Posts etiquetados como ‘mercados’

¿La burbuja de los emergentes?

¿La burbuja de los emergentes?

¿La burbuja de los emergentes?

Las economías emergentes han dado la nota positiva en medio de la crisis. Las mismas se han mantenido al margen de la fiesta de los activos tóxicos (salvo en algunos casos puntuales y limitados) y la política económica sana que han llevado les está recompensando actualmente a través de la fortaleza y capacidad de recuperación que están demostrando.

Pero a veces hacer las cosas demasiado bien puede tener sus riesgos aunque resulte difícil de creer. Así por caso, Argentina fue ejemplo durante el último tiempo de mala conducción en la política económica y de impredecibilidad en el contexto de su economía. Ello termina siendo en estos momentos beneficioso para el país en cuanto a que se mantiene alejada del foco de los flujos de capitales que están buscando con gran intensidad, oportunidades de grandes retornos, pero que terminan generando desequilibrios y efectos dañinos a las economías que visitan.

Como les he comentado anteriormente, el daño generado por la crisis financiera internacional ha sensibilizado a todos los analistas y demás especialistas quienes ven posibles nuevas burbujas por todas partes. Ciertamente el contexto actual es propicio para la generación de nuevas burbujas y de hecho, es probable que se estén generando. En esta oportunidad desde Standard and Poor´s se advierte que se podría estar gestando una burbuja en los mercados emergentes.

Los números de lo que ha ocurrido en los mercados emergentes en el último tiempo hablan por sí mismos. Desde principios del mes de marzo el MSCI de mercados emergentes se incrementó en un 115,1%, el Bovespa lo hizo en un 82,5%, el IND S&P ASIA 50 INDEX subió un 81,1%, mientras que el CSI300 de China lo hizo en un 52,2%, para dar algunos ejemplos. A ello hay que sumarles las presiones que están teniendo las monedas de los países emergentes hacia la apreciación cambiaria y que está obligando a una fuerte intervención de los Bancos Centrales de estos países para sostener su competitividad cambiaria tal como hemos comentado para el caso de los países asiáticos en un artículo de la semana pasada ”El modelo económico asiático bajo amenaza“.

Para el economista jefe de Standard & Poor’s, David Wyss lo que ocurre es bastante claro: “Creo que podría estar formándose una burbuja en algunos mercados de acciones emergentes, no sólo en Latinoamérica, se ve el mismo tipo de patrón en Asia”.

Si uno mira lo que sucede en los mercados luego de profundos derrumbes como los que sufrieron a lo largo de la crisis financiera internacional, encontrará normal que los mismos se recuperen con fuerza en cuanto comienzan a aparecer en el horizonte señales esperanzadoras de recuperación. Ello mismo es lo que ha pasado en los mercados mundiales, pero con el agregado que se percibe un exceso de optimismo que no se justifica en lo que está ocurriendo en las economías.

Los mercados mundiales desbordan de liquidez, la cual está saliendo a la luz luego de mantenerse en resguardo de los mercados que temerosos se protegían de nuevas réplicas de la crisis. Hay que recuperar el tiempo perdido es la consigna que se está cumpliendo a rajatabla en los mercados. El optimismo de los mercados parece descontrolado: “Francamente pensaba que íbamos a ver una corrección en septiembre y octubre. Estamos a mitad de camino de octubre y aún no sucedió nada”, decía sorprendido David Wyss.

Mientras los mercados se muestran entusiastas, las economías siguen corriendo grandes riesgos. Los sistemas financieros aún no se encuentran limpios de los activos tóxicos y todavía quedan varias entidades que caerán. Las cuentas fiscales no cierran y la deuda pública sigue subiendo en el mundo desarrollado. La cooperación y coordinación de políticas para reducir los desequilibrios globales no parece estar en la mente de los gobernantes, quienes no perciben el gran riesgo que corre el dólar de profundizar su caída y el yen de dar una amarga sorpresa. Así, en medio de la euforia una escalada del precio del petróleo por la debilidad del dólar y por las continuas tensiones geopolíticas no es una posibilidad que se pueda descartar y es claramente una amenaza a la continuidad de esta débil recuperación económica.

—————La economía y los mercados van de la mano————–

El dólar está colapsando, y con él de la mano viene la suba en commodities. ¿Cuáles son las causas de la baja del dólar y cómo podemos predecir este movimiento para ganar en los mercados? Hay que comprender nociones básicas de economía y su interrelación con los mercados financieros. El curso Economía básica para inversores, acerca los elementos para comprender el funcionamiento de las economías y anticipar sus tendencias. Para suscribirse al curso, puede escribirnos a info@latinforme.com o reservar su lugar aquí.

———————————————————–

En este mundo tan confundido hasta los reconocidos especialistas plantean cuestiones diferentes. Mientras el premio Nobel Paul Krugman aconseja un nuevo paquete de estímulo fiscal que probablemente poco pueda hacer para estimular a la economía pero mucho hará seguramente para hacer más difícil de cargar la pesada mochila de la deuda al gobierno estadounidense, Nouriel Roubini sigue mirando a los bancos estadounidenses con preocupación y ya ha advertido la posibilidad de que requieran nuevos aportes de capital para continuar digiriendo las enormes pérdidas derivadas de la crisis.

Creo que tenemos que recordar que Roubini fue uno de los pocos que ha advertido con anticipación el estallido de la actual crisis, y es por este motivo que sus opiniones deben ser tenidas en cuenta. Roubini también ha opinado acerca de lo que está ocurriendo con los mercados: “Los mercados han subido demasiado, demasiado pronto y demasiado rápido”. De este mismo lado de la vereda se encuentra también el premio Nobel Joseph Stiglitz quien advierte: “Existe un gran riesgo de que los mercados hayan sido irracionalmente eufóricos”.

El pronóstico de Roubini para los próximos meses es que los mercados de renta variable y las materias primas caerán en los próximos meses debido a la decepción que va a suponer para los inversores el ritmo de recuperación económica. Lo mismo debería pasar en los mercados emergentes. ¿Pero qué nos espera si ello no ocurre?

Los miedos de los gobiernos de que se extienda la crisis los está haciendo peligrosamente permisivos para la estabilidad económica mundial en el mediano y largo plazo. Roubini refleja claramente este riesgo que se está corriendo por la actitud pasiva de los gobiernos de los países desarrollados: “Con el propósito de alcanzar de nuevo el crecimiento estable y evitar la deflación, podemos estar plantando las semillas del próximo ciclo de inestabilidad financiera”. Para las economías emergentes, debería de tomarse medidas concretas que le pongan freno al flujo de estos capitales desestabilizadores hacia las mismas.

Mientras los gobiernos de las economías emergentes deciden qué hacer frente a los potenciales riesgos de burbujas en sus mercados, el flujo constante de inversiones que sigue entrando a dichas economías puede estar alimentándolas. Ya se inyectaron más de US$ 40.000 millones en activos en lo que va del año, según datos de EPRF Global, los que han superado las liquidaciones previstas por los fondos de acciones emergentes en el 2008 y ya superaron los ingresos récord del 2007, un año en el que la mayoría de los precios de los activos alcanzó máximos.

Si bien entiendo que al menos cada economía emergente debería implementar medidas de protección, creo mucho más conveniente que a nivel del G20 se plantee esta problemática y se determinen acciones conjuntas para dejar un mensaje contundente hacia los capitales especulativos.

Por el momento el mensaje sigue siendo el siguiente: “La fiesta continúa”.

Horacio Pozzo

———OPORTUNIDAD DE INVERSIÓN———-

Los suscriptores de nuestro reporte de inversión Valor Global llevan más de un 30% de ganancia desde julio. Y usted… ¿se lo va a seguir perdiendo?

chart

Haga click aquí para suscribirse

———————————————————–

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

Una nueva burbuja en el horizonte

Una nueva burbuja en el horizonte

Una nueva burbuja en el horizonte
8 Octubre 2009 Sin dudas, la crisis nos ha dejado sensibilizados a todos. En todas partes, los analistas vemos nuevos riesgos de crisis y situaciones de inestabilidad. El mundo post crisis subprime se ve como una botella de gaseosa recién destapada; burbujeante al extremo.
El contexto global se presta a que sintamos miedo, ya que somos conscientes que quienes han sido los responsables principales de la presente crisis no han aprendido demasiado, sino que la han tomado como un “parate” en sus operaciones especulativas. Un año sabático (o un poco más), podríamos decir que se han tenido que tomar forzosamente aquellos genios de las finanzas que han ideado todo tipo de instrumentos financieros u estrategias financieras para obtener grandes beneficios. Pero ya están de regreso.

Hablábamos hace unos días del resurgimiento de las operatorias de carry trade (Carry Trade: las monedas más rentables para invertir), en su versión renovada que no solamente se enfocaban en monedas de países emergentes sino que incorporaban dentro del círculo especulativo a los commodities. También dábamos cuenta de una nueva forma de especulación a través de la titularización de seguros de vida que prometían generar un nuevo y peligroso boom en el sector financiero (Un nuevo negocio financiero en EEUU).

Pero las potenciales burbujas de esta nueva etapa continúan sumándose, porque el contexto es favorable para su generación y los especuladores no desean perder más tiempo para recuperar aquello que les llevó la crisis. Y estos temores sobre nuevas burbujas alcanzan también ahora al mercado de Fusiones y Adquisiciones (F&A), el cual se desplomó por la crisis y que supo ser muy atractivo hasta su estallido.

————INVERSIONES EN WALL STREET——–

Quienes tienen plata, aprovechan esta crisis para comprar. Como los suscriptores de nuestra newsletter de inversión Valor Global, que ya recuperaron su costo al invertir en las compañías que les recomendamos. ¿Quiere saber cuáles son? Puede probar ingresando aquí para averiguarlo. Acaban de salir las de octubre, las que ya están subiendo un 5%. No pierda más tiempo, haga click aquí para suscribirse.

———————————————————

Según el relevamiento que realiza regularmente el Citigroup (NYSE:C), hasta el mes de julio las operaciones anunciadas en el mercado de F&A alcanzaron un valor de US$ 1 billón (esto es, unos 680.272 millones de euros), un volumen que es un 40% inferior al observado en el mismo período del año pasado y un 60% menor al del 2007.

Con las economías en recuperación, el regreso de la confianza en las perspectivas económicas, tasas de interés de referencia en niveles mínimos históricos y mercados financieros que están saliendo de su situación de estatismo y están comenzando a generar financiamiento, las F&A comienzan a acelerarse nuevamente.

“Aunque los precios de las acciones se han recuperado desde el año pasado, todavía estamos muy lejos de los precios de hace 18 meses, lo que hace pensar que hay ciertas oportunidades”, decía Luis Riesgo, socio director de Jones Day Madrid. Está claro que aún una buena parte del sector corporativo se encuentra infravalorado como consecuencia del impacto de la crisis, pero la rapidez de recuperación que están observando las cotizaciones, hacen pensar en la posibilidad de que no se tarde mucho en eliminar las oportunidades existentes en los mercados. Es por eso que por la misma dinámica del mercado se puede llegar a la sobrevaloración de las compañías que continuarán de todos modos con el proceso de F&A en un contexto de liquidez en aumento a medida que el sistema financiero se anime a prestar más, al tiempo que los Bancos Centrales, preferirán seguir pisando el freno en las tasas de interés por temor a interrumpir de manera impopular una recuperación muy ansiada por los gobiernos.

A pesar de los temores en torno a una posible nueva burbuja, detrás del mercado de Fusiones y Adquisiciones existen compañías que persiguen ambiciosos planes de expansión global para aprovechar las oportunidades que los cambios en la economía mundial están generando. Dentro de las compañías más aventureras en este nuevo mundo de F&A, las estadounidenses se han mantenido al tope de la actividad. Mark Barnes, ejecutivo de KPMG se refería así a la performance observada en las compañías estadounidenses en el primer semestre del año: “Aunque las empresas estadounidenses se han visto fuertemente afectadas por la desaceleración económica, su continua disposición para ingresar a los mercados emergentes dan señales de su comprensión de que la presencia internacional es clave para una empresa del siglo XXI”.

Según KPMG, las empresas estadounidenses realizaron 88 adquisiciones en mercados emergentes o de rápido crecimiento, principalmente en Europa Central y del Este, seguido por China, cifra inferior a los 122 acuerdos alcanzados en el segundo semestre del año pasado, cuando China era el mayor país para este tipo de acuerdos.

A pesar de la caída en el primer semestre del año, la tendencia muestra signos de reversión en las F&A e incluso, hasta se están observando movimientos de empresas importantes como Kfrat (NYSE:KFT) que ofertó para adquirir Cadbury (NYSE:CBY), Deutsche Telekom (NYSE:DT) por Sprint Nextel (NYSE:S). También recibió ofertas de compra National Express, se está avanzando en la esperada fusión entre Iberia y British Airways y se hizo público el interés de fondos soberanos por eléctricas como Areva o AES Corporations (NYSE: AES). La lógica indicaría que en este período de recuperación, lo normal sería ver F&A de empresas de tamaño medio dadas las dificultades de financiamiento para realizar grandes adquisiciones.

No hay un único motivo que esté llevando a las compañías a evaluar la posibilidad de una fusión o realizar una adquisición. La motivación de unirse al rival puede ser una necesidad para sobrevivir. Como les comenté, la crisis ha desplomado en muchos casos, de un modo injusto los valores de las compañías, afectando en varios casos, la salud financiera de las mismas por lo que muestran una mayor disponibilidad a ser adquiridas o están evaluando la venta de activos no estratégicos para reducir deuda y reforzar el negocio. Hay empresas que en estos momentos están a la búsqueda de estas gangas buscando garantizar el crecimiento en un entorno de márgenes cada vez más reducidos.

William Davies, de Threadneedle anticipa algo que ocurrirá en el mercado: “Las complicadas condiciones operativas hacen prever que muchas compañías con problemas pero con activos interesantes se conviertan en objetivos de sus rivales”.

Para Azad Zangana, economista europeo de Schroders, las compañías están con mayor oxígeno como para salir de compras: “Las empresas se encuentran en una situación más holgada después de meses de desapalancamiento. Los ajustes ya se han hecho en gastos. Ahora toca mirar al futuro y las fusiones son una forma de dar impulso a la actividad”.

Para José Urquiza, director de desarrollo de negocio de Mercer, el mercado tropieza con la dificultad de determinar el valor de una compañía luego de una situación de crisis como la vivida: “En situaciones normales es fácil analizar el valor de la empresa y las expectativas de crecimiento pero hoy con el consumo cayendo y las batallas de precios es difícil”.

Más allá de las dificultades observadas, el mercado de F&A tiene todo para recuperarse y crecer con fuerza. Los banqueros centrales ya han manifestado que mantendrán las tasas al menos por lo que resta del año. La política ascendente de tasas no parece que vaya a iniciarse en breve e incluso se puede esperar que sea suave, por lo que la economía global vivirá de un período de gran liquidez que estimulará aún más a este mercado. El riesgo de sobrevaloración de las compañías estará presente y no será un riesgo despreciable. ¿Quién se encargará de disciplinar al mercado?

Horacio Pozzo

—————La economía y los mercados————–

El real brasileño se ha apreciado con fuerza en lo que va del año . La extraordinaria recuperación de la economía de Brasil predecía lo que iba a ocurrir con la moneda brasileña . ¿Le gustaría conocer las futuras oportunidades de inversión de manera anticipada descifrando la información que nos brindan las economías? Para comprender como la economía determina los grandes movimientos de los mercados, le ofrecemos el curso Economía básica para inversores, el cual le brindará los elementos elementales para comprender el funcionamiento de las economías y anticipar sus tendencias.

Precio promocional hasta el 23 de octubre: US$150. Más detalles aquí .

——————————————————————–

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

Cómo ser un trader exitoso

Cómo ser un trader exitoso

Cómo ser un trader exitoso

Hay un viejo chiste que dice que el modo de amasar una pequeña fortuna en mercados, es comenzar con una grande.

Muchos grandes traders de la historia se han fundido y creado fortunas más de una vez. Fundido por no aprender a controlar las emociones. Pero fueron grandes, porque supieron -en su rol de traders- descubrirlas, reconocerlas y fundamentalmente anularlas.

Existe una realidad que muchos desconocen, cuando le echan la culpa al mercado, porque no sigue una tendencia “lógica” según los datos o perspectivas “esperadas” por los inversores. Sobreviven los que se adaptan a la tendencia, no los que pretenden que la tendencia se adapte a ellos.

Es que quien decide sobre nuestras ganancias o pérdidas no es el *mercado* sino nosotros, es decir nuestro approach al mismo. Cuantas veces escuchamos rigideces bursátiles semejantes a: “el mercado está equivocado”, “esta acción no tendría que haber bajado sino subido”, “el mercado está haciendo al revés de lo que debería hacer”.

Es como arriesgarnos a cruzar una barrera baja y esperar al tren que nos arrolle si no tenemos la capacidad mental suficiente para no entrar en pánico y cruzar las vías sin paralizarnos al darnos cuenta del error.

Y enfrentar la debida acción: la equivocación debe dar lugar a su reparación inmediata (cerrar las posiciones de pérdida) contando con la aptitud mental necesaria para soportar el fracaso y la pérdida, algo que no muchos están psicológicamente dispuestos a permitirse. La diferencia entre un buen y un mal trader será que el primero tomará esa acción como rutinaria, una más, un beneficio y al mismo tiempo una pérdida, pero acotada dentro de ese universo de 30-40 % de fracasos a los que toda operatoria en mercados obliga para un trader capacitado en manejo de herramientas secundarias (fundamentals, technicals, astrológicas, o lo que la imaginación dé) y el segundo no verá más que la frustración en esa operación puntual, como la prolongación de su fracaso personal que lo ahogará en un océano dentro de un remolino de baja estima y pérdida de control personal.

Tenemos que estar muy atentos a otro aspecto: muchos individuos se sienten más cómodos dentro del fracaso que del éxito, porque es algo que pueden controlar, frente a un éxito que idealmente puede ser ilimitado. Es como el efecto de comprar una acción o venderla en descubierto: mi ganancia puede ser ilimitada al alza, y mi pérdida limitada (menos de cero no puede bajar) a la baja. El fracaso es manejable, controlable, alguien se puede boicotear para que el fracaso se instale en su vida. Basta tomar una sola decisión o proceder, para cerrar una puerta. El éxito depende de muchos otros factores, no sólo de mi capacidad en buscarlo. Y es ese boicot al éxito el que muchos individuos buscan para sentirse en control de sus vidas. Por eso, más que un curso de inversión y métodos de trading, recomiendo muchas veces una visita al terapeuta. Al igual que los gordos: éstos no necesitan de nutricionistas, sino de psicólogos para perder masa corporal.

Según narra Robert Koppel en “The Outer Game of Trading”, el ex presidente del Chicago Mercantile Exchange y fundador de los futuros financieros, Leo Melamed, se fundió tres veces; el trader de derivados y ex-Director del Chicago Board Options Exchange Tony Saliba (“Me dijeron al comienzo de mi carrera que mi primer pérdida sería mi mejor pérdida, y no lo entendí”), contempló suicidarse, Pat Arbor, ex director de CBOT se alejó por un año de éste… Y el “Plunge Boy”, el indiscutido gran shorteador de la historia, Jesse Livermore, el gran maestro de traders de todos los tiempos, perdió todo más de una vez y rehizo fortunas.

El modo de reaccionar ante la adversidad, ante hechos inesperados, ante la presión, ante el éxito; la determinación de carácter, la disciplina, las grietas o fortalezas emocionales, la relación personal con el dinero, el manejo del riesgo, los alcances del ego, determinarán en gran medida nuestro éxito o fracaso en la operatoria de mercados.

La mejor forma de acceder al éxito, al menos del lado psicológico en los mercados financieros es… perdiendo. La primer experiencia que se necesita para invertir es la de la pérdida, del fracaso, de la adversidad. Contar con una buena dosis de humildad, ya que los mercados sino nos humillarán. Muy frecuentemente.

No hay nada más devastador para un trader, especulador, que perder dinero operando. Pero hay algo que es aún peor: y es el ganar frecuentemente, y para el que se inicia en mercados: el arrancar con una ganancia. Porque eso generará un exceso de confianza y tenderá a minimizar las dificultades y necesidad de estudio y experiencia (que nunca es suficiente en mercados) que deben ser incesantes en la carrera de todo trader.

El escritor y filósofo suizo del siglo XIX, Henri-Frédéric Amiel pensaba acertadamente que el destino tiene dos maneras de herirnos: negándose a nuestros deseos y cumpliéndolos. ¡Qué buena aseveración! Este buen hombre… ¿no habrá sido trader?

El catalizador de la destrucción de un trader, es muy recurrentemente el ego, según el trading coach Ray Kelly. Nos hace sentir omnipotentes, expertos, nos permite bajar la guardia y evaluar menos la viabilidad de las operaciones, evaluar menos el riesgo, la lógica; embriagarse con las mieles del ego es la peor experiencia que como trader se puede experimentar.

Pero lo vital, es ser psicológicamente “apto”, esa aptitud que exige todo mercado para operarlo exitosamente, es decir lograr desprenderse de las dos únicas cosas que llevan a la gloria o al fracaso al trader: la ambición y el miedo. Despojarse de esas emociones: sacarse la camiseta humana y ponerse la mecánica, la de la lógica, frente a la pantalla. Sin transpirar frente a un error, ni excitarse y endiosarse frente a un acierto. Es difícil. Pero lo único que nos mantiene y protege como traders. El resto es totalmente accesorio, el mercado siendo 80% psicología (propia) y 20% habilidad, técnica y conocimiento.

Se han hecho estudios comparativos de la maestría que debe tener un trader y se llegó a la conclusión de que es comparable a la concentración y capacidad para reaccionar en fracciones de segundo que tienen profesiones de alto riesgo como la aeronáutica o militar.

Los pilotos pueden ser excelentes traders aún sin casi conocer nada de mercados. Un piloto de una aerolínea local me comentaba una vez acerca de lo que ellos llaman “Situation Awareness” (SA), es decir “conciencia de la situación” que ante cualquier imprevisto en la nave, deben de reaccionar inmediatamente de lo contrario el desenlace puede ser fatal.

Esto hace referencia a la percepción y comprensión que el piloto debe tener de los elementos externos, donde el flujo de información es alto y la condición de continuación o interrupción de esos elementos en el tiempo y espacio puede determinar un vuelo seguro o un accidente aéreo. Una falta de SA puede generar una mala decisión y traducirse como “error humano” cuando un contratiempo o accidente aéreo ocurre.

Los desenlaces generados por los descuidos y falta de reacción inmediata, son distintos para cada profesión. En una se puede perder la vida, en la otra algo más que dinero.

Hasta la próxima,

Paola Pecora

Paola Pecora es analista internacional de mercados, y es la Editora en Jefe de Latinforme.com y de Valor Global , el reporte de asesoramiento en inversiones mensual, que apunta a inversiones con fuerte potencial alcista en Wall Street.

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

Un fuerte jugador está comprando oro, sepa quién es y cómo acompañarlo en las ganancias

Un fuerte jugador está comprando oro, sepa quién es y cómo acompañarlo en las ganancias

Un fuerte jugador está comprando oro, sepa quién es y cómo acompañarlo en las ganancias

El oro es considerado un activo seguro contra la incertidumbre económica, tanto entre inversores con aversión al riesgo, como entre aquellos que buscan balancear el riesgo accionario con una dosis del commodity en sus portafolios.

El precio del oro se está disparando, acercándose a la marca psicológica de US$ 1.000 la onza, y acercándose al máximo anterior de US$ 1.007,20 el 20 de febrero de este año, con un Dow Jones debajo del nivel clave de los 7.500 puntos. Recordemos que el máximo histórico había sido de US$ 1.030 en marzo del año pasado.

El martes 2 de septiembre el oro contrato diciembre volvió a acercarse al nivel de US$ 1.000 en el New York Mercantile Exchange (NYMEX). El oro sube así un 5% en los últimos tres días, de la mano de un S&P500 que caía un 5%. La ecuación encajó perfecto esta vez, reforzada por un índice de volatilidad (VIX) que subía un 20%, llegando al nivel de 29,57 el miércoles 2.

La mirada bullish está nuevamente posándose sobre los precios del oro, y éstas serían algunas de las posibles causas:

1) El mes de septiembre suele ser un buen mes para el oro, porque llega la temporada de casamientos en la India, momento en que la demanda en joyería se dispara.

2) La cumbre de ministros de Finanzas del G20 a realizarse en Londres hoy y mañana, donde se discutirán métodos de estabilización del sistema financiero mundial. “El oro estará en el centro de la escena… si el G20 no da una indicación concreta de reformas financieras para superar esta crisis, los inversores retornarán masivamente al oro” decía AP.

3) Dudas acerca de la reactivación económica mundial. Ciertos economistas no ven aún una reactivación en Estados Unidos, y temen que los brotes verdes no sean más que yuyos de ese color. Acaba de salir el número del desempleo en EEUU llegando a un máximo en 26 años, del 9,7% (9,4% en julio).

Anticipándonos a lo que los medios de comunicación probablemente digan en unas semanas, habremos ya cubierto nuestro portafolio con un commodity que sube fuertemente cuando hay incertidumbre en los mercados bursátiles.

Los planes de estímulo en EEUU lograrán hacer colapsar al dólar en la medida en que la Reserva Federal no llegue a tiempo ni en la forma adecuada para esterilizar tanta oferta monetaria. El destino del dólar muy probablemente sea a la baja, y cuando esto sucede, el oro vuela.

“Esto está anticipando que el escenario accionario alcista, del que muchos descreían se está agotando, y mucha gente está invirtiendo su dinero en oro para balancear sus portafolios”, señaló Adam Klopfenstein, estratega senior de derivados de Lind-Waldock, a Reuters.

4) China está incentivando la compra de oro y plata, nada menos que por televisión. Población china: 1.300 millones de habitantes. Si cada televidente comienza a comprar cantidades mismo mínimas de oro, no es difícil de imaginar qué puede pasar con el commodity. El Thunder Road Report, de Paul Mylchreest, ex-analista de commodities de varios bancos de inversión, hace referencia a que la Televisión Central China (la mayor compañía estatal de TV) está emitiendo un programa de noticias en el que explica al público en general, lo fácil que es invertir en metales preciosos, tanto oro como plata y que representan excelentes oportunidades para ganar dinero.

(Robert Kiyosaki, autor de “Padre Rico, Padre Pobre” se subió a esta noticia y comenzó a explotarla, recomendando inversiones en plata).

El anuncio chino dice algo así: “Lingotes de 500g, 1kg, 2kg y 5kg con una pureza de 99,9% están disponibles para su venta”.

Un significativo avance, siendo que hasta hace unos años, el comercio de oro estaba estrictamente controlado. El reporte da cuenta de que cada banco venderá a particulares lingotes de oro y plata en cuatro tamaños distintos, y todo lo relativo al oro está gozando de una popularidad muy fuerte en China.

De este modo, los chinos quienes eran los menores consumidores per cápita de oro a nivel mundial, hoy tienen una demanda del metal que probablemente exceda la de India que ha representado durante varios años el mayor mercado mundial. Los chinos están disfrutando de niveles de vida muy superiores al pasado, se han estado volcando fuertemente a los mercados, y es de esperar que la fiebre inversora se vuelque ahora al oro en forma masiva.

¿Pero cuál es el motivo del gobierno chino para estimular las compras de oro en su población a niveles masivos? Se especula con que el país asiático estaría por transformar gran parte de sus reservas en oro. Y su Banco Central, ha, durante este año, estado duplicando sus reservas del metal.

Con una producción mundial de oro en bajos niveles como estamos viendo, un leve aumento en la demanda china lograría disparar los precios del metal.

Una emisión de 60.700 unidades de tres monedas de oro por parte del Banco Central Chino a lanzarse el 16 de septiembre en conmemoración del 60 aniversario de la República China, refuerza simbólicamente esta política china (foto).

5) El VIX disparándose en sintonía con una mayor incomodidad inversora en estos últimos días que refleja dudas acerca de la recuperación económica mundial.

6) Factores técnicos: observando los gráficos, vemos que los precios del oro están reflejando una mayor demanda, acompañada por mayores volúmenes y un patrón técnicamente alcista, manifestando gaps y rompiendo con la lateralización de precios experimentada durante los últimos dos meses y medio.

chart

Varias razones para explicar ex-post lo que en los gráficos parece ser un éxito indiscutido entre analistas técnicos: la rotura del triángulo de consolidación desde el inicio del año.

Si el oro sube por encima de los US$ 1.000, lo comprobaremos en los próximos días. Nadie querrá quedar fuera del rally que vendrá. Asegúrese de poseer algo.

Hasta el próximo viernes,

Paola Pecora

Paola Pecora es la Editora en Jefe de Latinforme.com y de Valor Global, el reporte de asesoramiento en inversiones mensual, que apunta a inversiones con fuerte potencial alcista en Wall Street. Para información relativa a cómo acceder al portafolio de Valor Global, y cómo poder aprovechar esta suba del oro, haga click aquí.

—–OPORTUNIDAD DE INVERSIÓN—-

Wall Street bajó un 5% en tres días ¿Usted aprovechó esta baja en los precios de las acciones para comprar? Aprovéchela con nosotros y suscríbase ya a nuestro reporte de inversión Valor Global ¡Comience a ganar con nuestras recomendadas de septiembre que salen mañana!

Más cuatro reportes para invertir sin riesgos:

1)Curso de inversión

2)Cómo invertir en la Bolsa de EEUU

3)Los mejores agentes de bolsa en Internet

4)Cómo abrir una cuenta por Internet para comenzar a invertir

Costo total del paquete US$ 150 por año (varias veces recuperado por las ganancias del portafolio de Valor Global).

Ingrese aquí para saber más

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

No hay como Wall Street para ganar dinero

No hay como Wall Street para ganar dinero

No hay como Wall Street para ganar dinero “Compre cuando los precios están bajos y mantenga sus acciones… La gente parece no entender estos simples principios.No compran cuando los precios están bajos. Les temen a las ofertas.” J. Paul Getty

Anoche en el programa de CNBC “The Billionaire Next Door”, un televidente desafió a Warren Buffett: le dijo que la estrategia de “buy and hold” (comprar y mantener) ya no servía en estos tiempos. La respuesta de Buffet fue que poseía acciones de empresas desde hacía 40 años y tan mal no le había ido. Pero claro, no mencionó que se perdió todo el rally tecnológico de la era dot com, pero sí admitió haber cometido errores como haber comprado ConocoPhillips (NYSE:COP) en el tope del precio del crudo, commodity que él seguía viendo alcista, habiendo tocado los US$ 140. De todos modos, su estrategia sea cual fuere (información confidencial, visión estratégica, información corporativa, suerte o lectura de los ciclos lunares) le ha reportado el erigirse como uno de los referentes indiscutidos a la hora de señalar a las grandes fortunas derivadas de los mercados bursátiles.

Señaló también que por más de que la economía no esté dando signos de vida en Estados Unidos, no significa que los inversores deban estar apartados del mercado accionario para el largo plazo.

Es que no ha habido mejor momento para hacer dinero en Wall Street que ahora. El gobierno de Estados Unidos está tomando dinero prestado del mundo (China mayormente) y descargándolo en su economía.

Las empresas están racionalizando estructuras y recortando costos, luego de haber vivido la vida fácil del crédito y el dinero abundante. Un ciclo exagerado de capacidad y abundancia, que como todo ciclo debe dar paso al siguiente. Y la etapa que vivimos hoy es de contracción y minimización de costos.

Aunque determinadas instituciones financieras hayan extendido excesos y seguido premiando a directivos que llevaron a sus instituciones a quedar al borde de caer, porque siguen viviendo del dinero gratis, es decir del Estado y sus contribuyentes. Pero fuera de ese sector, la reducción de costos se hace evidente. Cierre o ventas de unidades de producción, reducción de personal, de gastos, harán que el día de mañana, estos factores obligadamente deban revertirse, y quien esté invertido en el mercado bursátil, esperando al acecho capitalizarlo.

“No esperen a comprar acciones cuando la economía mejore. Para ese momento, se habrán perdido las mayores ganancias de las acciones”, dice Buffett.

Un chiste: una persona le pregunta a Dios por qué en su vida no le ha hecho ganar la lotería. Y Dios le pregunta por qué no ha al menos comprado un billete de lotería.

Lo mismo ocurre en el mercado. Se puede generar dinero de diversas formas: recolectando dividendos, apostando al crecimiento de empresas, arriesgando capital en especulación, generando una renta fija por mes, el mercado lo hace todo por nosotros. Pero tenemos que esforzarnos en determinar el momento justo para el producto justo en el momento de mercado que nos encontremos.

Y eso es lo que estamos logrando en nuestra newsletter de inversiones Valor Global. Encontrando los productos de inversión que se adecúen al momento, y que se adapten a los tiempos que corren, y muy especialmente, que estén construyendo futuro. Empresas de las que todos dependamos en nuestra vida diaria, de las que no podamos dejar de depender para nuestra susbsistencia. Muchas de esas empresas están hoy de oferta en la Bolsa de Estados Unidos.

Hoy todo es mucho más accesible que hace dos años. Es difícil resistir a la tentación, y no intentar emular a Warren Buffett, que ha hecho su multimillonaria fortuna ingresando en los momentos justos de mercado.

Uno de los tips de Buffett para ganar dinero: “Siempre fíjese cuánto la persona que quiere venderle algo está ganando.” Valor Global lleva un 20% de suba desde su lanzamiento, hace apenas dos meses.

El mejor momento para invertir en Wall Street: +20% en 60 días

¿Quiere saber dónde invertir su dinero?

Puede ingresar aquí para averiguarlo y comenzar a invertir en las nuevas recomendadas de agosto. ¡Ya llegan las de Septiembre!

Escríbame a paola@latinforme.com para mayores detalles.

Hasta el próximo viernes,

Paola Pecora

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

Mercado y psicología de masas, cuándo comprar y cuándo vender

Mercado y psicología de masas, cuándo comprar y cuándo vender

Mercado y psicología de masas, cuándo comprar y cuándo vender Por Paola Pecora

“Si usted no está seguro de si estamos o no en un bull market, eso es indicativo de que estamos en un bear market rally”, dijo esta semana Mark Konyn, jefe de inversiones de RCM Asset Management al Wall Street Journal.

Si alguien hubiera hecho esa pregunta en el techo del rally a inicios de junio, los participantes de mercado hubieran afirmado “es un bull market” (un mercado en alza), tanto desde el punto de vista económico como técnico ya que las noticias habían comenzado a ser más alentadoras desde marzo, luego de soportar una profunda y feroz baja en 2008 que devoró la mitad del valor de los índices en la Bolsa de Valores de Estados Unidos. Y las malas noticias comenzaron a tomarse con más optimismo en ese período, como se suele dar en tendencias alcistas: se potencian las buenas noticias y se minimizan las malas.
Durante rallys alcistas o burbujas, se da una atmósfera de optimismo bursátil a veces sin causa ni razón, en que una empresa como Microsoft podría decir que sus ventas bajaron a cero y la acción subir aceleradamente.
Previo a la suba iniciada en marzo de este año, el mercado estaba fuertemente sobrevendido y reaccionó como quien tira demasiado de un elástico, y en algún punto ese elástico recupera posiciones corrigiendo esa tirantez inicial. Es muy difícil poder determinar el fin de una sobreventa o sobrecompra en los mercados de valores. Una serie de herramientas pueden ayudar a estimar posibles cambio de tendencia, pero hay que tener en cuenta que el mercado puede seguir sobrevendido o sobrecomprado por mucho más tiempo, y nosotros fundirnos jugándole en contra a alguna de esas dos condiciones. Y esto obedece a determinadas causas.

La psicología de masas va desde la negación en el piso del mercado al excesivo optimismo en el techo.
Cuando el mercado sube, la prensa comienza a contarnos las causas de esa suba con lujo de detalles y se comienzan a proyectar escenarios cada vez más positivos, donde el optimismo reinante logra que las malas noticias, que antes lograban tumbar a los mercados, pasen inadvertidas o casi, sin provocar los efectos devastadores del pasado durante la tendencia bajista. Cuando ese optimismo instaurado en el mercado, en que a los participantes les hacen creer que las vacas rosas vuelan, se expande, y estamos todos convencidos de esa premisa, cuando estamos todos comprados en acciones y no tenemos a nadie que quiera desprenderse de sus valores (en sentido figurado), es que el mercado está listo para revertir tendencia y comenzar a bajar.
Y lo mismo ocurre en períodos de baja. Cuando el mercado cae, y los mínimos son cada vez más bajos y el pesimismo se vuelve cada vez mayor, salen los medios de opinión masivos y los analistas a advertirnos y contarnos los por qués de esa baja, las razones de su profundización y las proyecciones catastróficas de continuación de baja. Hasta que el sentimiento negativo nos invade a todos, el terror se instaura, nadie compra, todos venden, mercados en piso y nuevamente el mercado está listo para revertir su tendencia de bajista a alcista.
Para que el mercado cambie inequívocamente de tendencia alcista a bajista, debe estar comprado con todos los inversores optimistas esperando mayores subas y cuando va de bajista a alcista, es porque el mercado está vendido y el ánimo inversor es fuertemente negativo.
Y uno de los primeros signos de que la tendencia se agota es la interpretación de las noticias por los participantes de mercado. A medida que las buenas noticias no son aceptadas con el mismo optimismo que durante la tendencia alcista y las malas noticias por el contrario son rigurosamente escuchadas por el mercado, es porque la tendencia revirtió y comienza la baja, como señalábamos en “Wall Street: ¿Fin de rally?”

Y en esta psicología de masas se basa el Análisis Técnico, que no es ni más ni menos que la interpretación y el estudio de los precios y volúmenes en los gráficos de los mercados financieros. La base de este análisis es descubrir la diferencia de poder entre los bulls (alcistas) y los bears (bajistas) y seguir esa diferencia con nuestros ahorros. El mercado es como una encuesta de opinión, que reflejará las voluntades de sus participantes individuales que a nivel agregado moverá al mercado hacia una u otra dirección.

“El precio es un evento psicológico, un balance de opinión momentáneo entre alcistas y bajistas. Los precios son creados por masas de traders, compradores y vendedores e indecisos”, dice Alexander Elder en su libro Trading for a Living.
Y los volúmenes grafican la aceptación o la falta de aceptación de los inversores de un determinado precio para un valor. El recorrido formado por esos precios graficarán una tendencia, que reflejarán la psicología de masa de los mercados y que puede ser obviamente de suba, de baja, pero también de lateralización, es decir precios que se mantienen en un rango por un determinado lapso. Por esto es muy útil observar estos patrones de precios que se van formando, porque en esa intensidad de movimientos radica el sentimiento inversor y su psicología. Recordemos que sólo dos variables hacen mover a los mercados: el temor y la ambición. El temor hará que me desprenda de todos mis activos durante una baja y pánico generalizado, y la ambición me llevará a acumular cada vez más de esos valores durante la suba. El temor hará que haya más oferta, y la ambición más demanda a un determinado precio. No hay que cometer el error de señalar como muchas veces se escucha en el mercado: “Hay más compradores que vendedores”. Cada acción que opera en el mercado tiene un comprador y un vendedor. Para que la transacción se realice, debe haber una misma cantidad de acciones que se compren y se vendan. La razón detrás de aquella afirmación de mercado, es que una acción se mueve al alza por la oferta y la demanda. Para que una acción suba lo único que hay que hacer es comprar todo lo que el mercado ofrezca a un determinado precio, luego comprar más al precio mayor siguiente en que otros vendan. La razón es que para cada acción hay sólo una cantidad limitada de acciones en venta a un determinado precio. Si la acción está en suba por buenas noticias, entonces los compradores barrerán con todo lo que el mercado ofrezca a cada nivel de precio, lo que impulsará esa acción al alza.

Veamos cómo se han ido desarrollando los hechos pre y post inicio de este último rally alcista en Estados Unidos:

– Bush Jr. firma en febrero de 2008 el primer plan de estímulo por US$ 167.000 millones para evitar que la economía estadounidense caiga en recesión, momentos en que el mercado estaba inserto en una tendencia bajista desde octubre de 2007 y que lo llevó luego a perder un 50% de su valor. Bush decía “Evitaremos la recesión”. El mercado no reaccionó a la buena noticia y profundizó su caída en 2008.

– El 10 de marzo de 2009 (Llegó el cartero y salvó a Wall Street ). Es el día de cambio de tendencia, en que el S&P 500 venía de tocar los mínimos de 1996, en 666 puntos dos ruedas antes. El mercado reacciona positivamente a la carta del CEO del Citigroup, Vickram Pandit.
El New York Times decía el 10 de marzo: “Esperanzas de que a lo mejor, apenas a lo mejor, los bancos del país en apuros están mejorando, desencadenó un rally impresionante en Wall Street, que dejó a los inversores un poco aturdidos pero que ha dejado a muchos expertos advirtiendo que este rally, como muchos otros antes, podría fallar tan rápido como comenzó”. El mercado no falló tan rápido como comenzó, y el S&P 500 ganó en tres meses 290 puntos, un 43%, yendo de 666 a 956 puntos. (Negación del piso y cambio de tendencia en pleno negativismo).

-11 de mayo: las ganancias empresariales de Estados Unidos cayeron un 36% en el primer trimestre, sin embargo las noticias llegaban alentadoras: la mayoría de las compañías del S&P 500 reportaron resultados mejores a lo esperado. Del 85% de las compañías del S&P 500, un 65% superó expectativas. Se acaba el rally alcista y el mercado comienza a lateralizar.

-19 de mayo: el economista Paul Krugman anuncia salida de recesión hacia agosto de 2009. Tope de mercado.

-8 de junio: Obama promete la creación de 600.000 puestos de trabajo en un lapso de 100 días. No hay reacción en el mercado: el S&P500 apenas escala un 1% para luego desplomarse un 8,5%.

– El 26 de junio de 2009 se conocen tres datos positivos: el gasto de los estadounidenses se incrementó un 0,3% durante mayo, y los ingresos un 1,4% durante el mismo mes. Los ingresos superaron las expectativas y representaron la mayor alza en el último año. También la confianza del consumidor estadounidense volvió a marcar una tendencia alcista en junio según el indicador de Reuters y la Universidad de Michigan (70,8 puntos, mayor nivel desde febrero de 2008, y superando las expectativas del mercado en 69 puntos). El S&P 500 sube un 1% en tres días para luego bajar un 6,5% en lo que va de julio. Noticias positivas que comienzan a pasar inadvertidas.

Keynes dijo: “Cuando los acontecimientos cambian, yo cambio de opinión, ¿y usted qué hace, señor?”
Hasta el próximo viernes,

Paola Pecora

Oferta Lanzamiento Especial

Nueva newsletter de inversiones, Valor Global : qué comprar qué vender.
Nuestra analista de inversiones Paola Pecora junto a su equipo de research nos dan las recomendaciones mensuales acerca de las compañías en que invertir en este escenario difícil para los mercados. Viene con varios reportes gratuitos para aprender a invertir y guiarnos para invertir mejor nuestros ahorros. No se quede afuera, lanzamiento limitado.

Ingrese aquí para seguit leyendo »

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

Los riesgos de la devolución del TARP

Los riesgos de la devolución del TARP

Los riesgos de la devolución del TARP

¿Por qué tienen tanto interés las entidades bancarias estadounidenses auxiliadas por el gobierno estadounidense en devolver lo recibido? ¿Por qué no tiene interés el Tesoro de los EEUU en que lo hagan?Las entidades bancarias presionaban, y el Departamento del Tesoro con Timothy Geithner a la cabeza, no tuvo demasiadas alternativas. El Departamento del Tesoro acaba de autorizar a diez de las mayores entidades bancarias del país a devolver un US$ 68.000 millones en fondos federales del rescate realizado hace tan solamente ocho meses atrás.

——————– Adelanto Especial LATINFORME ———————

***¿Dónde está China invirtiendo su dinero ahora? En una alianza estratégica con una empresa sudamericana que les reportará a ambos fuertes ventajas a corto, mediano y largo plazo. ¿Cuál es esa empresa? Ya pronto se lo revelaremos. Esté atento a los próximos avances en LATINFORME DIARIO, donde detallaremos la próxima oferta lanzamiento del reporte en que anunciaremos el nombre de esta empresa y otras que se beneficiarán con el gigante asiático. Pero no son promesas chinas ni argentinas. Esta alianza ya está en marcha y esta empresa ha encontrado justo lo que estaba necesitando para impulsar fuertemente su producción. Hay que invertir ya en esta compañía antes de que la noticia sea ampliamente conocida.***

—————————————————————–

No es que estas entidades devolverán dicho dinero por respeto a los contribuyentes que son los que en definitiva lo han aportado. El rescate tenía su costo para los bancos (incluso, el costo de estar marcados por la ayuda misma). Costo demasiado elevado y que no representaba un negocio para los mismos. A pesar de que en su momento, estos fondos resultaron de gran ayuda, y es por ello que las entidades lo recibieron de buena manera, esta ayuda imponía una serie de limitaciones que no eran del agrado tales como limitaciones en los mecanismos de compensación a los ejecutivos bancarios (que les dificulta el mantener los talentos), la contratación de empleados extranjeros y los límites en determinados gastos.

Como venimos hablando desde hace varios días, los mercados están percibiendo el final de la crisis financiera internacional y no son pocos los movimientos estratégicos que estamos observando para lograr aprovechar plenamente los beneficios de la recuperación y reposicionarse en el mercado.

Los US$ 68.000 millones son una porción del total de ayuda brindada al sector por parte del gobierno estadounidense en el marco del Programa de Alivio de Activos en Problemas (TARP por sus siglas en inglés). Según Europa Press, más de 600 bancos de los EEUU participaron en el programa, recibiendo del gobierno US$ 199.000 millones.

Vale mencionar aquí que 22 de las más pequeñas entidades ya han devuelto los fondos recibidos en su momento, aunque ello no haya sido difundido. Las entidades bancarias buscan deshacerse cuanto antes de este “salvavidas” que al mismo tiempo se transforma en un obstáculo para aprovechar las oportunidades que la recuperación económica ofrece.

Francesco Guerrera y Greg Farrell hacen un interesante análisis para El Cronista en donde plantean: “En lo que respecta a la ayuda del gobierno, estar entre los bancos que ya no cuentan con esa ayuda -un grupo que incluye a JPMorgan Chase (NYSE:JPM), Goldman Sachs (NYSE:GS) y Morgan Stanley (NYSE:MS) – representará una ventaja significativa en relación a las entidades que siguen manteniendo esos fondos, como Citigroup (NYSE:C) y Bank of America (NYSE:BAC)”.

Si lo que pretendían las entidades bancarias con esta movida era el reconocimiento del mercado, no fue eso lo que lograron. Ayer las acciones de Goldman Sachs perdieron un 1,76%, las de JPMorgan Chase, perdieron un 1,19% y las de Morgan Stanley cayeron un 1,72%, todas alcanzando su menor nivel en la semana. Parece que la primera reacción del mercado es castigar a estas entidades por la toma de un riesgo innecesario que limita su capacidad de crecimiento en lo inmediato.

La pregunta que cabe hacernos aquí es si esta diferenciación es positiva o no. Generalmente los reguladores hacen sus mayores esfuerzos por lograr que se haga evidente la diferencia existente entre entidades buenas y malas. Ello incentiva a las no tan buenas a esforzarse por mejorar. Sin embargo, en este caso no parece ser este tipo de diferenciación que se pretende, un resultado buscado.

Que exista una peligrosa diferenciación entre entidades es algo que no resulta del agrado para el gobierno y es por ello que en un principio se quería evitar. El gobierno sabe que se corre el riesgo adicional de afectar negativamente a las entidades que mantienen la ayuda del gobierno. El mercado podría interpretar que la situación de estas entidades implica problemas adicionales que les impide imitar una acción liberadora de la mirada controladora del Tesoro estadounidense.

Probablemente, la supuesta discriminación entre “entidades buenas” y “entidades no tan buenas”, que derivaría de esta devolución anticipada, no sería el único elemento negativo que tendría. Cuando aún la economía estadounidense se encuentra en crisis, las entidades (en gran parte responsables de la misma), aún se encuentran afectadas, y no observan suficiente solidez. La decisión que han tomado es más bien una decisión de riesgo que las entidades se animan a asumir. Seguramente me dirán que la toma de riesgos está en la esencia del negocio bancario, aunque en estos tiempos ello podría llevarlos a una situación de crisis si el escenario económico se agrava, que socavaría lo que les queda de prestigio.

Para Kevin Petrasic, un abogado de la firma legal Paul Hastings: “Devolver fondos del TARP es una importante ventaja competitiva. El mercado tomará en cuenta la diferencia entre los que pagan y los que no pagan, y considerará que estos últimos tendrán una obligación de gratitud hacia el gobierno”. Mi reflexión, como les comentara anteriormente es que el problema que puede surgir se vincula a que el mercado puede castigar aún más a las entidades que no han tomado la decisión (o no se les ha permitido), de devolución anticipada de la ayuda, poniéndolas en serios problemas (mayores a los que ya tienen) aumentando el riesgo de caída de las mismas, pero además también, el riesgo sistémico.

Barack Obama, si bien aplaudió la decisión de estas entidades, por debajo les envió un mensaje de advertencia: “Esta no es una señal de que nuestros problemas han terminado, estamos lejos de eso”. Obama está preocupado por la libertad que lograrán estas entidades y es por ello que, según El Economista de México, tiene pensado en la próxima semana lanzar un nuevo modelo de regulación financiera con miras a frenar la excesiva toma de riesgos en Wall Street.

Esta decisión de devolución anticipada, no solamente le cayó mal al gobierno estadounidense, sino también a algunas bolsas que interpretaron que ello limitará los préstamos otorgados por estas entidades al tener menores fondos disponibles. Probablemente éste no sea el plan organizado por dichas entidades que esperarán en un tiempo cercano que el mercado las premie y les otorgue fondos suficientes para poder expandir sus negocios y su volumen de intermediación, para de este modo, recuperar la porción del mercado resignada durante la crisis.

Más allá del objetivo perseguido por los bancos, la devolución anticipada de la ayuda oficial no ha sido tomada de buena manera e incluso ha aportado a la incertidumbre del contexto, al menos en el corto plazo, ante las sospechas de fragilidad de las mismas.

¿Tendría que haberles prohibido el Tesoro estadounidense dicha devolución?

  • 1 Comentario
  • 1 voto

Llegó el cartero y salvó a Wall Street

Llegó el cartero y salvó a Wall Street

Buenos Aires, Argentina
11 de marzo de 2009

Día de gloria fue ayer para los mercados de Estados Unidos, y luego de haber perdido más de un 20% en la últimas cuatro semanas, los índices volvieron a festejar como no lo hacían desde noviembre pasado.
El S&P 500 trepó a 719,60 puntos, una variación del 6,4%, el Dow Jones terminó en 6926,49, una suba del 5,8%, y el Nasdaq Composite subió 7,1% a 1.358 puntos. El sector financiero terminó con subas del 20% promedio.
Europa voló ayer al unísono con un 5% promedio de suba pero el entusiasmo parce ceder, ya que esta mañana operaba con resultados mixtos.
El mercado se agarró de tres noticias para explicar la suba: primero, el jefe de la Reserva Federal Ben Bernanke pidió una mayor y más profunda regulación para los mercados financieros, segundo, Barney Frank, presidente del Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes de EEUU, señaló que la Securities and Exchange Commission (SEC) podría llegar a reponer el “uptick rule” (norma que establece que sólo se puede tomar una posición bajista o short-sell si el último precio de la acción –tick- es superior al anterior), y tercero, la filtración del contenido de una carta.
La misiva fue del director general del Citigroup (NYSE:C ), Vikram Pandit, dirigida a los empleados del Citi, y en ella señaló que el banco tuvo beneficios en los dos primeros meses del 2009, y que hasta ahora los resultados del primer trimestre han sido los mejores desde la última vez que el Citi tuvo utilidades netas, en el tercer trimestre del 2007. Añadió también que el valor actual de las acciones del banco no refleja la solidez de la base de capital del Citi.
Esta información se hará pública oficialmente recién el 17 de abril, pero las acciones de Citi subieron un 38% llegando a US$ 1,45 en el cierre, continuando la suba en el after market anoche, llegando a US$ 1,58 por acción, un 12% adicional de incremento a la suba del día.
El banco viene de haber tenido pérdidas en cinco trimestres consecutivos, entre ellos US$ 8.290 millones en el último del 2008.
A fines de febrero, el Citigroup y el gobierno de EEUU acordaron una participación de éste último en el banco del 36%, luego de la inyección de US$ 45.000 millones. Y si necesitaran más fondos, el gobierno de EEUU está dispuesto a dárselos.
El Citi hoy es como el chico que pierde la manzana y la mamá le da otra.

Pandit advirtió ayer, para quien sepa leer y comprender: “todavía falta un mes para terminar el trimestre y la volatilidad del mercado puede alterar los resultados”.
Dice un cable de Reuters: ” El avance de las acciones financieras marca una mejora en la confianza de los inversionistas después que el sector fuera perjudicado recientemente por el aumento en las pérdidas por créditos de los bancos”.

Publicidad
¿Es posible ganar dinero online sin tener conocimientos previos en el mundo de las inversiones e incluso sin invertir un solo centavo?
Sí, Forex es un sistema de inversión online accesible a todo tipo de personas con o sin conocimiento del mercado Forex.
Descubre porque hay muchas personas haciendo grandes fortunas en Internet.
¡Una Gran Oportunidad Financiera! Gratis
AQUÍ

Pero… ¿Qué es lo que festejó ayer Wall Street?
¿Que el Citi ha bajado a un nivel de penny stock y que la semana pasada cotizó en US$0,97, su mínimo histórico?
¿Que ha tenido beneficios porque ha recibido inyecciones de dinero a costo cero?
¿Que no perdió más dinero, mismo habiendo recibido fondos frescos?
¿Que los accionistas de acciones comunes verán reducida su participación en 26% en caso de que el gobierno de EEUU y otros inversores privados transformen el máximo de las acciones preferenciales en comunes?
¿Que Pandit advirtió que la volatilidad de marzo podría golpear los resultados?
¿Que las acciones de Citi cayeron un 93% en los últimos seis meses?
¿Que Citi surgirá de ahora en más por sobre la profunda recesión que pende sobre EEUU y el mundo y por endes sus entidades financieras?
¿Que si las pérdidas en el sector bancario se intensifican, el gobierno de EEUU deberá nacionalizar más entidades a la fuerza, por la necesidad de capital de éstas?
¿Alguien me explica? Ed Yardeni intenta una explicación más cercana a la fe religiosa que a la lógica de mercado : “Nosotros, pobres inversores, no necesitamos demasiado para alegrarnos, hemos sido tan fuertemente golpeados”, dice esperanzado. “En este punto, tomaremos lo que podamos”, se conforma.
“El que invirtió en base a lo que dijeron estas gerencias en los últimos 12 meses probablemente perdió todo su dinero. Hay una cuestión de credibilidad”, señaló a Reuters David Williams, analista de Fox, Pitt-Kelton. “La cotización de la acción a un dólar significa que el mercado ha dejado de escuchar”.
Es muy peligroso lo que ocurrió ayer. Una simple carta a empleados de un banco, anticipando buenos resultados –por ahora apenas bimestrales-, pero que aún no han podido ser plasmados en el resultado trimestral que se dará en menos de un mes en que surgirán los verdaderos gastos finales en que incurrió la entidad.
El mercado antes de festejar debiera estudiar los resultados trimestrales que puedan demostrar que el gobierno de EEUU puede cerrar el chorro de financiación al banco.
No hay razones para el festejo, ni tampoco para el gato que rebotó porque sigue muerto. La de ayer parece haber sido una corrida de vendidos ante lo que el mercado podía tomar como un respiro, la carta del Citi. Sólo la superación y posterior soporte en torno del nivel de los 740-750 puntos para el S&P 500 logrará volver a ambos la vida, y en el interín, la aceleración bajista continúa.
Hasta mañana, y cuidado con el cartero… ¿El cartero siempre llama dos veces?

Latinforme Diario

www.latinforme.com

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

¿Están ya las acciones lo suficientemente baratas como para comprar?

¿Están ya las acciones lo suficientemente baratas como para comprar?



Buenos Aires, Argentina

9 de marzo de 2008

Basta mirar los índices de las bolsas de Estados Unidos para darnos cuenta de que desde hace un mes se encuentran en plena aceleración bajista.

El S&P 500 bajó un 7% en la semana que pasó, un 24% en el año y un 56% desde su máximo histórico en octubre de 2008, el Dow Jones Industrials perdió un 6%, un 24% y un 53% respectivamente, y el Nasdaq Composite perdió un 6%, un 18% y un 55% respectivamente (su máximo histórico fue el 10 de marzo de 2000, el tope de la burbuja dot com).

“Las acciones están comenzando a verse baratas”, señala David Leonhardt del New York Times.

¿Es tan así? ¿Tenemos que largarnos a comprar luego de tantos llamados fallidos en que más de un inversor se volvió a enterrar?

Actualmente los price-earnings ratio (P/E, ratio precio-ganancia, es decir el precio actual de la acción dividido por los dividendos anuales, lo que da los años en que la inversión inicial a través del pago de dividendos se recupera; una medida estándar de valoración de un índice o compañía) de largo plazo (el ratio de 10 años de ganancias corporativas) del índice S&P 500 han bajado a 12. Siendo que el promedio histórico es de 16, el mercado en cuanto a ganancias de empresas parece estar entonces depreciado en un 33%.

El autor del libro “Exhuberancia Irracional”, Robert Shiller, señala que las veces que el PE ratio ha estado entre 12 y 13, las acciones han duplicado su valor en la siguiente década, en promedio.

Cuando el ratio ha estado entre 15 y 20, las acciones han subido un 50% en la siguiente década. Y cuando el ratio ha estado por encima de 25, las acciones no han subido demasiado.

El PE del S&P 500 está en 12… ¿lograremos duplicar nuestro capital invirtiendo hoy en acciones del índice?

El mercado puede seguir cayendo y llegar a P/E aún más bajos que los actuales. En depresiones bursátiles anteriores, como en el ‘30 y ‘80 los P/E llegaron incluso a 6. Para llegar a ese nivel, el S&P 500 debiera estar en los 400 puntos y el DJIA en 4.000, un 40% por debajo de los valores actuales.

Alarmante, pero no imposible en el contexto actual.

¿Es entonces momento de largarse a comprar?

No parece serlo. Las malas noticias siguen llegando, pero sin embargo, ése no es el problema por el que el mercado no logra despegarse de los mínimos y sigue buscándolos. Hay un profundo sentimiento de bear market (bajista), en que los planes de salvataje a la economía no parecen entusiasmar, ni el dinero parece alcanzar.

En un mercado bajista como el actual, no importa qué tipo de noticias se anuncien, tanto buenas como malas harán colapsar al mercado bursátil. Cuando el mercado logra encontrar un piso y empieza a formar una tendencia de suba, las buenas noticias se capitalizarán haciendo subir al mercado, y las malas pasarán prácticamente inadvertidas, o bien no impactarán en la medida en que los inversores esperan.

Es que durante épocas de pánico inversor, el sentimiento psicológico es tan fuerte que logra derribar cualquier buen dato económico o de alza en las ganancias de las empresas, y así el público se desprende de activos, subestimando las potenciales buenas noticias para la economía. Pero cuando este sentimiento logra vencerse, dando lugar a mayor optimismo y perspectivas más favorables acerca del futuro en la mente inversora, por más negativismo imperante en los datos económicos, éstos no lograrán contagiar al mercado.

Y ése justamente ése es el momento que el mundo inversor está esperando.

Habrá que estar atentos no a las noticias económicas, sino a cómo el mercado las recibe.

Las ganancias corporativas del S&P 500 pueden llegar a caer un 35% en el primer trimestre y un 15% en todo el 2009, según estimaciones de analistas recogidas por Bloomberg. Los gráficos de los índices de Estados Unidos apuntan todos hacia una aceleración bajista para las próximas semanas, y como señalamos, los fundamentals de mercado no son nada entusiastas.

Quien pretenda comprar en estas instancias de mercado, deberá tener en claro que éste no está formando por el momento ninguna figura alcista -del punto de vista del análisis técnico- para absolutamente ningún plazo por el momento, pero aquél que busque el largo plazo deberá de saber aguantar el chubasco que viene y de ningún modo desarmar posiciones compradas, aún sabiendo que se pondrá más feo antes que mejor.

Muchos iniciados en mercados suelen preguntarme qué hacer cuando en medio de una baja como la actual han quedado comprados y se desesperan con cada nueva baja diaria. Lo primero que pregunto es: “¿Cuál fue el plazo para el cual definiste tu inversión?”. Si contestan el corto, les aconsejo que para la próxima se planteen un límite de pérdidas y las respeten, y si es el largo, pues que respeten plazo que pautaron antes de realizar la inversión y ¡queden invertidos! Muchos inversores suelen mirar las fluctuaciones del día a día y ven sus portafolios perder valor precipitadamente. Si el planteo de la operatoria había sido mantener a largo plazo, pues no es conveniente mirar el intradiario porque los errores por causa del pánico pueden ser definitorios en cualquier cartera.

“There’s a time to go long, a time to go short and a time to go fishing” (Hay un momento para comprar, un momento para vender y un momento para irse a pescar), decía Jesse Livermore, uno de los grandes traders de la historia mundial… si yo no fuera vegetariana, me iría a buscar la caña.

  • Sin Comentarios
  • 1 voto

¿En qué países latinoamericanos miran las firmas españolas para invertir?

¿Qué países latinoamericanos son los más atractivos para las inversiones que los capitales españoles harán en 2009?

El contexto económico en España es por demás preocupante. La economía, aunque no declarada, se encuentra en recesión con un fuerte deterioro de la actividad económica que se ve reflejada en un incremento en el nivel de desempleo que lo ubica como el más alto de los últimos 12 años.
En medio de este contexto, las principales empresas españolas miran hacia Latinoamérica para invertir. Pero esto que puede sonar contradictorio, tiene su lógica y es que las inversiones que realizan dichas empresas en América Latina, les permiten lograr un efecto compensatorio ante la desaceleración de la economía de España ya que las economías de la región, aunque a un menor ritmo, continúan creciendo y con mejores perspectivas a futuro apuntaladas por la salud de sus variables macroeconómicas.
En este sentido y en este orden México, Brasil, Chile y Colombia encabezan las preferencias como destinos prioritarios para la inversión, según un informe elaborado por IE Business School y la consultora de relaciones públicas Gavin Anderson & Company que recoge la opinión de 20 compañías que cotizan en la bolsa española, en donde se destacan firmas como BBVA, Repsol YPF, Iberia o Telefónica.
¿Por qué son estos países los que lideran las preferencias de inversión de las firmas españolas en la región? Juan Carlos Martínez Lázaro, profesor de Economía de IE Business School y autor del informe, lo explica de la siguiente manera: “Se trata de mercados donde las reglas del juego están muy claras y la renta per cápita ha subido notablemente en los últimos años, lo que incita a un mayor flujo de compras”.
Los resultados arrojados por la encuesta muestran que el 75% de los encuestados (esto es, 20 de las 35 compañías que forman el Ibex) tiene pensado incrementar su presencia en México en 2009 y el argumento en el que se apoyan más decididamente para justificar dicha determinación es el importante mercado interno que el país posee. Vale destacar que la economía mexicana es una de las más afectadas de la región por la recesión por la que atraviesa la economía norteamericana.
Así como la encuesta muestra el reconocimiento que reciben las economías latinoamericanas que están llevando adelante políticas más sanas y que buscan respetar las reglas de juego de modo tal de generar un contexto de previsibilidad para las inversiones, la misma también muestra el castigo que reciben (y el costo implícito que ello produce), aquellas economías en donde la incertidumbre de las reglas de juego en el contexto de los negocios, ha pasado a ser lo común.
Dentro de este grupo de países, se encuentran tanto Venezuela, como Argentina y Bolivia, quienes serán los países de la región que tengan un desarrollo menos favorable para el 2009, según las respuestas de las empresas encuestadas.
Como ya les he mencionado en mis artículos (aunque sea algo que cada vez más resulta evidente), en Latinoamérica existen dos grupos de países bien diferenciados: aquellos que buscan respetar las reglas de juego y priorizar la transparencia en los mercados y en sus acciones de política económica y aquellos que sólo piensan en el día a día y aplican sus políticas económicas en función a ello cambiando de manera muy frecuente las condiciones del mercado.
En relación a lo anterior Martínez Lázaro, decía acerca de la visión de las empresas españolas: “Los inversores se han dado cuenta de que Latinoamérica no es un todo y han marcado una diferencia más acusada entre aquellos países que presentan unas condiciones adecuadas y los que no”.
La inseguridad jurídica observada en estos países, la inestabilidad política y económica y un mercado no muy grande, son factores muy tenidos en cuenta por las firmas españolas para decidir el destino de sus inversiones en la región. Posiblemente, en el caso de Perú, este país no se encuentra dentro de los cuatro principales destinos de inversión de los capitales españoles, por su reducido mercado interno, aunque su economía viene creciendo a muy buen ritmo y sus variables macroeconómicas gozan de muy buena salud, al tiempo que muestra un interesante potencial de desarrollo.
Quizás se pueda pensar que esta encuesta muestra solamente la visión de veinte empresas españolas, pero a mi parecer es bastante representativa de la visión del inversor extranjero para con la región.
Es por ello que representa una buena guía de hacia dónde deben orientarse las economías latinoamericanas si pretenden generar un mayor atractivo de los capitales extranjeros para de este modo, lograr potenciar el crecimiento y desarrollo de sus economías.
¿Tomarán nota los gobiernos latinoamericanos de estos mensajes que los inversores les envían?
Nos encontraremos nuevamente mañana,
Horacio Pozzo

  • Sin Comentarios
  • Sin votos

AgenciaBlog