Posts etiquetados como ‘regulacion’

El banco español que se beneficiará con las ventas masivas de bancos británicos

El banco español que se beneficiará con las ventas masivas de bancos británicos

El banco español que se beneficiará con las ventas masivas de bancos británicos “Para promover una mayor competencia en el mercado bancario británico y cumplir con las reglas de la Unión Europea (UE) para ayudas estatales, los bancos deberán hacer cesiones de partes significativas de sus negocios en los próximos cuatro años”, decía el gobierno británico en un comunicado.

¿Quiere comprar un banco inglés? Esta puede ser su oportunidad. En los próximos meses varias entidades británicas tendrán en sus frentes, carteles de venta. El costo de la crisis en Gran Bretaña no solamente será soportado por el pobre contribuyente, las entidades también deberán hacerse cargo de al menos parte de sus desmanejos.

Las entidades bancarias rescatadas por el gobierno británico están contrarreloj negociando las condiciones para el saneamiento de los balances que incluyen la venta de parte de sus activos y la posibilidad de hacer un importante esquema de seguros para deudas incobrables. Desde el Estado inglés se pretende eliminar todo posible riesgo que pueda surgir desde el sistema financiero y pasar a una etapa en donde vuelva a ser el motor de la economía.

La crisis en el sistema financiero británico no ha terminado y eso parecería ser una buena noticia para el español Santander (NYSE:STD) quien ya ha aprovechado los problemas en el sector bancario británico para realizar compras de oportunidad o para el BBVA (NYSE:BBV), quien se encuentra aumentando su presencia internacional.

Desde el gobierno inglés se pretende avanzar en el saneamiento del sistema financiero y para ello se decidirá la venta, entre otras entidades, de una parte de las tres entidades rescatadas por el gobierno: Lloyds (NYSE:LYG), Royal Bank of Scotland y Northern Rock. El gobierno es ahora dueño de la totalidad de este último y tiene el 43% y 70% de los dos primeros, respectivamente.

———- S&P500 sube 17%, portafolio de Valor Global sube 24%———

No es difícil ganar en Bolsa cuando todo sube. Lo difícil es dar con las compañías que subirán más que el resto.

Lanzamos hace cuatro meses Valor Global, un reporte con acciones recomendadas de fuerte potencial alcista en Wall Street para ganar más que el promedio de los inversores.

Si usted también quiere unirse a nuestros suscriptores que llevan ganando un 24% en la Bolsa de Nueva York, puede conocer más detalles aquí o bien escríbanos a info@latinforme.com , tenemos un reporte diseñado para usted.

Las subas de nuestras recomendadas: 99%, 57%, 27%, 18%. Y más…

———————————————–

El objetivo perseguido por el gobierno con la venta generalizada de parte de las entidades financieras británicas es además de sanear al sistema y de cumplir con los pedidos de Bruselas (que cuida que las ayudas oficiales no provoquen competencia desleal entre las entidades bancarias europeas), es pasar a un sistema financiero más eficiente en el cual se aumente la competencia.

“Lo que quiero hacer ahora es iniciar el proceso de reforma y reconstrucción para poder tener un sistema bancario más seguro y competitivo, con más bancos importantes de los que tenemos en este momento, con el ingreso de nuevos participantes”, decía el ministro de Finanzas de Gran Bretaña, Alistair Darling, al referirse a esta cuestión.

Por lo pronto, el gobierno británico, en su generosidad, ha decidido en el día de ayer, darle unas 21.000 millones de libras esterlinas al Lloyds, con lo cual aumentará su participación en la entidad. Lo mismo hará con el RBS sobre el que pasará el gobierno a ser dueño del 84% del paquete accionario con el 75% de derecho a voto.

Pero el proceso de “limpieza y ordenamiento” del sistema financiero promete no terminar con las tres entidades mencionadas anteriormente. El Cheltenham & Gloucester, entidad especializada en hipotecas, que cuenta con 160 oficinas en todo el país, y el banco Intelligent Finance, estarían también con el cartel de venta.

Y podría haber más, pero por el momento, no se mencionan dentro del grupo de entidades que estarían a la venta en su totalidad o en parte, a las aseguradoras Scottish Widows y Clerical Medical.

Si bien todo depende de las negociaciones que las entidades puedan hacer con el gobierno, por lo pronto, el Lloyds sacaría al mercado alrededor de 185 de sus sucursales en Escocia, mientras que RBS vendería las 312 sucursales que posee en Inglaterra de lo que era el banco Williams & Glyn’s y las oficinas de NatWest en Escocia. El RBS también tendría que desprenderse de sus aseguradoras, entre las que se encuentran Churchill y Direct Line y otras unidades de negocio para fortalecer la posición de la entidad bancaria.

El destino del banco Northern Rock es dividirse en dos partes, rescatando la parte buena de la parte mala. Esta “parte buena” contendrá 18.500 millones de libras de depósitos y unas 10.000 millones de libras en hipotecas sanas. Además contendrá a las 76 sucursales y la mayor parte del personal. Lo que queda de la entidad, la “parte mala” son los activos tóxicos que seguirá en manos del Estado, o sea, que será asumido por el contribuyente.

No caben dudas de que el proceso generará un cambio radical en la estructura y composición del sistema financiero. Incluso la reforma en su regulación, implicará también cambios en su dinámica. Es por estos motivos que este proceso de reordenamiento del sistema financiero inglés no será inmediato y puede extenderse por varios años.

Mientras las entidades financieras británicas con problemas se encuentran más que preocupadas, con sus ejecutivos durmiendo solamente unas pocas horas diarias ya que viven momentos cruciales para el futuro de sus compañías, otros bancos ven a estas instituciones con interés de adquirirlas o al menos, parte de sus negocios.

Al Santander le interesaría la compra de las 312 sucursales que Royal Bank tiene en Inglaterra. Con ello, la entidad presidida por Emilio Botín podría consolidar su presencia dentro de la banca británica y posicionarse de muy buena forma para competir por el mercado.

Desde el BBVA si bien no se ha demostrado explícitamente interés alguno, está buscando recuperar el terreno perdido en su competencia con el Santander quien le ha sacado varios cuerpos de ventaja gracias a su estrategia agresiva de internacionalización que lo ha llevado a aumentar su presencia en mercados claves como el latinoamericano y el estadounidense.

Más allá del éxito que pueda tener el gobierno británico por sanear al sistema financiero, será clave para la solidez futura, los avances que se realicen en materia de regulación, para evitar que se pueda llevar a una situación de crisis como la actual. Probablemente nos encontremos en el futuro con un sistema bancario más atomizado y con un mayor nivel de competitividad, aunque ello no garantizará totalmente la buena administración de riesgos. Pero eso mucho no le importará a quienes quieren aprovechar la oportunidad para posicionarse en este mercado tan tentador.

Horacio Pozzo

———–La economía para entender a los mercados———–

La economía china vuelve a la senda de vigoroso crecimiento. Ello generará grandes oportunidades para las economías productoras de commodities ¿Le gustaría conocer las futuras oportunidades de inversión de manera anticipada descifrando la información que nos brindan las economías? Para comprender cómo la economía determina los grandes movimientos de los mercados, llegó el curso Economía básica para inversores el cual le brindará los elementos básicos para comprender el funcionamiento de las economías y anticipar sus tendencias y las de los mercados. Haga click aquí para adquirir el Curso.

———————————————-

El Citi: ¿Demasiado grande para caer o para sostenerse?

El Citi: ¿Demasiado grande para caer o para sostenerse?

El Citi: ¿Demasiado grande para caer o para sostenerse?

Ya les había advertido que los problemas en el sistema financiero estadounidense no se habían acabado. En el día de ayer, comenzamos la semana con una noticia que sacudió a los mercados y que fue la mayor quiebra de una entidad financiera desde la desgracia sufrida por Lehman Brothers.

A pesar que ya se veía venir, no fue una buena noticia la quiebra del Banco CIT, acosado por un alto peso en sus deudas y por el período de cesación de pagos que protagonizó hace unas semanas.

¿Quién será el máximo perdedor con la caída del CIT? Lógicamente el pobre contribuyente estadounidense que según The New York Times, le representarán unos US$ 2.300 millones que la institución había recibido como parte de los planes de salvataje al sistema financiero en los EEUU.

Luego de la caída del CIT, y siendo conscientes que aún hay varias entidades más con dificultades y un alto riesgo de quiebra, el mercado se pregunta quién será el próximo. Y mientras tanto, se mira con temor a uno de los gigantes del sistema financiero estadounidense que no la pasa bien.

El Citigroup (NYSE:C), el gigante que fuera rescatado por el gobierno estadounidense al que ahora le pertenece el 34% de la entidad y que hace unas semanas anunciara una pérdida neta para por US$ 3.200 millones, durante el tercer trimestre del año, sigue en problemas por la fuerte apuesta que hiciera en créditos al consumo riesgosos.

A pesar de los miles de millones que el gobierno estadounidense ha destinado a mantener en pie al Citi, la supervivencia del banco sigue dependiendo en gran medida de las ayudas que pueda brindarle el Tesoro de los EEUU ante un eventual agravamiento de la situación de sus hojas de balance.

Bien tiene ganado el calificativo que le diera a la entidad financiera el editor de Institutional Risk Analyst, Chris Whalen, quien denominaba al Citi como el rey de la danza zombi, en alusión al grupo de entidades financieras que siguen con vida gracias al aporte del gobierno de los Estados Unidos.

¿Demasiado grande para caer o para sostenerse?

—————La economía y los mercados van de la mano————–

El dólar está colapsando, y con él de la mano viene la suba en commodities. ¿Cuáles son las causas de la baja del dólar y cómo podemos predecir este movimiento para ganar en los mercados? Hay que comprender nociones básicas de economía y su interrelación con los mercados financieros. El curso Economía básica para inversores , acerca los elementos para comprender el funcionamiento de las economías y anticipar sus tendencias. Para suscribirse al curso, puede hacerlo aquí .

———————————————————–

En un extenso artículo publicado en el The New Tork Times, Andrew Martin y Gretchen Morgenson, plantean las dificultades que tiene el gigante para permanecer en pie debido a sus múltiples falencias que van más allá de sus apuestas arriesgadas. El Citi derriba la teoría que cuanto mayor es una entidad más eficiencia gana ya que pueden surgir factores negativos que transforman a este tipo de entidades en una bomba de tiempo para las economías.

A pesar de los temores que se generan en torno al Citigroup su CEO, Vikram S. Pandit se mostraba confiado en una entrevista sobre la dirección hacia la que marcha la entidad que busca enfocarse en los negocios bancarios globales, al tiempo que se desprende de segmentos de la compañía, tales como subsidiarias de seguros y corredurías de bolsa, para fortalecer su situación financiera. Según afirma sin dudarlo Pandit, la entidad ha reducido significativamente sus gastos y ha mejorado notablemente su situación frente al riesgo.

“Nuestro elemento distintivo es que nos conectamos al mundo mejor que nadie” decía Pandit para demostrar su confianza en la recuperación del Citi. Sin embargo, por el momento en inversiones en las que se esperaría algo más, la entidad no está teniendo demasiado éxito. En estos negocios globales, Latinoamérica, no le ha reportado al Citi buenas noticias ya que los ingresos provenientes de dicha región en el tercer trimestre de este año fueron 8,9% por ciento menores a los de igual período de 2008.

La estrategia del Citi para salvarse pasa por achicarse, desprendiéndose de unidades de negocio consideradas secundarias, las que incluyen compañías adquiridas recientemente, para concentrarse en áreas estratégicas como la banca minorista a lo largo y ancho del mundo. También la banca de inversión y la prestación de servicios transaccionales tienen gran importancia en la nueva estrategia de los ejecutivos del Citi.

Probablemente pequen de optimistas, pero se ha escuchado ya a varios analistas entusiasmarse con las buenas perspectivas que observan para la entidad. Entre los que le creen a Pandit se encuentra Matt O’Connor, un analista de Deutsche Bank quien reconoce que la entidad aún enfrenta riesgos, pero también se la ve bien posicionada para aprovechar la recuperación económica que se ve venir en los EEUU. Para O´Connor, la entidad podrá desprenderse con más facilidad de activos para hacerse de liquidez en situaciones de estrés futuras lo que mejora su capacidad de respuesta. En el día de ayer, las acciones del Citi cerraban a US$ 3,99. En la vision de O’Connor las mismas podrían alcanzar los U$S 10, lo que implicaría ¡Un incremento potencial del 151%!

¿Ud. se animaría a apostar por el Citi? La gente de Fitch Ratings no se lo recomendaría. Analistas de la consultora esperan un 2010 con una débil operatoria para la entidad que sufrirá el próximo año, golpeada por las pesadas provisiones de los créditos con problemas.

La entidad que cuenta con más de 200 millones de clientes (más de cinco veces la población de Argentina) y con operaciones en más de 100 países ya ha reportado amortizaciones y pérdidas por créditos al consumidor por US$ 100.000 millones desde que estalló la crisis.

¿Qué podría ocurrir en caso que el Citi cayera definitivamente? Creo que es una alternativa que no tendrá lugar dado que el gobierno estadounidense ha aprendido la lección de Lehman Brothers que ha tenido que caer para salvarle la cabeza al resto de las entidades financieras importantes en problemas. El pobre contribuyente estadounidense verá cómo su dinero pasa a manos del gigante financiero, pero no lo verá en el piso. ¿Cuánto dinero tendrá que aportar el gobierno de los EEUU para mantener en pie al gigante financiero? Es una pregunta difícil de responder que muchos en el gobierno no quieren ni pensar en una posible respuesta.

Los problemas del Citi le están sirviendo de lección a quienes tienen que llevar adelante la reforma regulatoria en los Estados Unidos. Hace unos días, en un artículo referido al tema “Cómo es la nueva regulación financiera de EEUU“, les comentaba que uno de los objetivos de la nueva regulación será evitar que las entidades lleguen a ser “demasiado grandes para caer”.

Nos encontraremos nuevamente mañana,

Horacio Pozzo

———————OPORTUNIDAD DE INVERSIÓN——————

Aprovechemos esta baja en Wall Street para comprar. Como ya lo hicieron los suscriptores de nuestra newsletter de inversión Valor Global, que ya recuperaron su costo al invertir en las compañías que les recomendamos. ¿Quiere saber cuáles son? Puede probar ingresando aquí para averiguarlo y comenzar a invertir en nuestras acciones recomendadas. ¡Pronto salen las de noviembre! Para suscripciones haga clic aquí o bien escríbanos a info@latinforme.com para mayores detalles.

Cómo es la nueva regulación financiera de EEUU

Cómo es la nueva regulación financiera de EEUU

Cómo es la nueva regulación financiera de EEUU
29 Octubre 2009 “Ningún sistema financiero puede trabajar efectivamente si las instituciones financieras y los inversores operan con la creencia que el gobierno actuará para protegerlos de las consecuencias de sus fallas”, Barack Obama, presidente de los EEUU.
La crisis financiera originada en el mercado de hipotecas subprime de los EEUU ha tenido hasta el momento como ganadores a las principales instituciones financieras de los EEUU (a excepción de Lehman Brothers), como el Citi (NYSE:C) o el Bank of America (NYSE:BAC), que han logrado salvar su cabeza gracias a los impuestos de los contribuyentes. Esta situación no es perdonada por los estadounidenses y es por ello que el gobierno de Obama debe actuar para demostrar que está a favor de los consumidores financieros y contribuyentes del país.

En la búsqueda de convencer y agradar, la reforma del sistema financiero estadounidense sigue avanzando, y todos esperan que lo haga en el sentido correcto. Del éxito en la reforma regulatoria, dependerá que no se genere una futura crisis en los EEUU a través de la operatoria de las entidades financieras, aunque esto no despeja el horizonte de amenazas.

El día martes no fue un día más para la reforma del sistema financiero de EEUU. Se presentó el proyecto para enfrentar el riesgo sistémico en la economía, iniciativa que incluye la aprobación de una medida que expondrá a los fondos de cobertura a un mayor escrutinio. La iniciativa concedería vastos poderes a un nuevo consejo regulatorio, a la Reserva Federal y a la Corporación Federal de Seguros de los Depósitos (FDIC, por su sigla en inglés) para vigilar y enfrentar riesgos a la estabilidad económica planteados por compañías financieras con dificultades.

La nueva regulación prevé una actitud más preventiva para evitar dolores de cabeza que cuesten varios miles de millones de dólares. Según la nueva regulación, toda firma que se considere, tenga capital insuficiente, puede ser reestructurada o incluso cerrada por los reguladores. El tema aquí pasa por la adecuada medición que puedan realizar los reguladores, que no deben ni subestimar ni sobreestimar el nivel de suficiencia de capital de las firmas. ¿Eso se puede asegurar a través de algún tipo de regulación? El componente subjetivo en estas evaluaciones puede ser un factor determinante a la hora de considerar si una entidad tiene problemas de capitalización. Al menos se debe reconocer que es una buena iniciativa.

El desafío para la nueva regulación pasa por tener equilibrio y capacidad de acción inmediata. La regulación debe ser efectiva para controlar que el sistema financiero y sus instituciones componentes, no se excedan en la toma de riesgos, pero tampoco la acción reguladora debe ahogar el desarrollo y crecimiento del sistema financiero.

Un elemento importante que agrega la propuesta de regulación es que la mala administración de las entidades financieras puede poner en riesgo la estabilidad de los altos cargos. De hecho, en aquellas entidades en las que el nivel de capitalización resulte insuficiente, poniendo en riesgo su solvencia, sus ejecutivos podrían ser despedidos (con posible pérdida de prestigio). Entre otras medidas para evitar la toma de riesgo excesiva la regulación buscará limitar tanto las posiciones riesgosas como los incentivos para tomar dichas posiciones: es así que la regulación limitará las exposiciones de crédito, así como también los salarios y bonos (limitando de este modo los incentivos a las decisiones cortoplacistas de los ejecutivos bancarios).

Para la nueva regulación, el tamaño sí importa. Desde el gobierno de los EEUU se prefiere que no existan entidades financieras demasiado grandes para caer. La triste experiencia de Lehman Brothers, ha demostrado que no es posible dejar caer a una institución financiera de gran tamaño sin esperar consecuencias profundas y duraderas sobre el sistema financiero.

Y como no existe demasiado margen de acción cuando una entidad de gran tamaño está en problemas, lo mejor que se puede hacer desde el punto de vista regulatorio y de supervisión es aumentar las evaluaciones sobre la salud de dichas entidades. En este sentido, la Reserva Federal podría limitar e incluso bloquear las adquisiciones de entidades financieras para evitar que alcancen un tamaño excesivo.

“Es muy importante que alcancemos un acuerdo sobre una reforma comprensiva tan rápido como sea posible para que se pueda restaurar la confianza entre los contribuyentes americanos y también en el resto del mundo”, decía Obama. El mensaje es claro: hay que actuar de manera convincente pero también, lo más rápidamente posible.

Y para convencer, se le debe asegurar al contribuyente que los costos de las crisis no sean asumidos por ellos. Para no cargarle la responsabilidad al contribuyente, la reforma buscaría llevar el costo de los futuros esfuerzos de estabilización financiera hacia la industria, al obligar a las firmas financieras con más de US$ 10.000 millones en activos, a pagar por cualquier pérdida ocasionada por las acciones de la FDIC para resolver los problemas de las firmas debilitadas.

¿Qué nos puede deparar el sistema financiero estadounidense luego de la reforma regulatoria? Encontraremos un marco regulatorio más estricto que haga especial foco en las entidades de mayor tamaño de las que se creía, tenían una mayor capacidad de autorregulación. También nos vamos a encontrar con entidades que pueden alcanzar hasta un cierto tamaño más allá del cual la regulación no les permitirá crecer.

Con la reforma de la regulación del sistema financiero estadounidense, el gobierno de Barack Obama está atacando uno de los principales frentes que pueden dar lugar a un futuro foco de crisis el cual puede originarse por diferentes factores tales como burbujas especulativas o por actitudes de toma de riesgo excesivas no limitadas por la regulación como la generación de nuevos activos financieros del tipo subprime.

Pero no debería estar tranquilo el presidente Obama y creer que con esta regulación (en caso de llegar a ser eficaz), se despejó el horizonte de posibles crisis. Los problemas fiscales, con el fuerte crecimiento del endeudamiento público y el tema de la reforma en el sistema de salud (que se combinan con otros factores para debilitar aún más al dólar), son elementos que amenazan la estabilidad de la economía en el mediano plazo.

Probablemente la reforma regulatoria limite el valor de las entidades financieras en los EEUU al restringir sus posibilidades de crecimiento y con ello, estas entidades perderán atractivo para los inversores. ¿Dónde estarán de aquí en más las oportunidades de inversión? Desde Valor Global , los inversores que han confiado en nuestras recomendaciones de inversión, están disfrutando de una extraordinaria rentabilidad en sólo cuatro meses.

Horacio Pozzo

—————La economía y los mercados van de la mano————–

El dólar ha estado colapsando, y con él de la mano viene la suba en commodities. ¿Cuáles son las causas de la baja del dólar y cómo podemos predecir este movimiento para ganar en los mercados? Hay que comprender nociones básicas de economía y su interrelación con los mercados financieros. El curso Economía básica para inversores , acerca los elementos para comprender el funcionamiento de las economías y anticipar sus tendencias. Para suscribirse al curso, puede hacerlo aquí .

———————————————————–

¿La burbuja de los emergentes?

¿La burbuja de los emergentes?

¿La burbuja de los emergentes?

Las economías emergentes han dado la nota positiva en medio de la crisis. Las mismas se han mantenido al margen de la fiesta de los activos tóxicos (salvo en algunos casos puntuales y limitados) y la política económica sana que han llevado les está recompensando actualmente a través de la fortaleza y capacidad de recuperación que están demostrando.

Pero a veces hacer las cosas demasiado bien puede tener sus riesgos aunque resulte difícil de creer. Así por caso, Argentina fue ejemplo durante el último tiempo de mala conducción en la política económica y de impredecibilidad en el contexto de su economía. Ello termina siendo en estos momentos beneficioso para el país en cuanto a que se mantiene alejada del foco de los flujos de capitales que están buscando con gran intensidad, oportunidades de grandes retornos, pero que terminan generando desequilibrios y efectos dañinos a las economías que visitan.

Como les he comentado anteriormente, el daño generado por la crisis financiera internacional ha sensibilizado a todos los analistas y demás especialistas quienes ven posibles nuevas burbujas por todas partes. Ciertamente el contexto actual es propicio para la generación de nuevas burbujas y de hecho, es probable que se estén generando. En esta oportunidad desde Standard and Poor´s se advierte que se podría estar gestando una burbuja en los mercados emergentes.

Los números de lo que ha ocurrido en los mercados emergentes en el último tiempo hablan por sí mismos. Desde principios del mes de marzo el MSCI de mercados emergentes se incrementó en un 115,1%, el Bovespa lo hizo en un 82,5%, el IND S&P ASIA 50 INDEX subió un 81,1%, mientras que el CSI300 de China lo hizo en un 52,2%, para dar algunos ejemplos. A ello hay que sumarles las presiones que están teniendo las monedas de los países emergentes hacia la apreciación cambiaria y que está obligando a una fuerte intervención de los Bancos Centrales de estos países para sostener su competitividad cambiaria tal como hemos comentado para el caso de los países asiáticos en un artículo de la semana pasada ”El modelo económico asiático bajo amenaza“.

Para el economista jefe de Standard & Poor’s, David Wyss lo que ocurre es bastante claro: “Creo que podría estar formándose una burbuja en algunos mercados de acciones emergentes, no sólo en Latinoamérica, se ve el mismo tipo de patrón en Asia”.

Si uno mira lo que sucede en los mercados luego de profundos derrumbes como los que sufrieron a lo largo de la crisis financiera internacional, encontrará normal que los mismos se recuperen con fuerza en cuanto comienzan a aparecer en el horizonte señales esperanzadoras de recuperación. Ello mismo es lo que ha pasado en los mercados mundiales, pero con el agregado que se percibe un exceso de optimismo que no se justifica en lo que está ocurriendo en las economías.

Los mercados mundiales desbordan de liquidez, la cual está saliendo a la luz luego de mantenerse en resguardo de los mercados que temerosos se protegían de nuevas réplicas de la crisis. Hay que recuperar el tiempo perdido es la consigna que se está cumpliendo a rajatabla en los mercados. El optimismo de los mercados parece descontrolado: “Francamente pensaba que íbamos a ver una corrección en septiembre y octubre. Estamos a mitad de camino de octubre y aún no sucedió nada”, decía sorprendido David Wyss.

Mientras los mercados se muestran entusiastas, las economías siguen corriendo grandes riesgos. Los sistemas financieros aún no se encuentran limpios de los activos tóxicos y todavía quedan varias entidades que caerán. Las cuentas fiscales no cierran y la deuda pública sigue subiendo en el mundo desarrollado. La cooperación y coordinación de políticas para reducir los desequilibrios globales no parece estar en la mente de los gobernantes, quienes no perciben el gran riesgo que corre el dólar de profundizar su caída y el yen de dar una amarga sorpresa. Así, en medio de la euforia una escalada del precio del petróleo por la debilidad del dólar y por las continuas tensiones geopolíticas no es una posibilidad que se pueda descartar y es claramente una amenaza a la continuidad de esta débil recuperación económica.

—————La economía y los mercados van de la mano————–

El dólar está colapsando, y con él de la mano viene la suba en commodities. ¿Cuáles son las causas de la baja del dólar y cómo podemos predecir este movimiento para ganar en los mercados? Hay que comprender nociones básicas de economía y su interrelación con los mercados financieros. El curso Economía básica para inversores, acerca los elementos para comprender el funcionamiento de las economías y anticipar sus tendencias. Para suscribirse al curso, puede escribirnos a info@latinforme.com o reservar su lugar aquí.

———————————————————–

En este mundo tan confundido hasta los reconocidos especialistas plantean cuestiones diferentes. Mientras el premio Nobel Paul Krugman aconseja un nuevo paquete de estímulo fiscal que probablemente poco pueda hacer para estimular a la economía pero mucho hará seguramente para hacer más difícil de cargar la pesada mochila de la deuda al gobierno estadounidense, Nouriel Roubini sigue mirando a los bancos estadounidenses con preocupación y ya ha advertido la posibilidad de que requieran nuevos aportes de capital para continuar digiriendo las enormes pérdidas derivadas de la crisis.

Creo que tenemos que recordar que Roubini fue uno de los pocos que ha advertido con anticipación el estallido de la actual crisis, y es por este motivo que sus opiniones deben ser tenidas en cuenta. Roubini también ha opinado acerca de lo que está ocurriendo con los mercados: “Los mercados han subido demasiado, demasiado pronto y demasiado rápido”. De este mismo lado de la vereda se encuentra también el premio Nobel Joseph Stiglitz quien advierte: “Existe un gran riesgo de que los mercados hayan sido irracionalmente eufóricos”.

El pronóstico de Roubini para los próximos meses es que los mercados de renta variable y las materias primas caerán en los próximos meses debido a la decepción que va a suponer para los inversores el ritmo de recuperación económica. Lo mismo debería pasar en los mercados emergentes. ¿Pero qué nos espera si ello no ocurre?

Los miedos de los gobiernos de que se extienda la crisis los está haciendo peligrosamente permisivos para la estabilidad económica mundial en el mediano y largo plazo. Roubini refleja claramente este riesgo que se está corriendo por la actitud pasiva de los gobiernos de los países desarrollados: “Con el propósito de alcanzar de nuevo el crecimiento estable y evitar la deflación, podemos estar plantando las semillas del próximo ciclo de inestabilidad financiera”. Para las economías emergentes, debería de tomarse medidas concretas que le pongan freno al flujo de estos capitales desestabilizadores hacia las mismas.

Mientras los gobiernos de las economías emergentes deciden qué hacer frente a los potenciales riesgos de burbujas en sus mercados, el flujo constante de inversiones que sigue entrando a dichas economías puede estar alimentándolas. Ya se inyectaron más de US$ 40.000 millones en activos en lo que va del año, según datos de EPRF Global, los que han superado las liquidaciones previstas por los fondos de acciones emergentes en el 2008 y ya superaron los ingresos récord del 2007, un año en el que la mayoría de los precios de los activos alcanzó máximos.

Si bien entiendo que al menos cada economía emergente debería implementar medidas de protección, creo mucho más conveniente que a nivel del G20 se plantee esta problemática y se determinen acciones conjuntas para dejar un mensaje contundente hacia los capitales especulativos.

Por el momento el mensaje sigue siendo el siguiente: “La fiesta continúa”.

Horacio Pozzo

———OPORTUNIDAD DE INVERSIÓN———-

Los suscriptores de nuestro reporte de inversión Valor Global llevan más de un 30% de ganancia desde julio. Y usted… ¿se lo va a seguir perdiendo?

chart

Haga click aquí para suscribirse

———————————————————–

El nuevo pronóstico de Roubini

El nuevo pronóstico de Roubini

El nuevo pronóstico de Roubini
El economista de la Universidad de Nueva York, Nouriel Roubini, quien fuera uno de los pocos en anticipar la crisis subprime es conocido como el Dr. Catástrofe. Por eso, cada vez que está por emitir una opinión, los mercados tiemblan ante sus terribles profecías. Lo ha vuelto a hacer y le ha apuntado otra vez al mercado inmobiliario estadounidense.

Roubini prefiere que lo llamen Dr. Realista. Y en su realismo, el economista prefiere mirar aquello que el mercado se niega a hacer. Al mercado ciertamente no le resulta conveniente ser precavido. La euforia está generando importantes beneficios a los inversores que luego de la crisis que les ha hecho perder miles de millones de dólares, no quieren bajo ningún punto de vista, que se acabe este “veranito financiero”.

El mercado dio su veredicto y apuesta por una irreal recuperación económica en forma de V. “Los mercados están descontando en la actualidad una recuperación en forma de ‘V’ y tienen que empezar a descontar una recuperación en forma de ‘U’, así que podría observarse una corrección en el cuarto o primer trimestres”, decía Roubini al Wall Street Journal.

Da la sensación de que los mercados tampoco reparan en la fragilidad de la recuperación y en los riesgos que aún están latentes. La crisis dio lugar a la necesidad de una corrección en el valor de los activos, corrección que no parece que haya tenido lugar como debió haber sido.

La euforia que viven los mercados se refleja claramente en las bolsas. El índice S&P 500 aumentó 51% desde el nivel mínimo en 12 años que alcanzara en el mes de marzo pasado. El índice europeo Dow Jones Stoxx 600 por su parte, acumula un incremento del 48%. La política monetaria de alta liquidez y niveles de tasas históricamente bajas genera una oportunidad que no pueden desaprovechar los mercados para recuperar rentabilidad.

Si el contexto está posibilitando este riesgoso crecimiento de los mercados, algo hay que hacer antes de que sea demasiado tarde. Los temores de interrumpir la recuperación económica limitan la acción de los gobiernos. Si bien no es el momento de iniciar el ciclo ascendente de tasas, dada la debilidad de las economías algo hay que hacer para impedir una nueva burbuja de activos, y ese algo pasa por darle herramientas a la regulación.

Probablemente, nuestras preocupaciones por la generación de nuevas burbujas, que se apoyan en fundamentos concretos, nos pueden ocultar una realidad que aún está latente y que se vincula con la fragilidad que persiste en la economía estadounidense, particularmente en el mercado inmobiliario. Si miramos la génesis de la crisis financiera internacional, el mercado inmobiliario estadounidense a pesar de los aparentes signos de recuperación, el mismo mantiene grandes riesgos de reversión y de nuevos episodios de crisis. “El estrés está pasando de hipotecas residenciales, que aún se encuentran en un serio problema, a los bienes raíces comerciales, donde están empezando a reconocer que van a tener enormes, enormes pérdidas”, anticipa Roubini.

——La economía para entender a los mercados———–

La economía china vuelve a la senda de vigoroso crecimiento. Ello generará grandes oportunidades para las economías productoras de commodities ¿Le gustaría conocer las futuras oportunidades de inversión de manera anticipada descifrando la información que nos brindan las economías? Para comprender cómo la economía determina los grandes movimientos de los mercados, llegó el curso Economía básica para inversores el cual le brindará los elementos básicos para comprender el funcionamiento de las economías y anticipar sus tendencias y las de los mercados. Haga click aquí para adquirir el Curso.

—————————–

En los últimos meses, hemos presenciado una recuperación en el mercado inmobiliario. Los precios de las viviendas han subido en julio por tercer mes consecutivo, las solicitudes de hipotecas alcanzaron en el mes de setiembre su máximo en cuatro meses por la caída en las tasas de interés y el inventario de casas se ha reducido. Incluso las solicitudes de préstamos para comprar una casa, un indicador adelantado de las ventas, ha subido en setiembre al mayor nivel desde inicios de enero.

Pero lo aparente no es lo real en el mercado inmobiliario. Las ayudas que recibieron los compradores (con un crédito de US$ 8.000 para un primer comprador) que se extenderá hasta el mes de noviembre, sostienen una demanda sin fundamentos sólidos.

La debilidad del mercado laboral con una desocupación que sigue en crecimiento y los persistentes problemas en el sistema financiero estadounidense son elementos que anticipan una reversión en el comportamiento de una demanda inmobiliaria que seguirá estancada.

Parte de los problemas que existen desde el lado de la demanda en el mercado inmobiliario estadounidense, se mantienen aún ocultos generando un riesgo latente de nuevos episodios de crisis. Según un reporte de los reguladores bancarios, más de la mitad de los deudores hipotecarios con créditos renegociados en la primera mitad del último año, observan un atraso de al menos dos meses en el pago de sus cuotas un año después.

Para los próximos meses no se descartan grandes pérdidas en los créditos inmobiliarios comerciales que pongan en aprietos a las entidades financieras estadounidenses, dejando en claro además, que este segmento del sector inmobiliario lejos está de su recuperación.

Y mientras el número de viviendas sin vender habría tocado fondo, los precios estarían a punto de caer aún más, incrementando la presión sobre la economía nuevamente. Para el economista Robert Shiller de Yale University, las perspectivas son aún más oscuras.

Shiller quien fuera uno de los que anticipara la crisis en el mercado inmobiliario estadounidense, pronosticó que los precios de las viviendas demorarán bastante tiempo en recuperarse. Si bien los programas de estímulo y el plan de compra de activos de la Fed han contribuido a sostener los precios de las viviendas, los mismos, como mencionáramos anteriormente, se acabarán en poco tiempo por lo que el mercado perderá fuerzas.

Ni en el cielo, ni en el infierno. La economía estadounidense en particular, y la economía global en general, se encuentran aún en el purgatorio, limpiando sus culpas de una crisis que aún no ha terminado. Prudencia debería ser la palabra más mencionada en este final de la recesión. Si los mercados la quieren evitar, desde los gobiernos se debería implementar con medidas concretas. Además, las fragilidades y riesgos que aún persisten deben ser monitoreados de cerca y tener previstos planes de emergencia para responder a posibles nuevos episodios de crisis.

¿Se podrá consolidar la recuperación o el exceso de optimismo nos llevará a nuevas recaídas?

Horacio Pozzo

La crisis de la deuda y la próxima recesión mundial

La crisis de la deuda y la próxima recesión mundial

La crisis de la deuda y la próxima recesión mundial ¿Qué es más importante: los grandes desbalances existentes en la economía mundial o los problemas en la regulación del sistema financiero internacional? Esta pregunta que formulo aquí no es un pensamiento, sino que es la discusión inicial que surgiera en la reunión del G-20 entre el presidente de los EEUU, Barack Obama y la canciller alemana Angela Merkel. Mientras Obama priorizaba el abordaje de los desequilibrios como tema clave, Merkel pedía concentrar las fuerzas en las reformas regulatorias.

Seguramente ud. antes de leer este artículo y sin dudarlo, diría que lo más importante, en caso de tener que poner prioridades, es dar una respuesta regulatoria inmediata a la indisciplina de los mercados que ya están nuevamente haciendo de las suyas y buscando aumentar la rentabilidad sin importar los riesgos incurridos.

La política fiscal salió al rescate de las economías castigadas por la crisis financiera internacional y a través de los programas de estímulo económico buscó limitar dentro de lo posible este mal momento. Pero como se dice comúnmente, “nada es gratis en la vida”, luego de la crisis volverá para pasarle “la cuenta” a las economías.

Los memoriosos recordarán que la crisis de Latinoamérica de la década del 80´ se produjo a partir de la elevada carga de la deuda externa. Las economías, comandadas en su mayoría por gobiernos militares, aprovecharon la oferta de crédito de los grandes bancos europeos y estadounidenses, con un extremadamente elevado volumen de recursos producto de los depósitos que los países petroleros hacían de sus ingresos.

“Los problemas de la deuda pública es un tema de países subdesarrollados”, se solía escuchar hasta hace muy poco tiempo. Es que la raíz del problema, según los especialistas internacionales, era la indisciplina de gobiernos que no lograban poner en orden las cuentas tanto por incapacidad como por ineficiencia en el aparato estatal y hasta por corrupción.

La crisis nos ha demostrado que en esencia, no existen demasiadas diferencias entre países desarrollados y en desarrollo. Sólo la situación por las que atraviesan las economías condiciona el comportamiento de los gobiernos. Siguiendo este pensamiento, no nos tendrían que haber asombrado varias situaciones ocurridas en el mundo desarrollado durante esta crisis y que son típicas de economías en desarrollo: los corralitos financieros a la “Argentina”, las cuasimonedas en California, la estatización de pasivos privados.

El mundo desarrollado está cerca de dejar atrás la dolorosa crisis subprime, pero no de dejar atrás los problemas, ya que se debe preparar a un nuevo desafío: recomponer la situación fiscal de las economías y enfrentar la pesada carga que les impondrá el incremento de la deuda pública.

Mientras el Fondo Monetario Internacional (IMF), sigue empecinado en sugerir la aplicación de políticas de estímulo fiscal para acelerar la salida de los países desarrollados de la situación de recesión en la que se encuentran, el stock de deuda pública de estos países sigue en continuo ascenso lo que ha comenzado a despertar voces de advertencia sobre lo que puede llegar a ocurrir.

En mis artículos es muy común que critique la política económica de Venezuela, y motivos no creo que me falten para ello. Pero hay algo que debo reconocer es que a pesar del derroche de recursos petroleros que Chávez ha hecho en el país, su indisciplina para con el gasto público no lo ha llevado a un irracional incremento de la deuda pública que representaría para el país un pasaje directo hacia una crisis (la cual entiendo que de todos modos tendrá lugar en Venezuela por las altas inconsistencias de política económica). La deuda pública de Venezuela apenas supera el 20% en términos de su Producto Bruto Interno (PBI) y se espera que alcance 21,2% hacia finales de 2010. Los países latinoamericanos muestran en líneas generales, niveles de deuda pública sostenibles en términos del PBI, variable que sirve para determinar la capacidad de generación de riquezas de un país (Brasil y Colombia, por ejemplo, observan una deuda del 42,5% y 47,8% en términos del PBI, respectivamente).

Totalmente diferente es lo que está ocurriendo en buena parte de los países desarrollados. En Inglaterra, la deuda pública se ubica actualmente en torno al 54,8% de su PBI. Para peor, las proyecciones para 2010 anticipan que la deuda pública bruta en Inglaterra alcanzará al 66,9% del PBI.

Pero si le preocupa el volumen de deuda de Inglaterra, debo decirle que aún no les cuento lo peor. Tomemos un respiro y veamos estos números de deuda pública a PBI que surgen de las estadísticas del FMI: Francia tiene una deuda pública del 74,9% (80,3% se espera que llegue a fines de 2010), Alemania 79,4% (86,6% para 2010), Italia 115,3% (121,1% para 2010), EEUU 86,98% (97,5% para 2010) y Japón 217,2% (y 227,4% en 2010).

El incremento en la deuda pública de las economías desarrolladas ha sido realmente asombroso. En un artículo en Cinco Días, Marcos Ezquerra comenta el asombroso caso de España que ha pasado a tener una deuda del 36,2% del PBI en 2007 al nivel actual cercano al 60% en términos del producto.

¿Se pueden pensar que estos niveles de deuda son sostenibles? La reputación con la que cuentan las economías desarrolladas les da por el momento margen para convivir con estos niveles de deuda que hubieran desatado ya mismo una crisis en economías emergentes. Pero el capital reputacional con el que cuentan las economías es efímero y debe ser reforzado con un cambio urgente en la política fiscal que tienda a revertir los déficits de manera urgente.

Kenneth Rogoff, quien fuera economista jefe del FMI, se animó a anticipar la próxima crisis: “Es muy probable que la deuda pública sea el detonante de la siguiente crisis”.

Los gobiernos de los países desarrollados se encuentran actualmente en una dura encrucijada. Las advertencias realizadas por personalidades como Rogoff chocan con la necesidad de mantener una política fiscal expansiva para sostener la recuperación económica. Una política fiscal que busque achicar el déficit puede llevar a las economías a revertir la recuperación para volver a un contexto recesivo. En este contexto toma mayor valor el pedido de Obama de enfrentar los desequilibrios globales y pedir un mayor compromiso a países como China que tienen la capacidad de contribuir al equilibrio global.

Imagino que habrá que esperar hasta el 2010 en donde la recuperación haya comenzado a tomar fuerza para saber qué dirección tomarán los países desarrollados en el manejo de la política fiscal. Si bien la coordinación de políticas a nivel internacional sería el mejor resultado, al menos considero que sería positiva alguna señal de disciplina fiscal por parte de las economías más comprometidas.

Una reflexión final: el hombre es el único animal que tropieza dos veces (y muchas más) con la misma piedra. Como si fueran conejitos de india, los países subdesarrollados advirtieron con su experiencia pasada, muchas de las situaciones por las que está atravesando el mundo desarrollado que no ha sabido capitalizar la experiencia ajena. ¿Soberbia o incapacidad? ¿Cuándo les “sugerirá” el FMI a estas economías que cuiden la disciplina fiscal como lo hizo con los países latinoamericanos?

Horacio Pozzo

———————OPORTUNIDAD DE INVERSIÓN———————

Aprovechemos esta crisis para comprar. Como ya lo hicieron los suscriptores de nuestra newsletter de inversión Valor Global, que ya recuperaron su costo al invertir en las compañías que les recomendamos. ¿Quiere saber cuáles son? Puede probar ingresando aquí para averiguarlo y comenzar a invertir en nuestras acciones recomendadas que llevan un 60% de suba. ¡Pronto salen las de octubre! Me pueden escribir a paola@latinforme.com o a info@latinforme.com para mayores detalles.

Regulación financiera en la Unión Europea

Regulación financiera en la Unión Europea

Regulación financiera en la Unión Europea Ha llegado el turno de la Comisión Europea para proponer el nuevo modelo de supervisión financiera para los países de la Unión Europea. El gobierno estadounidense ya había presentado su proyecto de reforma del cual diera ayer mayores detalles y que promete, como en la propuesta europea, defender a los consumidores, los grandes perdedores de la crisis.

Parece que la Comisión Europea quiere tener mayores ingerencias en la supervisión financiera de los países que conforman la UE. En el nuevo modelo de supervisión europeo propuesto se contempla la creación de un Consejo Europeo de Riesgos Sistémicos (CERS), el cual será el encargado de vigilar la estabilidad del sistema financiero en su conjunto y de emitir alertas y recomendaciones en caso de detectar riesgos. El CERS sólo advierte, pero la decisión de las medidas a implementar seguirá en manos de los supervisores nacionales quienes deberán comunicar las medidas adoptadas y, en caso de decidir no hacerlo, deberán dar explicaciones.

Lo positivo para el CERS es que al ser un organismo supranacional, no estará tan influenciado por presiones políticas como ocurre habitualmente. Probablemente hasta encontremos al CERS sobreactuando, al menos en sus primeros años, ya que deberá armarse de una reputación ante la sociedad.

Creo además, que uno de los temas interesantes gira en torno a la comunicación de las alertas ya que una alternativa es hacerlas públicas. Esta posibilidad tiene sus aspectos positivos aunque implique riesgos. El hacer público la detección de ciertos riesgos en el sistema financiero de alguno de los países de la UE obliga a las autoridades nacionales a implementar medidas o al menos a contar con muy buenos fundamentos para demostrar que la situación está bajo control. El riesgo que se corre pasa por la sensibilidad existente en torno a la difusión de riesgos en los sistemas financieros que puede generar inestabilidad en los mismos.

Mientras estos temas se discuten, algunos no han perdido el tiempo y ya se ha comenzado a hablar de los posibles candidatos al frente del CERS. Según da cuenta el Financial Times, el actual presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean Claude Trichet, será el presidente del organismo, que tendrá un mandato por cinco años renovables. Otro que parece, tendría un lugar asegurado es el gobernador del Banco de Inglaterra Mervin King quien sería la segunda autoridad del organismo después de Trichet.

La oferta de este papel a King supondría el reconocimiento implícito del papel de Reino Unido como el mayor centro financiero de Europa, así como la relativa importancia de los servicios financieros en la economía británica, aunque también puede ser interpretado como una señal para un mayor control del sistema financiero británico el cual ha sido fuertemente afectado por la crisis por los graves problemas de su regulación. Ciertamente, si King es nombrado segundo en el CERS, no le resultará agradable que el sistema financiero británico vuelva a tener inconvenientes, por lo que buscará asegurar que el mismo sea conducido con la mayor prudencia posible.

Uno de los factores que ha permitido que los riesgos se expandieran fue la falta de coordinación entre los reguladores de los diferentes jugadores del sistema financiero. Es por eso que la propuesta de la CE considera también la creación de un Sistema Europeo de Supervisores Financieros (SESF), formado por tres nuevas autoridades para los sectores de banca, bolsa y seguros, que tendrán nuevas competencias, una propuesta interesante por el hecho de generar un ámbito concreto en donde los reguladores puedan considerar los riesgos particulares de cada componente del sistema financiero y la transferencia de riesgos entre los mismos.

La propuesta de reforma del sistema financiero realizado por la CE apunta a adaptarse a la creciente internacionalización del sector y a mejorar la respuesta ante hipotéticas crisis. Es una respuesta a las fallas en la supervisión que permitieron que la crisis siguiera su curso. La clave pasará por saber si es lo suficientemente flexible como para detectar nuevas modalidades de crisis.

Desde el otro lado del Atlántico, el secretario del Tesoro estadounidense, Timothy Geithner, exponía ayer en el Congreso la propuesta del Gobierno de Estados Unidos para la reforma del sistema financiero, en vísperas de la cumbre del G-20. En el día de ayer, Geithner anunciaba la creación de un organismo supervisor nacional de bancos para evitar que las firmas financieras escapen del control del Gobierno.

En líneas generales, las propuestas regulatorias de la CE y de los EEUU apuntan a evitar el arbitraje regulatorio que le permitió al sistema financiero generar posiciones de altísimo riesgo sin ser advertidos por ello, al tiempo que se promete una supervisión más estricta que limitará el margen de acción de las entidades financieras.

La propuesta de reforma estadounidense sin embargo, aparece como más estricta en varios aspectos. La existencia de una agencia explícita de protección del consumidor financiero que propone el gobierno de Obama limitará que las entidades se sobrepasen imponiendo cargas excesivas sobre sus clientes. La decisión de obligar a las entidades bancarias a mantener un mayor volumen de reservas, y aumentar la vigilancia del mercado de derivados (el ámbito en donde se desarrolló el núcleo de la crisis) son otros dos elementos que limitarán el riesgo sistémico.

Si bien aún restan conocer más detalles para comprender las implicancias de la propuesta de la CE sobre la regulación de su sistema financiero, creo que no debería ahorrar dureza en la nueva propuesta regulación. Mientras la crisis aún está fresca en la mente de todos, hay que aprovechar para reformar al sistema financiero ya que existe una mejor predisposición para el cambio. Es preferible ahora excederse en lo restrictivo que no aprovechar la oportunidad y mantenerse tolerante ante un sistema financiero que demostró no ser disciplinado. Los reguladores deben entender que para flexibilizar los requisitos habrá tiempo en el futuro, pero no para restringirlos más, sobre todo en tiempos de bonanza en donde la percepción de la crisis está muy lejos en el horizonte.

No sé si lo habrán notado, pero las propuestas de reformas tanto en Europa como en EEUU contemplan la creación de varias agencias que supervisarán al sistema financiero. Hay que tener en cuenta que además existe un compromiso por el momento implícito, de coordinación internacional en la supervisión del sistema financiero para advertir posibles transferencias de riesgos. A toda esta nueva estructura regulatoria hay que agregarle el nuevo rol del Fondo Monetario Internacional (IMF), de velar por la estabilidad financiera internacional, para lo cual estará facultado para advertir a los países sobre situaciones de riesgos excesivos. Cuando uno observa toda esta estructura en su conjunto se encuentra ante la presencia de un nuevo problema.

Es que la estructura de regulación y supervisión de los sistemas financieros terminará alcanzando un nivel de complejidad y de duplicación de funciones tal que probablemente se puedan generar conflictos que terminen por afectar aquella estabilidad financiera que tanto pretenden proteger.

Imaginemos qué puede ocurrir si por ejemplo, existen diferencias en la apreciación de la situación de estabilidad del sistema financiero europeo entre el FMI y los nuevos organismos supranacionales de Europa. Los inversores probablemente no esperen a saber quién tiene la razón y buscarán deshacer aquellas posiciones que impliquen cierto riesgo desestabilizando de este modo a los mercados y dando lugar a lo que los economistas conocemos como “la profecía autocumplida”.

Hay que reconocer que cada propuesta apunta a solucionar fallas en la regulación y supervisión que permitieron la generación de la crisis, pero ¿No estaremos generando una estructura regulatoria altamente inestable y con grandes dificultades para adaptarse a la evolución de los sistemas financieros?

¿Podrá la Fed regular al sistema financiero sin causar otra crisis?

¿Podrá la Fed regular al sistema financiero sin causar otra crisis?

¿Podrá la Fed regular al sistema financiero sin causar otra crisis?
21 Julio 2009 La recesión en la economía estadounidense, lentamente está viendo su final. En el día de ayer se divulgó la lectura del índice para Estados Unidos de los indicadores económicos anticipados que subió un 0,7% en el mes de junio superando las expectativas del mercado. Y con el comienzo de la recuperación económica, el debate en torno a la regulación del sistema financiero estadounidense, vuelve al centro de la escena.
La respuesta del gobierno de Barack Obama, ha sido actuar sobre el corazón del problema y modificar la regulación de las entidades que componen el sistema financiero, en donde la Reserva Federal de los EEUU adquiría un nuevo rol.

En el mes de junio, se dio a conocer la propuesta de reforma del sistema financiero elaborada por el gobierno de Obama en donde la Reserva Federal recibía nuevos poderes, ayudado por el Tesoro y varias agencias más, para supervisar las grandes firmas financieras cuyo potencial colapso pudiera amenazar al sistema.

En el informe denominado “Reconstruyendo la Regulación y la Supervisión Financiera”, el gobierno contempla que la Fed deba además vigilar más de cerca los riesgos sistémicos de los mercados financieros, pedir informes a las entidades financieras para ver si cumplen con los requerimientos de capital mínimos exigidos y supervisar las matrices y filiales de todas las empresas financieras, incluidas aquellas que pertenecen a mercados no regulados o que se encuentran en el extranjero. Además, la Fed tomaría el control de la regulación de mercados que antes carecían de regulación (los denominados over the counter), como los derivados y de titulización.

En el mayor poder que la reforma del sistema de regulación y supervisión le da a la Fed no se agota la reforma sino que va mucho más allá, reconsiderando aspectos tales como la protección del consumidor financiero o las retribuciones a los altos directivos.

Sin embargo, los mayores cuestionamientos que se han escuchado se vinculan al mayor poder de la Fed y no son pocos los que plantean sus objeciones a su nuevo rol. Ente ellos, el Grupo de Trabajo de Inversores (liderado por los ex presidentes de la Comisión de Valores William Donaldson y Arthur Levitt), el cual reúne a algunos de los administradores de dinero más grandes del país, se ha manifestado a favor de la creación de un organismo independiente que actúe como vigilante del manejo de riesgos a lo largo del sistema financiero.

El organismo propuesto -la Junta de Supervisión de Riesgo Sistémico o SROB- tendría personal permanente e independencia de las agencias del Gobierno y las instituciones financieras, lo cual tiene como aspecto positivo el no estar sometido a otro tipo de intereses pero por su diseño, tendría dificultades para coordinar las acciones con el resto de los organismos implicados en la estabilidad del sistema financiero.

También de parte del Senado estadounidense la idea de una Fed reguladora del sistema financiero genera resistencia ya que se considera que la Reserva Federal cumple demasiadas funciones (se ocupa de la política monetaria, la banca internacional, la protección de los consumidores y el rol de prestamista de último recurso) como para desarrollar un rol más. En este sentido, se debe reconocer que la multiplicidad de funciones puede quitar efectividad a los objetivos principales dado que la Fed debe encontrar un balance entre todos ellos para lo cual cuenta con limitados instrumentos.

Ciertamente no debería extrañar las polémicas que genera la posibilidad de un mayor poder para la Fed, máxime considerando la pobre performance que ha tenido en prevenir el desarrollo de la crisis. Es que si se lo quiere ver de este modo ¿Qué mejor forma de regular al sistema financiero tenía hasta el momento la Fed que hacerlo a través de una política monetaria lo suficientemente prudente como para evitar el surgimiento de burbujas financieras?

Desde el Grupo de Trabajo de Inversores, se apunta a la pérdida de confianza generada por los errores cometidos durante la crisis por la Fed: “La credibilidad (de la Fed) ha sido empañada por las ligeras políticas de crédito que adoptó y la floja supervisión reguladora que permitió a los instituciones elevar el apalancamiento de sus hojas de balance”. En este sentido creo que es comprensible el planteo ya que la pérdida de confianza acerca de la capacidad de la Fed de regular al sistema financiero puede aumentar la sensibilidad en momentos de mayor agitación en los mercados, produciendo una sobre reacción que afecte en primer lugar, a las entidades menos confiables.

Pero si el gobierno de Obama, decidió confiar en la Reserva Federal para otorgarle significativos poderes para la regulación del sistema financiero es porque ha considerado que las ventajas que ello traía aparejado superan ampliamente sus desventajas. Una de las ventajas principales atribuidas a la integración de funciones en un único cuerpo es la de acelerar la capacidad de reacción ante situaciones de crisis.

Por otra parte, la Fed en sus decisiones de política monetaria, tendrá desde ahora en más, un mayor cuidado acerca de la incidencia de la misma sobre el manejo de los riesgos del sector financiero. En este sentido, probablemente la autoridad monetaria esté menos dispuesta a mantener la tasa de interés de referencia en sus mínimos por mucho tiempo más de modo tal de no permitir la generación de nuevas burbujas en los precios de los activos financieros.

Otro punto a favor de permitir que la Fed tenga un mayor compromiso en lo referido a la regulación del sistema financiero, tiene que ver con “aquello que sabe, que saben las entidades bancarias”. ¿Qué quiere decir esto? La crisis generó un antecedente en relación al accionar de la Fed. La Reserva Federal salió al rescate del sistema financiero con grandes inyecciones de liquidez y salvatajes conjuntos con el Tesoro de los EEUU. Ello ha generado problemas de riesgo moral que aumentan para el futuro las preferencias de las entidades financieras por posiciones de mayor riesgo a las recomendadas. Es por ello que el incentivo de la Fed es realizar una exhaustiva supervisión y regulación del sistema financiero de modo tal de evitar que el mismo tome posiciones de riesgos desmedidas.

Cuando aún no está definida la nueva estructura de regulación y supervisión del sistema financiero estadounidense, la capacidad de la Fed está puesta en duda. La propuesta del gobierno tiene aspectos positivos como negativos. ¿Se contribuirá con esto a garantizar la estabilidad del sistema financiero estadounidense o se estarán sentando las bases de la nueva crisis?

Horacio Pozzo

Inversión Independiente

La historia podrá mostrar que la Fed ayudó a evitar una Gran Depresión en 2008, pero los pasos radicales que tomó a lo largo del camino la hacen más vulnerable políticamente de lo que ha sido en décadas. Durante sus 96 años de historia, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) ha atravesado por un puñado de momentos de transformación.
El actual es uno de ellos, este es el momento que deben aprovechar los Inversores Individuales para lograr la independencia financiera. Paola Pecora nos cuenta aquí las opciones de inversión que más de 4000 Latinoamericanos ya están aprovechando. No pierda más tiempo y aprenda a invertir y conviértase en un inversor PREMIUM ahora.

Ni el más prudente se salvó de la subprime

Ni el más prudente se salvó de la subprime

Ni el más prudente se salvó de la subprime Como en el cuento del lobo y los tres chanchitos, el Banco de España desarrolló una regulación con bases y estructura firmes, aunque a diferencia del cuento infantil, finalmente no ha logrado evitar que la crisis termine amenazando la tranquilidad del sistema bancario español.

Lo que evitó de manera directa el sistema bancario español, lo está sufriendo indirectamente. La criticada, a nivel internacional (antes de la crisis), regulación bancaria anticíclica impuesta por el Banco de España resultó ser clave para aislar a la banca española de los problemas derivados de las operaciones con activos tóxicos. Pero los problemas de la economía están afectando a los balances de las entidades. El problema en España no es la banca en sí, sino su economía. La fragilidad económica de España ha puesto en riesgo la estabilidad del sistema bancario.

El veneno de la crisis se expandió con velocidad en una economía que es altamente dependiente de la financiación exterior, y en la cual el sector inmobiliario tiene una significativa participación, dos elementos que provocaron un fuerte deterioro en el crecimiento económico y rápido incremento del desempleo. La crisis encontró a un mercado inmobiliario cuyos valores se habían expandido al 10% promedio anual en los últimos años y a las familias y empresas españolas con un nivel de endeudamiento que duplica al valor del Producto Bruto Interno (PBI) español.

—————Oferta Especial —————

*** ¿ Dónde está China invirtiendo su dinero ahora ? En una alianza estratégica con una empresa sudamericana que les reportará a ambos fuertes ventajas a corto, mediano y largo plazo. ¿Cuál es esa empresa? Ya pronto se lo revelaremos . Esta alianza ya está en marcha y esta empresa ha encontrado justo lo que estaba necesitando para impulsar fuertemente su producción. Hay que invertir ya en esta compañía antes de que la noticia sea ampliamente conocida. ***

Haga click aquí para seguir leyendo…

——————————-

Con la precariedad económica, no puede resultar sorprendente el crecimiento observado en la irregularidad de las carteras bancarias que en abril se ubicaban en el 4,5% con tendencia ascendente, combinada con una contracción tanto en la demanda como en la oferta crediticia.

Para peor, la gravedad de la situación no termina allí ya que a los problemas que la continuidad del deterioro económico le producen al sistema bancario español, las restricciones crediticias agravan el panorama generando un círculo vicioso ya que la limitación de nuevos créditos a las compañías incrementa su probabilidad de quiebra.

Es por este motivo que José Luis Rodríguez Zapatero ha tenido que lanzar un fondo de rescate preventivo para evitar que el sistema bancario entre en problemas, bautizado como Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), que cuenta con una dotación inicial de 9.000 millones de euros y contempla hasta 90.000 millones de euros adicionales.

El objetivo del FROB es dejar atrás al actual sistema bancario español para que un nuevo, saneado y más eficiente, salga a la luz. Luis Maldonado, de PricewaterhouseCoopers, hacía una muy interesante reflexión en Cinco Días, acerca de las condiciones que debe reunir el FROB para lograr los resultados deseados sin efectos inesperados, resaltando que su utilización se deba producir sólo en caso de necesidad, sin que generen distorsiones en la competencia y condicionando a las entidades asistidas a una estrecha vigilancia: “Una recapitalización pública indiscriminada mandaría una señal incorrecta sobre la solvencia del sistema financiero español, al tiempo que supondría una utilización ineficiente de los recursos de los contribuyentes”.

Con el FROB se determinará un antes y un después en la banca española que estará sujeta a un período de fusiones tras lo cual ganará en eficiencia. En este sentido, el ex presidente del Gobierno José María Aznar, consideraba que este plan de recapitalización debía premiar a las entidades que observen un manejo prudente del riesgo y castigar a aquellas que no. Lógicamente, el FROB abrirá un gran debate en torno al sistema bancario español, aunque el debate deberá ampliarse a toda la economía española ya que allí radican las principales causas de los actuales problemas bancarios.

Entre las entidades principales del sistema bancario español se encuentra el Banco Santander S.A. (IBEX35:SAN; NYSE:STD) que acaba de recibir una buena noticia por parte de Fitch Ratings, que le confirmó el rating a largo plazo ‘AA’ de la entidad y la situó dentro de su perspectiva estable por las nuevas políticas puestas en práctica.

Fitch había puesto a la entidad en el grupo de vigilancia (con la posibilidad de reducirle la calificación), por su estrategia de expansión internacional. El cambiante panorama global hizo que lo que era considerado como una decisión de riesgo, se transforme ahora en un elemento que puede aportar al crecimiento y expansión de la entidad.

En los primeros meses de la crisis, mientras caían varias entidades bancarias en todo el mundo, la española presidida por Emilio Botin, decidió salir de compras y así entre las decisiones más relevantes adquirió en Gran Bretaña Alliance & Leicester y de la red de oficinas y los depósitos minoristas de Bradford & Bingley, alcanzando de este modo el tercer lugar en depósitos la banca inglesa. En EEUU adquirió Sovereign, con fuerte presencia en la banca comercial en el Noreste del país a través de 747 oficinas. La entidad cuenta además con operaciones en varios países de Latinoamérica y en otros países europeos.

La fortaleza actual del Santander quedó demostrada durante esta semana cuando se dio a conocer el ranking de entidades bancarias más rentables del mundo y la española se colocó en el tercer lugar con un beneficio de 15.825 millones de euros, mejorando siete posiciones respecto al año pasado. La importancia a nivel mundial del Santander se refleja además por ser actualmente el séptimo banco mundial en nivel de capitalización. Tres cosas que se le pueden cuestionar al Santander han sido la errónea decisión de confiar inversiones de sus clientes a Madoff, su exposición a Lehman Brothers y la suspensión del reembolso del fondo Santander Banif Inmobiliario, aunque supo resolverlas de buena forma y en un tiempo breve.

La última novedad de esta entidad que está viendo a la crisis global como una oportunidad, ha firmado una alianza comercial con China Construction Bank que consistiría en la apertura de 100 oficinas en zonas rurales en el país asiático.

La clave de la performance de la entidad es su modelo de negocio propio, apoyado en seis pilares que son el foco en banca comercial con una amplia cobertura de sucursales, su diversificación geográfica, la prudencia en la gestión de riesgos, tecnología de vanguardia al servicio de la eficiencia comercial, disciplina de capital y un buen equipo gestor.

En el despertar de la recuperación económica global, Santander está preparado para ganar mercados y ello representa de por sí una gran ventaja competitiva ante la gran cantidad de entidades que aún luchan por resolver los problemas de sus balances.

Por qué no funcionará la reforma del sistema

Por qué no funcionará la reforma del sistema financiero estadounidense

Por qué no funcionará la reforma del sistema financiero estadounidense “Mi Gobierno propone una reforma radical del sistema de regulación financiero, una transformación a una escala no vista desde las reformas que siguieron a la Gran Depresión”. Barack Obama en el discurso de anuncio en la Casa Blanca.

Se acerca el tiempo en donde los sistemas financieros comiencen a reactivar la rueda crediticia, pero para que ello no se transforme en una nueva oportunidad de crisis, es necesario que los mecanismos de regulación y supervisión funcionen a la perfección.

—– ADELANTO ESPECIAL—–

¿Cómo comenzar a invertir en Bolsa?

Antes que nada usted necesita manejar las herramientas clave para invertir. Esté atento al próximo lanzamiento de nuestra newsletter con recomendaciones de compañías y a nuestros reportes educativos de inversión que le explicarán paso a paso cómo acercarse a su independencia financiera invirtiendo en las Bolsas de Valores.

Haga click aquí para seguir leyendo…

——————-

Es por eso que el gobierno de Barack Obama lanzó una histórica reforma del sistema financiero. Y una de las claves de la reforma está en la frase del discurso de Obama: “Nadie tenía la responsabilidad de proteger al sistema en su conjunto, de los riesgos que vinculaban a las firmas”.

Antes de empezar, no puedo evitar manifestar mis reparos acerca de la eficacia que pueda tener el nuevo sistema de regulación y supervisión en el objetivo de mantener bajo control los riesgos del sistema financiero sin derivar en riesgos extremos e irresponsables que puedan terminar en crisis. No es que sea pesimista, pero para confiar, no queda otra alternativa que evaluar los nuevos sistemas en funcionamiento.

Es más, me arriesgaría a decir que será clave para determinar la capacidad y calidad del sistema de regulación y supervisión que tenemos que esperar hasta verlos funcionar en tiempos de una gran bonanza. Digo esto porque son tiempos en donde de manera inconsciente se relajan los controles regulatorios y de supervisión, y es ahí donde se engendran las peores crisis.

De todos modos, no debemos apresurarnos ya que no le será para nada fácil al gobierno de Obama concretar la reforma planeada en el sistema financiero. El nuevo rol que se pretende de la Reserva Federal es el punto que mayor resistencia ha estado generando en el Congreso estadounidense, incluso hasta en los legisladores oficialistas.

Que la FED sea la encargada de la regulación de las principales entidades financieras estadounidenses y responsable de proteger a la economía del riesgo sistémico del sistema financiero, son elementos que considero positivos ya que permiten una mayor rapidez de acción en situaciones de crisis. Con este cambio, el organismo encargado de custodiar la salud de las principales entidades del sistema financiero es el mismo que las asistirá en caso de crisis, evitando la coordinación de varios organismos para ello.

Estas modificaciones hacen más responsable a la FED en la conducción de su política monetaria por los incentivos negativos que puede generar (y que han generado), que afectan a su nueva función.

Este nuevo rol de la Fed no le ha caído para nada bien al republicano Richard Shelby quien, según el Financial Times, cuestionaba la propuesta porque la misma presentaba: “Una grosera visión inflada acerca de la experiencia de la Fed”.

Legisladores tanto demócratas como republicanos de la comisión de Bancos del Senado se oponían a la iniciativa argumentando que la Fed sólo se debe encargar de la política monetaria. El senador Demócrata por el Estado de Connecticut, Christopher John Dodd se resiste a que la Fed tenga el poder de controlar a las entidades financiera, y dice el New York Times: “El Sr. Dodd dijo que otorgándole a la Fed un nuevo rol como regulador global del riesgo, podría también comprometer su status de independencia y generar un conflicto con su mandato de controlar la inflación”.

La propuesta de reforma no termina allí y contempla la creación de un organismo que se encargaría de supervisar el riesgo económico a nivel general y otro que se enfocaría en la seguridad de los productos financieros para los consumidores. En principio uno puede pensar que son dos medidas interesantes aunque habrá que ver en la práctica el poder que se les concede para que se transformen en elementos contenedores del riesgo. En este sentido, si por ejemplo, dichos organismos sólo advierten sobre riesgos, puede ocurrir que en los booms económicos no sean muy tenidos en cuenta. Esto es lo que le sucedió al mismo Alan Greenspan quien reconoció que le habían advertido sobre los riesgos de las subprime pero que los subestimó.

Será necesario asegurar que estos organismos cuenten con un adecuado nivel de flexibilidad para que puedan adaptarse a la evolución de los instrumentos financieros que irán surgiendo con mayores niveles de complejidad en su ingeniería. En caso de que el nivel de complejidad logrado por los nuevos instrumentos resulte inalcanzable para la comprensión en materia de riesgos esto haría más difuso el valor de dichos organismos.

Otras dos medidas apuntan directamente a las entidades financieras y que limitarán la sobre expansión del sistema financiero. El exigir un mayor nivel de capital adicional ante un mayor riesgo y obligar a las entidades que mantengan un cierto porcentaje de los créditos hipotecarios que generaron, limitarán la multiplicación del volumen de negocios de esas entidades. En este sentido, la regulación deberá encontrar el equilibrio de no ser extrema al punto de limitar en exceso la generación de financiamiento.

Esta reforma trae además malas noticias para las calificadoras de riesgos ya que contempla medidas tendientes a evitar que se generen conflictos de intereses. Durante la crisis, las calificadoras que se encargaban de evaluar la calidad de los nuevos activos se beneficiaban con su crecimiento, y es por eso que de ser posible, obviaron cualquier elemento que pudiera afectar su calificación y de su propio negocio. Por otra parte, es positivo que se busque generar una mayor transparencia en el mercado aunque la experiencia muestra que este objetivo es difícil de alcanzar.

El gobierno de Obama demuestra con esta reforma que aprendió los peligros derivados del sistema financiero. Un mayor control sobre mercados exóticos y mercados de deuda, es lo que viene también con la reforma.

Equilibrio, regulación y libre mercado, y un mayor nivel de cobertura del sistema financiero son los objetivos de la propuesta de reforma. Además un objetivo no menor de la reforma es insertarla en la estructura de regulación y supervisión internacional. La propuesta suena interesante, pero primero para confiar, mejor verla en funcionamiento.


AgenciaBlog