Brasil), por US$ 900 millones. La política ambiciosa de Marfrig queda en evidencia con el siguiente dato: La compañía ha realizado 37 adquisiciones en los últimos tres años.

En el caso de JBS, el mayor procesador de carnes bovinas de Brasil y también del mundo (y además, dueño de seis plantas en la Argentina, entre ellas, las de Swift), acordó fusionarse con su rival y compatriota Bertin, el tercer grupo cárnico de su país, mediante un intercambio de acciones. JBS anunció además la adquisición del paquete mayoritario (64%) de la quebrada Pilgrim’s Pride(OTC:PGPDQ), una de las mayores procesadoras de pollo de Estados Unidos, valorada en US$ 2.800 millones.

Pilgrims´s Pride tiene entre sus principales clientes a supermercados como Wal-Mart (NYSE:WMT), Costco (NASDAQ:COST), Soriana y Chedraui; así como Operadora VIPS, SIGMA Alimentos Centro, Cafeterías Toks y Restaurantes California.

La compra por parte de JBS de la compañía estadounidense ha generado el temor entre los productores mexicanos. Jaime Crivieli, presidente de la Unión Nacional de Avicultores de México no pudo ocultar la preocupación del avance de JBS en el mercado avícola internacional. Crivieli decía lo siguiente sobre la incapacidad de México de competir con Brasil en avicultura: “Sobretodo porque no hay apoyo al financiamiento que permita impulsar al sector, lo que ha ocasionado el cierre de medianas empresas que estaban integradas a grandes compañías como Bachoco”. El avance de JBS amenaza al futuro del sector en México, país donde probablemente también fije su objetivo la brasileña.

De la fusión acordada con Bertin según un comunicado que las compañías enviaron a la Bolsa de Valores de San Pablo surgirá Nova Holding, y pasarán a ser el accionista controlante tanto de JBS (principal accionista con el 60% del nuevo holding) como de Bertin (que se queda con el resto). La nueva compañía tendrá 81 plantas frigoríficas vacunas en el mundo, con buena dispersión geográfica: a las 25 que JBS tiene en Brasil, la 16 en Estados Unidos, 10 en Australia, 8 en Italia y 6 en la Argentina, se agregarán las 14 de Bertin en su país (con lo que totalizará 39), más una en Uruguay y otra en Paraguay. Y la capacidad de faena bovina pasará de 73.900 cabezas diarias a casi 88.000. Esto es, ni más ni menos que un tercio más de la faena total de la Argentina.

El tamaño de este gigante que emerge impresiona. Según indica el sitio del diario brasileño Valor Economico, sólo considerando las operaciones de agroalimentos, con las nuevas compañías (Bertin y Pilgrim’s Pride) la facturación de JBS en 2008 habría sido de US$ 28.725 millones de dólares. Con esto se transformaría en la tercera compañía más grande de Brasil detrás de Petrobras (BVSP:PETR3; NYSE:PBR) y Vale (NYSE:VALE).

Otra manera de mensurar el tamaño de esta nueva compañía es compararlo con el dato de los ingresos de divisas generados por las exportaciones del complejo sojero argentino (poroto, harina, pellets y aceite de soja) en 2008, que fueron de US$ 12.333 millones, menos de la mitad de la facturación de la nueva JBS.

Si bien Bertin es una de las principales compañías cárnicas brasileñas con una capacidad de faena del orden de 14.000 cabezas diarias, además posee compañías dedicadas a la elaboración de biocombustibles, mejoramiento genético, indumentaria, infraestructura, energía eléctrica y hotelería. De este modo, con la fusión, JBS logra además una diversificación de sus actividades que la ayuda a diversificar riesgos y aprovechar economías de alcance, siendo esto beneficioso para el valor de la compañía.

Las acciones tanto de JBS como de Marfrig, si bien han observado una tendencia ascendente en el último tiempo, se encuentran lejos de sus máximos. Pero lo mejor, es que la estrategia de expansión de ambas compañías seguramente las hará superar con creces las máximas cotizaciones. Estas compañías sin dudas tienen muy buenas perspectivas para quienes tienen paciencia y apuestan al mediano plazo.

Horacio Pozzo

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

El nuevo escenario del sector bancario internacional

El nuevo escenario del sector bancario internacional

El nuevo escenario del sector bancario internacional
14 Agosto 2009 El sector bancario a nivel internacional está elaborando su estrategia luego de la crisis. La caída de entidades de prestigio mundial no solamente ha dejado un hueco que ocupar, sino que ha dejado un antecedente y una mancha contra la cual, las entidades sobrevivientes deberán luchar.
La crisis ha cambiado la estrategia de las entidades bancarias en todo el mundo. Les ha marcado un antes y un después que resultará positivo para algunas y negativo para otras. Y mientras un grupo de entidades aprovecha la crisis para crecer a nivel global, otras tendrán que trabajar para reducir la vulnerabilidad provocada.

Mi primera impresión, es que las entidades con cierto grado de involucramiento en la crisis, desde ahora en más buscarán seguir una estrategia de cuidar su buen nombre para recomponer la confianza del público hacia ellas, mientras que para aquellas entidades con operaciones internacionales (o que pretenden expandirse internacionalmente), que han logrado mantenerse al margen, se encuentran ante una posibilidad única de crecimiento y de aumento de su participación de mercado que quieren aprovechar.

Los movimientos en el sistema bancario no solamente se están produciendo en las economías desarrolladas, principales afectadas por la suprime, sino también en el resto de las economías producto de este replanteo en la estrategia global de las entidades financieras.

Según un artículo de La Nación en el propio sector financiero se reconoce que, “después de la crisis internacional, muchos de los grandes grupos extranjeros estarían buscando reducir su presencia en países que no son centrales para su negocio o en donde los riesgos de la operación son un poco más elevados”.

El contexto actual, con el advenimiento de la recuperación económica que viene de la mano de una mayor disponibilidad de recursos en los mercados, ha decidido a varias entidades, a llevar a cabo esta estrategia de reducción de las operaciones riesgosas, que probablemente haya sido decidida tiempo atrás pero que no resultaba conveniente concretar por la falta de ofertas adecuadas en el mercado y para no generar señales negativas sobre la salud de dichas entidades.

La lógica de estas entidades extranjeras que buscan limitar el nivel de operaciones riesgosas se vincula principalmente a la estrategia de alejar el nombre de la entidad de cualquier posibilidad de situaciones de estrés. Imagínense si una entidad X que estuvo afectada por los activos tóxicos se viera involucrada en el corto plazo con una situación problemática en alguna de sus unidades de negocios menores, el impacto que puede llegar a tener en el conjunto de la entidad. No es un riesgo que se justifique.

Una de las entidades que ha decidido reducir sus operaciones de riesgo es el BNP Paribas. En Argentina, la filial del BNP Paribas tiene el cartel de venta aunque sus autoridades lo nieguen. Hay tres entidades internacionales que pugnan por el negocio del BNP y que son el Itaú Unibanco (BVSP:ITUB3; NYSE:ITUB), el HSBC (NYSE:HBC) y el Standard Bank (PINK:SBGOY).

El BNP Paribas no toma esta decisión por encontrarse en una situación problemática. Lejos de ello, la entidad a nivel global logró ser en la primera mitad del año, la segunda entidad europea de mayores ganancias, con un resultado positivo de 3.162 millones de euros. Incluso su filial argentina, que cuenta con 17 sucursales y 29 cajeros automáticos, ha logrado en el primer trimestre del año, una utilidad de US$ 4,9 millones.

Mientras algunas entidades como el BNP reducen sus operaciones riesgosas a nivel mundial, la banca brasileña está creciendo con fuerza y vive un proceso de adquisiciones y fusiones puertas adentro, apuntando en una segunda etapa con avanzar hacia la internacionalización de las entidades, en un principio, a nivel regional. El Itaú Unibanco, segundo banco latinoamericano y octavo en todo el continente, con activos por US$ 305.600 millones, está buscando profundizar su crecimiento en los países de la región y es por ello que ha mostrado el mencionado interés por los activos del BNP en Argentina.

El sector bancario estadounidense se encuentra en una situación de fragilidad que abre oportunidades de crecimiento para entidades extranjeras, tales como el Santander. Si bien las principales entidades financieras de los EEUU ya se encuentran bastantes restablecidas, aún no han logrado normalizar su capacidad de generación de intermediación, lo cual les hace perder parte del mercado.

En el sector bancario estadounidense, el riesgo persiste entre las entidades más pequeñas cuya debilidad puede hacerlas presa de entidades extranjeras. La comisión del Congreso que supervisa el programa de rescate financiero por US$ 700.000 millones del Tesoro de los Estados Unidos, reconoció ayer que las entidades pequeñas (con activos entre los US$ 600 millones y US$ 1.000 millones), necesitarán entre US$ 12.000 millones y US$ 14.000 millones para hacer frente a sus préstamos morosos. Según el informe de la comisión, dirigida por Elizabeth Warren: “Necesitarán reunir mucho más capital, ya que las pérdidas calculadas rebasarán los beneficios y reservas previstos”. Esta situación llevará a una caída en el total de entidades bancarias y un aumento de la participación de la banca extranjera.

En España, según Prensa Latina, el sector bancario apunta a la eficiencia y es por ello que los cinco principales bancos del país (Banco Santander, BBVA, La Caixa, Caja Madrid y Banco Popular) han reducido su personal y número de sucursales. La mayor eficiencia y el aumento de la actividad produjeron que el Santander y el BBVA sean la primera y tercera entidad de mayores beneficios durante la primera mitad de 2009 en Europa.

El Santander ha logrado una ganancia de 4.500 millones de euros en la primera mitad del año, quedando segundo a nivel mundial detrás del Bank of America (NYSE:BAC) que ha logrado beneficios por 5.263 millones de euros. El BBVA (IBEX35:BBVA) obtuvo el tercer lugar en Europa con un beneficio de 2.799 millones de euros.

Para Santander y el BBVA no importan tanto las ganancias alcanzadas como la capacidad que muestran para poder continuar con su política de expansión internacional para seguir creciendo entre las principales entidades bancarias del mundo.

En donde se esperan importantes cambios es en el sector bancario es en China, país que se comprometió con EEUU, según Pueblo en Línea, a profundizar la reforma de su sistema financiero y promover una intermediación financiera más eficiente en apoyo a la demanda interna. Como parte de esta iniciativa, China promoverá la liberalización de las tasas de interés y el financiamiento al consumidor. Estas iniciativas son el inicio de una mayor apertura que permitirá en el futuro una mayor competencia en dicho mercado de entidades extranjeras.

El sector bancario enfrenta un escenario totalmente distinto luego de la crisis. Nuevas entidades han surgido en el contexto internacional y otras han desaparecido. Mercados que parecían impenetrables hoy se muestran más permeables, mientras otros estarán atrayendo las miradas.

Horacio Pozzo

————-NUESTROS SUSCRIPTORES GANAN 17% EN BOLSA—–

Quienes se suscribieron a nuestra newsletter de inversión Valor Global en julio, ya llevan un 17% de ganancias, habiendo cubierto varias veces el costo de la newsletter. Una de las últimas recomendadas la semana pasada, ha subido un 20%, es una de las más importantes minoristas de EEUU. Y lo más importante: esta empresa tiene mucho más margen de suba, y duplicará su valor actual en los próximos meses. ¿Quiere conocer cuál es, así como el resto del portafolio de Valor Global y beneficiarse con las recomendadas que saldrán pronto para el mes de septiembre? Haga click aquí

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

El socio estratégico de IRSA para crecer en EEUU

El socio estratégico de IRSA para crecer en EEUU

El socio estratégico de IRSA para crecer en EEUU
6 Agosto 2009 La crisis financiera internacional y el mal de la gripe porcina se han puesto de acuerdo para ser la pesadilla del sector turístico a nivel mundial en el último tiempo. El sector turístico había experimentado una interesante dinámica hasta el estallido de la crisis subprime, y la actividad ofrece una amplia gama de negocios y de nichos de mercado.
En los EEUU, la crisis ha impactado fuertemente en el sector y dentro del mismo el sector hotelero está luchando para soportar esta dura situación. Pero si bien la crisis y la pandemia de gripe han implicado un duro golpe para el sector, se debe reconocer que también se ha transformado en fuente de oportunidades para aquellos que deseen expandir sus negocios o comenzar a competir en ciertos segmentos.

En Argentina, tanto las compañías del sector turístico como los desarrolladores inmobiliarios, además de luchar contra los males que los afectan provenientes del contexto externo y que reducen el nivel de actividad, deben lidiar con las cada vez más difíciles de anticipar, decisiones de política económica implementadas por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner que golpean sobre los márgenes de rentabilidad empresaria del sector y tienen un impacto sobre el lado de la demanda interna al reducir su poder adquisitivo. Pero no todas las compañías argentinas pierden el tiempo penando por los males que deben enfrentar, sino algunas como es el caso de IRSA (MERV:IRSA; NYSE:IRS), tratan de detectar las oportunidades en estas aguas turbulentas.

Para quienes desconocen la historia de IRSA, les cuento que la compañía argentina creció de la mano de George Soros en los 90s hasta que luego de la crisis asiática, el magnate húngaro estadounidense decidió retirar gran parte de sus posiciones de inversiones en emergentes y dejó a IRSA en manos de los gerenciadores locales entre los que se encontraba su actual accionista mayoritario Eduardo Elsztain.

La compañía argentina IRSA, empresa líder de real estate en Argentina y dueña de centros comerciales, hoteles y otros proyectos inmobiliarios, además de una participación minoritaria en el Banco Hipotecario (MERV:BHIP; NYSE:BHPTY) y participaciones en otras sociedades, busca transformar esta crisis (local e internacional), en oportunidad y es así que se ha decidido en invertir en el sector hotelero estadounidense.

IRSA, que está comandada (y controlada), por Eduardo Elsztain anunció el pasado martes que adquirió, a través de Real Estate Investment Group (REIG), compañía que controla y gerencia de manera indirecta, el 11,56% del capital accionario de Hersha Hospitality Trust (NYSE:HT), una sociedad propiedad de la familia Shah que administra 73 hoteles en los Estados Unidos, principalmente en la costa noroeste norteamericana bajo franquicias de cadenas de lujo como Marriott, Intercontinental, Starwood y Hilton. Por cada acción de Hersha, se pagó US$ 2,5 y con dicha adquisición, la controlada por IRSA pasó a ser accionista mayoritaria de Hersha. Las acciones de la compañía estadounidense recibieron de buena manera esta sociedad con IRSA y en la jornada de ayer experimentaron un incremento del 6,12%.

Pero el negocio realizado por el holding inmobiliario argentino no finaliza con la simple adquisición de parte del paquete accionario de Hersha. Adicionalmente, la subsidiaria de IRSA tendrá una opción por un plazo de cinco años sobre 5,7 millones de acciones ordinarias adicionales de Hersha, a un precio de US$ 3 por acción (en el cierre de ayer, la acción de Hersha ya cotizaba a US$ 2,95). Además, el presidente de IRSA, Eduardo Elsztain, ha logrado acceder a uno de los sillones del directorio de Hersha.

La compañía estadounidense, ve además en IRSA el apoyo necesario para superar las turbulencias económicas y posicionarse estratégicamente a la espera de la recuperación del sector. Jay Shah, CEO de Hersha, afirmaba al respecto: “Contribuirá a nuestros esfuerzos de tomar ventaja de oportunidades para hacer crecer la plataforma de Hersha a medida que el ciclo de la industria hotelera comience a recuperarse”. Además, la sociedad con los empresarios argentinos, implica un valor agregado adicional para Hersha, ya que pueden compartir con ésta la experiencia de situaciones de estrés tal como lo afirma Elsztain: “Nuestra compañía ha enfrentado en el pasado similares contextos desafiantes de recesión y falta de liquidez en America Latina, los cuales hemos atravesado con éxito y la buena fortuna de, no solo sobrevivir, sino también prosperar a pesar de las desalentadoras circunstancias”.

Para IRSA, Hersha es un socio estratégico en los EEUU ya que le permitirá detectar nuevas oportunidades de negocio en el país del norte. Es que con Hersha, el holding argentino estará operando en las principales plazas hoteleras de Estados Unidos como Nueva York, Nueva Jersey, Boston, Washington D.C, Filadelfia, California y Arizona, conociendo el negocio y las perspectivas del mismo.

La estrategia perseguida por el holding argentino, es también una manera indirecta de hacerse de “cerebros” con altas capacidades para el desarrollo de las líneas de negocio perseguidas por IRSA en los EEUU. Así por lo menos, lo afirma Elsztain cuando decía: “Nos permite acceder a un portafolio de primera línea y un gran equipo de management con una clara estrategia en vez de invertir en un activo en particular”.

El plan de expansión internacional de IRSA no se limita al mercado estadounidense, en el cual había ingresado la compra del 30% de la firma Metropolitan 885 Third Avenue, cuyo principal activo es un edificio de oficinas de 143 metros sobre la Tercera Avenida en Manhattan. Todo lo contrario, la compañía había ya manifestado sus intenciones hacia finales de 2008 de expandir sus operaciones hacia varios países latinoamericanos, principalmente hacia Brasil, Colombia, Perú y Uruguay. Incluso hasta había aprobado tiempo atrás una ampliación de capital para llevar adelante este proceso de internacionalización de la compañía.

Una reflexión final. La crisis económica estadounidense ha implicado un efecto desvastador para varios sectores de la economía de los EEUU, en los cuales sus empresas atraviesan por una situación de estrechez y de alta debilidad competitiva. Es así que están siendo víctimas de una acción “depredadora” de empresas extranjeras que están buscando oportunidades en una economía con una alta dinámica y perfil de consumo, como lo es la economía estadounidense.

Así por ejemplo, hace unos días hablábamos de Santander (IBEX35:SAN;NYSE:STD),) y de sus planes estratégicos en los EEUU. La invasión de empresas extranjeras ha dado comienzo. ¿Cómo seguirá la historia?

Horacio Pozzo

¿Cómo podemos sacar provecho como inversores de esta fuerte suba que se avecina para el índice Bovespa de Brasil y del resto de las Bolsas emergentes? No esperaría un minuto más, cuando la recuperación económica mundial sea tapa de los diarios, ya el smart money (grandes inversores) habrá ingresado y hecho subir los precios y cuando nos demos cuenta, ya no encontraremos los precios baratos de ahora. Es el momento de invertir y oportunidades como estas pocas veces en la historia se repiten.

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

¿Los bancos estadounidenses no quieren prestar o nadie quiere préstamos?

¿Los bancos estadounidenses no quieren prestar o nadie quiere préstamos?

¿Los bancos estadounidenses no quieren prestar o nadie quiere préstamos? El crédito es el motor de las economías. Y en una economía con las características de la economía estadounidense, lo es más todavía. Es por este motivo que la velocidad y fuerza que tendrá la recuperación económica en los EEUU estará en buena medida ligada a la capacidad de recuperación del financiamiento.

Por lo pronto, ya se comienzan a percibir los primeros rayos de la luz que reflejan la recuperación de la economía, aunque dichos rayos no están alimentados por el sistema financiero estadounidense.

Un análisis realizado por el Wall Street Journal muestra que el valor del stock crediticio de los 15 principales bancos estadounidenses ha registrado una caída del 2,8% durante el segundo trimestre del año. La importancia de este análisis no es menor ya que estas 15 entidades explican el 47% de los depósitos totales a nivel nacional, y han recibido US$ 182.500 millones en ayudas a través del Programa de Compra Voluntaria de Capital (Asset Relief Program – TARP).

A la hora de buscar explicaciones, todas aparecen como válidas, dado el efecto destructivo que ha tenido la crisis subprime sobre toda la economía estadounidense (aunque de manera desigual entre los diferentes sectores económicos y segmentos de la población).

Una primera investigación parece arrojar que los banqueros y el sector privado se han puesto de acuerdo. Los bancos no quieren prestar y las empresas y familias no quieren endeudarse. Esta coincidencia genera un mal negocio para ambas partes y particularmente para las perspectivas de recuperación de la economía.

¿Por qué los bancos estadounidenses no quieren prestar? En realidad lo que está ocurriendo según plantean David Enrich y Dan Fitzpatrick en el artículo que escribieron para el Wall Street Journal, es que se está limitando el crédito para mantener un nivel de capital suficiente hasta terminar de sanear los balances bancarios de las pérdidas causadas por la crisis. La necesidad de tener que cargar nuevas pérdidas en los balances deteriora la situación de capital de las entidades bancarias que en caso de encontrarse al límite con sus requisitos de capital, las obligaría a tener que buscar una mayor capitalización.

Ciertamente no es un buen momento aún para salir al mercado a buscar capital. Más allá de la escasez del mismo, esta acción puede representar una mala señal sobre la salud de la entidad financiera que optara por dicha acción.

Según afirman desde el sector bancario, la caída en la oferta crediticia no está generando una restricción de créditos ya que desde la demanda tampoco existe demasiado entusiasmo. Las empresas han archivado sus planes de expansión y los consumidores han recortado sus gastos. De este modo, todo se ha vuelto muy austero en el país del hiperconsumismo.

La apuesta, según Enrich y Fitzpatrick, es en este contexto, a que el crédito no se recupere sino hasta la segunda mitad del 2010. Para aquellos que conocen la experiencia argentina de la crisis del 2001, que diera fin al modelo de convertibilidad en los primeros días de 2002 y que comparte muchos elementos de la crisis de hipotecas subprime en cuanto a sus efectos, si bien el país contaba con un sector bancario mucho más reducido que el estadounidense, puede ser de gran utilidad a la hora de realizar predicciones. En este sentido, en el caso argentino, el crédito al sector privado no se recuperó sino hasta inicios del año 2004, y lo hizo lógicamente a través del financiamiento de corto plazo.

Si la experiencia argentina en donde el sistema bancario en su totalidad recibió un golpe tanto o más duro que el sufrido por el sistema estadounidense (al igual que el golpe recibido por la economía, las empresas y las familias) se puede considerar como parámetro de comparación, entonces se puede esperar que la recuperación del crédito tendría que tomar lugar hacia el último trimestre del 2009, esto es, tres trimestres antes de lo esperado.

Por lo pronto, hasta el momento en este panorama, las entidades bancarias prefieren ser cautelosas. Richard Davis ejecutivo de U.S. Bancorp (NYSE:USB) decía: “Creo que es bueno para los bancos si continuamos siendo prudentes como industria y no generamos un crecimiento del crédito a través de la reducción del respaldo en el capital”. Un vocero del Bank of America (NYSE:BAC), en Charlotte (Carolina del Norte) afirmaba: “Existen menores oportunidades de generar créditos de alta calidad debido a la recesión”.

Por el lado de la demanda de crédito, es cierto que la misma se ha reducido, pero también se han escuchado quejas por parte de los potenciales demandantes sobre el aumento de las exigencias para acceder a nuevo financiamiento, como es el caso de Ernie Cambo del desarrollador inmobiliario CPF Investment Group que tuvo que frenar sus inversiones para la construcción de un centro comercial por la falta de financiamiento más allá de las primeras etapas.

La falta de crecimiento del crédito como habitualmente ocurre luego de múltiples acciones de estímulo como las generadas por el Tesoro de los EEUU y por la Reserva Federal, ha generado también múltiples cuestionamientos desde varios sectores del frente político. Es que se ha destinado una gran cantidad de recursos de los contribuyentes y las expectativas aún no están siendo satisfechas (o quizás se había generado una expectativa desmedida).

El republicano Spencer Bachus, le reclamaba al secretario del Tesoro estadounidense Timothy Geithner, por los pobres resultados obtenidos hasta el momento: “Dígame por qué no vemos realmente aquel efecto multiplicador”, en referencia a los efectos que se esperaba tuviese el TARP en generar un fuerte impulso crediticio sobre la economía. Para Geithner el efecto del TARP no se observa porque en realidad lo que logró el mismo no fue incrementar el stock crediticio sino evitar un desplome del mismo.

La realidad indica que más allá de que la demanda de crédito se muestre un poco tímida, la poca demanda que existe encuentra grandes obstáculos para acceder al crédito. Y a pesar de lo comprensible que pueda llegar a ser estas mayores exigencias impuestas por las entidades bancarias estadounidenses, ello está limitando la recuperación de la inversión y el consumo en los EEUU retrasando y quitándole fuerza a la recuperación económica.

Mientras los bancos se muestren temerosos a prestar, aquellos que estén en una mejor condición de hacerlo podrán aprovechar esta oportunidad para reposicionarse. Y entre estos bancos se encuentra el Santander (IBEX35:SAN;NYSE:STD), del que ya hablamos en un artículo anterior “El Santander a la conquista del mundo.

Horacio Pozzo

Inversión Independiente

La historia podrá mostrar que la Fed ayudó a evitar una Gran Depresión en 2008, pero los pasos radicales que tomó a lo largo del camino la hacen más vulnerable políticamente de lo que ha sido en décadas. Durante sus 96 años de historia, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) ha atravesado por un puñado de momentos de transformación.
El actual es uno de ellos, este es el momento que deben aprovechar los Inversores Individuales para lograr la independencia financiera. Paola Pecora nos cuenta aquí las opciones de inversión que más de 4000 Latinoamericanos ya están aprovechando. No pierda más tiempo y aprenda a invertir y conviértase en un inversor PREMIUM ahora.

  • 1 Comentario
  • 1 voto

AgenciaBlog