Posts etiquetados como ‘moral’

Cómo es la nueva regulación financiera de EEUU

Cómo es la nueva regulación financiera de EEUU

Cómo es la nueva regulación financiera de EEUU
29 Octubre 2009 “Ningún sistema financiero puede trabajar efectivamente si las instituciones financieras y los inversores operan con la creencia que el gobierno actuará para protegerlos de las consecuencias de sus fallas”, Barack Obama, presidente de los EEUU.
La crisis financiera originada en el mercado de hipotecas subprime de los EEUU ha tenido hasta el momento como ganadores a las principales instituciones financieras de los EEUU (a excepción de Lehman Brothers), como el Citi (NYSE:C) o el Bank of America (NYSE:BAC), que han logrado salvar su cabeza gracias a los impuestos de los contribuyentes. Esta situación no es perdonada por los estadounidenses y es por ello que el gobierno de Obama debe actuar para demostrar que está a favor de los consumidores financieros y contribuyentes del país.

En la búsqueda de convencer y agradar, la reforma del sistema financiero estadounidense sigue avanzando, y todos esperan que lo haga en el sentido correcto. Del éxito en la reforma regulatoria, dependerá que no se genere una futura crisis en los EEUU a través de la operatoria de las entidades financieras, aunque esto no despeja el horizonte de amenazas.

El día martes no fue un día más para la reforma del sistema financiero de EEUU. Se presentó el proyecto para enfrentar el riesgo sistémico en la economía, iniciativa que incluye la aprobación de una medida que expondrá a los fondos de cobertura a un mayor escrutinio. La iniciativa concedería vastos poderes a un nuevo consejo regulatorio, a la Reserva Federal y a la Corporación Federal de Seguros de los Depósitos (FDIC, por su sigla en inglés) para vigilar y enfrentar riesgos a la estabilidad económica planteados por compañías financieras con dificultades.

La nueva regulación prevé una actitud más preventiva para evitar dolores de cabeza que cuesten varios miles de millones de dólares. Según la nueva regulación, toda firma que se considere, tenga capital insuficiente, puede ser reestructurada o incluso cerrada por los reguladores. El tema aquí pasa por la adecuada medición que puedan realizar los reguladores, que no deben ni subestimar ni sobreestimar el nivel de suficiencia de capital de las firmas. ¿Eso se puede asegurar a través de algún tipo de regulación? El componente subjetivo en estas evaluaciones puede ser un factor determinante a la hora de considerar si una entidad tiene problemas de capitalización. Al menos se debe reconocer que es una buena iniciativa.

El desafío para la nueva regulación pasa por tener equilibrio y capacidad de acción inmediata. La regulación debe ser efectiva para controlar que el sistema financiero y sus instituciones componentes, no se excedan en la toma de riesgos, pero tampoco la acción reguladora debe ahogar el desarrollo y crecimiento del sistema financiero.

Un elemento importante que agrega la propuesta de regulación es que la mala administración de las entidades financieras puede poner en riesgo la estabilidad de los altos cargos. De hecho, en aquellas entidades en las que el nivel de capitalización resulte insuficiente, poniendo en riesgo su solvencia, sus ejecutivos podrían ser despedidos (con posible pérdida de prestigio). Entre otras medidas para evitar la toma de riesgo excesiva la regulación buscará limitar tanto las posiciones riesgosas como los incentivos para tomar dichas posiciones: es así que la regulación limitará las exposiciones de crédito, así como también los salarios y bonos (limitando de este modo los incentivos a las decisiones cortoplacistas de los ejecutivos bancarios).

Para la nueva regulación, el tamaño sí importa. Desde el gobierno de los EEUU se prefiere que no existan entidades financieras demasiado grandes para caer. La triste experiencia de Lehman Brothers, ha demostrado que no es posible dejar caer a una institución financiera de gran tamaño sin esperar consecuencias profundas y duraderas sobre el sistema financiero.

Y como no existe demasiado margen de acción cuando una entidad de gran tamaño está en problemas, lo mejor que se puede hacer desde el punto de vista regulatorio y de supervisión es aumentar las evaluaciones sobre la salud de dichas entidades. En este sentido, la Reserva Federal podría limitar e incluso bloquear las adquisiciones de entidades financieras para evitar que alcancen un tamaño excesivo.

“Es muy importante que alcancemos un acuerdo sobre una reforma comprensiva tan rápido como sea posible para que se pueda restaurar la confianza entre los contribuyentes americanos y también en el resto del mundo”, decía Obama. El mensaje es claro: hay que actuar de manera convincente pero también, lo más rápidamente posible.

Y para convencer, se le debe asegurar al contribuyente que los costos de las crisis no sean asumidos por ellos. Para no cargarle la responsabilidad al contribuyente, la reforma buscaría llevar el costo de los futuros esfuerzos de estabilización financiera hacia la industria, al obligar a las firmas financieras con más de US$ 10.000 millones en activos, a pagar por cualquier pérdida ocasionada por las acciones de la FDIC para resolver los problemas de las firmas debilitadas.

¿Qué nos puede deparar el sistema financiero estadounidense luego de la reforma regulatoria? Encontraremos un marco regulatorio más estricto que haga especial foco en las entidades de mayor tamaño de las que se creía, tenían una mayor capacidad de autorregulación. También nos vamos a encontrar con entidades que pueden alcanzar hasta un cierto tamaño más allá del cual la regulación no les permitirá crecer.

Con la reforma de la regulación del sistema financiero estadounidense, el gobierno de Barack Obama está atacando uno de los principales frentes que pueden dar lugar a un futuro foco de crisis el cual puede originarse por diferentes factores tales como burbujas especulativas o por actitudes de toma de riesgo excesivas no limitadas por la regulación como la generación de nuevos activos financieros del tipo subprime.

Pero no debería estar tranquilo el presidente Obama y creer que con esta regulación (en caso de llegar a ser eficaz), se despejó el horizonte de posibles crisis. Los problemas fiscales, con el fuerte crecimiento del endeudamiento público y el tema de la reforma en el sistema de salud (que se combinan con otros factores para debilitar aún más al dólar), son elementos que amenazan la estabilidad de la economía en el mediano plazo.

Probablemente la reforma regulatoria limite el valor de las entidades financieras en los EEUU al restringir sus posibilidades de crecimiento y con ello, estas entidades perderán atractivo para los inversores. ¿Dónde estarán de aquí en más las oportunidades de inversión? Desde Valor Global , los inversores que han confiado en nuestras recomendaciones de inversión, están disfrutando de una extraordinaria rentabilidad en sólo cuatro meses.

Horacio Pozzo

—————La economía y los mercados van de la mano————–

El dólar ha estado colapsando, y con él de la mano viene la suba en commodities. ¿Cuáles son las causas de la baja del dólar y cómo podemos predecir este movimiento para ganar en los mercados? Hay que comprender nociones básicas de economía y su interrelación con los mercados financieros. El curso Economía básica para inversores , acerca los elementos para comprender el funcionamiento de las economías y anticipar sus tendencias. Para suscribirse al curso, puede hacerlo aquí .

———————————————————–

¿Podrá la Fed regular al sistema financiero sin causar otra crisis?

¿Podrá la Fed regular al sistema financiero sin causar otra crisis?

¿Podrá la Fed regular al sistema financiero sin causar otra crisis?
21 Julio 2009 La recesión en la economía estadounidense, lentamente está viendo su final. En el día de ayer se divulgó la lectura del índice para Estados Unidos de los indicadores económicos anticipados que subió un 0,7% en el mes de junio superando las expectativas del mercado. Y con el comienzo de la recuperación económica, el debate en torno a la regulación del sistema financiero estadounidense, vuelve al centro de la escena.
La respuesta del gobierno de Barack Obama, ha sido actuar sobre el corazón del problema y modificar la regulación de las entidades que componen el sistema financiero, en donde la Reserva Federal de los EEUU adquiría un nuevo rol.

En el mes de junio, se dio a conocer la propuesta de reforma del sistema financiero elaborada por el gobierno de Obama en donde la Reserva Federal recibía nuevos poderes, ayudado por el Tesoro y varias agencias más, para supervisar las grandes firmas financieras cuyo potencial colapso pudiera amenazar al sistema.

En el informe denominado “Reconstruyendo la Regulación y la Supervisión Financiera”, el gobierno contempla que la Fed deba además vigilar más de cerca los riesgos sistémicos de los mercados financieros, pedir informes a las entidades financieras para ver si cumplen con los requerimientos de capital mínimos exigidos y supervisar las matrices y filiales de todas las empresas financieras, incluidas aquellas que pertenecen a mercados no regulados o que se encuentran en el extranjero. Además, la Fed tomaría el control de la regulación de mercados que antes carecían de regulación (los denominados over the counter), como los derivados y de titulización.

En el mayor poder que la reforma del sistema de regulación y supervisión le da a la Fed no se agota la reforma sino que va mucho más allá, reconsiderando aspectos tales como la protección del consumidor financiero o las retribuciones a los altos directivos.

Sin embargo, los mayores cuestionamientos que se han escuchado se vinculan al mayor poder de la Fed y no son pocos los que plantean sus objeciones a su nuevo rol. Ente ellos, el Grupo de Trabajo de Inversores (liderado por los ex presidentes de la Comisión de Valores William Donaldson y Arthur Levitt), el cual reúne a algunos de los administradores de dinero más grandes del país, se ha manifestado a favor de la creación de un organismo independiente que actúe como vigilante del manejo de riesgos a lo largo del sistema financiero.

El organismo propuesto -la Junta de Supervisión de Riesgo Sistémico o SROB- tendría personal permanente e independencia de las agencias del Gobierno y las instituciones financieras, lo cual tiene como aspecto positivo el no estar sometido a otro tipo de intereses pero por su diseño, tendría dificultades para coordinar las acciones con el resto de los organismos implicados en la estabilidad del sistema financiero.

También de parte del Senado estadounidense la idea de una Fed reguladora del sistema financiero genera resistencia ya que se considera que la Reserva Federal cumple demasiadas funciones (se ocupa de la política monetaria, la banca internacional, la protección de los consumidores y el rol de prestamista de último recurso) como para desarrollar un rol más. En este sentido, se debe reconocer que la multiplicidad de funciones puede quitar efectividad a los objetivos principales dado que la Fed debe encontrar un balance entre todos ellos para lo cual cuenta con limitados instrumentos.

Ciertamente no debería extrañar las polémicas que genera la posibilidad de un mayor poder para la Fed, máxime considerando la pobre performance que ha tenido en prevenir el desarrollo de la crisis. Es que si se lo quiere ver de este modo ¿Qué mejor forma de regular al sistema financiero tenía hasta el momento la Fed que hacerlo a través de una política monetaria lo suficientemente prudente como para evitar el surgimiento de burbujas financieras?

Desde el Grupo de Trabajo de Inversores, se apunta a la pérdida de confianza generada por los errores cometidos durante la crisis por la Fed: “La credibilidad (de la Fed) ha sido empañada por las ligeras políticas de crédito que adoptó y la floja supervisión reguladora que permitió a los instituciones elevar el apalancamiento de sus hojas de balance”. En este sentido creo que es comprensible el planteo ya que la pérdida de confianza acerca de la capacidad de la Fed de regular al sistema financiero puede aumentar la sensibilidad en momentos de mayor agitación en los mercados, produciendo una sobre reacción que afecte en primer lugar, a las entidades menos confiables.

Pero si el gobierno de Obama, decidió confiar en la Reserva Federal para otorgarle significativos poderes para la regulación del sistema financiero es porque ha considerado que las ventajas que ello traía aparejado superan ampliamente sus desventajas. Una de las ventajas principales atribuidas a la integración de funciones en un único cuerpo es la de acelerar la capacidad de reacción ante situaciones de crisis.

Por otra parte, la Fed en sus decisiones de política monetaria, tendrá desde ahora en más, un mayor cuidado acerca de la incidencia de la misma sobre el manejo de los riesgos del sector financiero. En este sentido, probablemente la autoridad monetaria esté menos dispuesta a mantener la tasa de interés de referencia en sus mínimos por mucho tiempo más de modo tal de no permitir la generación de nuevas burbujas en los precios de los activos financieros.

Otro punto a favor de permitir que la Fed tenga un mayor compromiso en lo referido a la regulación del sistema financiero, tiene que ver con “aquello que sabe, que saben las entidades bancarias”. ¿Qué quiere decir esto? La crisis generó un antecedente en relación al accionar de la Fed. La Reserva Federal salió al rescate del sistema financiero con grandes inyecciones de liquidez y salvatajes conjuntos con el Tesoro de los EEUU. Ello ha generado problemas de riesgo moral que aumentan para el futuro las preferencias de las entidades financieras por posiciones de mayor riesgo a las recomendadas. Es por ello que el incentivo de la Fed es realizar una exhaustiva supervisión y regulación del sistema financiero de modo tal de evitar que el mismo tome posiciones de riesgos desmedidas.

Cuando aún no está definida la nueva estructura de regulación y supervisión del sistema financiero estadounidense, la capacidad de la Fed está puesta en duda. La propuesta del gobierno tiene aspectos positivos como negativos. ¿Se contribuirá con esto a garantizar la estabilidad del sistema financiero estadounidense o se estarán sentando las bases de la nueva crisis?

Horacio Pozzo

Inversión Independiente

La historia podrá mostrar que la Fed ayudó a evitar una Gran Depresión en 2008, pero los pasos radicales que tomó a lo largo del camino la hacen más vulnerable políticamente de lo que ha sido en décadas. Durante sus 96 años de historia, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) ha atravesado por un puñado de momentos de transformación.
El actual es uno de ellos, este es el momento que deben aprovechar los Inversores Individuales para lograr la independencia financiera. Paola Pecora nos cuenta aquí las opciones de inversión que más de 4000 Latinoamericanos ya están aprovechando. No pierda más tiempo y aprenda a invertir y conviértase en un inversor PREMIUM ahora.


AgenciaBlog