Posts etiquetados como ‘modelo’

Invasión china, Parte II

Invasión china, Parte II

Invasión china, Parte II ¿Cuál es el sueño de todo MBA que acaba de graduarse en alguna de las más prestigiosas universidades estadounidense? Ahora ya no es trabajar en una de las principales compañías estadounidenses sino que el objetivo principal es alcanzar un cargo jerárquico en compañías chinas de nivel mundial.

Hace unas décadas atrás China inició una invasión mundial con sus productos manufactureros. ¿Se está iniciando una segunda invasión de China a través de sus empresas globales?

Cada vez estoy más convencido de la importancia que para las compañías es la fortaleza macroeconómica que tienen sus países de origen por múltiples motivos. Lo que está ocurriendo con las compañías chinas a nivel global no debería sorprender e incluso nos tendría que hacer comprender que estamos ante un momento histórico en donde las principales compañías del planeta ya no serán aquellas que hagan flamear la bandera estadounidense.

El periódico oficial “China Daily” acaba de brindar un dato que ha llamado la atención: Según un estudio elaborado por la Confederación Empresarial de China (CEC) y la Asociación de Directores de Empresas de China, las 500 mayores empresas chinas registraron mayores beneficios que las 500 primeras firmas estadounidenses en el primer semestre del año.

Las 500 principales compañías de China acumularon ganancias por US$ 170.600 millones en el primer semestre del año versus los US$ 98.900 millones que alcanzaron las 500 principales compañías estadounidenses.

Hay que reconocer que la crisis ha afectado a todas las compañías a lo largo y ancho del planeta, incluso a las compañías chinas. Pero sin dudas las compañías estadounidenses han sido de las más afectadas por la dureza de una crisis histórica.

La mala performance de las compañías estadounidenses es destacada por la revista Fortune quien reveló que, con una caída de las ganancias del 84,6% en relación a las observadas en el primer semestre de 2008, han sufrido la peor caída de utilidades en los últimos 55 años.

__________

Dónde invertir el dinero en tiempos de crisis financiera

Cuando el mercado financiero está muy alterado, lo mejor es apostar a lo seguro, dicen los expertos. Y en el mercado latinoamericano existen opciones confiables y rentables.

Cuando China despierte, necesitará salir de compras. Paola Pecora y su equipo de analistas le cuenta dónde, aquí.

__________

Los ejecutivos estadounidenses no tendrán una feliz navidad ya que los bonos de fin de año serán sin dudas mucho menores que lo acostumbrado.

¿Por qué las compañías chinas han experimentado un menor impacto en la rentabilidad comparada con la performance de las compañías estadounidenses? Para Wang Jiming, vicepresidente de la Confederación Empresarial de China (CEC), el motivo principal es que las empresas chinas han demostrado una menor vulnerabilidad ante esta situación de crisis.

Probablemente la fortaleza de la economía china que siguió creciendo a pesar de la crisis, ha sido un punto de apoyo clave para que sus compañías continúen creciendo aunque a un menor ritmo. La demanda interna sirvió para compensar la caída de las ventas de estas compañías en el exterior. “Las compañías chinas aplicaron mejores políticas y enfrentaron un entorno en el mercado doméstico más favorable”, afirmaba Wang Jiming.

La evolución de las compañías chinas (al igual que la propia economía del país), ha sido fenomenal en los últimos años. Siete años atrás, las compañías chinas más poderosas representaban tan sólo la décima parte de sus semejantes estadounidenses, mientras que actualmente representan más de un tercio del tamaño que observan sus semejantes estadounidenses.

El fuerte crecimiento de varias de las compañías orientales les ha generado ser parte del segmento privilegiado de empresas globales. En 2009, 34 empresas de China continental se incorporaron al grupo de las 500 compañías más poderosas del mundo (con la Compañía Petroquímica China a la cabeza de estas 34 empresas), superando de este modo el número de empresas de capitales británicos.

Los impresionantes logros de las principales empresas del país oriental no deben ocultar detrás de esta euforia temporal, todos aquellos temas pendientes en los que deben trabajar para alcanzar un alto nivel de competitividad internacional.

Si bien el sector corporativo chino ha demostrado fortaleza frente al contexto de crisis, se debe reconocer que buena parte de dicha fortaleza debe agradecerse a la situación macroeconómica de China que absorbió buena parte de los shocks externos que hubiesen puesto en aprietos a los empresarios.

Las compañías chinas aún deben trabajar mucho en la mejora de la asignación de recursos, desarrollar actividades de innovación, aumentar la presencia e imagen internacional. El desarrollo de una cultura corporativa más eficiente y flexible, conjuntamente con la adecuación del modelo de negocio, son condiciones necesarias sobre las cuales las principales compañías de bandera china deberán trabajar para asegurar y profundizar la presencia internacional que han alcanzado.

Para llevar adelante el proceso de transformación que requieren las compañías en búsqueda de una mayor eficiencia productiva, la estabilidad y crecimiento económico de China aparece como un nada despreciable respaldo que les otorga oxígeno para aplicar medidas de fondo.

La experiencia mundial tanto en el ámbito empresario como en el contexto de una economía nacional, nos ha enseñado que no hay mejor contexto para llevar adelante reformas profundas que en tiempos de bonanza. China parece estar superando el contexto de crisis gracias a su política de estímulo y a la mejora de la economía mundial. La rentabilidad de las empresas de China representa un seguro ante cualquier problema financiero que se pueda presentar en medio de las transformaciones necesarias para poner al sector empresario chino a la altura de las exigencias internacionales.

¿Se animarán los empresarios chinos a dar este paso vital en la consolidación de la internacionalización de sus compañías? En varias oportunidades han demostrado que no le temen al cambio.

Horacio Pozzo

—–OPORTUNIDAD DE INVERSIÓN—-

Wall Street bajó un 5% en tres días ¿Usted aprovechó esta baja en los precios de las acciones para comprar? Aprovéchela con nosotros y suscríbase ya a nuestro reporte de inversión Valor Global ¡Comience a ganar con nuestras recomendadas de septiembre que salen mañana!

Más cuatro reportes para invertir sin riesgos:

1)Curso de inversión

2)Cómo invertir en la Bolsa de EEUU

3)Los mejores agentes de bolsa en Internet

4)Cómo abrir una cuenta por Internet para comenzar a invertir

Costo total del paquete US$ 150 por año (varias veces recuperado por las ganancias del portafolio de Valor Global). Ingrese aquí para saber más

¿Se cae China?

¿Se cae China?

¿Se cae China? “Debemos ver claramente que los fundamentos de la reactivación no son estables, no son sólidos y no están equilibrados. No podemos ser optimistas a ciegas”. Wen Jiabao, primer ministro de China.

La economía china aún mantiene las esperanzas de llegar a un crecimiento de su Producto Bruto Interno (PBI), del 8% en el presente año. A pesar de ello, la principal economía oriental enfrenta grandes desafíos que preocupan al gobierno. ¿Comienza a mostrar sus debilidades el modelo económico chino?

¡Qué paradójico que un país que crezca al 8% sienta preocupación por ello! La explicación es simple y se centra en el hecho que China es un país que necesita crecer fuerte, no tiene otra alternativa. El gobierno chino le ha “vendido” a la población las bondades de su sistema político. La mejor propaganda para el Partido Comunista de China es el crecimiento económico con mejora en el bienestar de la sociedad. Pero para al menos mantener en equilibrio la situación social, la economía debe ser capaz de generar un alto nivel de empleo.

Hasta la crisis subprime, la economía global se encontraba en un equilibrio inestable. Si bien todos reconocen que China jugaba un papel fundamental en el sostenimiento del déficit de cuenta corriente estadounidense, pocos reparaban en que del mismo modo, Estados Unidos, jugaba un rol esencial en el crecimiento de la economía china.

Con la recesión en el corazón de la economía estadounidense impactando además de lleno en las economías de la eurozona y en Japón, China se encontró con que los clientes preferenciales de sus productos, se encontraban en problemas. Y dado que la apuesta del modelo oriental es hacia el sector externo, la economía se encontraba con un problema muy difícil de resolver.

En la tarea de sustituir la caída de la demanda externa se decidió la implementación de un plan de estímulo por US$ 586.000 millones para de este modo, estimular el consumo y la inversión doméstica.

En el Wall Street Journal, J. R. Wu, alertaba sobre los riesgos que emergerán en cuanto se agote el impulso del plan de estímulo económico lanzado por el gobierno chino. El plan de estímulo se limitó a darle un golpe ascendente a la demanda interna sin mayor interés por su continuidad. No parece ser la intención del gobierno chino de generar un cambio en los hábitos de consumo y ahorro de la población. Andy Xie, analista que sigue de cerca la evolución de la economía, afirma sin dudar: “China no está cambiando su modelo de crecimiento”.

Agotado el plan de estímulo sin que la economía global (y principalmente, los EEUU) se hayan recuperado, China se encuentra ante un verdadero problema para sostener su ritmo de crecimiento. Por este motivo, Wen Jiabao, salió a tranquilizar a los mercados asegurando que el gobierno mantendrá la política de estímulo: “Debemos mantener la continuidad y la consistencia en las políticas macroeconómicas, y nuestra principal prioridad sigue siendo mantener un crecimiento económico estable y bastante rápido. Esto significa que no podemos darnos el lujo de la menor relajación o duda”.

En medio de las dificultades de la economía china para poder sostener el crecimiento económico al menos cercano al 8%, la Comisión Reguladora de la Banca ha decidido aumentar los requisitos de capital (mediante la reducción de deuda subordinada que se puede contabilizar a tal fin), impactando de este modo en la capacidad del sistema financiero de generar crédito. Este incremento en los requisitos de capital actúa limitando el efecto multiplicador de cada yuan de capital sobre la generación de crédito. Sheng Nan, analista en UOB Kayhian Investment Co. en Shanghai: “Esta decisión reducirá una de las fuentes de financiación más importantes de los bancos”.

El objetivo del gobierno es alcanzar un piso de crecimiento del 8% en el PBI, pero ¿Será suficiente? Las presiones por mayor crecimiento se incrementan y el 8% pareciera ser insuficiente. Según el gubernamental China Daily: “El desbalance entre oferta y demanda (de empleos) se convertirá en algo superior a lo del año pasado debido al fracaso para crear suficientes oportunidades de empleo”. Ya se espera para el presente año que la economía china genere 12 millones nuevos de desocupados.

Las dificultades y mayores tensiones que están emergiendo, mientras la economía sigue creciendo, pondrán a prueba la capacidad del gobierno y la consistencia del modelo económico. La sintonía fina en materia de política económica se hace cada vez más necesaria. Y por si los propios problemas no fueran suficientes, los inconvenientes emergentes de la economía estadounidense comienzan a jugar.

Para China no es el momento de tomar decisiones drásticas respecto a su política de manejo de reservas internacionales. El propio Wen Jiabao, primer ministro chino, ha dicho que está “decididamente un poco preocupado” por la exposición de China al dólar, queriendo significar que su gobierno está dispuesto a seguir sosteniendo el déficit de cuenta corriente estadounidense. Sin embargo, en junio China hizo el mayor recorte en sus tenencias de títulos del Tesoro en nueve años. Esta inconsistencia entre lo que se dice y se hace en China genera importantes riesgos de debilitamiento para el dólar, aunque también genera riesgos para la continuidad del modelo económico chino.

El debilitamiento del dólar viene acompañado del riesgo de tener su correlato con el incremento en las cotizaciones de los precios de los commodities, cuya valuación se expresa en moneda estadounidense.

Pero existe un elemento más peligroso aún y se relaciona con la política cambiaria de China que, ante la necesidad de mantener su competitividad con respecto a los EEUU, interviene para mantener fijo el valor del yuan frente al dólar. En este contexto un debilitamiento del dólar implicaría también un debilitamiento del yuan con las correspondientes presiones inflacionarias emergentes de dicha situación.

Las alternativas se reducen para China. El gobierno oriental sabe que para sostener el actual modelo económico no puede “soltarle la mano a EEUU”. También es consciente que por un lado, los EEUU no tendrán durante unos cuantos meses, la fuerza suficiente como para generar la demanda que China necesita, y por otro lado, existe preocupación por la alta exposición de las reservas internacionales chinas a un dólar que no se ve fuerte en el mediano y largo plazo.

¿Vale la pena para las autoridades chinas, continuar sosteniendo este modelo? El modelo de crecimiento económico chino está dando muestras de su inconsistencia. La necesidad de generar cambios y pasar a un modelo de crecimiento apoyado en mayor medida en la demanda interna es evidente. Los interrogantes giran en torno a saber si en primer lugar, existe al menos una mínima voluntad para cambiar de modelo de crecimiento y en los riesgos que puede generar un cambio de modelo, con una mayor occidentalización de la cultura china para la sostenibilidad del modelo político chino.

Horacio Pozzo

Y para que nuestros suscriptores puedan seguir manteniéndose invertidos en Bolsa, necesitan hacerlo siguiendo las recomendaciones de nuestra nueva newsletter de inversión Valor Global, que ya lleva un 20 % de suba en 60 días y va por más. Ganar en Bolsa no es algo difícil de lograr, lo difícil es mantenerse en el tiempo. Invierta en Valor Global y podrá lograr la independencia financiera que tanto soñó. Puede encontrar más detalles aquí o contactándome a paola@latinforme.com o bien escribiendo a info@latinforme.com


AgenciaBlog